OEI

Innovación
Tecnológica
Organización
de Estados
Iberoamericanos


Para la Educación,
la Ciencia
y la Cultura

{short description of image}
Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación

III Curso Iberoamericano para Administradores de Ciencia y Tecnología

Fase Presencial 15 al 26 de marzo de 1999, Santafé de Bogotá, Colombia

Acerca del documento de la UNESCO

Declaración sobre la Ciencia y el uso del Conocimiento Científico

Propuestas de los participantes en el III Curso Iberoamericano para Administradores de Ciencia y Tecnología

Países representados

Bolivia
Colombia
Costa Rica
Cuba
República Dominicana
Ecuador
El Salvador
Guatemala
Honduras
Nicaragua
Panamá
Paraguay

Los representantes de los países señalados anteriormente hemos estudiado y analizado el Borrador del “Documento sobre la Ciencia y el uso del Conocimiento Científico” en el marco del III Curso Iberoamericano para Administradores de Ciencia y Tecnología” y solicitamos del Secretario General haga llegar a la Unesco en primer lugar el reconocimiento por poner en marcha el debate sobre este tema tan importante para la humanidad y le haga llegar las siguientes propuestas tendentes a la mejora del documento:

PROPUESTAS

Tanto el Documento “Declaración” como el “Marco de Acción” que se apruebe debería recoger las siguientes aportaciones:

Las buenas intenciones recogidas en la declaración, deben estar acompañadas de un Plan de Acción efectivo.
Los esfuerzos en el campo de la ciencia deben estar orientados para resolver los grandes problemas mundiales, como la pobreza, educación, salud, alimentación, etc., reconociendo también un papel importante para atender los problemas medioambientales.
Debe existir un compromiso de los gobiernos en integrar ciencia y desarrollo. Invirtiendo menos presupuesto en la investigación y desarrollo en la industria armamentística. Se debe recomendar un porcentaje mínimo del PIB de los países industrializados dirigido a atender los problemas mencionados en el punto anterior, especialmente en los países en vía de desarrollo.
El desarrollo del conocimiento debe estar orientado a atender las necesidades nacionales, procurando la creación y fortalecimiento de los sistemas nacionales de innovación. Favorecer el desarrollo de conocimientos sobre una base aplicada de acuerdo a las necesidades nacionales. Más saber aplicado que abstracto, dirigido hacia la producción con inteligencia.
Debe promoverse una democratización efectiva de los usos del conocimiento científico.
La cooperación no sólo debe ser norte-sur, sino también sur-sur, no limitarse al conocimiento científico sino también orientarse a transferir capacidad para desarrollar modelos endógenos.
Hay una excesiva orientación del sistema ciencia y tecnología hacia la rentabilidad económica.
Es necesario un mayor énfasis y un carácter menos genérico sobre las propuestas aquí contenidas. Deberán considerar mayormente aspectos concretos y no solo una simple declaración de intenciones.
Debemos ser conscientes, no sólo de los beneficios de la ciencia y de la tecnología en el mundo actual sino también de las consecuencias negativas sobre el ecosistema y sobre la economía de los países.
Es preciso que los gobiernos actúen decididamente no sólo en la generación de conocimientos sino también y fundamentalmente en la transferencia de esos conocimientos.
La ciencia debe respetar cualquier expresión de vida y proteger la biodiversidad.
Generar una cultura científica es una herramienta fundamental para contrarrestar la corrupción y sus efectos.
Se debe contemplar la calidad de la educación en las áreas científicas y tecnológicas en todos los niveles educativos de la sociedad.
Reconocer la necesidad de integrar una visión sobre el tema de la ciencia y la tecnología que considere a los países pequeños y en vía de desarrollo.
Saber diferenciar que existen soluciones diferentes para los diferentes niveles de desarrollo y que no deben ser tratados de forma igual.
Los avances científicos y tecnológicos deben considerar las diferentes opciones y conceptualizaciones del desarrollo.
Debe reconocerse la amplia contribución de los saberes locales al patrón universal de acumulación científico técnica.
Los saberes locales y el conocimiento popular deben ser adecuadamente valorados y complementados en su validación histórica con elementos científicos en un marco de respeto a las culturas que lo poseen. Siendo estos saberes fuente importante de conocimiento sobre la relación del ser humano con la naturaleza en su uso y manejo, debe considerarse sus potencialidades en los procesos de innovación en los países que aún lo poseen. La investigación de la génesis de estos saberes es un área que puede conducir a más conocimientos así como a reforzar y mejorar la autoestima y las condiciones de vida de las culturas que los generaron y conservaron.

En Santafé de Bogotá (Colombia) a los veinticinco días del mes de marzo de 1999.

Seguimiento Iberoamericano de la Declaración de Budapest
Ciencia, Tecnología y Sociedad
Programa CTSI
Página Principal OEI Más datos correo electrónico: weboei@oei.es