OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

La innovación como respuesta a los nuevos escenarios educativos en la Cuarta Revolución

12 de septiembre de 2017

Jorge William Tigrero Vaca
Guayaquil-Ecuador
IBERCIENCIA: Comunidad de Educadores para la Cultura Científica
El presente artículo analiza desde el contexto de la actividad y formación docente, la importancia de generar procesos enmarcados en el desarrollo de innovaciones dentro de la educación, como la principal respuesta a los nuevos escenarios originados en la Cuarta Revolución.

Actualmente, abordar los temas de desarrollo de tecnología y cambios en los procesos productivos, no conlleva solamente pensar en tratar de mencionar nuevos descubrimientos o avances científicos puntuales. Vivimos en una sociedad en la que la tecnología y los procesos se encuentran inmersos en una transición continua enfocada hacia la automatización, una amalgama que involucra considerar que poco a poco no existirán procesos que no estén conectados o relacionados con las tecnologías emergentes.

En este contexto, se presentan varios dilemas dentro del ámbito educativo, en primer lugar lo concerniente a la formación tanto de profesores como de estudiantes y en segundo término el enfoque de las prácticas de enseñanza. Debido a que la desconexión entre lo que involucra un mundo totalmente inmerso en los paradigmas de la Cuarta Revolución y lo que conlleva formar profesionales preparados para afrontar estos retos.

Respecto a la formación de los docentes, siendo un pilar fundamental para el desarrollo de conocimientos, se evidencia la siguiente situación en los procesos y estructura de la preparación de los profesores en la universidad. Se mantienen estrategias pedagógicas desactualizadas las cuales abordan a la tecnología como un elemento utilitario mas no como una base, no se puede seguir concibiendo la idea de elaborar planes formativos ajenos al desarrollo de competencias digitales y peor aún que caigan en la repetición de solamente calificar niveles de suficiencia de manejo de utilitarios de Windows.

En cuanto al enfoque de las prácticas de enseñanza, de igual manera, como consecuencia de replicar estructuras desactualizadas, descontextualizadas y separadas del verdadero enfoque tecnológico que requiere estar inmersos en la Cuarta Revolución, se tiene que la formación de los estudiantes no debe significar que solo a nivel de pregrado se tiene que abordar temas ligados al conocimiento de procesos productivos; porque justamente caer en este error es lo que conlleva a que en muchas ocasiones los propios alumnos al creer que en la formación básica no encuentran aplicaciones prácticas o con enfoque en el mundo laboral, aumenta el índice de deserción, que junto a la influencia de factores socioeconómicos, alimentan la idea de que la escuela y colegio no fomentan el desarrollo de habilidades importantes.

Por otro lado, existe el peor problema, cuando dicha desconexión entre el abordaje tecnológico y los procesos productivos reales que deben conocer los estudiantes en su formación profesional, tampoco se evidencia en los años de estudio universitarios, al punto de provocar una seria insatisfacción en los alumnos ya que al no sentir que están recibiendo una educación que los preparará para afrontar los retos de la Cuarta Revolución, pierden sus esperanzas en el sistema educativo y buscan solamente dedicarse a encontrar trabajos, muchas veces ajenos a sus verdaderos intereses.

Como solución para poder hacer frente a la gravedad de los escenarios descritos es imprescindible entender y aplicar la frase “el progreso consiste en renovarse”. Innovar conlleva repensar y analizar qué aspectos están restringiendo nuestra visión del mundo, no significa simplemente llenarse de recursos instrumentales tecnológicos, sino más bien, comprender de qué manera la educación se enlaza al desarrollo tecnológico para poder entender que ambos aspectos deben ir concatenados para constituir la base del progreso de un país.

La innovación en la formación del profesorado significa que los docentes desde las aulas de clase empiecen a desarrollar aprendizajes significativos con miras a mejorar las prácticas tradicionales, empleando estrategias que partan desde la virtualización de los materiales de estudio y el uso de ambientes virtuales de aprendizaje que conecten todas las áreas de su formación en una plataforma que se caracterice por la constante actualización y aporte de todo el magisterio, con el objetivo de romper esa muralla que separa al estudiante de los licenciados en educación, ya que al no creer en la capacidad de aprender técnicas de innovación desde la formación estudiantil, es muy probable que se alimente el letargo de creer que no hay necesidad de actualizarse sino que lo más factible resulta seguir con el estancamiento de metodologías obsoletas y repetitivas.

El enfoque de innovación dentro de las actividades de formación de los estudiantes debe ser el resultado de poner en práctica las enseñanzas aprendidas en las clases del magisterio, porque la innovación es evolución, es un proceso continuo que no debe parar porque al igual que cada día, la tecnología mejora, las prácticas docentes deben enriquecerse y desarrollarse en búsqueda de resolver problemas sociales, en busca de formar a los estudiantes en el conocimiento del mundo, en cómo se manejan los procesos productivos en los que se desenvolverán como profesionales ya que ésta es la única manera efectiva de que la preparación académica sea considerada como la principal fortaleza para enfrentar los retos de la Cuarta Revolución.

Pensar en innovación no es tratar esporádicamente de hacer algo nuevo, innovar debe ser la principal estrategia para desarrollar conocimientos, tanto para el docente como para el estudiante, trabajar juntos en la búsqueda de objetivos comunes para que los procesos educativos avancen al unísono con los desarrollos tecnológicos y no hablar de contextos separados, ya que educar es innovar, y día a día la finalidad desde las aulas de clase debe ser generar nuevos conocimientos con aplicaciones prácticas que incentiven a los miembros de la comunidad educativa a fortalecer sus habilidades y trabajar siempre en servicio de la sociedad.

 

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac