OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

La Felicidad de dar

22 de julio de 2017

Azucena Hernández-Sánchez. Universidad de Valladolid. España. IBERCIENCIA: Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
Si el sentido de la felicidad y el propósito de la vida humana es dar el máximo de lo que cada persona es capaz de dar, ejemplos palpables se encuentran actualmente en las comunidades de docentes. Esto es especialmente visible en la Red, como es el caso de IBERCIENCIA, donde mediante un trabajo constante, colaborativo, interdisciplinar e internacional buscamos divulgar la pasión por la Educación, motivar el desarrollo de la Cultura Científica y ser felices dándonos.

Para Platón la felicidad es el fin de la vida del ser humano. El mundo de las ideas incide en el mundo físico, si somos capaces de pensar bien, haremos lo correcto. Aristóteles, nos insistía en que somos lo que hacemos día a día, de tal modo y manera que la excelencia no es un acto, sino un hábito. Como hábito es la participación constante, puntual y creativa de los muchos, variados e involucrados miembros de la comunidad de educadores de IBERCIENCIA, que ya desde julio de 2009 comenzaron a cooperar, colaborar y compartirse a través de este medio.

En un mundo de obsolescencia programada, de usar y tirar, de competencia y competición, un período de tiempo como éste tiene que ser festejado, valorado, reconocido y considerado feliz. No sólo por los que escriben, coordinan, sufragan y promueven si no por los miles de personas que a lo largo de mucho más de un lustro leen, comentan, usan, reinterpretan, difunden o reflexionan sobre las ideas, propuestas, artículos, materiales, link, tecnologías o sugerencias que entre todas y todos nos vamos regalando para abrir caminos en Iberoamérica que vivencien la Cultura Científica. Así llegando a más personas, lugares, mentes, colectividades ojalá que seamos capaces de buscar y crear, cambios, desapariciones y apariciones, de sociedades más sostenibles, justas y transformadoras.

Erich Fromm nos diría que: “dar produce más felicidad que recibir, no porque sea una privación, sino porque en el acto de dar está la expresión de mi vitalidad”. Quizás sea esta la razón de la vitalidad de IBERCIENCIA, la donación. Mujeres y hombres que trabajan como investigadores, físicos, químicos, matemáticos, biólogos, ingenieros, psicólogos, economistas, maestros, profesores de secundaria y de universidad, médicos, historiadores, filósofos, programadores informáticos, didactas,…intercambian en esta red lo que son y lo que hacen, contribuyendo todos al bien común, a la formación y a la acción de los otros.

Porque ¿Quién educa a los educadores? ¿Quién motiva a los motivadores? ¿Quién facilita a los facilitadores? Siendo positivos, en el mundo globalizado de hoy existen múltiples agentes, medios y situaciones que influyen en el ser y en el hacer educativo, pero siendo científicos, la investigación longitudinal, también nos confirma algunos puntos críticos de éxito de estas sendas de crecimiento comunitarias: 1) Dar voz a toda la comunidad científica, académica y escolar, evitando barreras para que las comunicaciones provengan tanto de expertos teóricos destacados, como educadores anónimos, luchadores incansables en su contexto local y en su día a día escolar; 2) Evitar el puro enciclopedismo; 3) Compensar lo cognitivo con lo axiológico, lo tecnológico con lo humano; 4) Ofrecer elementos fundamentales, básicos y superiores de formación pedagógica, actualizada y motivadora 5) Integrar las nuevas tecnologías en la comunicación, formación, y feed-back de los participantes; 6) Contar con una coordinación ágil, eficiente, integradora que facilite pautas sencillas de seguir para toda la comunidad junto con un refuerzo positivo.

Toda esta magnífica tecnología científica, de comunicación, de formación y de interrelación, que es la red de educadores IBERCIENCIA, cumple los puntos anteriores, nos ahorra trabajo, nos hace la vida más fácil, también nos a aporta felicidad a los que compartimos en ella, tanto de modo proactivo generando productos como realizando lecturas o revisiones para enriquecer nuestro hacer diario. Y es que sólo aportando felicidad es como podremos contagiar la pasión entrañable por la ciencia al alumnado actual y a los futuros científicos.
Me gustaría compartir una experiencia comentada por el premiado peonzas de bronce de Espiral, educación y tecnología, de este año, el profesor Daniel J. Angulo (http://coordinacionticepj.blogspot.com.es/). Este experto en TIC, multiplica sus posts, entradas, artículos, webs,… dirigidos tanto a su alumnado directo de formación profesional superior, como a la formación continua del profesorado. Él comenta que uno de los mayores éxitos de su presencia en la Red, medido por el feed-back de los internautas con los que interactúa, es mediante lo siguiente: todas las mañanas, propone, recuerda o invita a sus seguidores on-line a estar en “modo-on” para hacer felices a las personas con las que se encuentran en sus vidas, especialmente en la comunidad educativa, tanto física como virtual. Y eso tiene más eco que otras sesudas instrucciones de programación informática, métodos de logística de transportes, cálculos de matemáticas financieras o metodologías innovadoras para la enseñanza en la Escuela, que también nos comparte continuamente.
Finalizo estas líneas, dirigidas a una comunidad de educadores, celebrando la felicidad y alegría del tiempo y el contenido compartido, pero siempre en busca de otros espacios y modos de seguir colaborando, con unas palabras del filósofo Henri-Frédéric Amiel, que bien podrían sintetizar la misión que nos mueve en IBERCIENCIA: “Dar la felicidad y hacer el bien, he ahí nuestra ley, nuestra ancla de salvación, nuestro faro, nuestra razón de ser.”

Nota: La Comunidad de Educadores para la Cultura Científica es una iniciativa de adhesión libre y gratuita de la OEI a través de IBERCIENCIA. Abierta en julio de 2009, desde 2012 funciona con el decidido apoyo de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía


Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac