OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

La educación debe orientar a los adolescentes sobre la verdad del mundo digitalizado

18 de junio de 2017

AUTORA: Marcela Gesica Bravo Portocarrero. Villa Regina, Argentina.
IBERCIENCIA: Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
Si bien es cierto que hoy la educación tiene participación en la formación digital de los jóvenes, existen principios que no están claros para que verdaderamente sea ésta una participación efectiva y contribuya a una educación de calidad.

Entender hoy lo que es la ciudadanía digital, es imperiosamente importante por ser aún bastante difusa y no tener limites claros, existen muchas versiones o mitos que distorsionan la realidad, en primer lugar es importante hacer un desmontaje y analizar el termino  ciudadanía digital para lo cual debemos primero entender la diferencia que hay entre conceptos que son comunes a todos como: ciudad, ciudadano y ciudadanía. Una ciudad actualmente es un conglomerado de ciudadanías con multiplicidad cultural, lugares que evolucionan y están en constante movimiento con una trama de relaciones altamente compleja, siendo cede de ciudadanías diversas es decir el carácter colectivo de las personas dentro de una ciudad, aunque hoy así entendida es ya errónea por el doble movimiento de globalización y privatización que rompe con las normas de vida social y política por las condiciones de desmodernizacion, desocializacion y desinstitucionalizacion en la que viven hoy las sociedades, por lo tanto el concepto de ciudadanía se encuentra muy deteriorado, por ultimo la palabra ciudadano sirve para identificar al individuo parte de la colectividad con capacidad de ejercer la ciudadanía. Estos tres conceptos deben estar entendidos en perfecta interacción, esto no es lo que está sucediendo y además a esta altura aparecen las nuevas tecnologías que de ninguna manera son un integrador ni ordenador de los conceptos anteriores estos conceptos se fragmentan y se construyen permanentemente. Luego aparecen los conceptos de digital, sociedad de la información, redes, ciudades en red, llegando a ciudadanía digital.

Digital se usa como un sinónimo de tecnología, aparece con el uso masivo de las computadoras con la capacidad de interacción de cualquier aplicación o software que se desarrolle en este medio lo cual produce una transformación en la forma de comunicación e identificación social olvidándonos de nuestra parte física, así se la incorpora a una sociedad de la información o mejor decir una sociedad informada que construye conocimiento gracias a la integración de tecnologías por parte de todos sus ciudadanos, de forma que queden insertados a sus vidas diarias ocurriendo una nueva etapa en la evolución de la sociedad. Bajo este marco de sociedad de la información, aparecen las redes y/o ciudades en red, es decir una relación abstracta interconectada sin presencia ni nombre forman las ciudades en red, de donde se comienza a plantear el concepto de ciudadanía digital que todavía esta definiéndose con la ayuda de estudios sociológicos que van constatando el comportamiento de la sociedad y su evolución, ésta ciudadanía digital ha hecho una ruptura con los valores universales de la ciudadanía anterior ya que anexándolas se traducen en procedimientos y actitudes diferentes.

Es en este momento que se debe ir creando nuevos códigos y convenciones de manera permanente. Esta vida online de los estudiantes, ( adolescentes de nivel secundario) dista mucho de ejercer una ciudadanía digital responsable, pues lo que manejan y les atrae con sumo interés son solamente las redes sociales que no es saber ni conocer, ni aprovechar el enorme potencial de las tecnologías expuestas en internet como lo que ocurre con una franja de jóvenes de entre 20 a 35 años llamados “Millennials” que son usuarios y consumidores que dominan las tecnologías en beneficio propio y de la ciencia. Para este nivel de práctica, es que se debe preparar a los estudiantes durante su permanencia en la Escuela y no creer (especialmente los padres) que por su intensa interacción con las redes sociales, darles la denominación de  nativos digitales, cuando mas bien a esta altura son huérfanos digitales.

Entonces el ejercicio pedagógico de una Ciudad Educadora tienen el mejor papel, proveyendo las herramientas y soluciones inéditas es decir enseñar y aprender a convivir en las diferencias, en lo múltiple y en lo simultaneo donde la vida pública es la fuente de revelación de su propia identidad de los jóvenes de hoy. Prepararlos para tener el pensamiento libre critico y autónomo del ciudadano que no es otra cosa que habilitarlo para la formación del juicio político; no obstante, estamos de acuerdo en que la educación no es un simple aprendizaje sino una experiencia múltiple, un proceso donde es indispensable el diálogo para favorecer el pluralismo de las convicciones, la promoción de los desacuerdos racionales y el ejercicio de diversas prácticas sociales.

La educación entonces debe delimitar el escenario para esta clase de aprendizaje, tanto de manera formal, como en un contexto informal, aceptada ya su importancia todas las recomendaciones apuntan a que se incluya curricularmente contando con asignaturas para enseñar a los jóvenes a navegar por Internet con seguridad, fortalecer la libertad del sujeto y establecer una escuela del y para el sujeto con un pensamiento y una práctica educativa/comunicacional crítica, fundamentalmente un proceso cuyo sentido sea una lucha por la ciudadanía. Al mismo tiempo al tener en cuenta la importancia de la diversidad cultural y el reconocimiento del otro la escuela se convertiría en una escuela de la comunicación.

Falta aquí la parte mas importante en la formación de ciudadanos digitales, esaparte que parece va retrasando sus avances es la formación de un docente que supere diversas esferas de apropiación y análisis Desde la formación de formadores de ciudadanía, con principios y conceptos coherentes o contextualizados en el ámbito de “lo digital”, hasta la penetrabilidad de estos conceptos en todos los ámbitos del currículo ya que no se logra solamente insertando tecnologías en todos los espacios académicos, ni en todos los escenarios de ciudadanía, sino se logra al generar estrategias de aprendizaje y apropiación de los espacios con autonomía; facilitar las condiciones de contexto para que el uso de aulas en línea con tutores capacitados y sea no una masificación de la educación, sino formación contextualizada y actualizada para cada necesidad de la sociedad y del individuo. Un docente que se forma para enseñar a otros, lo mismo que para ejercer su carácter de ciudadano, debe dominar, por lo menos, nueve temas relacionados con el ámbito tecnológico de su práctica (Ribble y Bailey, 2004): etiqueta, comunicación, alfabetización, acceso, comercio, derechos y responsabilidades, legalidad, salud y bienestar, y, por último, seguridad digital.

Siendo coherentes con esos temas, el educador deberá, antes que sus estudiantes, conocer y re-alfabetizarse en estos aspectos, no sólo para conocer o dominar las aplicaciones que lentamente alimentan la denominada web 2.0, sino para recrear didácticas innovadoras que beneficie a los jóvenes, desarrollando técnicas necesarias para su aprovechamiento.

Por ultimo, con este análisis y reflexión, quiero puntualizar que la ciudadanía digital debe ser el punto de partida para la humanización de las tecnologías ayudados de una apertura amplia en procesos de intercambio y comunicación con el otro, que funda una comunidad y ella ayuda a mantener un dominio o espacio digital mas rico en recursos y mas seguro para todos, por lo tanto animamos a poder articular los componentes del sistema educativo como currículo, política educativa, pedagogía, uso de las Tic, organización y capacitación de docentes con los tres enfoques primordiales para la generación de competencias en docentes que son: nociones básicas en tic, profundización del conocimiento y generación de conocimiento, así posibilitamos la expansión profesional del mismo y el aprendizaje permanente de los estudiantes permitiendo un sostenido desarrollo económico y social para el bienestar de la comunidad.

La invitación se extiende también a quienes cumplen la función de “educador” como padres de familia, actores y coordinadores de procesos sociales y líderes comunitarios para que se complemente el proceso de enseñanza-aprendizaje para todos los estudiantes. 

Nota: La Comunidad de Educadores para la Cultura Científica es una iniciativa de adhesión libre y gratuita de la OEI a través de IBERCIENCIA. Abierta en julio de 2009, desde 2012 funciona con el decidido apoyo de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía


Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac