¿Cómo contribuyen las universidades al desarrollo económico?

Agencia ID. OEI-AECID. De acuerdo a las cifras que arrojó en 2009 el Foro Económico Global (WEF, por sus siglas en inglés), México se ubica en el lugar 60 en el ranking de competitividad y 90 en innovación tecnológica, de 135 países valorados. Entre otros criterios que sirvieron de evaluación, la entidad mencionó al nivel de educación y su potencial de transferencia de conocimiento en productos como factores para determinar los resultados.

En ese sentido, entre los países que ocupan los primeros sitios del escalafón de WEF, por ejemplo Suiza, Japón y Estados Unidos, existe el convencimiento de que la palanca de impulso al desarrollo es fomentar el conocimiento científico y tecnológico, la innovación y la competitividad, donde se conjugan esfuerzos y definen compromisos tanto gobierno como academia y sector privado.

Si bien los centros de investigación y las instituciones de educación superior en nuestro país tienen una gran infraestructura instalada, al ofrecer una variedad de servicios y soluciones al sector empresarial, muchos de sus desarrollos no terminan en aplicaciones concretas, aun cuando la mayoría de esos proyectos son susceptibles de ser transferidos.

Los casos de éxito donde convergen gobierno, academia y empresa son escasos, debido a que se carece de suficientes especialistas en vinculación efectiva y en transferencia de tecnología; es decir, recursos humanos expertos en procesos de negociación, análisis de mercados y propiedad intelectual, capaces de generar acuerdos efectivos para llevar los logros del sector académico a la iniciativa privada.

Este es uno de los objetivos del Grupo Vincula que, desde su creación en 2009, busca establecer una real vinculación entre empresas, universidades, centros de investigación y el gobierno. En el centro de esta tarea destaca la formación de capital humano especializado en la atención y la gestión de vínculos con cada uno de los sectores señalados; de tal forma que la oferta científica pueda ser conectada con las demandas de desarrollo, impulsado por adecuadas políticas de estado que faciliten el intercambio entre la oferta de conocimiento y la demanda de productos o procesos tecnológicos y de innovación.

Grupo Vincula está formado por las academias de Ingeniería (AI), Mexicana de Ciencias (AMC), Nacional de Medicina (ANM), las asociaciones mexicanas de Directivos de la Investigación Aplicada y el Desarrollo Tecnológico (ADIAT), de Secretarios de Desarrollo Social (AMSDE), la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), el Consejo Consultivo de Ciencias de la Presidencia de la República (CCC), el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT) y la Red Nacional de Consejos y Organismos estatales de Ciencia y Tecnología (REDNACECYT), una organización sin antecedentes en nuestro país.

Labor tripartita

Propiciar que el conocimiento nos haga más competitivos es un tema que ha cobrado gran importancia; es por ello que entre las principales acciones de Grupo Vincula está impulsar un programa para la formación profesional, permanente y sistemática de vinculadores. La idea es formar capital humano que se especialice en detectar los nichos de oportunidad de vínculo entre la aplicación del conocimiento y la transferencia tecnológica, que convierta la inversión en innovación y estimule la competitividad nacional tanto en el mercado interno como en el global.

Por otra parte, durante la reciente celebración del Congreso anual organizado por ADIAT, su presidente, doctor Sergio Ulloa Lugo, refirió que la vinculación efectiva radica en la creación de oficinas de transferencia tecnológica con personal capacitado para proteger y transferir conocimiento y tecnología para su introducción en el mercado local e internacional.

La misma ADIAT creó el Programa Avanzado de Formación de Especialistas en Vinculación Efectiva y Transferencia de Tecnología, el cual contribuye al desarrollo de quienes ocuparán las unidades de vinculación y transferencia de conocimiento en las instituciones públicas de educación superior.

El programa, diseñado de manera conjunta con el Conacyt y el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual, pretende formar expertos que desarrollen habilidades de gestión y apoyo legal para acrecentar la propiedad intelectual, administración y finanzas de proyectos, además de sentar las bases legales de todas las etapas de vinculación.

Asimismo, ADIAT convoca a centros de investigación e instituciones de educación que estén vinculados al sector productivo a presentar casos de éxito para concursar por el Premio de Innovación Tecnológica, el cual reconoce el desarrollo de nuevos productos, procesos, métodos o sistemas que generan beneficios tangibles con valor económico para las mismas o para la sociedad en general.

Finalmente, vale la pena tener en cuenta la postura de varios participantes en el Segundo Congreso Nacional de Vinculación, organizado por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, la Secretaría de Educación Pública y la Concamin, donde se mencionó que la situación de crisis por la que atraviesa el país puede ser tomada como un punto de ruptura para iniciar una forma distinta de hacer negocios basados en el conocimiento.

Al carecer de mecanismos eficaces de vinculación el país se rezaga en el aprovechamiento de conocimiento susceptible de utilizarse en el sector productivo, que impulse la competitividad, genere riqueza a las empresas y beneficios a la sociedad en general.

(Agencia ID)
Foto AMC

Compártelo Agregar a Meneame Agregar a Technorati Añadir a Bitácoras Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Google Añadir a Facebook Twitter . .

subir
 

      

Inicio