José Antonio Acevedo Díaz

La evolución de los resultados de la evaluación de la competencia científica según PISA en Iberoamérica entre 2006 y 2009

José Antonio Acevedo Díaz

Los resultados de la evaluación PISA 2009 (acrónimo de su nombre en inglés, Programme for International Student Assessment), promovida por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico; OECD en inglés; Organisation for Economic Co-operation and Development), se han dado a conocer al público el pasado 7 de diciembre; entre ellos los correspondientes a las competencias científicas de los estudiantes de 15 años, que es la población evaluada por PISA. No me parece adecuado detenerme en el ranking de las puntuaciones alcanzadas por los países participantes. Cada uno de ellos tiene sus propias peculiaridades; sus sistemas educativos no son comparables, ni sus condiciones sociales, económicas y culturales tampoco lo son. Sin embargo, sí me parece de interés comparar los resultados obtenidos por cada país en las dos últimas evaluaciones PISA, realizadas en 2006 y 2009, aunque sea someramente. La evaluación de la competencia científica no ha sido un área preferente en PISA 2009, pero el hecho de que sí lo fuera en PISA 2006 permite llevar a cabo estas comparaciones con toda propiedad. Me centraré aquí en el grupo de países iberoamericanos que han participado en ambas evaluaciones, por lo que se excluyen Panamá y Perú que no participaron el año 2006.

En la tabla adjunta se indican las puntuaciones obtenidas en las competencias científicas evaluadas por PISA correspondientes a los países iberoamericanos participantes en los años 2006 y 2009. Los países que han elevado más su puntuación y los que se han estancado aparecen resaltados con colores diferentes. Se han añadido también las puntuaciones de la OCDE, para poder establecer el avance o el retroceso respecto a la media de los países de la OCDE.

País

Puntuación CN 2006

Puntuación CN 2009

Diferencia 2006-2009

Avance/Retroceso relativo a OCDE

OCDE

498

501

+03

 

Portugal

474

493

+19

+16

España

488

488

00

-03

Chile

438

447

+09

+06

Uruguay

428

427

-01

-04

México

410

416

+06

+03

Brasil

390

405

+15

+12

Colombia

388

402

+14

+11

Argentina

391

401

+10

+07

Panamá

 

376

 

 

Perú

 

369

 

 

Tabla. Puntuaciones obtenidas en las competencias científicas evaluadas en PISA 2006 y 2009 por los países iberoamericanos participantes y la de la OCDE.

Lo primero que se observa en la tabla es que las puntuaciones de todos los países iberoamericanos son inferiores a la puntuación OCDE, tanto en 2006 como en 2009, pero esto no es lo más importante para el objetivo de esta nota. Es más relevante resaltar que todos los países iberoamericanos mejoran su puntuación, excepto España, que no la varía, y Uruguay, que baja un punto. Cuando se corrige la diferencia entre 2006 y 2009 teniendo en cuenta el pequeño incremento de la puntuación OCDE, todos los países iberoamericanos también mejoran, excepto España y Uruguay, que empeoran un poco. Unos incrementan su puntuación muy poco, como México, pero otros han conseguido una mejora más notable. Hay que destacar los logros de Brasil, Colombia y, sobre todo, Portugal, que consigue la puntuación más próxima a la de la OCDE y que ha superado a la puntuación obtenida por España. En la figura adjunta, se muestran gráficamente las puntuaciones obtenidas en las competencias científicas por los países iberoamericanos participantes en las dos últimas evaluaciones PISA (2006 y 2009).

Figura. Evolución de las puntuaciones en competencias científicas de la OCDE y de los países iberoamericanos participantes en las evaluaciones PISA 2006 y 2009

El empeño que la mayoría de los países iberoamericanos está poniendo para intentar mejorar la educación científica de sus estudiantes de 15 años debería servir de estímulo, si bien algunos parecen estar teniendo mejores resultados que otros en esta progresión. Como hecho negativo, resaltaré que el estancamiento de los resultados obtenidos por España y Uruguay es muy preocupante, pues tienen mucho margen de mejora todavía. Si no se eleva sustancialmente la formación científica básica de los jóvenes persistirá la escasa competencia científica de los ciudadanos y ciudadanas en las generaciones próximas. Además, si no hay una nutrida cantera entre la población más joven, tampoco cabe esperar un incremento futuro de profesionales relacionados con la ciencia y tecnología, tal y como se viene demandando con mucha insistencia desde diversos organismos mundiales de carácter educativo, social y económico desde hace años, y que también aparece recogido en el indicador 18 de las metas educativas 2021 para Iberoamérica . De esta manera, los cambios de modelo económico invocados por los políticos para España y otros países de  Iberoamérica serán una falacia más y no serán posibles. Es urgente reaccionar con responsabilidad de una vez por todas en vez de lamentarnos durante unos días, como ocurre cada vez que aparecen en la prensa los resultados de las evaluaciones PISA. ¿Cuánto tiempo más vamos a permitir la ciudadanía esta situación? ¿Podemos seguir así sin pagar las consecuencias en un futuro próximo? Sin una formación científica de calidad no hay porvenir.

 

Compártelo Agregar a Meneame Agregar a Technorati Añadir a Bitácoras Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Google Añadir a Facebook Twitter . .

subir

 


Creative Commons License
Creative Commons

      

Inicio