Década de la educación para la sostenibilidad. Temas de acción clave

Vilches, Amparo; Macías, Óscar; y Gil Pérez, Daniel

Documentos de Trabajo del CAEU de la OEI

La Década de la Educación por un futuro sostenible (2005-2014) ha sido instituida por Naciones Unidas con el propósito de contribuir a la formación de ciudadanas y ciudadanos conscientes de los problemas socioambientales a los que se enfrenta hoy la humanidad y preparados para participar en la toma de decisiones fundamentadas. En esta perspectiva de preparar para la acción cobran importancia los Temas de Acción Clave, con los que se pretende dar información accesible, y a la vez rigurosa, acerca de los problemas que caracterizan la actual situación de emergencia planetaria, sus causas y las vías de solución. Ese es el contenido de este documento de trabajo, concebido para ayudar a responder a una pregunta central: ¿Qué podemos hacer para contribuir a la construcción de un futuro sostenible?

Índice

Introducción
Compromiso por una educación para la sostenibilidad
1. Sostenibilidad
2. Educación para la sostenibilidad
3. Crecimiento económico y sostenibilidad
4. Crecimiento demográfico
5. Tecnociencia para la sostenibilidad
6. Reducción de la pobreza
7. Igualdad de género
8. Contaminación sin fronteras
9. Consumo responsable
10. Turismo sostenible
11. Derechos humanos
12. Diversidad cultural
13. Cambio climático
14. Biodiversidad
15. Urbanización sostenible
16. Nueva cultura del agua
17. Agotamiento de recursos
18. Gobernanza universal
19. Desertización
20. Reducción de desastres
21. Conflictos y violencias
Palabras clave
Referencias bibliográficas
Sobre los autores

Introducción

El 1 de enero de 2005 se inició el Decenio de la Educación para el Desarrollo Sostenible, instituido por Naciones Unidas (Resolución 57/254) como un llamamiento a los educadores de todas áreas y niveles, tanto de la educación formal (desde la Escuela Primaria a la Universidad) como informal (museos, media...), para que contribuyamos a formar ciudadanas y ciudadanos conscientes de los problemas socioambientales a los que se enfrenta hoy la humanidad y preparados para participar en la toma de decisiones fundamentadas para hacerles frente.

La creciente gravedad de la situación, obligaba ya, a principios de los años 90, a hablar de una emergencia planetaria (Bybee, 1991), marcada por toda una serie de problemas estrechamente relacionados y que se potencian mutuamente: una contaminación que está dando lugar a un peligroso cambio climático y a la degradación de todos los ecosistemas; el agotamiento de recursos vitales; el crecimiento incontrolado de la población mundial por encima de la capacidad de carga del planeta; desequilibrios insostenibles, con una quinta parte de la humanidad que consume en exceso y otra quinta parte que sufre una pobreza extrema; conflictos destructivos asociados a dichos desequilibrios; la pérdida de diversidad biológica y cultural, etc.

Pero a ello se une, afortunadamente, el convencimiento (avalado por las aportaciones de numerosos expertos e instituciones) de que todavía es posible hacer frente a esta situación, si se adoptan con urgencia las medidas adecuadas, lo que a su vez exige la creación de un clima social capaz de comprender, aceptar e impulsar dichas medidas (tecnocientíficas, educativas y políticas).

La necesidad de dedicar toda una década a esta tarea responde a la constatación de la escasa efectividad que habían tenido llamamientos precedentes, más puntuales, pese a los esfuerzos de la comunidad científica y de la Educación Ambiental. Ello hizo ver que se precisaba una acción intensa y continuada de formación ciudadana para vencer serias resistencias, fruto del desconocimiento, de la inercia y de miopes intereses particulares a corto plazo (Vilches et al., 2008). Una década aparecía así como un tiempo mínimo para poner en marcha los cambios generalizados de actitudes y comportamientos necesarios para hacer posible un futuro sostenible. Y aparecía, a su vez, como un tiempo compatible con la urgencia que reclama la gravedad de la situación. Porque, como han advertido los estudios más autorizados, como el IV informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, 2007), en el que destaca el espacio concedido a las medidas mitigadoras, todavía estamos a tiempo… pero es urgente actuar.

Es urgente actuar con una pluralidad de acciones coordinadas para hacer frente al conjunto de problemas pues, dada su vinculación, el olvido de alguno de ellos puede impedir la solución de los demás. De ahí que UNESCO, como órgano responsable de la promoción de la Década, estableciera toda una serie de temas de acción (http://www.unesco.org/es/esd) que van del “Consumo sostenible” a “La paz y la seguridad humana”, pasando por “La diversidad cultural”, “El medio ambiente”, “La igualdad entre los sexos” o “La urbanización sostenible”.

La OEI hizo suyo el llamamiento de Naciones Unidas, desde el primer momento de la puesta en marcha de la Década, creando una web destinada específicamente a su promoción (www.oei.es/decada), que entró en funcionamiento el mismo día 1 de enero de 2005 con la incorporación de un “Compromiso por una educación para la sostenibilidad”, al que se han adherido ya cerca de 12000 educadores y 250 instituciones educativas de todo el ámbito iberoamericano. E hizo suya igualmente la idea central de desarrollar unos “Temas de acción clave”, cuyo número y contenido ha ido enriqueciéndose a lo largo de estos años, intentando recoger los avances de la investigación e innovación en torno a esta problemática vital para el presente y futuro de la humanidad.

En este momento, ya en el ecuador de la Década, son veintiuno los Temas de Acción clave elaborados, acompañados por más de seiscientas expresiones clave y aunque su contenido seguirá precisando posteriores actualizaciones, el conjunto presenta ya una panorámica global de la situación de emergencia planetaria, sus causas y medidas que se deben adoptar para hacerle frente, poniendo de relieve la necesidad de un aborde holístico del conjunto de aspectos.

Entre los problemas socioambientales tratados con más detenimiento, aparecen la contaminación sin fronteras, la urbanización desordenada, el cambio climático, el agotamiento de recursos vitales, la pérdida de diversidad biológica y cultural, la desertización, la pobreza extrema, las discriminaciones de origen étnico, social o de género, los conflictos y violencias… Y se abordan como causas profundas de esta situación (aunque no se puede trazar una separación neta entre problemas y causas, dada la circularidad existente) el crecimiento económico guiado por intereses particulares a corto plazo, el exceso de consumo, la explosión demográfica y los profundos e insostenibles desequilibrios entre grupos humanos. La mayor atención, sin embargo, se dedica a las medidas a adoptar: desde la tecnociencia para la sostenibilidad a la gobernanza universal, pasando por la educación por un futuro sostenible, el consumo responsable o el desarrollo rural, con un énfasis particular en la universalización de los derechos humanos.

Todo este material se ha considerado útil presentarlo aquí en formato de libro impreso. Con ello pretendemos, en primer lugar, favorecer el conocimiento de estos materiales a quienes, por diversas razones, siguen teniendo dificultades para acceder a Internet. Pero pensamos, además, que quienes hemos apostado decididamente por las nuevas tecnologías de la comunicación y sus indudables ventajas, incluidas las medioambientales, seguimos necesitando en muchas ocasiones el manejo de libros impresos como un instrumento útil para un tipo de lectura más pausada y global.

Los distintos Temas de acción clave aparecen ahora como capítulos de un mismo libro. Cada uno de ellos va acompañado de las referencias bibliográficas manejadas en el mismo y de algunos enlaces útiles para profundizar en su estudio. Su estrecha vinculación permite iniciar la lectura por cualquiera de los temas, pero indefectiblemente reclama la lectura del conjunto. La relación de las más de seiscientas palabras clave, así como la presentación conjunta del centenar de referencias bibliográficas manejadas, con indicación de los temas en donde aparece cada una de ellas, contribuyen también ahora a mostrar esta estrecha vinculación.

Este libro no viene, pues, a competir con la versión informática de los Temas de acción clave, accesible en www.oei.es/decada, sino que pretende contribuir, desde su especificidad de material impreso, al mismo propósito de promover de forma efectiva la educación por un futuro sostenible, es decir, de contribuir a formar ciudadanas y ciudadanos conscientes de la gravedad y del carácter global de los problemas y preparados para participar en la toma de decisiones adecuadas para la construcción de un futuro sostenible. Ojalá estemos contribuyendo a conseguirlo en alguna medida.

Referencias Bibliográficas en esta Introducción

BYBEE, R. (1991). Planet Earth in Crisis: How Should Science Educators Respond? The American Biology Teacher, 53(3), 146-153.
INTERGOVERNMENTAL PANEL ON CLIMATE CHANGE (2007). Working Group III Report: Mitigation of Climate Change, In “Climate Change 2007” IPCC, Fourth Assessment Report (AR4). Accesible en: http://www.ipcc.ch/. [Consulta septiembre 2009]
VILCHES, A., GIL PÉREZ, D., TOSCANO, J.C. y MACÍAS, O. (2008). Obstáculos que pueden estar impidiendo la implicación de la ciudadanía y, en particular, de los educadores, en la construcción de un futuro sostenible. Formas de superarlos. CTS. Revista Iberoamericana de Ciencia, Tecnología y Sociedad. 11, 4, 139-172.

Descargar documento

Documento de trabajo del CAEU

 

subir
 

 

      

Inicio