lengua

Día Internacional de la Lengua Materna: ¿Qué se hace en Iberoamérica?

OEI - Institutional . 2018/02/22
Tamaño del texto + -

En la sociedad de hoy en día es esencial afirmar la necesidad de proteger y promover la diversidad cultural para consolidar espacios de convivencia basadas en el respeto mutuo, la solidaridad y el intercambio cultural. En este sentido, es muy importante impulsar la cooperación entre los países de Iberoamérica con fundamento a un diálogo intercultural que permita difundir y proteger nuestro patrimonio, tanto material como inmaterial.

Para recordar la necesidad de apostar por la diversidad cultural, el 21 de febrero, el Día Internacional de la Lengua Materna, sirve para reivindicar la importancia de las lenguas maternas para una educación de calidad. Una educación en lengua materna en un contexto plurilingüe es un componente esencial para que todos podamos adquirir los conocimientos, aptitudes y valores necesarios para participar plenamente en la sociedad y ser conscientes de nuestra identidad y nuestros derechos como individuos. Además, es el inicio para capacitar a mujeres y hombres que están en situación de vulnerabilidad, promover el potencial que aquellos que no han podido lograr las mismas oportunidades y construir un futuro inclusivo y sostenible para todos, en el que no se deje de lado a nadie. Esto resulta vital para pueblos indígenas y afrodescendientes en la región iberoamericana, ya que se promueve la equidad para las poblaciones que hablan lenguas minoritarias e indígenas. Irina Bokova, antigua directora general de la UNESCO, afirmaba que «el uso de las lenguas maternas en el marco de un enfoque plurilingüe es un componente esencial de la educación de calidad, que es la base para empoderar a las mujeres y a los hombres y a sus sociedades». La Carta Cultural Iberoamericana destaca la importancia de “reforzar, en los sistemas educativos, el conocimiento y la valoración de la diversidad cultural iberoamericana”y “propiciar que, en las zonas donde habitan comunidades tradicionales e indígenas, los planes y programas de educación incorporen sus respectivas lenguas, valores y conocimientos con pleno reconocimiento social, cultural y normativo”.

Ya antes los países de la región han adoptado en sus leyes de educación la perspectiva bilingüe y pluricultural, como en el caso de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Honduras, México, Perú y Paraguay, de forma que la enseñanza deberá ser en la lengua materna y respetando la multiculturalidad.

La OEI apuesta decididamente por proteger la diversidad cultural y lingüística que caracteriza a Iberoamérica. En las Metas Educativas 2021, cabe destacar la acción de la meta general segunda, que busca “lograr la igualdad educativa y superar toda forma de discriminación”, y en concreto, la meta específica cuarta, que pretende “garantizar una educación intercultural bilingüe de calidad a los alumnos pertenecientes a minorías étnicas y pueblos originarios”. Además, la meta específica tercera se orienta, en este sentido, a prestar apoyo especial a dichas minorías étnicas, poblaciones originarias y afrodescendientes para lograr la igualdad en la educación. 

La OEI publicó en 2015 un número especial del informe Miradas sobre la Educación en Iberoamérica dedicado a la educación de los pueblos y comunidades indígenas (originarios) y afrodescendientes, en el que se aborda su situación y analiza áreas fundamentales para la educación de los mismos, como los elementos de su contexto escolar y los niveles de acceso y avance escolar, poniendo de manifiesto la necesidad de destinar más recursos para la educación intercultural bilingüe. El informe sirve de instrumento para el diseño de programas sociales y educativos mediante las recomendaciones que se presentan.

Para dar apoyo a las Metas Educativas 2021, se constituyó el programa de atención educativa a la diversidad del alumnado y a los colectivos con mayor riesgo de exclusión. Este es uno de los retos más importantes para garantizar la equidad educativa y asegurar que el derecho de ser educado en la diversidad pueda materializarse en las escuelas, tanto en el acceso como en la permanencia y promoción del alumnado, independientemente de sus condiciones económicas, sociales, culturales o personales. Una de las líneas de actuación es el programa intercultural bilingüe, que tiene por objetivo favorecer el aprendizaje del alumnado mediante contenidos culturales y lingüísticos propios de los pueblos indígenas y afrodescendientes en la región. Un ejemplo de acción concreta es el proyecto Comunidad Educativa Bilingüe, desarrollado junto a UNICEF en Bolivia, que pretende promocionar el aprendizaje y uso del idioma aymara en entornos castellano hablantes monolingües y bilingües de la ciudad de La Paz y El Alto, mediante formatos radiofónicos y TIC. 

Cada vez más Iberoamérica es consciente de que el futuro de la región pasa por una educación intercultural bilingüe que permita la igualdad de todos sus habitantes.