Aceder a documento
Noticias

Documento final

Documento inicial

Consejo Asesor

IESME

Estudio de costes

Congreso 2010

Reflexiones

Datos y cifras

Colección de libros

Foros de debate

 

Foro de Ministros de Educación:
Unión Europea-América Latina y El Caribe
“Educación Innovación e Inclusión Social”

Madrid, España, 25 y 26 de marzo de 2010

Relatoría del Foro de Ministros de Educación de América Latina, El Caribe y la Unión Europea para la VI Cumbre UE-ALC

Relator: Ministro de Educación de Costa Rica

El Foro en que hemos participado ha sido sumamente interesante y creo que es justo agradecer por ello la participación de los Ministros y Ministras, altos funcionarios de los países, representantes de la sociedad civil y de los organismos internacionales.

Hay que destacar en primer lugar la valoración y el apoyo al proyecto Metas Educativas 2021, que supone un nuevo impulso a la Declaración Mundial sobre la Educación para Todos y al marco de Acción suscrito en Dakar.

Debemos reconocer el respaldo recibido por parte de los ministros de América Latina, España y Portugal y también por parte de los diferentes organismos internacionales presentes en la región, por lo que puede entenderse que el proyecto se extiende a los países de América Latina y del Caribe.

En todas las intervenciones ha quedado claro que la educación es entendida como el instrumento principal que poseen los países para lograr el desarrollo económico, la inclusión social y el bienestar de sus ciudadanos.

Se ha constatado que los países de América Latina y del Caribe comparten con los países europeos los retos de la sociedad de la información y del conocimiento, pero que la mayoría de los primeros aún tienen que hacer frente a otros desafíos históricos como terminar con el analfabetismo, lograr el acceso a la educación de todos los niños y jóvenes y mejorar de forma significativa los niveles de calidad de sus sistemas educativos y el rendimiento académico de sus alumnos.

De forma más específica, en la primera mesa redonda dedicada a la calidad y a la inclusión social se ha destacado que, si bien es cierto que los sistemas educativos han avanzado en términos de cobertura, acceso y universalización, el gran reto pendiente es la calidad de la educación tanto en la enseñanza que se imparte como en la capacidad de los sistemas para retener a su alumnado y garantizar que cada una y cada uno pueda completar con éxito una educación que le brinde las herramientas necesarias para el mundo del trabajo, el mundo de la ciudadanía y el mundo de la vida y la convivencia humana.

Garantizar el derecho a una educación pertinenbte y de calidad para todo el alumnado es, hoy en día, el mayor desafío al que se enfrentan las políticas educativas en iberoamérica.

Este desafío se expresa de forma clara en las metas, indicadores y niveles de logro definidos conjuntamente por los países de la región, destacándose la necesidad de una real voluntad política para liderar el cambio, incrementar el presupuesto asignado a la inversión educativa, impulsar políticas sostenibles y conseguir un compromiso solidario de la sociedad con la educación, como se puso de manifiesto en las exposiciones presentadas por Ecuador, Finlandia, Portugal y Guatemala.

Esta no es una tarea individual de cada país sino un esfuerzo colectivo que interpela no sólo a la cooperación iberoamericana sino también a la europea. La diversidad de situaciones nacionales y la similitud de los horizontes y metas comunes impulsan la puesta en marcha de mecanismos y programas de cooperación solidaria.

En la segunda mesa redonda "Educación y empleo" se planteó una pregunta crucial: ¿por qué parece mantenerse la aparente incapacidad de los sistemas educativos por satisfacer las necesidades y demandas del mundo del trabajo? Al respecto, se plantearon varias explicaciones y posibles respuestas.

En primer lugar, se afirmó que la necesidad de generar empleo digno y sostenible para el desarrollo tanto social como personal resulta especialmente relevante en los momentos actuales de crisis pero también constituye uno de los principales retos estructurales de los paises iberoamericanos.

En segundo lugar, se subrayó la difícil relación existente entre un mercado laboral altamente dinámico y un sistema educativo que tiene grandes dificultades para reaccionar ante el cambio y responder a estas demandas.

En tercer lugar, se llamó la atención sobre la existencia de un mercado laboral segmentado que, en la mayoría de los países, aún ofrece un porcentaje muy bajo de empleos de alta cualificación, alta productividad y buena remuneración, frente a un porcentaje que sigue siendo mayor en empleos de baja cualificación, baja productividad y, lógicamente, baja remuneración, con una altísima prevalencia de la economía informal. Estos problemas afectan aún con más fuerza a la población femenina.

Tal situación plantea retos interesantes que interpelan no sólo al sistema educativo sino al mercado laboral y a la propia politica económica: los ponentes hablaron tanto de la productividad educativa como de la calidad del empleo. Se presentaron y comentaron algunas propuestas para empezar a resolver estas tensiones entre el sistema productivo y el educativo, mediante la búsqueda de espacios de concertación entre todos los actores sociales: acercamiento de la práctica laboral a la formación, como los sistemas duales; diálogo social entre Estado, sindicatos y empresarios; articulación interinstitucional entre los Ministerios de Educación y de Trabajo; así como la importancia de compartir conocimiento a través de redes y transferencia de buenas prácticas. También se propuso centrar la formación técnico profesional en el desarrollo de competencias, no sólo profesionales, sino cognitivas y sociocomunicativas.

En la tercera mesa redonda se ha destacado la importancia de contar con una estrategia educativa que avance en la inclusión social y que contemple la participación de los distintos sectores sociales y, en especial, de las familias. Se requiere de una flexibilización del sistema educativo y su funcionamiento para dar respuesta a las necesidades de la inclusión educativa. En América latina se debe mirar hacia los colectivos que tradicionalmente han tenido mayores dificultades para acceder a la educación formal como son población más pobre, los pueblos indígenas, las mujeres en condiciones de pobreza, la poblarción afrodescendiente, la población rural dispersa, etc., y buscar las herramientas más adecuadas para lograr su inclusión educativa y social. Actualmente la migración en Europa con la incorporación a la escuela de niños y niñas que no comparten el idioma o la cultura de los países de acogida pone en evidencia la necesidad de adoptar medidas que incorporen currícula intercultural bilingüe, cuestión que también se vive en Iberoamerica.

También se ha destacado que los esfuerzos por alcanzar una mayor inclusión social pueden encontrar un gran aliado en el fortalecimiento de la relación interuniversitaria entre Europa y América Latina en los ámbitos de Educación, investigación e Innovación. La capacidad de todos los países de acceder al conocimiento de punta es una condición vital para garantizar una educación que esté a la altura de los tiempos y responda a las necesidades laborales, sociales y políticas del mundo de hoy.

Finalmente, se reitera que las políticas educativas deben atender a la integralidad de necesidades de la población (educación inicial, alfabetización, educación inclusiva, identidad, ciencia y tecnología, etc.) para lo cual deben contar con una adecuada inversión presupuestaria por parte de los gobiernos. Es importante - como destsacó el Sr. Vicepresidente de El Salvador - que tanto los gobiernos como las sociedades latinoamericanas comprendan que el adecuado financiamiento de la educación será difícil de alcanzar en ausencia de reformas fiscales significativas. La educación y, en especial, la educación de calidad, es cara; pero nunca tan cara como la ignorancia.

Finalmente, en la última mesa redonda que ha terminado hace unos momentos se ha resaltado no solo la importancia de invertir más en educación sino la urgente tarea de invertir mejor esos recursos que se asignen a la educación y que tienen el doble reto de facilitar la integración de los países iberoamericanos al mundo, al tiempo que facilitan su propia integración como sociedades inclusivas y cohesionadas. El financiamiento de la educación debe ser entendido tanto desde la óptica del dinamismo económico como desde la óptica de la integración social y la democracia política.

Se enfatizó en el reto del conocimiento, que se refleja en diversas variables del sistema educativo: rendimiento, calidad, retención, equidad en el acceso y eficiencia. Los problemas de la repitencia y el abandono son particularmente graves, en especial en secundaria, donde es preciso enfrentar tanto los problemas de exclusión y expulsión como los de repulsión o falta de atractivo del colegio para los jóvenes. En palabras de Marcelo Cabrol, representante del BID, todo eto debe permitir que los países avancen de la inequidad hacia la calidad educativa.

Se destacó que la cooperación debe moldearse para responder a las verdaderas necesidades y al contexto institucional de cada país, tanto en los temas a los que se dirige la cooperación, como en los procesos de desarrollo institucional.

Si bien es evidente que los países de Iberoamérica deben invertir más en educación, debe ser igualmente evidente que deben invertir mejor, pues muchos de sus esfuerzos actuales no parecen ser suficientemente efectivos ni estables. Una buena política educativa requiere estabilidad tanto en sus contenidos como en sus recursos y debe contemplar todos los niveles educativos, desde la más temprana edad, hasta la educación a lo largo de toda la vida.

Además de la estabilidad, estas inversiones deben estar caracterizadas por su eficiencia en la búsqueda de equidad y calidad educativa. Esto apunta a ciertos campos esenciales que van desde la producción de un cuerpo docente de calidad creciente hasta el uso inteligente de las nuevas tecnologías en la educación.

Las intervenciones realizadas a lo largo de estos dos días han subrayado la importancia de prestar atención a las siguientes metas:

- Desarrollar programas de atención integral a la infancia
- Fortalecer la Educación Básica con el fin de lograr que la gran mayoría de los niños y jóvenes la terminen de forma satisfactoria y aprendan a conocer, a convivir, a hacer y a ser.
- Promover una oferta atractiva de Educación Técnico Profesional que asegure la relación entre educación y empleo, esté en consonancia con el desarrollo económico y social del país, se diseñe en torno a competencias profesionales e incluya un tiempo suficiente de prácticas en centros de trabajo.
- Impulsar las TIC en la educación con el fin de reducir la brecha social y digital entre los diferentes sectores sociales y aprovechar las posibilidades de las TIC para favorecer el conocimiento y la innovación.
- Promover la lectura en el tiempo escolar para lograr y utilizar la lectura como estrategia para el aprendizaje.
- Cuidar especialmente la educación en valores y para la ciudadanía teniendo en cuenta el compromiso de las escuelas y del conjunto de los docentes y las posibilidades que ofrecen la educación artística y el deporte para el logro de este objetivo.
- Mantener el esfuerzo para conseguir terminar con el analfabetismo y promover una educación permanente para las personas jóvenes y adultas que conduzca a que toda la población alcance las competencias propias de la educación básica.
- Poner en primer plano la atención educativa a los colectivos originarios y afrodescendientes con el fin de lograr que su acceso a la educación se realice en condiciones similares a las del resto de los colectivos sociales y conseguir que su educación sea respetuosa con su lengua y con su cultura.
- Atender de forma prioritaria al profesorado de tal manera que exista una oferta de formación inicial y continua de calidad, haya mecanismos suficientes para su desarrollo profesional y se desarrolle su trabajo pedagógico en condiciones satisfactorias.
- Promover la innovación, la movilidad y la investigación científica de forma tal que se dé prioridad a la creación del Espacio Común en materia de Educación Superior orientado hacia la movilidad y la cooperación y se reconozca la importancia de la ciencia y la tecnología para el desarrollo económico y social sostenible de nuestros países.

En este contexto, también merece la pena destacar la importancia de mantener la colaboración entre América Latina, el Caribe y la Unión Europea en el ámbito educativo con el fin de reforzar la capacidad de cumplir con estas metas, aprender de las experiencias de éxito y propiciar el acercamiento y el intercambio de estudiantes, profesores e investigadores.

Creo que ha estado presente en el Foro la propuesta de que la Unión Europea tenga especialmente en cuenta en sus programas de cooperación los objetivos del proyecto de las Metas Educativas 2021 con el fin de apoyar sus objetivos más relevantes, compartir experiencias y fortalecer las relaciones entre los países. En particular, considero de la mayor importancia que el nuevo proyecto EuroSocial incorpore con fortaleza el componente educativo y los objetivos de las metas 2021.

Al interior de cada uno de los países, tanto como en su interacción, se destacó la importancia de la interculturalidad entendida como la vivencia de una identidad rica y compleja, que no solo respeta sino que disfruta y aprovecha la diversidad cultural que caracteriza, cada vez más, este mundo nuevo del Siglo XXI, en el que nuestras diferencias nos unen tanto como nuestras semejanzas.

Para terminar, creo que debemos agradecer al Ministerio de Educación de España y a la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) la organización de este Foro sobre Educación, Innovación e Inclusión Social, y su hospitalidad durante la celebración del encuentro.

Considero que esta experiencia refuerza el papel que la OEI puede ocupar para dinamizar y canalizar la cooperación de la Unión Europea con los países de América Latina y el Caribe en torno al proyecto Metas Educativas 2021.

 

Ver documento base

OEI | Principal | Subir