OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Alimentos seguros desde el Colegio a la Casa

17 de marzo de 2017

Prof Pablo Costello Grinberg, Seclantás, Argentina- IBERCIENCIA Comunidad de Educadores para la Cultura Científica de la OEI
A veces la enseñanza de una manipulación segura de los alimentos permite extender estos conocimientos a nuestras casas brindando un valor agregado a la educación, permitiendo mejorar la calidad de vida de las familias.

Muchas veces escuche que el conocimiento verdadero nace de una enseñanza fundamentada, y esa enseñanza debe estar adornada con ejemplos de la vida cotidiana para que pueda ser útil ese conocimiento al individuo, un aprendizaje que le permita usar el saber en provecho de una mejor calidad de vida.

Los educadores a menudo tratamos de equilibrar entre el programa curricular que debemos brindar al alumno y lo que el alumno va asimilando en sus propios tiempos y modos. Es en ese punto que el proceso evaluativo nos permite comprender si vamos por el camino correcto. También pasado un tiempo y de acuerdo al comportamiento en la vida diaria y el enfrentamiento de problemas a resolver, es el propio alumno quien también se da cuenta si ese conocimiento adquirido le sirvió en algo.

En Biología por ejemplo podemos enseñar a un alumno sobre higiene personal pero no podremos estar del todo seguros si ese proceso de enseñanza aprendizaje le permita una mejor calidad de vida, le sea útil o use ese conocimiento apropiadamente.

Años atrás en un establecimiento educativo de nivel medio fui profesor del área Industrialización de frutas y hortalizas. Entre varios contenidos pude trabajar con los alumnos en análisis del proceso productivo de muchos alimentos de origen vegetal desde la materia prima hasta llegar al producto procesado y/o elaborado según fuere el caso. Esta área curricular permitió que los alumnos puedan reconocer la importancia de la higiene personal y del área de trabajo cuando uno manipula alimentos, pero así mismo me lleno de gratitud saber que muchos de los chicos promovieron en sus propias casas la aplicación de nuevas técnicas sobre seguridad e higiene alimentaria, o sea indirectamente desde el aula y quizás sin darse cuenta mejoraban la calidad de vida de sus propias familias, logrando con ello un conocimiento útil a sus necesidades.

Junto con mis alumnos pudimos dejar en claro tres aspectos fundamentales en cuanto a seguridad e higiene de los alimentos:

  • La higiene personal en todos sus aspectos que incluía cuidados con el cabello, lavado de manos con agua y jabón, posterior desinfección, evitar que personas enfermas manipulen alimentos, cuidado de uñas inclusive aun usando guantes y evitar contacto de las manos con la cara cuando uno trabajaba especialmente con el alimento presto a envasar.
  • La higiene del lugar y adaptación del mismo para preparar alimentos mediante la construcción de una sala de procesamiento que incluía revestimiento interior de azulejos blancos y cielorraso blanco, evitando la presencia de madera en los materiales, sistema de agua potable independiente con agua caliente y fría, refrigerador, cocina con extractor de aire, mesadas revestidas y bachas de acero inoxidable, sistema de desagüe independiente con filtros. Además sistema eléctrico independiente con disyuntor diferencial, incluyendo matafuegos y herramientas culinarias entre otros elementos.
  • La higiene y calidad de la materia prima lo que se refería a usar vegetales de calidad por ejemplo en estado de maduración óptimos sin enfermedades presentes o magulladuras, teniendo mucho cuidado en el lavado y preparación. La calidad e higiene en el procesamiento usando envases adecuados respetando siempre los procedimientos que se referían a la conservación de los alimentos.

En cuanto al procesamiento de alimentos en el establecimiento educativo, teníamos como norma no usar aditivos para brindar a los potenciales clientes un producto de calidad conforme a las nuevas reglamentaciones de mercado que estaban sobresaliendo. En ese sentido me llamo la atención que algunos de mis alumnos me comentaban que habían dejado de consumir ciertas golosinas porque no sabían mucho del procesamiento de las mismas ni de su calidad, siendo además que en muchos casos éstas incluían aditivos. Pude asumir entonces que mediante este nuevo conocimiento que habían adquirido mis alumnos, no solo les había sido de utilidad para sus familias sino también había generado en ellos mismos quizás un cambio de conducta en sintonía de cuidar su salud. En ese sentido también pudieron comprender porque los alimentos orgánicos eran más caros en cuanto a costo y promocionaban su calidad alimentaria.

En un análisis final cuando concluía el ciclo lectivo pudimos establecer también con mis alumnos que muchas enfermedades debidas a alimentos en mal estado se debía no solo a la falta de calidad e higiene en el procesamiento de alimentos sino también a su conservación apropiada.

Los avatares en el estudio de fenómenos científicos aplicados a los alimentos les permitió saber que la temperatura, una magnitud física, tenía vital importancia en cuanto a las variaciones de frio en la conservación de alimentos, comprendiendo también el proceso de pasteurización de alimentos e idear métodos caseros sencillos que podían aplicar las amas de casa.

Fortalecieron conocimientos en química en cuanto a cómo reaccionan las sustancias presentes en los alimentos oxidándose frente al aire o cambiando su color por acción del frio o del calor. Pudieron entender la importancia del sabor de la materia prima y los alimentos procesados con el fin de obtener un producto de calidad.

Fue satisfactorio para mi saber que muchas veces ese conocimiento útil, aquel que verdaderamente nos sirve, nos permite no solo mejorar nuestra calidad de vida sino también la de los demás y es ahí donde la Educación se vuelve esencial donde nuestro camino como educadores tiene su fin de guiar a personas que pretenden aprender y ser útiles a sus comunidades para lograr un mundo cada día mejor.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac