Gregorio Toribio: "Estoy abrumado por la difusión internacional que ha tenido el proyecto"

Gregorio Toribio @gregoriotoribio
Construyendo historias http://proyectoconstruyendohistorias.blogspot.com/

Clara B. Vías. OEI-AECID. Gregorio Toribio es maestro de Educación Primaria en Abrucena (Almería, España). Un buen día se le ocurrió potenciar la creatividad de sus alumnos, utilizando la literatura como forma de expresión común. Poco a poco, el proyecto se fue haciendo más grande, hasta llegar a 9 países.
Así nació "Construyendo Historias" y aquí lo pueden descubrir: http://proyectoconstruyendohistorias.blogspot.com/

¿Cómo nació la idea de "Construyendo historias"?

La idea surge de unos libros de una colección llamada "Elige tu propia aventura" en los que, al final de cada página, había varias opciones de continuación, derivándonos a diferentes páginas según el camino escogido.

¿En qué consiste el proyecto?

La idea es construir 1.001 historias, de 6 bloques cada una de ellas, que parten de la descripción de los protagonistas, Jorge y Natalia, unos niños de mediana edad. Los bloques iniciales se van bifurcando en múltiples derivaciones hasta alcanzar ese total de 1.001 historias. Para lograrlo, se necesitan 1.749 trozos de texto que están construyendo niños de diferentes partes del planeta. Cada trozo de texto lo decoran con un dibujo, señalan las opciones de continuación en la lectura para que otros las elaboren y, además, cada aula participante realizará un vídeo en el que representarán una secuencia o el argumento completo de una de las historias.

¿A quién va dirigido?

Va dirigido exclusivamente al alumnado de Educación Primaria, que está comprendido entre los 6 y 11-12 años aproximadamente. Solo se hace una excepción: cuando un aula unitaria se inscribe y en ella hay alumnos de Educación Infantil o secundaria, se admite la participación de los mismos para no romper la estructura de grupo de alumnos participantes.

¿Cómo puede uno sumarse al proyecto?

Cualquier docente que imparta clases en primaria y que use el castellano como lengua de comunicación, puede hacerlo. Las inscripciones se realizan a través de un formulario que hay incrustado en una de las páginas estáticas del blog del proyecto y como requisito indispensable está el inscribir un mínimo de 5 alumnos, para poder realizar el vídeo, y un máximo de 10, para dar posibilidad de más participación a otras aulas. Quienes se inscriben se comprometen a elaborar cada tarea que se le encargue en un máximo de 10 días para que no se rompa la cadena, pues la mayoría de los bloques realizados generan nuevas líneas de construcción.

¿Cuántos alumnos han participado hasta ahora? ¿Y el número de países?

En la actualidad se han realizado un total de 512 bloques, aunque están en proceso de elaboración otros 364. La cantidad de alumnos que han participado es difícil de calcular pues en algunos bloques han colaborado hasta 4 alumnos, al haberlos asignado el tutor a parejas o grupos. En cuanto al número de países, contamos con Argentina, Chile, Colombia, España, México, El Salvador, Reino Unido, Uruguay y Venezuela. Por tanto, 9 países.

¿Controla usted los contenidos?

Cuando recibo un bloque, reviso la ortografía, los signos de puntuación pero intento modificar el texto lo mínimo posible para ser fiel a lo construido por el alumnado. Salvo errores ortográficos, gramaticales o algún gazapo en el argumento, lo que escriben los alumnos es lo que se publica. Soy español y cuando recibo un texto de Hispanoamérica suele haber palabras que no utilizamos en España o desconocemos. En ese caso dejo lo que han aportado desde el otro lado del océano para enriquecer los textos. Los maestros encargados de continuar la historia habrán de investigar con su alumnado el significado de esas palabras para entender lo que se narró en el bloque precedente al que van a construir.

Usted consta en la web como "el arquitecto" de la obra ¿Cuál es su exactamente su labor? ¿Cómo lanza las ideas?

La idea del proyecto se asemeja a un edificio literario en el que hay que ir construyendo una gran cantidad de ladrillos que se irán colocando sucesivamente para ir elevando la edificación.

La labor inicial del arquitecto consistió en definir el proyecto, los objetivos, crear el blog donde se irían subiendo las aportaciones… En el proyecto hay otros roles: los maestros de obras (los docentes) y los albañiles (el alumnado). El arquitecto envía por correo los encargos personalizados, uno a uno, para que cada maestro de obras ponga a funcionar a sus albañiles. Mi actual labor en el edificio está en ir enviando los encargos (procurando que cada historia pase por la mayor cantidad de niveles educativos diferentes, que todas las historias pasen por un país fuera de España y que a cada aula le lleguen encargos de diferentes bifurcaciones del edificio). Todo eso lo controlo con una gigantesca hoja de cálculo en la que mediante códigos puedo identificar cada uno de los bloques del edificio. Además, cuando un bloque requiere varias ramificaciones intento pedir al maestro de obras que me envíen algunas más para seleccionar aquellas que no han aparecido aún. De esta manera se consigue una mayor variedad de argumentos. Por último, me encargo de ir publicando los bloques en el blog y les doy difusión en las redes sociales como FaceBook y Twitter.

Aunque hay que dedicarle muchas horas diarias a mis labores como arquitecto, el proyecto es para mí una afición y el recibir esos mensajes de los maestros de obras en los que manifiestan la gran motivación de sus alumnos me anima a continuar con este rol que me he autoasignado.

¿Qué cree que impulsa a participar alumnos y profesores en el proyecto?

Fundamentalmente una gran motivación pues están desarrollando algunas de las competencias básicas, entre ellas la competencia lingüística, se están sintiendo protagonistas por la construcción de un edificio de tan enorme dimensión, están creando un "producto" que será un excelente material de lectura, leen, analizan, deciden, escriben, planifican nuevas líneas de actuación, dibuja, idean y realizan dramatizaciones…

Por otra parte, muchos han encontrado en el proyecto una forma de asignar tareas en equipo a su alumnado y el aplicar agrupamientos es algo que motiva a trabajar.

Por último, tanto maestros de obras como albañiles, se sienten arropados en el sentido de que están participando en un proyecto internacional con una gran participación.

¿Qué objetivos se propuso al iniciar "Contando historias"?

El objetivo fundamental es el desarrollar la competencia lingüística y el demostrar a la comunidad educativa que hay un numeroso grupo de docentes dispuesto a desarrollar y poner en marcha proyectos colaborativos sin esperar nada a cambio, ya sea de tipo económico o como mérito profesional.

El objetivo de las 1.001 historias como cifra destacable está en la belleza del propio número y el facilitar la participación de un amplio número de aulas y alumnado. Aunque el material resultante será un recurso de inestimable valor, le doy mucha más importancia al proceso de construcción, a las tareas que se están realizando y al aprendizaje que se logra a través de proyectos de esta índole.

De cara al futuro… ¿se ha planteado alguna nueva idea para el proyecto?

Tengo en mente continuar el proyecto durante el verano con los países de Iberoamérica y retomarlo con las aulas españolas a partir de septiembre u octubre.

Este es mi segundo proyecto de gran escala, en enero y febrero pusimos en práctica Nuestros Pueblos, y ya estoy ideando un nuevo proyecto para el próximo curso, dando cabida a alumnado de cualquier edad, desde Educación Infantil hasta Bachillerato. Solo tengo un boceto o idea pero puedo adelantar que, quien se anime a participar, se realizarán varias tareas a lo largo del curso, haciendo que el alumnado se exprese de distintas formas y fomentando, como siempre, la creatividad.

¿Qué otras organizaciones colaboran con el proyecto?

Organizaciones como la OEI ha dado todo su apoyo a "Construyendo historias". Pero otras muchas instituciones se han hecho eco también, y lo han publicado en sus páginas web: Leer.es (del Ministerio de Educación y Ciencia de España), RIATE (Red Iberoamericana de Tic y Educación), Educared (Fundación Telefónica), ITE (Instituto de Tecnologías Educativas del Ministerio de Educación de España), Innovemos (Red de Innovaciones Educativas para América y el Caribe, dependiente de la UNESCO), Ministerio de Educación de Chile, el Certamen Internacional de Educared, Plan CEIBAL de Uruguay, CITA (Centro del Conocimiento de Tecnologías Aplicadas a la Educación)…

Para ser sincero, abrumado por la gran difusión, a escala internacional, que se ha dado y se está dando de este proyecto.

¿Participa usted en otros proyectos educativos similares?

Como indiqué con anterioridad, diseñé Nuestros pueblos. Además he participado con mi aula en otros proyectos colaborativos entre los que destaco "Poesía eres tú".

¿Qué valores cree que retransmite la literatura? Y con respecto a eso, ¿qué valor añadido considera que aporta la literatura "construida en común"?

La literatura es una estupenda forma de expresión y el acercar al alumnado a los textos literarios enriquece su cultura, su vocabulario, la comprensión y anima a lanzarse a ese mágico mundo de la escritura. La literatura construida en común permite perder el miedo a escribir, sintiéndose arropado en la realización de este tipo de tareas.

¿Qué aplicaciones didácticas tienen las nuevas tecnologías?

Considero dos grandes vías de aprendizaje con el uso de estas herramientas: por un lado, los recursos que se nos ofrecen con programas, páginas web, etc.; por otro, la facilidad para poner en marcha proyectos colaborativos o cooperativos.

¿Quieren ideas? Hace poco abrí un documento compartido de Google Docs en el que podemos encontrar proyectos colaborativos que están en marcha o hacer una propuesta de qué queremos desarrollar, en busca de colaboradores. El documento lo podemos encontrar en: http://bit.ly/proyectoscolaborativos

¿Usted escribía de pequeño?¿Le hubiese gustado participar en un proyecto como el suyo?

No llegué a escribir nada serio pero sí que me expresé por escrito en multitud de ocasiones. Uno de los maestros que fomentaron más la escritura fue mi padre que, durante varios años que me dio clase de Lengua castellana, insistió bastante en la redacción de textos de diferente temática y formas de expresión literaria.

Si hubiese tenido la posibilidad de participar en un proyecto como este, habría disfrutado, sin duda alguna.

Y colorín colorado…para dar un buen final a esta entrevista, anime a alumnos y profesores a participar en su proyecto…

A los maestros de obras les animo porque su alumnado va a aprender escribiendo, va a disfrutar e incluso va a pedir más bloques de los posibles pues ya me lo confirman muchos de los que están participando. A los alumnos, los animo a escribir y a que pidan a sus maestros que realicen sus inscripciones pues Jorge y Natalia han vivido ya 116 historias y nos faltan "unas poquitas" para llegar a esa mágica cifra.

... esta entrevista se ha acabado.

Compártelo Agregar a Meneame Agregar a Technorati Añadir a Bitácoras Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Google Añadir a Facebook Twitter . .

subir

 

 

      

Inicio