OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

UCA y FECYT firman un convenio para la participación de proyectos de investigación en la plataforma ‘Precipita’

14 de abril de 2018

La primera iniciativa impulsada por la Universidad de Cádiz, ‘Recaída 0: Matemáticas contra la leucemia infantil’, recauda la cifra más alta -82.125 euros- desde este programa de micromecenazgo
El rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo, y la directora General de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), Paloma Domingo, han firmado esta mañana un convenio de colaboración entre ambas instituciones con el objetivo de establecer los términos para la participación mediante presentación de proyectos de investigación o divulgación en el programa Precipita, una plataforma, impulsada por la Fundación adscrita al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad del Gobierno de España, especializada en promover la financiación colectiva de la ciencia, es decir, poner en marcha campañas de crowdfunding que ayuden al desarrollo de diferentes investigaciones científicas.

Este convenio se firma tras la puesta en marcha de una exitosa campaña de micromecenazgo, a través de esta plataforma, para el proyecto Recaída 0: Matemáticas contra la leucemia infantil, coordinado por la profesora del departamento de Matemáticas de la UCA, María Rosa Durán. Este proyecto ha sido el primero de la Universidad de Cádiz, en colaboración con el Laboratorio de Oncología Matemática de la Universidad de Castilla – La Mancha y de la Unidad de Hematología Pediátrica del Hospital de Jerez, que se ha acogido a esta innovadora estrategia de financiación y ha conseguido en 90 días una recaudación que asciende a 82.125 euros, siendo además la iniciativa que más dinero ha logrado desde la creación de Precipita.

El rector de la Universidad de Cádiz ha indicado que este acto es “muy importante” porque según los datos disponibles lo que ha conseguido esta iniciativa es “doblar lo obtenido hasta ahora con un proyecto como máximo”. La sociedad se ha volcado con esta llamada de la ciencia y esto demuestra que hoy en día es clave que “el conocimiento que se genera en la Universidad se transfiera a su entorno más próximo”. González Mazo ha añadido que “no somos los dueños del conocimiento, por lo que debe ser útil para la sociedad, es la responsabilidad social que la Universidad tiene que cumplir”. El proyecto cumple con esta función y representa una “simbiosis entre lo científico desde la interacción entre distintas áreas de conocimiento”, donde es fundamental el “compromiso personal”, que se secunda desde el “institucional”, pero principalmente “no funciona si no hay gente con liderazgo que empuja” para que salga adelante, agradeciendo con estas palabras el trabajo llevado a cabo por la investigadora de la UCA y todo el equipo implicado.

La investigación necesita de personas cualificadas y de un soporte económico, que se sustenta mayoritariamente en la financiación pública y que “desafortunadamente, se sigue reduciendo y nuestras reclamaciones no están viendo la luz; se tiene que volver al camino para llegar a una inversión suficiente para generar y transferir conocimiento”.

Por su parte, la directora General de FECYT ha señalado que “Precipita es un poderoso canal de comunicación para que los científicos den a conocer los proyectos que desarrollan en sus universidades y centros de investigación, de manera que los ciudadanos se acerquen a la ciencia, la conozcan y puedan participar activamente en ella”. Ha recordado que la demanda de ciencia de la ciudadanía es una realidad, por lo que es necesario traducir en lenguaje entendible esos estudios e investigaciones, donde las “universidades son una parte importante de nuestra acción, de ahí nuestra voluntad de continuar nuestra relación con la UCA”.

Intervención de la investigadora principal del proyecto Recaída 0, la profesora Mª Rosa Durán.

A continuación, Paloma Domingo ha participado, acompañada el vicerrector de Investigación de la UCA, Casimiro Mantell, y la investigadora María Rosa Durán, en una jornada donde se ha presentado la plataforma Precipita a la comunidad universitaria gaditana con la asistencia de investigadores de todos las áreas de conocimiento de la UCA.

En concreto, María Rosa Durán ha tenido la oportunidad de contar su experiencia y explicar, además del proyecto, los numerosos actos que se han realizado para apoyarlo económicamente, tales como un torneo de CrossFit en Jerez, un desayuno solidario promovido por el alumnado de la Facultad de Ciencias, la venta de pulseras solidarias, una pedalada solidaria, una jornada benéfica de Fútbol Base en Algeciras o unas jornadas de Corte de Jamón Serrano en Rota, entre otras muchas iniciativas. De hecho, la investigadora principal de este proyecto ha recalcado el gran respaldo recibido por parte de numerosas empresas, así como de centros de educación de la provincia, entidades públicas de diversa índole, clubes deportivos y asociaciones sin ánimo de lucro que “durante estos meses se han volcado con nosotros”. Es “importante investigar para avanzar, la Ciencia que trabajamos ahora es la que aplicaremos dentro de unos años”, ha anunciado.

El proyecto Recaída 0 se centra en mejorar la clasificación de riesgo de pacientes de leucemias linfoblásticas agudas por medio de algoritmos matemáticos, para así anticipar las resistencias a los tratamientos y evitar las recaídas. Además, los investigadores trabajan en diseñar estrategias terapéuticas óptimas que curen a más pacientes y/o reduzcan la toxicidad de los tratamientos. Esta enfermedad es un tipo de cáncer de la sangre en el que se producen cantidades excesivas de linfocitos inmaduros (linfoblastos). Las células cancerosas se multiplican rápidamente e invaden a las células normales de la médula ósea impidiendo que realicen su función habitual. Aunque los resultados de los tratamientos actuales consiguen curar al 80% de los niños afectados, todavía la recaída supone la quinta neoplasia más frecuente en la edad pediátrica y una de las más letales. Es decir, entre el 15 y 20% de los niños recaen.

Estos datos indican que aún se desconocen factores pronósticos que permitan identificar correctamente el grupo de riesgo. Es por ello, que se debe mejorar la clasificación de la leucemia linfoblástica encontrando nuevos biomarcadores moleculares que permitan a la comunidad científica dar en la diana terapéutica que eviten las recaídas y ayude a conseguir la curación del 100% de los pacientes. Para conseguir este objetivo, investigadores de la Universidad de Cádiz, del Laboratorio de Oncología Matemática de la Universidad de Castilla – La Mancha y de la Unidad de Hematología Pediátrica del Hospital de Jerez han puesto en marcha el proyecto Recaída 0: Matemáticas contra la leucemia infantil.

 

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac