Roca i Acín: "La Universidad de Barcelona cuenta con dos Campus de Excelencia Internacional"

Joan Roca (Barcelona, 1950) se reincorporó en la Universidad de Barcelona como director de los Campus de Excelencia Internacional (CEI) a principios de 2011. Hasta esa fecha había ocupado diversos cargos en la Generalitat de Cataluña, entre los que destacan el de director general de Investigación (2009-2011), el de director del Consejo Interdepartamental de Investigación e Innovación Tecnológica (CIRIT) (2006-2099) y el de director del Consejo Asesor para el Desarrollo Sostenible (2004-2006).

Bibiana Bonmatí - Universidad de Barcelona | España ¿Qué son los campus de excelencia internacional?

El Programa de campus de excelencia internacional (CEI) es una convocatoria de los ministerios de Educación y de Ciencia e Innovación, dentro de la Estrategia Universidad 2015, para promover y apoyar la modernización y la internacionalización del sistema universitario del Estado.

Los objetivos principales de este programa son, por un lado, construir ecosistemas del conocimiento a partir de estimular y facilitar la agregación y la colaboración de los agentes del sistema universitario. Por otro lado, incorporar más intensamente las universidades en el territorio para favorecer que se permeabilicen en la sociedad. En tercer lugar, estimular y promover la excelencia docente, de investigación y de innovación apostando por la mejora de la calidad de vida y la consolidación de la sociedad del bienestar, facilitando políticas de sostenibilidad, de accesibilidad y de vida saludable. Finalmente, y de forma muy especial, promocionar la internacionalización de la universidad, tal como se desprende del propio nombre del programa.

Actualmente la UB tiene dos campus de excelencia, el primero de los cuales fue el Barcelona Knowledge Campus (BKC). ¿Cuál es la tarea que se desarrollará en este campus?

El hecho de que la Universidad de Barcelona haya conseguido el reconocimiento de dos campus de excelencia internacional no es más que la constatación de las capacidades que ha mostrado la UB en las dos convocatorias en las que ha participado.

El Barcelona Knowledge Campus, reconocido en la primera convocatoria de CEI, en 2009, y presentado conjuntamente por la UB y la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), plantea la consolidación de un polo de conocimiento instalado en una zona urbana donde el concepto de campus integrado ya tenía mucho sentido. La agregación estratégica de las dos universidades, con espíritu colaborativo y en muchos aspectos complementario, configura un polo de conocimiento exclusivo y extremadamente poderoso, el mayor del Estado español, con más de 500.000 m2 construidos, 16 centros docentes, 90 departamentos universitarios, un gran número de bibliotecas especializadas, cerca de 50.000 estudiantes ―de los cuales más de 6.000 son de posgrado o doctorado―, casi 4.000 profesores e investigadores y unos 2.300 miembros de personal de administración y servicios. También se ubican espacios dedicados a la investigación y la innovación, como el Parque Científico de Barcelona y su equivalente de la UPC, instalaciones deportivas comunes ―los servicios de deportes―, habilitadas también para uso ciudadano, y los centros científicos y tecnológicos.

Y todo ello integrado en un espacio urbano que facilita la conciliación y la aproximación, cada vez más, de la sociedad a la universidad, que es una de las condiciones esenciales de las convocatorias de los CEI. En este aspecto, también cabe destacar el encaje y la participación, como instituciones agregadas en el BKC, del Ayuntamiento de Barcelona y la Cámara de Comercio de Barcelona, que participan en proyectos de dinamización para incentivar la relación universidad-empresa, así como del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, que tiene instalados en el lugar ocho centros de investigación.

El segundo campus de excelencia es el HUBC, el Campus de la Salud de la Universidad de Barcelona. ¿Cuáles son las herramientas principales de este campus?

El Health Universidad de Barcelona Campus (HUBc) se consiguió en la segunda convocatoria de CEI, en el año 2010. Es un campus orientado al ámbito de la salud, una de las fortalezas más consolidadas de la UB. Se diferencia conceptualmente del BKC porque, en este caso, se ha hecho una apuesta de ámbito temático, mientras que en el otro, la apuesta es por un encaje colaborativo interuniversitario y de carácter más territorial.

En el HUBc se ha promovido un proyecto de agregación para estimular y destacar en la actividad docente, científica, social y empresarial en el ámbito de la salud, haciendo trabajar de manera colaborativa y complementaria a los diferentes entornos territoriales que, con una temática común ―la salud humana―, la UB tiene distribuidos a lo largo de sus campus físicos. El HUBc vincula, mediante proyectos comunes, entornos docentes, asistenciales, de investigación, tecnológicos, de transferencia de conocimiento, y también productivos, en el ámbito de las ciencias de la salud.

Si en el caso del BKC se procura armonizar y potenciar con el trabajo colaborativo un entorno académico de conocimiento situado alrededor del campus de la Diagonal Portal del Conocimiento, en este caso la apuesta es esencialmente temática e implica ubicaciones distantes pero con vínculos comunes: la salud de las personas y la innovación sanitaria basándose en el desarrollo sostenible. En esta zona difusa trabajan más de 3.700 docentes e investigadores, comprende 7 hospitales, 8 centros de investigación con más de 1.200 investigadores, y 4 centros docentes. También participa un buen número de instituciones agregadas, entre las que destacan los ayuntamientos de Barcelona, de L’Hospitalet de Llobregat y de Sant Boi de Llobregat, la BioRegión de Cataluña, el Biopol’H y empresas del sector, que entre todos configuran los entes de soporte que avalan la esencia del HUBc.

¿Cuáles son las principales ventajas que tiene en la UB el reconocimiento de estos CEI?

Pertenecer al grupo de universidades calificadas como CEI conlleva estar integrado en un conjunto de instituciones de calidad reconocida a nivel nacional e internacional, que se pueden llegar a organizar en entornos de excelencia e innovación territoriales perfectamente identificados y localizados en la geografía del Estado, y que es necesario que actúen como entes preferentes, estimulados también por los recursos económicos que aportan las propias convocatorias —que, hay que decir, son bastante discretos hasta ahora—, para llevar a cabo políticas de incentivación de la calidad docente, de estímulo de la investigación y la innovación y de transferencia del conocimiento.

La especialización temática también permitirá identificar a los actores más adecuados para proveerlos de información y capacidades para dar respuesta de manera más eficiente a las necesidades sociales y productivas, así como adaptarse de manera más ágil a las necesidades de mejora docente que requiere la adecuación al espacio europeo de educación superior (EEES), y conciliar más fácilmente la integración de la universidad con el entorno social y el territorio.

El reconocimiento de calidad internacional también es un reclamo para fomentar la llegada y el intercambio de estudiantes y de profesores extranjeros, que reconocen las universidades galardonadas como instituciones de referencia donde merece la pena realizar una estancia temporal, para compartir estudios, completar la formación de posgrado o de doctorado y realizar trabajos de investigación en ámbitos que cuentan con esta calificación de excelencia.

Más concretamente, ¿de qué modo se benefician las facultades y los centros que forman parte de un CEI?

Los miembros de un CEI se pueden presentar a las convocatorias temáticas para campus de excelencia que publica periódicamente el Gobierno del Estado. Muy recientemente, el pasado mes de abril, se cerró la convocatoria de CEI 2011, presentada por el Ministerio de Educación, con un presupuesto de 35,8 M€.

La UB ha presentado un conjunto de actuaciones por un importe de 7,7 M€ para el campus BKC, de manera consensuada con la UPC, mientras que para el HUBc se han solicitado 3,2 M€.

Esto significa que las facultades y los departamentos que forman parte de los CEI, mediante sus decanos o directores, a petición de las oficinas técnicas de cada campus de excelencia de la UB, han presentado sus propuestas y solicitudes de acuerdo con los requerimientos de la convocatoria. Éstas, tras un proceso de selección y priorización, se han incorporado a la solicitud entregada al Ministerio. Somos conscientes de que no todas las solicitudes presentadas serán consideradas adecuadas por este organismo, y que no todas podrán disponer de financiación, pero nos ocuparemos de negociar las que sean de mayor interés para la UB, y en el caso del BKC lo haremos de manera consensuada con la UPC.

Por otra parte, y ya como fruto inmaterial de pertenecer al CEI, el hecho de presentarse a estas convocatorias comporta tener que hacer previamente un ejercicio de adecuación a parámetros de modernización, de colaboración entre facultades, departamentos o universidades, cosa que en estos momentos de dificultades económicas y falta de financiación puede ayudar a llevar a cabo actuaciones conjuntas que favorezcan la economía de escala. También facilita ejercicios de conciliación con el entorno social y territorial y ayuda a hacer una profunda reflexión para adaptarse al EEES, para modernizar la función docente y ayudar a la internacionalización.

¿Cuáles son los principales objetivos de los CEI de la UB?

Los CEI de la UB quieren consolidar su posición como campus de excelencia y superar las auditorías a las que los someten periódicamente los evaluadores del Ministerio y los expertos internacionales. Mantenerse entre los elegidos es una clara confirmación de que el modelo de transformación y de mejora que ha emprendido la UB está en la línea de la homologación con las universidades europeas más importantes, y que su transformación para adaptarse al EEES va en buen camino.

Por otro lado, también conlleva ser un referente para la capacidad de coordinación con otras universidades, cosa que permite aplicar procesos de economía de escala para afrontar de manera conjunta retos comunes, estar al frente de las transformaciones que deben producirse en el ámbito de la docencia, la investigación, la transferencia y la valorización, convertir un campus urbano en un entorno ambientalmente sostenible y adaptado, orientar la universidad y los campus a la sociedad e incorporarla en su contexto, liderar la adaptación al EEES, transmitir al resto de profesores y alumnos de la propia universidad el orgullo de pertenecer a un CEI y compartirlo y lucirlo como una marca de calidad.

Si todo esto se acompaña, además, de una financiación extraordinaria mediante recursos adicionales del Ministerio que reviertan en la adecuación de las instalaciones, de las aulas, del campus, en la adquisición de material docente o de investigación, en la incentivación de la carrera investigadora, en la proyección y diseminación internacional de la marca UB, en la captación y retención de talento y, por qué no, también en el liderazgo en el Estado español, considero que el esfuerzo merece la pena.

¿Está previsto que la UB presente nuevos proyectos en la próxima convocatoria de campus de excelencia?

La UB ha apostado clara e intensamente por participar en las convocatorias de campus de excelencia internacional que convocan los ministerios de Educación y de Ciencia e Innovación. El éxito conseguido en las dos convocatorias hasta ahora publicadas, en las que se han conseguido dos nominaciones de CEI ―hay que remarcar que la UB es la única universidad generalista del Estado que cuenta con dos nominaciones―, pone de manifiesto tanto la idoneidad de las propuestas efectuadas como la calidad de nuestra Universidad, reconocida por los evaluadores que han llevado a cabo los análisis de las convocatorias de la UB.

La UB apuesta claramente por concurrir a estas convocatorias porque cree que permitirán conseguir antes y mejor los retos considerados prioritarios en la Estrategia Universidad 2015, que son, esencialmente, el refuerzo de la relación universidad-ciudad-territorio, una mejor contribución socioeconómica de la universidad, la modernización y adaptación de los campus universitarios al EEES y la internacionalización de las universidades. Prueba de ello es la creación de la figura del director de los campus de excelencia internacional de la UB, una apuesta por mejorar la coordinación y la proyección de los CEI, y también por incorporar a las futuras convocatorias propuestas que se puedan sumar a los campus ya obtenidos.

 

 

 

Compártelo Agregar a Meneame Agregar a Technorati Añadir a Bitácoras Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Google Añadir a Facebook Twitter . .

subir

 

 

      

Inicio