Estructura del sector cultural

Índice del capítulo

  • Nivel nacional
  • Otros organismos públicos nacionales con competencias culturales
  • Grandes centros urbanos con estructura cultural propia

Índice general

Nivel nacional

Instituto Nacional de Cultura. Organigramas, funciones, competencias.

Creado en 1971 durante la dictadura militar, es un Organismo Público Descentralizado dependiente del Ministerio de Educación, con personalidad jurídica de derecho público interno y con autonomía técnica, administrativa, económica y financiera. Constituye el ente rector y central de los órganos que conforman su estructura orgánica. Desarrolla sus actividades a nivel nacional, estando su sede en la ciudad de Lima, aunque en la actualidad cuenta con filiales en cada uno de los departamentos del territorio nacional.
Es un organismo central y responsable de la promoción y el desarrollo de las manifestaciones culturales del país y de la conservación del Patrimonio Cultural de la Nación.

La finalidad del Instituto Nacional de Cultura, conocido por las siglas INC, es principalmente la de afirmar la identidad nacional mediante la ejecución descentralizada de acciones de preservación, formación y difusión cultural que propicien la participación de la población y convoquen al sector público y privado a colaborar y participar activamente de ellos. Teniendo que cautelar el Patrimonio Cultural de la Nación, cumple además con las actividades de investigación, conservación, protección y difusión del Patrimonio Arqueológico e Histórico-Artístico del Perú.

Sus principales funciones son:

  • Formular y ejecutar las políticas y las estrategias del Estado en materia de desarrollo cultural como de defensa, conservación, difusión e investigación del Patrimonio Cultural de la Nación.
  • Integrar técnica y normativamente los Museos que conforman el Sistema Nacional de Museos del Estado.
  • Apoyar y promover la cooperación técnica y financiera, nacional e internacional, orientada a proyectos y programas de desarrollo cultural y de puesta en valor del Patrimonio Cultural de la Nación con alcance y ejecución descentralizada.
  • Proponer, coordinar y suscribir la firma de convenios que contribuyan al fortalecimiento de la cultura en el país.
  • Apoyar a los gobiernos locales, departamentales y regionales y a otras entidades del Estado en la ejecución de actividades culturales que se programe en el Perú y el extranjero.
  • Establecer, en coordinación con los organismos turísticos, una política de conocimientos y acercamiento cultural.
  • Convocar y conceder anualmente el "Premio Nacional de Cultura" en sus diferentes expresiones y de acuerdo con la normatividad pertinente.
  • Calificar de interés cultural los espectáculos públicos no deportivos que reúnan los requisitos para ser considerados como tales.
  • Reconocer oficialmente, previa evaluación, como centros culturales y asociaciones culturales a las entidades que lo soliciten.
  • Desarrollar acciones de gestión de apoyo y asesoramiento conducentes a lograr una mayor eficacia institucional.
  • Supervisar, controlar y evaluar las acciones de los diversos órganos de la institución a fin de adoptar medidas correctivas.

Si bien es cierto que el Instituto Nacional de Cultura cuenta con un Manual de Organización y Funciones (M.O.F.), aprobado por Resolución Directoral Nacional No. 234-95/INC, del 14 de julio de 1995, recientemente se ha promulgado el Decreto Supremo No. 027-2001-ED, por el que el Gobierno Peruano aprueba la Reestructuración Institucional y el reglamento de Organización y Funciones del Instituto Nacional de Cultura, por el que la estructura orgánica del INC ha cambiado en algunos aspectos.

A continuación se señala cuál es la nueva estructura orgánica del Instituto:

  • La Alta Dirección está compuesta por la Dirección Nacional y la Dirección Ejecutiva. La primera está encargada de dirigir, coordinar, evaluar y supervisar la ejecución de las políticas, objetivos, planes y actividades que corresponden al INC; el Director del Instituto Nacional de Cultura es la máxima autoridad en el campo cultural del país. La segunda, orgánica y funcionalmente, depende de la Dirección Nacional del INC; es la segunda instancia de esta estructura orgánica y tiene por objetivo el planear, dirigir, coordinar y supervisar todas las actividades técnico-administrativas-financieras vinculadas al quehacer institucional, además ejerce autoridad tanto sobre la parte gerencial como sobre los órganos de línea de la Institución.

  • Los órganos consultivos están conformados por el Consejo Nacional de Cultura y las Comisiones Técnicas y se encargan de absolver consultas especializadas en aspectos que recaen o tengan relación con el quehacer institucional; así como proponer planes de desarrollo cultural de preservación y protección del Patrimonio Cultural de la Nación.

  • El Órgano de Control es la Oficina General de Auditoria Interna, encargada de ejercer el control y evaluación posterior de la función económica, financiera y administrativa de la Institución.

  • Los Órganos de Asesoramiento, compuestos por la Gerencia Legal y la Gerencia de Planeamiento y Presupuesto.

  • Los Órganos de Apoyo, que comprenden la Gerencia Administrativa y la Gerencia de Imagen Institucional, encargados de planificar, organizar, dirigir y controlar las acciones vinculadas a las funciones de su competencia, como son el apoyo administrativo y la difusión e información de las actividades de la Institución respectivamente, a fin de alcanzar los objetivos institucionales.

  • Los Órganos de Línea, compuestos por la Dirección General del Patrimonio Monumental e Histórico, la Dirección General del Patrimonio Arqueológico, la Dirección General del Sistema Nacional de Museos del Estado, la Dirección General de Formación Artística, la Dirección General de Producción, Desarrollo y Difusión Cultural y la Dirección General del Información Cultural. Estos Órganos de Línea son los responsables de conducir, ejecutar y evaluar la gestión de las acciones y servicios inherentes al INC, así como prever medidas para la custodia y conservación del Patrimonio Cultural de la Nación.

  • Los Órganos Desconcentrados, formados por las Direcciones Departamentales de Cultura, cuyas acciones deben ser informadas a la Alta Dirección.

Entre las principales labores que viene desempeñando el INC, conjuntamente con la participación de la empresa privada, la ayuda de gobiernos extranjeros y del gobierno peruano, se pueden mencionar:

  • La conservación y restauración de la ciudadela arqueológica de Chan Chan, del Centro Arqueológico de Kuelap.

  • La restauración y puesta en valor de la antigua sede de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Casona de San Marcos), la Quinta de Presa, el Cuartel de Santa Catalina, la Casa Aspíllaga y la sede principal del Ministerio de Relaciones Exteriores (Torre Tagle).

  • La construcción del Museo Arqueológico de Sicán y del Museo de las Tumbas Reales de Sipán. Así como el Museo Kunturhuasi.

  • La creación del Museo de Sitio de Cabeza de Vaca.

  • Restauración arquitectónica y remodelación museográfica del Museo de Arte Italiano.

  • Remodelación y ampliación del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú.

El Instituto Nacional de Cultura se encuentra ubicado en la Av. Javier Prado Este No. 2465, San Borja, Lima (local del Museo de la Nación).
Teléfono: 476-9873, 476-9875.

Entre los Organos de Línea del Instituto Nacional de Cultura, los que tienen el grueso de la responsabilidad de la protección del Patrimonio Cultural de la Nación, son las Direcciones Generales de Patrimonio Arqueológico, de Patrimonio Monumental e Histórico y el Sistema Nacional de Museos.

Dirección General del Patrimonio Arqueológico

Es un órgano de línea del INC responsable de velar, custodiar y proteger el Patrimonio Cultural Mueble e Inmueble Arqueológico. Depende de él la Comisión Nacional de Arqueología, encargada de revisar los proyectos de investigación destinados a ser ejecutados en las zonas arqueológicas. Esta Dirección General tiene a su cargo:

  • La Dirección de Catastro y Registro del Patrimonio Inmueble Arqueológico, cuyas funciones consisten en asegurar la delimitación, defensa, protección, conservación y puesta en valor de los lugares que guarden monumentos y restos arqueológicos; así como proponer y organizar campañas de defensa y protección de los Sitios Arqueológicos; además de realizar acciones de difusión, educación y participación de la comunidad. En la actualidad se tienen reconocidos alrededor de mil Sitios Arqueológicos a nivel nacional.

  • La Dirección de Registro y Catalogación del Patrimonio Mueble Arqueológico, que tiene por objetivos el planificar, dirigir, organizar, coordinar, ejecutar, controlar, evaluar y supervisar las actividades orientadas a mantener un registro actualizado de bienes pertenecientes al Patrimonio Cultural Mueble Arqueológico; así como a promover la investigación a través del conocimiento de dichos bienes y combatir el tráfico ilícito del Patrimonio Cultural.

  • La Dirección de Investigaciones y Supervisiones Arqueológicas, que se dedica a diseñar proyectos de investigación de interés nacional y tiene a demás a su cargo el velar por el correcto desarrollo de las investigaciones nacionales y extranjeras particulares en las zonas arqueológicas.

  • La Dirección de Parques Arqueológicos, que fue creada recientemente a fin de proteger y velar por estas zonas arqueológicas extensas que cada vez adquieren mayor relevancia en el campo cultural de la nación.

  • Dirección de Museos de Sitio, la misma que en coordinación con la Dirección General del Sistema Nacional de Museos del Estado, se encarga de velar por el correcto funcionamiento de los museos de sitio en las zonas arqueológicas.

  • La Dirección de Conservación de Patrimonio Mueble e Inmueble Arqueológico, la misma que se encarga directamente de la protección de los bienes arqueológicos, incluso de aquellos bienes muebles particulares, cuyos tenedores así lo soliciten.

La Dirección General del Patrimonio Arqueológico se encuentra ubicada en el sexto piso del local del Museo de la Nación, sede del Instituto Nacional de Cultura.

Dirección General del Patrimonio Monumental e Histórico

Es un órgano de línea del INC responsable de velar, custodiar y proteger el Patrimonio Cultural Mueble e Inmueble de las épocas Colonial y Republicana.
Dependen de él las Comisiones revisoras: la Comisión Nacional Técnica Calificadora, encargada de la revisión de los proyectos presentados para las zonas monumentales, Ambientes urbano-monumentales y/o monumentos declarados que se encuentran en provincias y de los inmuebles limeños declarados monumentos; y la Comisión Técnica Calificadora de Lima y Callao, encargada de revisar los proyectos arquitectónicos en las zonas monumentales de la capital.

Esta Dirección General tiene a su cargo:

  • La Dirección de Centros Históricos. Tiene por funciones el brindar asesoría especializada, así como revisar los proyectos arquitectónicos presentados para inmuebles declarados monumentos, ambientes urbano monumentales y zonas monumentales; de igual manera, se ocupa de declarar las zonas monumentales, ambientes urbano-monumentales y monumentos histórico-artísticos que considere convenientes.

  • La Dirección de Registro Nacional del Patrimonio Cultural Inmueble. Encargada de actualizar y modernizar el registro e inventario del catastro de los Centros Históricos de manera permanente. Respecto al Patrimonio Cultural Inmueble declarado a nivel nacional, se tienen reconocidas 55 Zonas Monumentales, 366 Ambientes Urbano Monumentales y 3382 Bienes Culturales Inmuebles declarados Monumentos Histórico-Artísticos.

  • La Dirección de Registro Nacional del Patrimonio Cultural Mueble. Tiene por finalidad dirigir, planificar y supervisar los inventarios, registro y catalogación del Patrimonio Cultural Mueble de las épocas colonial y republicana, tanto de colecciones del Estado como de terceros; llevar a cabo programas de investigación, restauración y conservación del Patrimonio; además de emitir opinión sobre la salida temporal de los bienes culturales muebles al exterior. Asimismo, es la encargada de coordinar con la Policía Fiscal, Policía Nacional del Perú y Resguardo aduanero a fin de impedir el tráfico ilícito del Patrimonio Cultural.

  • La Dirección de Restauración del Patrimonio Cultural Mueble. Es la encargada de llevar a cabo las acciones necesarias a fin de realizar la conservación y restauración de bienes muebles, así como los correspondientes procesos de investigación.

La Dirección General del Patrimonio Monumental e Histórico se encuentra ubicada en el sexto piso del local del Museo de la Nación, sede del Instituto Nacional de Cultura.

Dirección General del Sistema Nacional de Museos del Estado

Es un órgano de línea del INC responsable de integrar técnica y normativamente los museos a cargo del Instituto Nacional de Cultura en el territorio nacional, así como los museos regionales, municipales, comunitarios u otros dependientes del Estado; asimismo forman parte los museos particulares que han solicitado su incorporación y ésta ha sido aprobada. Sus funciones son:

  • Velar por el Patrimonio Cultural Mueble peruano al cuidado de los museos.

  • Emitir normas técnicas en el área de su competencia.

  • Inventariar y catalogar los bienes culturales muebles al cuidado de los museos, en coordinación con las Direcciones de Patrimonio Cultural Mueble Arqueológico e Histórico-Artístico.

  • Propiciar acciones de conservación y restauración de los bienes culturales muebles existentes en los museos.

  • Diseñar y presentar exposiciones museográficas en el Perú y en el extranjero.

  • Propiciar y estimular la capacitación profesional en el campo de su competencia.

  • Programar, realizar, coordinar, supervisar y promover proyectos de investigación en el área de su competencia.

  • Proponer y coordinar programas de interés recíproco con museos y colecciones del país y del extranjero.

  • Difundir dentro y fuera del país, los valores del Patrimonio Cultural Mueble peruano.

En la actualidad se tienen 50 museos dependientes del INC, 86 museos dependientes de otros organismos públicos y 59 museos particulares, lo que hace un total de 195 museos incorporados al Sistema.

La Dirección General del Sistema Nacional de Museos del Estado se encuentra ubicada en el tercer piso del local del Museo de la Nación, sede del Instituto Nacional de Cultura.

Comisión Nacional de Cultura

Con Resolución Suprema 439-2001-PCM se nombró Presidente de la Comisión Nacional de Cultura al artista plástico Sr. Víctor Delfín.  Integran la Comisión los señores: Armando Robles Godoy, Celso Garrido Lecca, Leonor Cisneros, Nelson Manrique, Fernando Bryce, Luis Lumbrera, Leslie Lee, Sonia Seminario, Benjamín Marticorena y actúa como Secretario Ejecutivo el señor José Carlos Mariátegui.

Sistemas oficiales de Información Cultural

En los últimos años, el deseo de mantener informada a la población respecto no sólo a las principales actividades culturales, sino también de los estudios que se vienen realizando tanto en el campo de la arqueología como de la historia, ha hecho que instituciones del estado y privadas se preocupen por crear los medios necesarios para dicho fin.

Es así, que el Instituto Nacional de Cultura ha creado una Página Web, www.inc.perucultural.org.pe, en la que se muestra la estructura de este organismo, sus funciones y las principales actividades que viene realizando a nivel nacional. Por otro lado, el Instituto cuenta además con la Dirección General de Información Cultural, encargada de planificar, organizar, dirigir, coordinar, ejecutar, controlar, supervisar y evaluar las actividades orientadas a la informatización a nivel nacional estableciendo un Banco de Datos Culturales de la Nación, que atiende requerimientos de información sobre los bienes que conforman el patrimonio cultural mueble e inmueble, sobre información bibliográfica, bibliotecas, museos, proyectos de investigación, oferta turística cultural, etc.


Otros organismos públicos nacionales con competencias culturales

Congreso de la República

Además de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología, recientemente se ha conformado la nueva Comisión de Cultura, con el fin de darle una mayor presencia al campo cultural en el quehacer político y estatal de la nación. El Congreso de la República cuenta también con una surtida Biblioteca en la que principalmente tienen libros editados por el mismo Congreso, de los cuales gran parte están dedicados a la problemática cultural del país en el campo de la arqueología y la historia. Por otro lado, tiene a su cargo el Museo de la Inquisición que ha sido remodelado íntegramente y en donde se puede apreciar parte de nuestra historia colonial.

Grupo de Trabajo en Cultura del Congreso de la República del Perú

Uno de los logros principales ha sido la creación del Fondo Editorial del Congreso, que se ha dedicado a la publicación de libros y materiales de trabajo sobre diversos temas de interés referidos a la historia (Serie La Inquisición en el Perú), el parlamento peruano (Serie El Congreso), el aporte cultural de las comunidades inmigrantes (china, japonesa, italiana, africana) y la conmemoración de importantes personajes o acontecimientos nacionales (Serie Ediciones Conmemorativas), entre otros. Se han publicado hasta el momento 39 obras en 52 volúmenes, 7 folletos y 3 boletines; y se están por editar 20 obras más, 4 folletos y 1 boletín. Del mismo modo, se están reimprimiendo los títulos requeridos por instituciones educativas y la ciudadanía en general. En la actualidad, son 83 las publicaciones (entre libros, vídeos y folletos), siendo una producción promedio de tres publicaciones mensuales.

En resumen, el Fondo se compone de las series siguientes:

  1. Visiones del Perú, sobre la reflexión del Perú sobre sus problemas fundamentales (13 libros, 5 videos y 3 folletos);
  2. Reconocimientos, sobre conmemoraciones a héroes y personajes, tradiciones étnicas de migración e instituciones (17 libros, 7 vídeos y 3 folletos);
  3. Estudios e informes de Comisiones, con los diagnósticos y debates de temas legislativos centrales y sobre Leyes fundamentales (8 libros, 1 vídeo y 4 boletines)
  4. Estudios jurídicos y producción legislativa, sobre temas de doctrina y jurisprudencia (6 libros, 1 archivo digital y 1 folleto);
  5. Historia del Congreso de la República y de la Inquisición en el Perú ( 10 libros, 1 vídeo y 3 folletos)

Las publicaciones del Fondo Editorial del Congreso han logrado una amplia aceptación por la opinión publica nacional reflejada en la alta demanda de donaciones de libros mensuales a intelectuales de Lima y provincias, a bibliotecas municipales, a universidades, bibliotecas de cárceles y a grupos organizados locales a través de los señores Congresistas. La productividad para la imagen del Congreso de la República y para las publicaciones de libros y de vídeos del Fondo editorial del programa de encuentros culturales es alta.

El Fondo Editorial busca financiar sus nuevas publicaciones y seguir brindando apoyo en donaciones de libros a académicos, universitarios, bibliotecas y delegaciones culturales en nuestras embajadas en el exterior.

Otro de los objetivos ha sido la transformación del Hemiciclo del antiguo Senado, hoy Raúl Porras Barnechea, en un lugar de encuentro cultural permanente entre el Congreso, los intelectuales y la ciudadanía en conferencias, conversatorios y coloquios sobre temas importantes para el país. Destacan en especial, las conferencias dictadas en el marco del ciclo El Perú en los albores del siglo XXI, en las que han participado, hasta el momento, 160 destacados intelectuales de diversas disciplinas en reconocimiento a sus aportes a la cultura y educación en el Perú. Dichas intervenciones han sido transmitidas por un canal de cable y, posteriormente, publicadas por el Fondo Editorial en la Serie Visiones del Perú.

Otro campo en el que se ha incursionado es en la formación del área de televisión para la difusión de la actividad parlamentaria a través del programa televisivo Escaño 122. Asimismo, se ha establecido un programa de formación básica en expresión escrita y uso del lenguaje para el personal del Congreso conformado por cursos de quechua, inglés y redacción.


El Ministerio de Relaciones Exteriores

Este organismo cuenta específicamente con la Dirección General de Difusión y Asuntos Culturales, la cual, mediante la Dirección de Protección del Patrimonio Cultural, se encarga de coordinar todo lo referente a la difusión de nuestro legado cultural en el extranjero, así como de emprender las acciones de recuperación de los bienes culturales exportados ilícitamente.


Promperú

Es otro organismo estatal dependiente del Ministerio de Industria, Turismo e Integración, encargado de la difusión de la imagen y la realidad del Perú a través de la promoción de las inversiones y el turismo. En su labor promocional, PromPerú desarrolla estrategias de promoción integral y apertura informativa, trabajando en conjunto con el sector privado y diversas instituciones de la sociedad civil. Cuenta con programas de reactivación turística que se basan en dar a conocer al visitante las diferentes opciones de recorrido turístico y mostrar la variada riqueza no sólo cultural, sino también ecológica con la que contamos. Además también proporciona servicios de protección a los derechos del turista.


La Conferencia Episcopal Peruana

A través de su Comisión para los Bienes Culturales de la Iglesia se encarga de velar por dichos bienes, cuya finalidad prioritaria es de culto, sin perjuicio de su carácter de bienes culturales.


La Policía Nacional del Perú

Particularmente a través de la Dirección del Patrimonio Fiscal, la cual a su vez ha creado la División de Delitos contra el Patrimonio Cultural.


La Superintendencia Nacional de Aduanas

Se encuentra encargada de cautelar la posible salida ilegal de bienes culturales del país.


Banco Central de Reserva

Entidad Pública que además de las diversas funciones que desempeña en el ámbito económico del país, también tiene a su cargo el Museo del Banco Central de Reserva del Perú, que cuenta con una importante colección arqueológica, numismática, una pinacoteca, y un archivo documental y bibliográfico. Cabe añadir que el Banco se ha encargado de la restauración, remodelación y adaptación del local que ocupa el Museo, antigua sede del Banco, cuya infraestructura ha sido declarada Monumento Histórico Artístico. De igual manera, ha tenido a su cargo la restauración y puesta en valor del antiguo edifico de la Contraloría Pública, importante edificación republicana.


Superintendencia de Administración Tributaria (SUNAT)

Institución Pública descentralizada del Sector Economía y Finanzas. Tiene por finalidad administrar y aplicar los procesos de recaudación y fiscalización de los tributos internos, así como proponer y participar en la reglamentación de las normas tributarias, no obstante, hace dos años ha lanzado una importante revista cultural llamada "Agora", y ya va por el segundo ejemplar de este año. En dicha revista se da información de la vida cultural del país, de las obras de los principales artistas nacionales tanto plásticos como literarios. Pero además de esta importante labor, la Sunat también vela por el patrimonio en posesión de coleccionistas particulares, quienes tienen que declarar dicho patrimonio cultural como parte de su propio patrimonio material.


Las Municipalidades

Por el dispositivo que las rige se obligan a cooperar con la preservación y puesta en valor del Patrimonio Cultural dentro de la localidad de su jurisdicción.

La enorme cantidad, variedad y dispersión del Patrimonio Cultural dificulta su protección por el Estado, por lo cual el Gobierno Peruano reconoce e incentiva la participación privada en la custodia y salvaguarda de los bienes culturales muebles e inmuebles. Asimismo, existen instituciones particulares que directa o indirectamente intervienen en la protección y cautela del Patrimonio Cultural, destacando entre ellas el Consejo Internacional de Museos (ICOM- Perú), creado a fines de la década de los 80 y el Patronato de Lima.

De igual manera se han firmado convenios multilaterales con el fin de proteger el patrimonio, de esta manera, el Perú es firmante del Convenio UNESCO de París de 1970 "Sobre las medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importación, la exportación y la transferencia de propiedad ilícitas de bienes culturales", así como de París de 1972, "Sobre la protección del patrimonio mundial, cultural y natural". Igualmente el Estado parte de la Convención de la OEA de San Salvador de 1976, "Sobre defensa del Patrimonio Arqueológico, Histórico y Artístico de las naciones americanas". Para 1995 se suscribió la "Convención sobre el retorno internacional de bienes culturales robados o ilícitamente exportados". Respecto a los convenios bilaterales, estos son mucho más numerosos.

Grandes centros urbanos con estructura cultural propia

Lima

La ciudad de Lima, ubicada en las márgenes del Río Rímac y al pie del cerro San Cristóbal, es la capital de la república y también del departamento y, sin duda, se constituye en el más grande centro urbano del país. Tiene una población aproximada de 6 millones 800 mil habitantes.

Gran parte de la vida cultural se lleva a cabo en la capital, pues en ella se pueden encontrar los principales museos, galerías, cines, teatros y centros culturales, en los que la actividad artística es constante. Pero las características culturales de la capital también se manifiestan en la variada infraestructura que presenta, desde centros prehispánicos, pasando por el Centro Histórico hasta la arquitectura actual.

Entre los sitios arqueológicos más resaltantes se pueden mencionar:
Pachacamac. Las ruinas de Pachacamac, situadas a 120 m.s.n.m., se ubica sobre la margen derecha del río Lurín, a menos de 30 Km. al sur de Lima y no lejos de las orillas del mar. Es uno de los principales centros arqueológicos de Lima y el más visitado por los turistas nacionales y extranjeros. Se trata de un conjunto de construcciones de barro que se constituyeron en un centro administrativo-cultista de primer orden. Su construcción está hecha en base a adobes pequeños, típicos de la arquitectura de los valles costeños del departamento de Lima en la época posterior al período formativo. Si bien Pachacamac data de la primera mitad del primer milenio después de Cristo, estuvo vigente hasta la llegada de los españoles. Cuenta con diversas construcciones, de las que destaca el Templo el Sol, el Templo Primigenio y el conjunto Taurichumpi, además del Templo de la Luna o Acllahuasi, los restos de la Plaza de los Peregrinos, un conjunto de huacas denominadas "palacios" y el Templo de Pachacamac.

Huallamarca. Ruinas situadas en el distrito de San Isidro, conocidas también como "Pan de Azúcar". Su construcción es previa a la etapa Tiahuanaco-Wari. Cuenta además con un Museo de Sitio, en el que se muestran los diversos restos rescatados en el lugar, entre los que sobresale una momia que se caracteriza por su cabellera de más de 2 metros de largo.

Puruchuco. Estas ruinas se encuentran en el kilómetro 11 de la carretera Lima-Chosica, al pie de una colina y sobre la margen izquierda del río Rímac. Se constituyeron en la residencia de algún régulo local del valle. Por su arquitectura se puede afirmar que se trata de una construcción incaica, las puertas y hornacinas trapezoidales así lo revelan.

En lo que respecta al Centro Histórico, hay que señalar que cuenta con numerosas edificaciones declaradas Monumentos Histórico Artísticos, además de Ambientes Urbano Monumentales, todo lo cual permite apreciar la arquitectura señorial de la Lima de antaño. Muchas iglesias, casas, plazuelas y calles conservan aún sus características originales. Debido a las gestiones realizadas por el Patronato de Lima, la capital ha sido reconocida por la UNESCO, como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Gracias al interés de la Municipalidad Metropolitana de Lima, se han efectuado remodelaciones a espacios públicos en los que se desarrollan actividades que pretenden mantener vivas las tradiciones, presentando espectáculos de danza y música, así como la preparación de comidas y dulces típicos limeños, siendo todo esto del deleite de los turistas. Pero Lima también presenta una cara moderna en aquellos distritos nuevos que fueron surgiendo al crecer la ciudad, en los cuales se pueden encontrar numerosos locales de diversión como discotecas, cafés, restaurantes y pubs.

Lima cuenta además, con importantes reservas naturales como la Reserva de Lachay, establecida el 21 de junio de 1977, donde la característica humedad limeña se encarga de hacer crecer pastos y plantas de las que se alimentan diversas especies animales. Sirve de hogar para numerosos mamíferos, aves y reptiles, algunos de ellos en proceso de extinción, así como de especies vegetales como la tara, el palillo, el mito y la ortiga.

Otra reserva importante es la de los Pantanos de Villa, establecida el 29 de mayo de 1989. Se constituye en la única área protegida dentro del casco urbano de Lima, en donde se preserva la flora y la avifauna en peligro de extinción, así como las especies migratorias. Presenta comunidades de plantas acuáticas y terrestres, especialmente totorales, que son el refugio de numerosas aves migratorias.

Tampoco se puede dejar a un lado las diversas tradiciones como la procesión del Señor de los Milagros o Cristo de Pachacamilla, como también se le conoce. Es el patrono de Lima y se remonta al siglo XVII. Cada año, la imagen es sacada en procesión por los miembros de le hermandad del Señor de los Milagros que ya cuenta con 3 500 devotos divididos en 20 cuadrillas, además de 2 cuadrillas de cantoras y sahumadoras. La imagen está hecha con 450 kilos de plata fina y pesa cerca de 2 toneladas a acusa de los milagros y ornamentos con que se adorna el anda. El mes de octubre en la ciudad capital es época de veneración entre los fieles devotos, pero también de tradiciones como la Temporada de Toros en la Plaza de Acho, en donde famosos toreros compiten por el "Escapulario del Señor de los Milagros"; también es tiempo del Turrón de Doña Pepa.

La vida cultural de la capital está organizada por instituciones públicas tales como el Instituto Nacional de Cultura y la Municipalidad de Lima con todas sus dependencias, pero también por entes particulares como los centros culturales, galerías y museos privados. Cada 18 de enero se celebra el aniversario de Lima, la "Ciudad Jardín" con festejos diversos, serenatas y actividades culturales.


Cusco

El Cusco, como es bien sabido, se caracteriza por ser uno de los departamentos en los que se ha podido mantener una activa vida cultural que es bien combinada con una agitada vida turística. La legendaria ciudad del Cusco se encuentra ubicada a 3 999 m.s.n.m. , en el valle del río Huantanay, en el estratégico lugar intermedio entre la serranía y la ceja de selva. Alberga una población de un millón 93 mil habitantes aproximadamente. Fundada entre los siglos XI y XII d.C., guarda enormes y sorprendentes vestigios de lo que fue una de las civilizaciones antiguas más importantes y enigmáticas del Mundo: los Incas.

Se accede por vía aérea desde Lima y Arequipa, de donde salen vuelos regulares llegando al Aeropuerto Velasco Astete. La comunicación terrestre con esta ciudad se realiza con casi todas las ciudades importantes del Perú, además, está conectada por tren con las ciudades de Juliaca, Puno y Arequipa.

No en vano llamado "Ombligo del Mundo", el Cusco cuenta con una mezcla de lo incaico y lo colonial, pero con todas las comodidades de una ciudad moderna. En la importante tarea de renovación urbana y puesta en valor del legado incaico e hispánico que alberga la ciudad, cabe destacar no sólo la intervención estatal, sino también la preocupación de entidades privadas.

El embrujo milenario del Cusco que trasciende en los cronistas, en los viajeros coloniales y republicanos y en los arqueólogos contemporáneos se acrecienta por la superposición del arte y la cultura española colonial levantada sobre los vestigios incaicos. Cúpulas relucientes, erguidas espadañas recortándose en un cielo caso siempre abierto, torres de filigrana en tallado de piedra, retablos finamente trabajados, imponentes altares y andas guarnecidas de piedras preciosas.

El estilo casi único de la arquitectura colonial es el denominado "del Renacimiento", con sus períodos plateresco, churrigueresco y barroco. Así se tienen iglesias como la Catedral, de estilo propiamente renacentista, decorada interiormente con tallas de madera y pinturas coloniales de importantes artistas; la Iglesia de la Compañía de Jesús, espléndida edificación de piedra, construida sobre el palacio del Inca Huayna Cápac; la Iglesia y Convento de La Merced, que data del año 1536, de estilo barroco y en la que destaca la torre de la iglesia; la Iglesia y Convento de Santo Domingo, construcción española edificada sobre el Templo Inca de Koricancha o Templo del Sol; la Iglesia de San Blas, ubicada en el barrio de los artesanos, es considerada la parroquia más antigua del Cusco, destaca su extraordinario púlpito, obra de carpintería artística de estilo churrigueresco español.

Entre los monumentos prehispánicos destaca el Koricancha, conjunto que se encuentra ubicado en el denominado Qosqo Wanka que significa "montón de piedras"; el Ajlla Wasi, casa de las vírgenes o escogidas; y el Hatunrumiyoc, famoso por encontrarse aquí la piedra de "los doce ángulos". Además se tiene entre otros, la fortaleza de Sacsayhuaman, a 2 Km. de la ciudad; Kenko, ubicado a 3 Km. del Cusco, se presume que fue un adoratorio; Puca Pucara, centro administrativo y militar; y Tambomachay, lugar conocido como Los Baños del Inca. Pero sin duda Machu Picchu se constituye en el principal monumento prehispánico, conocido en el mundo entero; el Santuario Histórico fue descubierto en 1911 por Hiram Bingham y es considerado el más importante centro militar y religioso del Imperio Inca; fue construido sobre las montañas de Machu Picchu (montaña vieja) y Huayna Picchu (montaña joven).

Si bien son muchas las instituciones con función cultural en el departamento del Cusco, el Instituto Nacional de Cultura del Cusco es sin duda el principal órgano rector del departamento. Cuenta con una Subdirección de Investigaciones que abarca tanto lo arqueológico como lo histórico artístico, y otra Sub Dirección encargada de los museos. Estos órganos de línea son los que dan las pautas en la realización de las principales actividades de investigación, restauración, conservación y difusión del patrimonio arqueológico e histórico.

Por su parte, el Instituto Americano de Arte es aquel dedicado a realzar las artes plásticas, la cultura popular y la danza típica del Cusco. Cuenta con un Museo, el cual alberga la más importante colección de arte popular, en la que se refleja la gran variedad de técnicas empleadas en las diferentes manifestaciones.

La Municipalidad Provincial es otro organismo dedicado a la preservación de la cultura y la tradición, además de contar con programas de circuitos turísticos. En el local municipal se encuentra la Galería de Arte Contemporáneo, en la que se realizan constantemente exposiciones temporales de artistas plásticos. Por otro lado, el municipio también promueve programas y proyectos de restauración en el Centro Histórico, pero éstos son siempre coordinados directamente con el Instituto Nacional de Cultura del Cusco. Además cuenta con la Biblioteca Municipal, que cuenta con un importante material bibliográfico.

La Escuela de Bellas Artes del Cusco es la encargada de la preparación técnica y profesional de los alumnos de artes plásticas, de danza, música, teatro y últimamente también de nuevos profesores de artes.

Existen también importantes centros culturales auspiciados por entidades bancarias particulares, en donde se tienen espacios destinados a la exposición de obras de artistas plásticos. Entre las asociaciones destaca la Asociación de Artesanos y la Asociación de Poetas del Cusco que agrupan a artistas de cada una de estas manifestaciones culturales.
El Centro Qosco de Arte Nativo es el principal centro dedicado a las danzas de la región. Se preocupan no sólo en mantener las danzas con sus características originales, sino también en lo que respecta al vestuario y a la interpretación de las piezas musicales.

El Centro de Estudios Regionales Andinos Bartolomé de las Casas es sin duda uno de los principales institutos promotores de la cultura del departamento. En la actualidad se vienen realizando actividades tan importantes como las encabezadas por el Instituto Nacional de Cultura e incluso muchas de ellas con trascendencia internacional.

El Cusco cuenta con uno de los calendarios festivos más nutridos a nivel nacional, algunas son fiestas religiosas que se mantienen desde la época de la colonia y son muestra viva del mestizaje de la época y el propósito de la extirpación de idolatrías, mientras que otras vienen de mucho tiempo atrás, desde la época de los incas cuando veneraban al sol, el cambio de las estaciones, la época de cosecha, etc. Entre las festividades que más destacan se encuentra la Fiesta de Ollantaytambo; la Semana Santa; la procesión del Señor de los Temblores, Patrono de la ciudad; la Fiesta del Corpus Christi; la Fiesta de Tres Cruces; el Inti Raymi o Fiesta del Sol; la Fiesta de la Virgen del Carmen de Paucartambo o Mamacha Carmen, entre otras fiestas. El 24 de diciembre se celebra el Santurantikuy, feria navideña de objetos de creación personal, en la que la figura más famosa es la del Niño Dios, el Manuelito, representado como un niño de piel blanca y cabellos negros o rubios, ojos de vidrio y paladar de espejo. Los cabellos son humanos, conseguidos del primer corte de pelo de los bebés.


Arequipa

La ciudad de Arequipa, levantada al pie del volcán Misti, y protagonista de numerosos sucesos históricos, ha crecido mucho en los últimos diez años, a pesar d lo cual no ha perdido el particular encanto de las campiñas que la circundan. Alberga una población aproximada de 981 mil habitantes. La capital se encuentra a 2,325 m.s.n.m., con un clima templado y agradable, con sol casi todo el año.

La ciudad de Arequipa, capital del departamento, es la segunda ciudad del Perú en importancia, después de Lima, dado su notable desarrollo urbano y su actividad cultural, social y económica; pero es la primera ciudad del país por la admirable conservación de sus bellísimos monumentos arquitectónicos levantados con la "piedra sillar" de sus vecinas canteras; piedra blanca y volcánica que le ha dado el sobre nombre de "Ciudad Blanca".

La arquitectura colonial arequipeña es una de las más logradas expresiones de inspiración religiosa, con una mezcla de raíces hispánicas e indígenas, que no sólo se aprecia en los templos, sino también en la arquitectura civil. La luminosidad extraordinaria de Arequipa contribuyó a reducir los vanos y el temor a los frecuentes temblores indujo a limitar la construcción a un solo piso de anchísimas paredes de más de un metro de espesor.

Es una de las capitales que posee el mayor número de templos, monasterios y conventos, de los que resaltan: la Catedral, monumento religioso del siglo XVII, construido en sillar cubierto con bóvedas góticas de ladrillo, su conjunto corresponde al estilo neorrenacentista y destaca su altar mayor de mármol de Carrara, la silería del coro, la sacristía, su gran órgano (adquirido en Europa el siglo pasado) y su púlpito de madera; la Compañía, de estilo plateresco mestizo, la estructura actual data de 1650, construida luego de haber sido afectada por un fuerte terremoto, el edificio es de sillar con bóvedas de medio punto y medias columnas, contiene tres retablos dorados, además de su hermoso púlpito que data de fines del siglo XVII; y el Convento de Santa Catalina, el más importante monumento religioso colonial que conserva Arequipa y que data de 1579, en su interior se encuentran dos museos de sitio, su construcción es similar a una muralla de piedra volcánica.

Respecto a las casas coloniales, se caracterizan por su arquitectura mestiza, en la que destaca la ornamentación de sus fachadas, sus grandes patios soleados hacia los que se abren las puertas de amplias habitaciones de techas abovedados y pequeños tragaluces.
El acelerado crecimiento urbano moderno de Arequipa se ha realizado en gran parte restaurando sus monumentos arquitectónicos coloniales para convertirlos en hoteles, bancos, restaurantes, etc. Por otro lado, el cercado y sus distritos, son lugares de interés turístico, por su hermosa y pintoresca campiña. Se tienen también sitios de interés como el conocido Molino de Sabandía, construido a mediados del siglo XVIII y que se conserva como reliquia turística, así como las aguas termomedicinales, que debido a la naturaleza volcánica del suelo, Arequipa disfruta de termas de agua mineromedicinales muy cercanas a la ciudad.

En cuanto al aspecto arqueológico, Arequipa cuenta con un abundante testimonio de arte rupestre, como el que se aprecia en Toro Muerto, el más importante conjunto de petroglifos. Arequipa, Moquegua y Tacna son tres departamentos peruanos unidos en una especie de subárea cultural de la civilización ancestral peruana. Se tuvo influencias provenientes de la cultura Tiahuanaco y Tiahuanaco-Huari, que dieron lugar a la formación de modalidades regionales como Churajón y Chuquibamba y cuyos protagonistas se llamaban collaguas, también recibieron influencias de Paracas-Necrópolis y luego de Nasca. Entre los restos arquitectónicos que más resaltan se encuentran las Chullpas o Especie de torres funerarias, que también adoptan forma de construcción semisubterránea, con techo abovedado; el material utilizado era la piedra unida con argamasa de barro.

Sin duda, el descubrimiento de la "Dama de Ampato" en 1995 ha sido uno de los más importantes acontecimientos. Johan Reinhard escaló el Ampato, cerro volcánico de la provincia de Caylloma a 6,300 m de altura, y encontró el cuerpo congelado de tres momias de jóvenes sacrificados hace 500 años, probablemente en honor al Dios del Agua, entre ellos la "Dama de Ampato", como se le bautizó, la misma que estaba arropada a la usanza incaica y rodeada de ofrendas de metal en miniatura, como estatuas de oro de 25 cm. de alto.

Pero además de todo lo anterior, Arequita también se caracteriza por su exquisita cocina y su calendario festivo, en el que sobresale la peregrinación de la Virgen de Chapi cada 1° de mayo, para la que llegan turistas y devotos de Chile, Argentina y Bolivia, así como para el Corpus Christi (1° de junio) y la última semana de octubre, Semana Turística de Arequipa.


Trujillo- La Libertad

La Libertad es el tercer departamento más poblado del Perú, cuenta con un millón trescientos cuarenta y dos mil habitantes aproximadamente. Su capital Trujillo, ha sido desde sus inicios una de las grandes ciudades del país, teniendo su mayor opulencia y esplendor en la época colonial. Sin embargo, en los últimos 50 años se ha ido afianzando un impulso renovador que está transformando a la ciudad de las casonas tradicionales en una urbe moderna e industrial.

La ciudad, por encontrarse en una zona rodeada de campo, se convirtió en lugar de descanso y de boato, donde los ricos invertían sus fortunas en construir casonas de enormes portalones y patios luminosos, ventanas de altas rejas profusamente ornamentadas, salones con primorosos artesonados, ricas telas y tapices, vajillas de oro y plata y muebles de maravillosas tallas y repujados. Asimismo, cuenta con importantes iglesias y monasterios entre los de sobresalen la Catedral, el Monasterio e Iglesia del Carmen y la Iglesia de San Francisco.

En cuanto a la parte arqueológica, cabe señalar, que La Libertad es uno de los departamentos más ricos en vestigios arqueológicos, con importantes restos arquitectónicos como Chan Chan, la Huaca del Sol y la Huaca de la Luna, el complejo arqueológico El Brujo, las pirámides de Pacatnamu, la tumba de la "sacerdotisa" de San José de Moro, los restos de Puémape y los petroglifos de Alto de la Guitarra y las huacas de Tomaval. Los restos más antiguos consisten en utensilios de piedra dejados por la cultura llamada Paiján. La cultura mochica o Moche floreció en los espacios costeños de La Libertad, llegando incluso hasta Piura por el norte y el valle de Nepeña por el sur, pero su principal asiento estuvo en el valle de Moche, donde se levantaron colosales pirámides, ejes de su poderío. Esta cultura se caracterizó por su alto grado de esplendor artístico, así como por su monumental arquitectura, construyendo grandes centros administrativo-cultistas que solían decorar con la modalidad de colorear figuras en relieve trazadas previamente en las paredes. Esto se puede apreciar claramente en la Huaca de la Luna en las representaciones de relatos míticos.

La cerámica mochica es, entre todas las del antiguo Perú, la que mayor perfección alcanzó, resaltando las figuras de rostros suavemente detallados y que representaban estados de ánimo; también es importante la cerámica pintada donde mostraban variadas escenas de batallas rituales y su mundo espiritual. La metalurgia también alcanzó un alto nivel de desarrollo, y para demostrarlo sólo basta ver los objetos metálicos que acompañaban al Señor de Sipán.

La Libertad tiene además importantes expresiones de folklore muy propias, tales como los Caballos Peruanos de Paso, famosos en el mundo entero por su peculiar paso, determinado por la combinación de sangres, logrando ser el caballo de silla más suave del mundo. Desde el año 1945, se constituyó la Asociación Nacional de Criadores y Propietarios de Caballos Peruanos de Paso, encargada de organizar cada año un concurso nacional oficial de esta especie.

Otra manifestación propia del departamento son los llamados "Caballitos de Totora", frágiles embarcaciones preincas de proa levantada, hechas de totora prensada, miden 4 m. de largo y en las que los pescadores continúan haciéndose a la mar, poniendo en práctica técnicas ancestrales de pesca. La caleta de Huanchaco es el lugar en el que desde la antigüedad se ha caracterizado por la presencia de pescadores que navegan arrodillados sobre sus "caballitos".

Entre las danzas sobresale la Marinera, en la cual el uso del pañuelo es su característica infaltable. La más hermosa fiesta de folklore norteño se lleva a cabo cada año con el Concurso Nacional de Marinera, en el que centenares de parejas disputan el máximo trofeo: el "Pañuelo de Oro".

Luego del Instituto Nacional de Cultura de La Libertad, la Universidad Nacional de Trujillo es la institución que realiza la mayor cantidad de actividades culturales, cuenta incluso con un museo propio y tiene a su cargo proyectos de investigación, principalmente arqueológicos que se llevan a cabo gracias al aporte de empresas privadas.


Ayacucho

El departamento de Ayacucho es uno de los más pintorescos y acogedores del Perú. Su capital, la antigua Gaumanga de los incas, se encuentra enclavada en una pequeña llanura a 2,761 m.s.n.m. Conserva sus características coloniales, a pesar que la mayoría de sus casonas solariegas y sus 38 iglesias se encuentran muy deterioradas por el tiempo. Por la gran cantidad de hermosos templos enriquecidos con altares dorados, valiosas telas y joyas; Ayacucho ha sido calificada como la "Ciudad de las Iglesias" y la "Capital de la Semana Santa del Perú", por la singularidad de la celebración de esta festividad religiosa, es uno de los sucesos más notables dentro de las tradiciones religiosas y costumbristas. El momento más emocionante es cuando en procesión, hacen que la imagen de la Virgen se encuentre con la de Cristo cargando la Cruz. Se calcula en 15 mil el número de visitantes para estas fiestas.

Entre todas las iglesias, sobresalen la Catedral, la Iglesia y Convento de Santo Domingo, las iglesias de San Agustín, San Francisco de Padua, La Compañía, San Francisco de Asís, Santa Clara, San Juan de Dios, Santa Teresa, San Cristóbal y la Merced. Además, esta ciudad es llamada también "Cuna de la Libertad Americana", por haber sido escenario de la batalla definitiva por la emancipación de España en 1824.

Las casonas coloniales se caracterizan por sus fachadas con balcones de madera y grandes portones de ingreso enmarcados en piedra. Las infaltables arquerías interiores y balaustradas en el segundo piso, daban un aspecto más cálido y acogedor a los amplios patios. Varias de ellas han sido restauradas y habilitadas para ser sedes de universidades, dependencias públicas, oficinas bancarias, hoteles y museos, como es el caso del Museo Andrés Avelino Cáceres que se encuentra en la Casona Vivanco y que muestra una exposición permanente en homenaje al gran mariscal.

La riqueza arqueológica de esta parte del país es grande, aquí se desarrolló una de las más importantes y sobresalientes culturas del antiguo Perú, la cultura Tiahuanaco-Huari. Incluso muchos estudiosos afirman que esta cultura constituyó un imperio, cuyo centro habría sido la ciudad de Huari, ubicada en las inmediaciones de la capital del departamento. Su cerámica se caracteriza por un profuso empleo del color en hermosas combinaciones, técnica influenciada por la cultura Nasca, pero con sus propios motivos decorativos, los mismos que también usaron en sus textiles bajo la técnica del tapiz.

Son importantes los conjuntos arquitectónicos de las ruinas de Huari y los de Vilcashuamán. El primero presenta altas murallas de hasta 7 m., enmarcando recintos y conjuntos de los mismos, así como plazas, calles y plataformas; las paredes eran hechas con piedras sin trabajar y unidas con argamasa de barro, luego eran enlucidas y pintadas de rojo. El segundo se caracteriza por el primoroso labrado y pulido de las piedras empleadas en la construcción de los muros, similares a los incas, pues incluso usan la forma trapezoidal en las puertas y hornacinas. Vilcashuamán fue reconstruido por los incas y convertido en un centro religioso-militar de gran importancia en el imperio.

Son famosas las artesanías ayacuchanas, principalmente las iglesias de cerámica del pueblo de Quinua, en cuya confección los ceramistas se permiten toda clase de audacias que haga que se distingan sus obras de las de los otros. Los retablos se constituyen también en una de las manifestaciones más características del arte popular ayacuchano, en base a un conjunto de figuras pintadas o talladas, representando escenas religiosas. Los trabajos en Piedra de Huamanga son admirables, pues se trata de un material más duro que la arcilla, pero menos que el mármol, que se encuentra principalmente en la provincia de Cangallo, con el que moldean estatuillas de santos, nacimientos, adornos de tocador, lápidas, etc.; trabajos que juntamente con la platería, los tejidos y los mates burilados, se constituyen en manifestaciones folklóricas características de Ayacucho.

La Universidad San Cristóbal de Huamanga es la segunda más antigua del país, y una de las más reconocidas a nivel internacional. Ofrece 24 especialidades adaptadas a las necesidades de la región y tiene asignado el Museo Histórico Regional, La Escuela Regional de Bellas Artes y la Escuela Regional de Música de Ayacucho.


Iquitos- Loreto

Es la capital del departamento más grande del país que ocupa casi el 29% del territorio nacional. Para viajar a Iquitos, el medio más indicado es la vía aérea, que une dicha ciudad con Pucallpa y Lima. Numerosos ríos, casi todos navegables, surcan el territorio loretano, siendo los principales el Marañón y el Ucayali, por cuya confluencia de casi 4 km. de ancho dan origen al río mas caudaloso del mundo, el Amazonas, que semeja un inmenso mar de agua dulce en constante movimiento.

El clima tropical, el alto índice de humedad y las copiosas lluvias, hacen propicio que esta zona amazónica contenga una riqueza vegetal impresionante y que esté habitada por una amplia gama zoológica que abarca desde las más rudimentarias especies hasta los mamíferos, convirtiéndose así, en una zona de atracción para los hombres de ciencia de todas las épocas. La Reserva Nacional Pacaya-Samiria es un buen ejemplo de lo mencionado anteriormente. Establecida el 4 de febrero de 1982, es la reserva natural más extensa del país, la segunda de la hoya amazónica y la cuarta de Sudamérica.

A pesar del paso del tiempo, existen en el territorio loretano muchas comunidades nativas que conservan sus propias costumbres, idioma y cultura. Si bien los misioneros consideran que no existen ya indios totalmente salvajes, sí hay todavía tribus sin contactar, que deben ser muy pocas y en zonas aún inaccesibles. Dichas comunidades elaboran una gran cantidad de artículos artesanales, como cestos de paja, piezas de cerámica, telas pintadas, bordados y otros utensilios y adornos hechos a base de recursos naturales de la región, como cortezas, hojas, flores, fibras vegetales, semillas, plumas de ave y maderas de diversa calidad. Muchos indígenas destacan como constructores de canoas y balsas.

La fiesta más importante de la Amazonía se celebra el 24 de junio, se trata de la fiesta de San Juan, gran celebración en la que realizan procesiones acompañadas de danzas propias de la región y platos típicos como el "juane" de arroz y gallina.

En la actualidad, se está dando un gran impulso a la actividad cultural de Iquitos, equipándose bibliotecas y organizando actividades de conservación y difusión de manifestaciones culturales. Asimismo, la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana, cuenta actualmente con diez facultades, además de una escuela de postgrado.