Educación Inicial

Educación Inicial
Modalidades No Escolarizadas


NICARAGUA


PROGRAMA DE ATENCIÓN INTEGRAL A LA NIÑEZ - PAININ

El Programa de Atención Integral a la Niñez Nicaragüense (PAININ), es una experiencia piloto con enfoque preventivo por su inversión en el desarrollo inicial e integral (físico, psicosocial, afectivo y cognitivo) de niños y niñas menores de seis años en 35 municipios del país; ejecutado por el Ministerio de la Familia, Asociaciones y Organizaciones No gubernamentales (ONG's), en calidad de entidades participantes, financiado por el Gobierno de Nicaragua, donación del Reino Unido de Noruega (NORAD) y préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Objetivo General:

Mejorar el bienestar de niños y niñas menores de seis años en condiciones de pobreza de comunidades rurales y urbanos marginales.

Objetivos Específicos:

Modalidades de Atención:

Directas :

Indirectas:

Beneficiarios Directos:

· 26,100 niños y niñas menores de 6 años que asisten a 465 CICOs.

Beneficiarios Indirectos

Agencia Ejecutora:

Fondo Nicaragüense de la Niñez y la Familia (FONIF)

Financiamiento:

PROGRAMA CENTROS DE DESARROLLO INFANTIL - CDI

Los Centros de Desarrollo Infantil (CDI) son una modalidad de atención para niños/ niñas menores de 6 años de edad. Su objetivo es atender de forma integral al niño y niña a través de:

Cuido y Protección

Educación Inicial:

Alimentación

Salud y Nutrición

Beneficiarios:

Meta:

3,500 Niños/ niñas a nivel nacional.

Características de los CDI:

Redes de apoyo para el funcionamiento de los CDI:

Los Centros de desarrollo infantil funcionan bajo dos formas:

Cada vez es más necesario incentivar este tipo de servicios, ya que la mejor inversión que tiene un país, es la inversión en capital humano, y el niño y niña menor de 6 años es el presente de nuestros países en América Latina y el mundo.

PROGRAMA ASISTENCIA A NIÑOS EN EDAD PREESCOLAR Y DE PRIMER CICLO DE ENSEÑANZA PRIMARIA EN ZONAS DEPRIMIDAS DE NICARAGUA (PROYECTO PMA 4515.01)

Datos Generales:

Objetivos:

Beneficiarios:

125,000 niños y niñas que viven en las 64 municipalidades más pobres de Nicaragua.

Metodología de Ejecución:

En base a la información del mapa de Pobreza elaborado por el FISE, y la identificación de las zonas con mayor incidencia de malnutrición grave, realizada por el MINSA, el Proyecto aporta los productos alimentarios necesarios para preparar una comida comida cocinada y bebida nutritiva en los centros comunitarios de enseñanza preescolar. Esta estrategia se basa en la consideración de que la comida cocinada se puede preparar en los centros no institucionalizados, por la misma comunidad beneficiaria. La comida cocinada se distribuye el almuerzo.

En los centros infantiles no institucionalizados, la participación comunitaria con enfoque de Género es una parte muy importante en la estrategia de ejecución. La participación de la comunidad aumentará la sostenibilidad de este componente cuando se produzca la supresión gradual del apoyo del PMA.

Para operativizar la distribución, entrega y consumo de los productos alimentarios en los 64 municipios focalizados a partir del mes de Julio de 1998, se establecieron convenios de colaboración con entidades sub-ejecutoras con las cuales se efectúa el control seguimiento y evaluación de las actividades del Proyecto.

La administración de los productos alimentarios, está a cargo de las delegaciones territoriales del Ministerio de la Familia (MIFAMILIA), institución a la cual pertenece orgánicamente el Programa Comedores Infantiles. El control, seguimiento y evaluación de las actividades del Proyecto en el territorio la realizan TÉCNICOS TERRITORIALES en estrecha coordinación con el personal de MIFAMILIA.

Los productos Alimentarios, generalmente proceden de países donantes, sin embargo hay algunos productos, como el Azúcar, que son adquiridos localmente con fondos del Proyecto.

La mayoría de los beneficiarios están localizados en el área rural de los Municipios priorizados.

CASAS COMUNALES DEL NIÑO

Institución:

Movimiento Comunal Nicaraguense.

Antecedentes:

El proyecto nace en 1988 como comedores infantiles, en respuesta a la situación de la niñez ante el desastre del Huracán Joan. A partir de 1990 se establecen como Casas Comunales del Niño, para dar atención integral a los menores más desprotegidos, ubicados en los barrios urbano-marginales y comunidades rurales. Los problemas que atiende el proyecto han venido agudizándose en el país debido a la profunda crisis económica que atraviesa, la elevadísima tasa de desempleo, la violencia institucionalizada, la descomposición social, el incremento de la delincuencia y la drogadicción, son factores que obviamente inciden sobre los sectores más desprotegidos de la sociedad, en especial sobre las mujeres y los niños. Sin embargo, en los barrios y comarcas donde se desarrolla el proyecto, crece una esperanza, las comunidades toman conciencia de la problemática general y particularmente de la responsabilidad que tienen en la protección de la infancia. Paulatinamente, los vecinos van tomando conciencia de los Derechos del Niño, no como simples postulados, sino como acciones en las que ellos se involucran. Los sistemas económicos y políticos en Nicaragua, por distintas causas o razones (guerra, desastres naturales, sequía), no han dado respuesta a los graves problemas de la población, mucho menos a los de la niñez. Solo el esfuerzo de la comunidad y de las instituciones no gubernamentales, no son suficientes para enfrentar las situaciones de riesgo que vive la población infantil. Es imprescindible la participación del Estado.

Objetivos general:

Lograr que las Casas Comunales del Niño (CCN) se institucionalicen como un programa comunitario, alternativo, estable, permanente e integral de la niñez.

Objetivos específicos:

Metas:

Funcionamiento:

Salud y Nutrición:

Educación:

Áreas de trabajo:

Nutrición; educación; atención primaria en salud; recreación, cultura y deporte; promoción y divulgación; autosostenimiento y capacitación.

Población objetivo:

Se atienden a niños y niñas de 0 a 6 años de edad que viven en condiciones de extrema pobreza y en circunstancias especialmente difíciles.

Metodología:

La estrategia de Casa Comunal del Niño tiene como principal razón ofrecer a la sociedad, y en especial a las familias que habitan comunidades en condiciones socio-económicas críticas, un programa alternativo integral de atención a la niñez con participación de la familia y la comunidad. Se fundamenta en el desarrollo de la autonomía, autogestión, autosostenimiento y participación social. Para su implementación se realizan las siguientes actividades: 1) Entrega de víveres a las CCN. 2) Inscripción de los niños. 3) Establecimiento de un sistema de vigilancia nutricional infantil comunitaria. 4) Medición del impacto nutricional de programa. 5) Matricula en los preescolares y primeros grados. 6) Seguimiento al comportamiento de la retención y promoción escolar. 7) Ejecución de la segunda etapa de modificaciones curriculares. 8) Establecimiento del programa de entrega de víveres a las educadoras. 9) Concurso de dibujo. 10) Fortalecimiento de la participación de los padres de familia en las acciones de las CCN. 11) Implementación de la Escuela de Padres. 12) Selección de nuevos micro proyectos de autosostenimiento. 13) Edición de 12 números del boletín Casas Comunales del Niño. 14) Aplicación de las propuestas sobre organización y movilización de niños entre los 7 y 14 años. 15) Aseguramiento de medidas de control y seguimiento. 16) Actualización del mapa de riesgo y recursos de la comunidad. 17) Diseño de un Programa Nacional por la Infancia. 18) Fortalecimiento de las coordinaciones institucionales. Los niños de preescolar son atendidos durante 2 horas diarias, al igual que los de nutrición. Los niños de 7 a 12 asisten 3 horas 3 veces por semana. La dirección del programa es regional y está conformada por 4 coordinadores del Movimiento Comunal Nicaragüense, un oficial de proyecto, administrador y dos promotores.

Recursos económicos:

El organismo que financia la ejecución del proyecto es RADDA BARNEN

Capacitación:

Se capacita a todos los sujetos involucrados directa e indirectamente en el quehacer de las Casas Comunales del Niño: educadoras, padres de familia, responsables de miembros de juntas directivas, brigadistas de salud comunitaria, coordinadores del subprograma de organización y movilización de niños de 7 a 12 años. Se producen algunos materiales como cuadernos de apresto para los niños, materiales de apoyo para las capacitaciones, se publica un boletín informativo y se llevan cuadernos de control de asistencia, peso y talla, víveres.

Evaluación:

Se realizan generalmente Evaluaciones de impacto con los beneficiarios del programa.

PROYECTO DE PREVENCION SOCIAL

Institución:

Redd Barna Noruega en Nicaragua

Antecedentes:

El programa surgió a partir de la existencia de una problemática psico-social de la población infantil como producto de una serie de factores políticos, sociales, económicos y culturales que se han desarrollado en el país. A través de los proyectos de atención a niños y niñas trabajadores y en circunstancias especialmente difíciles, se atienden grupos que desde temprana edad deben dedicarse a trabajar para apoyar a sus hogares con un ingreso económico necesario para sobrevivir. Los niños y niñas atendidos son de origen muy pobre, muchos en extrema pobreza.

Objetivos:

El objetivo y metas del proyecto es contribuir a la problemática psicosocial de los niños con la participación y el involucramiento de ellos.

Áreas de trabajo:

Se trabaja a través de contrapartes en las áreas de salud, organización de la comunidad, protección, educación laboral y cultura.

Población objetivo:

Redd Barna, a través del proyecto de Prevención Social y un proyecto de atención al preescolar, beneficia a niños y niñas en edad de 3-6 años, en los departamentos de Estelí, Ocotal, Somoso, Jalapa y San Juan del Río Coco.

Metodología:

La metodología utilizada tanto para los procesos de capacitación de agentes, niños y niñas como a padres y comunidad es la educación popular. Los recursos humanos involucrados son los niños y niñas, familias, instituciones y sociedad civil. En el proyecto de Atención de Preescolares comunales de la zona, la atención es a través de agentes educadores voluntarios que imparten educación temprana. Reciben un tiempo de alimentación financiado por el PMA (Programa Mundial de Alimentación). La participación voluntaria e integración activa de los padres y comunidad es un criterio para la aprobación de los proyectos. A través del programa se ha contribuido a mejorar las condiciones de vida de diversos grupos de niños y niñas en Nicaragua.

Resultados:

Logros: Hasta la fecha se tienen algunos resultados positivos: una mayor sensibilización, participación y apoyo de la comunidad en la problemática de los niños y niñas. Existe un buen número de personas que voluntariamente brindan atención a muchos niños y niñas.

Dificultades: Incremento de niños y niñas trabajadores en la calle, desescolaridad creciente, crisis económica que vive el país.

CENTROS DE EDUCACIÓN PRE-ESCOLAR NO ESCOLARIZADA - CEPNE

Los CEPNES, nacen en 1980 con el apoyo de UNICEF y se constituyen en una alternativa de bajo costo y con participación de la comunidad, para ofrecer atención integral a los niños de 3 a 6 años que viven en zonas rurales y en barrios urbano marginales del país.

Antecedentes

El Departamento de Educación Preescolar fue creado en Agosto de 1979 como parte del Ministerio de Educación. Desde su inicio, el Departamento estableció las siguientes metas:

El hecho de que el Departamento Preescolar no tuviera mayor trayectoria requirió realizar muchas actividades al mismo tiempo. Debió establecer su propia organización administrativa, encontrar y equipar locales, entrenar personal adecuado, desarrollar una estructura curricular de acuerdo a los intereses del niño y a los objetivos del "nuevo hombre" definido por el advenimiento del Gobierno Revolucionario.

El desarrollo de un sistema preescolar, en donde no había prácticamente antecedentes, tuvo la ventaja de permitir la creación de modalidades de atención que respondían a la realidad social y económica de Nicaragua.

Estas alternativas de atención no deben ser consideradas como excluyentes porque responden a diferentes objetivos y diferentes circunstancias económicas y geográficas. Ellas deben ser vistas como complementarias en una estrategia amplia y pragmática para incrementar al más corto plazo posible la cobertura y la calidad de la educación preescolar.

Estas modalidades son:

La modalidad de atención Preescolar CEPNE constituye el proyecto central del Departamento Preescolar. Es la modalidad que ha recibido apoyo financiero de UNICEF. Los CEPNES responden directamente al deseo de obtener una mayor cobertura en comunidades rurales y barrios marginados con participación de la comunidad y utilizando al máximo los recursos disponibles en cada comunidad. Aunque existen variaciones entre los CEPNES, todos tienen ciertas características en común.

Los CEPNES funcionan en locales proporcionados por la comunidad tales como: casas de padres de familia, templos, centros comunales, aulas de escuelas primarias o aulas construidas por la comunidad. Cada CEPNE debe contar con tres educadores comunales seleccionadas en sus propias comunidades. Como requisito mínimo, la educadora debe tener educación primaria completa. Las educadoras no reciben salario pero en su condición de voluntarias gozan de viáticos de C$700 mensual. Los niños del CEPNE se dividen en tres grupos, de 3-4, 4-5 y 5-6 años. Si es posible, se ubican los tres grupos en un sitio para facilitar la interacción y coordinación entre las educadoras. El horario de un CEPNE es igual al horario de los centros primarios.

Cobertura y distribución:

En 1982 la cobertura de niños preescolares de 3 a 6 años había llegado al 10 por ciento del grupo de niños de esa edad. Esto fue un logro extraordinario en poco tiempo. El objetivo específico para 1982 de establecer 110 CEPNE se había alcanzado.

El grupo que mantiene una cobertura baja es el de 0-3 años. Esta es una etapa muy importante y por ello se hace imprescindible su inclusión. Se requiere una mejor definición de roles y responsabilidades institucionales en este grupo etáreo.

Aproximadamente un tercio de los preescolares se encuentran en la ciudad de Managua. Las poblaciones rurales más aisladas y dispersas no son de fácil acceso. El modelo CEPNE que requiere tres maestras y tres aulas toma como punto de partida una concentración de por lo menos 80 niños; es por lo tanto, más apropiado para áreas urbanas que para áreas rurales. Más prometedora para áreas rurales es la modalidad Preescolar Comunal.


Índice de Países | Siguiente País
Atención integral a la primera infancia
| Contactar | Página inicial OEI |