OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Expertos señalan retos de los cursos abiertos masivos en línea en Iberoamérica

Miguel Rangel | Agencia ID | CEICE-Junta de Andalucía. A casi dos años de que universidades como Stanford, Harvard o el MIT sorprendieron con el anuncio de la apertura de cursos abiertos masivos en línea de forma gratuita (MOOC por sus siglas en inglés), la idea se ha propagado con interés y entusiasmo entre instituciones de educación superior alrededor del mundo.

Los MOOC suponen un rompimiento del paradigma educativo actual, no sólo en el aspecto tecnológico, sino en la construcción de nuevas vías para dirigir educación de calidad hacia grupos de personas que por barreras económicas o espacio-temporales carecen de acceso a la educación institucional de calidad.

De acuerdo con Natalia Rodríguez Montes, gerente de Proyectos Institucionales de Universia México, los MOOC son una apuesta por democratizar aún más el conocimiento, estos cursos representan un esfuerzo de la comunidad universitaria por aportar una solución frente a las nuevas necesidades de formación, debido, en gran medida, al impacto causado por la innovación tecnológica que ha afectado al empleo, a la organización y a la gestión del trabajo.

Al ser cuestionada sobre las personas que prefieren este tipo de cursos, la funcionaria de Universia México destacó que en Estados Unidos, por ejemplo, hay indicios de que la mayoría de los estudiantes que se inscriben en un MOOC provienen de otros países y ya trabajan como profesionales, es decir, son post-universitarios.

Los MOOC son por el momento gratuitos, pero implican ciertas inversiones para las instancias que los ofrecen, ante ello cabe la pregunta ¿por qué interesan entonces a las universidades? Como representante del equipo de Universia México, red universitaria que agrupa a mil 232 universidades de 23 países iberoamericanos, Natalia Rodríguez Montes responde que estos cursos posicionan a las instituciones de educación superior, sus docentes, su misión y filosofía al nivel de las mejores universidades del mundo.

Si bien, alrededor de los MOOC se han generado expectativas e interés respecto al desarrollo de modelos de negocio y de recuperación de la inversión, aún se encuentran en fase de desarrollo. Sin embargo, se habla de que algunas instituciones cobran y en el caso de Iberoamérica, podrían hacerlo a aquellos que hayan cumplimentado de manera satisfactoria el curso y deseen la emisión de un certificado” señaló Rodríguez Montes.

La búsqueda de modelos de negocio que generen ingresos representa uno de los retos más grandes de las universidades ante la implementación de los MOOC, ya que estos cursos dependen de inversiones para tecnologías, servicios en plataformas o desarrollo de las mismas y la producción multimedia educativa. Aunado a ello, se requiere de sumas monetarias para sustentar la presencia de especialistas en tecnologías para la educación y diseñadores instruccionales, cuya función es apoyar a los profesores en la elaboración de sus MOOC.

La representante de Universia México aseguró que en Iberoamérica actualmente hay alrededor de 20 instituciones de educación superior (públicas y privadas) pioneras en este tema. “Aunque la mayoría se encuentra aún en una fase de exploración, se están informando, asisten a seminarios, consultan sus planes de estudio y a sus docentes”.

Ejemplos de ello son el Instituto Tecnológico de Monterrey, la UNAM y la Universidad de Barcelona, instituciones que recientemente fueron integradas a la plataforma Coursera (creada por la Universidad de Stanford) que cuenta con cuenta con 1.2 millones de estudiantes e integra a 62 universidades asociadas.

Otro esfuerzo iberoamericano es la plataforma MiriadaX que cuenta con 58 cursos de 18 universidades principalmente españolas, 160 mil alumnos registrados y 300 mil cibernautas provenientes de países como Estados Unidos, México, Venezuela, Colombia, Perú, Chile, Argentina, Brasil y España.

Finalmente, Natalia Rodriguez Montes subrayó el valor y la importancia que implica el diseño de sistemas educativos que permiten la convivencia del modelo de educación tradicional con las nuevas tecnologías y con modelos de educación en abiertos, cuyo principal objetivo es crear ambientes de aprendizaje que fomenten la creatividad y el sentido crítico, la intuición, la investigación y la resolución de problemas.

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac