OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Multi, pluri, inter y transdisciplinariedad en la escuela, un acercamiento a la integración desde las disciplinas

9 de marzo de 2017

Julio César Páez García. Montería –Córdoba-Colombia. Escuela Normal Superior de Montería - Universidad de Córdoba. IBERCIENCIA Comunidad de educadores para la cultura científica.
En el proceso enseñanza aprendizaje que se desarrolla en la escuela, a diario se habla de integración en las áreas y disciplinas que están inmersas en éste, pero el docente tiende a confundirse con una variedad de términos que desde los distintos tipos de disciplinariedad: multidisciplinariedad, pluridisciplinariedad, interdisciplinariedad y transdisciplinariedad, están en los discursos de los teóricos y más en la complejidad de las universidades que en la de las escuelas. Por ello, acercarnos a través de conceptos y ejemplos disciplinares desde la escuela posibilita tener una visión ampliada de integración que permita tomar decisiones que encausen estos procesos al interior de la misma.

Así las cosas, en este escrito se conceptualizaran estos términos de disciplinariedad basado en el esquema de Erich Jantsch, citado por Murcia y Tamayo (1982) en su libro “investigación e interdisciplinariedad”, y se ejemplificará a partir de la organización del horizonte institucional, los planes de estudios, los proyectos transversales, entre otros aspectos que legalmente deben tener las escuelas colombianas denominadas instituciones educativas y en algunos casos se especificaran ejemplo de algunos de estos tipos de disciplinariedad con procesos que aún se desarrollan al interior de Escuelas Normales Superiores (ENS) del país. Para mejor comprensión de estos conceptos, se mostraran, esquemas que en forma secuencial ayudarían a entender los ejemplos citados.

En ese orden de ideas, al conceptualizar multidisciplinariedad como un “conjunto de disciplinas que se proponen simultáneamente pero sin hacer aparecer explícitamente las relaciones que pueden existir entre ellas” (Murcia y Tamayo, 1982, p.45), evidencia así un sistema de un solo nivel y con objetivos múltiples sin ninguna cooperación, lo que a manera de ejemplo eses disciplinas representaría en el plan de estudio que presentan las escuelas en Colombia las nueve áreas obligatorias y fundamentales para básica y doce áreas para media (Art.23 y 31, ley 115/94): 1. Ciencias naturales y educación ambiental, 2. Ciencias sociales, historia, geografía, constitución política y democracia, 3. Educación artística, 4. Educación ética y en valores humanos, 5. Educación física, recreación y deportes, 6. Educación religiosa, 7. Humanidades, lengua castellana e idiomas extranjeros, 8. Matemáticas y 9. Tecnología e informática; donde cada una de ella tiene un propósito para el logro de los objetivos en el nivel de educación básica. Así mismo, para el nivel de educación media son las mismas áreas de la educación básica en un nivel más avanzado, agregándoles otras disciplinas como: 10. Ciencias económicas, 11. Ciencias políticas y 12. Filosofía; las cuales si bien fueron propuestas para alcanzar los fines de la educación en el proceso mismo se ven diluidas de manera aisladas. En conjunto se representan en el esquema1:

Esquema 1

Así mismo, al conceptualizar pluridisciplinariedad como la: “yuxtaposición de disciplinas diversas que se sitúan generalmente en el mismo nivel jerárquico y agrupadas de manera que se subrayen las relaciones que existen entre ellas” (Murcia y Tamayo, 1982, p.45); se evidencia desde este concepto un sistema a un solo nivel con objetivos múltiples con cooperación pero sin coordinación. A manera de ejemplo en las escuelas normales del país en su reestructuración se definió establecer un programa de formación complementaria para que los estudiantes que terminaban la media académica en las escuelas continuaran su formación como profesionales de la educación en preescolar y básica primaria, para atender a este procesos se establecieron desde las políticas del ministerio de educación los principios de educabilidad, enseñabilidad, pedagogía y contexto; los cuales al interior de las normales fueron organizados por núcleos del saber como es el caso de la ENS de Montería que como lo ilustra el esquema 2, definió desde las distintas áreas tres núcleos con espacios propios que si bien no son áreas, actúan como ejes integradores para articular las áreas fundamentales ellos son: 13. La naturaleza y las dimensiones del pensamiento conformadas por las áreas 1,8 y 9; 14. El desarrollo socio cultural y científico del hombre y su entorno, conformadas por las áreas 2, 4, 6, 10,11 y 12; 15. La comunicación y la expresión artístico-cultural, conformada por las áreas 3,5 y 7, que en conjunto permearían a un cuarto núcleo integrador denominado 16. Formación pedagógica investigativa, el cual está conformado por las siguientes áreas en secuencia numérica: 17. Pedagogía, 18. Psicología, 19. Sociología y 20. Didáctica, las cuales serán citadas más adelante en otros conceptos.

Esquema 2

Ahora, al conceptualizar uno de los términos más usado, la interdisciplinariedad como: “Conjunto de disciplinas conexas entre sí y con relaciones definidas, a fin de que sus actividades no se produzcan en forma aislada y fraccionada”. (Murcia y Tamayo, 1982, p.43). Se evidencia en este concepto un sistema a dos niveles y con objetivos múltiples la coordinación procede de un nivel superior que siguiendo el ejemplo en la ENS citada se ilustra desde las asignaturas establecidas en el núcleo de formación pedagógica investigativa relacionadas con las áreas fundamentales establecidas por afinidad en los demás núcleos del saber propuesto y acorde al esquema 3:

 Esquema 3

Finalmente, la transdisciplinariedad, se conceptualiza como la “coordinación de todas las disciplinas e interdisciplinas del sistema de enseñanza/innovación, sobre la base de una axiomática general introducida a todos los niveles a partir del nivel de los objetivos”. (Murcia y Tamayo, 1982, p.45), desde este concepto se identifica un sistema de niveles y objetivos múltiples, así como una coordinación sobre una finalidad común de los mismos. Siguiendo la secuencia a los ejemplos anteriores se ilustra el esquema 4, el cual a partir de las distintas áreas obligatorias y fundamentales(1,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11 y 12) desarrolladas en la ENS de Montería, son organizadas por afinidades en tres núcleos del saber (13,14 y 15), los cuales son permeados por un cuarto núcleo del saber (15), el cual desarrolla cuatro áreas fundamentales (17,18, 19 y 20) que en conjunto integradas entre si permiten enrutar los proyectos pedagógicos transversales, así como alcanzar la misión, visión y filosofía establecida en el proyecto educativo institucional (PEI), además estos tipos de integración permiten permear los principios de educabilidad, enseñabilidad, pedagogía y contexto establecida para la acreditación de las escuela normales y los trece fines de la educación propuestos legalmente como políticas en Colombia.

Esquema 4

 

En fin, a manera de conclusión se puede inferir que acorde a la apropiación conceptual de las distintas áreas y los tipos de disciplinariedad propuestos se pueden realizar acciones que permitan integrar los procesos que se deseen desarrollar, el ejemplo fue tomado de una escuela formadora de formadores pero también puede ser aplicada a las instituciones de enseñanza media diversificada (INEM) o a las instituciones meramente académicas con énfasis en cualquier campo.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac