Destacado Colecciones Metas 2021 Catálogo Completo Contactar
Cargando

Metas Educativas 2021

Alfabetización y educación básica de jóvenes y adultos

Serie Alfabetización

     

Autores
Obra coordinada por Mariano Jabonero y José Rivero
Edita
OEI – Fundación Santillana
ISBN
978-84-7666-193-2
Año
2009

Versión digital
formato PDF formato HTML

Versión impresa
No disponible

Resumen

Esta publicación aborda algunas de las cuestiones clave para hacer frente a esos desafíos de futuro, como el desarrollo del Plan Iberoamericano de Alfabetización y Educación Básica de jóvenes y adultos, la definición y aplicación de políticas integradas, las nuevas postalfabetizaciones, la atención educativa a colectivos diferenciados, la participación social y la evaluación de los aprendizajes.

La universalización de la alfabetización y de la educación básica es uno de los retos pendientes más importantes en Iberoamérica. Su impacto en el reconocimiento de los derechos cívicos, en la justicia y en la inclusión social es innegable. En este libro se abordan algunas de las cuestiones clave para hacer frente a esos desafíos de futuro, como el desarrollo del Plan Iberoamericano de Alfabetización y Educación Básica de jóvenes y adultos, la definición y aplicación de políticas integradas, las nuevas postalfabetizaciones, la atención educativa a colectivos diferenciados, la participación social y la evaluación de los aprendizajes.

El libro, es fruto de las reflexiones y trabajos de la Comisión Asesora de Expertos de la OEI y pretende contribuir al diagnóstico de la situación, pero en mayor medida al debate, a la generación de ideas y prácticas innovadoras y a la instalación propositiva de nuevos conceptos y procedimientos en Iberoamérica que hagan posible universalizar la alfabetización y la educación básica para las personas jóvenes y adultas

La primera parte del libro trata acerca de cómo superar los graves problemas que el analfabetismo genera en otros ámbitos de la vida de las personas y hace una referencia especial al Plan Iberoamericano de Alfabetización y Educación Básica de Jóvenes y Adultos por su valor político y por los efectos positivos que está teniendo en la región.

Por su parte, José Rivero analiza las bases para una alfabetización integral, tanto a través de una crítica hacia lo ocurrido en el pasado, como con una propuesta precisa y analítica de los criterios a tener en cuenta en la definición de políticas y construcción de programas futuros.

A continuación el capítulo de Raúl Leis, desde la CEAAL, escribe sobre las redes, propuestas y apuestas de la educación popular, una visión imprescindible desde la sociedad civil y desde la participación ciudadana. Sigue, otro capítulo caracterizado también por el conocimiento cercano de las experiencias, que escribe Nydia Gurdián, quien informa sobre la atención a la diversidad y las prácticas descentralizadas en alfabetización y educación permanente.

Marta Soler escribe un novedoso capítulo sobre estrategias de postalfabetización, en el que se refiere al aprendizaje dialógico, al papel de las mujeres y al protagonismo de los participantes en las comunidades de aprendizaje, así como, entre otros aspectos, al acceso al aprendizaje en TIC y en salud.

La segunda parte de la obra, aborda aspectos metodológicos y de evaluación, y se inicia con un capítulo escrito por Marta Soler y Luis Londoño sobre significados y alcances de la renovación pedagógica y didáctica de la alfabetización. Por su parte, María Eugenia Letelier dedica el siguiente capítulo a la construcción de indicadores en programas de alfabetización y educación, permanente.

La tercera parte, trata sobre la cuestión de las estrategias y a está a cargo de María Margarida Machado, quien es cribe sobre la capacitación de facilitadores y docentes. Antonio Monclús, describe las bases para la formación en competencia de los gestores, directivos y responsables de programas y proyectos de alfabetización y educación de jóvenes y adultos.

Por último, se incluye un artículo sobre las experiencias llevadas a cabo en Paraguay a cargo de José Rivero, de especial interés tanto por las circunstancias que han concurrido en aquel país, como por su gran aceptación social y los evidentes logros alcanzados.

El libro se cierra con el documento base del Plan Iberoamericano de Alfabetización y Educación Básica de Jóvenes y Adultos, texto elaborado por la OEI en respuesta al encargo de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que a su vez, sirvió para la aprobación por la Cumbre de este programa.

Índice

Preámbulo
Álvaro Marchesi

Introducción
Mariano Jabonero y José Rivero

Propuestas y modelos de alfabetización y educación permanente

La universalización de la alfabetización y la educación básica para todos: la Iberoamérica necesaria y posible
Mariano Jabonero

Bases para una alfabetización integral en América Latina
José Rivero

América Latina: redes, propuestas y apuestas de educación popular
Raúl Leis R.

Alfabetización, educación permanente y atención a la diversidad
Nydia Verónica Gurdián

Estrategias de postalfabetización
Marta Soler

Metodologías y evaluación de la alfabetización y educación permanente

Significado y alcances de la renovación pedagógica y didáctica de la alfabetización
Luis Óscar Londoño y Marta Soler

La construcción de un sistema de indicadores en programas de alfabetización y educación permanente
María Eugenia Letelier

Situación y estrategias de formación

La capacitación de facilitadores y docentes en programas y proyectos de alfabetización y educación permanente en Iberoamérica: entre proposiciones y retos
Maria Margarida Machado

Bases para una propuesta de formación en competencias para gestores, directivos o responsables de programas y proyectos de alfabetización y educación de personas jóvenes y adultas
Antonio Monclús

Análisis de un modelo

El cambio posible en alfabetización y educación básica de personas jóvenes y adultas: análisis de la experiencia desarrollada en Paraguay
José Rivero

Anexo. Plan Iberoamericano de Alfabetización y Educación Básica de Personas Jóvenes y Adultas 2007-2015. Documento base (2006) 201

Bibliografía

Los autores

Fragmento

Preámbulo

Álvaro Marchesi
Secretario general de la OEI

En Iberoamérica hay más de treinta millones de personas analfabetas y casi ciento veinte millones de jóvenes y adultos sin educación básica. Una realidad que caracteriza con toda claridad y dramatismo la situación de pobreza, desigualdad y exclusión existente en la región y, en consecuencia, la dificultad para el desarrollo y la cohesión social que este hecho supone.

Frente a esta situación, la plena alfabetización ha sido una de las preocupaciones y expectativas que ha contado con mayor arraigo social y con reiteradas muestras de interés por los distintos poderes públicos. Han sido muchos y variados los programas educativos y las iniciativas políticas que se han preocupado en Iberoamérica por la plena alfabetización, aun cuando no todos ellos han tenido el éxito deseado.

En ocasiones, la alfabetización de jóvenes y adultos no ha ocupado el primer plano de las políticas públicas, lo que ha contribuido a perpetuar esta grave injusticia. En otras ocasiones, la alfabetización ha formado parte de iniciativas limitadas en el tiempo que, al no tener continuidad, bien por cambios de gobiernos, bien por problemas presupuestarios, no han podido cumplir sus objetivos. Como lo ponen en evidencia las estadísticas más recientes, es posible constatar que el éxito está asociado a que la tarea se aborde de manera estructural y sistemática, tanto en sus orígenes y causas como en sus soluciones, así como con la suficiente estabilidad.

La plena alfabetización y la universalización de la educación básica ya no es solamente una política educativa compensatoria de carencias y limitaciones del pasado, como tampoco se trata de un objetivo que deba ser logrado a través de voluntariosas campañas o delegando su logro en la colaboración de entidades de la sociedad civil. Existe un amplio consenso que considera que la alfabetización y la educación a lo largo de la vida son prioridades políticas, requisitos imprescindibles para asegurar el desarrollo de las personas y comunidades de nuestra región y una acción que forma parte de los procesos de mejora de la educación iberoamericana.

En el ámbito de la Comunidad Iberoamericana de naciones, y en estrecha relación con los compromisos internacionales establecidos en los Objetivos del Milenio y en la Declaración Mundial sobre Educación para Todos, la preocupación por la alfabetización coincide con el inicio de las convocatorias de las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno. Ya en 1991, la primera Cumbre aprobó el primer programa de alfabetización y educación básica de jóvenes y adultos, iniciándose un proceso de progresiva expansión territorial y social. La XV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno (Salamanca, 2005) aprobó el compromiso de universalizar la alfabetización y la educación básica en la región antes del 2015 a través de un Plan Iberoamericano, cuya redacción se encomendó a la OEI. Dicho Plan se aprobó como Programa de la Cumbre Iberoamericana en la XVII convocatoria, celebrada en Chile en 2007. Un objetivo tan noble y ambicioso, como es terminar con el analfabetismo antes del año 2015, exige en los comienzos del siglo xxi una visión renovada sobre el significado de la alfabetización.

La superación del analfabetismo no supone solamente que las personas adultas tengan la capacidad de comprender un texto y de escribirlo. Hoy es también necesario superar el analfabetismo digital y cívico, consiguiendo que todas las personas alcancen las capacidades que constituyen los objetivos de la educación básica. No cabe duda, por tanto, que la erradicación del analfabetismo exige una educación que garantice a todas las personas el ejercicio de la ciudadanía.

Además, es necesario que en este ambicioso proyecto se implique el conjunto de la sociedad: gobiernos, regiones, municipios, universitarios, organizaciones sociales, voluntarios, empresas y todas aquellas personas e instituciones que consideren que conseguir una sociedad de hombres y mujeres letrados es un deber de solidaridad y de justicia.

La OEI, junto con la SEGIB, han considerado que la alfabetización y la educación básica de jóvenes y adultos es uno de los más importantes programas en su acción futura, como figura en la propuesta “Metas Educativas 2021: la educación que queremos para la generación de los Bicentenarios” aprobada en la última Conferencia Iberoamericana de Ministros de Educación (El Salvador, 2008) y refrendada en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno celebrada pocos meses después en el mismo país.

El objetivo principal de este programa es universalizar la alfabetización en Iberoamérica antes de 2015. Además, garantizar el acceso generalizado a la educación a las personas jóvenes y adultas con más necesidades y la participación de todas ellas en programas de formación continua antes de 2021. Como señala de manera explícita el documento de las Metas Educativas 2021, este programa debe considerarse un instrumento clave en la lucha contra la pobreza y en el apoyo a la inclusión de los más desfavorecidos, entre los que debe señalarse de manera especial al colectivo de las mujeres. Su marginación histórica, su influencia en la vida familiar, en la atención de los hijos y en el seguimiento de sus aprendizajes escolares, hacen necesario redoblar los esfuerzos para proporcionarles una mejor educación. Con la misma intensidad es preciso tener en cuenta la cultura y la lengua de las personas que participan en programas de alfabetización y educación básica, por lo que la perspectiva bilingüe y multicultural es imprescindible cuando se trabaja en la educación de las minorías étnicas y de los pueblos originarios.

La experiencia de la OEI muestra que las acciones más eficaces se producen cuando se desarrollan y consolidan sistemas educativos públicos de calidad y con amplia cobertura, que integran tanto las enseñanzas formales como las no formales. Esta estrategia preventiva es la mejor opción a largo plazo frente al analfabetismo. Junto a ello, es preciso llevar a cabo programas a corto y medio plazo, construidos como oferta educativa estructurada con amplia participación social, que garanticen una atención directa y de calidad para jóvenes y adultos, lo que ha de favorecer el acceso a la educación y la continuidad escolar de sus hijos.

Esta orientación decididamente educativa ha demostrado que los procesos de alfabetización y educación a lo largo de la vida deben seguir itinerarios educativos que, junto a la alfabetización, ofrezcan de manera flexible la posibilidad de completar una educación básica de calidad. Al mismo tiempo, será preciso garantizar una formación para el empleo que complete el círculo formativo inicial.

Este modelo de acción supone un importante grado de ordenación y sistematización educativa, ya que exige diseños y desarrollos curriculares específicos, medios didácticos suficientes e idóneos, sistemas de planificación, administración y supervisión especializados y unos procesos de selección y capacitación de docentes apropiados. Todo ello aporta consistencia y calidad a esta oferta educativa y asegura su sostenibilidad futura.

El compromiso de la OEI con este programa se ha traducido en un ambicioso plan operativo que comprende acciones como las asistencias técnicas y asesoramientos a las administraciones educativas de la región; el apoyo a las iniciativas de modernización y refuerzo institucional; el interés por reconocimiento, la difusión y la promoción de las mejores experiencias y buenas prácticas; el desarrollo de investigaciones y, de manera muy singular, el refuerzo a los planes nacionales con el apoyo técnico y financiero de numerosos proyectos.

La creación y funcionamiento de una Comisión Asesora de Expertos de la OEI especializada en esta materia, así como los Institutos de Desarrollo e Innovación Educativa (IDIE) presentes en varios países y orientados en su totalidad o en parte de su actividad hacia este programa, están suponiendo un apoyo importante para lograr los objetivos propuestos. En el primer caso, el objetivo principal es la reflexión, el análisis de la realidad, la creación de conocimiento y la formulación de propuestas innovadoras; en el segundo caso, los IDIE, su función es, junto con los Ministerios de Educación de cada país, aplicar los programas, evaluar la práctica y sus resultados, y asegurar la constante adaptación del proyecto a los nuevos requerimientos de una educación orientada a dar respuesta educativa a todos los ciudadanos a lo largo de su vida.

formato PDF formato HTML

subir

 

Últimas Noticias

Noticias OEI

10
07
Demanda de capacidades 2020

Análisis de la demanda de capacidades laborales en la Argentina

- Educación Técnico Profesional

10
07
Informe “Formación, empleabilidad y nuevas profesiones en España”

El informe ofrece una panorámica general sobre el mercado laboral español en relación a la economía digital y concluye que las pymes españolas contrataron durante 2015 alrededor de 255.000 profesionales con un perfil vinculado a las tecnologías y al ámbito digital.

- Educación Técnico Profesional
Ciencia y Universidad para el Desarrollo Sostenible OEI

06
28
¿Debemos expulsar los teléfonos celulares de las clases?

Celia Rosa Fierro Santillán, Santiago Alfredo Díaz Azuara Ciudad de México, México,
IBERCIENCIA Comunidad de educadores para la cultura científica.
Lo desconocido nos asusta, es posible que el rechazo de los docentes al uso de teléfonos celulares en las clases esté sustentada en el miedo a perder el control de la clase. La mayoría de los profesores somos migrantes digitales, mientras que nuestros estudiantes son nativos digitales. La sociedad del conocimiento exige en ambos casos aprender ser ciudadanos digitales.

- Sala de Lectura - IBERCIENCIA
Centro de Atos Estudios Universitarios
Destacado Colecciones Metas 2021 Catálogo Completo Contactar