mi gran viaje literario

Entrevista Kim López, primera ganadora de 'Qué estás leyendo'

Educación . 28/08/2017
Tamaño del texto + -

Kim López es una joven de catalana de 19 años, aunque en internet es conocida por otro nombre. Kim Scarlet es su alter ego literario, que escribe desde hace cuatro años en su blog ‘Mi gran viaje literario’. En 2014, Kim fue la ganadora en España de la primera edición de ¿Qué estás leyendo?, un concurso de la Fundación Santa María (Fundación SM) y la Organización de Estados Iberoamericanos que premia a los mejores blog literarios juveniles  de Iberoamérica por su labor en la promoción de la lectura.

 ¿Cómo surge tu blog?

Empecé el blog gracias a Qué estás leyendo. A través del concurso descubrí que existía el movimiento de blogs literarios juveniles, desconocido para mí hasta el momento. Como siempre he sido una lectora compulsiva y le tengo un cierto cariño a Blogger, me propuse crear mi propio blog a modo de prueba para ver si era capaz de publicar con continuidad. Más de cuatro años después, aquí estoy.

 ¿Cómo ha cambiado tu vida desde que empezaste el blog?

El mayor cambio ha sido el sitio que ocupa la lectura en mi vida. Diría que ahora mismo la lectura se ha convertido en una actividad social para mí. No solo comparto todo cuanto leo, sino que también leo aquello que piensan otros de libros y de la lectura, leo o reseño conjuntamente con otros jóvenes, y en general convierto el hecho reflexivo y propio de leer en algo comunitario (y muy enriquecedor). 

También leo con más detalle los libros, reflexiono sobre ellos con profundidad para hacer mis reseñas, exploro ámbitos de la literatura que me recomiendan otros bloggers y que seguramente no habría leído nunca por mí misma y, probablemente, leo más, porque vivo la lectura más intensamente.

Por último, pero sin duda no menos importante, he conocido a gente muy interesante con la que tengo un contacto frecuente y que comparte mis mismos intereses. 

  ¿En qué se diferencia un blogger literario de un crítico literario?

En muchas cosas. Para empezar, por supuesto, un blogger literario no es un profesional. Las reseñas de un blogger deberían ser correctas y propias, pero en ningún caso se puede pedir a un blogger la pulcritud y el conocimiento de un crítico literario. Eso es lógico, ya que el público de ambos no es el mismo. Un blogger (juvenil, como la mayoría) tiene un público juvenil. La familiaridad en el tono, el uso de un vocabulario cercano e informal y, a veces, la poca profundidad y particularidad de las reseñas no deberían ser reprochados. Pienso que a veces algunos blogs pecan de simplicidad, o más bien se conforman con un nivel de reflexión algo superficial. Pero los bloggers escribimos sin ánimo de lucro y nuestros blogs son nuestros templos.

 ¿Crees que las Redes Sociales son una herramienta útil para que la cultura crezca?

Claro que sí, siempre que como todo, se usan debidamente. Las Redes Sociales le dan a la cultura un alcance inmenso. Su inmediatez y la cantidad de público que generan son alimento para la cultura. El problema es que las redes tienden a estandarizar y simplificar todo aquello que tocan.

Las redes funcionan retroalimentándose, de manera que aquello popular siempre lo será aún más y aquello impopular caerá en el olvido. De algún modo la diversidad es erradicada en las redes, y la diversidad es uno de los pilares de la cultura. Así que, ¿son útiles las redes para el crecimiento de la cultura? Pues claro, aunque no estoy segura de que sea el crecimiento que algunos quieren.

 ¿Han cambiado las Redes Sociales la forma de hacer literatura?

Sí que lo ha cambiado, para bien o para mal. Quizá no en todos los sectores del mercado literario, pero pienso que en general la literatura se ha convertido en un producto más consumido por las masas y menos diversificado. A veces me parece que se explota demasiado aquello que es trending topic, como se diría en las redes. Pero, a decir verdad, ¿no se ha hecho esto siempre, incluso cuando no existían las Redes Sociales?

 "La lectura se ha convertido en una actividad social para mí desde que tengo el blog"

 ¿Qué opinas de la etiqueta ‘literatura juvenil’?

No soy muy fan de las etiquetas, en ningún caso, pero entiendo que se intente encajonar todos los libros para ayudar al público. La etiqueta ‘literatura juvenil’ es una etiqueta complicada. Para empezar, el ‘juvenil’ es relativo, pues la edad no siempre es importante en el lector ni tiene porqué definir sus gustos literarios, aunque su uso es comprensible. Ahora bien, me parece que se menosprecia mucho este género. Parece que ‘literatura juvenil’ presenta siempre un libro lleno de tópicos, simple y de lectura fácil, superficial y adictiva. Esto es cierto, desgraciadamente, en muchos casos, pero no siempre. Hay libros juveniles que yo calificaría como muy buenos, como La ladrona de libros, Harry Potter, Matilda, Las crónicas de Narnia, Wonder... Y de hecho, también existe literatura adulta masificada. 

Hablar sobre la literatura como producto de consumo masivo ya es otro tema. Pienso que muchas veces se confunde con el término ‘literatura juvenil’, pero no es exclusivo en este género. Yo empecé, como muchos, leyendo Harry Potter y Divergente y Los juegos del hambre, y ahora estoy leyendo Emily Dickinson. Y no me arrepiento de haber leído ninguno de ellos.

 Cómo lectora asidua, ¿prefieres el papel o el libro digital?

Soy muy fan de leer libros en papel porque me gusta el ritual de pasar las páginas, sentir el peso del libro en mis manos, abrir la lámpara si se hace de noche... De todos modos, a diferencia de otros lectores, no soy demasiado quisquillosa respecto el libro digital. De hecho muchas veces leo e-books y también los disfruto, la comodidad que presentan es innegable: menos peso, más ecológico, más eficiente y más funcional.

 ¿Qué es lo mejor que te ha aportado el concurso ‘Qué están leyendo’?

 Entre todo lo que me ha aportado, diría que conocer a personas magníficas. Tuve la suerte de viajar a Buenos Aires y conocer a jóvenes de muchos países iberoamericanos, y también a raíz del blog he conocido a otros jóvenes de mi país. Me escribo asiduamente con todos ellos y no solo nos recomendamos libros o películas, sino que hablamos de nuestras vidas. He hecho muchos amigos.

 ¿Son las editoriales cada vez más conscientes de la influencia que ejerce internet sobre la nueva forma de entender la lectura?

Sin duda. Solo hay que ver la cantidad de editoriales que tienen un perfil en las Redes Sociales, sus colaboraciones con Blogger, Youtube e Instagram o las presentaciones de novedades a bloggers. Al fin y al cabo una editorial es una empresa, y como tal, se mueve donde está el dinero y el público. Actualmente ambos están en las Redes Sociales.

 ¿Qué encuentras en la literatura manga que no te aporta la literatura occidental?

Leo manga porque me gusta variar. La literatura se nos presenta de muchas formas distintas y como lectora me atraen todas sus facetas.

El manga es interesante porque, como el cómic, acompaña las palabras con imágenes. De este modo la lectura se convierte en una experiencia no solo intelectual sino también visual. Aquí cada uno tiene sus gustos, pero el estilo del manga me gusta y además me atrae bastante la cultura oriental, con lo que el contenido que me proporciona el manga también es de mi agrado. Supongo que por eso lo leo tanto.

De todos modos, si se me diera a elegir, preferiría leer libros toda mi vida a leer manga. Poder imaginarse las historias uno mismo completamente solo puede suceder con la literatura. La imaginación que requiere, la magia de combinar escritor y lector en un solo instante, el poder de ser incapaz de leer el mismo libro dos veces... no lo cambiaría por nada.