Está en:
OEI - Programación OEI - CTS+I - Boletines del Programa - Diciembre 2000

OEI

Organización
de Estados
Iberoamericanos

Para la Educación,
la Ciencia
y la Cultura

Diciembre 2000

Boletín del Programa Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación

Cumplimos un año de existencia como vehículo de comunicación de las actuaciones de este Programa de Cooperación de la OEI. Por ello queremos agradecerle la atención que nos dispensan.

Son cerca de 3.300 las suscriptoras y suscriptores que en este primer año se han suscrito al Boletín. Ello nos obliga a mucho en el futuro, a mejorar en cantidad y, muy especialmente, en la calidad de la información que les ofrecemos.

Queremos no obstante ofrecerles tanto este mecanismo como aquellos que estamos poniendo en marcha Sala de Lectura, Revista Iberoamericana de Ciencia: CTS+I, para que puedan compartir sus experiencias y trabajos. Queremos, asimismo, recordar la necesidad de contar con su apoyo para informar sobre aquellos eventos relacionados con la Ciencia, la Tecnología y la Innovación se ponen en marcha desde las instituciones iberoamericanas.

Finalmente queremos agradecer a todas y a todos los que han hecho posible este Boletín les llegue a Uds.

Les deseamos unas felices fiestas y un nuevo año 2001 lleno de venturas personales y profesionales.

Contenidos

“Ciência, Tecnologia & Sociedade e o Futuro da América Latina” ESOCITE 2000. Campinas, SP, Brasil, 23 a 26 de octubre de 2000. Crónica general y sobre la mesa "Ciencia, Tecnología y Género en Iberoamérica: Problemas y Propuestas".

Ética y Educación en Valores sobre el Medio Ambiente para el Siglo XXI. Carlos Osorio.

Cátedra Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación El Salvador. III Seminario Enfoque CTS en la Enseñanza de las Ciencias y la Tecnología. San Salvador, El Salvador. 15 a 17 de enero de 2001.

“Ciência, Tecnologia & Sociedade e o Futuro da América Latina” ESOCITE 2000. Campinas, SP, Brasil, 23 a 26 de octubre de 2000.

Crónica general

Lourdes Farré

Durante los días 23 a 26 de Octubre del 2000 se realizaron las IV Jornadas Latinoamericanas de Estudios Sociales de Ciencia Y Tecnología (ESOCITE) que, tal como se eligió en las III Jornadas celebradas en México, se titularon: Ciencia, Tecnología y Sociedad y el futuro de América Latina.

Estas Jornadas se realizan biaanuamente y, en esta ocasión, tuvieron lugar en el campus de la Universidad Estadual de Campinas- UNICAMP (Brasil). Fueron organizadas por el Departamento de Política Científica y Tecnológica del Instituto de Geociencias de dicha Universidad, bajo el auspicio de la OEI, CNPq, FAPESP y Finep.

La comisión organizadora la formaban Renato Dagnino (DPCT-IG/UNICAMP, Brasil), Léa Velho (DPCT-IG/UNICAMP, Brasil), Hernán Thomas (Universidad de Quilmes, Argentina), André Furtado (DPCT-IG/UNICAMP, Brasil) y Newton M. Pereira (DPCT-IG/UNICAMP, Brasil).

La comisión asesora internacional la integraban Enrique Oteiza (Universidad de Buenos Aires, Argentina), Renato Dagnino (DPCT-IG/UNICAMP, Brasil), Fernando Chaparro (Colciencias, Colombia), Tirso Saens (Academia de Ciencias, Cuba), Rosalba Casas (UNAM, México), Judith Sutz (Universidad de la República, Uruguay) y Hebe Vessuri (IVIC, Venezuela).

En estas intensas Jornadas se seleccionaron un conjunto de 186 textos (no todos presentados), que se organizaron en cinco mesas redondas, veinticuatro comunicaciones que reunían 129 trabajos y doce paneles.

La OEI participó con la organización de la mesa redonda: Ciencia, Tecnología y Género en Iberoamérica: Problemas y Propuestas, coordinada por Eulalia Pérez Sedeño (Universidad del País Vasco, España, OEI), en la que presentaron ponencias Ana Franchi (CONICET, Argentina), Patricia Tovar (Instituto Colombiano de Antropología e Historia, Colombia) y Elizabeth Bortolaia Silva (Open University, Reino Unido).

Las otras cuatro mesas realizadas fueron: Escenario de la Democratización en America-latina y la Política de Ciencia y Tecnología; Desafíos a la Teoría de la Innovación en Piases Periféricos; Homenaje a Amilcar Herrera y Antropología de la Ciencia y la Tecnología.

En las diversas comunicaciones y paneles se discutieron cuestiones relacionadas con la formulación y análisis de políticas en ciencia y tecnología; los criterios de evaluación de la producción científica y los indicadores disponibles y usados para llevarla a cabo; la innovación tecnológica y la vinculación entre el sector productivo y los centros de investigación científica; la gestión en ciencia y tecnología y el papel de las instituciones; las universidades latinoamericanas, su contribución a la producción científica de la Región y su interacción con la Empresa; la localización y accesibilidad del Conocimiento Científico y la divulgación científica.

Esta edición de ESOCITE se dedicó a la figura de Amilcar Herrera, gran intelectual latinoamericano, que desarrolló parte de su trayectoria en el Instituto de Geociencias de UNICAMP y, cuyo recuerdo, estuvo presente durante todo el evento. Su homenaje contó con la apertura de una exposición titulada: Amilcar Herrera, um intelectual latino-americano, durante la que se presentó un libro que, con el mismo título, recoge textos y artículos escritos por el Dr. Herrera. Se completó el homenaje con la realización de la mesa redonda ya citada, en la que tomaron parte varios integrantes del Departamento de Política Científica y Tecnológica del Instituto de Geociencias de UNICAMP.

Mesa Ciencia, Tecnología y Genero

Lourdes Farré

Ciencia, Tecnología y Género en Iberoamérica: Problemas y Propuestas.

En el marco de las IV Jornadas Latinoamericanas de Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología (ESOCITE) celebradas en la Universidad Estadual de Campinas (UNICAMP)-Campinas (Brasil) durante los días 23 a 26 de Octubre, tuvo lugar la mesa redonda: Ciencia, Tecnología y Género en Iberoamérica: Problemas y Propuestas, organizada por la OEI.

Esta mesa fue coordinada por Eulalia Pérez Sedeño, de la Universidad del País Vasco (España) y miembro de la red CTS de la OEI y contó con la participación de Ana Franchi, del CONICET (Argentina); Patricia Tovar, del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (Colombia) y Elizabeth Bortolaia Silva, de la Open University (Reino Unido).

La sesión se inició con una introducción por parte de la coordinadora, Eulalia Pérez Sedeño, en la que planteó algunas de las cuestiones de las que se ocupan los estudios de Ciencia, Tecnología y Género (CTG).

Aunque las mujeres representan un 51% de la población mundial, constituyen, dentro de la sociedad, una minoría cualitativa, siendo muy baja la tasa de inserción de la mujer en el sistema de ciencia y tecnología.

Partiendo de esta realidad, los estudios de CTG se ocupan de analizar las causas que producen esta situación con el objetivo de realizar propuestas que ayuden a aumentar la integración de la mujer en las actividades tecnocientíficas. Este análisis se focaliza en varias vertientes:

Desde la vertiente pedagógica, se observa que las mujeres no eligen, de manera mayoritaria, cursar disciplinas científicas y tecnológicas. Por tanto, se analizan aspectos como: la manera en que se enseña la ciencia y la tecnología en la escuela, los contenidos que se imparten en estas disciplinas, las actitudes de quien los imparten hacia las estudiantes, etc. para, en base a este análisis, diseñar propuestas que contribuyan a revertir esta situación y conseguir, así, una presencia mas equilibrada de hombres y mujeres en estas disciplinas.

Desde una vertiente socio-institucional, se observa que la presencia de mujeres en instituciones dedicadas a la educación o practica científica es muy limitada. Estudios realizados sobre este fenómeno concluyen que existe una discriminación no aceptada por la cual a las mujeres no les es tan reconocida su calidad profesional como a sus colegas hombres, no pudiendo acceder a los niveles jerárquicos superiores y quedado relegadas a realizar trabajos menos notorios y mas rutinarios.

En cuanto al análisis del contenido de la ciencia y la tecnología, otra de las vertientes de los estudios CTG, se discuten, por un lado, las teorías y practicas científicas, criticándose, por ejemplo, las teorías que se basan en criterios biológicos como fundamento para explicar el orden social establecido (teorías socio-biológicas), es decir, que defienden la existencia de características biológicas, que diferencian ambos sexos y que determinan la predisposición y capacidad que tiene un individuo para realizar ciertas actividades. Estas teorías, que persiguen mantener una organización genérica de la sociedad, se apoyan en datos no demasiado fiables y generalizaciones dudosas. Por otro lado, conscientes del poder que el conocimiento crea y de que quien hace la ciencia determina qué tipo de ciencia se realiza, se analiza cuales son los objetivos que persigue la investigación científica y tecnológica que se realiza y a quien va dirigida.

Ana Franchi, en su intervención, presentó un estudio sobre la situación de la mujer en las disciplinas científicas y tecnológicas en el ámbito universitario latinoamericano. Mediante este análisis, se pretendía diseñar un plan de acción para facilitar una mayor incorporación de las mujeres en las actividades tecnocientíficas. Se definieron para el estudio nuevos indicadores, ya que los existentes no contemplaban la variable genero.

Se realizó un análisis por sector, teniendo en cuenta el tiempo de permanencia; por categorías jerárquicas, teniendo en cuenta la edad; por la carrera científica comparando con otras disciplinas académicas; por accesibilidad a becas y recursos recibidos para realizar trabajos de investigación y por inserción en centros oficiales, intentando detectar la presencia o ausencia de discriminación.

Los resultados obtenidos fueron que a medida que aumenta el nivel jerárquico disminuye la presencia de la mujer. Esto ocurre incluso en las carreras donde la presencia de las mujeres en las aulas y en los niveles jerárquicos inferiores es mayoritaria. Al disminuir la edad, aparece un mayor equilibrio entre el numero de hombres y mujeres. Se detecta menos presencia de mujeres en centros de investigación oficiales. Las mujeres acceden a menos ayudas económicas personales y los proyectos que se asignan a investigadoras están menos dotados económicamente. Las disciplinas científicas elegidas mayoritariamente por las mujeres son la biología y la medicina y continúan siendo las disciplinas del área de humanidades, las mas solicitadas. Se observó, pues, una tendencia común entre los diferentes países estudiados: tanto hombres como mujeres usan y son objeto de la ciencia y la tecnología, pero, principalmente son los hombres quien las realizan, y esto determina los intereses que esta ciencia y tecnología persigue.

Este estudio puso de manifiesto la presencia de barreras formales e informales, entendidas como la discriminación ya desde niñas (orientación dirigida hacia ciertas actividades consideradas mas "femeninas") y a la falta de modelos científicos femeninos; que provocan la siguiente cadena de acontecimientos: menos posibilidades tanto económicas como de información impiden el poder progresar en la carrera científica, lo que provoca una menor accesibilidad a puestos de responsabilidad, imposibilitando que se pueda revertir esta situación. Incluso se observa, por el contrario, que las mujeres que acceden a altos niveles jerárquicos, suelen adoptar "modelos masculinos", no siendo sensibles a la problemática con la que las mujeres se enfrentan ni presionando para que se produzcan cambios.

Un dato muy interesante que comentó Ana Frachi fue que las mujeres entrevistadas e incluidas en el estudio no reconocieron la existencia de discriminación, atribuyendo la situación de la mujer en la ciencia a la falta de interés, talento y/o preferencia por una mayor dedicación a la familia.

Finalizó subrayando la importancia de datos como los obtenidos en este estudio, ya que sin datos no hay diagnostico y sin diagnostico no pueden realizarse ni las criticas ni las propuestas.

Patricia Tovar, basándose en su experiencia personal, realizó un interesante paralelismo entre el tratamiento discriminatorio que la Antropología como ciencia ha dado a la mujer y el trato desigual que recibe una mujer antropóloga en el seno de su comunidad científica y académica. En el primer caso, hasta la década de los años setenta la Antropología solo mencionaba al hombre sin incluir a la mujer ni distinguir entre ambos, en sus estudios. En el segundo, las antropólogas han sufrido y sufren discriminación a muchos niveles: de reconocimiento profesional, de retribución económica, posibilidad de progresar en su carrera, accesibilidad a becas o posibilidad de realizar estancias en el exterior, etc. Usando también la Antropología como ejemplo, ilustró las limitaciones que, como profesionales, tienen que superar las mujeres para realizar sus actividades profesionales de manera completa, debido a la obligación que les atribuye la sociedad de tener que cuidar de su familia y de su ambiente/espacio familiar. Otro de los obstáculos a los que tienen que enfrentarse las mujeres es a la falta de confianza que hacia su calidad profesional reciben por parte de la sociedad y que las obliga a tener que estar demostrando, en todo momento, su validez.

Finalizó su intervención, denunciando que para una antropóloga latinoamericana, se suma a la discriminación por su sexo, la discriminación por su lugar de origen. Los países del Norte han estudiado a los países del Sur, desde el Norte y con criterios del Norte, mostrándose muy reacios a incorporar los estudios realizados desde los propios países del Sur. E incluso, como los antropólogos originarios del Sur se han visto dirigidos a estudiar la realidad de los países de los que proceden sin tener muchas posibilidades de elegir.

Elizabeth Bortolaia Silva, empezó su exposición reflexionando sobre el título de las IV Jornadas, que recogía muchas de las cuestiones que se estaban debatiendo durante el congreso. Las agrupó en cuatro apartados: la manera de conocer, la localización del conocimiento, las características de la Región estudiada, el por qué de la situación actual, que podrían corresponder a cuatro puntos sobre los que en esta ESOCITE se planteaba discutir. Y, partiendo de esta discusión, reflexionó sobre las diferentes maneras en que se puede abordar un análisis, para lo que se pueden utilizar varios métodos, ya sean desde un punto de vista cuantitativo o cualitativo. Los métodos cualitativos, por los que ella esta particularmente interesada, son mucho mas abiertos y permiten recoger que hay muchas maneras diferentes de conocer y desde muchos puntos de vista. Haciendo un paralelismo desde lo cotidiano al conocimiento científico, y partiendo de que cada posicionamiento proporciona una óptica diferente, los métodos para realizar la ciencia también pueden ser muy diversos y no necesariamente unos y estandarizados, y abogó por una ciencia hecha bajo criterios abiertos y sistemáticos.

En cuanto a la situación de la mujer en la ciencia, como en muchas otras áreas profesionales, planteó que ésta se encuentra con muchas dificultades debido a que se le atribuyen socialmente obligaciones como: el cuidado de los integrantes de la familia y el cuidado del lugar donde viven los hombres. Los hombres consideran que este tipo de obligaciones son propias de la naturaleza de la mujer y por tanto, que son responsabilidad de ellas. Las consecuencias de asumir lo anterior llevan a una sociedad que considera que el trabajo de cabeza corresponde al hombre, mientras que a la mujer le corresponde el trabajo de cuerpo. Estos roles, que se observan a nivel de todos los países, en mayor o menor transparencia según la cultura propia, se están desarrollando en una sociedad que la integran tanto hombres como mujeres, y, por tanto, son aceptados de alguna manera por ambos.

Terminadas las exposiciones se abrió el debate en el que, curiosamente, solo participaron mujeres. Fue un intercambio muy intenso donde se comentaron muchas de las cuestiones que aparecieron durante las ponencias. Aunque se esta de acuerdo en la importancia y necesidad de realizar estudios sobre la situación de la mujer en las actividades científicas y tecnológicas, se discutió como se tiene que abordar este estudio, desde un punto de vista cuantitativo: utilizando indicadores y manejándose en porcentajes, cualitativo - lo que permite un análisis mas amplio - o si ambos eran importantes y se complementaban. Se comentó como la influencia de la educación que reciben desde niñas y la falta de modelos femeninos en la ciencia determina que las mujeres no elijan dedicarse a estas disciplinas. Y como a esa ausencia de modelos femeninos, se suma la tendencia de las científicas a adoptar modelos masculinos, endureciendo aún mas la situación. Se habló sobre la necesidad de destapar y luchar como colectivo contra la discriminación que existe hacia la científica y su trabajo. Se denunciaron muchas situaciones tanto de discriminación profesional como personal, que llevan a pensar que la profesional tiene que elegir entre la vida profesional y la personal, cuando se trata, quizás, de combinar. En este sentido, por ejemplo, se comentó el problema con el que se encuentra una profesional cuando se plantea la maternidad, o como éxito profesional puede jugar en su contra al establecer relaciones de pareja. Aprovechando la variedad de lugar de origen de las asistentes, se comparó la realidad de la científica/profesional del Norte con la realidad de la científica/profesional del Sur, realizando su actividad tanto en el Sur como en el Norte.

La intensidad del debate y la masiva participación de las asistentes, reflejó que las cuestiones que se plantean los estudios de CTG despiertan una gran inquietud e interés tanto en las profesionales que realizan actividades tecnocientíficas como en las profesionales que realizan los estudios sociales de ciencia y tecnología.

Ética y Educación en Valores sobre el Medio Ambiente para el Siglo XXI.

Publicado en el último Boletín del Programa de Educación en Valores, dada su vinculación a la temática CTS consideramos de suma importancia darles la información acerca de este documento.

La relación de la ciencia y la tecnología con respecto al medio ambiente, y el objetivo de la educación ambiental en el marco de una educación en valores en la escuela, son algunos de los aspectos que se desarrollan en "Ética y Educación en Valores sobre el Medio Ambiente para el Siglo XXI", ponencia presentada por Carlos Osorio, en el Segundo Encuentro Latinoamericano y Caribeño de Jóvenes por el Medioambiente, la Vida y la Paz, evento que se desarrolló en noviembre de 2000, a propósito del Tercer Foro Regional de Jóvenes de América Latina y el Caribe.

Enlace al documento.

Cátedra Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación El Salvador. III Seminario Enfoque CTS en la Enseñanza de las Ciencias y la Tecnología. San Salvador, El Salvador. 15 a 17 de enero de 2001.

Dando continuidad a las labores académicas de la Cátedra CTS+I de El Salvador, se va a celebrar el III Seminario que ha tratado sobre los el enfoque CTS en la enseñanza de las Ciencias y la Tecnología.

Las acciones del Seminario se complementaran con reuniones y Conferencias en 5 Universidades miembros de la Cátedra.

Mas información: http://www.campus-oei.org/catedractsi/seminario3.htm

Revista Iberoamericana de Ciencia: CTS+I

Les recordamos que pueden remitirnos sus trabajos para su publicación en esta revista.

La información sobre la revista está disponible en el siguiente enlace: http://www.oei.es/revistactsi.htm

  Formulario de suscripción gratuita a las Novedades del Programa CTS+I

Programa CTS+I

Buscador    Mapa del sitio    Contactar
Página Inicial OEI

Buscador | Mapa del sitio | Contactar
| Página inicial OEI |