Cabecera
 
Programa

Programas y estrategias didácticas de lenguas

Lectura y bibliotecas escolares

Concurso iberoamericano de bitácoras de lectores

Concurso de guiones cinematográficos

Formación
Cursos CAEU

Congreso Iberoamericano de las Lenguas en la Educación

aecid

fundacionSM

Guía para escribir la historia/relato (que servirá de base para el guión)

Esta Guía está dirigida a todos los alumnos y alumnas que deseen participar en el concurso de guiones y tiene el propósito de ayudarlos y darles algunas pistas para escribir la historia o el relato que servirá de base al guión cinematográfico.

¿Por qué empezamos con una historia o relato de ficción?

Ese será nuestro punto de inicio, ya que se trata de lo más conocido, es lo que ya hemos hecho en otras oportunidades. Un guión, de cine en este caso para un cortometraje, no es nada habitual  como producción escrita, en la escuela o el instituto, no tenemos mucha información sobre sus características, estructura, formato, etc.; pero lo que sí sabemos es que muchos guiones surgen de una historia, de un relato, de algo que nos contaron, de una noticia, de una imagen que vimos y llamó nuestra atención, y de muchas cosas más.

Es por eso que empezaremos pensando y armando una historia, ella ordenará nuestras ideas, nuestra imaginación, los personajes y sus historias y luego será un poco más sencillo y sólo un poco -  ánimo - transformarlo a una “cierta estructura de guión”, y lo haremos con la ayuda de otra guía, ésta estará preparada por quienes trabajan de guionistas o estudian para guionistas, pero eso es para después…..

¿Cómo construir una historia?

¿Cómo hacen los guionistas para contar una historia? Es posible que, en alguna ocasión, las frases aparezcan sin demasiado esfuerzo. Sin embargo, por lo general, suelen pensar la idea, planificar el proyecto, investigar las posibilidades y, finalmente, escribir. Después, seguramente corrigen, tachan y vuelven a escribir.

¿Qué queremos contar?

Al ser temas libres, debemos definir qué contar y esta es una decisión importante, podemos ir confeccionando un listado de ideas posibles, de lo que más nos gustaría contar, imaginar cómo sería la historia y decidir cúal podría ser más atractiva para los espectadores.

¿De dónde sacamos las ideas?

Elegido el tema, es necesario empezar a trabajar, ¿cómo irán surgiendo las ideas? Es útil buscar información. Se pueden encontrar ideas, en un libro, en un periódico, en un folleto, en una revista, en una película, conversando con otros, etc. Muchos guionistas leen con atención las noticias, las revistas, los periódicos, , miran los noticieros y programas informativos en los que suelen encontrar no pocas ideas. Las historias de vidas propias y ajenas, entrevistas, recolección de documentos históricos y la observación atenta a lo que sucede a nuestro alrededor son también modos de acercarse a personajes, escenarios, hechos, anécdotas o conflictos útiles a la hora de encarar los propios relatos de ficción.

¿Es importante ver cine, con otros, para escribir (guiones)?

Ver películas en video o en el cine con compañeros y con algún profesor/a es muy útil .Es importante además ver cortometrajes ya que se trata de un formato poco familiar para todos. Es fundamental mirar la película juntos y analizarla entre todos, esto ayudará a pensar como se elabora una historia breve para la pantalla.1

En el momento del análisis es necesario prestar atención, además del formato, al género: policial, de misterio o de miedo, romántico, cómico, dramático. Es decir, si mirar filmes es el primer paso, vincularse con películas del género que hayamos elegido, es el segundo paso.

Analizaremos la manera en que los realizadores construyen la historia, el lenguaje que utilizan, la construcción de los personajes, la representación de las ideas y valores que desean transmitir, la presentación de las escenas.

Analizar la construcción de las historias en un filme da indicios para pensar mejor la propia producción.

¿Después de leer e investigar?

En toda esta búsqueda de información, seguramente, habrán surgido algunas ideas para la historia. Es conveniente ir tomando nota de estas propuestas, para retomarlas cuando la investigación haya finalizado. Este es el momento de revisar las ideas y comenzar a pensar la historia. Es conveniente empezar a escribir la línea argumental, por dónde transcurrirá la historia, las acciones, definir los personajes. En este paso, lo que nos interesa es decidir cuántas y cuáles acciones sucederán, cuáles y cuántos personajes participarán, cuántos y qué ambientes aparecerán, en qué época los situaremos.

¿Cuándo empezar a escribir?

Ya diseñamos la historia y los personajes, también el género, podemos empezar a escribir nuestro relato. Este es el momento de adentrarnos en la historia, haremos la primera versión de un episodio, luego de otro y así sucesivamente. Es conveniente revisar cada secuencia pensando en la manera de promover la curiosidad por la historia en el lector y en el espectador. Describiremos vívidamente los personajes para que sea fácil imaginarlos. Definiremos los diferentes ambientes en los que transcurre la historia, seleccionando aspectos significativos para el desarrollo de la trama. Nos dedicaremos, especialmente, a los diálogos y monólogos que protagonizarán los personajes. Y en todo momento tendremos en cuenta la extensión máxima que nos proponen las Bases del concurso.

¿La Historia tiene una estructura?

Aún cuando muchos guionistas no piensan en una estructura fija al escribir su historia, es posible que para nosotros sea más fácil pensar en ella. En este caso existen tres partes básicas en un relato: la situación inicial en la que todo aparece en equilibrio, el conflicto que rompe ese equilibrio y la situación final el nuevo equilibrio se solucione o no el conflicto. Estas partes son lo que se llama el “esqueleto”  de la historia, este esqueleto se escribe y re escribe a medida que avanza el relato

¿Es conveniente usar borradores?

Por supuesto que sí. La mayoría de los escritores y guionistas, incluso los más profesionales, suelen escribir y re escribir sus historias más de una vez. Escriben, leen, tachan y re escriben. Los borradores son parte esencial de este proceso y en muchos casos son los que nos permiten avanzar con la historia. Es interesante conservarlos, porque quizás, en algún momento, releer una versión anterior o volver a ella nos interesa.

¿Cómo finalizar la historia?

El final es muy importante en la historia. Podemos definirlo desde el principio, si ya tenemos idea de cómo termina la acción. A veces, incluso, lo primero que nos imaginamos es el final. En este caso habrá que ir para “atrás” y reconstruir la historia desde el final hacia el principio. No nos preocupemos si no se nos ocurre cómo terminar, posiblemente, al promediar el relato imaginemos posibles finales.

¡BUENA SUERTE!

1 Se enlazarán , algunos cortometrajes iberoamericanos, a la web del Concurso.

Formulario de Consulta sobre el Concurso

Volver a Concurso de Guiones
OEI | Subir