OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Qué comían los primeros pobladores de América del Sur

5 de junio de 2017

SINC. Aguacates, pimientos, frijoles, peces, leones marinos, ciervos o aves formaban parte de la dieta de los primeros pobladores de América del Sur que se asentaron en lo que hoy es el yacimiento de Huaca Prieta en Perú hace 15.000 años. Los hallazgos del estudio, que cuenta con colaboración española, también confirman que el norte del país ya estaba poblado en ese momento y que las migraciones a lo largo del océano Pacífico, que fueron más lentas de lo que se pensaba, seguían la línea costera.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Vanderbit (EE UU) y el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) ha descubierto que el ritmo de las migraciones a lo largo del Pacífico en América del Sur fue más lento de lo que se pensaba. Asimismo, gracias a la buena conservación y cantidad de registros del yacimiento de Huaca Prieta en Perú, el equipo ha podido reconstruir cómo vivían y qué comían los habitantes de esta área en la Edad de Hielo, hace 15.000 años.

Los hallazgos, que se han publicado en Science Advances, engloban herramientas de piedra o restos de plantas y animales marinos. “Este yacimientos nos indica que los seres humanos de la era glacial tardía y del Holoceno temprano, que se considera que eran nómadas, por algún motivo se establecieron en este punto geográfico durante varios miles de años”, explica Tom Dillehay de la Universidad de Vanderbit y autor principal del trabajo.

La investigadora del MNCN Isabel Rey Fraile, responsable del Laboratorio de Identificación Molecular del MNCN, ha sido la encargada de analizar los restos orgánicos, animales y vegetales, que se han encontrado en el yacimiento. “Hemos descubierto plantas como aguacates, pimientos y frijoles, así como juncos para tejer las esteras encontradas en el yacimiento”, explica.

Gracias al clima árido de la región, los restos orgánicos han permanecido especialmente bien conservados, lo que ha permitido al equipo de Rey descubrir detalles de los restos orgánicos y así saber hasta qué tipo de madera usaban para calentarse. “Es impresionante comprobar cómo personas que vivieron hace 15.000 años tenían costumbres muy similares a las nuestras y comían alimentos que seguimos encontrando en nuestra dieta diaria”, comenta la investigadora española.

Además de vegetales y plantas salvajes, los restos analizado revelan una dieta rica en especies costeras y de humedales, así como restos de aves y ciervos de los bosques de montaña, aunque estos últimos aparecen con menos frecuencia.

La presencia de alimentos de ambos ambientes sugiere que las personas que vivían allí salían de su asentamiento dirigiéndose hacia el mar o la montaña para cazar, recolectar y traer comida a casa. “Que exploraran y estuvieran familiarizados con una gran diversidad de recursos locales confirma que se trata de una población que se estableció allí de forma continua”, aclara Rey.

Gracias al clima árido de la región, los restos orgánicos han permanecido especialmente bien conservados

Pese a que se alimentaban de peces o leones marinos, no se han encontrado restos de anzuelos, arpones u otras herramientas relacionadas con la pesca, por lo que es poco previsible que fueran un pueblo marinero. Posiblemente colectaban animales marinos cuando bajaba la marea o atrapaban animales varados. Una vez hecha la recolección, usarían herramientas sencillas, generalmente hechas con materiales del lugar, para desescamar o cortar carne y plantas.

Los primeros pobladores llegaron antes de lo que se pensaba

Los yacimientos en los que han trabajado están sellados y cubiertos por dos montículos rituales llamados Huaca Prieta y Paredones, en la costa norte de Perú. En concreto, en la Terraza de Sangamon, una plataforma plana y elevada de tierra de aproximadamente dos kilómetros de largo, situada a 15 kilómetros al oeste de los Andes.

Los montículos tienen alrededor de 7.500 años, pero el equipo de Dillehay descubrió que los primeros pobladores llegaron mucho antes, hace al menos 15.000 años y ocuparon la zona hasta hace 9.000 años. Estos datos se ajustan a la cronología de otros yacimientos de la costa americana del Pacífico, lo que refuerza la teoría de que una de las formas utilizadas por los humanos para emigrar por América fue seguir la costa.

Hoy en día la Terraza Sangamon se encuentra justo en la costa, pero hace entre 10.000 y 15.000 años, antes de que los glaciares se derritieran, el nivel del mar estaba mucho más bajo y la costa más alejada, a unos 15 kilómetros al oeste. Huaca Prieta estaba situado entre la antigua costa y las montañas, probablemente conectado con el mar por un valle fluvial con humedales poco profundos y lagunas costeras donde la gente podía cazar y pescar.

Referencia bibliográfica:

T.D. Dillehay, S. Goodbred, M. Pino, V.F. Vásquez Sánchez, T. Rosales Tham, J. Adovasio, M.B. Collins, P.J. Netherly, C.A. Hastorf, K.L. Chiou, D. Piperno, I. Rey, N. Velchoff (2017) "Simple technologies and diverse food strategies of the Late Pleistocene and Early Holocene at Huaca Prieta, Coastal Peru" Science Advances 26 de mayo de 2017

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac