OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Terraza verde en el Politécnico: innovación con efectos intra y extra escuela

8 de agosto de 2017

Claudio Pairoba. SECYT de la Universidad Nacional de Rosario. Dos de los propulsores del proyecto nos cuentan los distintos pasos que llevaron a concretar su construcción en una de las terrazas del Instituto Politécnico Superior. La terraza como dispositivo de enseñanza y las posibilidades que se avizoran.

Geografía y Arquitectura son dos disciplinas con una formación social que permiten encarar proyectos que entrelazan tecnología y sociedad. Esto es lo que queda claro al charlar con Nélida Skindzier (profesora de Geografía y magíster en Sistemas Ambientales Humanos) y César Altuzarra (arquitecto y docente-investigador), dos los integrantes del equipo que concretó la terraza verde.

¿Cómo se aborda un proyecto como la terraza verde desde la Geografía?
NS: Los profesores de geografía tienen la ventaja de poder hacer un análisis del territorio. Porque el objeto de estudio de la Geografía es el espacio geográfico y la interrelacion entre sociedad y naturaleza, o sea el territorio. Es una ciencia muy holística y se adapta con la Arquitectura, la Economía, lo ambiental. Lo importante de la geografía es el estudio del impacto de la sociedad en el territorio. La Geografía estudia el hoy. Incluso en otras parte del mundo los geógrafos están en planificaciones urbanas, trabajando con los arquitectos.

¿Cómo es tu mirada de lo social desde la Arquitectura?
CA: Es importante el respeto por el saber del otro. Y también el respecto por el otro en términos humanos, reconocer que hay otro y que hay que respetar su conocimiento. En el caso de mi actividad profesional yo escucho a las personas que colaboran conmigo. No son trabajadores a mi cargo, si no colaboradores para poder concretar una tarea en común, cada uno en un rol particular.

¿Cuáles son el estado actual y las perspectivas futuras del proyecto terrazas verdes?
CA: En esta etapa cumplimos con lo prometido en el proyecto del CONICET, desarrollando esos 40 m2 de superficie, que no es poco. En un principio había cierta incertidumbre desde lo económico, ya que nuestro presupuesto era mayor al otorgado. Esto lo compensamos con trabajo, con donaciones y una búsqueda para poder concretarlo. También había incertidumbre desde el punto de vista técnico. Entendemos este proyecto como un laboratorio a cielo abierto, había que testear las condiciones estructurales del edificio, que ya tiene cerca de 100 años. No había documentación demasiado fiable respecto de cuáles eran los componentes constructivos. Generar una terraza verde implica someter al edificio a un estado de carga que no estaba previsto. Decidimos hacer algunas verificaciones y a partir de ahí llevar adelante el proyecto.

Estamos buscando vías de financiamiento y también movilizando toda la diversidad de disciplinas que hay dentro de la institución. Por ejemplo, en carpinteriái están elaborando los bancos con pallets. Tenemos el concepto de que el residuo tiene que transformarse en un recurso. La idea es ir completando el resto de la superficie.

Para nosotros esto es una primera etapa en donde ya se visibilizó el lugar. Incluso la posibilidad de ir colonizándolo no desde nosotros, si no que aparece un impulso que está más allá de los que fuimos los primeros protagonistas circunstanciales.

Imagino que se deben generar interacciones sociales interesantes.
CA: Lo que tiene de extraordinario es que es un proyecto colectivo donde se van integrando personas año a año. Los alumnos de los nuevos cursos también lo asumen como propio y quieren de alguna manera hacer su aporte. Esto es fundamental, porque no sienten que hubo un grupo de estudiantes que accedió a ese proyecto y lo concretó, sino que cada uno año a año puede ir haciendo su aporte y que quede plasmado en la institución.

¿Como se relaciona el proyecto con la docencia?
NS: Trato de adaptar la materia Geografía y trabajar con los chicos temáticas relacionadas a construcciones que es una de las terminalidades en la que doy clases. Por ejemplo energías renovables, ciudades sustentables, la formas de mitigar los efectos negativos del cambio climático, etc. En definitiva, tratamos de relacionar la teoría con la práctica.

¿Cuál es la resultante social de este proyecto?
CA: Nosotros decimos que hay un efecto indirecto que es el que reciben los alumnos y que después aplicarán en su vida profesional o personal. Y también hay un componente que tiene que ver con tratar de generar un elemento que absorbe agua de lluvia, retardándola. En el Politécnico estamos en una zona que se inunda. Si nosotros colectamos agua en el lugar donde se genera y luego vamos volcando esa agua de lluvia en forma paulatina una vez que el evento pasó, no necesitamos generar ninguna obra nueva. De esta manera estamos evitando futuras obras hidráulicas.

Algo así como tomar un rol más activo en mitigar los efectos.
CA: Quizás lo más importante es que le decimos a los alumnos es que hay que hacerse cargo de ese desecho y entenderlo también como un recurso. Por ejemplo en el Politécnico generamos unos baños nuevos en donde el agua es transformada de agua blanca en gris. Hay un sistema de bandejas que permite mezclar el agua que viene del lavado de manos con los mingitorios. De esta manera, en ese acto cotidiano de ir al baño hay una práctica que tratamos de inculcar.

Esas conductas generan comportamientos de mayor responsabilidad social.
CA: Lo que le decimos a los chicos es que si cada uno de nosotros de alguna manera controlara el agua de lluvia en su lugar, estaríamos evitando tener que hacer ampliaciones de redes de desagües pluviales. Pero también evitaríamos que se inunden los pobres que son quienes ocupan las zonas inundables. Ahí hay un aporte directo de resolución algunos problemas graves. Tener esa sensibilidad social en el momento en que uno está tomando una decisión dentro de un edificio.

¿Qué otras ideas se están generando en el colegio a partir de esta terraza verde?
En la terraza dá clases la arquitecta Nora Díaz. Incluso uno de los alumnos del Centro de Estudiante me comentaba que se podrían poner unos bancos para dar clases. Han vuelto mariposas y polinizadores y pronto arrancamos con el herbario. Los árboles ya están dando frutos y usaremos las semillas para el patio del piso inferior.

Nosotros tenemos la idea de no tener a lo técnico y lo social por diferentes canales. ¿Quién construye lo técnico? Lo social, el hombre.

Una idea con múltiples beneficios y que podemos considerar como pionera en las escuelas públicas.

Docentes integrantes del equipo de Terraza Verde

Arq. Cesar Altuzarra
Arq. Gustavo Bercovich
Arq. Nora Díaz
Lic. María Fernanda García
Dra. María del Carmen Pía Martín
Mg. Nélida Skindzier

 

Espacio SECYT de la UNR

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac