Educación Inicial

Educación Inicial
Modalidades No Escolarizadas


PERÚ


PROGRAMA NACIONAL WAWA WASI

Antecedentes:

Frente a la situación de riesgo en que se encuentran los niños pobres del Perú, vale decir, el alto índice de mortalidad infantil, la desnutrición crónica y la baja cobertura de atención del menor de tres años, se inicia en 1993 la puesta en marcha de un modelo de atención integral al menor de tres años los “ Hogares Educativos Comunitarios” a cargo del Ministerio de Educación y con aporte financiero de UNICEF.

Estos hogares surgen en el marco de la Convención de los Derechos del Niño y el Plan Nacional de Acción por la Infancia.

En 1994 luego de una evaluación de la experiencia como exitosa se inició un Proyecto de mayor envergadura, el “ Sistema Nacional de Casas de Niños Wawa Wasi”, financiado con fondos de Cooperación Técnica no reembolsable del Banco Interamericano de Desarrollo, y complementando con el aporte de la Comunidad, de la Unión Europea, de UNICEF y del Programa Mundial de alimentos. Este Proyecto se plantea en respuesta a la baja cobertura de atención del menor de tres años (1.3%) y la situación de riesgo en la que se encuentran dichos menores, sobre todo los de familias pobres, intentando recuperar y calificar las prácticas educativas diarias con los niños, rescatando y resaltando la función de educador natural que tiene la familia y la comunidad, y creando un espacio social en la que las relaciones con el niño y la niña no fueran de maltrato, abandono o de privación.

En 1996 el Programa fue transferido al Ministerio de la Mujer y del Desarrollo Humano PROMUDEH (enlazar con http://www.promudeh.gob.pe/), lo que le dio un nuevo marco institucional, definiendo con mayor precisión su misión, metas y objetivos en función a la estrategia de lucha contra la pobreza.

El gobierno del Perú aprobó en Mayo de 1997 el Plan Nacional de acción por la infancia 1996-2000, confirmando su compromiso con la mejora de la situación de la niñez en el país. Este Plan establece tres objetivos globales:

· De supervivencia: reducir la mortalidad infantil y mortalidad materna y ampliar el acceso de la población al agua y al saneamiento.

· De desarrollo: reducir la desnutrición crónica, reducir la tasa de analfabetismo adulto con énfasis en la reducción del analfabetismo femenino.

· De protección: implementar medidas que garanticen la plena aplicación de los derechos de la niñez y adolescencia, desarrollar programas de promoción sobre los derechos del niño así como Programas de protección a los niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad social.

En este marco y tomando como referencia las evaluaciones realizadas al Proyecto se vio la necesidad de reajustar su estrategia operativa de tal forma que disminuya el aporte de las familias usuarias en extrema pobreza e involucre a la comunidad y sus organizaciones de base en la gestión y administración directa de los recursos.

El BID continuó brindando su apoyo al desarrollo del Programa, a través de una Cooperación Técnica no reembolsable para la preparación del nuevo Programa en ejecución. Mediante la asistencia Japonesa, el Programa en el presente ha desarrollado una experiencia piloto que ha culminado en junio del presente año, permitiendo probar la estrategia comunal.

El 27 de enero de 1999 se firmó el contrato de Préstamo que financia el Programa Nacional Wawa Wasi y la implementación a nivel nacional de sus servicios.

Características del programa:

Wawa Wasi son Hogares familiares o ambientes comunales a cargo de una madre de la comunidad, donde se brinda atención integral a niñas y niños entre seis meses y tres años de edad. Sus características son:

Destinatarios:

Niñas y niños entre los seis meses y tres años de edad:

Mujeres:

Comunidad y Familia:

Objetivo general:

Promover en todo el país, servicios y acciones orientadas a generar condiciones favorables para el desarrollo integral adecuado de niñas y niños menores de tres años, particularmente aquellos en situación de riesgo.

Objetivos Específicos:

Estrategias:

Gestión Comunal

Gestión Directa

Metas:

Agentes que intervienen:

Ejecutor: Programa de Apoyo al Desarrollo de la Infancia (Wawa Wasi)

Actores comunales: Organizaciones de Base, Iglesia, Centros de Salud, Municipios, ONG’s, Empresas de la zona

Aliados estratégicos: MINSA, PRONAA

Otros Aliados: Iglesias, Municipios, Empresas Privadas

PROGRAMA DE HIJOS A PAPÁS

Estos son programas de prevención para la orientación y capacitación de los responsables directos de la atención de los niños que trabaja en la preparación de adolescentes escolares para la función de padres.

Institución:

El Ministerio de Educación (MED), la Dirección de Escuela de Padres, de Educación Familiar y Sexual, en coordinación con centros educativos de secundaria.

Fuentes y mecanismos de financiamiento:

Este programa esta financiado por el MED y editoriales.

Antecedentes:

Este programas es nuevo. Uno de sus antecedentes es la asignatura “Educación Familiar” que se desarrollaba en la década del sesenta y que trataba temas tales como la familia, paternidad responsable, etc.

Como antecedentes también se tiene los programas de OBE y de educación familiar y sexual, aunque con diferentes propósitos que la presente alternativa.

Objetivo general:

Promover y desarrollar en jóvenes adolescentes de ambos sexos la conciencia y el sentido de responsabilidad frente a la familia, la paternidad y la maternidad, y desarrollar las habilidades y actitudes necesarias para que en el futuro críen y eduquen responsablemente a sus hijos y cuiden a sus padres en la tercera edad.

Objetivos específicos:

Población que atiende:

Escolares adolescentes y, a mediano y largo plazo, niños menores de 4 años de zonas urbanas marginales y rurales de la costa, sierra, selva y la frontera en todo el país.

Estrategias de trabajo:

La duración de este programa es del año lectivo y consiste en la organización de talleres juveniles en los centros educativos en temas relativos a la familia, la crianza, la atención infantil y el cuidado de los padres ancianos con los alumnos de educación secundaria, como parte del currículo del nivel de educación de primaria y secundaria según el caso, y en el marco de un proyecto personal de vida para potenciar sus habilidades futuras como padres.

Cada centro educativo organiza los talleres según las necesidades y, posibilidades de los docentes que reúnan un perfil adecuado.

Sus estrategias de trabajo son:

Los contenidos de la capacitación son:

Para los docentes:

Para los jóvenes:

Sus etapas son:

Acciones previas:

Ejecución:

Evaluación:

Materiales que utilizan:

Para la capacitación de los docentes se utiliza un manual autoinstructivo de organización del programa que incluye los contenidos a desarrollarse.

Para los alumnos se utilizan fotonovelas, historietas y carteles relacionados con la temática.

Actores educativos:

El personal que desarrolla los contenidos es seleccionado entre los docentes de cada institución por su sentido de responsabilidad, actitud valórica y comprensión de la psicología del adolescente.

PROGRAMA AYUDANDO A SER MAMÁS

Estos son programas de prevención para la orientación y capacitación de los responsables directos de la atención de los niños que trabaja con madres adolescentes gestantes y madres primerizas.

Institución:

El Ministerio de Educación del Perú, el MISA, municipalidades, ONG’s, iglesias, parroquias y otras instituciones que se ocupan de los jóvenes.

Fuentes y mecanismos de financiamiento:

Este programa es financiado por el Ministerio de Educación del Perú.

Antecedentes:

Este programa es nuevo, uno de sus antecedentes son las experiencias organizadas por la asociación REDES que promueve proyectos para la orientación de jóvenes, la reinserción escolar y la asistencias en salud materno-imfantil respectivamente.

El proyecto “Hogar de los Niños” desarrollado en la parroquia San José y que organiza talleres para madres adolescentes que se capacitan en salud, nutrición y cuidados del niño, y también el programa “Comedores” mediante el cual aprenden a elaborar papillas, menús, etc.

En la Iglesia Anglicana de San Juan de Miraflores se organizan talleres para madres adolescentes mediante los cuales se orienta a las madres en el cuidado del niño y se les brinda atención en salud y nutrición a través de un concurso médico.

La Acción Pastoral de la Infancia de la Conferencia Episcopal del Perú coordina las acciones que realiza la Iglesia para ayudar a la niñez en extrema pobreza e impulsa la tarea de promoción de los derechos del niño y de la mujer.

La Iglesia Católica organiza casas albergues para dar asilo y apoyo a madres adolescentes.

Objetivo general:

Desarrollar a las madres gestantes adolescentes y primerizas las competencias necesarias para atender tanto su propia salud física y emocional como el cuidado y la atención integral y estimulación de sus hijos.

Objetivos específicos:

Población objetivo:

Niños menores de cuatro años y madres adolescentes y primerizas de todo el país, en zonas urbanas, urbanas marginales y rurales en donde existan centros de salud.

Estrategias de trabajo:

El programa trabaja en contenidos relacionados con la atención física y psicológica de las madres gestantes adolescentes y de sus hijos, con la finalidad de desarrollar en ellas las competencias para cuidad su propia salud y la de sus hijos y brindarles una atención integral, así como una preparación ocupacional cuando la entidad promotora esté en condiciones de hacerlo. Se capta a las madres en los centros de salud.

Una variación de este programa es la atención a madres gestantes no adolescentes que asisten a centros de salud y hospitales, para quienes se pueden organizar programas similares.

Cada entidad promotora organiza grupos de madres primerizas adolescentes para orientar el embarazo, crianza y estimulación del niño. Esta organización se hace con una coordinadora intersectorial. El tiempo de duración de estos programas depende de lo que decida la entidad promotora. Se sugiere un mínimo de duración de seis meses

Las estrategias se dividen en:

Materiales que utilizan:

Para la capacitación se utilizan rotafolios, láminas, videos y otros. Para la ejecución se utiliza un manual autoinstructivo de gestión y desarrollo del programa. También se entregan a las participantes materiales impresos para facilitarles la comprensión de los contenidos.

Actores educativos:

Los agentes educativos del programa en el caso de los centros de salud, son los profesionales especializados (médicos, obstetrices, enfermeras, trabajadores sociales, docentes) que desarrollan labores en dichos centros, quienes capacitan a las madres gestantes. El programa puede ser desarrollado por otros agentes según la entidad promotora.

Seguimiento y evaluación:

El programa es avaluado tanto por los agentes educativos como por las propias madres gestantes. Los agentes educativos evalúan el cumplimiento de los objetivos y su impacto en las madres gestantes. Ellas evalúan el desarrollo de las sesiones de trabajo y autoevalúan su aprendizaje.

PROGRAMA HERMANITOS

Este es un programa para la niños menores de 4 años a través del cuidado de los hermanos mayores.

Institución:

Los organismos responsables de este programa son el Ministerio de Educación, municipalidades, ONG’s, iglesias, parroquias y otras instituciones que se ocupan de los niños.

Antecedentes:

Este programa es nuevo, el instituto de Pedagogía Popular desarrolló una experiencia de cuidado niño-niño en El Agustino. Este programa se concentró en la posibilidad de participación del niño cuidador en el desarrollo comunitario y en el aporte económico en el hogar.

El programa “Niño a niño” de la ONG Condoray, cuya prioridad es la nutrición infantil.

Fuentes y mecanismos de financiamiento:

Este programa es financiado por el Ministerio de Educación y otras entidades promotoras.

Objetivo general:

Atender y estimular con mayor efectividad a los niños menores de 4 años a través de las actividades y juegos con sus hermanas/os mayores.

Objetivos específicos:

Población que atiende:

El programa se propone beneficiar al niño menor de 4 años y al hermano/a que lo atiende. El mismo se desarrolla en comunidades donde hay:

Estrategias de trabajo:

El programa se propone asistir a las niñas y los niños que asumen el cuidado de sus hermanitos, proporcionándoles conocimientos y apoyo para facilitarles esta tarea e instalando espacios comunitarios (salas de juego, ludotecas, parques), dotándolos de materiales educativos y juguetes y brindándoles orientación con la colaboración de adultos.

El programa genera actividades recreativas y educativas que permiten a ambos niños jugar y aprender juntos, disfrutar de su compañía y disminuir los riesgos de este tipo de cuidado.

Un elemento que debe tenerse en cuenta es que la propuesta no trata de “promover” esta alternativa sino de verificar dónde se da esta situación y proporcionar al niño-cuidador facilidades para realizar mejor su tarea, al mismo tiempo que elevar la calidad de la atención para el niño-cuidado.

Además, se puede incorporar jornadas con padres de familia con funciones de títeres sobre el tema con el in de posibilitar una reflexión conjunta y motivar la participación de la comunidad en la búsqueda de alternativas que solucionen el problema.

La duración del programa depende de lo acordado entre la entidad promotora y el participante. Se recomienda un período no menor de seis meses.

La entidad promotora organiza el programa con un equipo técnico multidisciplinario que capacita a los decentes y elabora los materiales.

Cada docente atiende a seis animadoras y cada animadora tiene a su cargo entre 10 a 12 niños cuidadores que atienden a sus hermanitos, lo que hace un total de sesenta niños cuidadores y sesenta niños cuidados.

Las estrategias son:

Materiales de trabajo:

Para la capacitación se utiliza un manual de gestión del programa para los docentes y una guía de actividades y juegos para el hermano cuidador.

Actores educativos:

Este programa costa de un equipo promotor y un equipo de apoyo que está integrado por practicantes de institutos pedagógicos o universidades, secigristas de las DEMUNA, asistentes sociales de las municipalidades, médicos y técnicos de salud de los centros o postas de salud.

Seguimiento y evaluación:

Le realiza una autoevaluación de los niños, una observación y registro de los cambios en los niños y las familias participantes y una evaluación participativa de impacto.

PROGRAMA ABUELITOS

Este es un programa de atención de niños menores de 4 años a través de los abuelos u otras personas adultas.

Organismos responsables:

Los organismos responsables son el Ministerio de Educación, municipalidades, ONG’s, Iglesias, parroquias, organizaciones de base y otras instituciones que se ocupan de los niños.

Antecedentes:

No existen antecedentes de un programa de estas características en Perú.

Fuentes y mecanismos de financiamiento:

Ministerio de Educación y entidades promotoras.

Objetivo general:

Proporcionar cuidado, atención y estimulación temprana a niños menores de 4 años de edad, a través de la acción de abuelitos y otros adultos mayores.

Objetivos específicos:

Población que atiende:

Niños menores de 4 años, abuelitos y adultos de la tercera edad de zonas de pobreza, en comunidades urbanas, urbanas marginales y rurales donde haya niños menores de 4 años de edad bajo el cuidado de los abuelitos u otras personas adultas.

Estrategias de trabajo:

El programa potencia la participación de los adultos mayores de la comunidad, ya sea los que están organizados en clubes de jubilados, en parroquias o sin organización alguna, como los vecinos.

La idea es dotarlos de materiales de autocapacitación para que se conviertan en orientadores familiares, asumiendo las funciones de vigilancia de los niños en el barrio, cuidado infantil, narración de cuentos en programas no escolarizados y, cuando están preparados, como consejeros en temas de crianza infantil.

Los abuelos no sólo pueden cuidar a sus nietos sino también a niños de otras familias del barrio, por lo cual recibirán apoyo alimentario de la familia asistida por ellos. A través de sus organizaciones comunales la comunidad puede asistir a los abuelos con apoyo en servicios básicos: limpieza, compra de agua, recojo de basura, etc. Los vecinos cercanos a la casa del abuelo pueden apoyar con la vigilancia y seguridad de su vivienda, así como en el traslado de sus bultos o compras cuando quieran.

La duración de este programa es acordada con la entidad promotora. Para poder apreciar los logros se recomienda un mínimo de seis meses.

La entidad promotora organiza el programa con un equipo técnico interdiciplinario que capacita a los docentes y elabora los materiales. Cada docente atiende a seis animadoras y cada animadora tiene a su cargo a diez o más abuelos que atienden a un niño.

Las estrategias son:

Materiales que utiliza:

Utiliza una guía de actividades, juegos, cuentos y canciones para niños menores de 4 años para uso de los abuelitos. También utiliza un manual instructivo de gestión del programa para los docentes.

Seguimiento y evaluación:

La evaluación consiste en la observación y registro de cambios en los abuelitos participantes y en los niños beneficiarios.

PROGRAMA MI FAMILIA Y YO

Estos son programas de orientación y capacitación a los responsables directos de la atención de los niños menores de 4 años que funciona a través de los clubes de madres, comedores u otros.

Organismos responsables:

La organización de este programa está a cargo de diversas instituciones que congregan a grupos de madres que se reúnen regularmente con diversos fines, quienes designan al personal especializado que orienta el trabajo de los grupos de madres. Estas pueden ser: iglesias, parroquias, municipalidades, organizaciones de base, comedores populares, asociaciones de mujeres, grupos de alfabetización y otros. Recomiendan trabajar en coordinación con la Comisión Episcopal.

Antecedentes:

En 1987 la Dirección de Educación Inicial y Especial del Ministerio de Educación diseñó y aplicó una propuesta de atención integral al niño usando la estrategia de hacerlo a través de la capacitación de madres de familia organizadas en grupos promovidos por diversas instituciones. Dicho programa recibió el nombre de “Programa de Atención Integral a través de Grupos de Madres” (PAIGRUMA) que se difundió en todo el país.

Este programa es una revisión y relanzamiento de dicho programa que deberá reajustarse a las condiciones actuales.

Fuentes y mecanismos de financiamiento:

Ministerio de Educación, MINSA, Ministerio de Promoción de la Mujer y del Desarrollo Humano PROMUDECH, Parroquias, iglesias, Comisión Episcopal, clubes de madres, comedores populares, organizaciones vecinales, industriales, comerciantes, etc.

Objetivo general:

Impulsar la atención integral de los niños desde su concepción hasta los 4 años en los sectores más pobres del país, a través de la acción conjunta y solidaria de grupos organizados de mujeres que involucren en su acción a la familia y a la comunidad.

Objetivos específicos:

Población que atiende:

Los beneficiarios de este programa son los niños desde su nacimiento hasta los 4 años de edad, quienes reciben los beneficios por la acción de las madres, los padres y otros miembros de la familia, así como también por la acción conjunta de las madres organizadas y de la comunidad movilizada por ellas. También son beneficiarias las madres y padres de familia por la capacitación que reciben.

Este programa ha sido diseñado para ejecutarse en sectores de pobreza en zonas urbanas marginales, rurales y de frontera donde funcionen grupos de madres organizadas.

Estrategias de trabajo:

Se trata de un programa de acción integral a los niños menores de 4 años mediante la intervención directa de la familia y la comunidad, quienes en forma conjunta y solidaria afrontan el propósito de mejorar la calidad de vida de los niños y de las condiciones que influyen en su desarrollo. El programa aprovecha la existencia de innumerables grupos de madres organizadas con distintos fines en todo el país, especialmente en los programas de alfabetización, comedores populares, vaso de leche y otros, para a través de ellos incluir la temática del niño, su desarrollo y la responsabilidad de la familia y la comunidad.

Este programa se puede integrar con otras alternativas planteadas, su duración es variable según las necesidades, el funcionamiento de los grupos y los acuerdos que tomen.

El horario de funcionamiento, la duración del programa y los contenidos se arreglan entre los participantes del programa y la entidad promotora, quienes se encargan de adecuar su ejecución a las características del ámbito de intervención. Cada docente puede atender a cuatro grupos constituidos por treinta madres cada uno, beneficiando así a 120 niños aproximadamente.

Estrategias:

Los contenidos de la capacitación se refieren a tres áreas fundamentales:

Materiales que utilizan:

Se pueden utilizar los manuales de capacitación del PAIGRUMA producido en 1987 para la gestión y desarrollo del programa, así como los materiales de apoyo diversificados por región: rotafolios, trifoliares y pequeños carteles de estimulación.

Para el trabajo con los niños se utiliza material reciclable de la región y otros aportados por las participantes para hacer los materiales.

Actores educativos:

Personal especializado: docentes coordinadoras y/o trabajadoras sociales capacitadas para la programación, desarrollo, supervisión, monitoreo y evaluación del programa.

Grupos de madres organizadas que ejecutan el programa en sus hogares y en la comunidad.

Seguimiento y evaluación:

Se realizan acciones de supervisión de la ejecución del programa. A su vez, las madres evalúan el progreso de los niños y se realiza una evaluación de impacto una vez finalizado el programa.

PROGRAMA BEBITOS, MAMÁ Y PAPÁ

Estos son programas de orientación y capacitación a los responsables directos de la atención de los niños menores de 4 años que funciona a través de la atención integral en los hogares y salas comunales.

Organismos responsables:

Ministerio de Educación, en cogestión con las organizaciones comunales. También puede ser promovido e impulsado por parroquias, municipalidades, ONG’s, universidades o institutos pedagógicos, comedores populares y clubes de madres.

Antecedentes:

Este modelo, desarrollado originalmente en EE.UU., fue validado experimentalmente en Perú entre 1977 y 1979 en áreas urbanas marginales de Lima Metropolitana y rurales andinas del Cusco.

En 1981 se puso en práctica una versión reajustada con niños menores de 3 años en dos asentamientos marginales de Lima y Tacna que consistía en visitas a los hogares y la participación de animadoras capacitadas por docentes coordinadoras, cuyo nombre fue “Programa experimental de estimulación temprana con base en la familia” (PIETBAF).

En varios lugares del país se ha generado una variación del PIETBAF, incluyendo actividades en locales comunales o vecinales donde se concentra a los niños que reciben las acciones de estimulación. Este programa se denomina PIET.

Por lo tanto, este programa es una versión reajustada de estos últimos.

Objetivo general:

Atender las necesidades integrales de niñas y niños desde su nacimiento hasta los cuatro años mediante un programa de orientación a los padres para que ofrezcan a sus hijos la atención necesaria.

Objetivos específicos:

Población que atiende:

Niñas y niños menores de 3 años que reciben la atención integral y la estimulación y las madres y padres que se capaciten para ello.

Los beneficiarios serán familias de escasos recursos, con especial atención en las madres solas o adolescentes de zonas urbanas marginales, rurales y semirrurales y de frontera, en asentamientos humanos concentrados de costa, zona andina y selva.

Estrategias de trabajo:

El programa se propone mejorar el impacto del PIETBAF. Con ello se busca atender las demandas de los niños en cuanto a la necesidad de socialización y la de los padres de contar con un ambiente donde intercambiar experiencias.

Sobre la base del modelo original de estimulación temprana en los hogares (de casa en casa), se amplía la propuesta usando un local comunal donde se agrupa a un conjunto de niños que reciben el programa de estimulación temprana.

En la presente propuesta se sugiere combinar ambos espacios de atención (hogar y sala de estimulación temprana) para asegurar que los padres mejoren la organización del hogar a favor del bienestar del niño. El trabajo de la animadora de casa en casa se mantiene, pues permite mejorar las condiciones de higiene y organización del hogar.

Este programa se puede integrar con otras alternativas planteadas por otros programas.

El programa es de carácter permanente, los niños y sus padres asisten al local comunal y reciben visitas de las animadoras en sus hogares una vez por semana, durante seis meses como mínimo.

La selección de competencias y actividades para cada niño será definida en una programación curricular, usando como base la estructura curricular para niños y niñas menores de 4 años.

Las estrategias son:

Materiales que utilizan:

Se utiliza un manual para orientar la gestión y el desarrollo del programa, así como afiches de difusión, carteles y trifoliares para los padres con los contenidos de la estructura curricular, y cartillas para madres alfabetizadas neolectoras.

Actores educativos:

Los equipos técnicos están conformados por educadores, ya sea docentes, coordinadores o profesionales de las instituciones mencionadas, quienes tendrán la función de promover la gestión de estos programas.

Los aliados son grupos de personas u organizaciones que apoyan y ofrecen su cooperación para el desarrollo del programa.

Los animadores son agentes educadores de la comunidad debidamente seleccionados y capacitados. Ellos asumirán la responsabilidad de captar a las familias beneficiarias y brindar la orientación a los padres para la estimulación de sus hijos.

Cada docente coordinadora trabaja con un grupo de animadoras que atienden en una relación de una animadora por cada diez niños y diez madres o familias como máximo.

Seguimiento y evaluación:

La evaluación se divide en:

PROGRAMA “MAMÁ, PAPÁ Y YO”

Este es un programa de estimulación temprana a menores 4 años que trabaja en salas comunales de estimulación.

Institución:

El ministerio de Educación a través de sus órganos descentralizados, ONG’s, iglesias, parroquias, municipalidades, institutos superiores pedagógicos, universidades, clubes de madres y comedores populares.

Igualmente, en los centros de salud, en la sección de maternidad y pediatría, se puede brindar este servicio a través de una sala de estimulación temprana a cargo de una persona especialista en este campo, con orientaciones tanto a las madres gestantes como a las madres con niños que atienden en sus controles mensuales.

Antecedentes:

Este es un programa nuevo que tiene como antecedentes el programa de “Atención integral del niño y su familia en los pueblos jóvenes del Cono Sur de Lima Metropolitana y Villa El Salvador” apoyado por UNICEF.

Desde hace unos años funcionan programas de estimulación temprana, para niños de sectores altos y medios, en salas especialmente equipadas con juguetes y material educativo, a las que asisten las madres con sus niños para aprender a realizar juegos y actividades con sus hijos.

Fuentes y mecanismos de financiamiento:

Este programa es cofinanciado entre recursos públicos del Ministerio de Educación y aportes comunitarios.

Objetivo general:

Promover el desarrollo integral de niñas y niños mediante una acción concentrada entre los padres de familia, la comunidad, el Estado y la sociedad civil.

Objetivos específicos:

Población que atiende:

Niñas y niños desde los 3 meses a los 3 años de edad de zonas urbanas, urbanas marginales, semirrurales y zonas de frontera o asentamientos humanos de costa, sierra y selva, atendidos por sus padres y la comunidad.

Estrategias de trabajo:

El programa concentra sus actividades en la estimulación temprana integral de los niños menores de 3 años mediante espacios acondicionados para este fin y/o un módulo ambulante (maleta o mochila educativa) con materiales que pueden trasladarse a lugares de concentración de niños.

Los equipos, materiales y guías de actividades potencias los aprendizajes en todas las áreas de desarrollo infantil: física, intelectual, emocional y social.

Una animadora de la comunidad orienta a los padres sobre las actividades de estimulación temprana que podrán motivar a los hijos.

Este programa se puede integrar con otras alternativas y está organizada de la siguiente manera:

La entidad promotora selecciona al personal especializado (equipo técnico), que se encargará de la gestión del programa, selección, capacitación, supervisión y asesoramiento de animadoras.

Las animadoras eligen a las familias beneficiarias y orientan a los padres para las actividades de estimulación temprana en horarios y número adecuado a la realidad y posibilidades de atención.

La selección de competencias y actividades para cada niño son definidas en la programación curricular usando como base la estructura curricular para niñas y niños menores de 4 años.

Las estrategias son:

Materiales que utilizan:

Como infraestructura se utiliza un local comunal apropiado con una sala amplia de estimulación, una sala pequeña o un armario para guardar materiales y servicios higiénicos con cambiador.

Como material educativo de capacitación se utiliza un manual autoinstructivo para la gestión y desarrollo del programa, carteles y rotafolios y trifoliares y cartillas para los padres neolectores.

El material educativo para la ejecución del programa que se utiliza es:

Actores educativos:

Seguimiento y evaluación:

PROGRAMA APRENDO JUGANDO EN EL HOGAR

Este programa de orientación y capacitación a los responsables directos de la atención de los niños menores de 4 años trabaja con fichas, cartillas y juguetes para jugar en familia con el niño.

Institución:

El programa puede ser desarrollado por diversos organismos: iglesias, municipalidades, Ministerio de Promoción de la Mujer y del Desarrollo Humano PROMUDEH, ONG’s, asociaciones, universidades, institutos pedagógicos, empresas o cualquier institución educativa interesada en el desarrollo de los niños y en realizar una acción de carácter social.

Antecedentes:

Este es un programa nuevo. Uno de los antecedentes de este programa es el programa de orientación de padres para la estimulación de sus hijos menores de 3 años a través de cartillas denominado “Hogares de atención infantil Salud-Educación” (HAISE) que se desarrolló en los años ochenta en Tacna. Este programa incluía actividades de estimulación, higiene, salud, elaboración de material educativo y autoevaluación de los padres.

Posteriormente, el programa Portage se desarrolló experimentalmente en dos sedes del país para niños de 3 a 5 años, con un sistema de fichas de apoyo para las docentes coordinadoras y animadoras.

El programa de Atención a Grupos de Madres (PAIGRUMA) fue desarrollado entre 1986 y 1988 por el MED, con el apoyo de material impreso: folletos y cartillas diversificados en costa, sierra y selva para uso de los padres en el hogar y rotafolios igualmente diversificados en costa y sierra para la capacitación.

En la actualidad, el programa “Crecimiento y desarrollo” del MINSA edita y proporciona cartillas con contenidos de salud y estimulación dirigidas a los padres. Son una réplica del material producido para programas similares en Chile.

Fuentes y mecanismos de financiamiento:

El programa esta financiado por el Ministerio de Educación, junto a otras entidades promotoras.

Objetivo general:

Mejorar la atención de los niños en situación de pobreza mediante fichas y cartillas de orientación que proporcionen a madres y padres de familia información actualizada y pertinente para atender en forma integral a sus hijos menores de 3 años.

Objetivos específicos:

Población que atiende:

Los beneficiarios directos son los niños menores de 4 años de zonas urbanas marginales y rurales de costa, sierra, selva y frontera localizados en poblaciones de extrema pobreza y los padres de familia que desarrollen habilidades para la atención y estimulación de sus hijos.

Estrategias de trabajo:

El programa consiste en el diseño, elaboración y edición de fichas y cartillas diversificadas para costa, sierra y selva de Perú, que contienen mensajes y orientaciones a madres y padres de familia en relación con cuidados de salud, higiene, nutrición y estimulación temprana para niños menores de 4 años. Puede ir acompañado por una bolsa de juguetes educativos con una guía para su uso.

Cada entidad promotora determina el tiempo que dura el programa, que deberá ser no menor de un año para poder apreciar el impacto.

La producción de los materiales impresos (fichas, carteles y trifoliares) y la adquisición o elaboración de los juguetes educativos serán realizadas por el equipo interdisiplinario para garantizar un enfoque integral.

Dichos materiales son distribuidos por la entidad promotora a las asociaciones de base, dirigentes comunales y otros, con quienes se encargan en gorma colaborativa de la inscripción de las familias participantes, de su monitoreo y evaluación.

Las estrategia de este programa son:

Materiales que utilizan:

Infraestructura: ambiente provisional de la comunidad o de la entidad promotora para almacenamiento temporal y registro y asesoría de los participantes.

Equipos y materiales:

Actores educativos:

Equipo interdisciplinario que se encarga de la elaboración del material impreso, de la selección del módulo de juguetes educativos y la evaluación.

Personal voluntario de la comunidad que realiza la inscripción de familias receptoras para la distribución de cartillas.

Seguimiento y evaluación:

Se realiza una evaluación del progreso del niño por parte de los padres o agentes educativos.

También realiza una evaluación participativa de impacto ante la entidad promotora y los padres de familia.

PROGRAMA “PAPÁ Y MAMÁ”

Este es un programa de estimulación temprana que se desarrolla los Centros y Programas de Educación Inicial CEI.

Institución:

Los centros y programas no escolarizados de educación inicial estatales, parroquiales, particulares u otros.

La coordinación de este programa esta a cargo de los centros de educación inicial o PRONOEI.

Las actividades del programa están normadas por el Ministerio de Educación. Las USE, ADE y direcciones regionales se encargan de adecuar su ejecución al ámbito de su intervención. Los comités de aulas y las asociaciones de padres de familia (APAFA) pueden ayudar en la organización del programa.

Antecedentes:

Este programa es nuevo como programa nacional, aunque muchas actividades relacionadas con el tema se pueden haber desarrollado en forma parcial, especialmente en la escuela para padres, ya que la participación de los padres de familia en los programas de atención y educación infantil tiene un amplio reconocimiento y aplicación en el Perú.

Desde los inicios de la educación preescolar se ha reconocido la importancia de un trabajo conjunto escuela-hogar con el fin de hacer más efectiva su acción.

Con la Reforma Educativa de los años setenta se inició la intervención directa de los padres de familia en el “Programa Integral de Estimulación Temprana en Base a la Familia” (PIETBAF), y en 1987 se inició la aplicación de una nueva estrategia de carácter grupal con el Programa de Atención Integral en base a Grupos de Madres (PAIGRUMA)

Por otra parte, hace pocos años se ha extendido en muchos centros de educación inicial la aplicación de la escuela para padres con secciones de trabajo y talleres que realizan periódica y directamente con los padres.

Objetivo general:

Desarrollar en las madres y en los padres de familia de los CEI y en los PRONOEI la conciencia de la importancia de la atención integral y la estimulación temprana para el desarrollo de sus hijos menores de 4 años.

Objetivos específicos:

Población que atiende:

Los beneficiarios de este programa son los niños menores de 4 años, sus madres y sus padres, quienes, capacitados por el programa, podrán brindarles una atención integral u la estimulación necesaria para su desarrollo. Los niños son los hijos menores de los padres que tienen a sus hijos matriculados en los CEI o PRONOEI. El programa también puede abrirse a otros padres y madres de familia de niños menores de 3 años de la comunidad.

El programa se puede desarrollar donde exista un centro de educación inicial o PRONOEI y niños menores de 3 años, pero está especialmente dirigido a zonas y familias de menores recursos en zonas urbanas marginales, rurales y de frontera.

Estrategia de trabajo:

El programa consiste en desarrollar sesiones de trabajo regulares en forma quincenal o mensual con madres y padres de familia de niños menores de 3 años, bajo la forma de talleres a cargo de las docentes del centro educativo y docentes coordinadoras de PRONOEI.

En cuanto a las estrategias estas consisten en:

Los contenidos del programa son determinados por los profesores responsables de él. Igualmente, son sugeridos los siguientes contenidos:

Materiales que utilizan:

Material para la difusión: afiches y trifoliares

Material para la capacitación: un manual autoinstructivo de orientación para las docentes. También se pueden utilizar otros que considere necesarios el CEI o PRONOEI.

Material para la ejecución: los materiales educativos son aportados o elaborados por los participantes. Se hacen campañas de recolección de material reciclable en la localidad.

Actores educativos:

Los actores educativos son las docentes de los centros de educación inicial y las docentes coordinadoras de los programas no escolarizados de Educación Inicial.

Seguimiento y evaluación:

Se realiza una evaluación de los logros de los niños, una autoevaluación de los padres y una evaluación del impacto del programa.

PROGRAMA UN PARQUE PARA LOS NIÑOS

Este es un programa de creación de espacios de acción y recreación que se basa en la construcción de parques recreativos comunales.

Organismos responsables:

Cualquier entidad que se proponga brindar un espacio recreativo para los niños: Ministerio de Educación, iglesias, municipalidades, parroquias, ONG’s, instituciones, universidades, institutos pedagógicos superiores, grupos de boy scouts, la comunidad organizada, organizaciones de base, vecinos y otros, como promotores directos o en alianzas. Los PRONOEI que funcionan en comunidades rurales pueden organizar un parque infantil comunal para que tambiéb asistan los niños más pequeños.

Antecedentes:

Este es un programa nuevo que tiene como antecedente los parques zonales y muchos programas no escolarizados de educación inicial (PRONOEI) que se crearon en la década de los setenta. En esta misma década se construyeron juegos al aire libre al lado de los locales con resultados positivos.

Algunas municipalidades de Lima Metropolitana han promovida la construcción de parques. Se conocen en Miraflores, Ventanilla, Callao, Barranco, Chorrillos. Al interior del Perú hay parques infantiles municipales para diversas edades.

Fuentes y mecanismos de financiamiento:

Entidades promotoras y la comunidad

Objetivo general:

Generar en todo el país espacios educativos y recreativos para los niños a través de una acción solidaria de la sociedad civil, las comunidades, los padres y los jóvenes.

Objetivos específicos:

Población que atiende:

Los niños de cada comunidad donde se construyen los parques y los padres y vecinos que ayudan a construirlos. Este programa se desarrolla en todo el país, especialmente en zonas urbanas marginales y rurales de costa, sierra y selva y frontera.

Estrategias de trabajo:

Este programa propone la organización de espacios de parques en las comunidades donde haya niños pequeños y que cuenten con un espacio físico disponible para este fin y con la población en las cuales los vecinos se organicen y comprometan para construirlo y elaborar los juegos al aire libre y/o mecánicos necesarios.

Con el apoyo de los vecinos organizados se utilizan ambientes al aire libre abandonados para crear parques.

El programa motiva la participación de la comunidad, de los jóvenes y de las empresas locales para instalar parques infantiles.

El diseño de los parques se realiza con el apoyo de la comunidad organizada y/o la escuela a través de concursos, privilegiando diseños que utilicen materiales de la zona. Las empresas locales aportan recursos para la fabricación de los juegos, y la comunidad la mano de obra.

Las actividades que se ejecutan en los parques son diversas: desde su uso libre por los niños hasta la captación de los niños que son cuidados por sus hermanitos, abuelitos u otros agentes

Este programa puede vincularse a otros programas.

La entidad promotora, en coordinación con la comunidad, designa un equipo responsable que convoca a los vecinos a faenas comunales para la construcción del parque. Una vez construida, los vecinos que viven cerca del parque o los comités de vigilancia se ocuparán de su cuidado y mantenimiento.

La estrategia se compone de la siguiente manera:

Materiales que se utilizan:

Material para la difusión: se utilizan volantes o afiches de convocatoria al concurso con las bases diseñadas

Material de apoyo: se utiliza un manual para la construcción de parques infantiles en diversas regiones del país.

Equipos:

Actores educativos:

El programa requiere de un equipo interdisciplinario conformado por docentes coordinadoras de programas no escolarizados, docentes de alfabetización, personal de salud o profesores de educación física, madres y padres de familia, dirigentes comunales, jóvenes y profesores de otros niveles de la comunidad que quieran participar y personas de la tercera edad.

Seguimiento y evaluación:

Por una parte se evalúan los equipos y juegos construidos (que sean del interés de los niños y no produzcan accidentes), y por otra el mantenimiento y el uso por los niños y por diferentes programas.

PROGRAMA LA ALEGRÍA DE JUGAR

Este es un programa de creación de espacios de acción y recreación que se basa en la organización de ludotecas infantiles.

Organismos responsables:

El programa es desarrollado por diversos organismos: iglesias, municipalidades, Ministerio de Promoción de la Mujer y del Desarrollo Humano PROMUDEH, ONG’s, asociaciones, universidades, institutos pedagógicos, grupos de boy scouts, empresas o cualquier institución educativa interesada en el desarrollo de los niños y en realizar una acción de carácter social. Los propios CEI que tienen programas para niños menores de 3 años pueden organizar una ludoteca.

Antecedentes:

Este es un programa nuevo. En los parques zonales mencionados en la alternativa “Parques infantiles” se organizaron también ludotecas para niños.

En la Villa El Salvador se organizó una ludoteca para bebés en el marco del programa “Atención integral al niño y su familia en los pueblos del Cono Sur de Lima Metropolitana” a mediados de los años setenta.

Fuentes y mecanismos de financiamiento:

El financiamiento esta a cargo de la entidad promotora, la comunidad y otros aliados.

Objetivo general:

Proporcionar a los niños de familias de bajos ingresos en situaciones de pobreza de zonas rurales u urbanas marginales la posibilidad de jugar, manipular y experimentar con juguetes diversos, tanto la confección artesanal como comerciales de alto contenido educativo.

Objetivos específicos:

Población que atiende:

Niños menores de 4 años de edad en situación de pobreza. Además, todos los programas alternativos y sus beneficiarios propuestos en este diseño pueden asistir a las ludotecas cercanas.

La cobertura de este programa es nacional, especialmente en zonas de pobreza urbanas marginales de costa, sierra, selva y de frontera.

Estrategias de trabajo:

El programa consiste en la creación, organización y puesta en marcha de espacios de juego con juguetes educativos elaborados o comprados, a los que pueden asistir niños pequeños de familias pobres acompañados por sus padres, con la finalidad de estimular sus capacidades y su desarrollo psicosocial a través del juego.

La ludoteca puede contar además con baúles, maletas, mochilas y material educativo para prestar a las familias y a los diferentes programas que se desarrollen con niños pequeños, bajo la modalidad de “el baúl viajero”, “la mochila viajera” o “la bolsa que camina”.

El programa apoya directamente la realización de actividades de otros programas, como “Mamá y yo”, “Mi familia y yo”, “Papá y mamá”, etc.

La entidad promotora designa a un responsable de la organización y funcionamiento, quien promueve la participación de toda la comunidad en la organización de la ludoteca, propiciando así la sensibilización y la responsabilidad hacia los niños pequeños, en el marco de una cultura de crianza. Pueden ser anexas a los Centros de Recursos para el Aprendizaje de Educación Inicial y Primaria (CRAEIP).

Las estrategias son:

Materiales que utilizan:

Materiales para la difusión: afiches y trifoliares

Materiales para la capacitación: un manual autoinstructivo de gestión y organización de ludotecas y una guía de elaboración de material educativo para los niños.

Material de juego de la ludoteca: los materiales de juego para la ludoteca pueden ser adquiridos o elaborados por la propia comunidad y las madres y padres de familia en los talleres comunitarios organizados para tal fin. Pueden ser hechos con material reciclable: embaces de plástico, tecnopor, retazos te tela, retazos de madera y todo aquel material que no ofrezca peligro para los niños pequeños. Los materiales que se elaboran son: móviles, sonajas gimnasios de manos y de pies, objetos para mirar, explorar y mover, espejitos, muñecos de esponja muñecos o animalitos de tela, etc.

Actores educativos:

Persona encargada de la ludoteca: esta persona debe ser docente, trabajador social o estudiante de pedagogía de los últimos años, vivir en la zona y contar con el conocimiento y experiencia en la elaboración de materiales.

Agestes educadores comunales de los otros programas.

Padres de familia.

Seguimiento y evaluación:

Se realiza una supervisión y monitoreo del funcionamiento y mantenimiento y una evaluación de impacto del programa.

PROGRAMA “LA MARCHA DE LOS JUGUETES”

Este es un programa de creación de espacios de información y aprendizaje para padres y agentes educadores que elabora juguetes y materiales educativos.

Organismos responsables:

El Ministerio de Educación, a través de la USE, ADE y CRAEIP, iglesias, parroquias, ONG’s, instituciones educativas, organizaciones de base y otros.

Antecedentes:

Este es un programa que se inició en 1986 y ahora se encuentra en una fase de revisión y ajuste.

Fuentes y mecanismos de financiamiento:

Cofinanciado entre la entidad promotora, la comunidad y otros aliados.

Objetivo general:

El objetivo del programa consiste en la organización de talleres de elaboración de juguetes con los padres de familia y otros agentes educativos de los programas alternativos, con el fin de que aprendan y elaboren juguetes que sirvan para la estimulación temprana de sus hijos y para el desarrollo de los diversos programas.

Objetivos específicos:

Población que atiende:

Niños menores de 4 años y padres de familia, docentes, animadoras y agentes educativos de los diversos programas alternativos que se benefician con el incremento de los materiales y de ideas nuevas de todo el país, especialmente en zonas de extrema pobreza, urbanas marginales y rurales de costa, sierra, selva y frontera.

Estrategias de trabajo:

El programa consiste en la organización de talleres con docentes, animadoras y padres de familia para la elaboración de juguetes y material educativo y títeres para niños pequeños y la organización de exhibiciones de estos a fin de motivar la participación y la creatividad.

El programa puede ser organizado por diversos organismos: iglesias, municipalidades, Ministerio de Promoción de la Mujer y del Desarrollo Humano PROMUDEH, ONG’s, asociaciones, universidades, institutos pedagógicos, empresas o cualquier institución educativa interesada en el desarrollo de los niños y en realizar una acción de carácter social. Los propios CEI que tengan programas para niños menores de 3 años, las ludotecas, los centros de recursos para el aprendizaje, pueden organizar talleres de elaboración de juguetes.

Se pueden ubicar en cualquier espacio comunal con el auspicio de la municipalidad (biblioteca, casa de cultura), en los CEO, en Centros Educativos de Niños, adolescentes y jóvenes, en los CEI, en las parroquias o en los locales comunales.

Las estrategias consisten en:

Materiales que utilizan:

Materiales para la difusión: afiches y trifoliares

Materiales de apoyo: un manual autoinstructivo para la organización y realización de “La marcha de los juguetes”, que incluye orientaciones para la organización de los talleres de la exhibición y de los concursos para el juguete más apropiado y creativo elaborado por los padres, las docentes y las animadoras. También se utiliza una guía de elaboración de material educativo para los niños.

Materiales educativos: los juguetes y materiales educativos del programa son elaborados por la propia comunidad y las madres y padres de familia en talleres comunitarios que se pueden organizar con tal fin. Pueden hacerse con material reciclable y todo aquel material que no ofrezca peligro para la propia comunidad y las madres y padres de familia. Los materiales que se elaboran son: móviles, sonajas, gimnasios de manos y pies, objetos para mirar, explorar y mover, espejitos, muñecos, cajas de estimulación, pelotas, rompecabezas de 3 piezas, cajas de forma, etc.

Actores educativos:

Docentes, animadoras, padres de familia, estudiantes de 4º y 5º de secundaria del programa “De hijo a papá”

Seguimiento y evaluación:

Se realiza una evaluación de la producción y de impacto del programa.

PROGRAMA BIBLIOTECAS AMBULANTES

Este es un programa de creación de espacios de información y aprendizaje para padres y agentes educadores que consisten en la organización de bibliotecas ambulantes para el uso de los niños pequeños.

Organismos responsables:

El programa puede ser desarrollado por diversos organismos: iglesias, municipalidades, PROMUDEH, ONG’s, asociaciones, universidades, institutos pedagágicos, empresas o cualquier institución educativa interesada en el desarrollo de los niños y en realizar una acción de carácter social. Los propios CEI que tengan programas para niños menores de 3 años pueden organizar una biblioteca ambulante.

Antecedentes:

Este es un programa nuevo que tiene entre sus antecedentes un programa de bibliotecas rurales viajeras que se viene desarrollando desde hace más de 30 años en Cajamarca. Este programa consiste en que las comunidades eligen a un comunero bibliotecario, quien recoge los libros y los lleva a su comunidad.

Hace cuatro años el Centro de Documentación de Literatura Infantil (CEDLI) está desarrollando programas de bibliotecas ambulantes con el sistema de préstamo por un mes de bolsas o maletines con libros para cuatro niveles de lectores en diferentes lugares.

Objetivo general:

Motivar a los niños pequeños hacia la lectura, desarrollando en ellos el gusto por los libros y la literatura infantil mediante la oportunidad de tener material impreso, como libros de textos, revistas, letreros, avisos publicitarios y cuentos para mirar en compañía de adultos.

Objetivos específicos:

Población que atiende:

Niños menores de 4 años de edad de zonas de mayor pobreza, urbanas marginales y especialmente rurales aisladas, que no tienen a su alcance libros en el hogar.

Estrategias de trabajo:

El programa consiste en llevar a las comunidades rurales alejadas libros especialmente seleccionados para los niños, transportándolos en bolsas, maletines, canastas o baúles y en cualquier medio de transporte que la comunidad tenga a su alcance: carretas jaladas por burro o mula, triciclos, taxicholos, camionetas u otros. El traslado de los libros es responsabilidad de una persona voluntaria de la comunidad.

Se requiere de personal técnico que se ocupe de la gestión del programa, de la selección y adquisición de los libros y la compra de bolsas, maletines, canastas u otros que se necesiten para transportar los libros.

Cada entidad promotora organiza el programa de acuerdo con los medios con que dispone.

Las estrategias son:

Materiales que utilizan:

Infraestructura: se utiliza un local del ente promotor donde se almacenen los libros, las bolsas, las cajas, maletines o canastas y desde donde se distribuyan a los voluntarios de las comunidades.

Material de apoyo: afiches y trifoliares.

Material para la ejecución: se utiliza un manual autoinstructivo de gestión del programa y un reglamento de funcionamiento elaborado por la entidad promotora, los ejecutores y los participantes.

Materiales para la distribución: se utilizan cajas, maletines, canastas, baúles y cualquier medio de transporte con que cuente la comunidad o proporcionado por el programa (carretillas, triciclos, camionetas de diversos tipos, carretas, etc.)

Actores educativos:

Una persona promotora de las bibliotecas ambulantes y uno o dos voluntarios por comunidad para motivar y trasladar los libros. Estos últimos deben tener interés en la difusión de la lectura, tener sentido de la responsabilidad y vivir en la zona.

Seguimiento y evaluación:

Se lleva un registro del número de asitentes (padres e hijos) y de la forma de acercamiento hacia los libros por parte de ambos.

También se realiza una evaluación participativa del impacto del programa en cada comunidad y una evaluación comparativa del impacto en varias comunidades y análisis de factores por parte de la entidad promotora.

PROGRAMA CRAEI

Este es un programa de creación de espacios de información y aprendizaje para padres y agentes educadores que consisten en la organización de centros de recursos para el aprendizaje de educación inicial.

Organismos responsables:

Ministerio de Educación y cualquier otra institución educativa que se proponga apoyar a los programas y realizar actividades para niños pequeños, en cuyo caso debería contar con un centro de información, documentación, innovación, capacitación y elaboración de material educativo.

Antecedentes:

Este es el relanzamiento de un programa ya existente. Entre 1983 y 1985 la Organización de Estados Americanos (OEA) desarrolló el proyecto multinacional “Conversión de la biblioteca escolar en el centro de recursos para el aprendizaje”, orientado a desarrollar los procesos de reforma curricular en Educación Primaria.

En vista de los resultados exitosos, a partir de 1986, el proyecto, con el nombre de “Bibliocentros”, se extendió a otros países de América Latina. Perú fue el primer país que incorporó la innovación a la Educación Inicial, pues entonces se ponía en marcha una nueva propuesta curricular. Así surgieron los Centros de Recursos para el Aprendizaje en Educación Inicial (CRAEI).

En 1995, el Ministerio de Educación retomó la iniciativa y generó nuevos centros en el país, reasignando profesoras de Educación Inicial para su organización y dirección y organizando una serie de reuniones de capacitación y entrega de material.

Actualmente, estos centros de recursos funcionan en forma heterogénea y no son aprovechados por una alternativa de información y orientación para los agentes educativos, motivo por el cual se requiere de un estudio evaluativo orientado a identificar las causas de su buen o mal funcionamiento.

Objetivo general:

Ofrecer a los docentes, docentes coordinadoras, animadoras y a los diferentes agentes educativos de los diversos programas alternativos (madres, padres, hermanitos, abuelitos) y estudiantes de formación magisterial la información actualizada y los elementos necesarios para desarrollar sus programas.

Objetivos específicos:

Con el tiempo y el desarrollo del trabajo, así como también con el incremento de recursos informáticos, humanos y su capacitación, los CRAEI pueden convertirse, además, en centros de investigación y documentación da le temática educativa con una base de datos bibliográfica y conformar una red.

Población que atiende:

Los principales beneficiarios son los niños, pues a través de la acción del CRAEI los diversos agentes educativos, que también son beneficiarios, se actualizan y enriquecen en sus capacidades y habilidades para poder brindar un servicio de calidad a los niños en los diferentes programas. Entre los diversos agentes educativos tenemos a los especialistas de Educación Inicial, docentes, coordinadoras y animadoras de PRONOEI, madres y padres de familia, hermanitos, abuelitos y estudiantes de formación docente en Educación Inicial y otros que participen en las diversas alternativas.

Estrategias de trabajo:

El trabajo consiste en la revisión del programa anterior y el relevamiento de los CRAEI, a través de una acción coordinada entre los especialistas de Educación Inicial de las USE y ADE, los responsables de los diversos programas de Educación Inicial de la presente propuesta y el apoyo de diversas instituciones como empresas comerciales, librerías, jugueterías, ONG’s, institutos pedagógicos, universidades, municipalidades y cualquier institución preocupada por el desarrollo y la atención infantil.

Los CRAEI son espacios donde los especialistas de Educación Inicial, docentes, promotores, animadoras, padres de familia u otros agentes educativos y estudiantes de formación magisterial pueden obtener información actualizada, intercambiar ideas o realizar acciones de capacitación y talleres de producción de materiales.

Los CRAEI pueden incluir en su plan anual de trabajo talleres de elaboración de materiales educativos y manualidades diarias que les permitan tener recursos propios para generar otras actividades, garantizando un manejo ordenado de los centros a través de informes periódicos.

La organización del CRAEI está a cargo del Ministerio de Educación, que nombra a una persona con las características necesarias como responsable del centro.

Los alumnos de los últimos años de los institutos pedagógicos pueden participar en la creación y el funcionamiento de los centros de recursos, especialmente en los talleres de elaboración de material educativo.

Un elemento muy importante es la elaboración del inventario del CRAEI y el cuidado y mantenimiento de los equipos y materiales.

Las estrategias para el relanzamiento de los CRAEI son:

Materiales que utilizan:

Materiales para la difusión: afiches y trifoliares.

Materiales de apoyo: un material de gestión y organización de un CRAEI, una guía de elaboración de material educativo y material bibliográfico abundante, actualizado y de calidad.

Equipos y mobiliarios: una máquina de escribir o una computadora, un armario para los libros, herramientas de carpintería y para elaborar material: cuchillas, tijeras, reglas, caladora eléctrica, pulidora eléctrica, taladro eléctrico, formones, martillos pequeños.

Insumos: madera triplax, selladora, laca transparente, lacas a la piroxilina de diversos colores, lijas, etc.

Actores educativos:

Cada CRAEI debe contar por lo menos con una persona responsable que se encargue de desarrollar diversas líneas de trabajo del centro y de cuidar el material y las herramientas existentes. Si fuera posible se trataría de conseguir a una persona que hiciera de asistente. Con ello se pueden incrementar las actividades de capacitación y apoyo a los agentes educativos y de promoción de los servicios.

El perfil de la docente responsable del centro de recursos debe ser:

Seguimiento y evaluación:

Se realiza una evaluación de los resultados luego de un año de funcionamiento para poder efectuar los reajustes necesarios.

PROGRAMA INTERINSTITUCIONAL DE PROMOCION Y PROTECCION DE LA NIÑEZ Y ADOLESCENCIA

Institución:

Ministerio de Promoción de la Mujer y del Desarrollo Humano – PROMUDEH

Objetivos:

Metas:

Adecuación institucional:

Desarrollo integral de las niñas y los niños:

Niñas, niños y adolescentes que trabajan- prevención, asistencia y protección:

Maltrato -prevención y asistencia:

Indocumentados- promoción y prevención:

Consumo de drogas -prevención:

Discapacidad- prevención, asistencia y protección:

Niñas, niños y adolescentes en abandono:

Adolescentes infractores- prevención:

Analfabetismo:

Ejecutores:

Instituciones de Apoyo:

PROGRAMA HOGAR EDUCATIVO COMUNITARIO

Institución:

Ministerio de Educación del Perú. Sistema Nacional de Casas de Niños

Antecedentes:

En el Perú, los menores de 18 años sobrepasan los 9.7 millones, la pobreza alcanza en la actualidad algo más de 5 millones de niños, es decir, el 62 por ciento de la población total.

En Perú hay un alto grado de población menor de 5 años (1.8 millones) que viven en situación de pobreza, cuyos padres trabajan y por tal motivo deben dejar a sus hijos solos, al cuidado de hermanos mayores y muchas veces las madres deben llevarlos a sus trabajos, lugares donde ellos no reciben ningún estímulo en detrimento de sus posibilidades de desarrollo intelectual, físico y afectivo. Como respuesta a estos problemas surge la creación de los Hogares Educativos Comunitarios que buscan atender a dichos niños, mientras su madres trabajan, dentro de un ambiente seguro, acogedor, amistoso y enriquecedor.

El Programa Hogares Educativos Comunitarios hace parte del Sistema Nacional de Casas de Niños WaWa-wasi del Ministerio de Educación del Perú, auspiciado por UNICEF y con la financiación del Banco Interamericano de Desarrollo.

Objetivo general:

Ampliar la cobertura de atención para los niños menores de tres años, en el Perú.

Objetivos específicos:

Metas:

Areas de trabajo:

El Programa tiene un enfoque integral, basado en el desarrollo del niño, salud y nutrición.

Población objetivo:

El Programa trabaja con niños y niñas menores de 3 años, que viven en condiciones de extrema pobreza, a nivel nacional.

Metodología:

Los Hogares Educativos funcionan en una casa de familia de la comunidad, facilitada por una madre educadora que ha sido seleccionada y capacitada previamente. Ella atiende un grupo de niños, cuyas madres trabajan fuera de su hogar y pagan por el servicio de cuidado de sus hijos, en un horario de 8 a 9 horas diarias según jornada de trabajo de los padres.

La organización y puesta en marcha de un Hogar Educativo Comunitario es un proceso de tres etapas. Lo primero es Promover los contactos con la comunidad, un diagnóstico de sus necesidades, identificación de las posibles madres educadoras, determinación del número de Hogares necesarios para cubrir la demanda y finalmente la conformación de las Asociaciones de Familias Usuarias. En la etapa de Implementación, la docente coordinadora impulsa el programa. Se brinda capacitación, equipamiento, atención en salud y alimentación. La tercera etapa de monitoreo y evaluación compromete la docente coordinadora en el empadronamiento de los Hogares. El Ministerio de Educación y organizaciones de apoyo realizan su promoción dentro de la comunidad. Las Asociaciones de Familias Usuarias tienen a su cargo un grupo o módulo (12 a 20 Hogares), la representación legal del Hogar, vigilan el desarrollo de las actividades, con su Junta Directiva administran y controlan los recursos.

Las docentes coordinadoras hacen acompañamiento a las madres educadoras en los procesos de capacitación en estimulación temprana, elaboración de material didáctico, desarrollo psicosocial, salud, nutrición del niño y finalmente realizan la evaluación. Las madres educadoras con ayuda de una animadora o promotora de la comunidad atienden a los niños en el Hogar, en un horario flexible de 8 a 9 horas diarias, adecuado a la jornada de trabajo de los padres. Por su servicio ellas obtienen un pago (no especificado) semanal o mensual basado en los aportes que hacen los padres. El Programa cuenta con una Coordinadora Nacional, Coordinadoras Docentes y Madres Educadoras, como personal de planta. El trabajo de los Padres de Familias usuarias es voluntario mediante la conformación de Asociaciones y con la comunidad porque el programa es asumido por ella con ayuda de los agentes educativos.

Capacitación:

Varias organizaciones no gubernamentales y la Iglesia, realizan la capacitación permanente a las Madres Educadoras en estimulación temprana, elaboración de material didáctico, desarrollo psicosocial, salud, nutrición y formación de valores, con el objetivo de garantizar una atención adecuada e integral a los niños en el Hogar. Son cursos realizados por la docente coordinadora, estructurados en cuatro pasos: el primero organiza el grupo de madres como un módulo donde se convierten en un equipo de trabajo. El segundo trabaja sobre las necesidades y el desarrollo integral del niño. El tercero abarca la gestión de un Hogar Educativo y finalmente la salud y nutrición apoyada por los Centros de Salud de la zona. El Programa cuenta con materiales didácticos, de lectura y capacitación dirigidos a las docentes coordinadoras y madres educadoras, principalmente.

Evaluación:

La madre educadora evalúa el desarrollo de los niños, aplicando las pruebas de desarrollo psicomotor de Denver. Además, la docente coordinadora realiza en su zona un empadronamiento de todos los Hogares Educativos Comunitarios, para perfeccionar el programa y medir su impacto en el mejoramiento de la calidad de vida de los niños atendidos.

PROGRAMA DE ATENCION INTEGRAL A NIÑOS MENORES DE TRES AÑOS A TRAVES DE GRUPOS DE MADRES - PAIGRUMA

Institución:

Ministerio de Educación del Perú. Dirección General de Educación Inicial y Especial

Antecedentes:

En el Perú, la población infantil menor de 5 años es la más vulnerable a la situación de pobreza, 1.8 millones de niños viven en estas condiciones, careciendo de atención de sus necesidades básicas como alimentación, salud y educación. La desintegración familiar no atiende las necesidades del niño por lo que las madres asumen solas la responsabilidad de atender a sus hijos pequeños, sin ningún apoyo institucional. El 62 por ciento de la población infantil vive en condiciones de extrema pobreza (1992) por esto PAIGRUMA se propone lograr a través del trabajo con grupos de mujeres cambios en la familia y en la comunidad para afrontar solidariamente los problemas relativos al desarrollo del niño.

Objetivo principal:

Impulsar la atención integral de los niños menores de tres años, en sectores pobres mediante acciones conjuntas con grupos organizados de mujeres.

Objetivos específicos:

Metas:

Areas de trabajo:

Desarrollo integral del niño.

Población objetivo:

PAIGRUMA atiende niños y niñas menores de tres años que viven en condiciones de pobreza, en zonas urbano-marginales y rurales.

Metodología:

Las acciones del programa están determinadas según su proceso de desarrollo. Primero se determinan las sedes a nivel nacional o local, luego se ejecuta la capacitación de docentes, se selecciona y prepara el personal responsable del Programa que realizará la recolección de información para la línea de base. Se realiza la difusión y motivación en la comunidad, para seleccionar los grupos e inscribir las mujeres interesadas en participar como madres educadoras. Establecidos los grupos, se busca la coordinación intra e intersectorial para conjugar esfuerzos e iniciar la sensibilización y sondeo de necesidades e intereses, para decidir y programar las actividades a realizar, preparando materiales, y así comenzar a ejecutar el programa. Finalmente se realiza la supervisión.

La gestión del Programa se muestra de la siguiente manera: el Ministerio de Educación selecciona las zonas o sedes donde hay grupos poblacionales con mayores necesidades y con alta población infantil; luego se escoge y capacita al personal responsable del programa en dichas zonas, con este personal se recolectan y procesan datos relativos a las necesidades de las sedes, con el objetivo de programar las actividades con la participación de los grupos de base. Con esta información se empieza a difundir el programa para seleccionar los grupos de madres para y que éstas se inscriban en el mismo.

Paralelamente se buscará una conjugación de esfuerzos entre diferentes niveles. Luego se inicia el trabajo con los grupos para la ejecución del programa analizando necesidades e intereses con el fin de decidir las actividades que se realizarán y los contenidos a desarrollar definiendo tiempo, horarios, recursos y responsabilidades; empezando a aplicar el trabajo con los niños así como actividades de desarrollo comunal. Finalmente, se evalúan participativamente los logros y dificultades que se presentan con el fin de mejorar.

El programa cuenta con un personal de planta que son los docentes coordinadores, la madres educadoras y personal voluntario (grupos comunitarios). La participación de la familia y las asociaciones de base es eje central de las actividades.

Capacitación:

Los docentes coordinadores realizan la capacitación, difundiendo y motivando a la comunidad. Se utilizan rotafolios de salud, nutrición y estimulación para el trabajo con los grupos de madres, también material gráfico o escrito elaborado por la coordinadora docente con contenidos que se desarrollan con los niños y las madres. Además, plegables que contienen sugerencias de actividades con los niños, materiales realizados en cada localidad por las madres, folletos y volantes para reforzar los contenidos.

Evaluación:

La estructura del sistema de evaluación de PAIGRUMA es:

Todos los participantes evalúan a la entidad promotora, a los capacitadores y a las madres de familia.

PROYECTO ESPECIAL DE DESARROLLO DE EXPERIENCIAS INNOVADORAS EN EDUCACION INICIAL Y SU ARTICULACION CON LA EDUCACION PRIMARIA

Institución:

Ministerio de Educación del Perú y Fundación Bernard van Leer (enlazar con http://guayacan.uninorte.edu.co/~catlanti/vanleer.htm)

Antecedentes:

Gran parte de la población en el área rural sur andina es vernáculo-hablante (quechua) con alto índice de analfabetismo, sobre todo en las mujeres. Las actividades económicas preponderantes son la ganadería y la agricultura. El trabajo de los padres en el campo es el motivo por el que los menores de 2 años, después del destete, quedan al cuidado de un hermano mayor. El área rural nor-andina está habitada por población hispanohablante y presenta algunas diferencias a nivel cultural. En el área rural y urbano marginal de costa, los habitantes son en general migrantes de las áreas rurales andinas. En zonas urbano-marginales se percibe un mayor índice de desintegración familiar, asumiendo la mujer en muchos casos la jefatura del hogar.

El Mapa de Necesidades Básicas Insatisfechas de 1994 revela que de los 22.6 millones de peruanos, el 54.6 por ciento se encuentra en situación de pobreza y 62 por ciento de cada 100 menores de 17 años viven esta situación, de los cuales 45 no logran siquiera satisfacer sus necesidades alimentarias mínimas. Según datos del censo de 1993 el 70.1 por ciento de los peruanos habitan los centros urbanos y los departamentos menos desarrollados siguen albergando una población rural superior al 50 por ciento. La distribución desigual de la riqueza, entre otras causas, hace que la pobreza afecte con mayor severidad a los niños de las zonas rurales.

Indicadores de mortalidad y desnutrición infantil confirman lo anterior pues mientras en Lima Metropolitana el promedio de muertes en menores de 1 año es de 30 por mil, en la región sur andina es de 104 por mil. La desnutrición crónica en el Callao es de 20 por ciento y en los departamentos de población quechua es superior al 60 por ciento.

Objetivos:

Metas:

Areas de trabajo:

Se considera la atención integral del niño, con servicios de educación, salud y alimentación-nutrición.

Población objetivo:

Los beneficiarios son niños y niñas menores de 8 años que viven en condiciones de extrema pobreza. Tiene cobertura nacional y se desarrolla en zonas rurales sur andinas, nor-andinas y en zonas rurales y urbano marginales de costa.

Metodología:

La programación de actividades se realiza en reuniones periódicas (semanales o quincenales) con participación de Docentes-Coordinadoras y Animadoras de redes de programas. El horario de atención a los niños de 0 a 3 años depende de la modalidad. En el caso de los niños concentrados, se atiende diariamente durante hora y media; en el caso de las visitas domiciliarias, se realizan una vez a la semana por espacio de hora y media, con tareas específicas a cargo de la madre. La atención a los niños de 3 a 5 años es de 3 horas diarias durante 4 ó 5 días a la semana. El horario para los niños de los primeros grados de Educación Primaria es de 5 horas diarias de lunes a viernes.

El proyecto tiene instancias de gestión constituidas por el Equipo Central integrado por Coordinador Ejecutivo, Especialista de PRONOEI, Especialista de Educación Temprana y Especialista en Investigación Educacional; 7 equipos locales (uno en cada sede) integrados por Coordinador Local (representante del proyecto) y Especialista de Educación Inicial (representante del Ministerio de Educación).

Además participan 34 Docentes Coordinadoras que pertenecen a la planilla del Ministerio de Educación y 261 Animadoras propuestas por las comunidades y subvencionadas por el Ministerio. Las familias y las comunidades participan a través de comités comunales y de coordinación.

Recursos económicos:

El proyecto cuenta con recursos donados por la Fundación Bernard van Leer (enlazar con de Holanda y contrapartida del Ministerio de Educación.

Capacitación:

La capacitación de las Docentes Coordinadoras se realiza a través de talleres regionales y nacionales y la de las animadoras en talleres locales. También se realiza capacitación en servicio, durante el proceso de programación de las actividades y en el seguimiento; y a distancia a través de boletines, videos y material impreso, etc.

Se elabora material didáctico como libros para niños, juegos, juguetes, se publica un boletín y una revista; videos de difusión del proyecto, además de estructuras curriculares, guías metodológicas y publicación de investigaciones. Los materiales producidos y publicados están dirigidos a diversos usuarios como niños, agentes educativos, familia y comunidad, estudiantes de formación magisterial, otros proyectos.

Evaluación:

El sistema de evaluación es de tipo formativo orientado a obtener información con fines de reforzamiento o reajuste de las actividades de los diferentes componentes. Se ha realizado una evaluación externa, destinada a mirar resultados e impacto de los programas, así como a establecimiento del costo/eficiencia de los mismos.

PROGRAMA DE CUIDADO INFANTIL

Institución:

Taller de Capacitación e Investigación Infantil -TACIF

Antecedentes:

En Canto Grande, distrito de San Juan de Lurigancho, Provincia de Lima, como en otros barrios populosos, las mujeres salen a trabajar o buscar sustento familiar dejando a sus pequeños encerrados, en la calle o cargando con ellos como último recurso. Estos niños crecen solos, expuestos a peligros como accidentes o violaciones, y faltos de orientación familiar.

Relaciones de solidaridad vecinales apoyan en el cuidado de los niños. Allí no existen Centros de Cuidado Diurno para la atención a niños menores de 5 años. Como "zonas de invasión", están desprotegidas del Estado, no existen los servicios básicos para un desarrollo sano de los niños.

Objetivo general:

Validar los programas de cuidado infantil como alternativa viable de convertirse en política social frente a la ausencia de servicios de cuidado diurno para niños menores de 5 años.

Areas de trabajo:

El programa de tipo integral, trabaja las áreas de nutrición, salud, estimulación, educación inicial y desarrollo infantil.

Población objetivo:

El programa atiende a niños y niñas de 2 a 5 años, e incluso más pequeños. Tiene cobertura local en sectores urbano-marginales. Son niños que viven en condiciones de pobreza extrema y en situaciones de violencia. El 50 por ciento de los niños menores de tres años sufre malnutrición, con repercusiones para su salud. El grupo de promotoras es heterogéneo en edad (jóvenes de 14 años y mujeres de 40 a 50 años) caracterizadas por su vida marcada por carencias materiales y sin instrucción y mujeres con instrucción secundaria con trayectoria dirigencial. Tienen como motivación la posibilidad de conseguir ingresos, pero también y sobre todo anhelos de reconocimiento social. Los padres de los niños trabajan en su mayoría.

Metodología:

Es fundamental el trabajo de promoción. La Cuidadora debe convertirse en un agente promotor de los derechos del niño, para lo cual debe vincularse con los dirigentes vecinales, con la Posta Médica o con los Comedores del lugar, así como con los padres de familia. El programa inicia con la inserción en las zonas, con el aval y apoyo de los dirigentes vecinales. Para la instalación de los programas se sigue un proceso que consiste en:

En cuanto a gestión del programa, el equipo está conformado por 1 Jefe, 4 Educadoras Iniciales y 2 psicólogas.

Recursos económicos:

Cuenta con apoyo de la cooperación internacional.

Capacitación:

Tiene como eje el "aprender haciendo". Coloca a las Cuidadoras en situaciones de probable ocurrencia con los niños. El juego es el instrumento fundamental. Se realizan actividades de formación básica relacionadas con el cuidado del niño; la participación de los dirigentes vecinales en la problemática infantil; el desarrollo del niño; elementos de estimulación y juegos. La producción de materiales se limita al necesario para el desarrollo de las actividades y como experimentación. Producen documentos de capacitación para promotoras, informes de Taller de Crianza, el Programa de Cuidado Infantil como política social y los niños como responsabilidad social.

Evaluación:

El programa ha definido un sistema de evaluación de costo/beneficio y de impacto en los usuarios enfatizando la revisión y validación.

Se tiene como perspectiva la reproducción de la experiencia en otras zonas, avalados por el Gobierno Local Municipal y del sector educación (Unidad de Servicios Educativos del Distrito). Está prevista la diseminación del proyecto, siempre y cuando se sistematice la experiencia y se trabaje su propuesta educativa, de salud y desarrollo infantil para zonas de extrema pobreza dentro de un contexto de supervivencia.

CUNAS MUNICIPALES

Institución:

Municipalidad de Lima. División de Asistencia Materno Infantil.

Antecedentes:

Al agudizarse la crisis económica, la necesidad de la mujer por laborar fuera del hogar se acrecienta. Así se ha incrementado el número de niños que permanecen en sus hogares o en las calles, carentes de cuidado y protección, desenvolviéndose en un medio desfavorable para su desarrollo integral.

Frente a esta situación, los servicios de cuidado infantil se presentan como una alternativa para enfrentar el problema del cuidado de los menores y como un medio de trabajo conjunto (acciones de prevención y promoción familiar) entre la comunidad y el gobierno local. Debido al grado de abandono de la infancia en la zona de Lima Metropolitana por el trabajo de los padres de familia que habitan en los tugurios de la ciudad antigua -centro de Lima- se crea el Programa Cunas Municipales, como una acción de servicio social a la comunidad.

Objetivo general:

Brindar atención y protección integral complementaria en relación con la alimentación, educación, atención psicológica y social a niños menores de 6 años, cuyos padres laboran fuera del hogar.

Objetivo específico:

Propiciar la creación de servicios de cuidado infantil autogestionarios, prioritariamente en zonas urbano-marginales.

Areas de trabajo:

Trabaja en las áreas de salud, nutrición y educación inicial.

Población y cobertura:

El programa está dirigido a niños y niñas menores de 6 años que viven en condiciones de extrema pobreza y/o en circunstancias especialmente difíciles de sectores urbano-marginales.

Metodología:

Los programas responden a problemáticas identificadas. La admisión de los niños es anual, por un proceso de selección al iniciar el año. Se evalúan trimestralmente las acciones desarrolladas para hacer los ajustes necesarios, de acuerdo a los recursos con que se cuente. Participa un equipo interdisciplinario conformado por 3 administradoras, 1 psicólogo, 1 asistente social, 1 nutricionista; 35 auxiliares de niños; personal de servicio; 12 profesoras de educación inicial que pertenecen al Ministerio de Educación. No participa la familia ni la comunidad en el desarrollo de las acciones.

Recursos económicos:

Cuenta con aquellos recursos que el Gobierno Local está en capacidad de brindarle y con las donaciones que recibe.

Capacitación:

Se capacita a los promotores en conocimientos básicos para el desarrollo del programa, eventualmente se hace capacitación con los padres de familia.

Evaluación:

El programa hace evaluación de tipo costo/beneficio.


Índice de Países | Siguiente País
Atención integral a la primera infancia
| Contactar | Página inicial OEI |