Entrevista a Nohora Elizabeth Hoyos

Maloka, el empoderamiento de la ciencia

Nora Hoyos
Nohora Elizabeth Hoyos

Agencia ID. OEI-AECID. Algunas comunidades indígenas de Sudamérica denominan Maloca a la casa comunitaria ancestral en la que se toman las grandes decisiones, comparten el conocimiento y suceden los ritos más importantes.

Basados en esta premisa, la Asociación Colombiana  para el Avance de la Ciencia (ACAC), el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Colciencias), el Instituto Distrital de Cultura y Turismo (IDCT), la Organización Ardila Lülle y múltiples aliados del sector público y privado crearon Maloka, una corporación privada, sin ánimo de lucro que ha trabajado 13 años por una cultura del aprendizaje, el conocimiento y la innovación.

De acuerdo con su directora, la doctora Nohora Elizabeth Hoyos, con la creación de esta corporación, estas organizaciones querían trabajar por el sector científico y llegar a toda la comunidad a través de las políticas públicas.

“Pensamos en crear una organización que fuera visible, democrática y que trabajara el conocimiento de una forma transversal; ya que incluimos ciencias sociales, humanas y exactas. Además, queremos aportarle a la ciudadanía una nueva cultura para aprender, innovar y transformar la sociedad con un enfoque de poseer las mismas oportunidades en el desarrollo del talento y los intereses de la personas”, dijo.

Asimismo, aseguró que su objetivo era desmitificar el tema de la ciencia y la tecnología. Hacer ver a la comunidad que son temas que impactan en la calidad de vida de todas las personas; por lo que diseñan experiencias significativas de aprendizaje para todos los públicos y edades en múltiples escenarios.

Para ello, la organización cuenta con el Centro Interactivo Maloka, 17 mil metros cuadrados de construcción bajo tierra que albergan nueve salas interactivas temáticas, 300 módulos, un cine domo de formato gigante único en Sudamérica, una pantalla de proyección en 3D y la Mediateka. En su conjunto las exposiciones reciben cerca de 750 mil visitantes cada año.

Adicionalmente, la corporación cuenta con 12 programas para ampliar la cobertura de educación no formal con alternativas de uso creativo del tiempo libre, tales como Maloka sin fronteras, Maloka viajera, Maloka va al colegio, Maloka virtual, mini Malokas y Noche de Estrellas.

Por otro lado, desde hace siete años trabaja en el ámbito industrial con la Red de Empresarios Innovadores que congrega a mil micro pequeños industriales de Bogotá; para quienes han diseñado un método experimental que estimula su capacidad de innovación a través de asesorías y reuniones con centros de investigación y desarrollo tecnológico

Además, con el programa de orientación vocacional Ubícate, Maloka pretende modificar la tendencia laboral colombiana ya que permite a los jóvenes interesados acceder de forma gratuita a un portal en internet, o acudir directamente a las instalaciones, para recibir asesoría por parte de psicólogos sobre profesiones innovadoras como la biotecnología o las telecomunicaciones.

“Nosotros lo que hacemos es sacar los perfiles de carreras que son más vanguardistas que las que encuentran en el folleto tradicional de una universidad y poder orientarlos para que tengan una profesión exitosa y articulada con la modernidad en 10 o 15 años”, apuntó la directora de la Corporación.

La doctora Hoyos agregó que Maloka también participa en el ámbito político pues considera que la libertad e identidad colombiana dependen en gran medida de lo que se haga en ciencia, tecnología e innovación. Por ello cuentan con el Foro Político Maloka en el que han logrado sacar adelante políticas públicas trascendentales para Colombia como la nueva Ley de Ciencia y Tecnología; además de ser el punto de encuentro, articulación y mediación para que los temas científicos se incluyan en los planes de desarrollo del país.

Dado que los proyectos no paran, la doctora Hoyos comentó que Maloka comienza su segunda etapa con la ampliación de su “cuartel general” donde construirán un cluster en el que se localizarán el nuevo departamento administrativo de Ciencia y Tecnología de Colombia, un Centro de Investigaciones sobre Neurociencias y el Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología.

Adicional a este proyecto, Maloka construye nuevas instalaciones en el Departamento de la Guajira, al norte de Colombia, donde planea retomar aspectos de la cultura Guayú para profundizar en las raíces de aquella nación.

De igual manera, la doctora Hoyos indicó que entre los planes de la Corporación están ampliar la Red de Empresarios Innovadores al incorporar también firmas medianas, masificar los productos y servicios de innovaciones pedagógicas y trabajar a nivel regional en temas de capacitación a través de la Red de Popularización de la Ciencia y la Tecnología para América Latina y el Caribe (Red-POP), donde son coordinadores del nodo andino.

Cabe señalar que Corporación Maloka surgió con la premisa del autofinanciamiento por lo que debe pagar todos los gastos de operación, así como el régimen de impuestos sin recibir subvenciones del gobierno. Como base financiera creó una comunidad de inversionistas sin ánimos de lucro, en la que figuran ministerios, la alcaldía de Bogotá, el sector académico y científico; así como empresarios privados.

Apropiación social

Corporación Maloka se caracteriza por la creación y el fomento del concepto de apropiación social del conocimiento; es decir la estimulación para el desarrollo de un espíritu crítico y proactivo sobre temas de urgencia, cotidianeidad y trascendencia.

La directora de la organización destacó que en la medida que el ciudadano esté más alfabetizado y no sea sólo un receptor pasivo, podrá convertirse en co-creador de su propio destino, presente y futuro.

En esta tónica, afirmó que el concepto que ya se ha irradiado a otros países de América Latina implica la comunicación en dos vías, pues “la persona participa en lo que se llama ciencia cooperativa; la cual ha revolucionado a la humanidad por salir de los laboratorios y está en poder de neófitos que trabajan en red para la generación de conocimiento. Ejemplo de ello son la Astronomía, las ciencias agrícolas y agropecuarias”, acotó.

No obstante, hizo hincapié en la importancia de que se respeten la identidad y cultura colombiana a la hora de cuestionarse sobre las nuevas tecnologías, pues la mayoría de las veces países como Colombia sólo adoptan las herramientas y no crean contenidos; por lo que “si no hacemos un cambio en la ecuación, nuestras democracias seguirán basadas en la esclavitud que produce la ignorancia”, puntualizó.

Sala Movimiento - La energía del pensamiento.

 

Compártelo Agregar a Meneame Agregar a Technorati Añadir a Bitácoras Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Google Añadir a Facebook Twitter . .

subir

 

 

      

Inicio