Novedades

 Temas de acciones claves 

Inicio Compromiso Adhesiones ¿Qué podemos hacer?
Documentos y acciones Sala de Lectura Enlaces

Relación de Temas y Palabras Clave

Sostenibilidad

Educación para la sostenibilidad

Crecimiento económico y sostenibilidad

Crecimiento demográfico

Tecnociencia para la sostenibilidad

Reducción de la pobreza

Igualdad de género

Contaminación sin fronteras

Consumo responsable

Turismo Sostenible

Derechos Humanos

Diversidad cultural

Cambios climáticos

Biodiversidad

Urbanización y Sostenibilidad

Nueva cultura del agua

Próximos temas

El cuidado del Medio Ambiente comienza en los años escolares
Mensaje del Secretario General de la OEI, Álvaro Marchesi, con motivo del Día del Mundial del Medio Ambiente de 2008

La responsabilidad se ha convertido en uno de los conceptos morales básicos de nuestro tiempo y posiblemente en el principal valor en la sociedad actual debido principalmente a los cambios sociales y tecnológicos que se han producido en las últimas décadas. Frente a una ética orientada al presente, a la contemporaneidad, expresión de una naturaleza y de unas sociedades estables, ha surgido la necesidad de una ética del futuro, que se cuide del porvenir, que prepare a las nuevas generaciones un mundo habitable y que se preocupe, por tanto, por las consecuencias de nuestras acciones presentes. La responsabilidad por el bienestar de las nuevas generaciones se convierte en uno de los valores primordiales de la sociedad.

El libro de Hans Jonas sobre "El principio de responsabilidad" es un referente claro de esta propuesta. En él se defiende una ética no utópica de la responsabilidad en la que la integridad futura del hombre, el cuidado del medio ambiente y la permanencia de una vida auténtica sobre la tierra orienten la acción de los hombres responsables. La sensibilidad ante los problemas del medio ambiente, la preservación de la naturaleza y la defensa de un mundo que sea habitable para las futuras generaciones no es producto de una moda ni se plantea como un debate exclusivamente científico, sino que es expresión de un compromiso ético ante el futuro de la humanidad y refleja la altura moral de las generaciones actuales en relación con las futuras.

Vivimos en un mundo con el grave riesgo de dejar de ser habitable. Los procesos de deterioro del medio ambiente pueden llegar a ser irreversibles si no se adoptan las medidas adecuadas. El progreso económico e industrial de la humanidad de forma descontrolada y desequilibrada amenaza tanto a la vida de centenares de millones de personas, sobre todo aquellas que viven condiciones más vulnerables, como a la superviviencia de las especies animales.

Ante una dramática situación, no sólo es necesario actuar ahora de forma responsable sino también educar a niños y jóvenes para que sean capaces de vivir con respeto al medio ambiente y puedan decidir en el futuro con mayor rapidez y firmeza en beneficio de la gran mayoría. La formación de las nuevas generaciones con profunda conciencia medio ambiental es la tarea ineludible que puede evitar el deterioro irreversible de la situación que ahora vivimos.

No se trata sólo de realizar algunos actos anuales por necesarios e importantes que sean. Es preciso situar la protección de la naturaleza entre las prioridades de la acción escolar: en las actitudes y comentarios de los profesores, en las actividades cotidianas, en la reflexión del grupo de clase, en las reuniones con las familias, en la edición de materiales, en la lectura y comentario de informes, en la participación en redes escolares y en el apoyo a las acciones que los alumnos pueden realizar para proteger y mejorar su entorno medio ambiental.

No es una tarea para unos pocos, con mayor conciencia o capacidad de presencia social. Es un proyecto colectivo para millones de ciudadanos que consideran que dejar un mundo mejor a las nuevas generaciones es una buena razón para vivir con dignidad.

 

 

Contactar Subir