OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

La Rosa de los Vientos: Tributo a la heroína detrás del pronóstico del clima

1ro de marzo de 2015

Alexandra de Castro. RED IBERDIVULGA.
En esta ocasión nos comparte un artículo sobre la figura de Eugenia Kalnay. Eugenia es una meteoróloga argentina, experta en modelización numérica, premiada en 2009 por la Organización Meteorológica Mundial ONU, por sus contribuciones sobresalientes en el campo de la climatología

“Se le reprochaba,[ a Tales], su pobreza, la cual demostraba que al parecer la filosofía no sirve para nada. Según la historia, su capacidad para interpretar los cielos, le permitió saber en pleno invierno, que habría una gran cosecha de aceitunas; como disponía de algo de dinero, depositó unas sumas reservándose el derecho de usar las prensas de aceite de Quíos y de Mileto, que alquiló a bajo precio porque nadie pujó contra él. Cuando llegó la época de la cosecha y había mucha necesidad de utilizarlas todas, las alquiló al precio que quiso y reunió mucho dinero. De este modo demostró al mundo que los filósofos pueden hacerse ricos fácilmente si lo desean, pero que su ambición es de otro tipo.” 

de la Política de Aristóteles,
extracto del capítulo “El espinazo de la noche”, del libro “Cosmos”, Carl Sagan.

 

La predicción del clima es una proeza digna de las épicas Homéricas. Sin duda, uno de los anhelos más apasionantes en la historia de la humanidad. De utilidad increíble y a veces hasta de vida o muerte, hemos intentado leer sus señales en ámbitos religiosos, filosóficos y científicos. Ese empeño obstinado que tienen algunos de intentar hacer un pronóstico de lo que se percibe impredecible, el desafío de advertir patrones en torbellinos de data, no puede más que producirnos admiración. Si nos concentramos en lo que corresponde a la generación de conocimiento científico, se ha llegado lejos, no obstante, aun nos falta mucho por entender. En ese sentido, los progresos del siglo XX y lo que va del XXI han sido determinantes.

El huracán político del siglo XX en America Latina ha impulsado la movilidad forzada de científicos; quienes han logrado, no en sus propios países, no siempre por la gracia de sus gobiernos —sino muchas veces a pesar de ellos— hacer grandes contribuciones a la humanidad. Una de ellas es la profesora distinguida del departamento de Ciencias Atmosféricas y Oceánicas de la Universidad de Maryland, Eugenia Kalnay, reconocida por su generosa contribución al exigente arte de la predicción del clima. Efectivamente, esta mujer, combinación de espíritu de trabajo arduo y genialidad, tuvo que dejar su país de origen, Argentina, en 1966 tras un golpe de estado. Durante ese acontecimiento la Universidad de Buenos Aires, donde Kalnay había iniciado sus estudios de postgrado, fue ocupada por los militares, y estudiantes y profesores fueron brutalmente golpeados por la policía, un episodio que se conoce como "La Noche de los Bastones Largos". En medio de esta situación el decano de la facultad de ciencias logró conseguirle una posición de ayudante en el Instituto de Tecnología de Massachusetts, Estados Unidos, donde se convertiría en la primera mujer en obtener un doctorado en meteorología. Kalnay explica en una entrevista para la Red Interamericana de Academias de Ciencias (IANAS por sus siglas en inglés)

"La educación que recibí en la Universidad de Buenos Aires no solamente fue gratuita sino de excelente nivel comparada con él [MIT], el postgrado en MIT fue fácil para mi. Tuve otras sorpresas culturales al llegar al MIT en 1967. En Argentina cerca del 40% de los estudiantes de ciencias eran mujeres, así que asumí que en los Estados Unidos, siendo un país más desarrollado, la población de estudiantes femeninos debería ser cerca del 50%. Casi me da un ataque al corazón cuando me di cuenta que yo era la única mujer en el departamento de meteorología. Luego me convertí en la primera estudiante de doctorado embarazada, luego en la primera mujer en obtener el PhD en el departamento, luego la primera mujer en ser profesora. Luego me ascendieron a profesora asistente pero sin posición fija, así que decidí cambiarme para la NASA Goddard en 1979"

A pesar de que las ecuaciones y leyes, que razonablemente son capaces de describir algunos aspectos atmosféricos, nos acompañan por centurias, no ha sido sino hasta el siglo pasado, con el desarrollo del cálculo numérico y las super computadoras, que se han generado métodos eficientes para resolver su dinámica. A esto se le llama: Predicción Numérica del Clima. Dos cosas son vitales a la hora de hacer pronósticos del clima: tener un modelo realista de la atmosfera y conocer las condiciones iniciales y de contorno de la manera más precisa posible. Las condiciones iniciales se refiere al tiempo y las de contorno al espacio. Este último punto parece sencillo, pero no lo es, lejos de eso. Determinar las condiciones iniciales para los modelos atmosféricos es tan complejo y trascendente que se ha vuelto una ciencia en si misma, y es precisamente en esa área que se ha destacado Eugenia Kalnay. La obtención de una gran cantidad de datos experimentales es muy costosa, sobre todo cuando se trata de obtener datos de altura. Aun cuando desde hace décadas contamos con globos, aviones y satélites equipados con instrumentos de meteorología de alta sofisticación, no se producen en cantidades suficientes. El método que los meteorólogos han encontrado que mejor se ajusta a esta situación utiliza tanto datos experimentales como de predicción en cortos rangos de tiempo, técnica que se conoce con el nombre de "asimilación de datos".

Entre 1979 y 1986, Eugenia Kalnay, trabajó y luego dirigió la división de simulaciones y modelado global del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA. Ella desarrolló el preciso y eficiente "Modelo global de cuarto orden" que por más de 15 años fue la base de la asimilación de datos para predicciones y simulaciones atmosféricas, que aun hoy es usado para experimentos climáticos. Entre 1987 y 1997, Kalnay fue directora del centro de modelado ambiental del Centro Nacional para la Predicción del Medio Ambiente y el Servicio Nacional del Clima. Durante esa década hubo grandes avances en los modelos de predicción del clima y se emprendieron muchos proyectos exitosos sobre asimilación de datos. Entre los logros más visibles se cuenta la capacidad de emitir pronósticos para 3 días con la misma precisión con la que 20 años atrás se alcanzaba para un solo día. En sus propias palabras "En esos diez años el pronóstico del clima mejoró sustancialmente y yo estaba muy feliz de contribuir con ese regalo a la humanidad. Pienso que el intentar predecir el clima es uno de los avances científicos más importantes que hemos realizado como seres humanos" —entrevista realizada para el Comité Asesor Científico de las Naciones Unidas, 31 de Enero de 2014.

A pesar de la invisibilización a que somos sujetas las mujeres, sobre todo en las carreras STEM, la profesora Kalnay logró varios reconocimientos importantes. Entre otros tenemos la Medalla de la NASA por logro científico excepcional (1981), Premio de Rango Presidencial, (1996), la prestigiosa Medalla de Oro del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, (1997), que es el más alto honor que otorga esa institución, Profesora Universitaria Distinguida de la Universidad de Maryland (2001). La lista completa se puede ver en este enlace (en ingles).

En cuanto a sus observaciones en materia de ciencia y genero, explica

"Honestamente, excepto por la soledad de ser frecuentemente la única mujer en las reuniones, nunca he experimentado barreras formales. Pero si he sentido barreras psicológicas en la NASA cuando mi jefe, Mitt Halem, fue promovido y yo, a regañadientes, lo reemplacé como jefa de la División [de simulaciones y modelado global] en el Centro de Vuelos Espaciales Goddard. Mi predecesor era muy exitoso con el método confrontacional de dirigir, aceptado por los muy brillantes científicos de la división, y yo no pude seguir su estilo. Decidí, en cambio, seguir el estilo de una mujer cuáquera que presidía un grupo de derechos humanos en Boston. Cuando la conocí, me dijo que ella seguía el método cuáquero de trabajar por consenso y para mi sorpresa, después de un par de sesiones, funcionó bien aun cuando el grupo era muy heterogéneo. También me sorprendió que el método del consenso, con suaves empujones adicionales, funcionó extremadamente bien en mi división de científicos agresivos, todos hombres excepto por una mujer y yo. Un problema que tuve (antes de convertirme en jefa de la división) era que los hombres tenían la tendencia de interrumpirme cuando comenzaba a hablar. Resolví el problema hablando con más fuerza y también interrumpiendo. Sin embargo, una vez tuve que decirle a uno de los científicos después de la reunión <<¿Ha notado que cada vez que ella (la otra mujer en la división) comienza a hablar, usted la interrumpe?>> Mi colega estaba sorprendido y negó que lo hubiese hecho, sin embargo, después de eso dejó de interrumpirla. Otro problema fastidioso era que yo nunca fui capaz de resolver era que algunos hombres no me miraban mientras hablaban, en vez de eso miraban a algún hombre a mi izquierda o a mi derecha (aunque yo era su jefa). Simplemente mirar fijamente al orador no funcionó. Afortunadamente, los hombres jóvenes ya no hacen eso. "  

Cuando le preguntan "¿por qué es importante para la mujer estar en la ciencia?" su respuesta es sin duda muy elocuente

"Se por mi experiencia en la Universidad de Buenos Aires que si la sociedad no desalienta a las mujeres, aproximadamente la mitad de los estudiantes y profesionales en ciencias serán mujeres. Con esta experiencia (y una similar que tuve en la Universidad de Uruguay en la que trabajé justo después de obtener mi PhD), esta pregunta parece tonta. ¡Por supuesto que las mujeres deben estar en la ciencia! ¿por qué se nos ocurriría desperdiciar los cerebros de la mitad de la población con inclinaciones científicas?"  

La brillante profesora Kalnay no abandona su investigación en predicción numérica del clima y asimilación de datos, y nos sigue brindando sus maravillosas contribuciones desde la Universidad de Maryland. También es autora de uno de los pocos libros de texto para estudiantes graduados sobre predicción del clima que existen "Atmospheric modeling, Data Assimilation, and Predictability"

Referencias y Enlaces:

  1. Kalnay, E., "Atmospheric modeling, Data Assimilation, and Predictability" Cambridge University Press, 2003.
  2. Entrevista a Eugenia Kalnay para el Comité Asesor Científico de las Naciones Unidas, 31 de Enero de 2014. En línea, URL http://www.sab-2014-berlin.de/konstituierende-sitzung/video-interviews/eugenia-kalnay/
  3. Entrevista a Eugenia Kalnay para la Red Interamericana de Academias de Ciencias, 2012. En línea, URL http://www.ianas.org/index.php/programs/women-for-science/biographies/88-programs/women-for-science/329-eugenia-kalnay
  4. Página del departamento Ciencias Atmosféricas y Oceánicas de la Universidad de Maryland, URL http://www.atmos.umd.edu/ ekalnay/#seminars_based
  5. Biografía de Eugenia Kalnay para EngineerGirl, en línea, URL http://www.engineergirl.org/Engineers/Directory/2922.aspx

Alexandra De Castro, escritora de Browniana, es Doctora en Física, Universidad Simón Bolívar, Caracas, Venezuela, clase de 2001. Con más de 15 años de experiencia como investigadora científica en las áreas de física teórica de altas energías y fisicoquímica. Ha trabajado en diferentes instituciones académicas como el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, el Instituto de Física Teórica de la Universidad de Hannover, Alemania y la Universidad de Sydney, Australia. Experta en divulgación y comunicación de la ciencia y de la tecnología, Universidad de Oviedo, 2014. Investigadora visitante, Universidad Industrial de Santander, Grupo Halley, proyecto: Observatorio Gigante Latinoamericano

Red Iberoamericana de comunicación y divulgación científica - IBERDIVULGA

La Red Iberoamericana de Comunicación y Divulgación de Información Científica es una iniciativa de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) que cuenta con el apoyo de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía.
El objetivo principal de la Red es incrementar el volumen de información relativa a la ciencia y la tecnología que se encuentra disponible para la sociedad, mejorando la cultura científica de los ciudadanos y fomentando la transmisión de un acervo científico, tanto en español como en portugués.
Le invitamos a unirse a la red. Adhesión gratuita

Más información [+]

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac