OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Detrás de una gran mujer científica hay otras grandes mujeres… madres y maestras mujeres que hacen más que inventar

7 de febrero de 2018

Julio César Páez García
Montería –Córdoba-Colombia
Docente Escuela Normal Superior de Montería y Catedrático Universidad de Córdoba
IBERCIENCIA Comunidad de educadores para la cultura científica
En un escrito pasado con el título de “madres y maestras con inclusión científica, mujeres que hacen más que inventar” se le dio un realce a las madres y maestras de algunos importantes hombres estudiosos que han dejado huellas científicas como: Isidor Isaac Rabi, Thomas Alva Edison y Benjamin S. Carson; hoy el turno es para aquellas mujeres científicas así como las madres y maestras de estas importantes mujeres que sin darse cuenta con la formación que les brindaron a sus hijas y alumnas le dieron elementos básicos para que ellas proporcionaran conocimientos importante a la humanidad y así la sociedad a través de la historia le diera un realce en unas épocas donde la ciencia era considerada solo para hombres.

Pero, ¿Quiénes son esas mujeres de ciencias que durante la historia dejaron su huella científica? ¿Quiénes fueron sus madres y maestras? ¿Qué formación les brindaron a sus hijas y alumnas? ¿Qué huellas científicas han dejado? Éstos y otros interrogantes se abordarán de manera general en este escrito, dedicado exclusivamente aquellas mujeres que dejaron huella científica y a aquellas otras que sin tener premios nobel o premios científicos dedicaron su vida a formar a sus hijas y alumnas para que le aportaran nuevos conocimientos a la humanidad.

Así las cosas y después de realizar varias consultas, se ha seleccionado en esta oportunidad a tres importantes mujeres que contribuyeron a su formación, una de esas mujeres es Hildegard Von Bingen (Alemania, 1098-1179) fue una polifacética abadesa, física, filósofa, naturalista, compositora, poetisa y lingüista del medievo. Educada por la condesa Judith de Spanheim aprendió a rezar el salterio, la lectura del latín, aunque no así su escritura y canto gregoriano. Con catorce años maestra y discípula se enclaustran en el monasterio de Disibodenberg.

A pesar de que su trabajo no sería considerado ciencia como tal en el mundo moderno, brilló con luz propia durante la época medieval. Es reconocida entre otros aportes por revolucionar el mundo de la cerveza y de paso salvar miles de vidas, ya que observó que las bebidas dulces eran muy populares entre la población y que el consumo tan elevado de ellas estaba potenciando problemas de visión e incluso de ceguera. En un tratado dentro de su extensa obra sobre botánica, Hildergard escribió sobre la importancia y los beneficios del lúpulo y su empleo en la fabricación de cervezas.

A diferencia de sus otros escritos, los cuales presentó en forma de visiones, las obras científicas de Hildegard no se describen como profecías. Hildegard escribió Physica, un texto sobre las ciencias naturales, así como el tratado médico Causae et Curae. En ambos textos, describe el mundo natural y muestra un particular interés en las propiedades curativas de las plantas, los animales y las rocas. Physica es una obra extensa de nueve volúmenes que se ocupa principalmente del uso medicinal de las plantas, los árboles, las piedras preciosas, los metales y los animales. Por ejemplo, en una de las entradas, describe a las flores Cinquefoil como: “…. beneficiosas para la salud y útiles para combatir la fiebre causada por la mala alimentación. A las salas de cine se llevó algunos momentos de su vida con la película VISION: La historia de Hildegard von Bingen, dirigida por Margarethe von Trotta.

Otra importante mujer es María Salomea Skłodowska (Polonia, 1867-1934), luego conocida como Marie Curie, al acoger el apellido de su esposo Pierre Curie. Era la quinta hija del profesor de física y matemáticas, Władysław Skłodowski, y de la maestra Bronisława Boguska. Marie fue una gran estudiante que se sentía atraída por la física y las matemáticas. Ese gustó duró hasta su juventud, entonces Marie quería especializarse en Ciencias Físicas, pero la Polonia de ese tiempo, como era sometida por la Rusia zarista, les negaba a las mujeres tener un estudio superior. Marie decidió que tenía que salir de su país natal para poder estudiar Ciencias Físicas.

Si recibir un premio Nobel es el mayor reconocimiento para un científico, ser galardonado dos veces por la Academia Sueca de Ciencias es un hecho extraordinario del que, hasta el momento, solo pueden presumir cuatro personas: Frederick Sanger, Linus Pauling, John Bardeen y Marie Curie. La primera persona de la historia en lograr la hazaña de recibir un doble Nobel fue una mujer, la polaca Marie Skłodowska Curie, laureada primero en Física y, más tarde, en Química.

Marié Curié fue la primera mujer en ocupar el puesto de profesora en la Universidad de París. El trabajo con el ganó el primer premio Nobel (1903) fue basado en investigaciones sobre fenómenos de la radiación, el cual es un trabajo compartido con su esposo y el segundo premio Nobel (1911) fue galardonado solo a ella, por contribuir al avance de la química en el descubrimiento del radio y el polonio, el aislamiento del radio y el estudio de la naturaleza de este destacado elemento.

Y la tercera mujer es Martina Casiano Mayor (España, 1881-1958), fue una formadora de formadoras, maestra egresada de la Escuela Normal Central Femenina y luego fue profesora de la Escuela Normal de Bilbao, a lo largo de casi 30 años desempeñó su trabajo fundamentalmente como profesora titular de Física y Química, pero también impartió clases de Nociones de Agricultura, Ciencias Físicas y Naturales, Aritmética, Álgebra y Geometría, Pedagogía, etc. Al parecer Casiano gozaba de una buena consideración entre sus alumnas por su forma de instruir a las mismas, y por la dedicación y el empeño que ponía para que las alumnas aprendieran, pese a que tenía fama de ser muy estricta en sus calificaciones.

En agosto de 1908 envió una interesante memoria al Ministerio de Instrucción Pública¸ sobre el tema: "Bases para la formación del Programa de Ciencias físico-químicas y naturales en las Escuelas Normales de Maestras para que su enseñanza resulte de una aplicación práctica en la vida de familia" y en 1912 se convirtió en la primera mujer miembro de la Sociedad Española de Física y Química (SEFQ), fruto de sus años de experiencia y su investigación científica y pedagógica, Casiano escribió el trabajo "La Enseñanza de las Ciencias" y publicó en 1913 en Bilbao el libro de "Experimentos de Física" siendo el primer libro de experimentación escrito en Física por una mujer española.

Como puede notarse Hildegard Von Bingen, María Salomea Skłodowska (Marie Curie) y Martina Casiano Mayor, desde sus temas y trabajos particulares estuvieron rodeadas de otras importantes mujeres que aunque poco reconocidas a través de la historia en el mundo científico, han logrado contribuir en el proceso formativo de éstas, tal es el caso de Judith de Spanheim, Bronisława Boguska y muchas maestras que contribuyeron a que estas mujeres pudieran hacer sus aportes a la humanidad

Y aunque hay mucho más que decir de estas tres mujeres (Alemana, Polaca y Española) quienes en medio de una ciencia “machista” pudieron demostrar con sus aportes que la ciencia no tiene sexo y que gracias a la templanza y formación dada por sus tutores, padres y profesores pudieron ser reconocidas a través de la historia como mujeres que han dejado huellas científica y pedagógica para una sociedad actual que cada día lucha más por la equidad de género.

Biblio y Web grafía

Los cuatro magníficos que repitieron nobel (2015). Open Mind. En https://www.bbvaopenmind.com/los-cuatro-magnificos-que-repitieron-nobel/
Historias y biografías (2017) Marie Curie. En https://historia-biografia.com/marie-curie/
Morelos, Michelle (2013). La mujer que tradujo a Newton y amó a Voltaire. En: http://www.fisica.unam.mx/noticias_madamechatelet.php
Muñoz Páez, A (2017). Sabias, la cara oculta de la ciencia. Debate. Barcelona
Páez García, J (2017). Madres y maestras con inclusión científica, mujeres que hacen más que inventar. Iberoaméricadivulga. En: http://www.oei.es/historico/divulgacioncientifica/?Madres-y-maestras-con-inclusion-cientifica-mujeres-que-hacen-mas-que-inventar
Una investigadora en apuros. Mujeres de Ciencia: Hildergard von Bingen. En: https://investigadoraenapuros.wordpress.com/2011/05/06/hildegard-von-bingen/

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac