OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

La igualdad de Género: más allá del salón de clases

6 de octubre de 2017

Edwin Oswaldo Flores Lazo. San Miguel, El Salvador. IBERCIENCIA Comunidad de educadores para la cultura científica.
Uno de los Objetivos del Desarrollo del Milenio plantea la importancia que es introducir el tema de Igualdad de Género, con oportunidades para todos. Este artículo introduce algunas reflexiones realizadas que se podrían retomar perfectamente para introducir el tema en el salón de clases.

El salón de clases es uno de los espacios donde se puede empezar a trabajar la igualdad de género. Hace un par de días hablaba con un estudiante y le preguntaba: ¿tu madre a que se dedica? Y me respondió sin pensarlo: “Nada. Ahí pasa en la casa”. Me quede reflexionando en las implicaciones de esa frase y como el trabajo de la mujer solo se valora todavía en términos de producción cuantitativa y onerosa. Si no produce y no obtiene una remuneración por lo que hace no es tomado en cuenta como una actividad destacada. Lo cierto es que hay muchas madres sobre todo en nuestra región que son madres y padres, sostienen la economía familiar, sostienen sus hogares y las responsabilidades de los hijos y aun así las mujeres siguen sin tener el mismo acceso a oportunidades que los hombres. Es importante desarrollar desde el salón de clases a los estudiantes a tener un enfoque de igualdad, ver en igualdad de condiciones a sus compañeras.

Sin duda alguna, en el salón de clases es donde se debe empezar a destruir estereotipos sobre la igualdad de género. A desmitificar que los hombres serán soldados y las mujeres enfermeras, a analizar las diversas manifestaciones del sexismo. En la escuela podemos discutir la historia del sexismo, podemos aprender sobre los binomios hombre y mujer y como hemos construido los roles a lo largo de la historia. Podemos realizar foros, debates, juegos de roles, dinámicas y diversos métodos vivenciales que son muy oportunos para trabajar sexismo, no discriminación, teorías de género y por supuesto, una gran cantidad de material escrito y audiovisual que sirve para debatir sobre el tema, revisar la publicidad sexista y los contenidos desiguales en los medios de comunicación. Desde los grados iniciales se les puede enseñar que los juegos son para todos, que no tienen sexo y que se puede participar en igualdad de condiciones.

Considero que las ideas y recursos se tiene, existen una gran cantidad, pero ya lo decía mi abuela que “una sola golondrina no hace verano” y no quiero con ello parecer pesimista, ya que espero que los estudiantes, maestros, padres y madres de familia con quienes he tenido oportunidad de interactuar puedan haber retomado alguna reflexión, la puedan cuestionar e incidir de algún modo en la vida diaria en el tema de género. No obstante, a pesar de estos esfuerzos individuales si queremos conseguir metas como país y región también se debe apostar a esfuerzos coyunturales capaces no solo de incidir en pequeños grupos como lo estamos haciendo hasta ahora, sino a través de estrategias más complejas y sociales, entre las que se puedan destacar.

Políticas públicas: es importante que el tema de enfoque de género esté presente en las políticas públicas del país, de tal manera que puedan apropiarse en las instituciones del estado y el desarrollo social, con enfoque de género, en donde no tengamos que cuestionar porque hay instituciones que se dedican exclusivamente a atender mujeres, esperemos que cuando eso se logre ya no sea necesario porque todos tengamos acceso y espacio para la vivencia de los derechos, independientemente nuestro género.

Currículo educativo: se pueden hablar de muchas metodologías para implementar en el salón de clases, pero es importante que el tema de genero este presente como eje transversal en el currículo educativo de los países, en los objetivos del programa, diseño, diagramación, contenidos y en la presentación misma de los diferentes contenidos, los modelos a seguir, los textos y autores sugeridos. Por lo tanto, debe ser parte del currículo para ver cambios significativos en la enseñanza normativa de la escuela.

Ejercicio docente y formación de docentes: es importante que los docentes estén informados, sensibilizados y capacitados para ejercer de acuerdo a este tipo de situaciones. La mayoría de los docentes no han sido capacitados en el tema, no tiene formación en las mismas. Las universidades deberían incorporar en el currículo de formación de profesores el tema de género, si se quieren producir cambios sustanciales.

Medios de comunicación: uno de los actores que juega un papel importante en este tema son los medios de comunicación, quienes son responsables no solo por lo que dicen, sino por lo que omiten y sugieren. Es interesante como los estereotipos y discriminación se siguen reproduciendo a través de los medios. Todavía es nefasto ver como la publicidad utiliza imágenes para decir que si no puedes patinar es porque eres mujer, pero si comes chocolates te conviertes en hombre y entonces puedes hacer lo que quieras. Los medios deberían tener un código de ética y la sociedad deberíamos tener un filtro para cuestionar este tipo de anuncios retrógrados, sexistas y degradantes.

Por supuesto hay barreras sociales que se deben terminar de botar como el seguir creyendo que sólo los niños estudian en la familia, que los hombres son el orgullo de los padres y que las niñas no se sabe dónde van a ir a parar porque no van a perpetrar el apellido, que el único derecho para la mujer es ser bonita y estar callada, que no pueden conducir y que esas diferencias las hacen más complicadas para la sociedad, que las niñas cuidan a los hermanos, hacen el oficio de la casa, están destinadas a las tareas domésticas y muchas construcciones más que se han ido en buena hora erradicando pero que todavía falta mucho por hacer.

Por lo tanto, el enfoque de igualdad de género tenemos que implementarlo en casa, pero tenemos que demandar a nuestras autoridades, a nuestro país, a la sociedad, a los medios de comunicación y a nuestro entorno ser más equitativos, abriendo espacio en nuestros recintos educativos. No basta, con celebrar el día de la mujer, el día de la niña y la mujer científica, o la no violencia por motivos de género, el compromiso debe ser autentico y permanente en todos los espacios y contextos donde nos movamos para crear incidencia sustancial duradera.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac