OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Los 4.800: ocho años después.

24 de septiembre de 2017

Santiago Alfredo Díaz Azuara.
Ciudad de México, México.
IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
Actualmente la forma de aprender-enseñar ha cambiado debido a la globalización y la actividad científica-tecnológica con el apoyo de las TIC. La creación de las comunidades educativas ha dado un impulso a los docentes a nivel mundial a través de sus aportaciones escritas o multimedia. IBERCIENCIA festeja los 4,800; vivimos un mundo de cambios afrontémoslo juntos como un gran equipo. 

El origen

Hoy en día, la actividad científica y tecnológica tiene una repercusión directa en la vida cotidiana de todas las personas del planeta; en otras palabras, lo que se descubre en un continente, país o en una provincia esta repercute en forma directa o indirecta a millones de personas. Por ejemplo, en la salud el uso de la simulación a través de ordenadores, permite detectar problemas o fallas en el desarrollo de productos farmacéuticos mucho antes de pasar a la fase de pruebas en organismos vivos, inclusive Medical Device Innovation Consortium (MDIC), llego a comentar que el modela o simulación podría llegar a más del 50% de los ensayos clínicos del futuro.

En el caso de las nuevas pulseras y relojes electrónico, además de ser lindos y multifuncionales; ahora son capaces de monitorear el estado físico de un individuo en tiempo real. El Dr. Ignacio Llorente Gómez de Segura, dijo “El principal reto de esta tecnología es avanzar de forma continua en la exactitud y precisión de los resultados”. En el área de la alimentación, de acuerdo a la revista el país, hay nuevas técnicas sobre la conservación y transformación de los alimentos y muy pronto hablaremos de empaques biodegradables en la conservación de alimentos que seguramente serán hasta comestibles. 

En la vivienda, hace unos años se comenzó a hablar de edificios inteligentes con características antisísmicas hoy se habla de Smart city o ciudades inteligentes, donde la tecnología, el medio ambiente, la economía y la calidad de vida estarán en armonía con el ser humano que las habite. Los retos de menor consumo electico en las luminarias y electrodomésticos son cosa del pasado; hoy resuena en las comunicaciones de un mayor ancho de banda en teléfonos celulares (smartphone) y en cómputo el internet de las cosas y el IPv6; claro sin olvidar la robótica y los sistemas expertos, son los temas de hoy.

Las comunidades

A pesar de todo lo anterior, el conocimiento científico se desvanece en la cultura del ciudadano común, y sin ir tan lejos, en nuestros alumnos; hay una tendencia a rechazar la ciencia por que se presupone que es complicada o difícil de entender. Algo a favor, es que en el micro universo alterno de la educación, nos estamos conociendo y nos hacemos cada vez más fuertes; esto es gracias a las comunidades de docentes (las redes de académicos).

Dichas redes fortalecen tanto el trabajo individual como en equipo colaborativo de los docentes que las integran; estos nuevos equipos de trabajo interdisciplinarios, rompen las fronteras, continentes, estados, provincias para el intercambio de ideas, experiencias, documentos, programas, mesas redondas, seminarios, exámenes, congresos, coloquios, cursos, diplomados e inclusive a emprender proyectos conjuntos. Hay muchas comunidades de docentes en el ciber espacio; si se hace una búsqueda restringida en el motor de Google es posible obtener más 4200 en español, seguramente con más calma y paciencia se puede llegar a números entre 200 a 600 comunidades reales; con al menos 50 integrantes por comunidad. Existen casos donde la comunidad cuenta con más de 4,000 docentes activos, trabajando en pro a la educación en diversas líneas del saber humano.

¿Qué me ha aportado?

En mi experiencia, como miembro fundador (julio de 2009) de la Comunidad de Educadores Iberoamericanos para la Cultura Científica, sólo puedo decir que ha sido una experiencia que ningún académico debe perderse, ahora somos 4,800 docentes. Y como siempre digo: “Nada es para siempre, todo cambia, dado que vivimos en un multiverso dinámico”; así que personas vienen o se mantienen (Juan Carlos Toscano), personas se van (Oscar Macías); sin embargo, la comunidad continua y el trabajo realizado por cada miembro en pro a la docencia y el saber humano trasciende. 

La comunidad ofrece cursos (en la plataforma y en formato MOOC), seminarios, masters, diplomados, foros abiertos de discusión; el intercambio de ideas, por supuesto las colaboraciones desde una cómoda plataforma en línea, en la que se respeta al autor (docente) dando los créditos apropiados a su obra sin importar en que parte de la plataforma los publique. Como se puede apreciar, la comunidad permite que cada docente ensalce su creatividad ya sea con proyectos o en forma escrita con la creación de materiales didácticos (podcast, documentos, videos, entre otros) que ayudaran a cientos o miles de estudiantes o personas en todo el mundo. 

Por eso es importante que los docentes realicemos no solo materiales didácticos sino que materiales “Premium”. IBERCIENCIA no ha nacido de espaldas al trabajo de los docentes; al contrario busca proyectarlo y que sea conocido en el mundo, a través de sus aportaciones escritas en sus canales de noticias científicas, tecnológicas y culturales.

Nuevas forma de trabajo

Es probable que haya más cambios en IBERCIENCIA y esperemos que los cambios traigan nuevas formas de trabajo, por ejemplo, con el apoyo de la TIC es posible diseñar, estructurar y casi dejar listo en días u horas un articulo de investigación, de divulgación, una reseña o un capitulo de libro, todos en forma colaborativa. Las aportaciones vienen desde varios lugares con diversos puntos de vista, acompañados de bibliografía en diversos idiomas, imágenes, figuras entre otras aportaciones en tiempo real (con un pequeño retraso que depende del ancho de banda de cada colaborador). La forma más sencilla de hacer esto es a través de una wiki (para hacer la estructura y los primeras versiones), ya en las versiones preliminares con el apoyo de Google Drive Document, ahora imaginen las posibilidades al involucrar el resto de las aplicaciones en línea.

Este nuevo siglo, nos permite un mundo nuevo de oportunidad para mejorar, la critica es buena siempre y cuando sea positiva. Por último, siempre ha sido una verdadera satisfacción colaborar con IBERCIENCIA y espero seguir en ella mucho tiempo. Para finalizar, durante los sismos que han afectado a México, Iberciencia a través de Juan Carlos Toscano, ha mantenido comunicación conmigo, Gracias Juan Carlos por el detalle. Me despido con una frase que suena en las zonas afectadas “México sigue en pie”.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac