OEI | Metas 2021 | Formación | Boletín | Novedades | Convocatorias | Contactar RSS Twitter G + Facebook OEI Canal YouTube
Cargando

OEI

Educación | Ciencia | Cultura

Jesús Sanjosé, S.J
Los bicentenarios, una oportunidad para la educación


Compartir en facebook

Director de revista Razón y Fe. Este texto corresponde a un editorial
de Razón y Fe

Muchos piensan que lo que sobra en el momento que estamos viviendo son declaraciones
de intenciones, documentos de planificación y otros elementos de vida
efímera destinados a colgar de internet hasta su muerte, y lo que faltan
son hechos concretos que manifiesten esas presuntas voluntades. Si esto es muy
claro en otros campos de la actividad política, en el campo educativo
tiene una fuerza especial, pues muchos han sido los documentos elaborados últimamente:
ya sea en documentos generales como los Objetivos del Milenio, en el que la
educación ocupa un lugar destacado, o en documentos específicos
como la Declaración Mundial de Educación para Todos. De ahí
que el anuncio de un nuevo documento, Metas educativas 2021, elaborado por una
organización la OEI, resulte al menos sospechoso. Y la pregunta surge
de forma espontánea ¿No habrán estado perdiendo el tiempo
los ministros de educación al elaborar un nuevo documento, cuando de
lo que se trata es de incidir, sobre todo de forma económica, en una
realidad como la educativa que se muestra poco propicia a crecer y a mejorar?
Demos una mirada al documento para superar esas dudas o fundarlas racionalmente.

UN DOCUMENTO BIEN CONSTRUIDO

Un primer acercamiento permite afirmar que estamos ante un documento al menos
bien construido, lo cual no quiere decir que sirva para conseguir lo que se
pretende. El documento consta de nueve capítulos a través de los
cuales discurre un recorrido muy completo. Recorrido que comienza comentando
la ocasión que lo ha propiciado, la celebración de los bicentenarios
(1), y la situación educativa que plantea una serie de desafíos
comunes para los diferentes estados que componen la OEI (2); a la vista de esto
establece unos objetivos comunes, hacia los que quieren caminar todos los pueblos
(3); hace una primera concreción de estos objetivos en once metas (4);
plantea el coste económico que va tener adquirir cada meta para cada
estado (5) y cómo se puede financiar este costo (6); establece unos programas
compartidos (7); y fija un sistema de evaluación (8). Aunque resulte
un final académico, no falta en el documento un último capítulo
técnico en el que se aporta bibliografía al respecto (9).

El documento hace alusión al binomio calidad-equidad que, con el paso
del tiempo, se ha convertido en el arranque imprescindible de todas las declaraciones
educativas, sea quien sea el que la firme y sea donde sea el lugar en el que
se firmen. Se afirma en esta caso que calidad y equidad son los principales
correlatos del discurso educativo cuando de lo que se trata es de combatir la
pobreza y la desigualdad y procurar la inclusión social. Tema éste
de especial relevancia en un continente en el que existen colectivos tradicionalmente
olvidados como los llamados grupos originarios, los afro-descendientes, las
mujeres y los campesinos.

En su declaración de intenciones, el documento plantea que más
allá de la celebración de la propia independencia —celebración
que ya ha comenzado (2009) e irá discurriendo discurre hasta el 2021—
y de los ajustes históricos que esto pueda suponer —se hizo bien
o mal, de esta manera o de la otra…—, todos, tanto los americanos
que se independizaron como los iberos que fueron sus antiguas metrópolis,
quieren aprovechar esta ocasión para desarrollar un proyecto común.
Proyecto éste difícil de formular tras doscientos años
en los que cada territorio ha seguido su camino, en ocasiones enfrentados y
siempre a espaldas de los vecinos más cercanos. De ahí que se
haya formulado en principio de forma necesariamente vaga y general: se trata
de lograr que más alumnos, estudien durante más tiempo, con una
oferta de mayor calidad, en la que participen la mayoría de las instituciones
y los sectores de la sociedad.

El programa no se formula aislado, sino que se articula con otros programas
ya citados tales como el de los Objetivos del Milenio o el de la Educación
para Todos. Articulación que lo que pretende es ajustar las situaciones
con el fin de que se acelere la consecución de objetivos en aquellos
países que andan lejos de ellos y se acelere en aquellos otros que ya
los han conseguido. Si los OJM corren una serie de riesgos en muchos países,
los dos retos básicos para los países iberoamericanos se encuentran
el uno relacionado con la recuperación del atraso acumulado durante el
siglo pasado, y el otro en tratar afrontar la recuperación, pero no con
métodos del siglo pasado, sino con métodos propios del siglo presente.
Teniendo en cuenta además que no se pueden aplicar literalmente los sistemas
que han dado resultado en los países avanzados a países menos
avanzados…

El documento define 11 metas de tipo general y 27 de tipo específico,
y establece además hasta 38 indicadores que fijan niveles de consecución.
Veamos algunos. La meta general primera consiste en reforzar y ampliar la participación
de la sociedad en la acción educadora; a esta meta le corresponde una
meta específica, elevar la participación de los diferentes sectores
sociales y su coordinación en los proyectos educativos: familias, universidades
y organizaciones públicas y privadas, sobre todo de aquellas relacionadas
con servicios de salud y promoción del desarrollo económico, social
y cultural. La forma de medir estas metas es mediante un indicador, en este
caso el número de proyectos en los que participan diferentes sectores
sociales y que se aplican de forma integrada, y la forma de medir el nivel de
logro conseguido consiste en aumentar año tras año el número
de proyectos que se desarrollan de forma coordinada en un territorio y en los
que participan varios sectores sociales.

Junto a metas generales relacionadas con la cantidad —aumentar la oferta
de educación inicial y potenciar su carácter educativo (3a)—,
hay otras relacionadas con la calidad —mejorar la calidad de la educación
y el currículo escolar (5a)—. Y al lado de metas generales poco
desarrolladas por las específicas que les acompañan, como la 4a,
hay otras en las que una meta general, como la 5a, se desarrolla nada menos
que a base de seis metas específicas, en este caso las que van de la
diez a la quince. Metas que a su vez se acompañan de indicadores, en
este caso del 13 al 22. Analicemos este caso por su singular importancia.

La meta específica 10, que corresponde al primer desarrollo de la general
5, plantea mejorar el nivel de adquisición de las competencias básicas
y de los conocimientos fundamentales por parte de los alumnos. El indicador
correspondiente a esta meta sería el porcentaje de alumnos con niveles
satisfactorios de logro en competencias básicas en las pruebas nacionales
e internacionales. Para medir el nivel de logro habría que disminuir
en al menos un 20% el número de alumnos situados en los dos niveles bajos
del rendimiento en las pruebas —LLECE 6.º G., PISA, TIMMS o PIRLS—
en las que participan diferentes países, y aumentar en la misma proporción
los alumnos en los dos niveles altos en dichas pruebas.

La meta específica 11, que corresponde también a la general 5,
y por ello se relaciona también con la calidad, plantea potenciar la
educación en valores para una ciudadanía democrática activa,
tanto en el currículo como en la organización misma de la escuela.
La medida en este caso va a ser el indicador 14, que plantea la actualización
de la educación en valores y para la ciudadanía en los currículos
de las diferentes etapas educativas, y establece como nivel de logro que en
2015 se hayan reformulado los currículos de las diferentes etapas educativas
y reforzado la educación en valores para la ciudadanía en las
distintas etapas y materias.

Otra meta específica, la 12, correspondiente a la general 5, relacionada
con la calidad, que afirma que hay que ofrecer un currículo que incorpore
la lectura y el uso del computador en el proceso de enseñanza y aprendizaje,
en el que la educación artística y la educación física
tengan un papel relevante, y estimule el interés por la ciencia, el arte
y del deporte entre los alumnos. Ante un objetivo tan extenso hay también
una serie de indicadores amplios. Como el número 15, que establece la
existencia de un tiempo semanal de lectura en las distintas etapas del currículo
y elabora que sería un nivel de logro, la existencia de tres horas al
menos de lectura obligatoria en educación primaria y dos horas en educación
secundaria básica. O el número 16, que establece la frecuencia
de uso del computador en la escuela por los alumnos para tareas de aprendizaje;
o el 17, que plantea el tiempo semanal dedicado a la a la educación artística
y deportiva; o el 18, que plantea el porcentaje de alumnos que elige formación
científica o técnica en los estudios postobligatorio…

La meta específica 13, que plantea mejorar la dotación de bibliotecas
y computadores en las escuelas, con los indicadores 19 y 20, que mide los porcentajes
y establece niveles de logro tales como que en 2015 haya al menos un 40% de
escuelas con bibliotecas escolares y que ese número se eleve al 100%
en 2021, y que en 2015 la proporción entre computador y alumno sea de
entre 1/8 y 1/40 y en 2021 entre 1/2 y 1/10.

El espacio disponible es limitado, y por eso lo que aquí se hace es exponer
un resumen elemental de un conjunto que se invita a todos a leer por completo…

¿SON REALIZABLES ESTAS METAS? ¿CÓMO?

Lo primero que habría que decir es que tanto los ibéricos, hispano-portugueses,
como las naciones que hace doscientos años se separaron de sus metrópolis,
pueden (podemos) estar orgullosos de aprovechar el marco, la OEI, y la ocasión,
los bicentenarios. Otros grupos no lo han hecho… Sobre todo porque la OEI
ha sido capaz de superar dos vicios muy arraigados: el de la pura retórica
y el del victimismo. Aquí estamos, así somos, y más allá
de ajustar nuestros pasados tenemos un proyecto común.

Supuesto esto, el documento resulta valioso en sí mismo, pues recogiendo
una parte de lo más positivo del pensamiento pedagógico actual,
tan habitualmente denostado, lo convierte en un marco operativo para entender
la educación básica en general, al menos dentro de un ámbito
determinado. No hay duda de que cuando se establecen metas comunes, generales
y específicas, indicadores y niveles de logro, entonces previamente se
ha consensuado una forma determinada de entender la calidad y la equidad en
la educación. No hay duda además de que en la medida en la que
se haya estudiado adecuadamente la financiación el documento, se planteará
como más realista.

En cualquier caso, surgen algunas interrogantes. Uno tiene que ver con el amplio
margen que se deja al mandatario de turno de cada país para cumplir con
lo que aquí se firma y se rubrica: no hay duda de que el instituto de
evaluación que el documento establece cubrirá sus fines, pero
¿a dónde vamos a acudir los ciudadanos si lo que se firma no se
cumple? Sólo nos queda el uso de nuestro voto futuro. Otro tiene que
ver con la resonancia que este consenso tiene en ámbitos menores…

Ver documentos
Metas Educativas 2021

28 de diciembre de 2010

Subir | Volver a Noticias |

Volver a Educación

 

Filtrar Noticias

  - Todas las noticias

Mostrar únicamente noticias de:

  - Educación Técnico Profesional
- Educación Artística, Cultura y Ciudadanía
- Revista Iberoamericana de Educación
- Infancia y Educación inicial
- Educación para la ciudadanía
- Evaluación de la Educación
- Educación
- Género
- IBERLECTURA: Fomento de la Lectura
- Cultura
- Biblioteca digital
- IBERTIC: Instituto Iberoamericano de TIC y Educación
- Otras
- Sala de Lectura. IBERTIC
- Educación Inclusiva
- Alfabetización y Educación de Adultos
- Formación docente
- Ciencia y Universidad
- Cooperación
- Noticias OEI Buenos Aires
- Década de la Educación por la Sostenibilidad

Últimas noticias OEI

26 de agosto de 2016
La OEI apoyará el Proceso de Paz en Colombia

Más información [+]

24 de agosto de 2016
El Secretario General de la OEI, Paulo Speller, visita Buenos Aires

Más información [+]

4 de agosto de 2016
El proyecto "Ventanillas Únicas" Perú en la Televisión Iberoamericana

El proyecto "Ventanillas Únicas" Perú en la Televisión Iberoamericana

Más información [+]

21 de julio de 2016
AYUDA EN ACCIÓN Y LA OEI UNEN FUERZAS PARA LLEVAR EL PROYECTO “LUCES PARA APRENDER” A MOZAMBIQUE

Más información [+]

18 de julio de 2016
Red de Escuelas Rurales Luces para Aprender galardonada por la Fundación COTEC

Más información [+]

0 | 5 | 10 | 15 | 20 | 25 | 30 | 35 | 40 | ... | 160



Áreas de Cooperación

OEI - Educación
OEI - Ciencia
OEI - Cultura



Desarrollos Institucionales

CAEU
IDIE
IBERTIC
     
Formación
Publicaciones
Biblioteca Digital
     
Observatorio CTS
IBEROTEC
Cumbres
     
RIE
Revista CTS
SITEAL
     
subir webmail subir
© Organización de Estados Iberoamericanos 2011. Actualizado el 17-Sep-2015 Desarrollo y mantenimiento: asenmac