Experto Universitario en Indicadores y Estadísticas Eduactivas
 
  Presentación
  Destinatarios
  Programa
  Metodología
  Matrícula
  Contactar
 
OEI UNED
 
Cursos relacionados
 
 
 
FOLLETO EN PDF
 

Programa

Programa | Equipo | Calendario | Evaluación | Titulación

 

Programa académico

Unidad 1. Panorama actual de los indicadores

Como señala la Comisión Europea, un indicador puede definirse como la medición de un objetivo que se persigue, de un recurso que se desea movilizar, de un efecto alcanzado, de una estimación de calidad o de una variable de contexto (Comisión Europea, 1999).

Existen diversas opciones para desarrollar indicadores educativos. Una de ellas es organizar los indicadores en un modelo sistémico (contexto, input, proceso, output), como sucede en el programa INES de la OCDE y en el proyecto WEI (World Education Indicators) de UNESCO. Otra opción es vincular específicamente los indicadores a las metas educativas que se definan; este es el enfoque que se propone para el presente curso-taller.

Se trataría de analizar, por un lado, los contextos políticos, sociales, económicos y culturales de los países iberoamericanos a la luz de las metas educativas que se establezcan y los desafíos educativos de Iberoamérica. Por otro lado, las metas pueden determinar la creación de un sistema de monitoreo específico para observar la progresión hacia los objetivos, utilizando desarrollos e información estandarizada e internacionalmente comparable ya existente.

Habría que partir de los modelos de indicadores orientados a metas existentes a nivel internacional. Por un lado, la UNESCO a través de su instituto de estadística UIS, es la agencia del sistema de Naciones Unidas responsable de la base internacional de indicadores para el monitoreo de EPT y ODM, además del Índice de Desarrollo Humano entre otros. También conviene tener como referencia los Informes de progreso de los objetivos de Lisboa 2010 (Unión Europea, 2008).

Por otra parte, habría que poner el acento en la necesidad de identificar las posibles dificultades existentes a la hora de obtener la información necesaria para el cálculo de los indicadores y su utilidad real, con el fin de optimizar los recursos y obtener un sistema Iberoamericano de indicadores capaz de explicar aquello que se trata de medir y capaz de ofrecer una herramienta valiosa para la definición, seguimiento y modificación de las políticas educativas  adecuadas para la consecución de las metas educativas establecidas y los desafíos educativos de Iberoamérica.

En esta unidad se estudiaría también el papel de la OEI, la UNESCO y otros organismos internacionales en la elaboración de un sistema iberoamericano de indicadores para el monitoreo de las metas. Se trataría de reflexionar sobre las exigencias de una tarea como la de poner en marcha la elaboración de un sistema iberoamericano de indicadores educativos para los países implicados y el apoyo, la coordinación y el compromiso que la OEI, la UNESCO, otras instituciones y los propios países pueden asumir.

Unidad 2. Sistemas internacionales de indicadores.

En esta segunda unidad se consideran los indicadores internacionalmente comparables de UNESCO para el monitoreo de EPT (Informe Mundial de Monitoreo de EPT 2008; Compendio Mundial de la Educación 2007); el sistema regional de indicadores de la OREALC/UNESCO Santiago para el monitoreo de EPT/PRELAC (Situación Educativa de América Latina y el Caribe 2007); el SITEAL del IIPE/UNESCO (Informe sobre tendencias sociales y educativas en América Latina 2007); el sistema de indicadores de la Cumbre de las Américas (Panorama Educativo 2007 – PRIE); sistema de indicadores del MERCOSUR Educativo.

Por otra parte, se tendrán en cuenta los trabajos de OCDE (Programa INES) recogidos en el Panorama de la Educación, Indicadores de la OCDE 2007 (versión española de Education at a Glance) (OCDE, 2007; Ministerio de Educación y Ciencia, 2007b), los indicadores europeos y los objetivos educativos 2010 (Unión Europea, 2008; Ministerio de Educación y Ciencia, 2007a), el Informe de la Unión Europea sobre la selección y uso de indicadores. (Comisión Europea, 1999), el manual internacional sobre indicadores educativos de CERI-INES (1973), y las guías técnicas de los indicadores del Instituto de Estadística de la UNESCO.

El sistema internacional de indicadores del UIS se nutre de la encuesta anual de educación que completan anualmente todos los países miembros y asociados de la UNESCO con carácter de información oficial. Los países OCDE lo hacen a través del programa INES y un grupo de países de economías emergentes a través del proyecto WEI. Los cuestionarios son más conocidos como cuestionarios UOE por los organismos participantes UNESCO/OCDE/Eurostat. Estos cuestionarios comparten definiciones e indicadores comunes (además de la clasificación internacional de la educación ISCED ó CINE 97) que aseguran la comparabilidad entre países. El programa INES incluye indicadores adicionales que no forman parte de la base internacional, es decir, que en el caso de Iberoamérica sólo están disponibles para España, México y Portugal (y en algunos casos para Brasil y Chile como economías asociadas).

En el caso de OREALC, se utiliza la base internacional del UIS, incorporando algunos datos de los países del proyecto WEI y el programa INES, más los datos provenientes de las encuestas de hogares facilitados por la CEPAL como organismo oficial repositorio de estas encuestas de tal manera que se aseguran ciertos estándares y parámetros comunes que permitan la comparabilidad.

En el caso del proyecto de la Cumbre de las Américas (PRIE) con coordinación general de México, y coordinación técnica de la UNESCO, la base que se utiliza es la disponible a nivel regional en OREALC, bajo un sistema de indicadores que responde a las metas educativas de las Cumbres.

Unidad 3. Consideraciones teóricas y metodológicas.

En esta unidad se trata de considerar, de forma teórica, tanto la definición de indicadores como de un sistema de indicadores y sus características principales, los diferentes tipos de indicadores (según la información requerida, la comparabilidad, el alcance de la información que se desea proporcionar…) y los sistemas posibles, sus utilidades y sus limitaciones. Desafortunadamente, no hay abundante literatura sobre teoría de elaboración de indicadores educativos. No obstante, para esta unidad es de la mayor utilidad, como lo ha sido para el conjunto de la propuesta del presente curso, las reflexiones de Martínez Rizo sobre el diseño de sistemas de indicadores educativos  (2005) y los primeros desarrollos de los modelos de análisis de UNESCO de los años 60’s, 70’s y sus posteriores ampliaciones que aún siguen vigentes en los países de la región.

En cuanto a las consideraciones metodológicas, se trataría en esta unidad de presentar un planteamiento sistemático y diferentes ejemplos de indicadores simples y complejos, a fin de poder trabajar con amplitud las distintas ideas fundamentales sobre las implicaciones metodológicas de la construcción de indicadores y, sobre todo, de un sistema de indicadores.

Unidad 4. Sistemas nacionales de indicadores educativos de países iberoamericanos.
Se trataría de abordar en esta unidad un repaso sucinto de los sistemas de indicadores existentes en los países iberoamericanos y en algunos otros, que pueden ser útiles como referencia. Se ofrece en la reseña bibliográfica una selección de páginas web de los sistemas de indicadores o trabajos similares que se pueden revisar.


Unidad 5. La organización de las unidades de estadísticas educativas.


En esta unidad se trata de plantear qué unidades administrativas y modelos de gestión/organización pueden ser necesarias para hacer posible la elaboración de indicadores nacionales y la colaboración internacional en un sistema iberoamericano de indicadores. Asimismo, se discutiría sobre las posibles estrategias organizativas más convenientes. Se trataría de detallar las características organizativas, las funciones que dichas unidades deberían llevar a cabo y el equipo de técnicos necesario. Se deberían considerar dificultades que pueden surgir a lo largo del proceso de creación de estas unidades y tratar de anticipar posibles soluciones; asimismo, se deberían estudiar los modelos de unidades organizativas existentes en los distintos países. Por último, conviene señalar la importancia de tener en cuenta la realidad socioeconómica de cada país para elegir el sistema organizativo más adecuado.


Unidad 6. Estadísticas e indicadores educativos.


Es necesario tener en cuenta las estadísticas disponibles y las necesarias y el trabajo que requieren para su conversión en indicadores, en general. Desde las estadísticas globales definidas a un elevado nivel de agregación a las estadísticas específicas, sintéticas (Wyatt, 1994) derivadas de encuestas de opinión o estudios específicos. 
Sería preciso reflexionar sobre los consensos necesarios para acordar las características que las estadísticas deben reunir para ser transformadas en indicadores educativos comparables. Y la reflexión debería extenderse a la formación de equipos de especialistas, capaces de contribuir a la transformación de estadísticas existentes y la preparación de otras nuevas en indicadores (Oakes, 1986; Wyatt, 1994) susceptibles de satisfacer las demandas que desde los objetivos educativos se plantean.


Unidad 7. Indicadores a partir de estudios de evaluación, encuestas y estudios cualitativos.


Encuestas, estudios de evaluación, estudios cualitativos… ofrecen bases de partida hoy imprescindibles para la elaboración de indicadores educativos. Habría que considerar la incorporación de las aportaciones de los grupos de trabajo relativos a las tecnologías de la información y la educación, la infancia o la lectura, así como los resultados de las evaluaciones del rendimiento académico de los alumnos: estudios internacionales de evaluación como los del Laboratorio de OREALC (LLECE, 2008) o los de PISA (OCDE, 2007; Informes nacionales de países iberoamericanos) o PIRLS y TIMMS (IEA, 2007).


Unidad 8. Interpretación, comunicación y difusión de los indicadores.


La vinculación de los indicadores a metas educativas permite que su interpretación sirva para comprobar el grado de consecución de las mismas, así como valorar los resultados de las decisiones de política educativa adoptadas para alcanzar los objetivos, teniendo en cuenta el punto de partida de cada país. La utilización de una metodología común permite la comparabilidad entre países, lo que enriquece la interpretación de los indicadores.
En esta unidad se pretende además reflexionar sobre los aspectos vinculados a la difusión, comunicación e información sobre los indicadores. Se analizará la importancia de esta fase del trabajo, las razones que la hacen necesaria, los contenidos que han de comunicarse, a quiénes debe llegar la información, a través de qué medios y con qué periodicidad.

Equipo docente y técnico

Director

D. Alejandro Tiana Ferrer. Departamento: Historia de la Educación y Educación Comparada (UNED)

Coordinadora

Tamara Díaz Fouz

Colaboradores

D. Elías Ramírez Aisa
D. José Luis Villalaín Benito
Dña. Leonor Cariola Huerta
D. César Guadalupe
Dña. Marta Kisilevsky
D. Iván Castro de Almeida
Dña. Tamara Díaz Fouz

Calendario

El curso comienza el 17 abril y termina el 30 diciembre de  2017

Los primeros días del curso (dos semanas) están destinados a que el alumnado se registre y se familiarice con la plataforma informática de trabajo (Campus CAEU), conozca las posibilidades que le brinda y resuelva todas las dudas que le surjan. Esta fase es muy importante dado que condiciona en gran medida la posibilidad para desenvolverse con agilidad desde el inicio del curso.

Cada unidad de estudio tendrá una duración aproximada de un mes, debiéndose completar en ese plazo las actividades propuestas.

Evaluación

La evaluación se realizará a partir de la corrección y la valoración de las actividades y trabajos entregados para cada una de las ocho unidades. La corrección se llevará a cabo por parte del profesorado del curso.

La calificación final será de Apto o No apto. La calificación de Apto supondrá que las actividades y trabajos exigidos para todas las unidades han sido entregados dentro de los plazos establecidos, cumplen con los requisitos formales (extensión y contenido) planteados y demuestran un adecuado conocimiento y manejo de los conceptos e instrumentos correspondientes.

Titulación

El Curso consta de 24 créditos ECTS, y da derecho al Título Propio de Experto  Universitario de Indicadores y Estadísticas Educativas, expedido por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (España). El precio incluye la emisión del título electrónico.
Este título no es necesariamente reconocido por todas las administraciones.

 

Todo certificado diferente al de estar matriculado y el de superación de estudios, que le serán remitidos en el momento en que da inicio el curso y al finalizar el mismo, respectivamente, quedan circunscritos a las normas y tarifas de las certificaciones del CAEU que puede revisar en la siguiente dirección: http://www.oei.es/historico/tasasCAEU2016.php

  Escuela de Educación - Centro de Altos Estudios Universitarios de la OEI
  Principal OEI Subir