OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Percepciones, Pensamiento y Aprendizaje

16 de julio de 2017

Mawency Vergel-Ortega, Nicola Caon, Sandra Liliana Zafra, Carlos Sebastián Gómez Vergel.
Universidad Francisco de Paula Santander - grupo de investigación Quetelet-Policía Nacional de Colombia, Instituto de Astrofísica de Canarias-, Tenerife, España -Editores Sapiens-Research.
IBERCIENCIA Comunidad de educadores para la cultura científica.
Las instituciones en América Latina han venido trabajando sin tener en cuenta cómo funciona el cerebro. Se ha esforzado por transmitir informaciones para que sean recopiladas por los estudiantes, desconociendo que la mente es extremadamente deficiente para almacenar datos.

En eso nos superan con creces las computadoras, internet, Tablet y demás medios que se presentan como un medio del cual se puede obtener mucha información actualizada. Julián De Zubiría, Fundador y Director del Instituto Alberto Merani, plantea como el cerebro está diseñado para crear, soñar, amar, inventar, procesar, analizar e interpretar la información, pero no para almacenarla (Gallardo y Vergel, 2007). Para ello fueron creadas las redes, tablet, celulares. En la nube y otros medios. Sin embargo, hasta ahora no hemos inventado nada que analice e interprete mejor la información que el cerebro humano, posiblemente nunca lo podremos hacer con la flexibilidad, plasticidad y adaptabilidad que lo caracterizan” (Martínez, Zafra, Vergel, 2016).

Temáticas vinculadas en los cursos

El ciclo euleriano La ciudad de Königsberg está atravesada por un rio que tiene 2 islas y 7 puentes como muestra la figura 1. Se pregunta si es posible partir del sector A y, haciendo una caminata, pasar por cada puente una sola vez volviendo al punto de partida, problema se traduce en partir de A y recorrer las 7 ramas sin repertir ninguna y volver a A (ciclo euleriano). Este problema fue encarado por Euler en 1736 y es el origen de la teoría de grafos. (Blanco y Aguado, 2002)

El ciclo hamiltoniano. A un dodecaedro, cuerpo sólido regular con doce caras pentagonales, se la ha quitado una cara y se lo ha aplastado en el plano. Imaginemos a los vértices de esta figura como ciudades y a las aristas como tramos de caminos entre dos ciudades. Se pregunta si hay un camino formado de tramos que partiendo de una ciudad visite todas las ciudades una sola vez volviendo a la ciudad de partida (ciclo hamiltoniano)

Coloreado de mapas se muestra un mapa con 4 distritos A, B, C y D. Se trata de pintar cada districto con un color de forma que dos regiones con un borde común (que no sea un punto) tengan distintos colores y queremos hacer esto usando un mínimo numero de colores. Se elabora un grafo homeomorfo al mapa, en el sentido que los vértices del grafo se corresponden con las regiones del mapa y dos vértices están conectados por una rama cuando las regiones correspondientes tienen un borde común. El problema se traduce en el grafo a minimizar el número de colores al asignar un color a cada vértice de forma que cualquier rama tenga extremos de distinto color.

El recorrido del cartero Imaginemos un grafo que representa el mapa de las calles de un barrio. Una calle va de una esquina a la otra. En una esquina está ubicada una oficina de correos. Un cartero sale de la oficina de correos y tiene que recorrer todas las calles y volver a la oficina. Se plantea el problema de un recorrido que minimice el número de calles que está obligado a recorrer más de una vez. (Blanco y Aguado, 2002)

El problema de cruzar el rio Tenemos 3 misioneros y 3 caníbales y un bote para cruzar el rio. El bote tiene capacidad para 2 personas a lo sumo. Se trata que los 6 individuos crucen el rio de forma que en ningún momento haya más caníbales que misioneros en cualquiera de los dos márgenes del rio. Indiquemos con (i,j) el hecho que haya i misioneros y j caníbales en un dado margen. Entonces (i,j)—>(i-1, j-1) significa una posible transición, es decir, cruzan el rio un misionero y un caníbal. A continuación (i-1, j-1) —>(i, j-1) significa que volvió el misionero solo. Imaginemos que dibujamos todos los pares (i,j) como puntos en el plano (i³j) y unimos por flechas los pares que representan transiciones posibles. Se trata de hallar una sucesión de flechas consecutivas que parta de (3,3) y termine en (0,0)

Análisis
La percepción encierra un juicio que no solo depende de la experiencia. De esta manera, en el ser humano propicia el conocimiento en una combinación de vivencias y de análisis y por ello no sólo es causa sino también es lógico. El cerebro humano y, posiblemente el de otras especies animales, puede ser conceptualizado como un sistema de procesamiento de la información que opera según principios lógico-matemáticos y estadísticos, semejantes a los que integran los computadores digitales y/o las redes neuronales artificiales (Blanco, 2015; Martínez, Vergel, Zafra, 2015). La capacidad de percepción del ser humano en la niñez es alta, así como lo es la capacidad de sugestión del adulto; es ausente en el niño el prejuicio que se hereda por la experiencia. Este pensamiento del niño, es el pensamiento natural del ser humano al alcance de sus sentidos que le permite explorar, investigar, innovar, ser observador del mundo exterior y del mundo que está en su mente. Es el pensamiento lógico que se ayuda del pensamiento vivencial sin dejar que éste lo limite y lo lleva al umbral de un mundo de aprendizaje, descubrimiento y transformación de realidades.

El pensamiento lógico como actividad simbólica de procesamiento de la información implica, la realización de operaciones de abstracción, la elaboración de inferencias deductivas e inductivas, la generalización, la comprobación de hipótesis, o el establecer estructuras abstractas cuantitativas, como el concepto de número, así como estructuras cualitativas, ya sean, proposiciones, clases, asociaciones, relaciones, conjuntos, axiomas, argumentos, teorías o modelos (Vergel, Martínez, 2016). De igual manera los procesos de pensamiento lógico incluyen el implementar procesos de control que operan sobre las actividades cognitivas, emocionales y de comportamiento. Estas consideraciones del desarrollo cognoscitivo humano resultan de interés al caracterizar las relaciones existentes entre lenguaje, pensamiento y procesos lógicos para lograr aprendizajes.

Es el cerebro quien lleva a cabo la actividad a través de determinadas funciones del sistema cognitivo-ejecutivo (Blanco, 2015) por lo cual, el pensamiento lógico además de las capacidades anteriores, vincula habilidades categoriales, de clasificación y conceptualización. Considerando estos procesos de campos semánticos, relacionados con el funcionamiento lingüístico, y neuropsicológico, como: la praxis, las habilidades corporales, la dinámica afectivo-emocional-social, la integración de la personalidad y, los procesos de programación, secuenciación y planificación de la conducta; otorgando con ello al cerebro, la capacidad para atribuir experiencias lingüísticas, perceptivas, emocionales, es decir, como lo manifiesta Vasey (2000), incidiendo en la formación y control de la sintaxis lógica de los programas de comportamiento, o como lo manifiesta Vasey (2015), emociones y pensamiento se encontrarían estrechamente vinculados.

De esta manera, los procesos intelectuales y los afectivo-emocionales, dispondrían de puntos de referencia lógicos en los que se basaría la racionalidad inherente a su funcionamiento. De otra parte, diversos sistemas filosóficos hacen referencia al pensamiento lógico asociado a la consciencia (cualidades fenomenológicas y cualitativas de la experiencia consciente) para referirse a las actividades de la inteligencia orgánica, puesto que, desde el punto de vista de la neurología, y de las neurociencias cognitivas, las actividades más elaboradas del pensamiento, y procesos cognoscitivos más complejos no pueden entenderse sin la intervención de la capacidad biológica y mental denominada consciencia. Esta propiedad mental constituye una condición para la elaboración discursiva de ideas desde el punto de vista neuropsicológico (Bender, 1995), y se encuentra estrechamente vinculada a la problemática teórica derivada de la noción de representación (Barret, et.al. 1996). Producir inducciones lógicas o analogías en la mente del estudiante propiciaría conocimiento holístico. Para el estudio de los procesos mentales, resulta de gran importancia la observación del comportamiento, conjuntamente con la realización, por parte del observador, de las inferencias correctas (lógicas) de los mecanismos (cognitivos o mentales) responsables de la conducta humana en pro de una mejora del aprendizaje, del logro de competencias y el desarrollo social del individuo.

Investigadores con habilidades, pensamiento crítico y científico en el campo educativo, estadístico, o matemática aplicada, deseosos de crear ventajas competitivas, ofrecer soluciones innovadoras, crear proyectos con impacto social y generar estrategias, que contribuyan al desarrollo de países, de la ciencia en los distintos desafíos teóricos y prácticos a los que se enfrentan las comunidades o las empresas.

Conclusión

La educación matemática entonces debe centrar su estudio en problemáticas asociadas a procesos de enseñanza aprendizaje de la matemática o de la apropiación cultural del saber desde perspectivas didácticas, epistemológicas, cognitivas, socioculturales y sociopolíticas que generen innovaciones pedagógicas, modelos didácticos, educativos, pedagógicos, estrategias, diseños curriculares, y permitan analizar el impacto de las Ntics y generar ambientes de aprendizaje que den solución a problemáticas educativas de cada contexto.

Estadística aplicada busca crear modelos econométricos, factoriales, diseños de experimentos, y Matemática aplicada busca generar modelos matemáticos aplicados a la ingeniería, ciencias básicas, agronómicas, administrativas.

Referencias Bibliográficas

Bender, W. N. (1995). Learning disabilities. Characteristics, identification and teaching strategies. (2nd ed.). Boston, Allyn and Bacon.
Blanco y Aguado (2002). Lógica. Madrid.
Blanco (2015). Pensamiento. Bogotá: Magisterio
Barret, P., R. Rapee, M. Dadds, S. Ryan. (1996). “Family enhancement of cognitive styles in anxious and aggressive children”, Journal of Abnormal Child Psychology 24: 187-199.
Gallardo, H. y Vergel, M. (2007) Modelación en un museo interactivo. Imaginarios. X Reunión de la RED POP y IV Taller "Ciencia, Comunicación y Sociedad". Visto en http://www.cientec.or.cr/pop/2007/CO-MawencyVergel.pdf 2014.
Martínez Lozano, J., Vergel Ortega, M., & Zafra Tristancho, T. (2016). Ambiente de aprendizaje lúdico de las matemáticas para niños de la segunda infancia. Revista Logos Ciencia & TecnologíA, 7(2), 17-25. Recuperado de http://revistalogos.policia.edu.co/index.php/rlct/article/view/234/274
Martínez Lozano, J., Vergel Ortega, M., & Zafra Tristancho, S. (2015). Validez de instrumento para medir la calidad de vida en la juventud: VIHDA. Revista Logos Ciencia & TecnologíA, 7(1), 20-28. Recuperado de http://revistalogos.policia.edu.co/index.php/rlct/article/view/206
Vasey, M., T. Ollendick. (2000). “Anxiety”. En: A. Sameroff, M. Lewis Y S. Miller (Eds). Handbook of Developmental Psychopathology. 511-529 Kluwer. Academic /Plenum Publishers. New York.
Vergel Ortega, M., Martínez Lozano, J., & Zafra Tristancho, S. (2015). APPS en el rendimiento académico y autoconcepto de estudiantes de ingeniería. Revista Logos Ciencia & TecnologíA, 6(2), 198-208. Recuperado de http://revistalogos.policia.edu.co/index.php/rlct/article/view/21/226
Vergel-Ortega, M., Martínez Lozano, J., & Zafra Tristancho, S. (2016). Factores asociados al rendimiento académico en adultos. Revista CientíFica, 2(25). doi:http://dx.doi.org/10.14483//udistrital.jour.RC.2016.25.a4
Vergel Ortega, M., Duarte, H., & Martínez Lozano, J. (2016). Desarrollo del pensamiento matemático en estudiantes de cálculo integral su relación con la planificación docente. Revista CientíFica, 3(23), 17-29. doi:http://dx.doi.org/10.14483/udistrital.jour.RC.2015.23.a2
Vergel-Ortega, M., Martínez Lozano, J., & Contreras Díaz, M. (2016). Percepciones y características del espacio público y ambiente urbano entre habitantes de la ciudad de Cúcuta-Colombia. Prospectiva. Revista de Trabajo Social e intervención social No. 21 abril 2016: pp. 213-239 file:///C:/Users/HOME/Downloads/3968-11330-1-SM%20(1).pdf
Vergel-Ortega, M. Autoconcepto y juventud: el papel de los contenedores de IBERCIENCIA. Iberciencia. Organización de Estados Iberoamericanos. Recuperado de: http://www.oei.es/historico/divulgacioncientifica/?Autoconcepto-y-juventud-el-papel
Vergel, M. Gallardo, H. (2007) Modelación en un museo interactivo. Imaginarios. X Reunión de la RED POP y IV Taller "Ciencia, Comunicación y Sociedad". Visto en http://www.cientec.or.cr/pop/2007/CO-MawencyVergel.pdf 2014.
Vergel-Ortega, M. Autoconcepto y juventud: el papel de los contenedores de IBERCIENCIA. Iberciencia. Organización de Estados Iberoamericanos. Recuperado de: http://sostenible12.rssing.com/browser.php?indx=17939156&item=1580
Vergel-Ortega, M., Largo-Leal, Y. Acción Pedagógica en la enseñanza de las ciencias. Experiencia en Instituciones de Cúcuta. . Iberciencia. Organización de Estados Iberoamericanos. Recuperado de: http://www.oei.es/historico/divulgacioncientifica/?Accion-Pedagogica-en-la-ensenanza-de-las-ciencias-Experiencia-en-Instituciones
Vergel-Ortega, M., Largo-Leal, M.F. Em-pate em-patía: Emociones en el proceso de aprendizaje. Iberciencia. Organización de Estados Iberoamericanos. Recuperado de: http://www.oei.es/historico/divulgacioncientifica/?Em-pate-em-patia-Emociones-en-el
Vergel-Ortega, M., Cardoza-Herrera, C.A, Gómez-Vergel, C.S. Comunidades de aprendizaje- comunidades de maestros: Una experiencia significativa en el Cesar, Colombia. Iberciencia. Organización de Estados Iberoamericanos. Recuperado de: http://www.oei.es/historico/divulgacioncientifica/?Comunidades-de-aprendizaje-comunidades-de-maestros-Una-experiencia
Vergel-Ortega, M. Imagen, educación que queremos y Bachelard. Iberciencia. Organización de Estados Iberoamericanos. Recuperado de: http://www.oei.es/historico/divulgacioncientifica/?Imagen-educacion-que-queremos-y
Vergel-Ortega, M., Martínez Lozano, J., & Nieto, J.F., M. (2016). Validez de instrumento para medir el aprendizaje creativo. Revista comunicaciones en Estadística. 9, 2, pp. 239–254. Recuperado de: http://revistas.usantotomas.edu.co/index.php/estadistica/article/view/2669/3126
Vergel Ortega, Mawency; Martínez Lozano, José Joaquín; Zafra Tristancho, Sandra Liliana. Cultivo de cebolla y su comportamiento en la provincia de ocaña. Revista Colombiana de Ciencias Hortícolas, [S.l.], v. 10, n. 2, p. 333-344, feb. 2017. ISSN 2011-2173. Disponible en: <http://revistas.uptc.edu.co/index.php/ciencias_horticolas/article/view/5070>. Fecha de acceso: 13 feb. 2017 doi:http://dx.doi.org/10.17584/rcch.2016v10i2.5070.
Vergel Ortega, M., Martínez Lozano, J., & Zafra Tristancho, S. (2017). Cultivo de cebolla y su comportamiento en la provincia de ocaña. Revista Colombiana de Ciencias Hortícolas, 10(2), 333-344. doi:http://dx.doi.org/10.17584/rcch.2016v10i2.5070

Nota: La Comunidad de Educadores para la Cultura Científica es una iniciativa de adhesión libre y gratuita de la OEI a través de IBERCIENCIA. Abierta en julio de 2009, desde 2012 funciona con el decidido apoyo de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía


Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac