Inicio | Compromiso | Adhesiones | ¿Qué podemos hacer? | Documentos y acciones | Sala de Lectura | Enlaces | Contactar
Cargando

Boletín Nº 74

Las medidas para combatir el cambio climático no pueden esperar una década

El 10 de diciembre, Día Mundial de los Derechos Humanos, terminó la Convención del clima COP 17 celebrada en Durban. Los resultados, lamentablemente, no suponen un apoyo al derecho fundamental a un ambiente saludable y han sido criticados en los medios de comunicación como un claro retroceso. En efecto, hace un año, en la COP 16, celebrada en Cancún, todos los países habían aceptado trabajar para alcanzar en Durban acuerdos vinculantes y justos de fuertes reducciones de gases de efecto invernadero y evitar así que el cambio climático se hiciera irreversible; ahora, sin embargo, solo se ofrece una hoja de ruta para llegar a un acuerdo vinculante en 2015, aplicable a partir de 2020.

No podemos aceptar una propuesta como esta ya que, posponiendo las acciones necesarias y urgentes frente al cambio climático, nos enfrentaríamos a una catástrofe ambiental. Baste recordar que, como señalábamos en el boletín anterior, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) acaba de advertir de que apenas tenemos cinco años para intentar amortiguar los efectos del cambio climático -con drásticas reducciones de las emisiones de CO2 y un decidido impulso de las energías renovables- antes de que perdamos el control del mismo con consecuencias catastróficas (ver el World Energy Outlook 2011, accesible en la web de la IEA, www.iea.org/).

Apenas tenemos cinco años, pero el acuerdo de Durban supone retrasar las medidas toda una década, lo que resulta inaceptable, a menos que se compartan tesis negacionistas sin apoyo científico alguno… aunque amplia y machaconamente difundidas en los medios. Ello está contribuyendo a la desorientación de la ciudadanía y favoreciendo que la problemática del cambio climático pierda prioridad en la acción de los gobiernos, que centran su atención en problemas aparentemente más acuciantes como la crisis económica, sin atender a la estrecha vinculación entre ambas problemáticas.
Asistimos ahora a críticas y denuncias a estos gobiernos por su falta de visión y de voluntad política para hacer frente a problemas de los que depende el futuro y el presente de la humanidad. Son críticas necesarias pero, al propio tiempo, injustas porque tratan de limitar la responsabilidad del fracaso en los gobiernos y evitan analizar en qué medida no estamos contribuyendo todos nosotros a su falta de acción. En efecto, la misma prensa y otros medios de comunicación que ahora critican el resultado apenas han concedido atención al desarrollo de la convención y desde el primer momento prácticamente han dado por fracasado el encuentro. En el tiempo previo a la Cumbre no han llevado –solo ahora- las noticias de Durban a sus portadas. No ha habido tampoco llamamientos a la acción ciudadana: los partidos políticos, los sindicatos, las Universidades, las Asociaciones Científicas y Culturales, han guardado, en general, silencio. Incluso las ONGs, tan visibles y combativas en Copenhague, han tenido esta vez una presencia de menor relieve. Digámoslo, pues, con claridad: ha habido una falta de voluntad política no solo de los gobiernos, sino de toda la sociedad. Ha habido una falta de voluntad cívica.   
Nos corresponde ahora a todas y todos modificar esta situación para hacer frente no solo al cambio climático sino a un cambio socioambiental global que incluye desde una contaminación pluriforme sin fronteras al agotamiento de recursos esenciales, pasando por desequilibrios inaceptables e insostenibles. No podemos conformarnos con criticar a los líderes y responsables políticos: el resultado volverá a ser el mismo si no creamos un clima social de firme exigencia fundamentada, apoyada en las recomendaciones de la comunidad científica. En junio de 2012 tenemos una ocasión privilegiada, en la Conferencia Rio + 20 que Naciones Unidas convoca 20 años después de la primera cumbre de la Tierra, para revertir la situación. Pero para ello será imprescindible una acción continuada e intensa de orientación ciudadana, que exponga con claridad los problemas y las medidas necesarias y posibles para impulsar un desarrollo auténticamente sostenible. Y se necesita comenzar cuanto antes, comenzar ya. Solo así lograremos acuerdos vinculantes, superando los obstáculos que han conducido al fracaso de Durban.

Educadores por la sostenibilidad
Boletín Nº 74, 14 de diciembre de 2011
http://www.oei.es/decada/boletin074.php

 







Realizado con el apoyo de


 


IBERCIENCIA

La sostenibilidad de la A a la Z: Temas y palabras clave
Último Boletín

Creative Commons. Reconocimiento - No comercial: Los autores permiten copiar, reproducir, distribuir, comunicar públicamente la obra, y generar obras derivadas siempre y cuando se cite y reconozca a los autores original. No se permite utilizar la obra con fines comerciales.

Historial de Boletines

Sostenibilidad, Educación para la sostenibilidad, Economía y sostenibilidad, Crecimiento demográfico y sostenibilidad , Tecnociencia para la sostenibilidad, Reducción de la pobreza, Igualdad de género, Lucha contra la contaminación, Consumo responsable, Turismo Sostenible, Derechos Humanos y sostenibilidad , Diversidad cultural, Frenar el cambio climático, Biodiversidad, Urbanización y Sostenibilidad, Nueva cultura del agua, Poner fin al agotamiento de recursos, Gobernanza universal, Desertización versus protección de los ecosistemas, Reducción de desastres, Evitar conflictos y violencias, Desarrollo Rural, La transición energética, Ciencia de la Sostenibilidad, Objetivos de Desarrollo Sostenible

Ciencia y Universidad para el Desarrollo Sostenible OEI
05
21

Un “Niño” intenso

Diego Machuca. El fenómeno del Niño tiene similitudes con el comportamiento de un chico en sus inicios: impredecible, revoltoso y rebelde. Sin embargo, este año tuvo una intensidad superior y ...

05
18

Buscan usar plantas de alfalfa para descontaminar suelos

(Agencia CyTA-Instituto Leloir)-. Un equipo de científicos, del que participa una argentina, identificó un camino para aumentar en ese cultivo la capacidad de absorción de sustancias ...

05
12

Estudian efectos del cambio climático en Valle de Guadalupe

Por Karla Navarro Ensenada, Baja California. (Agencia Informativa Conacyt).- La influencia del cambio climático en los procesos de los que depende la disponibilidad de agua es, desde hace más de ...

05
10

María del Rocío Vega Frutis (UAN-México) recibe Premio L'Oréal-Unesco

Por Claudia Karina Gómez Cancino Tepic, Nayarit. (Agencia Informativa Conacyt).- María del Rocío Vega Frutis, académica de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), estudia la diversidad de ...

05
08

Vanesa Magar: ciencia con criterio social

Por Karla Navarro Ensenada, Baja California. (Agencia Informativa Conacyt).- Inmersa en la búsqueda de un lugar para desarrollar un parque de energía eólica marina en la Península de Baja ...




subir
Inicio | Compromiso | Adhesiones | ¿Qué podemos hacer? | Documentos y acciones | Sala de Lectura | Enlaces | Contactar