Educación Inicial

Educación Inicial
Modalidades No Escolarizadas


GUATELAMA


PROGRAMA HOGARES COMUNITARIOS

Institución:

Presidencia de la República. Secretaría de Obras Sociales - SBS

Antecedentes:

Uno de los principales objetivos del Gobierno de Guatemala es brindar atención y protección a los grupos vulnerables de la población, tales como la niñez, la juventud, los adultos mayores y las personas con discapacidad, tomando en cuenta la realidad pluricultural y multilingüe del país, en el marco de una gestión descentralizada y coordinada interinstitucional e intersectorialmente.

En este sentido, los Hogares Comunitarios se encargan de promover el desarrollo integral del niño, la familia y la comunidad, representan una alternativa viable y de bajo costo para superar la carencia de centros preescolares, atención y refuerzo escolar para los niños de primaria y oportunidades de formación y capacitación para jóvenes. Falta información sobre costos, evaluación y metodología.

Su marco de orientación programático lo constituye el "Plan de Acción de Desarrollo Social" 1992-1996, impulsado por el Presidente Jorge Serrano Elías que se propuso orientar sus acciones sobre los sectores marginales, apoyando su participación comunitaria, con miras a conseguir la autogestión de sus proyectos.

El Programa es impulsado por el Despacho de la Primera Dama, apoyado y financiado por el Gobierno Nacional, ejecutado y evaluado por un Comité‚ Central de Acción Social. Es auspiciado por UNICEF, la Organización Mundial de la Salud (OMS/OPS), el Instituto de Nutrición de Centro América y Panamá (INCAP), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

Objetivo General:

Implementar un conjunto de programas y acciones operacionalizándolos mediante la participación comunitaria, para promover el desarrollo humano integral de las comunidades, con énfasis en la atención de los niños menores de 6 años y la mujer que incluye el acceso a cuidados y atención, alimentación, educación inicial, salud preventiva y curativa, recreación y formación de hábitos y valores.

Áreas de trabajo:

Trabaja con niños la atención preventiva en salud, nutrición y desarrollo psicosocial; con los jóvenes, organización de grupos juveniles, apoyo en su socialización, formación para el liderazgo, capacitación para la generación de ingresos y participación comunitaria. Con mujeres, organización y participación en programas de desarrollo comunitario y capacitación laboral; salud preventiva con jóvenes embarazadas.

Población objetivo:

Niños preescolares, escolares, adolescentes, padres de familia en las escuelas comunitarias y mujeres jefes de hogar de zonas de bajos recursos, con cubrimiento en 21 departamentos, 150 municipios y 600 comunidades.

Cobertura:

Actualmente funcionan 1,300 Hogares de Cuidado Diario y 68 Centros Infantiles Comunitarios. En estos centros se atiende a 14,500 niños y niñas en comunidades urbano-marginales y rurales del país, que alcanzan un número de 464 localidades en los 22 departamentos de la República. Este año se inauguraron los Centros Infantiles Comunitarios en Santo Domingo Xenacoj, Sacatepéquez; Chobaquit y Pabaquit, municipio de Momostenango, Totonicapán; y finca la Trinidad, Escuintla, con el apoyo del Fondo de Inversión Social (FIS).

Por medio de los Hogares Comunitarios se apoya a cerca de 10,000 madres beneficiarias y 1,450 madres cuidadoras, a quienes se hace entrega de fondos con los que incrementan su propio ingreso familiar.

Metodología:

El Programa Hogares Comunitarios es un conjunto de 9 proyectos y acciones que partiendo de las necesidades del niño menor de 7 años, hijos de madres trabajadoras, se proyectan como cobertura social para mejorar la calidad de vida de familias y comunidades pobres en general.

Los Hogares y Multihogares de Cuidado Diario, a cargo de la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente, para niños y niñas menores de 6 años, proporcionándoles los cuidados propios de su edad. Consiste en una modalidad no tradicional de atención a niños y niñas residentes en comunidades urbano marginales y rurales catalogadas en situación de pobreza y pobreza extrema. Funciona a través de la designación de un espacio físico dentro de una familia, donde una madre atiende de lunes a viernes 12 horas diarias, a 10 niños, hijos de madres trabajadoras de la propia comunidad, apoyada por un voluntario juvenil y un orientador.

Cada madre encargada del hogar, denominada “Madre Cuidadora”, recibe capacitación previa para asumir la responsabilidad de atenderles adecuadamente.

Los Centros Infantiles Comunitarios de Cuidado Diario, de la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente, constituyen una estrategia para contribuir al enfrentamiento de la pobreza, propiciando la participación organizada de la comunidad y la articulación interinstitucional. Los grupos de niños y niñas atendidos oscilan entre 30 y 90; también están a cargo de madres cuidadoras y esta modalidad incluye la participación de una maestra de pre-primaria o primaria, con el objetivo de fortalecer el componente educativo, apoyándose en una planificación sistemática y en manuales psicopedagógicos.

La atención que se brinda a los niños y niñas tiene varios componentes: cuidado y resguardo; alimentación y nutrición; salud preventiva y curativa y educación inicial.

Los Programas de Atención Integral, más conocidos como guarderías, ofrecen atención y ayuda a hijos e hijas de madres y padres trabajadores, comprendidos entre 0 y 6 años de edad, durante la jornada laboral.

Los Hogares de Medio Tiempo son una modalidad donde se reciben 2 grupos de 10 escolares, entre 5 y 14 años quienes reciben atención, alimentación, actividades psicopedagógicas, apoyo en las tareas escolares y refuerzo de conocimientos adquiridos, con ayuda del voluntariado juvenil y un coordinador.

En los Hogares Temporales se atienden niños y jóvenes de ambos sexos que han sido víctimas de algún hecho como maltrato, abandono, abuso, explotación o cualquier otro que atente contra la integridad, seguridad, salud y dignidad. Estos centros, a cargo de la SBS, atienden una población promedio de 206 niños, niñas y jóvenes.

El Programa de Hogares Sustitutos, a cargo de la SBS, consiste en la ubicación de niños y jóvenes de ambos sexos en hogares integrados para su desarrollo en el seno familiar, en lugar de su internamiento en una institución. Estos niños fueron retenidos por los juzgados de menores por abuso, abandono y/o maltrato. Se otorga un apoyo económico de Q300.00 a cada familia. Se tiene cobertura de 164 hogares en toda la República, donde se atiende un promedio de 276 niños, niñas y jóvenes.

En los programas de Hogares Temporales y Hogares Sustitutos se brinda atención especializada y apoyo económico extra a aquellos niños que presentan alguna enfermedad congénita o adquirida y que requieren medicina, tratamiento o equipo especializado, como parte de la atención recibida. Durante el año se dio seguimiento al estado nutricional de la población atendida.

Las Escuelas para Padres autogestionadas por las comunidades, brindan capacitación sobre crianza, lactancia materna, atención básica en salud, protección de los derechos del niño, planificación familiar, maternidad y paternidad responsables.

El Proyecto de Recreación implementa parques, zonas verdes, campos deportivos para la socialización entre padres e hijos.

La promoción, divulgación y protección de los derechos del niño es promovida por las asociaciones vecinales, se promueven las empresas asociativas y el liderazgo con perspectiva de género.

El apoyo al desarrollo comunitario promociona y capacita las comunidades en liderazgo y participación. También produce alimento de alto contenido nutricional para la demanda de los Hogares Comunitarios y de otros programas.

El 75% de los niños de los Hogares Temporales fue integrado a programas de educación formal. La atención de los hogares según el sexo, se distribuye entre el centro Elisa Martínez que atiende población masculina; Mi Hogar, Manchén, atiende a niñas y los hogares de Zacapa y Coatepeque reciben población mixta.

Adicionalmente, la Dirección Constructora de Edificios Educativos (DCEE), apoyó la construcción de Centros de Bienestar Social en las zonas 5 y 6 de la ciudad de Guatemala; en Cobán, Alta Verapaz; Cuilapa, Santa Rosa; y Jutiapa; una Casa Hogar en Quetzaltenango y el Instituto para la Formación Integral de la Juventud en Ciudad Vieja, Sacatepéquez.

Por su parte, el Ministerio de Educación facilita la contratación de maestras para los Centros Infantiles y los Hogares Comunitarios, asimismo, concede validez técnico pedagógica de educación parvularia a los servicios educativos que se ofrecen en los hogares; de igual manera que aprueba los libros de aprestamiento para educación inicial para su utilización en los Hogares Comunitarios y dona alimentos nutricionales y harina fortificada. No puede dejar de mencionarse el programa de becas para la niña rural, y el Programa de Atención Integral al Niño de 0 a 6 años (PAIN).

En este mismo orden, el Fondo Nacional para la Paz (FONAPAZ), ejecuta el proyecto de apoyo para el Centro del Cáncer Pediátrico en el área metropolitana. El Ministerio de Salud (MSPAS) brindó apoyo en materia de inmunizaciones, emergencias y patologías a los niños y niñas de los Hogares Comunitarios de la SOSEP en toda la República, asimismo proporcionó medicamentos pediátricos, vitaminas y desparasitantes para su distribución; las brigadas de médicos de Cuba apoyaron en el departamento de Petén.

La SBS apoya la Comisión Nacional de la Lactancia Materna (CONAPLAM), instancia que promueve la lactancia materna exclusiva, con lo cual se pretende coadyuvar a la reducción de las tasas mortalidad materna, mortalidad infantil y desnutrición infantil. La Secretaría de Bienestar Social también otorgó ayudas para cubrir medicamentos a personas que se encuentran en condiciones de pobreza y pobreza extrema.

También, se logró el apoyo de estudiantes de psicología de la Universidad Rafael Landívar, para brindar atención psicológica a niños con traumas. Asimismo se firmó un Convenio con el Gobierno de los Estados Unidos de América, para la ejecución de un programa para prevenir el maltrato infantil, que incluye procedimientos de tratamiento tanto para los niños como para sus familiares y el personal de los centros. Con la facultad de medicina de la Universidad de San Carlos también existe coordinación, de manera que los estudiantes apoyan la atención en las guarderías y la Secretaría de Bienestar Social les capacita en temas relacionados con la problemática de la niñez guatemalteca. Además, se establecieron canales de comunicación directa con los jueces de menores a través de solicitudes de investigación socioeconómica de cada caso.

Por su parte, la Secretaría de Bienestar Social (SBS) en coordinación con el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social y el Ministerio de Trabajo y Previsión Social, autorizaron la legalización de 19 Centros de Cuidado Infantil diario a través de un programa específico para ese efecto, con lo cual ya suman 68. Adicionalmente se tuvo acercamiento con 49 empresas textileras para el impulso de servicios de guardería para sus trabajadores y trabajadoras.

Dicha Secretaría inició una revisión y evaluación de los aspectos operativos y administrativos de los programas con que cuenta y de su estructura organizativa, a fin de que éstos se fortalezcan en su funcionamiento, de manera que la atención que se preste sea eficiente y eficaz. Uno de los logros de tipo cualitativo es la elaboración de la ficha social individual para los atendidos en los centros.

Asimismo, la SBS inició el trabajo de campo, que incluye visitas a centros y entrevistas con personal institucional y población beneficiaria, a fin de determinar el impacto de los programas a su cargo, para la posterior aplicación de medidas correctivas que se consideren necesarias. Ya se empezó la reestructuración de programas en las áreas técnicas, educativa y salud física y mental.

Recursos económicos:

Los Hogares de Cuidado Diario reciben un aporte del Estado de Q. 15.00 mensuales por cada niño atendido, los Hogares de Medio Tiempo Q. 7.50 mensuales por niño, además del equipamiento del hogar, pequeños préstamos para reacondicionarlos y recursos para la alimentación y actividades psicopedagógicas. Los padres aportan Q. 20.00 mensuales e insumos para el cuidado de sus hijos en los Hogares de Cuidado Diario y Q. 10.00 mensuales más insumos en los de Medio Tiempo. Para las escuelas de padres se proveen los materiales de capacitación y el pago de los monitores, aportando los padres beneficiarios los recursos adicionales faltantes.

Capacitación:

La calidad de la atención depende en gran parte de la calificación que tenga el personal a cargo del cuidado de los niños y niñas, de esa cuenta se realizaron actividades de capacitación en por lo menos 25 centros de atención, en temas como: estimulación temprana; estandarización de peso y talla; Manual de Iniciación Matemática; manipulación de alimentos; prevención y conocimiento del maltrato infantil; desarrollo del niño de 0 a 6 años; planificación didáctica y elaboración de materiales.

La capacitación es posible con el apoyo de instituciones nacionales e internacionales como el Fondo Argentino (FOAR), el Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá (INCAP), el Instituto de Políticas Alimentarias de Washington (IFPRI), la FUNDAESPRO, la Agencia Van Leer de Holanda, Programa Mundial de Alimentos (PMA), UNESCO, la Agencia de Cooperación Española (AECI), Médicos sin Fronteras, el Estado de Israel, la empresa española ISOFOTON y el Gobierno de Cuba. Las actividades se realizaron, entre otros departamentos, en la ciudad capital, Quetzaltenango y Chiquimula. Otras organizaciones no gubernamentales que facilitaron acciones son: la Fundación Castillo Córdoba, Xerox de Guatemala, Editorial Salguero y el Instituto de Recreación de los Trabajadores de la iniciativa privada (IRTRA), FUNDABIEM y la Asociación de Amigos del País.

Se capacita a madres comunitarias en atención preventiva de la salud, desarrollo del niño, administración y organización de los Hogares de Cuidado Diario y de los Hogares de Medio Tiempo. Se forma a los jóvenes del proyecto de promoción y organización juvenil en liderazgo comunitario, como voluntarios en salud, en actividades psicopedagógicas y recreativas; capacitación para emplearse o conformación de proyectos productivos. El proyecto de apoyo al desarrollo comunitario capacita a las organizaciones vecinales y a la comunidad en general en liderazgo de organizaciones comunitarias y en la definición, gestión, ejecución, seguimiento y evaluación de proyectos de las mismas asociaciones.

PROYECTO DE ATENCIÓN INTEGRAL AL NIÑO DE 0 A 6 AÑOS - PAIN

Institución:

Ministerio de Educación. Dirección Socioeducativa Rural

Antecedentes:

El Proyecto de Atención Integral al Niño de 0 a 6 años -PAIN-, surgió en 1984 y su aplicación empezó en 1986, con el fin de promover el cuidado y educación inicial de los niños guatemaltecos, principalmente indígenas, que viven en condiciones desfavorables en las áreas rurales y urbano marginales del país. Los servicios de educación y atención a la infancia se encuentran centralizados y la oferta es muy escasa para sectores geográficamente aislados, unido a las condiciones de violencia terrorista y de extrema pobreza. El proceso educativo toma en cuenta los patrones culturales y las características específicas de las comunidades Mayas. Sin embargo, se trabaja con el currículo oficial y la práctica sigue procedimientos bastante tradicionales.

Para 1992 la población atendida fue de 21.692 niños, madres y padres de familia. El Estado, a través del Ministerio de Educación cubre los salarios del personal administrativo, técnico y docente y la comunidad hace aportes específicos para el desarrollo de las actividades educativas; se están desarrollando acciones para autogestionar el programa.

Objetivo General:

Promover la atención integral al niño menor de seis años en comunidades menos favorecidas, urbano marginales y rurales del país.

Objetivos Específicos:

Metas:

Áreas de trabajo:

El proyecto trabaja en las áreas de salud, nutrición, estimulación temprana, educación inicial y desarrollo infantil.

Población y cobertura:

Se atiende a niños y niñas de 0 a 6 años y a sus padres, que viven en condiciones de extrema pobreza. El proyecto tiene cobertura nacional, se desarrolla en 22 departamentos, 88 municipios y 122 comunidades, en zonas rurales y urbano-marginales. La cobertura está definida de acuerdo al grupo etáreo: programa niños de 0 a 6 años con 8.767 beneficiarios; programa madres lactantes con 2.681; programa mujeres embarazadas con 743; programa madres encargadas 2.927; programa hombres colaboradores 2.890; programa de personal voluntario 522, para un total de 18.276 beneficiarios.

Metodología:

En cuanto a la metodología de trabajo se utilizan diferentes técnicas de enseñanza basadas en el método Decroly, contando con recursos del medio y aplicando las ejercitaciones a las actividades de la vida diaria. Es decir, se hace énfasis en que el desarrollo propiciado para la educación inicial no requiere ambientes, materiales o actividades distintas a las del hogar y el entorno cercano al niño.

En todo el país se maneja el mismo currículum, diseñado por el equipo técnico y sustentado en las últimas corrientes sobre cuidado y atención del niño. No obstante, la práctica sigue procedimientos bastante tradicionales en cuanto a dinámicas y organización de grupos, cantos, excesiva participación del docente y énfasis en solicitar pasividad en los niños.

Se dan dos modalidades de atención:

12. Para niños de 0 a 3 años, el coordinador docente tiene a su cargo un programa con 25 o 30 niños de 0 a 3 años y se reúne una vez por semana con la madre y el hijo para trabajar durante 30 minutos. Se lleva un registro del desarrollo de cada niño y se evalúan los logros, la madre es capacitada en estimulación. El programa se inicia con la observación del desarrollo psico-bio-social del niño y la anotación de logros en las hojas de registro de acuerdo a su edad. Luego se le muestra a la madre la forma en que puede estimular a su hijo en su hogar durante la semana; al volver al centro se verifica el progreso y se evalúan las áreas que necesitan enriquecimiento o reforzamiento.

13. En el grupo de 3 a 6 años cada docente atiende un promedio de 80 niños divididos en dos secciones, cada sección es atendida dos veces por semana, por un período de 2 ó 3 horas. Se trabaja en centros de interés y talleres educativos de las unidades: "Yo", "Mi familia" y "Mi comunidad". En ellas se integran contenidos y actividades que estimulen todas las áreas de desarrollo del niño y el juego, de acuerdo con sus necesidades e intereses y los de la comunidad. Al final de cada taller se hace una evaluación oral a todo el grupo, circunstancias que aprovecha el docente para observar aptitudes, habilidades y destrezas desarrolladas en los niños.. Se propicia la reflexión y análisis en todos los participantes, mediante respuestas y comentarios a las preguntas siguientes: Qué hicimos?, Con qué lo hicimos?, Por qué lo hicimos?, Cómo lo hicimos?, Dónde lo hicimos?, Quiénes participamos?, Qué nos gustó más y por qué?, Qué aprendimos hoy?, Para qué nos sirve lo que aprendimos hoy?, Qué más le gustaría hacer?, Qué problemas encontraremos para hacer lo que proponen?. Al finalizar cada taller se hace una evaluación grupal propiciando la reflexión y análisis. Tiene cobertura nacional para un total de 8.767 niños (0-6 años) y 18.276 beneficiarios entre madres lactantes, mujeres embarazadas, voluntarios, padres, etc. En cuanto a la gestión, el equipo está conformado por una coordinadora general y el equipo técnico que trabaja en la capital. Cada centro de Educación Inicial es atendido por un docente coordinador y dos orientadores voluntarios que son en su mayoría líderes comunitarios. Los padres de familia se reúnen una vez al mes, o más dependiendo de las necesidades e intereses del programa.

Recursos económicos:

El Estado, a través del Ministerio de Educación, cubre los sueldos del personal administrativo, técnico y docente. El financiamiento de todas las otras actividades es autogestión, buscando el apoyo de los miembros de la comunidad y de ONG’s.

En cuanto a recursos materiales, se tienen algunas guías metodológicas y papelería. La comunidad contribuye con mano de obra, leña y unos cuantos centavos para refacciones, pero es muy poco.

Capacitación:

La orientación y coordinación metodológica la brinda el equipo técnico del proyecto a través de guías curriculares y otras comunicaciones escritas así como de algunas reuniones de capacitación. Los voluntarios son capacitados una vez por semana en aspectos del plan de atención a niños, y en relación a los contenidos generales de todos los programas. En cuanto a la producción de materiales, se encuentran en proceso de revisión y enriquecimiento las guías curriculares para niños de 0 a 3 años; se completó la revisión de las guías para niños de 3 a 6 años y se está elaborando en estos momentos una guía curricular para la atención de padres de familia.

Resultados:

Son factores detectados como favorables:

Se mencionan como dificultades: la falta de un presupuesto propio para proveer los centros con material didáctico que vendría a mejorar la calidad de atención que se brinda a los niños de 0 a 6 años, mujeres embarazadas, madres lactantes y padres de familia, la falta de recursos económicos que repercute principalmente en una escasa supervisión del nivel central (jefatura y coordinadores técnicos) para observar, evaluar y orientar el ejercicio a nivel local (esta es una necesidad urgente en cuanto a los coordinadores voluntarios).

En la mayoría de locales se carece de mobiliario apropiado y suficiente; en los centros se cuenta con mesitas y bancos y en los más pobres cada niño lleva su sillita o se trabaja en alfombras elaboradas con costales. PAIN ha servido como modelo para el trabajo en otras comunidades.

Evaluación:

Existe poca comunicación y retroalimentación entre los coordinadores técnicos y los docentes. Evalúan asistemáticamente y en forma separada. Unos preparan los lineamientos, otros los aplican, modifican y redecían, pero entre ellos no saben exactamente lo que hace el otro, ni si lo que se hace responde a lo sugerido técnicamente.

Mediante reuniones periódicas para discutir y evaluar las acciones el proyecto fue desarrollando un programa con dos características principales:

19. Unificación de criterios técnicos;

20. Libertad de acción comunitaria. Esta decisión es acertada porque, por un lado, mantiene la unidad programática y, por otro, permite adecuar las acciones a las circunstancias propias de la comunidad, con lo cual se logra más aceptación y participación efectiva de los vecinos.

La Fundación Bernard van Leer auspició un estudio sobre educación inicial en cinco países, durante el mismo se evaluó PAIN y se publicó un informe con los Resultados. Este ha sido distribuido a centros de información e instituciones; así como en varios encuentros, congresos y seminarios educativos.

NIÑOS REFUGIADOS DEL MUNDO: JARDINES INFANTILES

Institución:

Niños Refugiados del Mundo: Jardines Infantiles.

Antecedentes:

El programa surgió en 1987 como resultado del trabajo que venía realizando Niños Refugiados con población guatemalteca en México, refugiados de la violencia terrorista en su país.

En la actualidad, el trabajo se desarrolla en una de las áreas indígenas más golpeadas por el conflicto armado y más pobres. Empezó adaptando metodologías de trabajo a las circunstancias de la población: aspectos culturales, económicos y políticos; tratando de no imponer (aunque el programa tiene sus propios lineamientos) sino de trabajar conjuntamente con la gente.

Objetivos:

Metas:

Las metas iniciales fueron atender a niños de 3 a 6 años en seis aldeas de Nebaj, brindando un atención especial en el aspecto físico y mental, como producto de la violencia; desarrollando con ellos 11 módulos de contenido. Se pretende la capacitación de jovencitas mayahablantes en el cuidado y atención de niños preescolares.

Áreas de trabajo:

Se trabaja en las áreas de estimulación temprana a niños de alto riesgo ambiental. El énfasis de los contenidos educativos se da en desarrollo psicomotor, afectivo y cognoscitivo; a través de temas y actividades integrales.

Población Objetivo:

Se atienden niños y niñas de 3 a 6 años de edad, que viven en condiciones de extrema pobreza y en situaciones de conflicto armado. El proyecto está ubicado en los lugares de Nebaj y Chajul; Las Violetas; Salquil; Tzalval; Palop; Juil (próximamente), departamento de Quiché, en unos municipios de la Región VII, de población hablante Ixil.

Metodología:

Basada en una concepción teórico-práctica, el proyecto educativo funciona a nivel preprimario. Se está trabajando con PAIN (Proyecto de Atención Integral al Niño de 0 a 6 Años) para que ellos den los certificados y posteriormente se hagan cargo de los jardines.

A su vez, se realizan actividades comunitarias con comités y se capacita a los coordinadores. Estas son actividades que se desprenden del objetivo central del programa y son para reforzamiento de los jardines.

El horario de atención a los niños es de 8:00 a 11:30 AM, sigue el calendario escolar oficial.

En cuanto a la gestión, las actividades educativas se organizan con los padres de familia, educadores locales, coordinadores del programa y asesoría técnica de voluntarios extranjeros. El equipo de planta está conformado por una educadora local, coordinadores locales y voluntarios. Se cuenta con educadores de nivel primario; maestros de educación primaria (coordinadores); 1 asesor a nivel operativo.

Cada profesor o facilitador atiende aproximadamente 35 alumnos. Se ha logrado la participación de los padres y otros miembros de la comunidad porque desde el principio se hace trabajo de concienciación y sensibilización, haciendo ver al padre que él es el responsable de la educación de los niños, las instituciones son sólo un apoyo que tarde o temprano se va. La madre participa en la preparación de la refacción, turnándose con otras madres. Los padres a su vez participan en la construcción del edificio para los jardines y en reuniones para revisar las actividades y tratar diversos problemas.

Recursos económicos:

La institución cuenta con un presupuesto específico para el componente educativo, el cual proviene de diferentes instituciones y países: UNICEF (Guatemala y Francia), Holanda, Alemania, Embajada de Canadá, UNESCO y Comunidad Económica Europea, que actualmente es la más fuerte.

Los jardines cuentan con todo lo necesario para trabajar, aunque no con lujos, por ejemplo: escritorios, juguetes para los niños (algunos comprados y otros elaborados por los padres de familia), cepillos, pocillos, refacción. Cuentan con juegos de tres tipos: construcción, libre y bloques lógicos. Dichos materiales están dirigidos en su totalidad a los niños para facilitar su aprendizaje y comodidad dentro de las posibilidades que se tienen.

Capacitación:

Hay un porcentaje elevado de población monolingüe Ixil, por eso se capacita a una persona Ixil que hable español, la cual se encarga de capacitar a su vez a las jovencitas que atienden los jardines. Se han observado problemas en la transmisión del conocimiento y la práctica. Se han producido materiales de capacitación, documentos de lectura, videos y material didáctico.

Resultados:

Logros: los factores positivos que impulsan al proyecto son la participación comunitaria, la coordinación institucional con padres de familia. Las características positivas que lo diferencian de otros programas educativos es su metodología de trabajo que toma en cuenta el idioma, la participación de la comunidad y la integralidad de los aspectos.

El beneficio propiciado a las personas y la comunidad en general es el desarrollo educativo. Se ha contado también con el entusiasmo de la gente local.

Dificultades: la mayor limitación es el financiamiento y el problema de la capacitación en Ixil. Se tiene pensado para el futuro la ampliación al vértice norte, el área más desfavorecida del triángulo Ixil.

Evaluación:

El proyecto tiene un sistema definido de evaluación que mide el impacto en los beneficiarios de las acciones desarrolladas.

TÍAS MARAVILLOSAS

Institución:

Parroquia San Antonio de Paquá - Senahú.

Antecedentes:

El Programa Tías Maravillosas surge en 1993 como una alternativa de atención a niños indígenas maya-hablantes que viven en zonas rurales aisladas donde la cobertura de los programas educativos no llega y además la enseñanza no es impartida en su propia lengua.

Se busca contribuir con el Sistema Nacional de Educación en la atención de la población del nivel pre-primario del municipio de Senahú A. V. preparando a los niños para su ingreso a la escuela.

Se promueve una demanda de los padres de familia para que exigieran servicios de atención escolar. El programa se desarrolla en aldeas y caseríos muy dispersos e incomunicados. Funciona en ermitas, casa de la Tía, en locales hechos por la comunidad (ranchitos) que no cuentan con mobiliario.

Objetivos Generales:

Objetivos Específicos:

Metas:

Áreas de trabajo:

El programa trabaja las áreas de estimulación temprana, desarrollo del niño y los contenidos curriculares de la educación preescolar. Los niños son atendidos en casa de las Tías o hermitas, locales comunitarios adecuados para ello; asisten 4 horas diarias de lunes a viernes.

Las 3 áreas curriculares son:

  1. Área de aprestamiento: comprende el desarrollo de habilidades, destrezas sensoriales, psicomotrices y la ambientación escolar del niño, necesarias para la enseñanza-aprendizaje de la lectura y escritura.
  2. Área de lenguaje: comprende el desarrollo de la lengua materna a través de la lecto-escritura inicial, y la enseñanza inicial del español oral como segundo idioma.
  3. Área de matemáticas: comprende el desarrollo del pensamiento lógico para el aprendizaje de la matemática aplicada.

El Contenido curricular de capacitación se compone de las siguientes áreas:

  1. Área de aprestamiento: unidades de desarrollo sensorial, psicomotriz y ambientación social y natural.
  2. Área de lenguaje: comprende las unidades de iniciación a la lecto-escritura en idioma Quekchí y español oral como segunda lengua.
  3. Área de matemáticas: comprende las unidades de conjuntos y relaciones, conjuntos numéricos y exploración del espacio.
  4. Área de exploración y refuerzo temático del lenguaje integrado.

Población objetivo:

Se atiende a niños y niñas menores de seis años de zonas rurales muy apartadas, que viven en condiciones de extrema pobreza y en situaciones de violencia. Tiene cobertura regional en 31 comunidades del municipio de Senahú, Alta Verapaz, la más lejana ubicada a 25 Km. (unas 8 horas a pie).

Metodología:

Los niños son atendidos durante 4 horas diarias de lunes a viernes y 2 a 3 horas durante cuatro días en las mañanas (no hay tiempo para refacción). Dentro de las actividades del proyecto se encuentra el programa "Niño Bosquero" en el que participan 23 escuelas; no pagan inscripción o solamente la mitad de su valor (para útiles y mantenimiento) y su objetivo es sembrar árboles y hacer cueros. En 3 años se han sembrado 100.000.

En cuanto a la gestión, el equipo está conformado por 1 director del proyecto, 1 supervisor de campo, 40 maestras, y 2 personas de equipo técnico. La Tías son maestras empíricas de la comunidad y enseñan en su propia lengua. Los requisitos para ser tía son tener más de 18 años, ser bilingüe y alfabeta. Los padres de familia y la comunidad en general participan aunque con muchas limitaciones.

Recursos económicos:

No hay una fuente fija de financiamiento, actualmente se están haciendo gestiones ante el FIS. El presupuesto por niño es de Q.320.00, CONALFA Q.125.00 y la Tía Q.200.00. No se cuenta con recursos materiales para el desarrollo de las actividades ni mobiliario básico.

Capacitación:

Se prepara a las jovencitas reclutadas para que aprendan a estimular a los niños. Se cuenta con materiales didácticos para los niños y de capacitación para los maestros en servicio. Los útiles y materiales son proporcionados por la parroquia, en el futuro serán elaborados por el equipo técnico.


Índice de Países | Siguiente País
Atención integral a la primera infancia
| Contactar | Página inicial OEI |