Número 1 / Septiembre - Diciembre 2001
Monográfico

La Sociedad de la Información


Educación por Internet en Argentina:
El caso de la Universidad Nacional Quilmes

Juan Carlos Del Bello(1)
Director Ejecutivo de la Univiversidad Virtual de Quilmes


1. El contexto nacional

A diferencia de otros países de gran dimensión como China y México, en la Argentina la educación a distancia surge tardíamente. En la década del cincuenta comienzan a ejecutarse algunos programas de educación no formal y hasta los años 1990 no se habían generalizado ofertas no presenciales. En verdad, aún hoy la sociedad argentina presume que la educación a distancia es de inferior calidad.

En el nivel de la educación superior, tampoco se creó una universidad a distancia siguiendo las experiencias de la UNED de España o la Open University de Inglaterra. Es recién a fines de la década pasada que las universidades presenciales comienzan a incursionar en la educación a distancia aplicando las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (ICT). No obstante, ninguna de las experiencias institucionales ha alcanzado el nivel y escala de desarrollo del Tecnológico de Monterrey en México.

La Universidad Nacional de Quilmes forma parte del selecto grupo de universidades estatales y privadas que introdujo las nuevas ICT y, como se verá más adelante, es la experiencia de mayor desarrollo relativo en el país.

Previamente a la presentación del conjunto de casos nacionales, es conveniente que el lector se ubique en el sistema universitario argentino. A diferencia de los países desarrollados, más de las dos terceras partes de los estudiantes de educación superior cursan estudios universitarios, por lo tanto es marginal y limitado el desarrollo del sistema de educación superior no universitario.

La tasa de matriculación universitaria de la población con estudios secundarios completos en edades entre 18 y 24 años es del 40%, una de las más altas del mundo. Ello obedece al carácter abierto (ingreso irrestricto) de la universidad pública argentina que contiene al 85% de los estudiantes universitarios. Históricamente las universidades privadas tuvieron limitaciones para desarrollarse, por un lado, el marco regulatorio que rigió entre principios de los años 1960 y los años 1990 imposibilitó la apertura de nuevas universidades privadas y, por otro lado, la ausencia de subsidio estatal y de programas de becas, limitó el crecimiento de la matrícula en estas universidades.

A partir de 1992 y especialmente luego de la promulgación de la Ley de Educación Superior (LES) en 1995, se desreguló el sector eliminándose las barreras a la iniciativa privada en el sector universitario. Actualmente funcionan 36 universidades estatales y 42 universidades privadas que en su mayoría son de reciente creación y funcionan bajo un régimen de autorización previa, sujetas a las evaluación de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU).

Cabe destacar que el sistema universitario argentino hegemonizado por las universidades estatales responde a un modelo napoleónico y no humboltiano, a diferencia del sistema brasileño.(2) Los resultados del modelo napoleónico son: (i) una reducida tasa de egresados (19% de los ingresantes) y por lo tanto una elevada tasa de deserción; (ii) una permanencia de los alumnos activos que supera ampliamente un 50% más del tiempo de duración teórica de las carreras; (iii) alta densidad de la población estudiantil en carreras profesionales vinculadas al ejercicio liberal (50% de la matrícula se concentra en las carreras de Derecho, Medicina y Contador Público Nacional) y, (iv) bajísimo número de profesores con dedicación exclusiva (alrededor del 12%).(3)

En resumen, el sistema argentino está marcado por la trayectoria de desarrollo de la universidad pública: un modelo masivo.

Por otro lado, un elevado porcentaje de los alumnos trabaja simultáneamente al cursado de sus estudios (40% según la encuesta de hogares –EPH- del INDEC) y, teniendo en cuenta las elevadas tasas de desocupación y subempleo y los mayores requisitos de empleabilidad, la presión por cursar estudios universitarios y al mismo tiempo trabajar es notable.

Al mismo tiempo, a partir de mediados de los años 1990 un importante grupo de universidades estatales comienza a introducir reformas estructurales tendientes a convertirse en universidades humboldtianas: cursos y exámenes de ingreso, normas más exigentes a la permanencia, profesores investigadores con mayor dedicación y una oferta académica más vinculada a las carreras asociadas al desarrollo económico (ciencias exactas, naturales e ingenierías).

La emergencia de las ICT y las oportunidades que estas brindan para la educación virtual abren un espacio nuevo que contribuirá a reestructurar el sistema universitario: la educación universitaria en entornos virtuales podría ocupar el espacio de la modalidad presencial en las carreras masivas, las que a su vez son más aptas para la telenseñanza, de modo de reorientar la matrícula universitaria en la modalidad presencial a las carreras más intensivas en prácticas de laboratorio.

2. El desarrollo de las nuevas ICT y la telenseñanza universitaria

La privatización de la empresa estatal de telecomunicaciones en los años 1990 y la desregulación del sector desde el año 2000, han posibilitado un fuerte proceso de inversión privada en telecomunicaciones y un relativo avance en la disponibilidad de las nuevas ICT en comparación con Brasil, México y Venezuela (Cuadro 1).(4)

Disponibilidad de Tecnologías de la información y la comunicación (cantidad cada 1.000 habitantes)

Países

Líneas Telefónicas

Teléfonos Celulares

Computadoras personales

Número de hosts de Internet

Promedio simple

EE.UU.

640

165

362

44,2

303

Suecia

682

282

215

32,1

303

Dinamarca

618

250

304

26

300

Noruega

555

287

273

47,5

291

Suiza

640

93

409

20,8

291

Finlandia

549

292

182

65,4

272

Australia

519

208

311

38,2

269

Nueva Zelandia

499

138

266

42,4

236

Canadá

602

114

193

22,8

233

Hong Kong

547

216

151

7,5

230

Singapur

513

141

217

19,6

223

Gran Bretaña

528

122

193

14,9

214

Alemania

538

71

233

10,7

213

Holanda

543

52

232

21,9

212

Japón

489

214

128

7,6

210

Francia

564

42

151

5

190

Austria

466

74

148

10,8

175

Bélgica

465

47

167

8,5

172

Italia

440

112

92

3,7

162

Corea

430

70

132

2,9

159

Irlanda

395

82

145

9,1

158

Grecia

509

53

33

1,9

149

España

392

33

94

3,1

131

Portugal

375

67

61

1,8

126

República Checa

273

19

53

4,8

87

Uruguay

209

25

22

0,3

64

Turquía

224

13

14

0,4

63

Chile

156

23

45

1,3

56

Argentina

174

16

25

0,5

54

Venezuela

117

35

21

0,2

43

Colombia

118

13

23

0,2

39

México

95

11

29

0,4

34

Brasil

96

16

18

0,4

33

Fuente: Elaboración propia en base a datos del World Bank (1999)

Argentina cuenta con una red importante de fibra óptica para comunicaciones, que atraviesan todo el país.

UVQEl mercado argentino de Internet crece a tasas geométricas y se estima que en el año 2000 habían 1.800.000 usuarios totales conectados a través de 700.000 abonos o clientes. Mes a mes crecen las horas promedio de uso, la frecuencia de conexión y el consumo telefónico. (Prince & Cooke, 2000).

También se viene registrando un descenso gradual en las tarifas de conectividad, que hoy son del orden de los 14 a 15 dólares mensuales incluido el servicio técnico las 24 horas del día.(5)

En conclusión, el desarrollo de las telecomunicaciones ha posibilitado el desarrollo de la telenseñanza, entendiendo por tal el uso de las nuevas ICT, como videoconferencia (VC) y Campus virtuales.

La universidad privada Católica de Salta fue pionera en el uso del e-learning mediante el uso del e-mail y guías de estudio en soporte papel. Hoy continúa siendo la universidad con mayor número de alumnos (más de 2.000), conjuntamente con la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ).

Luego y casi simultáneamente, en 1999 lanzaron ofertas académicas virtuales la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la UNQ. La UBA constituyó con la empresa Telecom. UBANET para dictar cursos de capacitación de corta duración en el área de las ciencias de la administración; actualmente ha avanzado a incorporar asignaturas del Ciclo Básico Común que integra 3 materias comunes a todas las carreras de grado de la universidad. La tecnología informática se acerca a un campus virtual.

Las universidades privadas de Belgrano y Blas Pascal han seguido esta trayectoria tecnológica, mientras que la Universidad Tecnológica Nacional y la Universidad Nacional del Litoral han optado por las tecnologías VC en aulas satelitales multipunto localizadas en los territorios de influencia de la sede presencial de esas universidades.

La UNQ es el caso más desarrollado, en términos tecnológicos y crecimiento anual.

3. Principales características de la Universidad Nacional de Quilmes

La UNQ fue creada en 1989 e inició actividades académicas en 1991. Integra un grupo de 6 universidades estatales creadas por el parlamento en el Gran Buenos Aires y que desde sus orígenes tuvieron un perfil diferente a la UBA: sistemas meritocráticos de ingreso, carreras de grado no convencionales, régimen laboral de los docentes basado en una mayor dedicación y actividades de I&D.

El régimen académico de la UNQ contempla dos ciclos: uno inicial o Diplomatura con una duración de dos años con un contenido de asignaturas comunes para el tronco de las ciencias sociales y humanidades y otro para ciencias exactas, naturales e ingenierías, y un ciclo superior con una duración de 2 años para Licenciaturas y de 3 años para las Ingenierías.

Las carreras presenciales que la UNQ dicta se agrupan en dos grandes áreas del conocimiento. En el gran área de ciencia y tecnología se dictan las carreras de Ingeniería en Automatización y Control Industrial, Ingeniería en Tecnología de Alimentos, Biotecnología y Arquitectura Naval. Corresponden al gran área de ciencias sociales las Licenciaturas en Comunicación Social, Educación, Comercio Internacional, Administración Hotelera, Terapia Ocupacional y Música Electroacústica.

Por otra parte los planes de estudio son flexibles e incorporan como medida de progreso curricular la unidad crédito.

Para acceder a la UNQ los postulantes (alrededor de 3.500 por año) deben superar un curso de ingreso de Lengua y Matemáticas, y aquellos con mejores calificaciones cubren un cupo de unas 800 plazas. En el segundo cuatrimestre del año 2000 cursaban 3.960 alumnos en la modalidad presencial, de los cuales 1872 cursaban el ciclo inicial y 1988 el ciclo superior.

4. La creación de la Universidad Virtual de Quilmes

UVQLas autoridades de la UNQ, persuadidas de que las nuevas ICT en particular y la sociedad del conocimiento en general tendrán un impacto inexorable en los sistemas educativos, en 1998 decidieron incorporar un programa de educación no presencial. Se inició una relación asociativa con la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) que había sido creada por la comunidad autónoma de Catalunya en 1995 como universidad exclusivamente virtual.

La relación entre ambas universidades cristalizó en un convenio interinstitucional de cooperación mediante el cual la UOC transfiere el know how pedagógico en entorno virtual y el sistema informático del Campus Virtual (front-end). Este acuerdo derivó en un contrato de licencia de uso del software, de transmisión de know how y asistencia técnica entre las dos empresas privadas de propiedad de las dos universidades: GEC SA de la UOC y Campus Virtual SA de la UNQ.

A fines de 1998 fue creado el Programa Virtual de la UNQ bajo la denominación de Universidad Virtual de Quilmes (UVQ). Esta pese a su nombre no es otra universidad, sino un Programa especial de la UNQ. Sin embargo tiene una organización diferenciada, ad hoc, bajo la órbita del Rectorado.

A principios de 1999 se iniciaron las actividades lectivas con el dictado de la Licenciatura en Educación. En el primer semestre del año 2000 se lanzaron las Licenciaturas de Ciencias Sociales, de Hotelería y Turismo y, la Maestría en Ciencia, Tecnología y Sociedad. A fines de ese año inició actividades la Licenciatura en Administración y en el año 2001 se comenzaron a dictar la Tecnicatura Superior en Ciencias Empresariales y la Licenciatura en Comercio Internacional. Próximamente se pondrán en marcha la Tecnicatura Superior en Multimedia, un Bachillerato (secundario) para adultos, una Licenciatura en Terapia Ocupacional para una cohorte cerrada y la UVQ está evaluando la creación de una Licenciatura en Periodismo Digital, y eventualmente carreras a definir en asociación con otras universidades. En el Cuadro 2 se resumen las características de las carreras.

Programas Académicos de la UVQ

Nombre

Duración estimada*

Créditos

Nº de Materias

Título

Requisitos de Ingreso

Educación

2 años

-

10

Licenciado en Educación

Profesores con título de nivel superior y no universitario de tres o más años de formación. Podrán acceder graduados universitarios de áreas afines.

Administración

2 años y 6 meses

150

15

Licenciado en Administración

· Egresados de Institutos terciarios con título de tres o más años de formación en carreras afines
· estudiantes universitarios que hayan aprobado 15 asignaturas cuatrimestrales o su equivalente en anuales en carreras afines
· profesores con título de nivel superior no universitario de tres o más años de formación en áreas afines
· alumnos de la Tecnicatura Universitaria en Ciencias Empresariales de la UVQ

Comercio Internacional

2 años y 6 meses

150

15

Licenciado en Comercio Internacional

· Egresados en Comercio Exterior o carreras afines, con título terciario referido a carreras de por lo menos dos años de duración, con reconocimiento oficial.
· Graduados universitarios en áreas afines.
· Estudiantes universitarios con 15 o más materias aprobadas en una carrera universitaria de áreas afines.
· Profesores de disciplinas afines con título de nivel superior no universitario de tres o más años de formación.
· Egresados de la Diplomatura de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Quilmes.
· Alumnos de la Diplomatura en Ciencias Sociales, en condiciones de acceder al ciclo superior. · Alumnos de la tecnicatura en Ciencias Empresariales de la UVQ

Ciencias Sociales y Humanidades

2 años y 6 meses

150

15

Licenciado en Ciencias Sociales y Humanidades

Egresados con título de grado, profesores con títulos terciarios y aquellos con dos años de una carrera universitaria o 15 materias rendidas -cualquiera sea su disciplina, naturales, exactas, sociales, humanas- que quieran concluir una carrera universitaria.

Hotelería y Turismo

2 años y 6 meses

150

15

Licenciado en Hotelería y Turismo

· Egresados de Institutos de Nivel Terciario con orientación en Hotelería y Turismo, con reconocimiento oficial
· Alumnos de la Universidad Nacional de Quilmes que hayan aprobado el Diploma en Ciencias Sociales
· Estudiantes de la Tecnicatura en Ciencias Empresariales de la UVQ
· Graduados universitarios en áreas afines
· Estudiantes universitarios con 15 o más materias aprobadas de carreras afines

Cs. Empresariales

3 años

230

23

Técnico Universitario en Ciencias Empresariales

Título secundario o polimodal.

Multimedia

3 años

225

21

Técnico Universitario en Multimedia

Título secundario o polimodal.

* Los programas de la Universidad Virtual de Quilmes no tienen una duración prefijada. Las normas de la Universidad no determinan un número máximo de materias por período de clases; los estudiantes son libres de elegir la cantidad de asignaturas que cursan simultáneamente. Del mismo modo, la actividad académica está organizada de forma continua, en períodos de clases que aseguran la apertura de cursos a lo largo de todo el año.

5. El modelo pedagógico

El modelo pedagógico de la UVQ responde al enfoque psicopedagógico contructivista de la enseñanza y el aprendizaje (Santángelo H., 2001). El Campus Virtual es un programa lógico-integral y es un escenario de recreación de todas la condiciones, espacios y procedimientos que componen los procesos de enseñanza y aprendizaje en una universidad. Es un espacio complejo en el que se encuentran rediseñados para un entorno virtual todos los espacios y servicios de un Campus universitario (Becerra M., 2001; Del Bello JC y Flores J, 2001).

La UVQ es esencialmente una universidad de alumnos y no de profesores. Son los alumnos los que construyen sus propios saberes y aprendizajes a partir de la orientación de los profesores-consultores que guían el trabajo con base en los materiales didácticos (carpetas de trabajo por asignatura y bibliografía digitalizada).

Se trata de un modelo pedagógico del que forman parte los autores de las carpetas de trabajo(6), los profesores-consultores del aula y los tutores que asisten al alumno durante todo el tiempo que cursa una carrera de grado. Alrededor de estos tres actores están los agentes de gestión académica (expertos en material didáctico en entornos virtuales, comunicación en el Campus, evaluación) y de procesos de soporte (administración académica y económica, conectividad a Internet, sistemas, etc.).

Los autores producen materiales de enseñanza no autosuficientes; los profesores-consultores plantean una articulación de objetivos y metas de conocimiento a alcanzar durante las 15 a 18 semanas que dura el cursado de una asignatura. El profesor-consultor guía el proceso de enseñanza y aprendizaje de un grupo de 50 alumnos que integran una aula virtual: los alumnos están localizados en distintos puntos geográficos, en el país o en el exterior, y se encuentran en el ciberespacio. El tutor asiste a un grupo de 150 alumnos desde el inicio de sus actividades universitarias, es un experto en la disciplina, strictu sensu no da clases, su misión es “contener” a los alumnos y orientarlos en su desenvolvimiento en la comunidad virtual.

Cada clase virtual se desarrolla a lo largo de una semana que inicia el día jueves; los profesores-consultores en la primera semana de clases envían una presentación general, el plan de trabajo y semanalmente las orientaciones para el trabajo semanal (“clase virtual”). Los alumnos “bajan” la clase en los horarios de su conveniencia –modelo asincrónico- y realizan el proceso de aprendizaje en forma individual, en consulta con el profesor-consultor, quien tiene la obligación de responder todas las consultas de los alumnos en n plazo no mayor a las 48 horas (el promedio de respuestas es de 24 horas), integrando grupos de estudio con compañeros de clase y realizando tareas colectivas.

En promedio los alumnos “navegan” entre 4 y 8 horas semanales en el Campus Virtual; los fines de semana se observa la mayor presencia de actores en el Campus y es posible encontrar alumnos y profesores-consultores trabajando bien entrada la noche (comparable al estudio nocturno que es práctica en los estudiantes universitarios argentinos).

Al cabo del cursado de la materia el modelo pedagógico incopora un examen final virtual previo al examen final presencial (única actividad no presencial). El examen virtual tiene el propósito de brindar al alumno información sobre el estado en que se encuentra para superar exitosamente el examen presencial. Así, el tutor y/o el profesor-consultor estimulan o desestimulan al alumno a rendir el examen final.

6. La plataforma informática

El Campus Virtual en tanto plataforma informática es un medio de comunicación y un medio de almacenamiento de información. Como medio de comunicación, el Campus Virtual utiliza dos herramientas de Internet: el correo electrónico y el chat.

Los mensajes de correo electrónico son privados (de una cuenta personal a otra) y públicos (realizados en un foro colectivo). La biblioteca digital es el medio de almacenamiento de la información,

El chat que no es considerado un recurso didáctico y es la única comunicación de forma sincrónica y se accede a través del Bar Virtual o del botón “quiénes están”.

Para ingresar al Campus Virtual cada integrante de la UVQ tiene un nombre de usuario y una contraseña que garantiza requisitos de seguridad informática y de alcances de uso del Campus (los alumnos no acceden a todas las prestaciones).

El diseño del Campus Virtual contempla tres grandes áreas. La primera se identifica como “mis estudios” y permite acceder a las aulas virtuales de acuerdo a las materias en que el alumno esté inscripto y el profesor pertenezca. El aula virtual es el espacio de interacción entre alumnos y profesores-consultores y está conformado por los buzones, el fichero, la lista de miembros y la información asociada.

La segunda área es de carácter móvil y corresponde a la información institucional y académica; se presenta en forma personalizada de acuerdo al perfil de usuario: información académica, tutoría, administración, vida universitaria y recursos. A la tercer área acceden todos los integrantes de la UVQ: correo, novedades, quiénes están, guía de usuarios, configuración y salida.

El Campus Virtual se ejecuta en un ambiente Web y es accesible a distintos navegadores, está codificado en CGI/Perl , corre bajo Sun Solaris y la base de datos es Oracle.

7. El enfoque macro-académico y el perfil de los estudiantes

La UVQ dicta integralmente carreras de grado y postgrado; más recientemente ha incursionado en cursos cortos de capacitación. Las cinco licenciaturas que se dictan son de segundo ciclo o sea que son de una duración teórica más corta que las convencionales presenciales, entorno a las 15 materias totales entre obligatorias y optativas que se dictan en un período de aproximadamente 30 meses (2 años y medio). A diferencia de las licenciaturas de primer ciclo, es requisito de ingreso poseer un título terciario emitido por una institución superior universitaria o no universitaria que corresponda a 3 o más años de formación, o en su defecto haber aprobado 15 materias en carreras universitarias afines.

El número de estudiantes que cursan en la UVQ asciende a 2.384 según el detalles que se expone en el Cuadro 3 y en promedio tienen 3,43 años de estudios superiores previos. Es interesante observar que los estudiantes virtuales tienen en promedio 38 años de edad, lo cual explica que entre la finalización de los estudios superiores previos y el inicio de los estudios en un entorno virtual transcurrieron aproximadamente 10 años.

Alumnos de la UVQ, según carreras de grado

Carrera

Fecha de Inicio o Prevista

Número de Alumnos

%

Lic. En Educación

mar-99

1546

64,7%

Lic. En Administración

nov-00

317

13,2%

Lic. En Ciencias Sociales y Humanidades

mar-00

296

12,4%

Lic. En Hotelería y Turismo

mar-00

121

5,1%

Lic. En Comercio Internacional

mar-01

73

3,1%

Tecnicatura Universitaria en Ciencias Empresariales

mar-01

37

1,5%

Tecnicatura Universitaria en Multimedia

jul-01

*

*

TOTAL

2390

100,0%

* La Tecnicatura Universitaria en Multimedia tiene previsto el comienzo de sus actividades académicas para Julio del año 2001

Fuente: Sistema de administración de datos Esmeralda - Programa UVQ.

En términos de localización geográfica en el Gráfico 1 puede observarse que es importante el grado de dispersión espacial, incluso hay 20 alumnos que están en el exterior (Colombia, Japón, España, Estados Unidos, Brasil, Uruguay, México, Holanda y Chipre).

El 67% de los alumnos están casados y el 89% trabaja, como la carrera más antigua y más demandada es la licenciatura en educación y considerando que buena parte de los alumnos son maestras de educación básica, el 67% de los alumnos virtuales son mujeres.

A diferencia de la tasa de deserción estándar de la educación a distancia, en torno al 50% , en la UVQ dicha tasa alcanzó en el año 2000 el 30%. A su vez, la tasa de aprobación de exámenes es muy alta ya que alcanzó en ese año el 92%, sin lugar a dudas ello obedece al modelo pedagógico (examen virtual previo).

Finalmente cabe señalar que además de los 2.384 estudiantes virtuales, alrededor de 300 de los 3960 estudiantes presenciales cursan materias de sus planes de estudio presencial en la modalidad virtual.

Esto ratifica el carácter bimodal de la UNQ: inició operaciones en un entorno presencial, introdujo 10 años después de su creación la modalidad virtual y simultáneamente posibilita a los alumnos presenciales cursar asignaturas en el entorno virtual, sin embargo, esta posibilidad de cambio de entorno no está abierta para los estudiantes virtuales que no pueden hacer actividad alguna de carácter presencial (salvo los exámenes finales).

Los títulos y diplomas son otorgados por la UNQ, y no por la UVQ, y la universidad ya ha otorgado 58 títulos de grado a egresados del entorno virtual de la licenciatura en educación.

8. La organización de la UVQ

La UVQ en tanto programa especial de la UNQ en la órbita del Rectorado tiene una organización particular y paralela a la Universidad, tal como se observa en los Gráficos 1 y 2 en los que se presentan respectivamente la organización de la UNQ y la organización de la UVQ.

La estructura de la UVQ distingue procesos estratégicos, claves y de soporte. los primeros comprenden los ámbitos unipersonales y colegiados de gobierno. Allí se toman las grandes decisiones sobre la oferta académica, las políticas de financiamiento, los soportes a los procesos clave y en general toda macro decisión que corresponda a la marcha de la UVQ. El órgano colegiado superior es presidido por el Rector de la UNQ y lo integran además del Director Ejecutivo de la UVQ los Vicerrectores de Gestión y Planeamiento y de Asuntos Académicos y el Secretario Económico Financiero de la UNQ. Esta integración se explica por los siguientes motivos: (i) el Vicerrectorado de Asuntos Académicos entiende de toda la programación académica de la universidad, tiene el conocimiento de la capacidad académica integral de la UNQ y es responsable de las relaciones con la autoridad ministerial nacional quien otorga las autorizaciones de las carreras no presenciales y tramita la validez nacional de los títulos; (ii) el Vicerectorado de Gestión y Planeamiento tiene el dominio de las capacidades de estructura de la UNQ y por lo tanto toma decisiones de asignación de recursos físicos y humanos de toda la universidad, y (iii) la Secretaría Económica-financiera de la UNQ administra los recursos económicos de la UNQ de cualquier fuente y por lo tanto entiende sobre el flujo de caja, los ingresos presentes y futuros y la situación económica y financiera de la UNQ.

La Dirección Ejecutiva de la UVQ conduce los procesos clave y de soporte, esto es por un lado los procesos académicos y los de apoyo. En un tercer nivel de la Dirección Académica dependen las carreras y otras ofertas educativas, las comunicaciones en el Campus Virtual, el sistema de tutorías, de evaluación y de materiales didácticos. Por su parte, las actividades de soporte dependen cada una de la Dirección Ejecutiva, a saber: relaciones institucionales, sistemas e infraestructura tecnológica, gestión académica (certificados, inscripciones, asignación de materias, aulas, tutores, etc.) y administración y finanzas.

La UNQ constituyó la empresa Campus Virtual SA para facilitar la ejecución del programa virtual. Las universidades estatales están sujetas a un régimen económico-financiero para las instituciones públicas que al mismo tiempo que tiende a asegurar el buen uso de los recursos del Estado, rigidiza las acciones. La UVQ requirió y requiere una gran flexibilidad y debe asumir riesgos más propios de la actividad privada.

A continuación se analiza la gestión de la UVQ y los vínculos entre la UNQ y Campus Virtual SA.

9. El proceso de gestión

El management de la UVQ es muy diferenciado de los procesos convencionales de la UNQ. A diferencia de la modalidad presencial, la virtual tiene la meta del autofinanciamiento, lo cual implica la contribución monetaria de los alumnos virtuales. Esta contribución se canaliza a través de la empresa Campus Virtual SA que factura a los alumnos una serie de servicios conexos al servicio educativo, tales como Internet full, reproducción y envío de los materiales didácticos, gestión administrativa, etc.

La introducción de aranceles en una universidad presencial gratuita, así como la consideración y acreditación en bloque de los estudios superiores previos, incorpora procesos de gestión diferenciados que tienen la siguiente secuencia: (i) inscripción del postulante; (ii) un comité evalúa los estudios previos y los acepta en bloque o no; (iii) el postulante aceptado tiene que matricularse (pagar el arancel por mes anticipado) e inscribirse en las asignaturas que desee; (iv) se gestiona la conectividad a Internet, la asignación de la contraseña de usuario al Campus Virtual y el envío por correo postal del material didáctico (carpeta de trabajo) y, (v) se asigna el tutor y el aula virtual.

Inicialmente los esfuerzos se concentraron en los procesos clave, o sea en las actividades académicas. Considerando el limitado grado de difusión del uso de Internet en el país, a diferencia de la UOC, el programa UVQ tomó la decisión de brindar la conexión a Internet con servicio técnico las 24 horas del día los 365 días del año. Dado que para las grandes empresas de telecomunicaciones prestadores de servicio de Internet (ISP) la UVQ como cliente corporativo era de pequeño tamaño, la universidad decidió asociarse a un grupo de jóvenes talentosos emprendedores en las nuevas ICT, para crear una empresa ISP.

Campus Virtual SA llegó a tener el 30% de la propiedad de las acciones del ISP, para el cual la UVQ representó en promedio el 50% del giro de su negocio de Internet. De esta manera la UVQ garantizó que la educación en un entorno virtual por Internet debía asegurar una óptima conectividad a la red.

Los procesos de soporte se fueron desarrollando gradualmente; al principio la prioridad estuvo puesta en las actividades de administración académica y en menor grado de administración económico-financiera, ya que la UNQ resolvió subsidiar al 100% las acciones de preparación, lanzamiento y puesta en marcha de la UVQ. En segundo lugar se encaró una amplia campaña comunicacional para “posicionar” la “marca UVQ”.

A mediados del segundo año de operaciones (2000) se adoptó la estructura organizacional presentada en el Gráfico 2 y se habilitó el área de relaciones institucionales y de capacitación (e-learning). Recién a fines del año pasado se comenzaron a desarrollar los sistemas aplicativos entorno al Campus Virtual, o sea los sistemas de back-end. los que están en pleno proceso de desarrollo e implantación.

La principal lección aprendida ha sido que la falta de informatización de los procesos de soporte limitaron una eficiente gestión de la UVQ. El boom en términos de alumnos, los reclamos de diferente naturaleza por las prestaciones educativas y conexas, el volumen creciente de facturación y las múltiples relaciones institucionales que se fueron generando a partir de la apertura de la UVQ, configuraron un gran “cuello de botella”.

Para el desarrollo de los sistemas vinculada a la plataforma del Campus se constituyó otra empresa vinculada (Sistemas Virtuales SA). El desarrollo se basa en un análisis y reingeniería de procesos y los sistemas están integrados con el front-end por medio de adecuadas conexiones. Desde el punto de vista tecnológico los programas accesibles a través de la Web han sido desarrollados con tecnología compatible a la utilizada en el Campus Virtual.

En términos económicos, en el año 2000 el 46% de los gastos de inversión y operativos de la UVQ fueron subvencionados por la UNQ, previéndose que para el 2001 la participación de la UNQ en el financiamiento del programa descienda a alrededor de 1/3 de los gastos totales corrientes y de capital.

Las carreras de grado tienen un arancel para los alumnos de us$ 150 por mes durante los doce meses del año, con excepción de la licenciatura en educación que tiene un arancel de us$ 125. El arancel de la única maestría virtual es de us$ 250 mensuales.

El costo de la UVQ por alumno virtual es de us$ 1.200 por año, que representa aproximadamente la mitad del costo por alumno presencial.

El desafío de la UVQ es aumentar el número de alumnos hasta superar la barrera de los 4.000, cantidad que permitiría alcanzar el punto de equilibrio en términos de programa autosustentable. Para ello, los esfuerzos de marketing son muy importantes: contar con una estrategia y un programa de penetración en la sociedad argentina, para superar los prejuicios contrarios a la educación no presencial y demostrar que la calidad del servicio educativo no está puesto en duda en un entorno virtual.

10. Estrategias a futuro

La UVQ ha pasado de un “estadio fundacional” a un “estadio maduro”. Hoy la UNQ es una típica universidad bimodal, con más de 6.300 alumnos de los cuales el 37,5% cursa exclusivamente en un entorno virtual.

Mientras que la UNQ en su modalidad presencial incorpora anualmente unos 850 nuevos alumnos, el año pasado inscribió a 1.187 nuevos alumnos virtuales y en el primer cuatrimestre del 2001 la matrícula virtual se incrementó en un 60% frente a igual período del año anterior, estimándose que hacia fines del año en curso la UVQ habrá incorporado más del doble de nuevos alumnos presenciales. En conclusión, en un par de años la universidad tendrá un número casi igual de alumnos presenciales y virtuales.

En la etapa fundacional la apertura de nuevas carreras de grado estuvo fuertemente influenciada por las capacidades docentes del entorno presencial, mientras que en la actualidad los nuevos programas de educación virtual responden a una evaluación de necesidades del mercado de trabajo, de potenciales alumnos y de análisis costo-beneficio.

La experiencia ha demostrado que los costos preparatorios y de lanzamiento de un programa virtual son comparativamente más altos que la modalidad presencial, por lo que se concluye que en términos de economía de la educación una universidad virtual tiene que razonar en términos de economías de escala (costos decrecientes a escala) y de aglomeración (scope). Se requiere una cantidad predeterminada de alumnos inscriptos para que un programa virtual sea autofinanciable y la universidad debe aprovechar la aglomeración de capacidades académicas en las áreas disciplinarias de la educación y la administración de negocios.

Hacia el largo plazo es posible prever que la UNQ se centrará en carreras hight tech intensivas en actividades de laboratorio en su modalidad presencial y en carreras orientadas a las ciencias económicas, sociales y humanas en la modalidad virtual.

Por otra parte, las fortalezas que tienden a consolidarse de la UNQ se concentran en el dominio de un know how pedagógico y también informático. El desarrollo propio de software de back-end y los avances recientes en desarrollar software de front-end permiten pronosticar un futuro de convivencia de diferentes Campus Virtuales, desarrollo de plataformas informáticas a terceros (otras universidades, organizaciones empresarias, etc.) y de prestación de asesoría técnica a universidades hermanas argentinas y de iberoamérica.

Recientemente la empresa ISP en la que la UNQ participaba a través de Campus Virtual SA fue adquirida por una firma estadounidense, hecho que fue posible por el cambio de estrategia de negocios de la UNQ: migrar de la prestación de servicios de Internet al desarrollo de software educativo. En términos económicos la transacción significó un ingreso extraordinario al programa UVQ. No obstante, se mantendrá cautiva la prestación de conectividad con el servicio educativo, por las razones esgrimidas de limitada difusión de Internet.

El próximo lanzamiento de la RUVI (Red Universitaria Iberoamericana de Universidades Virtuales) liderada por la UOC y con la participación de la UNQ por Argentina y otras universidades de iberoamérica constituye un punto de inflexión en cuanto al grado de difusión de la telenseñanza en la región.

El incremento de usuarios de Internet y la introducción de comunicaciones de banda ancha posibilitaran ampliar las prestaciones del Campus Virtual, introduciendo imagen y sonido, videos comprimidos, hipertextos, en el marco de un modelo pedagógico basado en lo asincrónico: una universidad sin horarios y sin distancias.

Las barreras tecnológicas a la entrada de universidades competidoras habrán caído y el escenario futuro deberá basarse en alianzas estratégicas asociativas. Con este enfoque la UVQ está procurando construir asociaciones múltiples para brindar programas educativos bajo el régimen de la cotitulación o doble titulación, incluso facilitando su entorno virtual pedagógico e informático para “transportar” íntegramente carreras de grado de otras universidades.

El futuro estará basado en la cooperación, en plataformas de Campus Virtual dotadas de facilidades multicampus integradas, de modo que permitan a estudiantes de distintas universidades compartir aulas virtuales visualizando en sus monitores el campus de la universidad en la que estudia.

Finalmente, el desarrollo de la UVQ y su impacto en “nacionalizar” la telenseñanza universitaria, contribuirá a reformar los problemas estructurales del sistema universitario argentino. Sería deseable que el modelo presencial masivo migre al entorno virtual, en especial en carreras factibles de virtualizar como son las de ciencias económicas y derecho. De este modo tenderá a descomprimirse y canalizar el exceso de demanda por estudios universitarios en esas carreras a la modalidad virtual, pari passu con las reformas inexorables que deberá encarar per se la universidad estatal tradicional.

Anexo

ESTRUCTURA ORGANIZACIONAL DE LA UVQ

ORGANIGRAMA INSTITUCIONAL DE LA UNQ

Referencias bibliográficas

Becerra M (2001), “La educación virtual en la Argentina”, Universidad Nacional de Quilmes, Argentina, febrero 2001.

Del Bello J.C. (1998), “Notes on Structural Reform of the University System”, in Tyulchin J- y Garland A. “Argentina: the challenges of modernization”. The Latin Amercian Program at the Woodrw Wiolson International Center for Scholars. Washington D.C., 1998

Del Bello J.C. y Flores J. (2001), “The virtual university: policy, planning and management challenges. The case of National University of Quilmes”, paper preparado para la UNESCO, mayo 2001.

Lovisolo H. (2000), “Vecinos distantes”.Ediciones del Zorzal, Argentina, 2000.

Prince & Cooke (2000), “Estudio del usuario de Internet y comercio electrónico”, Buenos Aires, julio 2000.

Santangelo H., “Modelos pedagógicos en los sistemas de enseñanza no presencial basados en nuevas tecnologías y redes de comunicación”. Revista Iberoaméricana N24, OEI, España, 2000.
<http://www.campus-oei.org/revista/rie24a06.htm>


Notas

(1) Director Ejecutivo de la Universidad Nacional de Quilmes

(2) Un análisis reciente de los senderos transitados por la universidad brasileña y argentina, revela que la universidad brasileña es más joven), el segmento estatal prioriza criterios meritocráticos para el ingreso, los profesores son mayoritariamente de dedicación completa y cuentan con estudios de doctorado y realizan importantes actividades de IyD; mientras que la mayor parte de la demanda por estudios universitarios es canalizada a las universidades privadas que son más comparables a las universidades estatales argentinas: ingreso irrestricto, carreras profesionalistas, limitadas actividades de IyD, etc. Ver Hugo Lovisolo, 2000.

(3) Para mayores detalles ver Del Bello J.C. (1998).

(4) No obstante, Argentina está lejos de los países periféricos europeos, así como de Corea y Chile. Ver estadísticas sobre difusión de las nuevas ICT por habitante, publicadas por el Banco Mundial y NNUU.

(5) La tarifa precitada no incluye el Impuesto al Valor Agregado que tiene una tasa del 21%.

(6) La figura de los autores puede compararse a la del catedrático presencial.


Juan Carlos Del Bello Economista. Lic. en Desarrollo y Programación Económica (Universidad Nacional del Comahue), 1973. Experto en Economía y Planificación Regional (Posgrado UNS/ILPES/Univ. de Grenoble), 1974. Actual Director Ejecutivo de la Univ. Virtual de Quilmes. Profesor titular por concurso de la Univ. Nacional de Quilmes. Consultor. Subsecretario de Estudios Económicos (marzo 91 - marzo 93). Secretario de Políticas Universitarias (marzo 93 - enero 96). Subsecretario de Inversión Pública (enero 96 - julio 96). Secretario de Ciencia y Tecnología (julio 96 - diciembre 99). Candidato a Rector de la Universidad Nacional del Comahue (1986). Profesor de Política Científica y Tecnología de la Maestría en Ciencia, Tecnología y Sociedad. Investigador en Economía del Cambio Tecnológico. Especialista en desarrollo y transferencia de tecnología y planificación científico tecnológica. Consultor del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), del Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola (IICA), del Banco Interamericano de Desarrollo y de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD). Ex-becario del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, del Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo de Canadá y del St. Anthony College de la Universidad de Oxford.


Participar en el Debate    

Portada

Monográfico

Contactar