Centros Públicos de Investigación, una red mexicana de conocimiento descentralizado

 

CIATEC
CIMAV
CIDESI
CIATEQ

Agencia ID.AECID - OEI. Durante la década de 1970, en México surgieron 13 centros de investigación a lo largo y ancho de la República con el propósito de descentralizar la ciencia que se realizaba en el país.
Estas instituciones eran coordinadas por el naciente Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), adscrito en esos años a la Secretaría (ministerio) de Educación Pública (SEP).

En 1992, ya sumaban 27 instancias dedicadas a la investigación científica y tecnológica, las cuales fueron reunidas en una red que se conocería como Sistema de Centros SEP-Conacyt.

Sin embargo, en 2002, tras la promulgación de la nueva Ley de Ciencia y Tecnología, el conjunto de instituciones cambió de nombre a Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt, y dejó de ser administrado por la SEP.

Al día de hoy el Sistema es considerado la segunda fuerza mexicana en materia de investigación. Esta red está integrada por 16 centros, cuatro colegios, igual número de institutos, dos fideicomisos y una sociedad anónima, además de dos instituciones aliadas.

Los centros están distribuidos en 48 ciudades de 25 entidades de la República Mexicana como son: Baja California, Sonora, Chihuahua, Durango y Nuevo León en el Norte; Querétaro, Puebla, San Luis Potosí y Distrito Federal en el Centro; y Tabasco, Chiapas, Quintana Roo, Campeche y Yucatán en el Sur, por mencionar algunos.

Cabe destacar que el Sistema tiene como misión ser una red multidisciplinaria de investigación científica, tecnológica, de educación superior e innovación con calidad internacional, cobertura nacional y pertinencia regional. Todo con el propósito de impulsar el bienestar de la sociedad a través del conocimiento.

Áreas del conocimiento

La red de centros abarca prácticamente todas las áreas del conocimiento y está dividida en tres subsistemas: Desarrollo tecnológico y de servicios, Ciencias exactas y naturales, además de Ciencias sociales y humanidades.

De acuerdo con el ingeniero Luis Gabriel Torreblanca Rivera, director general del Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías Competitivas (Ciatec), el primero de estos subsistemas tiene como objetivo resolver problemas de la actividad productiva de las diferentes regiones; es decir, dotarla de herramientas para desarrollar nuevos productos, tener una calidad internacionalmente reconocida o incursionar en nuevos mercados. 

Además del Ciatec, en la categoría de desarrollo tecnológico se encuentran los centros de investigación en Química Aplicada (CIQA), Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (Ciatej) y Desarrollo Tecnológico en Electroquímica (Cideteq).

De igual manera están los centros de Tecnología Avanzada (Ciateq) y de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi); así como la Corporación Mexicana de Investigación en Materiales (Comimsa) y los fondos de Información y Documentación para la Industria (Infotec) y para el desarrollo de Recursos Humanos (Fiderh).

Este último rubro es un fideicomiso del Banco de México (banco central) que ha financiado los estudios superiores de 3 mil 500 alumnos  en universidades de excelencia alrededor de todo el mundo.

En palabras de Torreblanca Rivera, estos centros se diferencian de otras instituciones de investigación en su agilidad de respuesta ante las demandas de la industria, que cuentan con personalidad jurídica; así como la capacidad de trabajar en sistema.

Por otro lado, el subsistema de Ciencias exactas y naturales engloba a siete centros de investigación, como el de Alimentación y Desarrollo (CIAD), Materiales Avanzados (Cimav), Biológicas del Noreste (Cibnor). Además de los centros de investigación en Matemáticas (Cimat), Científica de Yucatán (CICY), Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) y Óptica (CIO).

Esta categoría también comprende a los institutos de Ecología (Inecol), Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICyT) y al Nacional de Astrofísica Óptica y Electrónica (INAOE).

Para el doctor Sergio Hernández Vázquez, director general del Cibnor, estos centros son una herramienta de ciencia, tecnología e innovación del Estado mexicano que resuelve problemas con un aporte científico básico, pero que genera conocimiento que finalmente se convierte en riqueza al ser transferido a la sociedad mexicana.

En la categoría de sociales y humanidades están los centros de investigación y Docencia Económica (CIDE), Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) y Geografía y Geomática Ingeniero Jorge L. Tamayo (GEO).

Así también los colegios de Michoacán (Colmich), San Luis (Colsan), la Frontera Sur (Ecosur) y el Colef; además del Instituto de investigaciones doctor José María Luis Mora (Mora) y las instituciones aliadas: Colegio de México (Comex) y Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

En este ámbito, el doctor Tonatiuh Guillén López, director general del Colef, aseguró que la productividad de cada uno de estos centros va ligada a su historia y ubicación, pues éstas le dotan de una agenda, perspectiva y prioridades de investigación completamente diferente a los demás.

El Sistema en números

Hasta 2009, el Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt contaba con 4 mil 222 miembros en su personal científico y tecnológico. De ellos, 2 mil 41 eran doctores, 791 maestros y mil 367 licenciados o ingenieros.

De esta plantilla, mil 600 eran miembros del Sistema Nacional de Investigadores, organización que agrupa a los científicos más destacados de todo el país.

En materia de productividad, los Centros Conacyt cuentan con 2 mil 169 artículos publicados en revistas arbitradas, 358 libros, 965 capítulos en libros, 86 patentes registradas y 187 en trámite.

Difusión

El tema del empoderamiento del conocimiento por parte de la sociedad mexicana también es de interés de los Centros Públicos de Investigación, por ello la red cuenta con una serie de estrategias para dar a conocer sus los proyectos; entre ellas está la publicación de textos con información científica en la prensa escrita a partir de acuerdos establecidos con diferentes medios.

Conforme a lo dicho por el doctor Hernández Vázquez, responsable de difusión del Sistema ante el Consejo Consultivo, desde hace dos años realizan un programa de radio con cobertura en 25 por ciento del país donde abordan investigaciones y temas relacionados con la red de centros.  Además de que en televisión cuentan con cobertura nacional de sus proyectos, gracias a un canal del gobierno (Canal 11).

Adicionalmente, realizan foros, ferias, exposiciones de ciencia, tecnología e innovación que van desde el nivel estatal hasta el nacional.

Administración

El Sistema cuenta con un Consejo Consultivo integrado por la totalidad de los titulares de los centros, el cual es dirigido por un presidente que se elige anualmente entre los directivos.

El Consejo se reúne seis veces al año de forma ordinaria con el director del Conacyt y los directores adjuntos en sesiones donde la comunicación entre ambos sectores permite una retroalimentación de las actividades científicas y docentes de cada centro, además de las políticas de divulgación en las que pueden intervenir activamente los miembros del Sistema.

De acuerdo con Guillén López, quien ocupa la presidencia del Consejo Consultivo durante 2011, la agenda de este año va desde la modernización legislativa en el marco normativo del Sistema, hasta la difusión de la investigación, pasando por su actualización de infraestructura en telecomunicaciones.

Por otro lado, el doctor Guillén López explicó que cada centro cuenta con un órgano de gobierno, integrado por representantes de diferentes secretarías (ministerios) como Hacienda y Crédito Público (Tesoro), Función Pública, Economía, Educación y Medio Ambiente, entre otras.

Cabe destacar que no todos las secretarías estarán presentes en los órganos de gobierno, las instituciones que participen en ellos dependerán del tipo de investigación que se realice en cada centro.

En ocasiones, también participan gobiernos estatales e instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Politécnico Nacional; además de personalidades de carácter científico público que agregan una visión diferente de lo que hace el centro.

A decir del ingeniero Luis Gabriel Torreblanca Rivera, director general del Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías Competitivas (Ciatec), el Organo de gobierno es el encargado de tomar las decisiones en la institución, mientras que el titular sólo es el que implementa dichos programas y estrategias.

Asimismo, frente a esta instancia es que dos veces al año, el director de cada centro debe rendir cuentas para hacer una evaluación de las actividades llevadas a cabo.

En dichos análisis puede observarse que la búsqueda de pertinencia regional y transferencia del conocimiento han sido una constante para el Sistema de Centros Públicos de Investigación Conacyt; además de que se ha logrado un efecto en temas relevantes para la sociedad mexicana como: educación, pobreza, agua, energías alternas, procesos eficientes de manufactura, medio ambiente, desarrollo sustentable alimentos y tecnología agrícola, entre otros.

 

 

Compártelo Agregar a Meneame Agregar a Technorati Añadir a Bitácoras Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt! Agregar a Google Añadir a Facebook Twitter . .

subir

 

 

      

Inicio