OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

De “En busca del futuro perdido” a los ODS

13 de octubre de 2017

Mg. Daniela Palacio. Buenos Aires, Argentina.
IBERCIENCIA: Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
En este artículo presento un ejemplo y algunas sugerencias como invitación a los colegas a trabajar con los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por las Naciones Unidas

Ya ha pasado un largo tiempo desde el desembarco de las TIC y, a esta altura, es indiscutible que se han filtrado en todos los ámbitos.

La discusión que se plantea, al menos en las escuelas, es si son meras herramientas o forman un entramado al que podemos llamar entorno. Considero que, en el ámbito escolar, es una discusión estéril pues cada docente es quien caracteriza las TIC al planificar sus clases y establecer el cómo, por qué y para qué entrarán al aula. En todo caso, lo importante es discutir metodologías de enseñanza que ayuden a tejer ese entramado, lo fortalezcan y le den continuidad. Con ese objetivo, un buen punto de partida son las actividades que exigen a los alumnos investigar, analizar estadísticas, interpretar, producir, evaluar, comparar, generar modelos o proponer soluciones. De este modo, las TIC en manos de los estudiantes dejarán de ser sólo herramientas.

Lo importante entonces pasa a ser la elección del tema y el diseño de una secuencia didáctica mediada con TIC. De estos dos ítems, el diseño de la secuencia didáctica dependerá de la pericia profesional del docente y de las características propias del grupo de alumnos para el que se la piense. La cuestión que parecería ser más difícil es, en mi opinión, la elección del tema, uno que resulte interesante y motivador. ¿Deberíamos ponernos en el lugar de los jóvenes a quienes enseñamos e intentar ver la vida desde allí? A los adolescentes ¿les interesa aprender temas que parecerían ser exclusividad de los adultos?

Frente a esta duda, y con la finalidad académica de enseñar Estadística, compartí con mis alumnos de 2º año de una escuela media (13-14 años) los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados por las Naciones Unidas. Les pedí que eligiesen alguno sobre los que les gustaría investigar. Los temas, más puntualmente, que surgieron fueron: tendencias juveniles, pobreza, igualdad de género, violencia de género, educación y salud sexual, drogadicción, seguridad y medioambiente.

Hecha la selección de temas, el trabajo que siguió fue el armado de instrumentos para encuestar al resto del alumnado, el levantamiento de datos, el análisis estadístico en sí y la elaboración de carteles para socializar los resultados.

Cuando todo estuvo listo, les pedí un resumen de lo hecho a modo de conclusión. La opinión, casi unánime, fue: esta vez nos divertimos haciendo matemática.

Pero, más allá de lo anterior, lo que deseo destacar es la amplia participación de la totalidad del alumnado al momento de responder las encuestas. En líneas generales les atrajo opinar sobre alguno de los ODS.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y desde hace unos años, se viene implementando la llamada Nueva Escuela Secundaria (NES)  El perfil del egresado incluye la adquisición de diversas habilidades:

  • Comunicación
  • Pensamiento crítico, iniciativa y creatividad
  • Análisis y comprensión de la información
  • Resolución de problemas, conflictos
  • Interacción social, trabajo colaborativo
  • Ciudadanía responsable
  • Sensibilidad estética
  • Cuidado de sí mismo, aprendizaje autónomo y desarrollo

Muchos colegas hacen hincapié en la dificultad que tienen para lograr un tema con el que puedan enseñar contenidos académicos, lograr que se adquieran las habilidades citadas y, sobre todo, que motive a los alumnos.

Los invito a leer los ODS. Ellos nos dan el marco perfecto para referirnos a cuestiones actuales y elaborar trabajos de investigación donde los alumnos, además de aprender contenidos, tendrán la posibilidad de proponer, o al menos discutir, posibles soluciones.

Veamos cómo podríamos comenzar con algunas preguntas disparadoras:

  • Fin de la pobreza: ¿Caridad o solidaridad? , ¿Cómo combatir la pobreza desde la escuela?
  • Hambre cero: La huerta en casa o el orgullo de la cosecha.
  • Salud y bienestar: ¿Cuánto sabemos sobre salud sexual?, Embarazo precoz, Educación vial: La salud física y psíquica al volante. Obesidad infantil: ¿Qué comemos?
  • Educación de calidad: ¿Es mi escuela la que quiero? ¿Qué puedo hacer por ella?
  • Igualdad de género: ¿Educación para todos?, Abuso sexual: costumbres que matan.
  • Agua limpia y saneamiento: El camino de la basura. Reciclado saludable.
  • Energía asequible y no contaminante: Construcción de cocinas solares
  • Trabajo decente y crecimiento económico: ¿Cuánto sé sobre el trabajo infantil?, ¿Cómo podemos combatirlo desde nuestro hogar?
  • Industria, innovación e infraestructura: ¿Cuál será la población en 10 años?, Viviendas al alcance de todos: ¿cómo construir viviendas con material reciclado?
  • Reducción de las desigualdades: Tendidos de agua y luz: ¿Cómo mejorar el alcance?
  • Ciudades y comunidades sostenibles: Incentivos para mejorar la distribución de la población.
  • Producción y consumo responsables: ¿Cuánta agua puedo ahorrar al bañarme?, ¿Cuántas veces dejo la luz prendida inútilmente?, Ahorro de agua o una escoba para el portero.
  • Acción por el clima: ¿Se cumplen las normas sobre emisión de gases del transporte público? , ¿Cómo funciona un motor a nafta?, ¿La tala de bosques afecta al clima?, ¿El invierno es más frio y el verano más caliente que antes?, Terremoto en México, Huracanes.
  • Vida submarina: El camino de la basura. Saneamiento de ríos. Normativas para pescar en los ríos argentinos: ¿se cumplen?
  • Vida de ecosistemas terrestres: Tala indiscriminada. Especies en extinción.
  • Paz, justicia e instituciones sólidas: ¿Quién es Malala Yousafzai?, EE.UU vs Corea del Norte
  • Alianzas para lograr los objetivos: ¿Qué son las Naciones Unidas? , Un modelo de Naciones Unidas en la escuela.

Si aún con estas sugerencias no fuese suficiente, bastaría con abrir cualquier diario para encontrar titulares sobre: violencia narcotraficante, ciclones, terremotos, desigualdad extrema (el ejemplo de Brasil), refugiados, separatismo, hambrunas, y podemos seguir.

Creo que el secreto reside en dos cuestiones: voluntad de hacer y evitar prejuzgar a nuestros alumnos.

Muchas veces la comodidad de lo conocido es una barrera que nos impide movernos al cambio.

Otras tantas, pensamos que el mundo de los jóvenes está delimitado por la tecnología, la diversión y el desinterés por aprender. ¡Cuán equivocados estamos!

Después de todo, los ODS no son más que una oportunidad para que juntos, profesores y alumnos, mejoremos el mundo, nuestro mundo. Caso contrario, seremos testigos de nuestra propia destrucción. Desde la escuela podemos trabajar con los ODS y, quienes deseen ir más allá, podrán vincularlos con aquel maravilloso documental En busca del futuro perdido. Entender el pasado, para cambiar el presente y mejorar el futuro.

Para finalizar tomo la invitación de la ONU: “Para alcanzar estas metas, todo el mundo tiene que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y personas como usted.

¿Quieres participar? Puedes empezar por decirle a todos acerca de estos objetivos.”

Nueva Escuela Secundaria de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Diseño Curricular. Ciclo básico. 2014 – 1º ed. – Buenos Aires, Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 2013 – E-Book

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac