OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Cuando las TIC irrumpen en las propuestas formativas del nuevo milenio

24 de febrero de 2015

Mag. Susana Alicia Bartolotta. Argentina. IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
El desembarco imparable de las tecnologías en educación ha promovido el cuestionamiento de su uso y, en paralelo, la apertura de un abanico de nuevas oportunidades que permiten crear escenarios de enseñanza y aprendizaje con saltos cualitativos en los distintos niveles de enseñanza.

Durante los últimos años el vínculo entre educación y las tecnologías de la comunicación e información ha suscitado un gran entusiasmo, a riesgo de concebirla, como un recurso imperioso para resolver las problemáticas de la calidad educativa. 

Las investigaciones sobre cómo los profesores incorporan estas herramientas en los procesos de enseñanza y aprendizaje sugieren que en la actualidad coexisten tres modelos metodológicos de articulación de las que hasta hace poco denominábamos nuevas tecnologías de la información y comunicación y que en nuestros días ya son parte de las acciones rutinarias de las personas, en particular de los jóvenes que acceden permanentemente a modalidades de comunicación muy diferentes a las de otras décadas. El primer modelo abarca experiencias que se refieren a propuestas formativas centradas en las herramientas tecnológicas, el segundo comprende escenarios de enseñanza centrados en los docentes y, por último, como realmente innovadores, modelos que brindan nuevas posibilidades y hacen foco en los estudiantes.

Las experiencias con los primeros modelos no han constituido genuinas transformaciones ya que las tecnologías por sí mismas no generan cambios en las prácticas pedagógicas. El tercer modelo de articulación centralizado en los estudiantes, es potente y ha mostrado influir positivamente en los aprendizajes. Sin embargo, es necesario atender las debilidades que presenta el modelo para fortalecerlas y avanzar con éxito.

En primer lugar, es imperativo que los profesores acepten el desafío de situarse a la altura de los acontecimientos, investiguen, reflexionen y se preparen para comprender y acompañar a los jóvenes de hoy que interactúan con la presencia cotidiana de las tecnologías y tienen otros estilos de aprendizaje.

Diferentes organismos a nivel internacional y especialistas en nuevas tecnologías han realizado diversos estudios sobre una nueva comunidad de usuarios jóvenes que se instituye como la generación del futuro y son denominados: Millennials. La principal característica que los identifica es el uso permanente de las herramientas digitales y el considerar que la tecnología crea más oportunidades para todos.

Viven conectados a la web, tienen la capacidad de hacer mil cosas al mismo tiempo, y se comportan como consumidores exigentes.

Esta generación que comprende edades de 12 a 25 años, no ha tenido que incorporar las computadoras a su vida porque nacieron y crecieron con ellas junto al fenómeno de masificación de Internet y la explosión de las redes sociales.

Las clases tradicionales los aburren y por ello es indispensable incorporar nuevas estrategias de enseñanza con sólidas propuestas pedagógicas que trasciendan la enseñanza tradicional e incorporen las TICs como facilitadoras de esos nuevos escenarios.

Las redes sociales como Facebook y Twitter, adecuadamente utilizadas, tienen un valor potencialmente pedagógico y pueden instaurarse como aliadas eficaces en propuestas educativas. El uso masivo de las redes sociales, suministra nuevas formas de comunicarse, investigar y compartir los aprendizajes.

Una contribución importante de las TICs es la creación de espacios virtuales para el aprendizaje. En estos espacios se facilita la interacción de los alumnos con sus pares y con los tutores como elementos claves para una retroalimentación educativa, proceso construido a través del diálogo y la mediación.

Con el uso de varias herramientas que proveen las plataformas virtuales, tal es el caso de las asincrónicas como las wikis y foros o las sincrónicas como el chat, entre otras, profesor y alumno acceden a un diálogo didáctico de naturaleza cooperativa en un ambiente constructivista. El diálogo, más allá de las herramientas tecnológicas, demanda una participación activa de los actores del acto educativo.  Así el profesor puede obtener información de cómo los alumnos construyen su conocimiento, advertir las dificultades, tomar decisiones cuando es necesaria una ayuda ajustada y tender los puentes para ayudar y, a su vez, los alumnos pueden conocer su propio proceso de aprendizaje, re-significar conceptos y desarrollar competencias inherentes a su desarrollo formativo.

La formación inicial del profesorado no debería omitir estos nuevos espacios de aprendizaje. El ejercicio del profesorado debe trascender el espacio físico del aula, trabajar comunitariamente en red con un modelo centrado en el estudiante. Este modelo ofrece ventajas que un docente entrenado puede potenciar para mejorar la calidad de la enseñanza y del aprendizaje.

Se considera imprescindible que la formación inicial y continua del profesorado incorpore la capacitación requerida tanto para el diseño de un entorno virtual como de nuevos materiales y la habilidad para realizar tutorías de calidad en ambientes que ofrezcan oportunidades innovadoras de aprendizaje.

Los aprendices del nuevo milenio demandan nuevos escenarios de aprendizaje donde las tecnologías contribuirían significativamente para mediar el desarrollo de habilidades y competencias que están explícitas en la agenda educativa. Es el rol de los docentes prepararse para diseñar acciones que permitan a los alumnos desarrollar la capacidad para pensar por sí mismos y construir un andamiaje que les permita actuar en consecuencia, asumiendo la responsabilidad respecto de sus propios aprendizajes.

La esencia primordial de la capacitación docente ha de involucrarse en un nuevo paradigma educativo que integre la potencialidad de las tecnologías con enfoques que provienen de otras disciplinas, tal el caso de las nuevas pedagogías, las didácticas de las disciplinas y la psicología del aprendizaje. Los docentes tienen la obligación de enfrentar los nuevos desafíos y educar acorde a las demandas del siglo XXI a fines de incluir la escuela en la cultura digital vs las tecnologías en la escuela.

Red Iberoamericana de comunicación y divulgación científica - IBERDIVULGA

10 de octubre de 2014
La Red Iberoamericana de Comunicación y Divulgación de Información Científica es una iniciativa de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) que cuenta con el apoyo de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía.
El objetivo principal de la Red es incrementar el volumen de información relativa a la ciencia y la tecnología que se encuentra disponible para la sociedad, mejorando la cultura científica de los ciudadanos y fomentando la transmisión de un acervo científico, tanto en español como en portugués.
Le invitamos a unirse a la red. Adhesión gratuita

Más información [+]

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac