OEI

Desarrollo
Escolar
Organización
de Estados
Iberoamericanos


Para la Educación,
la Ciencia
y la Cultura

Desarrollo Escolar

RED RIFAD

"Encuentro sobre Evaluación del Desempeño Docente"
23 al 25 de mayo de 2000, Ciudad de México (México)

Estimado Usuario:

Con nuestra reiterativa invitación a hacer sus comentarios, aportaciones y a presentar sus experiencias, motor de nuestra RED, estamos poniendo a su disposición los aportes más relevantes de nuestro último evento.

Con el propósito de ofrecer espacios para el intercambio de experiencias y de reflexión teórica sobre los diversos modelos de Evaluación de desempeño docente realizada en los países iberoamericanos ,y, dar continuidad al proceso de revisión y aprendizaje a cerca de la condición del docente en la Región, la OEI realizó a finales del mes de mayo, en la Ciudad de México, el Encuentro Iberoamericano sobre Evaluación del Desempeño Docente, en el marco del Proyecto Apoyo a la Implementación de las Reformas en el Aula, del Programa Desarrollo Escolar.

Funcionarios de nivel directivo, adscritos a las unidades de formación de profesores, con experiencia en el desarrollo de estrategias de evaluación del desempeño docente de los Ministerios de Educación de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Hondura, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela, presentaron sus avances en el tema, respondiendo tres preguntas formuladas con antelación: Qué, Para qué y Cómo se evalúan los docentes en los respectivos países de la región.

Primero en pequeños grupos y luego en plenaria, se resaltaron los puntos comunes y las generalidades más notorias en el marco del Qué, el Para qué y el Cómo de la evaluación de desempeño docente en la región en su conjunto. Esta discusión permitió llegar entre todos a las conclusiones adjuntas.

Para entender los distintos enfoques que sobre la evaluación docente se presentaron en el Encuentro, Fabiola Barbosa, funcionaria del Ministerio de Educación de Colombia, realizó la siguiente síntesis:

“A partir del intercambio de experiencias y la reflexión teórica sobre los diferentes modelos de evaluación presentados en el encuentro, identificamos tres enfoques en la evaluación de los docentes, los cuales podemos describir así:

1. La evaluación centrada en la formación y el conocimiento del docente

Realizada a través de pruebas escritas, con presentación voluntaria por parte del docente, motivado por un incentivo económico.

Énfasis en este enfoque de la evaluación:

Para otorgar incentivos económicos y profesionales.

Generada a partir de procesos de capacitación estructurados.

Para consolidar procesos de capacitación y formación docente inicial.

2. La evaluación centrada en el conocimiento y las actuaciones del docente en el aula y en el centro escolar

Realizada mediante la observación sistemática y continuada en su desempeño en el aula y procesos de triangulación que permiten confrontar informaciones provenientes de diferentes actores, fuentes e instrumentos; realizada anualmente en todas las instituciones escolares a docentes y directivos.

Énfasis en este enfoque de la evaluación:

Evaluación de desempeño docente como parte de la evaluación de la calidad de la educación.

Como medio para el reconocimiento social de la labor docente.

Con fines escalafonarios o para otorgar incentivos profesionales y económicos.

Para consolidar procesos de capacitación y formación docente inicial ligados a conceptos de evaluación del desempeño.

3. La evaluación centrada en el desempeño del docente en el sitio de trabajo a partir de su saber (dominios en su formación como educador) de su saber ser (comportamientos y actuaciones) y de su saber hacer (su práctica educativa)

Este enfoque de la evaluación docente se realiza de acuerdo con los lineamientos y criterios dados según las políticas educativas.

La evaluación es adecuada y planeada como proceso en cada institución educativa, y realizada en forma sistemática y continua con la participación de los actores comprometidos y responsables del proceso educativo. Se realiza según la estructura organizativa de las instituciones y las instancias correspondientes, en todas las instituciones educativas, oficiales y privadas, y ser aplicada a directivos docentes y docentes vinculados.

Énfasis de este enfoque de la evaluación:

Evaluación del desempeño docente, como parte de la evaluación de la calidad de la educación.

Como contribución a los procesos de autonomía escolar y a la ampliación de la participación social.

Como medio para el reconocimiento social de la labor docente y la generación de compromiso individual y colectivo en el mejoramiento de la calidad del proceso educativo.”

Fabiola Barbosa
Ministerio de Educación
Colombia

Anexo:

INFORME FINAL DE LA RELATORÍA

Los asistentes al Encuentro Iberoamericano sobre Evaluación del Desempeño Docente, quienes presentamos experiencias y propuestas relacionadas con la naturaleza, los objetivos y las estrategias de evaluación del desempeño de los educadores de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela, hemos llegado a las siguientes conclusiones y recomendaciones sobre el tema convocado.

La metodología del evento se centró en el análisis de tres preguntas marco: para qué, qué y cómo evaluar, el desempeño del docente.

A continuación presentamos algunos criterios comunes al respecto:

¿Para qué?

Para definir “el para qué” se considera necesario partir de un análisis social, económico y político que revele la situación de cada país, puesto que incide en los planteamientos de las políticas educativas y, dentro de ellas, de los sistemas y modelos de evaluación educativa y, en particular, del desempeño docente. Es necesario impulsar gestiones políticas, técnicas y económicas que ayuden al desarrollo de una cultura de la evaluación con amplia participación de los actores sociales.

Esta contextualización permitirá definir el “para qué” se implementan procesos de evaluación del desempeño docente.

Otro elemento que no debe descuidarse en cada uno de nuestros países es el relativo a las tendencias que actualmente aparecen como experiencias y/o como propuestas, de acuerdo con realidades nacionales. Las principales tendencias en la evaluación del desempeño docente son:

En síntesis se concluye que el “para qué” recibirá el aporte de dos vertientes:

¿Qué?

En relación con los contenidos o el “qué” de la evaluación, se debe partir de una constatación básica: el “qué” depende o transita por el “para qué”. Otra afirmación básica es que los contextos locales condicionan el “qué evaluar” y, en particular, el nivel de desarrollo de sus políticas y sistemas educativos; así, por ejemplo, los países que tienen políticas centradas en el aumento de su cobertura educacional tendrán distintos enfoques que aquellos interesados en mejorar su calidad educativa.

Por otra parte, es necesario distinguir los ámbitos de la evaluación del desempeño docente de otras formas de evaluar la calidad de la educación (evaluación de los aprendizajes de los alumnos y evaluación de las instituciones educativas).

La evaluación de los docentes mejora la calidad de la educación si es capaz de asegurar o al menos promover que los docentes sean capaces de lograr que los alumnos aprendan. Pero como el aprendizaje de los alumnos depende de múltiples factores, la evaluación de los docentes no puede basarse en este único factor. Al mismo tiempo, si se amplían los factores para evaluar el desempeño más allá del propósito de mejorar la calidad de los aprendizajes, entonces ésta puede servir para otros fines.

Si se acepta que el desempeño docente es una variable susceptible de ser aislada, habría que identificar cómo ésta afecta la calidad educativa, para saber qué interesa mejorar del desempeño docente y qué de esto es posible por la vía de una evaluación formativa que dé lugar a acuerdos y compromisos de mejoramiento docente.

Del mismo modo, es necesario identificar cómo y cuánto influyen otros factores o dimensiones de la gestión escolar, a objeto de ponderar este peso específico en la evaluación del desempeño, puesto que, sin perjuicio de aceptar que el núcleo de la calidad educativa está en las relaciones pedagógicas que se establecen entre profesor y alumno, se sabe que son necesarias ciertas condiciones institucionales mínimas para que la gestión docente sea efectiva (desarrollo profesional en conjunto con sus pares, altas expectativas y liderazgo del director y un clima laboral favorable, entre otros).

Habida consideración de lo anterior, el contenido de la evaluación del desempeño docente podría incluir, entre otros, los siguientes aspectos:

1. Aspectos técnico-pedagógicos de la actuación en el aula.

a) Preparación: calidad del plan de clases/ curso/ grado (logros de aprendizaje, contenidos y actividades, medios, métodos y formas de evaluación).
b) Realización o desarrollo de la clase o curso: conocimiento disciplinario, métodos y adecuación del currículo a las características de los alumnos, comunicación y relación con los alumnos (clima o ambiente de la clase)

2. Resultados de la actuación docente

a) Rendimiento de los alumnos
b) Retención y promoción escolar
c) Cambios actitudinales en los alumnos
d) Eficiencia de la actuación docente

3. Desarrollo profesional

a) Formación previa
b) Iniciativa para la superación de su nivel de conocimientos.
c) Nivel de actualización en la especialidad y en el ámbito pedagógico.}
d) Participación en iniciativas de intercambio de experiencias y desarrollo profesional en el ámbito educativo
e) Aplicación de los conocimiento adquiridos
f) Desarrollo de experiencias de innovación y/o investigación pedagógica en el aula

4. Actitudes personales

a) Actitud en el trabajo: cumplimiento de sus responsabilidades en el aula y en su institución (asistencia, puntualidad, cuidado y manejo de bienes a su cargo).
b) Ejemplaridad del docente en sus formas de actuación y características personales
c) Disposición para participar en actividades co-programáticas

5. Relaciones con la familia y la comunidad

a) Comunicación con la familia del alumno, para el análisis de sus avances y dificultades en el aprendizaje
b) Proyección de su acción educativa en la comunidad
c) Participación en actividades comunitarias

¿Cómo?

Para una mejor comprensión de la respuesta consensuada por los participantes sobre el cómo evaluar el desempeño del docente, se ha considerado conveniente distinguir en dos momentos: el de la formulación y el de la implementación.

Momento de la formulación:

Momento de implementación

Se recomienda a la OEI establecer un seguimiento de las experiencias sobre evaluación del desempeño docente que cada uno de los países vaya incorporando a la gestión educativa, así como realizar una segunda ronda que permita socializar dichas experiencias en el marco de estas conclusiones y recomendaciones.

Esperamos sus aportes, denos su opinión. Para ello no tiene más que entrar en la página de envío de aportes. Gracias por su participación.
Pulse aquí para remitirnos sus aportes.

Página Principal OEI Desarrollo Escolar Más datos email: weboei@oei.es