OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Niños, niñas y jóvenes zurdos: Manuales en la escuela

22 de octubre de 2017

Dra. María Carmen Buelga Otero. Buenos Aires. Argentina. IBERCIENCIA Comunidad de Educadores para la Cultura Científica. Transitamos el Siglo XXI y los docentes debemos formarnos todos los días para desmitificar los mitos y aportar a una educación inclusiva y respetuosa de los niños, niñas y jóvenes zurdos manuales. 

El presente trabajo se encuadra dentro de los desafíos del educador para crear un ambiente positivo, que aporte de manera eficiente y eficaz al aprendizaje de los alumnos zurdos manuales.

Desde mi experiencia personal-familiar, dado que dos integrantes de la misma son zurdos manuales, me lleva a considerar la relevancia de pensar y exponer las dificultades que se les generan a los niños, niñas y jóvenes que tienen este trastorno a poder desarrollar actividades manuales, cuando todos los elementos e inclusive la tecnología está creada para las personas diestras manuales.

Es un dato para tener en cuenta, es que los zurdos manuales están presentes en todas las poblaciones del mundo. También estudios indican que el fenómeno es más común en los varones que en las mujeres. En los ámbitos educativos siempre se expresa que la educación de un niño, niña o joven zurdo debe ser igual a la de un niño, niña o joven diestro. Pero el mundo está pensado y diseñado para una sociedad de diestros, lo que dificulta las actividades de los zurdos.

Debemos aclarar que la zurdera es un trastorno, el mismo se complejiza ante la falta de elementos adaptados a su situación, lo que no permite se puedan desenvolver eficientemente y se sientan frustrados o discriminados por no realizar las acciones con la misma rapidez que los diestros.

Los zurdos son tan hábiles como los diestros. Recordemos que en el siglo pasado a estos se les ataba la mano izquierda, obligándolos a usar la derecha y muchas veces eran rechazados en las escuelas.

Si bien, en la actualidad hubo cambios en la forma en que se considera a los niños, niñas y jóvenes zurdos manuales, podemos decir que no se nota una gran mejoría en el tratamiento de estos en el aula. La mayoría de los docentes ignoran su condición y aparecen problemáticas de escritura y de aprendizaje. Lo que provoca que muchos de los alumnos, al ser distintos, se sienten marginados o son marginados por sus compañeros.

Transitamos el S. XXI y al momento de la formación de los docentes, no se les informa sobre como son y cómo tratar a los alumnos zurdos manuales. También, las escuelas mayoritariamente no están preparadas para facilitarles a estos niños, niñas y jóvenes el material que necesitan por su condición, cuadernos, lapiceras, tijeras, etc. y además los pupitres o escritorios están diseñados para diestros, lo que genera en ellos una gran incomodidad al momento de la escritura.

Debemos agregar que en el siglo pasado y en la actualidad, muchos docentes y padres exigen a sus alumnos e hijos utilizar la mano derecha y el material de los diestros, por este motivo, a la mayoría de los niños y jóvenes los ponen en la condición de torpes e inmaduros, generando en ellos frustración y situaciones de rebeldía y violencia.

Las creencias sociales y ser zurdo manual

En la historia de las creencias culturales-sociales existe un prejuicio ancestral sobre ser zurdo, esto ha sido considerado algo negativo; la palabra latina sinister quiere decir ‘izquierda’, precisamente la palabra «siniestro», que también significa ‘zurdo’ («a diestra y siniestra»), tiene unas connotaciones negativas que todo el mundo conoce.

A diferencia del diestro, al que se le otorgan cualidades positivas como: hábil, correcto, justo, recto, etc., y si nos remontamos a la Historia de la Humanidad, en la Edad Media los zurdos fueron perseguidos ya que se los identificaba con el diablo. Esta idea también se repetía en otras culturas. Los comportamientos de las personas que se naturalizan en las relaciones sociales, ponen a los zurdos manuales en un lugar estigmatizante. Históricamente la forma de saludarse es darse un apretón de manos y para ello se utiliza la mano derecha.

También hay ciertos mitos sobre los zurdos, los que sugieren que estos son más inteligentes y creativos que los diestros, lo que está en debate en la comunidad científica.

Un dato ilustrativo de la temática que abordamos es, el 13 de agosto es el “Día internacional de la zurdera”. este tendría al menos dos orígenes: uno en la ciudad de Topeka, Kansas donde se fundó en 1975 la “Organización Internacional de personas zurdas” y el otro dice que el “Left-Handers Club de Londres” inauguró un almacén de productos el 13 de agosto de 1976 eligiendo esta fecha para dirigir la atención a los mitos y supersticiones sobre los zurdos.

Qué es ser zurdo manual

Para una mayor comprensión de lo expresado, nos debemos preguntar qué es ser zurdo manual. La respuesta dentro del ámbito escolar sería; todo alumno que escribe con la mano izquierda y manifiesta su lateralidad en todas las actividades que realiza en la escuela y fuera de ella, consignando que esta no es un defecto.

Según investigaciones los zurdos suman el 10% de la población mundial y ven el mundo desde otra posición. Un dato interesante a conocer es que en los nacimientos múltiples es mucho mayor el porcentaje de niños zurdos, por ejemplo los gemelos. Otros estudios indican que el fenómeno es más común en los varones que en las mujeres. Hay más zurdos varones (13%) que mujeres (9%), no se sabe el motivo de estos porcentajes.

Debemos considerar que el niño, niña o joven zurdo manual no es menos inteligente que los diestros y su lateralidad manual izquierda no se puede asociar a un déficit en el lenguaje oral y escrito.

Sin embargo en la sociedad hay una creencia que sugiere que los zurdos son más inteligentes y creativos que los diestros. Esto origina un debate en la comunidad científica sobre como relacionar la inteligencia con la creatividad. Si bien, algunos expertos expresan que hay una pequeña correlación entre los zurdos y la creatividad-inteligencia, también opinan, que puede deberse al tener que adaptarse desde muy temprana edad al mundo de los diestros.

Es necesario aclarar que en un mundo de diestros manuales a los niños zurdos manuales les supone un esfuerzo, el uso de herramientas pensadas y hechas para diestros, como aprender a cortar figuras o escribir.

Dada esta situación, los problemas cotidianos que enfrentan pueden generarles ansiedad y frustración, más cuando por edad en el período escolar, no pueden saber la causa de su supuesta torpeza. Los niños, niñas y jóvenes zurdos manuales, necesitan por parte de los docentes y familia una gran comprensión, y es, acompañándolos a que comprendan y se integren como zurdos manuales en un mundo pensado y organizado para diestros manuales.

En el libro “El alumno zurdo. Didáctica de la escritura” de Monge Crespo Mª Concepción, se encuentra la siguiente definición: “Un Zurdo es todo alumno que escribe con su mano izquierda, que manifiesta y reafirma esta su lateralidad en las diversas actividades que realiza dentro y fuera del centro escolar, y quien a su vez es clasificado como tal por sus padres y profesores, excluyendo al que escribe con ambas manos, y además de saber que la zurdera no es un defecto”.

Para una mayor visión y comprensión del trastorno las neurociencias nos aportan conocimientos a esta condición. 

La ciencia explica que el cuerpo humano guarda una simetría bilateral con respeto al plano vertical medio, lo que lo divide en dos mitades idénticas en su aspecto externo. Las manos y los pies son simétricos en los humanos, pero la función de ellos no. La mayoría de las personas tiene mayor habilidad para realizar tareas (dominancia) con uno de los lados del cuerpo.

Aunque hay una predisposición hereditaria a ser zurdo o diestro, la dominancia no está bien establecida al nacimiento, sino que va desarrollándose en los primeros años de la infancia.

En general se sabe que un zurdo se maneja mejor con la pierna izquierda y su lado izquierdo es más sensible. También oye mejor con el oído izquierdo, ve mejor con el ojo izquierdo y su visión espacial se orienta por la izquierda. Tiene más sensación táctil en la parte izquierda del tronco. Un ejemplo es cuando en una tarea en la que es necesario el uso de las dos manos, un diestro tiende a usar la mano derecha como dominante y la izquierda de apoyo, al revés que un zurdo, por lo que cargar un objeto o manipularlo es distinto para ambos.

De acuerdo a la utilización de la mano se puede considerar que:

  • Los Zurdos, son los que son más hábiles con su mano izquierda.
  • Los diestros, son más hábiles con su mano derecha.
  • Los ambidiestros, son los que tienen la misma habilidad con su mano derecha e izquierda.
  • Los ambilaterales, son los que su rendimiento manual es tan reducido en su mano derecha como izquierda.

La lateralidad no es una función dicotómica que divide a las personas en diestros y zurdos, dado un existente progresivo entre los diestros completos y los zurdos completos.

Los zurdos tienen un predominio lateral del cerebro derecho, al contrario que los diestros, pero la pregunta a la que queremos contestar es ¿esto afecta e al proceso de enseñanza-aprendizaje de la escritura?

Es fundamental identificar la lateralidad de un niño, niña y joven. Se debe observar cual es la preferencia manual que tiene para realizar las tareas diarias y escolares, o sea, que mano usa frecuentemente, esto importante para prevenir problemas posteriores. Aclaramos que también la lateralidad se refiere a ojo, oído y pie, en el presente trabajo nos referiremos solo a la lateralidad de mano.

Los expertos en lateralidad consideran que un niño, niña no establece su lateralidad definitiva antes de los 7 años de edad, y es a partir de esta edad cuando se puede determinar si un niño o niña es diestro o zurdo.

Por lo expuesto, es importante que el niño o la niña cuando establezca la lateralidad de la mano que va a dominar sus movimientos, sea izquierda o derecha, los padres y educadores desde sus funciones, deben ayudar a que consiga y desarrolle las destrezas suficientes para no retrasar su aprendizaje escolar.

El docente y el niño zurdo en su aprendizaje

Por lo expuesto, preguntamos si un niño zurdo tiene más problemas para aprender a leer y escribir que un niño diestro.

La enseñanza tiene su par en el aprendizaje, la primera es realizada por el docente en función del alumno. Dado que la escritura occidental está pensada y desarrollada para las personas que son diestras, ya que la escritura manual la realizamos de izquierda a derecha, lo que permite leer a medida que se va escribiendo. Ahora, para un zurdo este proceso le resulta complicado, ya que su mano izquierda tapa el texto que va escribiendo, lo que no le permite ver lo que está realizando.

El niño, niña o joven no se da cuenta que muchos de sus problemas cotidianos, como es ejercer la motricidad fina en el aula, se debe a su condición de zurdo manual y se le debe explicar que su trastorno no es un impedimento para realizar las tareas escolares. Por ello, debe ser estimulado para que desarrolle las destrezas y son los maestros los que deben guiarlos y facilitarles desde el jardín de infantes el aprendizaje adecuado a su trastorno, como es la postura adecuada y correcta por su condición de zurdo manual.

Históricamente los materiales del aprendizaje escolar están pensados para diestros, dificultando a los zurdos su utilización, como son las tijeras, cuadernos, lapiceras, etc., algunos logran acostumbrarse después de un gran esfuerzo y exigencias por parte de la familia y los docentes de los distintos niveles de la formación.

La temática nos sugiere muchas preguntas sobre como facilitar el aprendizaje del niño zurdo o sea, ¿El docente diestro puede enseñar a un niño zurdo de forma adecuada a su condición?

Consideramos que sí.

Pero requiere del docente conocimiento del trastorno y paciencia para trabajar con el o los niños, dado que muchas veces al maestro diestro le puede resultar difícil cambiar de mano para enseñar la escritura o una técnica. 

Los maestros cuando se inicia el año escolar deben saber si entre los niños/as hay zurdos manuales, para prestarles atención en su aprendizaje y aportar a la no estigmatización de los mismos por parte de sus compañeros/as.

Algunas sugerencias que ponemos a disposición de los docentes:

  • Sentarlos del lado izquierdo de los pupitres dobles o junto a otro niño zurdo, para evitar que su codo choque con el del compañero diestro.
  • Sentarlos del lado derecho de la clase en relación al pizarrón, con el objetivo de que puedan ver lo que escribe el maestro desde el mismo lugar que ellos miran cuando escriben en el cuaderno.
  • Ubicarse al lado izquierdo del niño/a o joven cuando se le van a dar las tareas.
  • Reconocer que la escritura con la mano izquierda es tan natural como escribir con la derecha.
  • Ayudar al niño, niña o joven a que encuentre una posición confortable que le permita el movimiento de escritura fácil.
  • Dejar que el niño/a o joven escriba con la mano con la que él se siente más cómodo, ya sea la izquierda o la derecha.
  • Ejercicios de grafía para aprender los giros de las letras.
  • Ejercicios para repasar las letras y frases.
  • Práctica de la lectura.

Estamos en la era de la inteligencia artificial y la tecnología, donde los niños empiezan a usar la computadora desde muy pequeños y cada vez son más los juegos educativos que existen en la misma y para su aplicación necesitan de esta. Hay gran variedad de aparatos táctiles como tablets, móviles, etc., que facilitan el uso de una u otra mano. Es recomendable saber si el niño/a es zurdo manual para utilizar el mause de la PC, la coordinación con la mano derecha le puede dar algunas dificultades para realizar las tareas que requieran precisión. Poner el mause a la izquierda de la PC, a veces no es suficiente, se le debe indicar al niño la diferencia de las teclas al momento del uso por parte de este.

También debemos saber que para un niño/a zurdo trabajar con una herramienta para diestros le puede causar frustración por la incomodidad que esto supone. Hoy en día existen algunas herramientas que se han hecho especialmente para la mano izquierda que facilitan a estos su actividad cotidiana, como son las tijeras, cuadernos especiales, plumas de escribir, reglas, sacapuntas, sacacorchos (con la espiral al revés), cartas para juegos (con números en las cuatro esquinas), relojes (cuyas agujas giran en el sentido contrario a las agujas del reloj), pianos, teclados de ordenador, guantes de béisbol, cámaras de fotos, palos de golf, guitarras, cubiertos, y se está analizando la posibilidad de construir automóviles, para los que conducen por la derecha, como para los que conducen por la izquierda).

Todos estos adelantos no son de uso cotidiano en el aula o en la vida social de todos los niños, niñas, jóvenes con el trastorno de zurdo manual.

El docente es un actor muy importante al momento de generar un entorno positivo para la enseñanza-aprendizaje.

La relación cerebro-aprendizaje está vinculada de manera significativa con el contexto y con los ambientes en los cuales se desarrolla un proceso socio-cognitivo.

Desde la ciencia cognitiva se plantea que el aprendizaje está centrado en el desarrollo del cerebro y de sus múltiples funciones y conexiones entre sí, siendo ese proceso la construcción de un nuevo aprendizaje. No obstante, el contexto y el ambiente en el cual se desarrolla ese aprendizaje son clave y fundamentales.

Para el desarrollo de estos entornos resonantes, se exige la organización de información de forma intencionada y regulada por el docente, de acuerdo a las necesidades de cada alumno y en especial para el niño/a zurdo manual. Ahora, no solo resulta relevante el “estímulo”, también las propias emociones cumplen un rol fundamental para un aprendizaje eficaz.

Es sustancial que los docentes no obliguen a los niños/as y jóvenes a convertirse en diestros, dado que su lateralidad funciona mejor cuando se les permite usar la mano izquierda. Se debe respetar su lateralidad y acompañarlos en su desarrollo como personas.

El objetivo del trabajo es acercarnos al conocimiento y la comprensión de los niños, niñas y jóvenes zurdos manuales que deben convivir en un mundo concebido y desarrollado para diestros manuales. No tratamos de establecer diferencias o categorías de niños/as o jóvenes según puedan ser zurdos manuales o diestros manuales, sino aportar al conocimiento del trastorno de forma que ambos sean implicados en la metodología de aprendizaje y evaluación. A través de los años se estigmatizó a niños/as, jóvenes que son zurdos manuales, la falta de información y prejuicios sobre estos no permitió saber que grandes personajes del arte y la política tenían este trastorno, como fueron: Leonardo da Vinci, Bill Gates, Barack Obama, Reagan, Bush padre, Clinton, Lincoln y Kennedy.

Por lo expuesto la zurdera manual es un trastorno, no es un problema. El problema está que dado el bajo porcentaje de zurdos manuales que hay en la población, no se los considera importantes, por lo que no se generan suficientes materiales que les permitan realizar con naturalidad las actividades manuales, como es el uso de; tijeras, cuadernos, lapiceras, etc., especialmente diseñados para este trastorno, aportando así a su comodidad y evitando su frustración o que se sientan discriminados.

Si bien, históricamente por un miedo a lo que es diferente, se ha asociado a los zurdos con torpeza, retardo cognitivo y se pensaba que necesariamente tendrían problemas de aprendizaje, el pensamiento actual explica, que si no son contrariados y se estimulan sus capacidades con su mano izquierda, no presentan problemas de aprendizaje. Los investigadores coinciden, en que a los zurdos no hay que contrariarlos, es decir, no se les debe obligar a utilizar el lado derecho de su cuerpo. Es preciso respetarles la información genética que ellos traen.

Para la implementación de los nuevos aportes de las neurociencias a la educación, el docente es un pilar sumamente importante en la inclusión escolar de los alumnos que tengan este trastorno, este, al crear un entorno resonante en el aula, va a permitir que los niños/as y jóvenes aprendan al mismo ritmo que los que son diestros manuales.

Tomar conocimientos sobre Neuroaprendizaje, va a permitir al docente que pueda realizar una tarea altamente positiva en el aula en relación a la enseñanza-aprendizaje de los niños, niñas y jóvenes zurdos manuales, también va a ser un aporte a la familia y la sociedad para cambiar la forma en que se los trata y los prejuicios que muchos tienen sobre ellos.

Referencias Bibliográficas

 Bachrach, Estanislao (2017) “ÁgilMente”. Grupo Editorial SA. Buenos Aires. Argentina.

 Fernández Coto Rosana (2012) “Cerebrando el aprendizaje”. Editorial Bonum. Argentina.

 Fernández Coto Rosana (2013) “Cerebrando las emociones”. Editorial Bonum. Argentina.

 Goleman, Daniel (2015). “Cómo ser un LIDER”. Ediciones B. SA. Barcelona. España.

 Goleman, Daniel (2013). “FOCUS. El motor oculto de la excelencia”. Ediciones B. Argentina SA. Argentina.

 Goleman, Daniel (1999). “La inteligencia emocional en la empresa”. Ediciones B. Argentina SA. Argentina.

 López Rosetti, Daniel (2017). “Emoción y Sentimientos”. Editorial Planeta. Argentina.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac