OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

¿Soy inmigrante digital?

7 de junio de 2017

MSc. Duilio Manuel Baltodano González. Diriamba, Nicaragua. IBERCIENCIA. Comunidad de educadores para la cultura científica.
Actualmente el sistema educativo nicaragüense conformado, diseñado y ejecutado por inmigrantes digitales, no es importante para los nativos digitales que no aprenden como aprendieron ellos.

Cumplido los cincuenta años pensé que ya era hora sólo de enseñar lo aprendido y que había muy poco que seguir aprendiendo porque el dominio de la didáctica y los conocimientos adquiridos en biología era suficiente para mantenerme en espera de los cincuenta y cinco años y jubilarme tranquilamente, sin embargo, apareció la tecnología digital desafiando la edad y formulándome nuevos retos.

Actualmente he desarrollado un nuevo lenguaje digital, pobre pero que me llena de nuevas oportunidades de aprender, es aquí que es necesario distinguir entre nativos e inmigrantes digitales. Los inmigrantes digitales son las personas mayores entre 35 y 55 años, nacidos antes de los nativos digitales, es decir en la era pre-digital, por lo que estamos atados a una lengua materna diferente a la que utilizan los nativos digitales.

Observar a hijos y nietos nacidos en la década de los años 90 en el manejo de la tecnología, usando de una manera cómoda los celulares, computadores y otros artefactos, consumidores y productores de la información en las redes sociales, en verdad es escalofriante. Actualmente son los dueños de la tecnología digital, manejan los ordenadores, videojuegos e internet con una facilidad que es digno de mencionar y de reconocer que el mundo de hoy cambia velozmente.

Tomando en cuenta lo anterior, es necesario que nos ubiquemos en el contexto escolar y nos preguntemos, a quién estamos educando, la respuesta inmediata es a estudiantes que aprenden diferente a como nos enseñaron. Alumnos que prefieren los juegos al trabajo serio y las multitareas, a las imágenes en vez de los textos.

También es importante reflexionar acerca de que son seres que les gusta vivir en socialización, el chat es su actividad principal, su vida gira alrededor de las redes sociales para compartir información y emociones.

En ese sentido es que el reto se duplica para los que hemos sido identificados como inmigrantes digitales, por ejemplo, en la Universidad Autónoma de Nicaragua (UNAN) formamos a los nuevos educadores que tienen en sus manos vidas valiosas, los jóvenes digitales de la Educación Secundaria.

Los docentes de generaciones estamos acostumbrados a resolver un problema a la vez, debido a que nuestras estructuras mentales están moldeadas por los procesos paso a paso. Por lo tanto debemos reconocer que los jóvenes nacidos a mediado de los años 90 poseen una configuración psicocognitiva diferente.

Continuando con lo anterior es evidente que se forma una brecha generacional y una brecha cognitiva, y aquí cabe la pregunta: ¿Cómo el sistema educativo nicaragüense conformado y diseñado por inmigrantes digitales puede ser viable o importante para los nativos digitales que no aprenden como aprendieron ellos?

Con base en lo anterior podemos afirmar que la educación en los diferentes niveles educativos de nuestro país, se ve envuelto en una educación tradicional y poco efectiva para esta generación, escribir estos comentarios se me hace difícil, leo y releo lo que estoy escribiendo, reviso el computador y reflexiono sobre mis capacidades y habilidades digitales. Sin embargo estoy consciente que como inmigrantes hemos dado pasos significativos para abandonar el analfabetismo digital y que estamos satisfecho con lo que vamos aprendiendo, un proverbio romano señala: “Por la ignorancia nos equivocamos, y por las equivocaciones aprendemos.” El maestro se forja igual que todo el mundo, aprendiendo de los errores.

 En el análisis de este interesante tema es que sugiero que debemos aprender de nuestros estudiantes, aprovechar sus capacidades y habilidades en el mundo digital, la humildad de reconocer lo anterior contribuirá a que el proceso educativo sea más dinámico y efectivo, somos maestros y alumnos, eduquemos adecuadamente a los ciudadanos digitales que son aquellos que usan la tecnología como una herramienta y un medio de comunicación.
Estamos en un mundo globalizado que exige que retiremos nuestro dinero con tarjetas en cajeros automáticos, que busquemos descuentos y promociones para vacacionar, encontrar empleos y negocios, así como aprovechar los recursos de educación presente en la red, lo que evidenciamos en el compartir que ofrece la Comunidad de Educadores de la Cultura Científica de la Organización de Estados Iberoamericano (IBERCIENCIA-OEI) a los docentes de esta región.

El párrafo anterior hace visible la importancia de formar ciudadanos digitales con conocimientos científicos, pero también con valores humanos, sociales y éticos necesarios en un mundo tan cambiante, respetar las normas de comportamiento que conciernen al uso de la tecnología es necesario para la buena convivencia. Para los inmigrantes digitales la humildad y honestidad para enseñar se puede resumir en no lo sabemos todo, seguimos aprendiendo… adelante educadores nicaragüense con los nuevos retos y oportunidades que ofrece el siglo XXI.

Nota: La Comunidad de Educadores para la Cultura Científica es una iniciativa de adhesión libre y gratuita de la OEI a través de IBERCIENCIA. Abierta en julio de 2009, desde 2012 funciona con el decidido apoyo de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía


Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac