“Agencias de noticias científicas y tecnológicas”: CUARTA PARTE

ANDI: por los niños, para todo el mundo
-Entrevista a Fábio Senne-

Manuel Crespo (OEI-AECID). La Agencia de Noticias de los Derechos de la Infancia (ANDI) no es, en un sentido estricto, una agencia de noticias sobre ciencia y tecnología. Es mucho más que eso. Fundada hace poco menos de dos décadas por la prestigiosa periodista Âmbar de Barros, esta organización no gubernamental brasilera trabaja diariamente para contribuir a la sensibilización, desde los medios de comunicación, por la promoción y la defensa de los derechos del niño y el adolescente, en un esfuerzo por lograr que nunca se pierda de vista la condición fundamental de estos derechos en la construcción de la equidad social.

Con una mirada crítica sobre el modo en que los medios divulgan, ANDI ofrece asesoramiento a periodistas y monitorea el modo en que los derechos de la infancia aparecen retratados en los periódicos del país latinoamericano. También provee becas para estudiantes y brinda cursos para generar conciencia entre aquellos profesionales que se encargan, día a día, de narrar la realidad. Divulgación de la buena divulgación: a eso, se podría decir, se dedica ANDI.

De un tiempo a esta parte, además, la organización se ha ido insertando en el ámbito científico-tecnológico. Dentro de su plan de trabajo ya se pueden encontrar valiosas publicaciones sobre periodismo preventivo, entre otros temas. Sobre todo esto nos cuenta en esta entrevista Fábio Senne, Coordinador de Relaciones con las Universidades de la institución.

PREGUNTA: ¿Qué es ANDI?

RESPUESTA: Se trata de una organización no gubernamental que está situada en Brasilia, la capital de Brasil. Nació en 1992, poco después de la vuelta a la democracia en el país. Por aquel entonces, la sociedad brasilera había conseguido la aprobación de una nueva ley, el estatuto de los niños y adolescentes. Se trató de un gran avance y una reglamentación muy innovadora, incluso a escala internacional. Una vez lograda la ley, teníamos que exigir que se cumpliera. Empezamos a utilizar la comunicación a través los medios como una forma de presionar y divulgar los derechos de los niños. De esta manera nació la Agencia de Noticias de los Derechos de la Infancia (ANDI).

P: En lo específico, ¿a qué se dedica?

R: A medida que se fue acumulando experiencia, después de un tiempo de ajuste inicial, empezamos a concebir otras estrategias de acompañamiento y control de estos derechos, entre ellas la cobertura de medios a través del análisis cualitativo y cuantitativo de lo que aparecía publicado en los periódicos de Brasil. Esto se hizo con el objeto de dar a conocer cómo se trataban esos derechos. También dimos comienzo a distintos trabajos de calificación, algunos cursos y talleres con periodistas. Hace poco más de cinco años, empezamos también a trabajar con temas de todo el espectro del desarrollo humano, ya no sólo de la infancia. Hoy trabajamos sobre temas como la ciencia y la tecnología, los cambios climáticos, noticias de salud y violencia en general. En este tiempo, nos hemos puesto en contacto con numerosos investigadores del área de ciencia y tecnología. Pero nuestro foco sigue siendo el trabajo con temas de infancia y adolescencia, cuyas problemáticas siguen vigentes. En nuestra oficina de Brasilia trabajan alrededor de 40 personas. También contamos con una importante red de instituciones en otras provincias y regiones del país.
 
P: ¿Cómo es el funcionamiento interno de la agencia?

R: En términos específicos, se podría decir que ANDI es un servicio para periodistas y fuentes de contacto. Ofrecemos lo que se conoce como “interpauta”: una idea de un artículo que entregamos a los medios de comunicación. Doy un ejemplo. Se hace pública una nueva investigación que denuncia que determinados cursos para niños en programas de formación no están siendo ofrecidos donde deberían. A partir de esa información nosotros entregamos un programa de sugerencias para los periodistas con los que tenemos contacto asiduo. Luego ellos se encargan del trabajo periodístico propiamente dicho: la investigación, las entrevistas, etc. Nosotros facilitamos la idea y sugerimos fuentes de información, la materia prima necesaria para que tenga lugar el nacimiento de la noticia. Generamos el puente entre el periodista y la fuente. Ayudamos a encontrar la referencia en determinado tema, con quién pueden hablar los redactores. Eso es una parte vital de nuestro trabajo. La otra parte es el monitoreo mediático. Todos los días nuestro equipo lee todo lo que sale publicado y clasifica la información según un sistema basado en calificaciones, temas y fuentes de información, entre otras categorías. También brindamos cursos de apoyo para estudiantes de comunicación, de modo que ya desde el comienzo de sus respectivas carreras vayan entrando en contacto con determinados temas sociales. Contamos, además, con distintas becas para estudiantes y proyectos de investigación.

P: En lo que tiene que ver con ciencia y tecnología, ¿a qué se están dedicando?

R: Nuestro puntapié inicial fue un libro sobre periodismo preventivo, en el que están descritos determinados conceptos, entre ellos cómo entender no sólo qué es una epidemia, sino también cuáles son sus etapas iniciales y cuáles los mejores métodos para dar comienzo a un programa de prevención. En este sentido, en el libro hemos trabajado con epidemias de larga data, como el dengue, sobre el que se tiene que estar previniendo todo el tiempo, no sólo cuando es declarado de manera oficial. Aquí la comunicación tiene un papel sumamente importante. También estamos trabajando con temas relativos al cambio climático, que nos afecta a todos, no sólo a los niños. Hicimos una investigación sobre los medios de comunicación y el cambio climático que está publicada en Internet. También hemos desarrollado un sitio web para referencia de periodistas en lo relativo a estos temas. Actualmente sólo está disponible en portugués, pero está siendo traducido al español. Se trata de una colaboración de ANDI con la embajada británica en Brasil. No califica como un sitio de noticias. Allí no se encuentran noticias nuevas sobre el cambio climático, pero si hay referencias de valor. Por ejemplo, un usuario quiere comprender cómo el ámbito científico explica las causas de determinado fenómeno climático: en el sitio podrá encontrar una sección con entrevistas y un banco de fuentes, entre otros servicios. Es un sitio de referencia que tiene gran utilidad como apoyo. Nuestra última investigación trata sobre el modo en que los medios de Brasil cubren temas de ciencia y tecnología en general. Recién en 2008 comenzamos a trabajar en este ámbito, de forma que nos queda todavía mucho camino por recorrer.
 
P: De alguna manera, lo que hacen es divulgación sobre la divulgación.

R: Digamos más bien que es una crítica o una observación sobre la divulgación. Nos interesa el otro extremo de la percepción de lo público. Nuestras investigaciones muestra un poco la concentración de noticias sobre ciencia y tecnología en los grandes medios de Brasil. La principal crítica que se podría hacer, en el caso de nuestro país, es que hay muy poca información en los medios locales. Nuestra propuesta es que se comience a incentivar con políticas estatales para que este desequilibrio sea corregido.

 

___________________________

Sitio web de ANDI: www.andi.org.br

 

 

Compártelo Agregar a Meneame Agregar a Technorati Añadir a Bitácoras Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Google Añadir a Facebook Twitter . .

subir

 

 

      

Inicio