OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Del aula al quirófano: prácticas con simuladores

25 de enero de 2016

Por Yohana Ríos Tepic, Nayarit. 22 de enero de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- El singular olor que emana de las sustancias empleadas para la conservación de cadáveres y órganos caracteriza el Laboratorio de Morfología de la Unidad Académica de Medicina en la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), donde los estudiantes practican técnicas quirúrgicas con un simulador que recrea en los cadáveres el flujo sanguíneo y la presión arterial.

Este espacio de enseñanza creado hace siete años, a decir de sus responsables, es único en comparación con los de otras instituciones de educación superior del país. "Es un área diseñada principalmente para reforzar los conocimientos que los alumnos adquieren en las aulas, y dentro de ese trabajo se despierta en el alumno esa capacidad que tiene de investigación; pues trabajar con los cuerpos les ayuda a descubrir sus habilidades para crear nuevas cosas", afirmó Omar Saúl Rodríguez Hurtado, médico cirujano partero por la Universidad de Guadalajara (UDG) y médico perito legista.

Conocer y manipular los diferentes órganos, observar en vivo los huesos, ligamentos, músculos y las capas de piel, permite que los jóvenes pongan en práctica —con el método de ensayo y error— los conocimientos adquiridos en el aula. "También aprenden a utilizar el instrumental y materiales quirúrgicos, como pinzas, tijeras, bisturí y material de sutura", agregó.

Actualmente el laboratorio cuenta con cinco cuerpos humanos que fueron donados por las autoridades de la ciudad de Guadalajara a la UAN, ya que no hubo familiares que los reclamaran.

Simulación de cirugías

sergio octavio godoy UDG01Sergio Octavio Godoy Hermosillo, tanatopractor por la Universidad de Guadalajara (UDG) y responsable de la higienización y conservación de los cadáveres, afirmó en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt que el Laboratorio de Morfología de la UAN es precursor en prácticas con simuladores.

Aclaró que en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), en España, los estudiantes practican con simuladores de características similares.

Para la primera experiencia didáctica, Godoy Hermosillo explicó que se adaptó una bomba de inyección —originalmente empleada en el suministro de sustancias y reactivos para la conservación de los cuerpos— para bombear un fluido parecido a la sangre que, inyectado por la arteria carótida, recreó la presión arterial.

En el quirófano, un alumno practicó una cirugía a corazón abierto en el primer cadáver donde se probó el simulador. “Lo increíble fue que el alumno que fungía como cirujano, al cortar con el bisturí reventó un vaso epigástrico, este empezó a sangrar y el alumno pidió que apagáramos la bomba para detener la hemorragia y fue ahí donde le dije: ’pídele eso a una persona viva en una cirugía real’", recordó Godoy Hermosillo.

Esta no fue la única cirugía que se practicó, además realizaron una extracción de vesícula, una traqueotomía y una colectomía, entre otros procedimientos. Actualmente los responsables del Laboratorio de Morfología están a la espera de que las autoridades donen otros cuerpos para continuar con las prácticas.

Los especialistas de este laboratorio trabajan en otros ensayos más específicos, como simuladores de los sistemas renal y digestivo, además de recrear el funcionamiento de un pulmón y el corazón. Recientemente se anotaron un éxito al simular el funcionamiento de las vías urinarias.

“Se trata de que el alumno vea cómo funciona un órgano quitando la capa de piel, músculo, el sistema óseo y dejando el órgano como tal funcionando. Por ejemplo, en un encéfalo perfectamente conservado, conseguimos mostrarles cómo sucede un derrame cerebral, cómo se revienta esa vena, cómo empieza a correr la sangre, cómo se hace el hematoma”, explicó.

Tanatoconservación

El método por el que los cuerpos conservan un buen estado es denominado tanatoconservación, que consiste en “detener o evitar el proceso de putrefacción para llegar al proceso de conservación; se introducen en el cuerpo sustancias que ayudan a que el organismo no empiece el proceso de destrucción celular”, afirmó Rodríguez Hurtado.

Cuando llega un cuerpo al laboratorio se procede a realizar las siguientes fases de la tanatoconservación; la primera se denomina asepsia, donde se limpia y desinfecta el cuerpo, evitando así que cualquier enfermedad contagiosa que el fallecido padecía afecte a los practicantes. La segunda es la drenación, en este paso se extraen por completo los líquidos del cadáver: líquidos viscerales, líquido sanguíneo y el agua. La tercera fase se llama inyección, aquí el especialista inyecta por la arteria carótida las sustancias que permitirán la conservación, dichos reactivos son un conjunto de ácidos, sales, alcoholes, fenoles y formaldehído. La cuarta es la desgasificación, donde se extraen los gases intestinales para evitar la inflamación del abdomen. Y la quinta es una limpieza estética.

El tanatopractor Godoy Hermosillo, quien practica este método de conservación a los cuerpos, también es el responsable de brindarles un mantenimiento preventivo al finalizar cada semestre de la Unidad Académica de Medicina, y una limpieza general al término de cada sesión, que aproximadamente son tres cada semana. Esto permite que se mantengan en excelente estado.

Plastinación, el siguiente proyecto

Antes de dos años, el Laboratorio de Morfología llevará a la práctica la técnica de plastinación de cadáveres que desarrolló el médico alemán Gunther von Hagens en 1977, procedimiento que permite preservar los órganos y tejidos del cuerpo humano, sustituyendo el agua y las grasas por diferentes polímeros.

Godoy Hermosillo será el líder del proyecto que permitirá que la Universidad Autónoma de Nayarit se reconozca como la única institución a nivel nacional en realizar la técnica de plastinación en su totalidad. Mas alcanzar este cometido no será tarea fácil, reconoció el experto, quien afirmó que aún trabajan para importar los polímeros necesarios desde Alemania, así como una bomba de vacío y una sierra Stryker, especial para realizar el procedimiento.

“En no más de dos años se tendrá un museo para exposición de cuerpos, se está trabajando rápido con este proyecto y hay demasiados avances. Cuando observas las diferentes estructuras que conforman el cuerpo plastinado, que es el sistema nervioso, cardiovascular, sistema óseo y muscular, de manera visual es increíble; mas los polímeros que se utilizan son caros y se exportan desde Alemania, además la bomba de vacío no es fácil de conseguir y manejar, pero aquí se pretende hacer un trabajo muy cercano al del doctor Gunther von Hagens”, afirmó.

Godoy Hermosillo prevé que la plastinación de un cuerpo demandará mil horas de trabajo en promedio, pero está seguro que el esfuerzo valdrá la pena porque la exposición de los cuerpos plastinados en el museo será una excelente forma de acercar a la población nayarita a la ciencia.

info plastinacion01info plastinacion02

Imagen: Jean-Pierre Lavoie (CC BY 2.0).

Colaboraciones para IBERDIVULGA

28 de junio de 2015
Desde IBERDIVULGA se mantiene abierta la posibilidad de colaborar en el espacio de divulgación y cultura científica de la OEI.
Es un espacio creado en julio de 2009 y que cada día publica al menos 2 noticias.
IBERDIVULGA cuenta con una media de 90.000 usuarios únicos por mes.

Más información [+]

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac