La evolución de los resultados de la evaluación PISA de la competencia científica en las Comunidades Autónomas de España entre 2006 y 2009

José Antonio Acevedo Díaz

Los resultados de la evaluación PISA 2009 (acrónimo de su nombre en inglés, Programme for International Student Assessment), promovida por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico; OECD en inglés; Organisation for Economic Co-operation and Development), se han hecho públicos el pasado 7 de diciembre; entre ellos los correspondientes a las competencias científicas de los estudiantes de 15 años, que es la población evaluada por PISA. Más allá de establecer un ranking de puntuaciones, puede resultar de interés hacer un análisis breve de los resultados obtenidos por cada Comunidad Autónoma de España en las dos últimas evaluaciones PISA, realizadas en 2006 y 2009. Aunque la evaluación de la competencia científica no ha sido un área preferente en PISA 2009, el que sí lo fuera en PISA 2006 permite realizar comparaciones con toda propiedad. La comparación puede hacerse para las 10 Comunidades que participaron en 2006 y 2009. Por lo tanto, las cuatro que solo han participado en 2009 (Madrid, Murcia, Islas Baleares e Islas Canarias), así como Ceuta y Melilla, tienen que excluirse necesariamente.

En la tabla adjunta se indican las puntuaciones obtenidas en las competencias científicas evaluadas por PISA correspondientes a las Autonomías españolas participantes en los años 2006 y 2009. Las Comunidades Autónomas que bajan más su puntuación aparecen resaltadas con el mismo color. También se han añadido las puntuaciones de España como referencia (destacada con otro color), así como las de la OCDE para poder establecer el avance o el retroceso respecto a la media de los países de la OCDE.

Comunidad Autónoma

Puntuación CN 2006

Puntuación CN 2009

Diferencia 2006-2009

Avance/Retroceso relativo a OCDE

Castilla y León

520

516

-04

-07

Navarra

511

509

-02

-05

La Rioja

520

509

-11

-14

Madrid

 

508

Galicia

505

506

+01

-02

Aragón

513

505

-08

-11

Asturias

508

502

-06

-09

OCDE

498

501

+03

 

Cantabria

511

500

-11

-14

Cataluña

495

497

+02

-01

País Vasco

491

495

+04

+01

España

488

488

00

-03

Murcia

 

484

 

 

Andalucía

474

469

-05

-08

Islas Baleares

 

461

 

 

Islas Canarias

452

 

 

Ceuta y Melilla

416

 

 

Tabla. Puntuaciones en las competencias científicas evaluadas en PISA 2006 y 2009 obtenidas por las Comunidades Autónomas de España, la OCDE y España.

Las puntuaciones de 6 Autonomías (Castilla y León, Navarra, La Rioja, Galicia, Aragón y Asturias) superan a las de la OCDE, tanto en 2006 como en 2009. Cantabria también tuvo una puntuación superior a la de la OCDE en 2006, pero no en 2009. Madrid puntúa más alto que la OCDE en PISA 2009, la única vez que se ha presentado. Las demás Comunidades Autónomas tienen puntuaciones inferiores a las de la OCDE siempre que han participado en PISA. Así mismo, la diferencia entre las puntuaciones máxima y mínima de las Autonomías es bastante amplia: 46 puntos en PISA 2006 y 100 puntos en PISA 2009 (64 puntos si se excluye Ceuta y Melilla).

Figura. Evolución de las puntuaciones en competencias científicas obtenidas por la OCDE, España y las Comunidades Autónomas españolas participantes en las evaluaciones PISA 2006 y 2009.

Los datos mostrados son preocupantes, porque revelan diferencias demasiado grandes entre algunas Comunidades Autónomas de España. El sistema educativo español es un sistema descentralizado que se mueve a distintas velocidades en, al menos, dos grupos de Comunidades Autónomas diferenciados; en el pelotón inferior aparecen las del sur y las insulares. Además, todavía hay Autonomías que no han participado en la evaluación PISA nunca. ¿Miedo a mostrar públicamente sus resultados educativos participando en esta evaluación internacional? Pudiera ser, o tal vez sean otros motivos que desconozco.

Centraré ahora mi análisis en la evolución de las puntuaciones obtenidas en cada Autonomía que ha participado en las dos evaluaciones PISA, porque permite comprobar si ha habido algún progreso o no después de tres años. En la figura adjunta, se muestran gráficamente las puntuaciones alcanzadas en las competencias científicas por las Comunidades Autónomas españolas participantes en las dos últimas evaluaciones PISA (2006 y 2009).

Puede comprobarse que casi todas las Comunidades Autónomas han disminuido su puntuación en 2009, salvo el País Vasco, Cataluña y Galicia que suben algo, aunque la variación es mínima en el caso de las dos últimas. El descenso en las puntuaciones correspondientes a 2009 es más acusado para Cantabria y La Rioja, llegando la pérdida a los dos dígitos. Si se corrige la diferencia entre 2006 y 2009 teniendo en cuenta el pequeño incremento de puntuación de la OCDE, todas las Comunidades Autónomas bajan su puntuación, excepto el País Vasco que sube 1 punto (apenas cambia). Algunas Autonomías casi no varían, como Cataluña y Galicia, que, pero otras empeoran mucho más. Es notable el descenso de Cantabria, La Rioja y Aragón, que se incorpora al grupo de las que descienden su puntuación en dos dígitos. También hay que destacar la bajada de Andalucía, pese a que sus puntuaciones se encuentran en el grupo inferior.

En resumen, los resultados en la evaluación de la competencia científica en PISA 2009 muestran un claro estancamiento, cuando no retroceso, de las puntuaciones obtenidas por las Comunidades Autónomas de España que también participaron en la evaluación PISA 2006. Esta situación debería preocuparnos, puesto que el margen de mejora es aún bastante amplio, en general, y muy grande para algunas Autonomías como Andalucía. Me reafirmo, pues, en lo que escribí en otra nota en la que analizaba los resultados alcanzados por las naciones de Iberoamérica (incluyendo a España y Portugal, naturalmente), http://www.oei.es/divulgacioncientifica/opinion0078.htm: “si no se eleva sustancialmente la formación científica básica de los jóvenes persistirá la escasa competencia científica de los ciudadanos y ciudadanas en las generaciones próximas”. Y añadía: “si no hay una nutrida cantera entre la población más joven, tampoco cabe esperar un incremento futuro de profesionales relacionados con la ciencia y tecnología, tal y como se viene demandando con mucha insistencia…”.

Con estos datos, no me parecen de recibo las declaraciones de políticos responsables de la educación en las diversas Comunidades Autónomas de España, que se han publicado en la prensa estos días. Me parece exagerado el triunfalismo de algunos; no hay motivos para ello. Tampoco estoy de acuerdo con el conformismo de otros, que siguen poniendo paños calientes y dando excusas falaces para justificar lo que es injustificable. Los resultados no invitan al optimismo ni al conformismo, sino a ponerse a trabajar más y mucho mejor de una vez por todas. ¿A qué estamos esperando?

 

 

Compártelo Agregar a Meneame Agregar a Technorati Añadir a Bitácoras Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Google Añadir a Facebook Twitter . .

subir

 


Creative Commons License
Creative Commons

      

Inicio