Introducción Enfoques Documentación Participación Experimentación Proyectos Contacto

Enfoques

¿Cómo se verán modificados los procesos de enseñanza y aprendizaje si la cultura de la escuela acoge los lenguajes poéticos y la dimensión estética como elementos importantes en la creación de conocimiento? Los lenguajes poéticos, junto con la ética, son el fundamento de todas las formas de educación.

Vea Vecchi.

Internacionalidad, creatividad, investigación y educación son las cuatro líneas base del trabajo desarrollado por la fundación Reggio Children, cuyo objetivo es difundir la educación de la primera infancia de calidad en Reggio Emilia y en el mundo. Estos cuatro ejes definen el sentido de la propuesta pedagógica de Loris Malaguzzi y de las escuelas infantiles que se han inspirado en este modelo en Latinoamérica y en Europa.


El proyecto educativo de Reggio Emilia

¿Por qué Reggio Emilia?

Porque ha sido fuente de inspiración para cientos de centros educativos de la primera infancia que se han creado en todos los continentes y en una amplia diversidad de contextos.

Profundizar sobre la experiencia educativa de las escuelas de la infancia de la Comuna de Reggio Emilia, permite incorporar una alternativa de diálogo y creatividad para los educadores. Se parte de la escucha y el respeto por las potencialidades de las niñas y los niños para dar cuenta de sus acciones, reformular las prácticas cotidianas, las ideas y los proyectos.

Internacionalidad, creatividad, investigación y educación son las cuatro líneas base del trabajo desarrollado por la fundación Reggio Children, cuyo objetivo es difundir la educación de calidad en Reggio Emilia y en el mundo.

Estos cuatro ejes fundamentales definen el sentido de la propuesta pedagógica de las escuelas infantiles de Reggio Emilia y de su inspirador, Loris Malaguzzi. Propuesta en la que la educación artística se ha convertido en una seña de identidad, por dos razones fundamentales: la creación del espacio taller y de la figura del “tallerista” en la escuela y el interés por destacar la importancia de la creatividad, la metáfora, el símbolo, la investigación, etc., como una manera fundamental de desarrollar el aprendizaje durante la primera infancia.

La idea del taller de expresión y el tallerista  nacen en Reggio para posibilitar a niños y a adultos el uso de sus “cien lenguajes”. En cada Scuola Della Infanzia de Reggio está la presencia del taller, laboratorio de actividades expresivas, ámbito para la creación, la fantasía y la creatividad, donde los niños pueden dibujar con diversas técnicas, modelar barro, construir estatuas o microambientes fantásticos. Un especialista en bellas artes es la persona responsable del taller, como señala Malaguzzi un educador “no maestro” rompe todos los esquemas, todos los equilibrios, propone otros modelos y ayuda a ver las cosas desde otro punto de vista. 

Creatividad, entendida como la manera cómo vemos, cómo pensamos el mundo y como nos pensamos a nosotros mismos en el mundo. La creatividad existe en el pensamiento que dirige, organiza y confiere su lógica y sus efectos a los diferentes lenguajes expresivos. En los lenguajes artísticos no es sólo la expresión lo que hace la creatividad, sino la conexión entre el producto y el pensamiento que lo genera. Es esta conexión la que los hace mutuamente indispensables. 

Investigación

Los proyectos, utilizados como estrategias de investigación, nacen de los intereses de los niños y niñas que provienen de las experiencias, la exploración, y las preguntas que tengan sobre el mundo que les rodea. A través de los proyectos, los niños adquieren habilidades cognitivas, físicas, sociales y de lenguaje. También, los proyectos enfatizan la motivación intrínseca, anima a los niños a determinar en qué quieren trabajar. Aprenden a desarrollar diferentes habilidades, a utilizarlas en diferentes contextos, experiencias, y situaciones. A medida que los niños y niñas aplican las habilidades en diferentes contextos y situaciones, lo van hacer cada vez con más independencia y confianza, tomando sus propias decisiones y resolviendo sus dificultades.

Educación

Las Escuelas de Reggio Emilia proponen un sistema educativo democrático y participativo, en el que destaca el deseo de búsqueda y experimentación. El proyecto cultural de su fundador, el pedagogo Loris Malaguzzi, privilegia la atención principal al niño y no a la materia a enseñar, la transversalidad cultural y no el saber dividido en sectores, el proyecto y no la programación, el proceso y no sólo el producto final, la observación y la documentación de procesos individuales y grupales y la confrontación y la discusión como estrategias de autoformación docente.

Así, el proyecto educativo de Reggio Emilia ha traspasado las fronteras de la ciudad al norte de Italia, y en la actualidad, son varios los países de Europa, Asia y América que han exportado este modelo referente para la educación infantil. La propuesta educativa y la propia identidad pedagógica de esta experiencia se han enriquecido con algunos rasgos importantes que la connotan:

  • La participación de las familias y la gestión social, que, abiertamente, han destruido la idea de separación de la escuela, de la familia y de la sociedad.
  • La pedagogía de las relaciones, que ha exaltado la colectividad y la cooperación entre los niños y adultos, superando la idea de la escuela como lugar de aislamientos individualistas, tanto para quien enseña como para quien aprende.
  • La teoría de los "Cien lenguajes de los niños", que ha valorado la pluralidad de códigos lingüísticos, venciendo las históricas contraposiciones culturales entre cuerpo y mente, entre acción y pensamiento, entre ciencia y fantasía, etc.
  • La práctica de la escucha como contrapuesta a la atávica incapacidad del hombre de poner atención y consideración a las palabras, y a las acciones de los niños.
  • La documentación como llave de lectura y de valoración de los procesos de aprendizaje de los niños, y como instrumento de interpretación y de conocimiento del lado oculto del planeta-infancia.
  • El redescubrimiento de la creatividad no como una facultad mental distinta, sino como una forma de ser y de pensar de todas las personas.
  • El valor de la diversidad y de la complejidad, entendidas más como recursos que se deben promover, que como problemas que hay que "alejar".
  • La calidad espacio-ambiental descubierta como "lenguaje silencioso", que puede sugerir ideas, socialización, propuestas y bienestar.
  • La idea de la organización no como mero aspecto de gestión, sino como parte integrante y elemento decisivo de la cualidad y de las finalidades del proyecto.
  • La formación de los educadores confiada, principalmente, al saber que los propios educadores producen, con el convencimiento de que las competencias educativas nacen en interacción con la práctica educativa y que los niños (y quien está con ellos) son, más que consumidores, los primeros productores de una cultura de la infancia.
  • La presencia del taller y del “tallerista” como elemento esencial para asegurar la atención al arte, a la estética, a la investigación visual y a la creatividad.
  • La elección de tener una cocina interna propia en cada centro con personal cualificado que participa directamente en la construcción del proyecto educativo.

El proyecto Remida

Remida es un centro de medio ambiente y el reciclaje. Reúne materiales de la industria, el comercio y la artesanía de una manera creativa y  los recicla teniendo en cuenta lo siguiente: El material debe estar limpio y no ser tóxico. Los materiales se presentan emocionantes. El centro se puede visitar con tranquilidad para tener tiempo para la inspiración sobre las posibilidades de cada material.

 

¿Cuál es la labor de un tallerista a partir de la propuesta de Reggio Emilia?

El tallerista es un artista que colabora en los contextos escolares y que tiene conocimientos pedagógicos. Se hace necesario desarrollar el trabajo en la frontera entre la racionalidad y la imaginación que colabore con la cultura psicopedagógica y que, además, cree “interferencias”. En la escuela infantil, la estética está a menudo asociada con algo decorativo para mostrar, ciertos productos, pero también es una parte importante de una estructura de pensamiento y debe estar presente en todas las materias en la escuela. La estética crea conexiones dentro y fuera de las materias y profundiza los procesos de aprendizaje.

Propuestas de acciones Land Art en la Escuela Infantil

A partir de esta iniciativa de la pedagogía Reggiana de tomar de la cultura artística algunas fuentes para construir el proyecto de “taller”, el artista comprometido con el mundo de la educación y la infancia debe participar de manera activa en el conjunto de un proyecto pedagógico. Su labor reside entonces en la dinamización de experiencias y propuestas artísticas que sirvan para observar, documentar e interpretar los procesos de conocimiento que los niños y niñas realizan en el contexto escolar. El taller nos concede descubrir el mundo plural e interpretativo de las zonas imprecisas del arte, ofreciendo riquezas de posibilidades combinatorias entre los lenguajes y las inteligencias no verbales. En el taller se recogen los momentos educativos extraordinarios que hay que rescatar, cosas que pueden pasar desapercibidas (y por lo tanto, desaparecen) si el adulto que está trabajando con niños y niñas no las fija a través de la recogida de documentación. El tallerista ayuda al educador de aula de esta manera a observar y dar forma a todo aquello que es importante y que no debe pasar desapercibido.  

     
Introducción Enfoques Documentación Participación Experimentación Proyectos
   
Red Solare