Aceder a documento
Noticias

Documento final

Documento inicial

Consejo Asesor

IESME

Estudio de costes

Congreso 2010

Reflexiones

Datos y cifras

Colección de libros

Foros de debate
5

Descargar libro completo

Foro: Evaluación de la Educación

La evaluación se ha convertido hoy en día en un instrumento indispensable para pilotar el desarrollo de los sistemas educativos y para valorar el impacto de las políticas de mejora de la educación puestas en práctica. Desde este punto de vista, resulta lógico que ocupe un lugar destacado en el conjunto de la propuesta de Metas 2021.

El documento Metas educativas 2021 no incluye ninguna meta general ni específica que tenga como propósito impulsar los procesos de evaluación. Pero eso no quiere decir que no se le conceda importancia. El motivo que lo explica consiste en el carácter instrumental que la evaluación debe tener.

En efecto, no tiene sentido evaluar por el simple hecho de evaluar, sino que debemos hacerlo para mejorar nuestra acción y valorar sus resultados. Evaluamos a los alumnos para planificar y desarrollar mejor los procesos de enseñanza y aprendizaje que desarrollamos en las aulas. Evaluamos a las escuelas para lograr que funcionen mejor y más eficazmente y para conseguir que ofrezcan las condiciones que favorecen un aprendizaje de calidad. Evaluamos al profesorado para incentivarle en su desarrollo profesional y promover las buenas prácticas docentes. Evaluamos, en fin, el sistema educativo para valorar la adecuación, la pertinencia y la eficacia de las políticas educativas que impulsamos. En suma, evaluamos para mejorar, no por rutina o por el mero gusto de evaluar.

Así concebida, es normal que las referencias a la evaluación aparezcan en distintos lugares del documento de Metas 2021. Por ejemplo, el Programa de mejora de la educación incluye entre sus metas la de “Fomentar la evaluación integral de las escuelas”, entre sus estrategias las de “Desarrollar modelos integrales de evaluación de los sistemas educativos y de las escuelas” y “Colaborar en las evaluaciones internacionales que se aplican en países de la región”, y entre sus líneas de acción las de “Elaborar y difundir modelos de evaluación y de supervisión de las escuelas y del profesorado” y “Contribuir a la difusión, análisis e interpretación de las evaluaciones internacionales”. El Programa de alfabetización y educación a lo largo de la vida incluye entre sus líneas de acción “Elaborar un sistema para el seguimiento y evaluación del cumplimiento de los objetivos nacionales y regionales en materia de alfabetización y educación a lo largo de la vida”. El Programa para el desarrollo profesional de los docentes incluye entre sus estrategias “Acompañar los procesos de evaluación del profesorado que los países desarrollen”. El Programa de educación artística, cultura y ciudadanía incluye entre sus líneas de acción el “Apoyo a los procesos de evaluación de los países de la región sobre la situación de la educación artística o sobre las competencias de los alumnos en este campo”. Y el Programa de dinamización del espacio iberoamericano del conocimiento incluye entre sus líneas de acción “Reforzar el funcionamiento de RIACES y su colaboración con las organizaciones nacionales de acreditación y evaluación de la calidad de la educación superior”.

En conjunto, como puede apreciarse, la evaluación recibe una atención especial en el proyecto de las Metas 2021. En consecuencia, parece necesario abrir un foro de debate sobre dicho tema, aunque su tratamiento sea transversal y no esté ligado a una meta concreta. Se invita a todas las personas que puedan tener interés en el asunto a enviar sus propuestas y comentarios, que pueden versar tanto sobre los objetivos generales y las funciones de la evaluación para la mejora de la educación, como sobre los enfoques, propósitos y aplicaciones de la evaluación en cualquiera de los campos mencionados.

 

Foro cerrado puede mandar sus aportes por medio de Reflexiones

147 comentarios recibidos


  • Evaluación como sistema
    enviado por Elizabeth Quinteros Hijar el 17 de julio de 2009

    Ciertamente, hoy en día hablar de evaluación en el ámbito educativo, genera una serie de reflexiones y críticas. Y desde mi punto de vista, en muchos países de la región, aún no se ha generado una cultura evaluativa, lo que evidencia una fuerte necesidad de ser abordada desde las políticas educativas. Los nuevos enfoques curriculares que se vienen implementando mediante los currículos en las instituciones educativas, requieren disponer de un sistema de evaluación que articule los distintos niveles de la educación básica, además de una adecuada planificación; coherente con los propósitos educacionales, pertinente y eficaz a las metas previstas. Ello implica que todos los agentes educativos, asuman la evaluación como un proceso permanente de recojo de información que sirve para lograr aprendizajes de calidad. Ello implica un cambio de actitud sobretodo en docentes, lo cual deberá llevar a un proceso de reflexión acerca de la práctica pedagógica, con el propósito de ir generando nuevas estrategias para aprender y nuevas formas de evaluar basada en indicadores acordes con los propósitos educacionales.

    A nivel de decisores, es importante dinamizar el sistema nacional de evaluación, acreditación y certificación de calidad que movilice a las instituciones educativas de efectuar procesos de autoevaluación mediante procesos de reflexión y acción.


  • Una evaluación más justa
    enviado por Marisa Yvone Nozeret el 15 de julio de 2009

    Los docentes seguimos viendo a la evaluación no como un proceso, sino como el instrumento que nos permite medir cuanto aprendió el alumno,el cual es castigado en algunos casos o premiado en otros, sin revisar a través de la misma nuestras capacidades y comportamiento como educadores. Si examinaramos los conocimientos impartidos,las posibilidades de apropiación que brindamos,las herramientas que pusimos a disposición del alumno, nuestra creatividad y muestra actitud, podremos hablar de un sistema de evaluación justo y acorde a los sistemas educativos actuales.


  • La evaluación en la educación: su papel en una visión ideal de ésta en el 2021
    enviado por Sonia Moquillaza el 13 de julio de 2009

    Una de las palabras más utilizadas en los últimos años en el Perú, pero que cada vez convence menos es la famosa evaluación. En el Perú a nivel de Estado, prácticamente se usa tanto para procesos como para propósitos. En los primeros ella debe ser indispensable, permanente, transparente y comprendiendo indicadores progresivos y resultados exitosos en lapsos predeterminados. Aquí la evaluación llegaría a ser un instrumento o herramienta fundamental, siempre y cuando se repare en que es de máxima importancia la forma de hacerla. Esta debe salir como producto de las mejores mentes que deben ser guiadas por los más elevados principios, previo concurso de méritos que las seleccione. Entre tales mentes responsables de construir la forma de evaluar, no pueden dejar de estar presentes los mejores (también por méritos) representantes de los que van ser evaluados. Sólo así es posible entender y hacer propia la evaluación, es decir, cuando está al servicio de un fin trascendente o visión positiva compartida a futuro, y que con sus propias características, actúe sobre cualquier actividad humana.

    De manera específica, la evaluación en la educación solo la podemos entender en el sentido expresado en nuestro primer párrafo: en su papel fundamental e imprescindible para una visión ideal hacia el progreso del Perú de cara al 2021. El reto será cómo a partir de hoy ya empezamos a construirlas – visión y evaluación - a pesar de que no estamos en el mejor de los momentos.


  • expectativas para el 2021
    enviado por Estela Gladys Gioia el 13 de julio de 2009

    Soy Profesora universitaria en el nivel medio y básico en a las asignaturas (Física y Química). Observo que las metas que se proponen eran las mismas que para el 2010 ¿Por qué todo queda en el deseo? ¿Por qué cada vez la brecha es más grandes entre los analfabetos y no analfabetos? Yo creo que es por la corrupción, el mal uso de los recursos, y no lo digo por mi país Argentina, sino en todo el mundo. Mi propuesta es para el capítulo 4 Los desafíos de la Educación Iberoamericana.
    - Que se construyan edificios escolares, pero que los puestos de trabajo sea con gente idónea y en la cantidad necesaria.
    - Qué cada alumno disponga en la escuela de una computadora que se le asigne, que la pueda usar extraescolarmente mientras esté abierta la escuela (la mayoria de los alumnos no tiene computadora en su hogar).
    - Que cada escuela tenga internet con banda ancha a cargo del Ministerio De Ciencia y Técnica y no acargo de cooperadoras escolares
    - Qué cada escuela tenga bibliotecario, ayudante de laboratorio y engargados de multimedios. Psicopedagoga y Asistente Social En el capitulo 6 lo más importante me parece INVERTIR MAS E INVERTIR MEJOR, que sea comprobable


  • La evaluación en la educación
    enviado por Margarita Euán el 12 de julio de 2009

    El significado de la Evaluación en la educación

    Desafortunadamente aún en nuestro País ( México) existen muchos maestros tradicionalistas que ven la evaluación como el mero proceso de asignar una calificación aprobatoria o no, sin darle valor a todo el proceso y al hecho del aprendizaje en sí, en el nivel medio superior donde me desempeño en especifíco en el subsistema Dgeta , a pesar de que estamos inmersos en la Reforma Integral del bachillerato tecnológico y que el cuerpo colegiado de la academia pone interés en el proceso evaluativo son muchos los docentes a los que poco o nada les importa el proceso educativo y mucho menos la evaluación en sí, debe integrarse en alguna parte de los compromisos calificativos para el maestro la capacitación en Evaluación y en verificar que efectivamente se lleve a cabo el proceso.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Fabio Iván Moreno Orduz el 11 de julio de 2009

    Bogotá, Colombia Julio 11 de 2009 Fabio Iván Moreno Orduz Saludo a tod@s. Gracias a la OEI por facilitar a través de este medio el intercambio de ideas , opiniones, conceptos y posturas frente a este delicado tema de la evaluación educativa y se quiere especificar evaluación de los aprendizes que nos convoca a todos los docentes del mundo pero especificamente a los integrantes o miembros de los paises que hacen parte de la OEI. Hoy hablar de evaluación, es conovocarnos a formularnos las preguntas esenciales que este concepto invoca por su naturaleza polisemica: ¿qué entendemos por evaluación? significa lo mismo evaluación qué evaluar, qué medir y qué valorar? ¿Cuáles son las funciones qué debe cumplir la evaluación?¿qué características debe tener, apropiar y desarrollar un sistema institucional de evaluación? ¿Qué se evalúa y para qué se evalúa? ¿Por qué debe evaluarse?,¿ cuándo debe evaluarse? ¿quiénes deben evaluar? ¿con qué procedimientos, estrategias e instrumentos debe aplicarse el proceso evaluativo? ¿qué objetos deben evaluarse en la la escuela?¿quién sistematiza, divulga y toma las decisiones en la escuela frente a los resultados que arroje el proceso evaluativo? ¿quiénes determinan los fundamentos teóricos, metodológicos y conceptuales que subyacen a cada propuesta evaluativa?, así podría continuarse con la formulación de un sinnúmero de preguntas que por su puesto están vinculadas directamente al tema que desarrolla este foro y que tiene tantas vertientes como miradas para su análisis. De hecho hay elementos que la calidad educativa determinan para que un sistema evaluativo sea de calidad o por lo menos que tienda a ello. De estos elementos que debe tener un sistema institucional de evalución para que sea catálogado como de calidad bien pueden mencionarse: la contextualización, la pertinencia,la objetividad, la coherencia, la continuidad, la integralidad,la participación, la cohesión, la sostenibilidad, la ética, la autoevaluación y la coevaluación. Siendo que la evaluación es un medio que busca un fin, pero no es el fin si mismo, daría a otra pregunta: ¿conocen los miembros de la comunidad educativa que propósitos persigue la evaluación que se aplica en cada una de sus escuelas?, por lo menos los estudiantes y los profesores deben tener absoluta claridad sobre este asunto, ya que gran parte del tiempo que se usa en las escuelas hoy en día está dedicado a los procesos evaluativos y a sus consecuencias. Actualmente Colombia a través del Ministerio de Educación Nacional delegó en cada escuela y colegio de la educación Básica(Primaria y Secundaria hasta grado 9) y Educación Media (grados 10 y 11), la construcción, diseño y aplicación de su propio sistema institucional de evaluación. Desde el mes de Abril de 2009 que se reglamentó esta nueva tarea para las institcuiones educativas, las comunidades educativas respectivas han venido analizando, discutiendo y definiendo acuerdos sobre el tema y avanzando en la elaboración de la propuesta evaluativa que se pondrá en marcha para el próximo año lectivo a iniciarse en el mes de Enero de 2010.

    De otra parte, las instituciones escolares antes de formular A, B o C modelo evaluativo han empezado a dedicar un tiempo a pensar y deconstruir su historia sobre las prácticas evaluativas, realizar valoraciones sobre las mismas, levantar un estado del arte para saber que se ha hecho bien, que debe transformarse y definitivamente que debe desaparcer de los espacios educativos como prácticas de evaluación e incluir todos aquellos elementos de innovación e investigación que enriquezcan el quehacer de los docentes y de todos los actores que influyen directa o indirectamente en los procesos evaluativos de las instituciones escolares. Aquí han empezado por realizar un diagnóstico o una caracterización que permita tomar una primera decisión sobre fortalezas y debilidades que tienen las instituciones y que les persmite asegurar con claridad que de ninguna manera iniciaran a formular su propuesta paratiendo de cero. Además debe pensarse que no solamente se evalúan los procesos de aprendizaje de los estudiantes, sino que deben evaluarse otros aspectos que son de suma importancia para la vida de la escuela y para la tarea que desarrolla como son los materiales educativos, pedagógicos y didácticos que se usan en el desarrollo de las clases, la incorporación de las TICS a los procesos educativos y a las prácticas y aprendizajes de maestros y estudiantes,los tiempos escolares dedicados curricular y extracurricularmente, las actividades extracurriculares, los proyectos transversales, el currículum, la estructura curricular, los contenidos que se llevan al aula y los criterios con qué fueron seleccionados,las estrategias metodológicas y didácticas que son propias de cada disciplina y que cada docente debe aplicar al interactúar con sus estudiantes, la convivencia y el comportamiento,la capacidad discursiva y argumentativa que se tiene frente a la solución de los conflictos escolares, las relaciones profesionales, pedagógicas e interpersonales que se dan producto del trabajo que se desarrolla en la escuela, los servicios que ofrece la escuela complementarios y de apoyo a la labor docente y que mejoran las condiciones de los estudiantes en el desarrollo de sus procesos formativos, las funciones de las coordinaciones de convivencia, académica, servicio de orientación y rectoría, los espacios fisicos y mobiliario que disfrutan los estudiantes para hacer placentera su estadia, su vida en la escuela y propician ambientes de aprendizaje verdaderamente significativos, las zonas de recreación, esparcimiento y uso del tiempo libre, los servicios de cafetería, secretaria, almacén, pagaduría y biblioteca y que afectan la vida escolar y educativa,las aulas especializadas y debidamente dotadas que son factores determinantes en la mejora de la calidad educativa y de todos los procesos que desarrolla la escuela,las prácticas educativas de los maestr@s, la formación de los maestr@s y en consecuencia evaluar la calidad de los programas académicos que forman a los maestr@s colombian@s. De esta manera las instituciones educativas de Colombia han empezado un ejercicio riguroso de evaluar sus propias prácticas evaluativas para poder tomar las mejores decisiones en esta nueva tarea que el legislador le ha encomendado. Esto conlleva a evaluar las políticas y lineamientos trazados en materia evaluativa por las Secretarias de educación departamentales, municipales, distritalesy por supuesto al Ministerio de Educación Nacional con toda su política y el sistema nacional de evaluación que son ellos los que los diseñan en muchos casos desatendiendo las realidades regionales, locales o municipales y en contravia de las necesidades, expectativas e intereses de las propias comunidades. Es decir que es susceptible de hacer una evaluación al propio sistema evaluativo nacional, para saber cómo estamos frente a nosotros mismos a nivel nacional y frente a los demás países y tomar las decisiones acertadas del caso y qué necesariamente indicarían mayor y mejor presupuesto e inversión en educación, entre otros aspectos, para de esa manera poder compararnos realmente frente a los sistemas educativos y particularmente evaluativos de otras naciones y así poder participar en condiciones dignas en las pruebas estandarizadas de caracter internacional y mejorar la calidad educativa de nuestra nación.


  • ¿Evaluación educativa?
    enviado por Fausto Aguirre el 10 de julio de 2009

    ¿EVALUACIÓN DE LA EDUCACIÓN?

    FAUSTO AGUIRRE fausto.aguirre60@gmail.com

    Sí, y enfáticamente; empero es necesario que los 'ministros de educación', responsables de las políticas educativas de cada uno de los países en los cuales, desde la burocracia, supuestamente coordinan el desarrollo de la educación, es necesario que ellos sepan, conozcan, vivan qué mismo es la educación. No quiero generalizar, sin embargo la burocracia que está al frente del 'aparato' educativo de los países, confunde con el auténtico aparato ideológico del Estado, tergiversando lo que a su tiempo teorizaran Karl Marx -en el s. XIX, allá un poco distante-, o más próximo a nosotros Louis Althusser -s. XX-. Para la burocracia educativa se toma a un agente de la educación, al magisterio, por ejemplo, simplemente como voto para efectos de sufragios electoreros. Como continuidad de esa burocrática fe ciega se sostiene que la evaluación es una suerte de examen. Entonces, el magisterio que es el profesional abandonado de las atenciones de preparación, capacitación gubernamental, desarrolla un temor no calificable al concepto o prueba de examen como modo o estructura evaluatoria.

    Hablo desde Ecuador: el miedo del que hablé atrás, es lo que vive el magisterio, en donde, con el grupo clasista incorporado desde la UNE [Unión Nacional de Educadores] ha creado la oposición al régimen, porque si el profesor reprueba por dos ocasiones su intento de examen, automáticamente será despedido de las filas del magisterio. El profesor enfrenta una defensa de la economía que sostiene a su familia.

    Yo soy partidario de la evaluación, porque el más modesto de los educadores conoce que su función, su misión es ayudar al destinatario de la educación, comprometer su acción para luchar por el desarrollo, ingresar en los raíles del progreso, luchar contra la ignorancia y el analfabetismo, concienciar por el valor del ser humano en sí, celebrar su participación e integración humano-social como el mejor de los agentes de los cambios y transformaciones.

    Cuántas reformas educativas se han imitado en el país. Por qué se destruyó o se negó la anterior. Se levantaron diagnósticos para instrumentar una reforma o un proceso experimental educativo. Se levantaron evaluaciones de por qué no surtieron efectos favorables las reformas educativas. Reformas van y reformas vienen, sin que haya una suerte del menor análisis para definir su validez o invalidez. En los países que buscan su desarrollo -como Ecuador- que no se parte de una estructura orgánica, en donde a los elementos fundamentales de los pueblos y sociedades no se los considere y no se desarrollen como políticas de Estado, nunca la educación aparecerá como el medio de solución que permita controlar in crescendo los desarrollos humanos llamados sostenibles.

    En mi país hay una experiencia, tal vez significativa: cuenta más del cuarto de siglo de su aplicación cuando se procedió a una 'llamada evaluación'. Se aplicó a niños de la educación básica un banco de preguntas en los ámbitos de la matemática y el lenguaje. La aplicación terminó con la tercera versión hace poco. Los resultados, como se dijo oportunamente, profesores y alumnos perdieron el año en lenguaje y matemáticas. ¡Bien por las pruebas diagnósticas! La pregunta, frente a esto: ¿Qué han hecho los regímenes que han pasado por la primera silla de los ecuatorianos por superar aquellos resultados? ¿Qué entienden por educación? ¿Qué entienden por calidad educativa? ¿Qué entienden por reforma de la educación? ¿Qué entienden por evaluación educativa? ¿Cuándo deben hacer la evaluación educativa? ¿Para qué deben hacer una evaluación? ¿En qué ámbitos se debe practicar o hacer la evaluación educativa?

    Considero que el más modesto de los profesores conoce que su responsabilidad es ayudar el desarrollo humano-social del destinatario de la educación, luchar por su integración en oposición a la marginalidad, ingresar positivamente a los caminos del desarrollo, buscar, generación tras generación, el bienestar de la comunidad, entre otras cosas. Luego de esto probar o probarse de que sí fue capaz de lograrlo -es decir evaluarse-. No se educa para tomar un examen. Se educa para enseñar a ayudar a vivir y para convertirlo -al destinatario- en elemento positivo de la sociedad.

    Como educador, me convierto en dueño de sus ideas. "[.] El motivo que lo explica consiste en el carácter instrumental que la evaluación debe tener [.]. En efecto, no tiene sentido evaluar por el simple hecho de evaluar, sino que debemos hacerlo para mejorar nuestra acción y valorar sus resultados. Evaluamos a los alumnos para planificar y desarrollar mejor los procesos de enseñanza y aprendizaje que desarrollamos en las aulas. Evaluamos a las escuelas para lograr que funcionen mejor y más eficazmente y para conseguir que ofrezcan las condiciones que favorecen un aprendizaje de calidad. Evaluamos al profesorado para incentivarle en su desarrollo profesional y promover las buenas prácticas docentes. Evaluamos, en fin, el sistema educativo para valorar la adecuación, la pertinencia y la eficacia de las políticas educativas que impulsamos. En suma, evaluamos para mejorar, no por rutina o por el mero gusto de evaluar".

    Pregono con ellas, con esas ideas, y ahora que se vive una suerte de crisis entre 'ministerio' y 'magisterio' invoco que la evaluación no es la mala, sino el mecanismo y la forma de su aplicación. Para terminar, como se sostiene en su artículo editorial, la educación es toda una fórmula o una estructura muy compleja. En tanto se quiere, como educadores, auspiciar la llamada calidad de educación, se

    debe tratar con todos los frentes sociales del entorno próximo y distante del destinatario de la educación y no mostrar las espaldas a ninguno de ellos.

    FAUSTO AGUIRRE fausto.aguirre60@gmail.com

    Universidad Técnica Particular de Loja Loja-ECUADOR


  • ¿Evaluación educativa?
    enviado por Fausto Aguirre el 10 de julio de 2009

    ¿EVALUACIÓN DE LA EDUCACIÓN?

    FAUSTO AGUIRRE fausto.aguirre60@gmail.com

    Sí, y enfáticamente; empero es necesario que los 'ministros de educación', responsables de las políticas educativas de cada uno de los países en los cuales, desde la burocracia, supuestamente coordinan el desarrollo de la educación, es necesario que ellos sepan, conozcan, vivan qué mismo es la educación. No quiero generalizar, sin embargo la burocracia que está al frente del 'aparato' educativo de los países, confunde con el auténtico aparato ideológico del Estado, tergiversando lo que a su tiempo teorizaran Karl Marx -en el s. XIX, allá un poco distante-, o más próximo a nosotros Louis Althusser -s. XX-. Para la burocracia educativa se toma a un agente de la educación, al magisterio, por ejemplo, simplemente como voto para efectos de sufragios electoreros. Como continuidad de esa burocrática fe ciega se sostiene que la evaluación es una suerte de examen. Entonces, el magisterio que es el profesional abandonado de las atenciones de preparación, capacitación gubernamental, desarrolla un temor no calificable al concepto o prueba de examen como modo o estructura evaluatoria.

    Hablo desde Ecuador: el miedo del que hablé atrás, es lo que vive el magisterio, en donde, con el grupo clasista incorporado desde la UNE [Unión Nacional de Educadores] ha creado la oposición al régimen, porque si el profesor reprueba por dos ocasiones su intento de examen, automáticamente será despedido de las filas del magisterio. El profesor enfrenta una defensa de la economía que sostiene a su familia.

    Yo soy partidario de la evaluación, porque el más modesto de los educadores conoce que su función, su misión es ayudar al destinatario de la educación, comprometer su acción para luchar por el desarrollo, ingresar en los raíles del progreso, luchar contra la ignorancia y el analfabetismo, concienciar por el valor del ser humano en sí, celebrar su participación e integración humano-social como el mejor de los agentes de los cambios y transformaciones.

    Cuántas reformas educativas se han imitado en el país. Por qué se destruyó o se negó la anterior. Se levantaron diagnósticos para instrumentar una reforma o un proceso experimental educativo. Se levantaron evaluaciones de por qué no surtieron efectos favorables las reformas educativas. Reformas van y reformas vienen, sin que haya una suerte del menor análisis para definir su validez o invalidez. En los países que buscan su desarrollo -como Ecuador- que no se parte de una estructura orgánica, en donde a los elementos fundamentales de los pueblos y sociedades no se los considere y no se desarrollen como políticas de Estado, nunca la educación aparecerá como el medio de solución que permita controlar in crescendo los desarrollos humanos llamados sostenibles.

    En mi país hay una experiencia, tal vez significativa: cuenta más del cuarto de siglo de su aplicación cuando se procedió a una 'llamada evaluación'. Se aplicó a niños de la educación básica un banco de preguntas en los ámbitos de la matemática y el lenguaje. La aplicación terminó con la tercera versión hace poco. Los resultados, como se dijo oportunamente, profesores y alumnos perdieron el año en lenguaje y matemáticas. ¡Bien por las pruebas diagnósticas! La pregunta, frente a esto: ¿Qué han hecho los regímenes que han pasado por la primera silla de los ecuatorianos por superar aquellos resultados? ¿Qué entienden por educación? ¿Qué entienden por calidad educativa? ¿Qué entienden por reforma de la educación? ¿Qué entienden por evaluación educativa? ¿Cuándo deben hacer la evaluación educativa? ¿Para qué deben hacer una evaluación? ¿En qué ámbitos se debe practicar o hacer la evaluación educativa?

    Considero que el más modesto de los profesores conoce que su responsabilidad es ayudar el desarrollo humano-social del destinatario de la educación, luchar por su integración en oposición a la marginalidad, ingresar positivamente a los caminos del desarrollo, buscar, generación tras generación, el bienestar de la comunidad, entre otras cosas. Luego de esto probar o probarse de que sí fue capaz de lograrlo -es decir evaluarse-. No se educa para tomar un examen. Se educa para enseñar a ayudar a vivir y para convertirlo -al destinatario- en elemento positivo de la sociedad.

    Como educador, me convierto en dueño de sus ideas. "[.] El motivo que lo explica consiste en el carácter instrumental que la evaluación debe tener [.]. En efecto, no tiene sentido evaluar por el simple hecho de evaluar, sino que debemos hacerlo para mejorar nuestra acción y valorar sus resultados. Evaluamos a los alumnos para planificar y desarrollar mejor los procesos de enseñanza y aprendizaje que desarrollamos en las aulas. Evaluamos a las escuelas para lograr que funcionen mejor y más eficazmente y para conseguir que ofrezcan las condiciones que favorecen un aprendizaje de calidad. Evaluamos al profesorado para incentivarle en su desarrollo profesional y promover las buenas prácticas docentes. Evaluamos, en fin, el sistema educativo para valorar la adecuación, la pertinencia y la eficacia de las políticas educativas que impulsamos. En suma, evaluamos para mejorar, no por rutina o por el mero gusto de evaluar".

    Pregono con ellas, con esas ideas, y ahora que se vive una suerte de crisis entre 'ministerio' y 'magisterio' invoco que la evaluación no es la mala, sino el mecanismo y la forma de su aplicación. Para terminar, como se sostiene en su artículo editorial, la educación es toda una fórmula o una estructura muy compleja. En tanto se quiere, como educadores, auspiciar la llamada calidad de educación, se debe tratar con todos los frentes sociales del entorno próximo y distante del destinatario de la educación y no mostrar las espaldas a ninguno de ellos.

    FAUSTO AGUIRRE fausto.aguirre60@gmail.com

    Universidad Técnica Particular de Loja Loja-ECUADOR


  • CONSIDERACIONES SOBRE LA EVALUACIÓN EDUCATIVA
    enviado por Felipe Martínez Rizo el 8 de julio de 2009

    Por complejas razones que tienen que ver con la demografía, la herencia colonial, la ancestral desigualdad, entre otras, los sistemas educativos de los países de Iberoamérica suelen presentar rezagos considerables en relación con los de los países altamente industrializados. Los retos que presenta la globalizada sociedad del conocimiento del siglo XXI hacen más preocupantes esos rezagos, y llevan a que se emprendan esfuerzos nuevos y considerables por superarlos, como el que se plasma en las metas que los países planean adoptar en la perspectiva de los bicentenarios.

    Para que las metas no se queden en buenos deseos es necesario, entre otras cosas, contar con un sistema de monitoreo confiable; una buena evaluación, en efecto, puede ser un elemento valioso para sustentar esfuerzos de mejora. Conviene destacar, sin embargo, que no cualquier evaluación es adecuada para tan loable propósito. Hoy es frecuente, de hecho, constatar que la evaluación adopta formas que pueden tener consecuencias negativas graves para la calidad. En particular, la evaluación no debe reducirse a la aplicación de pruebas de rendimiento en gran escala; se necesitan otros acercamientos para evaluar todas las dimensiones de la calidad de un sistema educativo, que hay que comenzar por tener claras. En concreto, esas dimensiones se pueden expresar diciendo que un sistema educativo será de buena calidad si y sólo si:

    • Establece un currículo que responda a las necesidades de los alumnos y de la sociedad. (Pertinencia y Relevancia)
    • Logra que la más alta proporción posible de destinatarios acceda a la escuela, permanezca en ella hasta el final del trayecto y egrese alcanzando los objetivos estipulados. (Eficacia)
    • Consigue que los aprendizajes sean asimilados en forma duradera, de manera que se reflejen en sociedades más prósperas, democráticas y cultas. (Impacto)
    • Cuenta, para lo anterior, con recursos humanos y materiales suficientes (Suficiencia), y los aprovecha de la mejor manera, evitando despilfarros y derroches. (Eficiencia).
    • Considera la desigual situación de alumnos y escuelas, y ofrece apoyos a quienes lo requieren, para que los objetivos sean alcanzados por el mayor número posible. (Equidad).

    Además, evaluar es más que medir: exige comparar el resultado de la medición con un punto de referencia que establezca lo que debería haber, para llegar a un juicio sobre lo aceptable o no de la situación observada. Por ello una buena evaluación debe caracterizarse por varios rasgos:

    • Carácter comprensivo de la conceptualización que la sustente, que deberá atender todas las dimensiones de la calidad.
    • Alto nivel técnico de las mediciones en que se base, para garantizar confiabilidad y validez.
    • Pertinencia de los parámetros que se definan para contrastar con ellos los resultados de la medición, de manera que las comparaciones tengan sentido.
    • Mesura de los juicios de valor derivados de contrastar mediciones y parámetros, que eviten excesos triunfalistas o derrotistas y tengan siempre en cuenta la equidad.
    • Inclusión de estudios explicativos, buscando no sólo describir la situación, sino también detectar los factores que inciden en ella, para tener bases sólidas para sustentar decisiones.
    • Amplitud, oportunidad y transparencia de la difusión de resultados, que llegue a todos los interesados, en versiones adecuadas a las características de cada uno, para que se use.

    Tres puntos a tener en cuenta para diseñar sistemas de evaluación adecuados:

    • La complejidad del sistema educativo

    Aún en países pequeños, los sistemas educativos atienden a miles de alumnos, con muchos profesores y escuelas. Además del rendimiento de los alumnos hay que evaluar otros elementos como el currículo, los maestros y directivos, los planteles y el sistema educativo como tal.

    • Los propósitos de la evaluación

    La evaluación no es fin, sino medio que cobra sentido en función del propósito de contribuir a mejorar la educación. Derivados de ese objetivo general hay otros particulares, todos los cuales deberán contribuir a la mejora. La explicitación de los propósitos es importante si se tiene en cuenta un principio básico para el desarrollo de un sistema de evaluación: que cada propósito implica un diseño, ya que ningún acercamiento puede dar resultados válidos y confiables para cualquier fin. El uso inapropiado de cualquier instrumento puede tener efectos negativos, contrarios al propósito básico de que la evaluación favorezca la mejora de la educación.

    • Las características de acercamientos e instrumentos

    A la par con el propósito particular que se persiga, se deberán tener en cuenta las características de cada tipo de evaluación, ya que cada tipo tiene pros y contras, exigencias y costos propios, que lo hacen apropiado para ciertos propósitos y no para otros.
    Sobre la necesidad de un sistema de evaluación integral

    Como ningún acercamiento puede dar cuenta por sí solo de la calidad del sistema educativo, hay que pensar en un conjunto de acercamientos, que constituyan un sistema de evaluación, y que consigan atender todas las dimensiones de la calidad y todos los aspectos relevantes del sistema educativo. Los siguientes son algunos de los componentes de un sistema de evaluación rico:

    • Subsistema de evaluación de alumnos

    Valorar integralmente el desempeño de un solo alumno implica considerar todas las áreas del currículo; aspectos cognitivos y no cognitivos; el rendimiento al final del ciclo, al inicio y a lo largo del mismo; los factores que favorecen u obstaculizan el avance, etc. Una evaluación así sólo puede ser bien hecha por un buen docente. La evaluación de los maestros puede ser la más completa, pero sus resultados no pueden agregarse. Por ello las pruebas estandarizadas aportan algo que los maestros no pueden: la posibilidad de comparar grandes grupos en forma confiable; pero no pueden sustituir al maestro en la evaluación integral de los alumnos. Las pruebas en gran escala deben complementar las evaluaciones del maestro, no sustituirlas.

    • Subsistema de evaluación de maestros

    La valoración integral de la calidad de un maestro sólo podrá resultar del contacto amplio de un profesional competente con el evaluando, para reunir evidencias sólidas de su desempeño. Esa persona debe ser el director de escuela. Los resultados de una prueba estandarizada pueden ser útiles para la evaluación de maestros, pero por sí solos no son suficientes, por los numerosos factores que inciden en el rendimiento escolar. La aplicación de pruebas a los docentes, si se cuida la validez, aporta elementos valiosos, aunque no capta dimensiones básicas de la práctica docente, que sólo puede apreciarse con acercamientos inviables en gran escala. Por ello la evaluación de docentes implica el uso de técnicas como los portafolios de evidencias, así como la intervención de directores y supervisores.

    • Subsistema de evaluación de escuelas

    La valoración integral de la calidad de una escuela sólo puede resultar de un cuidadoso y amplio contacto con el plantel por parte de un profesional capaz de observar, registrar, sistematizar y valorar evidencias de las múltiples facetas de la calidad educativa en ese nivel. Los sistemas educativos suelen contar para ello con los supervisores. Reducir la evaluación de la calidad de las escuelas a ordenamientos basados en los resultados de pruebas, sin tener en cuenta otros elementos y sin asegurar la confiabilidad y validez de los resultados, es inapropiado y lleva a distorsiones perniciosas.

    Conclusión

    Para atender todos los aspectos de la calidad de un sistema educativo, un sistema de evaluación no deberá limitarse a pruebas estandarizadas, sino que deberá incluir acercamientos que atiendan diversos aspectos del sistema educativo.

    • Siendo el aprendizaje el propósito general de la educación, la importancia de la evaluación de alumnos no puede minimizarse, pero es necesario recordar que la más importante es la que hacen los maestros en el aula; las pruebas en gran escala pueden ser valiosas si se les concibe como complemento del trabajo de los maestros, y como herramientas para tener información agregable y comparable del sistema educativo en general, y teniendo cuidado de no tomar decisiones basadas sólo en sus resultados, cuando no haya bases para ello.
    • Dado el papel clave del maestro en la calidad, la evaluación de la docencia es fundamental para la mejora educativa, bien hecha y combinada con programas de formación inicial y en servicio, perfiles deseables, apoyos y estímulos.
    • La evaluación de escuelas es también importante, porque la mejora de la calidad del sistema pasa por la mejora en cada aula de cada plantel; por ello la transformación de la dinámica de funcionamiento de cada escuela es esencial, y una buena evaluación puede ayudar.
    • La evaluación del sistema educativo como tal, además de agregados de las evaluaciones de alumnos, maestros y escuelas, implica el uso de indicadores construidos con las estadísticas educativas y sociales, en relación con los objetivos de las políticas educativas. No deben dejar de evaluarse aspectos como la cobertura y la eficiencia terminal, así como el contexto socioeconómico y cultural, además de aspectos usualmente descuidados como la equidad. Los indicadores de las Metas 2021 son un ejemplo de ello.

    La discusión de las metas que se propone adoptar en el marco de los bicentenarios es un marco apropiado para reflexionar sobre los rasgos que deben tener los sistemas de evaluación de nuestros países, para que contribuyan eficazmente al logro de tan ambiciosos propósitos.
    En particular se subraya que las evaluaciones en gran escala de alumnos, maestros o escuelas, y del sistema educativo como tal, deberán verse como complemento, y no como sustituto, de las evaluaciones en pequeña escala que deben hacer maestros, directores y supervisores. Junto con los padres de familia y, desde luego, los alumnos mismos, todos ellos son actores fundamentales para el logro de la calidad educativa, incluyendo entre sus tareas la de hacer bien la evaluación que corresponde a cada uno.
    Además de servir para monitorear los avances que se hagan en el camino del cumplimiento de las Metas 2021, un buen sistema de evaluación deberá verse como un elemento permanente que, bien concebido e implementado, aportará siempre elementos valiosos para que alumnos, maestros, autoridades y padres de familia hagan mejor lo que corresponde a cada uno para que la educación sea de la mejor calidad posible.

    N. B. Para ampliar las ideas de este texto véase el Capítulo 2 de la obra Avances y desafíos en la evaluación educativa (Madrid, OEI-Santillana, 2009), coordinada por Elena Martín y Felipe Martínez Rizo.


    • CONSIDERACIONES SOBRE LA EVALUACIÓN EDUCATIVA
      enviado por ARTURO RIVERA A. el 10 de julio de 2009

      LA NECESIDAD DE EVALUAR NUESTRO SISTEMA EDUCATIVO.

      Consideramos al igual de Don Felipe Martinez Rizo, que cada vez se hace mas necesario invertir en evaluacion desde los sistemas educativos en America Latina.veamos algunas consideraciones;

      Primeramente, cada vez se aumenta la inversion en educacion en nuestros paises en America latina, no obstante, tambien se observa una paradoja, por un lado aumenta la inversion y por otro lado, disminuye la calidad de la educacion.los reportes nacionales de la mayoria de los paises no logran superar los rendimientos minimos exigidos por la sociedad actual. mas del 50% de los estudiantes latinoamericanos si aacaso llegan al nivel I de los niveles de desempeño de la Prueba SERCE, de la UNESCO, 2006.

      Se supone que la mayoria de los paises siguen sosteniendoo oy creciendo en la instalacion de Sistemas Nacionales de Evaluacion para evaluar la calidad de la educacion, no obstante, vemos pocos avances en los ultimos diez años en mejorar la calidad de los aprendizajes de nuesros alumnos.

      Consideramos que a pesar de los resultados, no podemos decir que no se ha avanzado. hace 10 años no podiamos decri que mas de la mitad de los paises latinoamericanos tenian sistemas de evaluacion, sino que 17 paises de America latina tenemos un sistema que viene realizando pruebas estandarizadas, con un continuo, administrando procesos cientificos de aplicacion y de analisis de resultados. en estos terminos podemos decir que la Region de america latina esta avanzando. debemos reconocer que la experiencia del laboratorio latinoamericano de evaluacion de la calidad de la educacion, la experiencia del proyecto PISA y otros, ha servido de mecanismos de aprendizaje a lo interno de los sistemas de evaluacion como lecciones aprendidas positvas, como es el caso de nuestro pais (Panama).

      Estamos seguro que en los proximos 10 años no vamos a estar pensando si es necesario evaluar extenamente a los estudiantes, sino que vamos a estar discutiendo como hacer uso adecuado de los resultados y como enfocar Planes de Mejora a partir de los resultados de las evaluaciones.


    • CONSIDERACIONES SOBRE LA EVALUACIÓN EDUCATIVA
      enviado por carmen el 12 de julio de 2009

      Hola Felipe, Me gusto mucho tu participación ya que hicistes un buen desglose de lo que debe ser una evaluacion de calidad.


  • Evaluacion en la Educacion para la certificacion de calidad (ISO u otros modelos de acreditacion educativos)
    enviado por Miguel Angel Soto Vidal - Director de Extension IPLA / Director FLC (...) el 7 de julio de 2009

    LA NORMA ISO 10.015 DE CAPACITACION Y FORMACION CONTINUA Y SU RELACION POSIBLE CON LA EDUCACION (¿EVALUACION REAL? ¿IN PROFUNDIS?.....)

    Sistemas de Calidad LLEGAN NUEVAS NORMAS PARA LA CAPACITACIÓN - EDUCACION

    Una nueva norma ISO, la 10.015, provee procedimientos para estandarizar y mejorar el proceso de entrenamiento y evaluacion de personal.

    Los sistemas de calidad más divulgados de la serie ISO, de la Organización Internacional de Normalización, abarcan la gestión de la producción, procesos de Calidad, Salud Ocupacional y el cuidado del medioambiente en las empresas.

    Algo menos conocida es la norma ISO 10.015, difundida a principios de 2000, que provee procedimientos para estandarizar y mejorar el proceso de entrenamiento de personal.(educacion Continua).

    "La necesidad de dictar esta norma surgió porque la ISO 9000 abordaba la capacitación en forma insuficiente. Se constituyó un equipo de expertos de diferentes países que durante cuatro años trabajó en el tema", explica Raymond Saner, director de la fundación Centro para el Desarrollo Socio Económico, que participó de ese comité como representante de Suiza.

    Junto a Lichia Saner-Yiu, presidente de la consultora Academy for Quality in Training and Education, con sede en Suiza, el experto dictó un seminario en Buenos Aires -organizado por DATUM, la Asociación de Desarrollo y Capacitación de la Argentina y la Fundación Unión de Centros Educativos-, donde se comentaron los alcances de esta nueva norma.

    De acuerdo a Saner, la norma permite que las empresas "definan claramente sus objetivos de capacitación, relacionados con las competencias de su personal y su estrategia de negocios; y a la vez, implementen un proceso de entrenamiento sistemático, eficiente y sustentable".

    "De esta manera las compañías pueden resolver sus necesidades de entrenamiento e impedir que, por un cambio de ejecutivos, se interrumpan políticas y programas de formación", continúa Saner.

    Hasta el momento, este sistema de gestión solo fue certificado -o están en proceso de hacerlo-por unas doce organizaciones de Suiza, China, Taiwán y Hong Kong que operan en rubros tan variados como alta tecnología, finanzas, producción automotriz y gobierno.

    El proceso incluye: definición de las necesidades de capacitación, diseño y planificación, implementación de la formación y "evaluación de resultados".

    Las grandes, primero

    Aunque no es excluyente, en general las grandes empresas son las principales interesadas en incorporar este sistema, ya que tienen mayor cantidad de empleados y un área interna específica de capacitación.

    "Si bien no es necesario que la gerencia de Capacitación esté separada de RR.HH., las actividades de formación no deben realizarse en forma aislada o esporádica, sino que deben estar concebidas dentro de la estrategia de la compañía", explica Lichia Saner-Yiu.

    Según la especialista, las empresas deben cumplir ciertos requisitos para comenzar a implementar la norma. "Deben tener definidos formalmente las características de los puestos de trabajo, las competencias y perfiles", apunta.

    "Es necesario que tengan una idea clara sobre los requerimientos de los puestos de trabajo y un sistema que pueda identificar si una persona está alcanzando los niveles esperados de su posición. Esto va a permitir identificar a los empleados que necesitan capacitación", prosigue Saner-Yiu.

    "Además, las empresas deben contar con un presupuesto anual destinado a entrenamiento y el director de la empresa debe tener un compromiso real con la formación y desarrollo de su personal", concluye.

    La ISO 10.015 permite establecer un sistema formal de comunicación entre el área de Capacitación y el resto de la empresa, a través del cual se canalizan las demandas y necesidades de entrenamiento.

    "Los máximos directivos tienen que realizar acciones concretas para integrar al área Capacitación con el resto de la organización", señala Saner.

    Pensaran mas de algun docente iberoamericano.....por que se comenta el siguiente articulo, pues por que diversas Organizaciones Educativas necesitan en su evaluacion final "EL DAR CUENTA DE " - Accontability. ...Generar resultados y no un planteamiento hipotetico poco real...ese de ponerse de acuerdo de que Evaluar...o Cual Sistema...o peor aun ...que ES LA EVALUACION (ponerse de Acuerdo).

    UN CENTRO EDUCATIVO ES COMO UNA EMPRESA...SE NECESITA DE LIDERAZGO, VISION, TRABAJO A CONCIENCIA, RESULTADOS...

    La Evaluacion es un acto intrinseco del ser humano y no deberia de estar ajeno a los Docentes, Cuerpo Directivo y alumnos.

    Paulo Freire un gran educador Latinoamericano promulgo a los 4 vientos que educar era UNA OBRA DE ARTE, con todo lo que eso significa.

    http://www.youtube.com/watch?v=pmcG...

    el Ph D. Humberto Maturana Chileno de Exportacion declara en el arbol del conocimiento que la evaluacion es parte del proceso cientifico pedagogico y que este es una practica un tanto olvidada..."EL PARA QUE HACEMOS ESTO....o LO OTRO...EN EDUCACION...EVALUACION TEMPRANA"

    http://www.youtube.com/watch?v=zjHl...

    Y por Ultimo:

    Edgar Morin Experto UNESCO, con su planteamiento del PENSAMIENTO COMPLEJO, da señales claras de lo que deberia ser la EVALUACION..."PARTE OBLIGATORIO DEL HACER EDUCATIVO, asi como la MULTIDIVERSIDAD".

    http://www.youtube.com/watch?v=t_sN...


  • Evaluación como proceso
    enviado por Bernardo F. Boris Mariani el 7 de julio de 2009

    Las políticas educativas han planteado desde sus inicios, sistemas y procesos evaluativos que permitan no solo saber cómo se están implementando, sino además ir obteniendo datos que les permitan lograr que las mismas se ajusten a lo que se plantea como una educación de calidad. Está claro que no es necesario establecer metas para la evaluación, pues de ser así estaríamos planteando a la misma no como parte del proceso, sino como proceso mismo. Un sistema educativo que no proponga un proceso para la evaluación del mismo, no solo perderá el sentido del ser como tal, sino que además se convertirá en un mero documento, que no podrá reajustarse ni medir su impacto y mucho menos proyectar a través de él, estructuras educativas en diferentes niveles. Sistemas educativos de calidad tienen como componente: "procesos de enseñanza aprendizaje" y por supuesto al hablar de ellos, sabemos que la evaluación forma parte de los mismos. Durante años las políticas educativas de diferentes países, establecieron modelos que en líneas generales han basado su éxito en la forma de evaluarlas, desde la práctica docente, pasando por los contenidos, los aprendizajes transferidos y las capacidades desarrolladas por los estudiantes, han sido tomados como indicadores del logro de los objetivos de los sistemas, y por ende han sido alguno de los elementos que sustentaron el éxito de dichas políticas. Frente a esto entonces cave una reflexión " no existe un modelo de sistema de evaluación por sistema educativo, si existen sistemas evaluativos diseñados a través de políticas educativas".


  • Evaluacion de la educación
    enviado por carmen pertuz el 7 de julio de 2009

    hablamos de la evaluacion de la educacion. Esto implica no solo la evaluacion de los educandos, sino tambien docentes, instituciones, secretarías de educacion y todo el sistema inmerso en él.

    Si bien es cierto que para evaluar educands se debe tener en cuenta su entorno social, que no es lo mismo evaluar estudiantes que estan en buenas condiciones económicas y sociales a los que no, que hay que tener distintas y variadas técnicas de evaluación que le den oportunidad a los diferentes tipos de aprendizajes de los chicos, que hay que motivar que ellos se autoevalúen para que perciban la evaluacion no como un castigo sino como una herramienta que ayuda a ver las fallas y corregirlas, tambien debemos tener en cuenta:

    1. Nos autoevaluamos y coevaluamos los docentes conscientemente?.

    esta debiera ser una práctica permanente, pero muchos docentes no aceptan que sus pares lo evalúen en sus quehacer y se molestan por ello.

    Ahora bien si cada quien realizara una autoevaluación critica y constante teniendo en cuenta tambien los resultados alcanzados con sus estudiantes, la percepción que ellos tienen de nuestro quehacer, de seguro no necesitaremos que alguien lo comente porque ya somos conscientes de ello.

    2.Que hacen las secretarías de educacion para capacitar adecuadamente a sus docentes.

    Imaginense que en esta temporada de receso de los chicos la secretaria de educación puso a escoger a los docentes un curso de capacitacion y luego salio con la respuesta a varias instituciones que los cursos escogidos no salieron seleccionados. Semejante desfachatez! para que los incluyo en la lista si iban a salir con esa respuesta?

    3. El gobierno nacional con su ministerio de educacion será que adopta sistemas de evaluación pertinentes con la problematica nacional y con el contexto social?.

    en el país se han visto aspectos que han debido retornarse a como estaban porque no se consiguieron los resultados esperados.

    El gobierno quiere una educación globalizada y eso esta perfecto porque nos vuelve competitivos y nos enmarca dentro de los estándares mundiales, y trata de copiar e implantar sistemas de educación existentes en otros países porque han dado buenos resultados (pienso que lo hacen pensando mas como país desarrollado y no como lo que somos ahora, con toda la problematica de desempleo, de desnutrición, de escuelas con muchos estudiantes y pocos recursos , de niños con hambre, de padres de familia poco preocupados por sus hijos,de niñas que por desembarazarse de su familia se embarazan de otro, etc.),pero primero debe adecuarlo a las condiciones reales de este país.

    A pesar de que los resultados del sistema de educación adoptado se reflejan precisamente en el niño a medida que va paando por el sistema educativo, mi nota apunta a que no solamente es el educando y el dicente el que debe evaluarse sino todo el sistema en su complejidad.


    • Evaluacion de la educación
      enviado por Daiana Cardozo el 7 de julio de 2009

      Hola Carmen me parecio muy interesante tu comentario. puedes decirme de que pais eres?.Daiana Cardozo


    • Evaluacion de la educación
      enviado por Daiana Cardozo el 7 de julio de 2009

      Hola me gustaria, pudieran decirme desde su perspectiva, dentro de la Formacion Docente, que lugar ocupa hoy la evaluacion?. espero sus respuestas.desde ya gracias Daiana


  • La evaluación, un fruto sin raíz
    enviado por ENRIQUE FERNANDO VERASTEGUI SISNIEGAS el 7 de julio de 2009

    La evaluación es un tema complejo. Evaluar no es sinónimo de cumplir reglas programaticas exigidas por el sistema educativo. De ese tipo de evaluación, existen muchas, pues los docentes sólo cumplimos con evaluar de la manera menos técnica porque carecemos de una matriz y es más, desconocemos la manera de elaborarla. La idea de hacerla ya resulta pesada, pues amerita un conocimiento de la realidad educativa y establecer parametros y metas de mejoramiento de la calidad. Cómo podemos mejorar algo sino conocemos o no hemos identificado los puntos débiles. La evaluación diagnóstica no resulta suficiente para una matriz, porque nos revela simplemente qué sabe o no sabe el alumno de determinados contenidos de la materia a impartir. La evalaución especialidad debe estar enmarcado dentro de un contexto superior o mejor dicho, debe caminar por un sistema de evaluación debidamente diseñado, cuya matriz es el punto de partida y el punto de llegada a la vez. Pues, la matriz recoge todos los indicadores y ponderados para proyectarme y saber luego si mi enseñanza contribuye a mejorar la calidad de la educación en los alumnos. No necesariamente una nota a calificativo aprobatorio nos dice dentro de un sistema de evaluación que dichos alumnos alcanzan calidad en su aprendizaje o educación. Si la mencionada evaluación está desconectada de un sistema o de una matriz, será una evaluación sin fundamentos o sin base. Lo contrario, será una evaluación que me informe si mis indicadores y ponderados previstos desde la matriz, se cumplen y en qué medida. Al final del proceso, podré decir científicamente sí mis alumnos realmente alcanzaron calidad educativa en sus aprendizajes.


  • La evalaución, un fruto sin raíz
    enviado por ENRIQUE FERNANDO VERASTEGUI SISNIEGAS el 7 de julio de 2009

    El tema de la evalaución es complejo. Los profesores no sabemos evaluar técnicamente, pues carecemos de fundamento pedagógico para hacerlo. Creemos que evaluar al alumno es someterlo a que responda preguntas que nosotros hemos creido conveniente formular. Sobre esas respuestas calificamos con nota aprobatoria o no. Pienso que la evalaución es mucha más profunda pero lo docentes no hemos sido capacitados en esa profundadidad; pues desconocemos cómo elaborar una matriz como fuente de medición de la calidad del proceso así como del resultado. La ausencia de una matriz, no permite que los docentes puedan medir cuantitativamente y/o cualitativamente la realidad inicial en que parte el alumno a comienzos de un año académico por ejemplo; no sabemos seleccionar los contenidos a evaluar porque no manejamos adecuadamente la relación: competencias - capacidades - indicadores - contenidos. Tenemos ideas de cada uno de ello pero no sabemos como aplicarlo y articularlo. Entonces, cómo evaluamos a nuestros alumnos. Responder esta pregunta en mi país, es asumir con verguenza que evaluamos por no dejar de evaluar. Formular preguntas en el papel y hacer que respondan no es difícil. Hacer que esas preguntas nazcan de una matriz y hacer que las respuestas retornen a ella; resulta difícil. Pienso que la cultura de la evaluación no sólo está mal desarrollada en el sistema educativo, sino que también está mal presentada; pues ha generado y genera temores psicológicos. Los docentes muchas veces hemos amenazado a los alumnos que se portan mal con someterlos a una evaluación. Presentamos a la evalaución como recurso o mecanismo de control de conductas inadecuadas, pues serán reprobados en los proximos exámenes si siguen comportandose mal. Entonces estamos haciendo de la evaluación una publicidad negativa y nadie compra un productivo que va hacer daño. Tenemos que "humanizar" más a la evaluación, que los maestros y los alumnos tengamos el mismo concepto, que en verdad se trata para mejorar la calidad de nuestros aprendizajes y que el error no conlleva necesariamente a salir desaprobado; que es posible abordar alternativas donde el alumno mismo sea partícipe de un plan de recuperación, él mismo reconozca contenidos y estrategias para mejorar su aprendizaje. Si el remedio que sabe amargo para el enfermo, éste no supiera para que lo toma, de seguro lo rechazará pero si tiene conocimiento, lo tomará por más amargo que este sea. Es semejante, los alumnos deben comprender el ideal humano de la prefección a la que aspiramos y sólo es posible si somos sometidos a evaluaciones que nos digan que tan bueno somos. La amargura de la evaluación será menor o nula, si comprendemos bien su finalidad.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Susana Klimavicius el 7 de julio de 2009

    No existen formas de evaluación que sean absolutamente mejores que otras. Su calidad depende del grado de pertinencia al objeto evaluado, a los sujetos involucrados y a la situación en que se ubiquen.¿quién evalúa? cuándo? dónde? cómo? son algunas interrogantes que debemos hacernos los docentes sobre este tema además de reflexionar la diferencia entre evaluación, calificacón y acreditación que se entrelazan. Una forma de evaluar que he vivenciado y quiero compartir es en la que los alumnos son los que tienen el "poder" en el momento de evaluación. Se les pide a los alumnos que formulen propuestas de evaluación, luego se trabaja sobre las mismas y se ayuda a comprender la necesidad de plantear diferentes situaciones que promuevan diferentes tipos de capacidades. Es en esta instancia donde se promueve la habilidad lectora y también la escrita, obliga a la organización ayuda a visualizar las relaciones entre los datos y la jerarquía de las ideas. Con esta actividad se pretende que los alumnos sean protagonistas de la evaluación y el profesor puede evaluar aspectos educativos relevantes y no solo caudal de conocimiento. Al docente le permitirá explorar, descubrir e interpretar los conocimientos adquiridos por los alumnos más allá de lo observable; como dice Santos Guerra "el bloque del iceberg curricular que permanece por debajo de la superficie de las aguas".

    Al implementar la propuesta podremos saber si los alumnos comprendieron los temas, saben expresarse en forma escrita, son creativos en su confección, reconocen los temas relevantes, que valor dan a los temas de borde, plantean diferentes situaciones que promuevan diferentes tipos de capacidades, proponen actividades que faciliten la apertura interpretativa, distintos niveles de resolución, ejercicios que permitan la elaboración de redes conceptuales, ordenamiento y sistematización de datos, etc.

    Creo que es una forma que impide (lo que experimentamos muchas veces en el momento de evaluar) la "pérdida del deseo de aprender"


  • Evaluación de la educación
    enviado por Nela Esparza Romero el 7 de julio de 2009

    Considero que la evaluación es cosustancial a toda actividad, solamente a través de ella podremos darnos cuenta que es lo que estamos haciendo, como lo hacemos y como podemos mejorar. En cuento al ambito educativo, en nuestro pais se esta iniciando con la evaluación a la educación, pero como he leido algunos comentarios esta debe ser de acuerdo a las realidades locales, y orientada hacia la finalidad de la misma, como es la determinar las falencias de un proceso para poderlo mejorar, solo así esta cumplirá con el objetivo para el que fue aplicada, pero nuevamente insisto no con una matriz única, sino de acuerdo a las realidades.


  • ¿CÓMO DEBE INTENTAR SER LA EVALUACION?
    enviado por Valeria Indacoechea el 7 de julio de 2009

    Continua, cualitativa, formativa e integral. ¿Dudamos acaso que una instancia evaluativa puede transformarse en una nueva oportunidad de aprendizaje?. Continua: Que tiende a confundirse con el mismo proceso de aprender. Cualitativa: Integra los aspectos cuali-cuantitativos de un proceso, reúne todas las evidencias posibles, cuantifica aquello que lo requiere, describe los procesos, interpreta los fenómenos y busca las causas que lo provocan. Integral: rescata y promueve en el alumno todas las potencialidades posibles. Es necesario construir instrumentos que permitan evaluar todas las capacidades intelectuales, actitudes, y habilidades que queremos que nuestros alumnos desarrollen. CRITERIOS A TENER EN CUENTA: Ahora el interrogante es ¿para qué se evalúa?. La preocupación estará centrada en los efectos de la evaluación sobre la acción, dicho de otro modo, que se hará con los resultados. Cualquiera sea la forma que se adopte es importante tener en cuenta que la evaluación se inscribe en un ámbito de decisiones. Aun en sus formas más frecuentes y simples el docente revela información a partir de la cual organiza las interacciones con sus alumnos en términos de lo que considera mejores condiciones para el aprendizaje. En el aula flexible, el alumno será sujeto, y no objeto, de la evaluación. Involucrarlo es hacerlo participar de su propia formación. La evaluación y la autoevaluacion serán permanentes, de proceso y producto. Nos preocupa mucho el cómo evaluar el proceso. Pensamos que cuando el grupo reciba las consignas y comiencen el trabajo, se abren hacia nosotras una amplia gama de situaciones evaluables: la dinámica grupal, la forma de abordar los temas, el aprovechamiento del tiempo y del espacio, los materiales, el nivel de información y compromiso. El evaluar seria algo así como "comprender", entonces es necesario superar en las practicas del aula y en las preconcepciones de cada uno de los docentes (nos incluimos), el sentido de la evaluación como control, comparación, mediación o más aun limite entre el éxito y el fracaso escolar. Estamos totalmente de acuerdo con mencionar a la evaluación como "constante", en cada una de las actividades (cuestionarios, guías de trabajo experimental, sucesivas clases, etc). · Puntos que destacan el por que de la evaluación, en cualquiera de sus formas: 1- Para determinar cuales son las ideas previas de los alumnos, sobre cierto bloque de contenidos, para poder tenerlos en cuanta en la programación de la secuencia de aprendizaje. 2- Para determinar los niveles de logro alcanzados, luego de un proceso de aprendizaje. 3- Para comprobar los datos iniciales con los que se obtienen en el transcurso y al final de la evaluación. 4- Para averiguar que obstáculos tienen los alumnos para aprender y suministrarles la ayuda necesaria. 5- Para adecuar la planificación de las actividades de enseñanza a la realidad del grupo. 6- Para obtener información acerca de los pre-requisitos, antes de iniciar una secuencia de enseñanza y arbitrar los mecanismos de compensación necesarios. Por ultimo... El planteo de las evaluaciones en cada una de las disciplina: cumplirá con las pautas institucionales, estando orientado a: A- Permitir el ajuste de las intervenciones pedagógicas a las características de los alumnos mediante aproximaciones sucesivas (evaluaciones iniciales o diagnostica y evaluaciones de proceso), y B- Determinar el grado de logro de las intenciones de la propuesta educativa de la disciplina.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Martha Cecilia Orozco el 6 de julio de 2009

    El solo hecho de interpretar la palabra evaluación, es sinónimo de susto porque no estamos formados en la cultura de la evaluación intregral y pensamos que la evaluación es sinónimo de castigo, esto hace que se sienta temor, inclusive hasta produce dificultades animicas y físicas porque sólo hay temor en la evaluación para los niños, jóvenes y adultos. que rico tener la capacidad de encontrar estrategias que puedan acabar con esta situación que a nivel cultural se maneja. Dentro del contenido de las metas para el 2021 es interesante cuando habla de evaluación para mejorar la calidad en todos los estamentos de la comunidad educativa a nivel local regional y naional, espero quetodos los aportes que recibamos contribuyan a mejorar todos los miedos que se tienen con respecto a EVALUACIÓN.

    MUCHAS GRACIAS


  • Evaluar sin tecnicismos, pero con calidad
    enviado por José Raúl López Kohler. el 6 de julio de 2009

    Los docentes de todos los países sienten el peso de la responsabilidad, cuando se les abruma con tecnicismos y cuando estos no son explicados, menos cuando han sido comprobados o validados. La evaluación es la parte permanente del proceso que nos permite comprender si estamos realizando una buena labor, y es cuando incorporamos en la cultura del maestro innovaciones como la matriz de evaluación, sin antes implementar bien de conocimientos al maestro que esta se convierte en un lastre y problema para el maestro. Si bien es cierto se hace necesario el instrumento, flaquea la propuesta cuando los que imparten la misma no implementan bien la medida en el magisterio, y ello provoca errores en la labor del mismo docente. Evaluar implica sin duda un análisis concienzudo y estricto de todo lo que se va a realizar, pues al final determina los logros que se esperan alcanzar, hacerlo de manera apriorística no es nada satisfactorio, es más bien poco provechosa y subjetiva, entonces, ¿qué tener en cuenta?: Competencias - Capacidades - Indicadores - Instrumentos. Dentro de ello situaciones circunstanciales como: coyuntura y necesidades especiales de aprendizaje. Que el evaluar se convierta en un acto en que se aplique la ciencia, pero también el sentido humano, sin abundar en tecnicismos, ni en exceso de pragmatismos.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Marco Villavicencio el 6 de julio de 2009

    LA EVALUACIÓN UN ELEMENTO BÁSICO DE UN PRODUCTO

    Esmeraldas - Ecuador.

    Saludos cordiales.

    Al final de toda actividad que el hombre realiza hay una reflexión ¿cómo me fué?, ¿ qué me salió mal?, ¿ qué puedo mejorar?, ¿ qué elementos requiero para mejorar? ... y así muchas interrogantes que cualquier profesional se hace cuando culmina una actividad a él encomendada.

    En el campo educativo es uno de los componentes de toda planificación curricular que el maestro, el directivo , el padre de familia y el educante debe hacer , debe hacerse y le deben hacer, con a finalidad de conocer el nivel de logros de acuerdo a unos standares previamente establecidos por la comunidad educativa.

    La evaluación educativa es integral cuando todos sus actores son considerados; al hablar de actores estamos involucrando a todo un proyecto que la institución tiene, permitiendo luego determinar los logros alcanzados o el nivel de satisfacción y finalmente la elaboración de un plan de mejoras.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Analía Echague el 6 de julio de 2009

    Muchas veces me pregunto: ¿Evaluamos los docentes? ¿Realmente somos objetivos a la hora de preparar una prueba escrita u oral? ¿O es que llega un cierre de trimestre y hay que colocar una nota en la planilla?¿ Es cierto que los alumnos no saben nada (como se escucha a diario en la sala de profesores? ¿O quizás los docentes no evaluamos sino simplemente calificamos?¿Cómo es entonces nuestra práctica docente si tras una prueba, oral o escrita, nuestros alumnos no alcanzan las expectativas de logro?¿Hacemos los docentes una crítica sobre nuestra práctica docente con los logros y dificultades de nuestros alumnoS? Creo que el concepto EVALUACIÓN se confunde con la simple acción de calificar a los alumnos con un número o letra.En realidad,la EVALUACIÓN es un proceso que requiere un constante seguimiento y observación de como los alumnos se apropian de los saberes y construyen su propio conocimiento o porque no logran incorporar determinados saberes. Y así en una constante evaluación y búsqueda de estrategias se logra enriquecer nuestra práctica docente.En mi opinión se debería poner más énfasis en enseñar y evaluar y no tanto en calificar. Si como docentes lograramos tener esto siempre presente nuestros alumnos se preocuparían más por aprender que por aprobar.Ya que lo segundo sería consecuencia lógica de lo primero. Pero esto no ocurre siempre así.


  • Una buena evaluacion es fundamental en la educacion.
    enviado por Roberto Carlos Casco el 5 de julio de 2009

    La evaluacion es y sera siempre un gran desafio para lograr un aprendizaje significativo. Se dice que "Se Aprende cuando se desaprende", por eso la tarea de enseñar esta ligado fuertemente a la evaluacion. Es indispensable crear una forma innovadora para evaluar el progreso de nuestros estudiantes, seria mejor que los estudiantes se sientan motivados, antes que estar amenazados por el proceso evaluativo.

    En mi pais se enfatiza el Enfoque por competencias, en casi todos los niveles, y la evaluacion se vuelve un poco mas exigente,hay que observar cada detalle del progreso de cada uno. Influyen un sin numero de cosas, que aveces nos resulta dificil realizar una evaluacion correcta.

    Es evidente que mediante este tipo de foros, puede colaborar para establecer criterios que nos faciliten realizar una evaluacion eficaz.

    Una de las herramientas que nos podrian ayudar son las nuevas tecnologias, indudablemente.Ojala se establecan herramientas y se faciliten los accesos a ellos.

    Los jovenes demuestran mayor interes cuando una tarea es presentado o realizado con las nuevas tecnologias, por eso a la hora de evaluar el resultado es mas fructifera.

    Prof. Roberto Carlos Casco.


  • Qué evaluar en nuestro sitema educativo?"Los árboles no nos dejan ver el bosque"
    enviado por María Esperanza Rodríguez Avila el 5 de julio de 2009

    "Los árboles no nos dejan ver el bosque" Si la educacion es la herramienta mediante la cual un pueblo prepara a sus nuevas generaciones para sean competentes para contribuír al desarrollo de la sociedad que las generaciones precedentes han venido realizando, evaluar significaría revisar en esa sociedad, qué está fallando y qué está avanzando, en relación consigo misma y con las otras sociedades contemporáneas. Luego sí hablaríamos de qué hay que ajustar o revisar en el modelo educativo que estamos siguiendo. El foro del análisis de la sociedad que tenemos en América latina, debe ser permanente y punto de partida para ajustar no sólo la educación sino otras instancias idólogicas contenidas integralmente en ella tales como la religión, la política, la justicia, la filosofía, el arte, la ciencia, la tecnología.


  • LO QUE NO SE EVALUA, SE DEVALUA
    enviado por Abel ochoa el 5 de julio de 2009

    en venezuela por mucho tiempo escuche decir esta frase. y estoy convencido que ese es el sentido verdadero de la evaluacion, permitir que ninguna accion se devalue, que pierda el valor real. por eso la evaluacion es la accion que permitira que una actividad no pierda sentido, sino que trascienda por los siglos. la mejor evaluacion sera aquella que lleve multi-direccionalidad, que en otras palabras es la evaluacion desde diferentes angulos, y diferentes estratos, diferentes niveles, una evaluacion donde esten todos los entes participantes de la actividad educativa, docentes, estudiantes, personal administrativos, personal obrero, la comunidad de representantes, todos. asi y solo asi, sera una veraddera evaluacion significativa y valedera. gracias por leer..


  • "solamente lo que se mide se puede mejorar"
    enviado por m de jesus dominguez sierra el 5 de julio de 2009

    "solamente lo que se mide se puede mejorar" Para mejorar debemos saber en donde estamos y esto solamente lo podemos saber con la evaluación, sin embargo ?cuál es el instrumento de evaluación óptimo?, el docente tiene el gran reto de implementar una rúbrica de evaluación representativa e integral.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Minerva Elizabeth García Rodríguez el 5 de julio de 2009

    La evaluación es un proceso fundamental.Debido a esto se debe cuidar la objetividad al llevarla a cabo; aplicar una evaluación continua, permite reconocer que grado o nivel de conocimientos, capacidades, desempeño y habilidades que ha logrado desarrollar el estudiante.

    Considerar que para que una evaluación sea significativa se deben tomar en cuenta aspectos como el contexto, el nivel sociocultural, el aspecto económico;reconociendo que no es el mismo entorno, el de la ciudad y el de provincia, en donde los aspectos como la infraestructura, la tecnología, los materiales y los métodos son diferentes.

    Además para lograr que la evaluación aporte información para mejorar los procesos, es necesario implementar un plan de capacitación que permita unificar criterios y conocimientos correspondientes a un mismo nivel educativo. Es importante, segurarse de que cada profesor tenga la capacitación,aplique los conocimientos y logre mejorar la actividad.

    Conocer cuáles son los reactivos necesarios para un examen, que evidencias o productos se desean evaluar, identificar y familiarizarse con el uso de listas de cotejo, guias de observación, bancos de reactivos, etc., son acciones que debe aplicar todo profesor.

    La educación, es un factor que determina el desarrollo de una comunidad, sociedad y país; por lo que se hace necesario que se sumen los esfuerzos de las instituciones y las personas involucradas en el proceso de educación. Se debe por tanto eliminar las diferencias y competencias que pudieran existir de una institución a otra; recordando que el objetivo que se persigue es el mismo,lograr la calidad en la educación y con eso buscar un desarrollo sustentable.

    La evaluación, se debe implementar en todo proceso o actividad con el fin de identificar aspectos de mejora o áreas de oportunidad.

    Saludos afectuosos, agradezco que nos hagan reflexionar al respecto de este proceso, debido a que somos participes y se requiere de que todos nos preocupemos por realizar mejor nuestra labor, tanto los estudiantes, padres de familia, instituciones educativas, el estado.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Minerva Elizabeth García Rodríguez el 5 de julio de 2009

    El proceso de evaluación es importante,debido a que permite identificar aspectos de mejora,para el estudiante, en donde podrá reconocer que dominio de las habilidades o conocimientos ha logrado y para el profesor, se puede reconocer si la enseñanza ha sido eficaz y significativa. Cuando se lleva a cabo la evaluación continua en las aulas se deben considerar diferentes factores que permitan identificar, el nivel de capacidad, desempeño y habilidad que tiene el estudiante. Además se debe considerar el entorno, debido a que las condiciones, infraestructura, tecnología, condiciones socioeconomicas, son diferentes en cada comunidad y país. Las condiciones de la ciudad y provincia, son de un contexto diferente, por lo que también esto se debe considerar en el momento de llevar a cabo una evaluación. Se ha mencionado mucho al respecto de que la evaluación debe ser objetiva, por lo que se debe contar con una guia de evaluación, lista de cotejo, banco de reactivos, etc. También es necesario considerar que debería unificarse el criterio de como se evaluara cada uno de los niveles educativos; por lo que se debe dar una capacitación a todos los profesores, unificando criterios y métodos; asegurandose de que se homogeiniza la información y el nivel de dominio en los niveles educativos, además de tener la certeza de que todos los profesores acudan a la capacitación, entiendan y apliquen lo establecido . Establecer redes de comunicación como es el caso de los cursos en linea que pueden tener una cobertura importante, se deben aprovechar para proporcionar información con respecto a la evaluación. Conocer que tipos de preguntas y cuántos reactivos deben considerarse en un examen, reconocer incluso la importancia de la redacción de las preguntas, son aspectos que influyen en los resultados obtenidos. Tomar en cuenta que evidencias se consideraran para la evaluación;cómo se atacara la problematica de reprobación; qué estrategias eben implementarse y como se debe maximizar el tiempo y los recursos, son tareas que deben aplicarse y son fundamentales también en la evaluación. Finalmente la reatroalimentación que puede darse de una institución a otra, puede permitir mejorar el proceso de evaluación;superar las diferencias o competencias,se debe compartir la información; debido a que la meta es lograr la calidad en la educación en el país, y se debe reconocer que la calidad, no depende de la infraestructura, los materiales, equipos, sino del recurso humano, de sus acciones , actitudes y participación activa. Saludos afectuosos, el tema es de suma importancia, por lo que requiere de la participación de todos los involucrados ( padres de familia, instituciones educativas, estudiantes, el estado).


  • Meta Específica 12: extender la Evaluación integral a los centros Escolares:
    enviado por Rosa María Padilla Frausto el 5 de julio de 2009

    La evaluación integral es fundamental para lograr mejorar el nivel educativo, el diseño de los instrumentos de evaluación y la aceptación de ellos por la comunidad educativa es lo que nos debe ocupar para lograr una educación digna para la "Generación del Bicentenario".

    Atte. Rosa María


    • Meta Específica 12: extender la Evaluación integral a los centros Escolares:
      enviado por Minerva Elizabeth García Rodríguez el 5 de julio de 2009

      Saludos afectuosos Rosa Maria: Estoy de acuerdo contigo, sin una educación digna, no hay progreso en los países. Como guías del conocimiento, nuestra labor es motivar a los estudiantes y contribuir a su desarrollo, hacerles conscientes de que la evalución nos permite reconocer aspectos de mejora.


  • Evaluacion
    enviado por Monica Luévano el 5 de julio de 2009

    Creo que es necesario que cambie la idea que tenemos sobre la evaluación. En primer lugar, dejar de verla como un número que se debe escribir en un acta y pasar a una évaluación que muestre los aprendizajes que ha obtenido el estudiante. Gran parte de eso se ha logrado con los programas basados en competencias, en los cuales se ha dado un importante cambio en ese sentido. Por otra parte, creo que también es necsario poner especial atención a la evaluación que se hace a los docentes, a las escuelas y a las instituciones en su conjunto, de manera que deje ser un mero trámite que hay que cumplir para convertirse en un instrumento útil que nos ayude a mejorar nuestro trabajo en la educación.


  • NECESIDAD DE INSTRUMENTOS DE EVALUACION
    enviado por MARIA TRINIDAD RODRIGUEZ el 4 de julio de 2009

    Muchas de las intenciones para evaluar de manera eficaz se han dicho pero uno de los problemas que observo es cómo realizarlo, necesitamos de instrumentos y de experiencias exitosas. Sugiero hacer un concurso sobre INSTRUMENTOS DE EVALUACIÓN DESDE DIFERENTES ASPECTOS COMO POR EJEMPLO ENSEÑANZA DE LAS CIENCIAS, ENSEÑANZA DE LAS MATEMATICAS, ENSEÑANZA DE LA LECTURA, EVALUACIÓN EN LA FORMACIÓN DE VALORES, ETC. Se que es complejo y van a decir que las realidades donde se apliquen son diferentes. Pero las experiencias se pueden caracterizar indicando nº de alumnos, temas o contenidos, competencias o capacidades,lugar o espacio donde se desarrolló, etc. Pienso que este foro es el momento más oportuno para organizar un concurso y sistematización de experiencias sobre evaluación. ATTE. Mg. María T. Rodríguez A. Prof. de la Universidad Nac. de Educación LIMA -PERÚ EMAIL mtrodri10@yahoo.es


    • NECESIDAD DE INSTRUMENTOS DE EVALUACION
      enviado por carmen pertuz el 7 de julio de 2009

      Hola . tu propuesta es muy interesante y pertinente. Tu comentario al respecto esta centrado con la realidad que vivimos los docentes de a mayoria de los paises.


    • NECESIDAD DE INSTRUMENTOS DE EVALUACION
      enviado por Flora Violeta Balderas Soriano el 15 de julio de 2009

      Estoy de acuerdo contigo y me uno a tu propuesta. Independientemente de lo interesante que resulta conocer lo que se piensa acerca de la evaluación en diferentes países de Latinoamerica, valdría la pena hacer una compilación de los instrumentos de evaluación, los indicadores, los formatos etc,que se están generando desde la investigación acción del docente en los diferentes niveles educativos.

      Considero que a través del trabajo cotidiano,a lo largo de toda una vida profesional, el docente frente a grupo, diseña instrumentos para evaluar los procesos de aprendizaje de sus alumnos, sin embargo éstos no se comparten, no se registran y quedan como un esfuerzo aislado.

      Muchas veces me pregunto ¿Cómo se evalúa en otros países, por ejemplo, los valores?¿Qué formatos utilizan para evaluar competencias?¿Cómo llevan un registro de actidues y procedimientos en nivel primario, por ejemplo?.

      Mi correo es violebalderas@hotmail.com por si te atreves a intercambiar material.


  • Melhorar a Cultura de Avaliação
    enviado por Isilda Pereira e Silva el 4 de julio de 2009

    Melhorar a cultura de avaliação Isilda Pereira Silva (PORTUGAL).

    Para que a avaliação institucional cumpra o seu principal objectivo, a melhoria do serviço educativo prestado à comunidade, é imprescindível fomentar uma cultura avaliativa na classe docente e nos responsáveis pela organização escolar; para que isso aconteça é necessário que a organização, no seu conjunto se transforme numa comunidade reflexiva e aprendente.

    Por isso, as práticas de avaliação devem poder ser apropriadas pelos seus diversos actores e delas devem decorrer consequências. Por outro lado, toda a avaliação é por natureza, diagnóstica e por isso o enfoque na avaliação por si só, pode conduzir a uma certa 'apraxia' do sistema. Avaliamos para melhorar. Como tal, é no movimento subsequente à prática avaliativa que devemos concentrar os nossos esforços e atenção. A avaliação é apenas o ponto inicial do processo, o ponto de partida de um percurso ou movimento em que, etapa por etapa, vamos conseguindo melhorar as nossas práticas, quer individuais (enquanto docentes), quer colectivas (enquanto membros de uma organização de prestação de serviços educativos).

    Melhorar a cultura de avaliação é pois o vector fundamental para a mudança na qualidade do serviço educativo; ela passa pela assumpção da autoavaliação das práticas quotidianas individuais e também pela avaliação da organização, das suas dinâmicas e insuficiências a partir de uma racionalidade argumentativa. Por outro lado, avaliar pressupõe que 'todos os membros de uma comunidade educativa' estejam no mesmo barco e pretendam alcançar o mesmo porto.

    Em síntese, sem esta 'democratização' da avaliação, ou seja, sem esta cultura de participação no processo avaliativo pelos seus diversos actores, dificilmente a melhoria (e consequentemente uma nova dinâmica de mudança) poderá instalar-se na organização e fazer naturalmente parte da sua praxis.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Vivian Minnaard el 4 de julio de 2009

    Hola: Desde mi experiencia con alumnos, creo que es fundamental la evaluación de proceso, que el alumno sepa que el docente toma las instancias evaluativas como termómetros que permiten detectar obstáculos y realizar los ajustes necesarios para poder avanzar, manteniendo siempre un clima agradable y de respeto. Cordialmente Vivian


  • El valor del sentido de las cosas
    enviado por Ernesto Guillermo Abril el 4 de julio de 2009

    Evaluar ... ¿advertir el valor de? ¿Y si volvemos a las fuentes? Muchas veces, nos encontramos ante un esquema impuesto y obramos según él. Lo que viene de las autoridades o del uso y la costumbre puede no estar mal, pero requerirá siempre del ajuste el los niveles inferiores, ya que ha sido concebido para una generalidad que no abarca los casos particulares. De allí que haya que tener siempre presente el sentido original de las cosas, para respetarlo en cuanto a nosotros nos corresponda, cada uno en su función. No soy un experto, para nada, pero, si hablamos de educación, y de evaluar la educación, hay que tener muy en claro qué es la educación, cuáles son sus metas, a cargo de quién se encuentra y cuáles son los valores que la alumbran. Si intentamos reponder estas preguntas, nos sumergimos en las aguas de disciplinas y especialidades muchas veces ajenas a quien es uno de los que tiene a su cargo la tarea de evaluar: el maestro. Habrá quienes poseen saberes suficientes para afrontar una respuesta, habrá quienes no. ¿Qué hacemos con quienes no?. Necesariamente, la evaluación, entonces, debe ser algo cercano a las posibilidades docentes, más aún, sabemos que tiene que ser parte del ejercicio de la docencia. Volver a la sencillez de tener tiempo para, es uno de los recursos que tenemos para volver también al respeto al sentido primero de las cosas. El docente es quien tiene a su cargo analizar si lo que hace llega a los alumnos y cumple con los objetivos. Tiene también la responsabilidad de analizar si en general y en particular los alumnos cumplen con el contrato educativo en cuanto les compete, y si han cumplido ellos las metas, personal, individualmente. El docente se evalua a sí mismo y evalúa a sus alumnos, más allá de que pueda o no suscitar estrategias de autoevaluación que permita a los alumnos adquirir la inercia y el entusiasmo de un crecimiento autónomo. Es ese uno de los trabajos del docente, evaluar. Pero muy poco se habla de lo que tenemos los docentes para decir hacia arriba , por decirlo de algún modo. Creo que lo que se está olvidando es la puesta en marcha de un sistema eficiente y efectivo para que el docente pueda evaluar las estructuras superiores para poder contribuir con su labor de campo, la última, el objetivo de todo el aparataje de la educación, a que tal estructura esté al servicio de su actividad, y no que sea una carga, un peso, un lastre inmenso que le quite de la mente la razón principal de su vocación: los alumnos. Si el sistema no se purifica desde abajo hacia arriba, con sinceridad, con responsabilidad... vamos a quedar cautivos de cualquier estructura importada o de cualquier ensayo aventurado local de algún iluminado que nos va a ahogar hasta asfixiarnos. Por mi propia experiencia lo digo: estamos asfixiados. Pero lo más grave de todo es que nuestra asfixia deja sin oxígeno a nuestros alumnos, el centro de nuestra vida. Hemos perdido lo más importante de nuestra labor: advertir la importancia de la libertad, educar en y para la libertad, libertad sostenible, esto es, libertad para lograr niveles cada vez más altos de libertad... y esto se pierde cuando se ha perdido el rumbo, cuando no se tienen en cuenta, y en su debido orden, los valores que rigen la vida, entre ellos, los que mandan en la educación. Hemos hecho de nuestra educación una labor de masas, donde cada alumno ya no es. Si no tenemos la inteligencia de sacar a tiempo a nuestro sistema educativo del sistema productivo, estamos perdidos. El rescate de esto no puede sino surgir de cada uno, de un darse cuenta y trabajar en consecuencia. Y apelo a los maestros, nosotros, la mano de obra de esta cosa. Si no pasamos de mano de obra a corazón, esto no va. Tenemos que evaluar la educación que damos y la educación que se recibe, primero, según los parámetros más elementales de la vida y con los tiempos que la vida tiene asignada a la consideración de cosas tan importantes como la meditación y la reflexión, base del pensamiento. Y en estado de apuro y alboroto ¿quién puede pensar? La consecuencia es inmediata y no es otra cosa que el simple cumplimiento de nuestro deber propio de estado. Enhorabuena si nos hemos dado cuenta.


  • Evaluación de la educación
    enviado por emiliofs el 4 de julio de 2009

    Interesante debate, hasta aquí las opiniones planteadas apuntan a los fines de la Evaluación en sus aspectos generales , aula, procesos, sistemas etc. Quisiera comentar que el proceso de evaluación en el aula, por ejemplo, debe, necesariamente ir acompañado de el contexto social-económico de los evaluados. Los aprendizajes significativos para un alumno de un sector popular y/o marginal de nuestra realidad latinoamericana, son muy distintos a los de sectores que lo han tenido todo para su dearrollo como educandos, no sólo las condiciones materiales sino que también las afectivas, aspectos que a mi parecer son importantes en la formación integral del evaluado. Planteo este punto pues me parece fundamental que se democratice no solo el aspecto de la evaluación sino que también la calidad de una educación de un mismo nivel para todos, y es en este punto que las metas educativas planteadas deberían orientarse para resolver la inmensa inequidad del proceso eucativo en general en los países con menos desarrollo económico.


    • Evaluación de la educación
      enviado por MARIA TRINIDAD RODRIGUEZ el 4 de julio de 2009

      La evaluación del aspecto afectivo creo que es lo más dificil,¿cómo lo hace usted? ¿que procedimiento o herramienta utiliza? atte. Prof. María Trinidad


      • Evaluación de la educación
        enviado por emiliofs el 4 de julio de 2009

        Previo a delinear como y con qué tipos de instrumentos llevar a cabo la EE, sugiero a modo de introducción, la Lectura del Siguiente Artículo:

        EVALUACIÓN HOLÍSTICA DEL APRENDIZAJE: Un ensayo reflexivo. JOSÉ MANUEL BEZANILLA

        Si consideramos que la Evaluación Educativa (EE) es el proceso por el cual se pondera el aprendizaje de los estudiantes, y el grado de cumplimiento de los objetivos educativos planteados, y que sirve para perfeccionar el proceso enseñanza-aprendizaje (EA), debemos en primer lugar, reflexionar profundamente sobre su validez. En un primer momento cuando comienzan a implementar los primeros intentos evaluadores en el boom de la administración científica desarrollada por Tyler, ésta se centraba exclusivamente hacia la evaluación del cumplimiento de objetivos a través de pruebas concretas. Posteriormente y a la fecha la EE fue degenerando hasta convertirse en muchos casos en un instrumento de control, donde se despojaba al estudiante de toda posibilidad de participación en el proceso, centrándola exclusivamente en el poder del "maestro"1, despojándola de toda su capacidad formativa intrínseca.

        Actualmente y a partir del desarrollo de las teorías de la complejidad y el caos, existe en distintas disciplinas y áreas en intento por conciliar los paradigmas"cuantitativo" y "cualitativo", pero en primer lugar me parece que el concepto de paradigma es en la actualidad perfectamente mal empleado, ya que comúnmente se le reduce a un simple conjunto de creencias o peor aún, a una construcción teórica2.

        Es fundamental antes de pretender hacer una clasificación como la precedente, aclarar cual es el paradigma desde el que se esta mirando, ya que en cualquier paradigma es posible emplear muchos tipos de técnicas duras o blandas. Para la definición de la postura se requiere en primer lugar tener claridad sobre el fundamento ontológico (concepto de hombre), epistemológico (que es el conocimiento), metodológico (como es que se construye el conocimiento) y técnico (como se instrumentan las estrategias para generar el conocimiento). De lo anterior depende el como se implemente el proceso EA y la manera en que se evaluará.

        Me parece que el planteamiento de un método holístico para la EE, se fundamenta mas que en el empleo de técnicas "cuali-cuanti" en un paradigma comprensivo interpretativo, que como su nombre lo dice, su fundamento ontológico es que conceptúa al hombre como un ser dinámico que se construye en el contexto histórico social en el que se desarrolla, y que por ende es incompleto e impertinente pretender evaluar y seguir su desarrollo única y exclusivamente a través de la aplicación de pruebas duras, que se aplican de forma trasversal, que se fundamentan en un modelo positivita-determinista y que sustentan sus resultados a partir de la emisión de un número, sin pretender averiguar las características del contexto y el proceso de cada estudiante.

        Con lo anterior no pretendo invalidar y descartar los métodos más comunes, simplemente me interesa orientar mi reflexión, hacia su justa ponderación en el contexto de la educación constructivista-humanista actual. Ahora sí, fijada mi postura, estoy en condiciones para reflexionar sobre el desarrollo de un método holístico para la EE, pero ¿a que se refiere el término "holístico"? Este concepto se refiere a que el proceso de EE se incorpora al devenir del curso, se realiza en distintos momentos, y alcanza todas las esferas del desarrollo humano y participativo e incluyente.

        En relación a la incorporación de la EE al devenir del curso, se refiere a que una parte de la evaluación (continua u observacinal) se realiza en todo momento mientras que el grupo y el docente interactúan en el mismo espacio tiempo con objetivos determinados, aunque existan momentos específicos para la realización de evaluaciones diagnósticas, formativas o sumativas, que se enfocarán si al conocimiento intelectual y al cumplimiento de objetivos, dependiendo del momento y el para que se apliquen. Nuestro concepto estipula que el proceso de EE debe alcanzar todas las esferas del desarrollo del ser humano: la intelectual, la afectiva y la social. Con respecto a la esfera intelectual, no reo que exista mucho problema, ya que estoy seguro que todas las personas que han estado inmersas en un proceso de EA tienen experiencia en la calificación intelectual y memorística de la información. Pero el aprendizaje verdadero implicaría que cuando éste se lleva a cabo, él aprendiz, sufriría una completa transformación en su ser; de ahí laimportancia y en congruencia con nuestro planteamiento previo, la integraciónal proceso de EE de la evaluación afectiva y social. La integración de los elementos anteriores no se encuentra libre de dificultades,ya que siempre es mas fácil evaluar una conducta determinada que mirar laevolución de la persona en su fuero interno y en su universo de relaciones sociales. Para que se logre la integración de los elementos afectivos y sociales,es necesario en primer lugar que el docente baje de su pedestal y este dispuesto a interactuar con el dicente mas allá de una simple relación intelectual, y que esté dispuesto a observarlo en el contexto social, lo que implicaría agregar mas procedimientos e instrumentos al ya complejo y complicado proceso de evaluación cuantitativo-memorístico. La evaluación afectiva, me parece que puede ser el elemento que integre y sintetice el resto de los elementos del proceso de EE, es el que puede realmente que se desarrolle una evaluación holística, pero al mismo tiempo es la más delicada, ya que para su adecuada realización requiere que todos los elementos que conforman el proceso, posean un amplio espectro de madurez, especialmente para la asunción de la responsabilidad que implica, ya que para el desarrollo de ésta modalidad, me parece que la única forma es por medio de las técnicas de auto evaluación, ya que no hay mejor observador del mundo interno de una persona que la persona misma. Como hemos podido observar es de sumo cuidado que los términos se empleen con el cuidado pertinente, ya que éstos tienen su eco en distintos niveles de la existencia y el devenir humano, me gustaría concluir con lo siguiente: .?Me parece de suma importancia la reflexión crítica sobre el proceso de EE, para que como plantean diversos autores educativos, éste deje de ser un instrumento de control, y se convierte de forma valida y confiable en un verdadero elemento integrante del proceso de EA.

        .?Es muy delicado el empleo del termino "paradigma", por lo que antes de referirse al concepto se requiere que aquellos que pretenden emplearlo, fijen en primer lugar su postura, y desarrollen sus ideas en congruencia con ésta, ya que de lo contrario se corre el riesgo de caer en un tecnicismo excesivo alejando a la persona de la esencia primaria del planteamiento.

        .?La concepción de una evaluación holística, implica (como ya lo he mencionado en otros escritos) una transformación en todo el modelo educativo de la institución, y no simplemente una aplicación de técnicas, que lo único que lograrán es imprimir más complejidad al proceso des poseyéndolo de toda cualidad formativa, si es que la tenia.

        .?Se requiere de una toma profunda de conciencia de los docentes, para que cambien de postura, de una directiva impositiva, a una acompañante conciliadora, donde mas que impartir información, se desarrollen verdaderas habilidades cognoscitivas y metodológicas.

        REFERENCIAS: Me atrevo a no incluir referencias en el presente escrito, ya que este es el resultado de un proceso de reflexión y discusión en el seminario de "Tecnoevaluación del aprendizaje" en la Maestría en Innovación Educativa de la Universidad de Londres. 1 En algún otro momento sería pertinente reflexionar sobre el concepto de "maestro" y su utilización actual. 2 Para una referencia amplia sobre "paradigma" revisar la serie "EL MÉTODO" de Edgar Morin. siquiera


  • El aporte colombiano desde el Foro Educativo Nacional 2008: Evaluar es valorar
    enviado por Ricardo Ramírez el 4 de julio de 2009

    En Colombia al año 2008 se le denomino el año de la evaluación, debido a la importancia que tiene este tema dentro del proceso de aprendizaje. Resalto algunos aportes que considero son los más destacados del foro educativo "Evaluar es valorar" realizado en el contexto de la misma iniciativa, el cual partió de un principio básico: los fines de la evaluación deben alejarse de manera decidida del control, la coerción, la jerarquización y la exclusión de quienes participan del sistema, y por el contrario, deben acercarse cada vez más a cumplir con un sentido pedagógico y social, amplio e incluyente.

    De acuerdo a las conclusiones de los expertos pedagogos, hoy es posible identificar entre otros, cuatro grandes aspectos en la expansión y transformación de la práctica de la evaluación. En primera instancia, transformaciones conceptuales en el objeto la evaluación (de objetivos y contenidos a un saber hacer en contexto) y los sucesos de la evaluación (procesos y resultados). En un segundo aspecto, los cambios metodológicos pensados desde la integración de métodos cuantitativos y cualitativos. En un tercer momento, las transformaciones en el empleo de la evaluación la cual conlleva distintos cometidos: la búsqueda de un capital humano preparado; el rendimiento, entendido en el contexto de la eficiencia; o para el mejoramiento, enfatizando en el aprendizaje, por destacar algunos elementos significativos. Y por último, los cambios estructurales en los cuales se propuso una inclusión de la evaluación entre los mecanismos de gestión de los sistemas educativos, y la ampliación por medio de los ámbitos de cobertura acompañados de una mayor interdisciplinariedad.

    Foro Educativo Nacional DISCUSIÓN NACIONAL: LA EVALUACIÓN EN COLOMBIA Ministerio de Educación Nacional 2008. Para su consulta en: http://www.colombiaaprende.edu.co/h...


    • Evaluación continua
      enviado por Edgar Cortez el 4 de julio de 2009

      El comentario que me permito hacer y como algunos de los demas comentaron seria bueno comenzar por saber si a estas alturas tenemos una evaluación por competencias en todos los paises iberoameicanos y bueno me gustaría citar en especifico México en todos los estados lo estamos haciendo de esta manera y creo que aun no es asi, cierto estamos en una etapa de transición pero creo de esta manera estariamos comenzando por analizar algo real. He de aceptar que es muy importante la evaluación y es por ello que desde mi punto de vista el evaluar va a ser escencial en todo momento por ello la evaluación continua es una de las formas por las cuales votaria para lograr los objetivos planteados en los distinos planes de estudio y por ello creo que la labor va a ser de gran importancia para todos y esto lo digo porque en realidad todos debemos estar involucrados en o que se quiere lograr y al hablar de todos hablo de todos los niveles directivos, profesores, y principalmente altas autoridades. Bueno me dio gusto poder hacer llegar el comentario y espero seguir dandole lectura a todos los comentarios que he recibido gracias y hasta luego


  • Evaluación teórica y práctica
    enviado por Miriam Miquilena el 4 de julio de 2009

    La evaluación de la educación en sus distintos actores (alumnos, profesores, institución)debe contemplan aspectos teóricos y prácticos observables y medibles objetivamente en la realidad. La matemática, la química y la biología como los valores, las ideas, la actitud, conducta y comportamiento éticos; la responsabilidad social, han de ser susceptibles a su registro y evaluación tanto como factor transversal como en las metas concretas que se plantean los diseños curriculares, planes de estudios y unidades curriculaes.


    • Evaluación teórica y práctica
      enviado por Osvaldo Avendaño Kunstmann el 6 de julio de 2009

      Por otra parte, es necesario precisar que de acuerdo a los nuevos paradigmas sobre el aprendizaje, la información que interesa recoger se refiere más a los procesos que a los productos, más a las estrategias utilizadas por el alumno, que a los productos obtenidos. Al concebirse la evaluación como una actividad formadora, ésta es parte integrante del proceso mismo de aprendizaje y se requiere que evolucione desde una tarea realizada solamente por el profesor, a una tarea de autoevaluación y de evaluación colaborativa entre el profesor y el alumno y entre el alumno y sus pares. Sin embargo, para que el alumno esté en condiciones de evaluar su propio aprendizaje, es necesario establecer criterios claros que le permitan saber hacia dónde debe avanzar y qué se espera de él en una situación determinada.

      La evaluación es un proceso fundamentalmente multidimensional dado que a través de ella se pretende obtener múltiples informaciones tales como (Hadji, 1990), verificar lo que se ha aprendido en el marco de una progresión, juzgar un trabajo en función de una consigna determinada, estimar el nivel de competencia de un alumno, situar a un alumno en relación a los otros, representar por medio de una nota el grado de logro en relación a ciertos criterios, expresar una apreciación respecto a las competencias dominadas por los alumnos, etc. En tal sentido, la evaluación es, por esencia, plural y no debería considerarse como una simple actividad, sino más bien como un procedimiento que se desarrolla en diferentes planos.

      Por otra parte, la evaluación es el acto de recoger información en relación a algunas metas definidas previamente con el fin de tomar decisiones (Stufflebeam, en Delorme, 1989; Cardinet, 1988); sin embargo, la recolección de información constituye la dificultad principal de la evaluación escolar. En tal sentido, la operación clave de la evaluación es el establecimiento de criterios claros que faciliten el análisis y la observación de situaciones complejas. Se trata de establecer indicadores visualizables que constituyan elementos significativos del éxito. Estos indicadores pueden referirse tanto a características del producto esperado o bien, a componentes del proceso de elaboración. La recolección de indicadores servirá de base para establecer los criterios de logro de la competencia analizada. En tal sentido conviene explicitar que el dominio de una competencia se verifica cuando se manifiestan los conocimientos, poniéndolos en acción con pertinencia; dominar una competencia es reinvertir, es reorganizar los aprendizajes anteriores en una situación nueva.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Róger Moreno Sánchez el 3 de julio de 2009

    Es de conocimiento general, por parte de los educadores, que los contenidos vistos en clase requieren de evaluación para progresar en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Para lo cual quiero referirme primero al mundo de hoy, una aldea global (Mc Luhan, 1967), en donde ya no vivimos aislados. Concretamente en América Latina hay muchas diferencias de tipo económico, social y político-situación de facto en Honduras- y es muy complicado unificar criterios. El ciudadano necesita vivir en comunidad, y para esto requiere competencias concretas para afrontar la vida de hoy.Yo me pregunto ¿están todos los sistemas educativos enfocados por competencias?, creo que no, pero es de suma importancia que se inicie una reflexión profunda sobre este tema que nos atañe a todos. Dentro del proceso de enseñanza se requiere saber si los ciudadanos tienen las competencias para afrontar los desafíos que propone éste mundo actual, y es aquí donde entran los procesos evaluativos para saber si se tiene o no determinada competencia. Esta forma de proponer la evaluación permitirá al docente preparar a sus discentes para la vida real, la cual articula lo aprendido con la vida de cada quien y luego hacer el enlace con la vida social, cultural, económica , política y en todo su esplendor en el sector productivo.


  • Meta específica 12. Extender la evaluación integral de los centros escolares
    enviado por Marta Kisilevsky (Argentina) el 2 de julio de 2009

    Meta general cuarta. Universalizar la educación primaria y la secundaria básica y mejorar su calidad.
    Meta específica 12. Extender la evaluación integral de los centros escolares.

    Nos parece importante discutir en este foro el progreso de los países iberoamericanos en sus esfuerzos por desarrollar herramientas de medición y evaluación adecuadas para informar sobre el logro efectivo de las expectativas de aprendizaje, comunicar a los actores educativos y a la sociedad civil sobre la calidad de los sistemas públicos de educación en términos de aprendizajes logrados, y diseñar y ajustar políticas educativas para el mejoramiento de esos aprendizajes sobre la base de las informaciones recogidas en las evaluaciones. Este es el sentido desde donde es posible plantearse una extensión de la evaluación integral de los centros escolares. Cabe preguntarse entonces: existe una cultura evaluativa sólida y legitimada en los países de Iberoamérica? Cómo es posible promover un mayor impacto a partir de las evaluaciones en la toma de decisiones de política y en la práctica pedagógica para el mejoramiento del logro académico de los estudiantes?.

    Por otra parte, dado que la evaluación se refiere a la calidad, lo primero que habría que decir es que debe tener calidad, es decir que sería una contradicción acceder a una evaluación si no es de calidad y luego con esta evaluación discutir la calidad del desempeño de las personas y las instituciones. En este sentido, y para tener criticidad, se debe tener, al menos, precisión. Es posible que no haya una buena evaluación sin responder a las preguntas: cuál es la función de la evaluación y para qué sirve. Posteriormente aparece una pregunta relacionada acerca de cuál es el contexto de una evaluación. No es menor preguntarse acerca de la metodología y cobertura de las mediciones las cuales deben ser consistentes con los propósitos y usos de las evaluaciones y deben validarse técnica y socialmente. Coincidimos con Ferrer (2006) que esto implica tomar decisiones racionales y discutidas en profundidad sobre los siguientes aspectos:

    1. El objetivo y los sujetos de las mediciones, es decir, si se busca evaluar el sistema, a las instituciones, o a los actores individualmente (docentes y alumnos, en especial). La decisión determinará, por ejemplo, si las pruebas deben ser censales o muestrales, si estarán referidas a normas o a criterios, o si los resultados tendrán altas o bajas implicancias para los actores.

    2. Si los datos recogidos por las mediciones van a ser utilizados para el

    mejoramiento pedagógico o curricular, será necesario diseñar instrumentos adecuados para esos fines, si los ítem de las pruebas exigirán respuestas de opción múltiple, abiertas, o una combinación entre estas alternativas u otras, el grado de cobertura del currículo que tendrán las pruebas, etc.

    3. Todos los instrumentos de las evaluaciones requieren ser validados previamente a su aplicación, a través de pruebas piloto.

    4. Para poder asociar el rendimiento académico de los estudiantes con factores escolares y extraescolares asociables es preciso medir variables que pueden estar incidiendo para lo cual es necesario utilizar procedimientos técnicos sólidos para la recolección de datos y su posterior análisis estadístico.

    5. Una vez que se obtuvieron los indicadores precisos, aparece el problema en el paso siguiente, la construcción de rankings. La discusión al respecto es bien actual. Es que existe un problema conceptual en los rankings. El mayor de ellos no es el técnico-metodológico, que también lo es, sino uno mucho más profundo, porque, de hecho, su construcción se basa en la asunción de un modelo erróneo de interpretación de la realidad institucional. Los rankings hacen caso omiso de esta realidad conceptual y asumen el modelo de que agregando, aditiva y/o interactivamente, algunos elementos (indicadores) y relacionados con distintos componentes potenciales de la llamada calidad, se puede definir un concepto único y universal de calidad y consecuentemente, clasificar por calidad a los centros escolares, al margen de su topología y de sus características especificas y contextuales. En definitiva, la agregación de indicadores que hacen los rankings no es sino un artificio metodológico, más o menos complejo, que conduce a un resultado que, en rigor, no permite ver lo que hay detrás.

    Para cerrar este pequeño aporte, podemos decir que quedan muchos desafíos por delante en este proceso de "evaluar la calidad", para lo cual resulta imprescindible obtener una buena "calidad de la evaluación" en los años venideros.


  • Evaluación de la educación
    enviado por SEGUNDO CELESTINO SATAN el 2 de julio de 2009

    La evaluación de la educación debe llevarse a cabo mediante una evaluación formativa que permita hacer correcciones en el proceso de enseñanza aprendizaje. La evaluación no puede ser improvisada sino que tiene que planificarse para ello el profesor debe elaborar su programación anual, donde tenga en cuenta los lineamientos de la evaluación, sus unidades didácticas con sus, respectivos, indicadores de evaluación y los instrumentos que va a utilizar en la evaluación, hacer una matriz de evaluación para cada unidad didáctica. En cuanto, a la evaluación del profesor debe centrarse en su desempeño profesional y debe ser capacitado no sólo en aspectos pedagógicos sino, también, en conocimientos de su especialidad.


  • Evaluación: un tema transversal a toda la educación
    enviado por Gabriela Genovesi el 2 de julio de 2009

    Evaluar se constituye como un tema transversal en el sistema educativo, es una emergente que atraviesa la realidad en que nos vemos inmersos. Las partes del sistema interaccionan pero al analizarlas nos interesan esas relaciones y que dan por resultado un funcionamiento global ante la presencia de una evaluación, donde observamos y analizamos del comportamiento global, con un enfoque holístico. Esto se constituye como un modelo dentro de la educación en donde no escapa el sinnúmero de replanteamientos a la hora de buscar algo integrador de las tramas de relaciones y mecanismos homeostáticos de regulación de los procesos de enseñanza-aprendizaje, haciéndose cada vez más apropiada, clara y comprometida que envuelve toda nuestra existencia.


    • Evaluación: un tema transversal a toda la educación
      enviado por Susana Cristina Fraga el 4 de julio de 2009

      Acuerdo con estos conceptos.

      La evaluación, constante y permanente, se convierte así en eje central de las prácticas educativas en relación con los objetivos, los contenidos y las estrategias didácticas de la enseñanza y acuerda con la normativa vigente en el Diseño Curricular.

      Basada en el análisis y la aplicación de dos principios centrales para la enseñanza , por un lado, las prácticas de enseñanza y por otro, una concepción amplia de los ejes; dichas prácticas deben ser multidimensionales, considerar los saberes previos de los alumnos, el proceso y el producto.

      Pero, ¿qué evaluamos? Es evidente que tenemos que corrernos de la tendencia a evaluar la cantidad de trabajo entregado y su presentación formal y/o caer en las prácticas, desmotivantes, de comparar las producciones de los alumnos. Sí, proponer evaluar la calidad del aprendizaje evidenciado en el trabajo, en la relación con el contexto socio, histórico y cultural en la producción y recepción de significados desde un enfoque intercultural.

      ¿Para qué evaluamos? Para orientar, estimular y proporcionar información y herramientas para que los estudiantes progresen en su aprendizaje y, el docente conducirlos y reflexionar su práctica, para mejorar.

      ¿Cómo evaluamos? En relación con el proceso y su relación con la enseñanza. En relación con el producto y su relación con la enseñanza; teniendo en cuenta el análisis y diseño de instrumentos de evaluación inicial (saberes previos), de proceso y del producto junto a la relación con otros elementos de la planificación institucional y áulica.


  • Evaluación como política educativa
    enviado por Mariana Melgarejo el 1ro de julio de 2009

    Entiendo el sentido de aclarar y reforzar el carácter "instrumental" de la evaluación, más no necesariamente acuerdo en que eso deba opacar la necesidad de que los países la definan como una política educativa. Muchas veces se confunde "instrumental" con "exclusivamente técnico", intentando "preservar" la evaluación de las definiciones políticas que le corresponden, reduciéndola a un "procedimiento" (por eso también sucede que se confunden las evaluaciones con los operativos o las pruebas). Por otro lado, el hecho de ser instrumental no la convierte en subordinada ni de menor orden que otras políticas educativas, tales como las políticas curriculares o de contenidos, los cambios de estructura en el sistema escolar, las políticas de inclusión, etc. Habría que dar un fuerte debate en los equipos técnicos ministeriales de nuestro territorio, en función de definir el sentido político de la evaluación (lo que el colega define a partir de sus preguntas respecto del qué y para qué evaluar). Ningún sistema educativo puede marcar un rumbo en su proyecto político prescindiendo de las definiciones políticas en evaluación.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Ximena Diáz el 1ro de julio de 2009

    Es muy oportuno crear y desarrollar modelos integrales de evaluación a nivel internacional, de modo que la comunidad educativa pueda ser competente a mayor escala; sin embargo, la evaluación no debe ser la valoración simplemente cuantitativa de la cantidad de conocimiento sino de la calidad y versatilidad humana, cultural e investigativa que el individuo desarrolle a través de su implementación mediante un proceso continuo que motive posiciones críticas y objetivas.


    • Evaluación de la educación
      enviado por JULIO RODRIGUEZ MARIN el 3 de julio de 2009

      soy un convencido que la evaluacion integral es importante y mucho mas si manejamos estandares de calidad aplicado a la educacion pero desde una perpectiva de entendimiento global respentando la diversidad cultural y tecnica de una region pais, o cultura


  • A quién evaluar
    enviado por Ernesto Angulo - Panamá el 30 de junio de 2009

    El tema de la evaluación es muy amplio. En éste foro no se especificó de quién se trata la evaluación. No obstante, independientemente de a quién se evalué, ya sea a los docentes, estudiantes, directivos, autoridades, o al mismo sistema educativo, lo que debemos tener en mente es que buscamos identificar los logros contra los objetivos especificados.

    Para los estudiantes es estresante la evaluación porque lo toman como una vía de determinar sus deficiencias. Igual ocurre con el resto de los componentes del sistema educativo. Debemos entender que la evaluación lleva como finalidad corregir errores para mejorar el sistema.

    Por éste motivo, todo sistema de evaluación debe medir los logros en base a los objetivos de aprendizaje establecidos. Debemos tener en mente que no hay estudiantes fracasados. Hay estudiantes que no han logrado su objetivo de aprendizaje, generalmente porque el sistema no está de acuerdo a su estilo de aprendizaje.

    Lo mismo ocurre con el resto de los componentes. Un docente con una baja evaluación simplemente no está consiguiendo los objetivos de aprendizaje de sus grupos.

    Por esta razón, en todo momento al diseñar evaluaciones, debemos empezar con los objetivos de aprendizaje y no con los contenidos. Los contenidos se originan de los objetivos. Solo con objetivos claros podemos definir los contenidos y mejorar así el proceso de aprendizaje.


    • A quién evaluar
      enviado por JULIO RODRIGUEZ MARIN el 3 de julio de 2009

      si bien es cierto que debemos saber a quien evaluar, l o mismo sucede con que elvaluar y quienes son los que evaluan, y que es lo que se evalua, creo que antes de preocuparnos que a quie evualar debemos saber de el como y paraque evaluar


      • A quién evaluar y como evaluar
        enviado por Osvaldo Avendaño Kunstmann el 6 de julio de 2009

        Actualmente surge la necesidad de replantear las formas de evaluar, atendiendo a las influencias negativas que los procedimientos tradicionalmente utilizados ejercen sobre los procesos de aprendizaje de los alumnos y a las nuevas concepciones sobre los actos de leer y escribir. Básicamente se pretende que la evaluación proporcione una información continua, tanto al profesor como al alumno, permitiendo retroalimentar el proceso de enseñanza/aprendizaje y seleccionar o crear estrategias destinadas a mejorar las competencias y habilidades comunicativas y creativas, definidas por ambos previamente. Para ello, resulta indispensable que las actividades sean integradas a actos de construcción y comunicación de significado con destinatarios y propósitos reales. Este punto de vista es consistente con los planteamientos de Reuven Feuerstein (1980), psicólogo cognitivo, fuertemente influenciado por Piaget y Vigotsky, que considera al organismo humano como un sistema abierto susceptible a ser modificado gracias a la intervención de mediadores externos. Desde su punto de vista, la inteligencia (y por ende los rendimientos en áreas específicas) es concebida como un proceso dinámico, sensible a la intervención del ambiente externo y no como un estado o condición permanente del individuo. A través del concepto de modificabilidad cognitiva, Feuerstein plantea la posibilidad de transformar el curso y dirección de la estructura cognitiva del sujeto, desde una modalidad pasiva y dependiente a una autónoma e independiente, modificando así la forma de interacción del individuo con las fuentes de información y favoreciendo su exitosa adaptación a un ambiente que está en constante cambio (Condemarín, Galdames, Medina, 1994).

        Esta concepción dinámica de la función cognitiva, implica mirar el proceso de evaluación no sólo como una medición de los aprendizajes de una persona en un momento dado, sino que apreciar también su potencial de aprendizaje; es decir, la capacidad que muestra este individuo para resolver una tarea, al enfrentarla con el apoyo de un mediador. El potencial de aprendizaje constituye la expresión de la zona de desarrollo próximo (Vigotsky, 1977), dada por la diferencia entre el nivel de desarrollo del niño en un momento dado (capacidad de resolver independientemente un problema) y el nivel potencial de desarrollo (capacidad de resolver un problema gracias a la mediación dada por un adulto o por otro compañero).

        A partir de estas consideraciones, algunos autores (Feuerstein, 1980; Gamlin et al, 1989) proponen modificar la situación de evaluación tradicional, incluyendo en las sesiones de medición, un entrenamiento previo para mejorar las respuestas y determinar así, el potencial de aprendizaje del niño. También se considera la necesidad de realizar una mediación adecuada que incluya refuerzo y retroalimentación y cambie la atención del examinador, desde una focalización en el producto del examen hacia una focalización en el proceso de aprendizaje. La evaluación implica formularse preguntas sobre el proceso de enseñanza aprendizaje, en relación a algunas características que la sociedad y la escuela han definido previamente, con el fin de tomar decisiones adecuadas en relación orientar el proceso de aprendizaje y de intervenir a tiempo en su regulación (Stufflebeam, en Delorme, 1989; Cardinet, 1988; Hadji, 1990; 1992). Estas decisiones se refieren, en general, a tres objetivos diferentes, los cuales son determinantes de la estrategia particular que se utilizará para evaluar; estos objetivos generales son certificar, regular, informar.

        Cuando el objetivo principal es certificar, la observación se focalizará sobre comportamientos globales, socialmente significativos. Por ejemplo, el Certificado de Estudios de Educación Básica, certifica que un alumno sabe leer, escribir, contar, etc. objetivos que determinado país considera como fundamentales para sus ciudadanos.

        Cuando el objetivo principal es regular, el evaluador tratará de captar las estrategias utilizadas por el evaluado para ayudarle de mejor forma a enfrentar los problemas y las dificultades encontradas.

        Si el objetivo principal es informar, la evaluación se focalizará fundamentalmente sobre las aptitudes, intereses, capacidades y competencias, consideradas como prerequisitos para aprendizajes posteriores y permitirá orientar a los padres y al alumno sobre sus avances.

        Evaluación al comienzo o evaluación diagnóstica. Apunta a evaluar ciertas características del aprendiz con el fin de adoptar una secuencia de formación que se adapte lo mejor posible a sus especificidades. La evaluación diagnóstica es una medida indispensable para lograr una pedagogía de la diversidad (Delorme,1989).

        Evaluación durante el aprendizaje o evaluación formativa cuyo fin más importante debería consistir en la regulación por parte del profesor de su acción pedagógica y en la regulación por parte del alumno, de su propio aprendizaje, haciéndolos tomar conciencia de sus logros y necesidades, a través de la autoevaluación y de la coevaluación. La evaluación formativa modifica la relación del alumno con el saber y con su propia formación, haciéndola más autónoma y comprometida. También implica otras funciones anexas tales como el otorgar confianza al alumno, apoyarlo, proporcionarle puntos de apoyo para progresar; retroalimentarlo acerca de las etapas alcanzadas y las dificultades encontradas; proporcionar elementos para alimentar un constante diálogo entre profesor y alumno sobre la base de sus resultados concretos (Hadji, 1992).

        Evaluación al final del aprendizaje o evaluación sumativa o certificativa. Cuya función consiste en hacer un balance después de una o varias secuencias o después de un ciclo de formación. Constituye una forma de situar al alumno respecto a ciertos objetivos establecidos y de otorgarle un reconocimiento social, el cual es informado a la administración de la escuela y a los padres. Esta evaluación certificativa, plantea la necesidad de analizar de la pertinencia de lo que se asegura como formación a los alumnos.

        Es importante sin embargo, guardar un equilibrio entre los diferentes tipos de evaluación. Por ejemplo, si la mayor parte de las evaluaciones practicadas a un alumno son formativas, se corre el riesgo que éste no otorgue a las notas la importancia que tienen en cuanto puntos de referencia sociales inevitables. Una insuficiente evaluación diagnóstica, impide desarrollar actividades de formación que atiendan a la heterogeneidad de un curso, antes de comenzar su formación; del mismo modo, un exceso de actividades de evaluación formativa, confinan las actividades de aprendizaje a tiempos muy reducidos. Cuando se plantea el tema de la evaluación es necesario formularse la pregunta ¿qué han aprendido los alumnos que sea objeto de evaluación? En la medida que el proyecto de formación esté definido, se podrán establecer competencias que reflejen el objetivo de la formación de los alumnos. En nuestro caso, a partir de los Objetivos Fundamentales y Contenidos Mínimos, de los Programas de estudio y del proyecto educativo de la escuela, se deberían construir una serie de indicadores que permitan visualizar los objetivos alcanzados por los alumnos.


  • IMPLICACIONES DE LAS COMPETENCIAS Y DE LA EVALUACIÓN PARA EL DESARROLLO PROFESIONAL DOCENTE ( I )
    enviado por LUZ JANNETH ROMERO FARFAN el 29 de junio de 2009

    IMPLICACIONES DE LAS COMPETENCIAS Y DE LA EVALUACIÓN PARA EL DESARROLLO PROFESIONAL DOCENTE ( I )

    La evaluación del profesorado por competencias, se ha convertido en un proceso que sirve para identificar a aquellos docentes que son competentes en su trabajo, dejando de lado a aquellos poco calificados o poco competentes, según sean los resultados. En éste sentido, el desarrollo profesional del docente, se ve seriamente afectado, lesionando la motivación y el interés que pueda tener por mejorar y desarrollarse tanto a nivel personal como laboral y profesional.

    Con la evaluación a docentes por competencias, se comprueba la uniformidad en la imposición de unos estándares que pretenden medir a todo el mundo de igual forma. Esto obedece a la implementación de una normatividad y de unas políticas de estado que predominan en la actualidad.

    Millman J. Y Darling-Hammond en su obra "Manual para la evaluación del profesorado" p. 165, establecen que "La evaluación del profesorado puede servir a dos propósitos básicos: responsabilidad y desarrollo profesional". En cuanto a la responsabilidad, ésta implica, reunir datos para determinar el grado en el que los profesores han alcanzado niveles mínimos aceptables de competencia y de desempeño docente. Respecto a la evaluación para el desarrollo profesional, tiene como eje fundamental la reunión de datos para ayudar a superar las debilidades de aquellos profesores que por sus resultados, aparecen como mínimamente competentes en su labor. En éste sentido, Riegle (1987), identifica básicamente cinco grandes áreas en las cuales puede tener lugar el crecimiento profesional: . Desarrollo pedagógico: hace énfasis en desarrollar capacidades que tienen unas implicaciones tecnológicas, didácticas, curriculares, de enseñanza-aprendizaje y didácticas. . Desarrollo profesional: implica que el docente crezca dentro del contexto en el cual se desempeña y que alcance niveles más altos de competencia profesional con el fin de ampliar su comprensión de si mismo, del ambiente en el que se desempeña y de la misma profesión. . Desarrollo organizativo: deja de manifiesto el contexto institucional: necesidades, prioridades y organización. . Desarrollo de la trayectoria profesional: señala la importancia que tiene prepararse para la carrera profesional. . Desarrollo personal: considera importante tener en cuenta aspectos como la planificación, las capacidades Inter.-personales y el crecimiento individual y personal del docente.

    Es importante además, tener en cuenta razones por las cuales el desarrollo profesional docente se justifica: - El deseo de muchos profesores por mejorar en su quehacer - La obligación en muchos estados por fomentar el desarrollo profesional continuo del docente - El mismo espíritu y esencia de la profesión. En cuanto a la primera, los profesores aprovechan un sinnúmero de oportunidades tales como talleres de desarrollo profesional, formación continua, viajes. Y el hecho de que no consideren que la evaluación sirve a sus expectativas de desarrollo profesional, no implica que sus actitudes hacia ésta sean negativas; más bien dice mucho a cerca de cómo están diseñados los sistemas evaluativos y a la forma en que se utilizan.

    En lo relacionado con la segunda razón, es un hecho que en ciudades como Washington y Connecticut, se obligue a que los distritos escolares propongan sistemas de evaluación docente nuevos con el fin de contribuir al mejoramiento continuo. En Oregón y Carolina del Norte, se exige a los profesores, demostrar y evidenciar con pruebas cada año, su desempeño y crecimiento profesional. Esto demuestra que en algunos estados, se reconoce el hecho de que los docentes necesitan nuevas formas de ayuda para su crecimiento más allá de la competencia mínima. La tercera razón, justifica la necesidad de mantenerse actualizado en el conocimiento; pues los cambios constantes a los que nuestra sociedad está sometida, son innegables. Por esto es importante que en profesiones como la docencia no se escatimen esfuerzos por brindar a los docentes cursos de actualización, seminarios donde tengan oportunidad de conocer las nuevas tendencias del fenómeno educativo.

    LUZ JANNETH ROMERO FARFÁN Docente universitaria


    • IMPLICACIONES DE LAS COMPETENCIAS Y DE LA EVALUACIÓN PARA EL DESARROLLO PROFESIONAL DOCENTE ( I )
      enviado por Susana Cristina Fraga el 4 de julio de 2009

      Cuán cierta es esta reflexión. Con la evaluación a docentes por competencias, se comprueba la uniformidad en la imposición de unos estándares que pretenden medir a todo el mundo de igual forma. Esto obedece a la implementación de una normatividad y de unas políticas de estado que predominan en la actualidad.

      Así, se deja de lado la retroalimentación que sirve para propósitos sociales y directivos, se interfiere «el lugar de ayuda» a los alumnos y alumnas a aprender de forma más eficaz y de los docentes para estimulanos a revisar nuestro trabajo crítica y constructivamente.


  • La evaluación es un instrumento cargado de futuro.
    si sus resultados se utilizan para mejorar la educación

    enviado por Enrique Roca Director del Instituto de Evaluación (...) el 28 de junio de 2009

    La evaluación de la educación se ha ido extendiendo en las últimas décadas y se ha convertido en una preocupación fundamental de gobiernos y responsables educativos. La evaluación de los sistemas educativos en su conjunto o de las diversas unidades que lo componen (alumnos, escuelas, profesores.), es hoy una actividad fundamental dentro de las políticas educativas de todos los países.

    Propongo en esta breve nota abordar la finalidad de la evaluación (para qué evaluar), los destinatarios (qué evaluar), los métodos (cómo evaluar) y los retos futuros de la evaluación.

    Desde sus orígenes, la evaluación de los sistemas educativos ha tenido como objetivo primero conocer su funcionamiento y, de manera implícita, utilizar sus resultados en la definición de las políticas educativas. En los últimos años esta finalidad implícita de la evaluación ha adquirido una importancia decisiva; se trata de evaluar para conocer cómo funciona la educación y, sobre todo, para mejorarla; es decir, para orientar la toma de decisiones de todos los responsables de la educación: las políticas educativas, la organización escolar, el funcionamiento de los centros educativos, el trabajo de los profesores, y la participación y la dedicación de los alumnos y de las familias.

    Desde esta perspectiva debe perder interés la evaluación entendida como instrumento para determinar quiénes son los responsables de las insuficiencias y dificultades del sistema educativo; este planteamiento termina produciendo la confrontación entre los distintos agentes implicados. En contrapartida, se impone la concepción de la colaboración entre los responsables educativos para utilizar los resultados de la evaluación en la adopción de las medidas más adecuadas para mejorar la educación y alcanzar los objetivos y las metas educativas que se plantean las sociedades actuales.

    En cuanto a qué evaluar, hay que señalar que buena parte de las evaluaciones externas internacionales han procurado valorar el funcionamiento de los sistemas educativos a través del análisis del rendimiento de los alumnos. Desde principios del presente siglo, este análisis ha ido incorporando la valoración de la adquisición de las competencias básicas por parte de los alumnos (estudios de OCDE y de la Unión Europea), a la que se han añadido la valoración de los contextos sociales, económicos y culturales, de las circunstancias de aprendizaje y de los procesos educativos.

    A la evaluación del sistema educativo a través del rendimiento de los alumnos se ha añadido el interés por establecer un diagnóstico del rendimiento de cada una de las escuelas y alumnos. Este es el caso de España, como el de otros muchos países, en los que las evaluaciones de diagnóstico generales, por un lado, y censales por otro, tienen esta finalidad de facilitar la adopción de medidas de mejora oportunas para el conjunto del sistema, pero también individualizadas para cada uno de los alumnos y escuelas, en momentos intermedios de la educación primaria y de la educación secundaria obligatoria. Debe considerarse, además, que es necesario evaluar las propias escuelas, su organización, el grado de autonomía y, como indicador muy especial, el valor añadido que son capaces de ofrecer a sus alumnos. Es necesario también evaluar los procesos de enseñanza, los trabajos de los profesores y de los equipos docentes, considerados de manera colectiva e individual, y su impacto en los aprendizajes y en el rendimiento de los alumnos. Y, finalmente, es necesario evaluar el funcionamiento de las propias administraciones educativas y las políticas educativas propuestas.

    En relación al cómo evaluar, el desarrollo y la generalización de las evaluaciones nacionales e internacionales ha permitido una mejora muy significativa de los sistemas de evaluación. La definición de los marcos de evaluación, la organización de los procesos evaluadores y el rigor en el análisis de los resultados han permitido garantizar una elevada validez (se mide realmente aquello que se desea evaluar) y una notable fiabilidad (la valoración se realiza con todas las garantías y la máxima objetividad).

    Entre los retos actuales y futuros de las evaluaciones externas se encuentra el de facilitar una mejor información sobre aquellos aspectos hoy todavía insuficientemente valorados o que deben mejorar. Las evaluaciones deben afinar sus instrumentos para medir con más precisión la influencia de los procesos educativos de aula y centro, el funcionamiento de los equipos de profesores y las estrategias colectivas, la organización de las escuelas, la autonomía y la responsabilidad compartida y la implicación de profesores, alumnos y familias.

    Por otra parte, como se ha señalado, es fundamental poner a punto mecanismos de evaluación que permitan medir con el máximo rigor el valor añadido que escuelas y profesores son capaces de incorporar en el aprendizaje de sus alumnos. Éste es un aspecto hoy fundamental para contextualizar mejor los resultados educativos que ofrecen las evaluaciones externas.

    Para terminar, conviene insistir en que las evaluaciones de los sistemas educativos deben ser capaces de afinar las medidas allí donde se producen las circunstancias más adversas del aprendizaje, o las más particulares, sea porque corresponden a entornos sociales, económicos y culturales más desfavorecidos, porque se trate de alumnos con necesidades educativas específicas, o por cualquier otra circunstancia. Dicho de otro modo: la evaluación debe ofrecer una información más precisa y eficaz de los resultados de todos los alumnos, pues la mejora de los sistemas educativos sólo es posible si la calidad de la educación y la excelencia afectan también a "todos los alumnos".


  • A propósito de la Evaluación Estandarizada Externa
    enviado por Leonor Cariola - Chile el 27 de junio de 2009

    Diatribas contra la evaluación
    Es muy corriente escuchar críticas a las evaluaciones externas de aprendizaje y pareciera que estas reflexiones tendrían mejores resultados si se invirtieran en establecer cómo paliar los efectos no deseados de la evaluación o cómo diseñar sistemas de evaluación que no generen efectos no deseados.

    Insatisfacción con la falta de equidad

    Muchas veces se argumenta que la evaluación en sí misma es inequitativa porque no considera las condiciones de los niños más desfavorecidos ni los contextos en que estudian. Efectivamente, para que una evaluación sea estandarizada requiere medir lo mismo, bajo las mismas condiciones y contrastar contra los mismos estándares.

    Necesidad de aclarar qué se entiende por equidad en la educación de los niños.

    Esto parece algo muy decisivo y necesario de aclarar y consensuar. ¿Sería equitativo que los niños y jóvenes de escasos recursos aprendieran menos que aquellos con más recursos? Claramente nadie podría estar de acuerdo con un planteamiento que propiciara algo así. Sin embargo, esto tiende a suceder casi naturalmente - o mejor dicho, naturalizadamente. Los niños de escasos recursos, económicos y culturales, así como sus familias, exigen menos a las escuelas y a sus profesores y les cuesta más aprender. Los profesores tienden a bajar las exigencias y califican a los estudiantes en términos relativos al grupo curso.

    De esta manera, los estudiantes que más necesitan aprender para alcanzar los objetivos curriculares o el conocimiento que requieren en la sociedad actual, son los que menos aprenden.

    Para develar, diagnosticar y denunciar esta tremenda injusticia, no parece haber mejor manera que una evaluación estandarizada.

    Para decirlo claramente, proponemos que se exploren distintas maneras de llegar a resultados equivalentes a través de distinto métodos, contextos y motivaciones. Creemos que hay que adecuar los medios, pero no los objetivos de aprendizaje.

    Para saber si esto se va logrando y dónde es necesario reforzar los procesos de enseñanza-aprendizaje, no hay mejor forma que la evaluación externa. Para solucionar un problema, la primera necesidad es identificarlo y reconocerlo.

    En vez de eliminar políticas, hacer políticas que sean consistentes y que contrarresten los efectos negativos

    Habiendo afirmado con toda claridad el importante rol que le asignamos a la evaluación externa, debemos reconocer que las evaluaciones pueden tener limitaciones muy serias, pero creemos que estas son evitables y que debemos buscar el equilibrio a través de políticas paleadoras que contrarresten los efectos negativos que puedan tener las políticas evaluativas.

    En primer lugar, se debe entender la evaluación como un sistema que no solo produce datos válidos y confiables sobre el logro de resultados de los alumnos, sino que también los comunica eficientemente tanto para provecho de políticas educativas como para iluminar la práctica docente.

    De esta manera, el sistema mismo debe prevenir los efectos no deseados y responder sistémicamente a las necesidades educativas que releva el sistema de evaluación.

    Algunos ejemplos: si se piensa que las evaluaciones son reducen el curriculum, la evaluación deberá medir aprendizajes considerados centrales e importantes, que abarquen gran parte del curriculum, distintas áreas de aprendizaje y diversidad de habilidades. Si se piensa que las evaluaciones solo demuestran el efecto del nivel socio-económico de los estudiantes, entonces se entregan resultados controlando este efecto o se introducen medidas de progreso o valor agregado. Si se quiere propiciar un desarrollo integral, entonces se pueden introducir la variedad de criterios que se consideren necesarios.

    En segundo lugar, el sistema de evaluación como un todo debe estar coordinado con el sistema educacional en su totalidad. La evaluación debe ser un instrumento difundido y utilizado por la supervisión y por los docentes; también debería informar al curriculum y a los programas de apoyo.

    Luego, las decisiones respecto al tipo y modalidad de evaluación debe ser consistente con el enfoque de las políticas educacionales y con la función que se le quiere dar a la evaluación.

    Entre las decisiones críticas para un sistema de evaluación están las siguientes:

    • Monitoreo vs. incentivos asociados a resultados.
    • Apoyo vs. presión a las escuelas.
    • Autonomía (que la escuela decida) vs. sanciones desde el centro (intervención).
    • Evaluación interna vs. evaluación externa
    • Cobertura curricular vs. precisión por unidad de análisis


  • Evaluación mecanismo de mejora
    enviado por Marcelo Paucar el 27 de junio de 2009

    Es preocupación de todos los paises mejorar la calidad de educativa de sus seres en formación con la finalidad de cumplir las expectativas sociales y conseguir personas que contribuyan a las diferentes culturas desde sus realidades.

    La evaluación como un medio para obtener una apreciación de los resultados que brindan los procesos que se desarrollan en educación, permite contar con elementos valiosos, que establecen mecanimos de mejora, mas, debe ser consensuada, debe partir de las necesidades de la población, contar con instrumentos técnicos de fácil comprensión e interpretación, por que no todas las personas entendemos y comprendemos de la misma manera, eso es respetar las diferencias individuales.

    En Ecuador se esta llevando a cabo un proceso de evaluación, que tiene que ser revisado. Los instrumentos que se esta utilizando en la evaluación tienen algunas falencias. Si sostenemos que la evaluación sirve para mejorar no se puede querer que el evaluado responda una cantidad de preguntas que necesitan de reazonamiento logico, en poco tiempo, los docentes no saben cuales son las cuestiones a evaluar, todod es una sorpresa, no hay agilidad en los procesos, una cosa es los temas de los cursos que esta dictando el Ministerio de Educación y otra lo que se evalúa.


  • EVALUACION EDUCATIVA
    enviado por DRA. MARIA VICTORIA PROAÑO COSTALES el 26 de junio de 2009

    El tema de la EVALUACIÓN EN LA EDUCACIÓN,constituye un aspecto vital dentro del proceso enseñanza - aprendizaje. Por tanto, es necesario establecer lineamientos que consideren la integralidad del mencionado proceso.

    Considero, que se deben conjugar aspectos cognocitivos, volutivos, físicos y especialmente sicológicos,de la persona evaluada, que coadyuven a la veracidad, oportunidad y credibilidad evaluatoria.

    Otro ámbito de especial interés, es la determinación de la población evaluada: docentes, discentes, administradores educativos, entre otros, para establecer niveles de instrucción acádemica, formal o alternativa, experiencia, y dentro de ellos características propias del grupo, motivaciones, capacidades y destrezas, que en un momento van a influir de manera directa en la evaluación.De igual forma, cuidar la inferencia de quien evalúa.

    El conocimiento debe ser afianzado a través de metodologías científicas, para alcanzar una evaluación exitosa.

    Finalmente, la evaluación no es otra cosa que la medición cualitativa o cantitativa de lo que se ha aprendido y comparten la responsabilidad quien impartió el conocimiento, como quien lo recibió.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Lic. Ileana betzabeth Lugo Martínez el 26 de junio de 2009

    Si bien en las últimas décadas el tema de la evaluación ha sido una prioridad en la educación, hace falta mucho trabajo que hacer al respecto, en el cado de la evaluación del aprendizaje, en ocasiones es más el fin que un medio para mejor el proceso de enseñanza aprendizaje.

    Muchos docentes, desconocen los tipos de evaluación y por ende la utilizan más como una forma de asignar número a sus alumnos que para mejor su práctica educativa para formar mejores estudiantes.

    Desde mi experiencia y punto de vista, considero que otro factor importante es la falta de conocimiento en los instrumentos de evaluación, sus limites, alcances y limitaciones, sin menoscabar la práctica educativa de muchos docentes, se carece de los conocimientos técnicos de la construcción de un instrumento válido y confiable, se evalúa todo un curso con un examen escrito de 10 preguntas que fueron formuladas por el profesor siendo calificados desde la subjetividad del evaluador.

    Me parece que la evaluación es por demás necesaria si partimos del hecho de evaluar significa: valorar un objeto o sujeto, emitir un juicio al respecto y tomar las decisiones con base en los resultados.


  • ¿Evaluación real o simulación de trabajo?
    enviado por GREGORIO IÑIGUEZ ROMERO el 26 de junio de 2009

    Es una pena que a estas alturas de la ciencia y avances tecnológicos existan personas que mencionen la evaluación de sus alumnos como meta principal, cuando en realidad lo que hacen es simular esa evaluación, poniendo calificaciones sin norma o calidad, solo para cubrir un requisito establecido por las autoridades. Todo esto lo mencionó porque no es posible que un alumno de Universidad no sepa en muchos casos ni siquiera escribir correctamente su nombre, ya no digamos otro tipo de documentos, y después de haber pasado por 6 años de educación primaria, 3 de secundaria y 3 de preparatoria. Esta situación nos demuestra que algo anda mal en la educación básica, pués no es posible aprobar un alumno que no sepa escribir en forma "correcta". Como dicen nuestros abuelos "SIEMPRE TIEMPOS PASADOS FUERON MEJORES".


    • ¿Evaluación real o simulación de trabajo?
      enviado por Ajenor el 28 de junio de 2009

      Estaba tan de acuerdo con lo que mencionas, la ciencia de mano con la tecnología nos demuestra lo que esta pasando, no le tiremos la culpa a la educación básica ni busquemos culpables, te aconsejo que investigues todo sobre la dislexia, ahí podrás encontrar que no todo tiempo fue mejor, démosle a los educandos un aprendizaje con amor y no con castigo como en "los tiempos pasados".


  • Evaluación de la educación
    enviado por Blanca A. Camacho C. el 26 de junio de 2009

    La Evaluación de la Educación en las METAS 2021

    Vivimos en el siglo XXI, sin embargo, parece que en evaluación hemos avanzado teóricamente, decimos saber qué se debe hacer; más en el proceso, en la ejecución, no llegamos a la cientificidad requerida. Como docentes, y no importa en que ámbito, debemos tener la formación académica que nos permita, tener una visión clara de la importancia de la evaluación en todo proceso educativo. Significa esta última frase, que deben ser evaluados los niños, los docentes, las escuelas; los procesos académicos, la misma evaluación que se aplica, los contenidos que se imparten, pero más importante es evaluar en la formación de formadores, ¿qué se les ofrece a los futuros docentes en esta materia? Es muy importante que las políticas educativas de cada país, bajen a quien las ejecuta; internacionalmente los diferentes países pueden presentar en foros, conferencias y demás, una planificación muy bien estructurada de las políticas de evaluación, pero en realidad los docentes carecen de la formación para implementar dichos procesos, y hasta desconocen lo que a nivel nacional se planifica y todo el proceso queda desfasado, por lo tanto se obtienen resultados sesgados, o simplemente si es para organismos internacionales la mayoría de las veces dependerán del ojo del observador o más bien de la poca conciencia de las evaluadores. Queremos hablar de incertidumbre, complejidad, probabilidades para hacernos sentir que avanzamos por que usamos otros términos, lastimosamente implementamos sistemas de evaluación totalmente alejados de esas teorías, por ejemplo, queremos aplicar estrategias socio constructivistas, pero aplicamos una evaluación conductista, ¿cómo avanzar así? Mientras en los estamentos educativos de nuestros países prive la política en la designación de profesionales no idóneos para llegar la educación, no creo que avancemos. Tenemos que ser serios y responder a las necesidades de nuestros pueblos, de cada comunidad, se necesita voluntad académica y política educativa no partidista para saber llevar una cadena de mandos altos, medios y de ejecución que puedan responder a estas metas propuestas.


    • Evaluación de la educación
      enviado por Susana C Fraga el 28 de junio de 2009

      Interesantísima mirada. Susana


  • Evaluación Educativa para el siglo XXI
    enviado por Leyla Lydna de Sánchez el 26 de junio de 2009

    El controversial tema de la evaluación educativa ha sido preocupación de los diferentes actores sociales que de diferentes formas se ven afectados por sus resultados, sean positivos o negativos. Es necesario que todos los involucrados en este importante tema, internalicen y modifiquen el tradicional concepto de evaluación que aún persiste: cual es sólo calificación cuantitaviva. Y que traspolándola al quehacer propio de las escuelas sólo se queda en la concepción de la mera repetición de conceptos. Es necesario que se rompa este concepto y se busque en la evaluación una alternativa para llevar a los estudiantes al desarrollo de procesos cognitivos que los prepare con saberes para enfrentar los retos de la vida globalizada que hoy enfrenta el individuo.

    En otro orden de ideas, la evaluación se ejecuta en otros ámbitos siempre en busca de mejorar lo evaluado. Sin embargo persiste y subyace en los involucrados el temor a los resultados, porque ésta ha sido vista por regla general, con un carácter punitivo.

    Cuando ese tabú de que la evaluación es de carácter castigador desaparezca de las mentes tradicionales y se cambie de actitud frente a su necesidad, como una tarea para la mejora contínua y para reflexionar sobre cómo estamos actuando, los resultados de su práctica serán óptimos.

    Es posible encontrar entonces una sociedad viendo en la evaluación las mejoraes oportunidades para buscar la excelencia.


  • Evaluar para el cambio
    enviado por Celia Inés ( Remedios de Escalada.Bs As.) el 26 de junio de 2009

    La evaluación es una herramienta vital en el ámbito educativo porque por medio de ella se elabora una valoración de las acciones realizadas,de los éxitos y de los fracasos, cuando digo evaluación para el cambio quiero expresar que esa es la utilidad que hay que darle, para la transformación, la innovación, la mejora, para retroalimentar los aspectos positivos y modificar aquello que no se ha logrado, para ello hay que saber que se va a evaluar, si los procesos o los resultados, si se utilizará una evaluación cuantitativa o cualitativa.En la educación todos sus componentes son objeto de evaluación, y hay necesidad de capacitar para tal fin y así trabajar para una educación de calidad


    • Evaluar para el cambio
      enviado por JULIO RODRIGUEZ MARIN el 3 de julio de 2009

      cuan importante es evaluar los cambios, pero cambios desde que perpectiva y hacia donde queremos que nos lleven esos cambios, asi mismo quienes son los que gerencian loscambios, por ello es importante remarcar que los cambios siembre deben estar orientados hacia objetivos y metas concretas desde una vision holisitica, constructiva y confluente del ser.


  • Evaluacion `para una mejor calidad de vida en la educación.
    enviado por Olga Lucia Bocanegra Carrillo el 25 de junio de 2009

    Pienso que la evaluacion como tal nos debe llevar a los docentes a captar el desarrollo de lo enseñado dentro del aula de clase, de una manera logica a lo que vive el educando diariamente y de que manera lo a asimilado y lo ha aplicado en su vida cotidiana. La enseñanza aprendizaje debe llevar al educando a diseñar su propia forma de ver el mundo que lo rodea porque si bien es cierto que necesita de bases teoricas para complementar el desarrollo de su propia vida, también es cierto que necesita construir y centrar bases que le permitan desarrollar un camino adecuado hacia un futuro lógico y racional dentro de la competitividad futurista que ofrece el mundo de hoy.


  • Evaluación de la educación
    enviado por victor el 25 de junio de 2009

    sobre la evaluación de las diversas propuestas , es necesario que se desprenda de los los funcionariso burocraticos implantados por los diverso ministerio de educación y el gobierno , los mismo son y han sido funcionarios improvisados que no han hecho una evaluación cientifica en el campo, mas bien han sido improvisada, haciendo saber que todo marcha sobre rueda y mas con cierto porcentaje de productivida , para reflejar sus viaticos de movilización, entonces como salir de este obstaculos,, la educación es cientifica, biologica y fisiologica en todo su sentido, hay que saber diagnosticar para poder dar el trataientoa decuado alas condiciones y necesidades dela población estudiantil en todsos sus diversos niveles , loq eu nos conlleva a una eficiencia educativa.


  • Evaluación de la educación
    enviado por leonidas el 24 de junio de 2009

    En educacion, cuando se hable de evaluacion, definitivamente, tendra que ser considerada desde el punto de vista local. Se tiene que desarrollar una educacion de calidad donde los recursos de aprendizaje, los orientadores de los programas y los contenidos educacionales, sean acordes con los intereses de los estudiantes de una determinada región. A un estudiante cercano al mar le debo orientar en profundidad a conocer todas las caracteristicas del mar, las ventajas y desventajas que ofrece el ser ribereño y como puedo ser competitivo mundialmente, aplicando todos los conocimientos historicos de ese mar desde la gran producción de beneficios como los grandes perjuicios y riesgos a que estamos sometidos frente a los diferentes fenomenos que han ocurrido y fundamentalmente lo que esperamos en el futuro por efectos del calentamiento global por ejemplo. En otro sector de desarrollo de contenidos educativos tendran por ejemplo como eje de desarrollo, la minería. Bien importante es la garantia de una orientacion precisa hacia este otro ejemplo donde se garantizara la materia prima, equipos, herramientas y personal idoneo que apliquen como se propone por ejemplo en sel SENA en Colombia, especializando su personal hacia intereses definidos. La evaluacion de la educacion debe entonces de estar centrada definitivamente en las competencias, estimuladas de acuerdo a las vocaciones de cada una de las regiones. El país produciría el personal técnico y especializado de acuerdo a su propia inversion y es la politica de gobierno la que quedaria evaluada de acuerdo al personal competente producido con el apoyo particularizado.


    • Importancia de la evaluación educativa
      enviado por Edith el 25 de junio de 2009

      IMPORTANCIA DE LA EVALUACIÓN EDUCATIVA Considerando que la evaluación en el aula es un proceso continuo, permanente consustancial al currículo, que va a permitir al maestro "obtener información para conocer y tomar decisiones referente al logro del aprendizaj del alumno y del profesor ". Proceso importante porque tiene que ver con toda la programación curricular a nivel de asignatura- tema de lección, ejecución y uso de las estrategias; verificar cual ha sido el logro de aprendizaje significativo que presenta el alumno después de la acción educativa y tomar las decisiones respectivas, de reajuste, retroalimentación, evaluación del conocimiento previo del alumno, adecuada programación curricular y uso de estrategias. Considero que en las Metas educativas 2021, se debe proponer un modelo de planificación de la evaluación educativa,cualitativo cuantitativo. Para que a nivel de latino america se pueda tener una evaluación de calidad considerando la formación integral del educando y la adecuada programación a nivel de la institución educativa, de tal manera que todos los maestros contemos con un proceso evaluativo semejante, que va diferir, por el contexto y población estudiantil, pero que va a permitir dialogar a los maestros sobre los logros y procesos evaluativos y decisiones tomadas. De esa manera que se va poder comparar los logros del aprendizaje significativo del alumno y de la calidad educativa que imparte la institución a nivel de aula y profesor, tomando en cuanta las diferencias que existe entre instituciones educativas. Además considero que es importante evaluar a los maestros, con el propósito de capacitarlo y cuidar la calidad educativa. Esta evaluación no debe ser utilizado por la autoridades educativas, para ridiculizar al maestro a nivel de sociedad, afectando su autoestima, el mismo que afecta su quehacer educativo en la acción educativa.


    • Evaluación en todos los niveles
      enviado por Bernardita el 25 de junio de 2009

      (Bernardita Brenes Bonilla, Costa Rica, 24 de junio, 2009)

      Un saludo cordial para la OEI y a todos los participantes.

      Considero que la evaluación en educación es fundamental, y no es necesario que se incluya dentro de los objetivos para darle la importancia que merece. sin embargo considero que esa evaluación debe hacerse en diferentes nivels, a saber: 1. A NIVEL DE AULA: debemos estructurar proceso adecuados de la evaluación del trabajo que se desarrolla dentro del aula, no solo del resultado que obtiene el estudiante sino también el desempeño que realiza el docente. 2. A NIVEL NACIONAL: se debe evaluar también el proceso educativo como sistema a nivel nacional. O sea redefinir políticas educativas, acercarlas a la realidad del contexto donde se implementen, adecuarlas a las necesidades de la demanda mundial, de manera que se asegure a los futuros egresados que la educación que estpan recibiendo les permitirá efectivamente una inserción dentro del mercado laboral. Por esto esa evaluación del sisitema educativo nacional debe hacerse en todos los niveles, en educación pública y privada, así como en todas las modalidades que se estén emplmentando en el país. 3. NIVEL DE EDUCACION SUPERIOR: Se debe evaluar el nivel de educación con que se están formando a los "formadores", valga la redundancia. Esto porque en la medida en que esa formación responda a las necesidades nacionalesd y mundiales, y a las demandas cada vez más crecientes de los educandos, entonces podremos asegurar que los niveles anteriormente citados también van a mejorar. De allí la importancia de este nivel.


  • Evaluaciòn en un mundo intercultural
    enviado por Araceli Del Angel B el 24 de junio de 2009

    La evaluaciòn del sistema educativo nacional, no es un tema de hoy, su construcciòn como tal, aun encierra infinidad de puntos. En mi opiniòn, aunque no soy una gran conocedora del tema, lo que puedo decir es que, si actualmente Mèxico se reconce como un paìs multicultural y plurilingûe, tiene la obligación de dotar de este mismo caracter a la evaluaciòn. A que me refiero, bueno, si a través de programas educativos se trata de atender èste caracter, pienso que lo mas lògico serìa que la evaluaciòn, como el proceso por el cual se observa la calidad, la eficacia y la eficiencia de la educaciòn basica, media superior y superior -no solo como un proceso de la socialización, sino como un proceso en el que, de estos espacios, salen alumnos y alumnas con conocimientos cientificos y culturales que se veran reflejados en su actuar diario -labora y no laboral- es decir, futuros miembros de la sociedad- no debe reducirse unicamente a estadisticas sobre el proceso positivo de la alfabetización, sino mas bien contemplar que la verdadera evaluación radica en que todo lo aprendido sea realmente utilizado en la vida diaria, pues pienso que esto es el fin ultimo, por decirlo de alguna forma, de la educaciòn, crear a los futuros miembros de la sociedad y, en este sentido funcionar como reproductora del grupo social.


  • Evaluación de la educación
    enviado por José Carmen Soto Ramírez el 24 de junio de 2009

    Por una evaluación institucional para evaluar y transformar al mundo

    Educación, realidad socio-escolar y evaluación, son tres categorías fundamentales inherentes al desarrollo áulico docente-discente; fundamentales en el sentido de que durante el proceso educacional del alumno, éste se evalúa in situ de manera diagnóstica, formativa y permanente, lo que finalmente se traduce invariable y cuantitativamente en un número, durante y al final del ciclo escolar, hablando de la educación básica y, no propia de este nivel.

    Por normatividad curricular obligatoria, en el caso de México, se debe evaluar el desarrollo y logro de las competencias curriculares académicas adquiridas por los educandos durante el ciclo escolar lectivo correspondiente, y las implicaciones del mismo, traducido éste, en un número que oscila entre el cinco y el diez, sin embargo, nada más limitada, acotada, parcial y regulada no puede ser tal evaluación, ya que ésta, no puede estar sujeta únicamente a variables curriculares de aprendizaje; dialécticamente debería ir más allá del propio contexto escolar.

    Evaluar no debe circunscribirse a un número inicial, bimestral y final; evaluar implica una multi-diversidad factorial extra e intra institucional, que directa e indirectamente influyen en los procesos de aprendizaje de los alumnos; es decir, una evaluación real en términos curriculares y de cognición áulica, merece considerar elementos del contexto familiar, del contexto social y/o del contexto de desarrollo y obviamente, del contexto institucional; incluso del contexto curricular.

    La influencia de la buena, mala, raquítica y/o ausencia de una alimentación familiar, los problemas familiares, la posición socio-cultural de la familia, el medio urbano y el medio rural, el apoyo familiar, la salud del educando, la masificación grupal, el status económico, escuelas de organización completa e incompleta, el acceso o no a los medios de información, la ética y profesionalismo del docente, la propia escuela, entre otros, son factores determinantes que influyen en una excelente y/o mala evaluación del educando.

    Ahora bien, el factor relacionado al desempeño docente, es sustantivo para una educación de calidad, por ende, es pertinente que el propio docente evalúe cotidianamente su práctica profesional docente y en la medida que perfeccione su praxis, desarrolle su práctica profesional en el el marco de la ética de trabajo, prolongue su profesionalización, se inscriba en la alfabetización digital, recupere la propia credibilidad social, evalúe de manera cualitativa, innegablemente, la evaluación puede abarcar elementos de mayor incidencia educacional y, romper con la parcelización evaluatoria institucional-curricular, que limita y relega el holismo educacional.

    Quizá la educación como la de Finlandia, la nuestra debiera descansar en una "educación comprensiva" tal vez como la educación de Bélgica, cuyo currículum descansa en "dominios de arte y cultura, ciencia y tecnología, medio ambiente, estudios sociales y ciencias humanas" y/o qué decir de Escocia, cuya educación reposa en la "inclusión e igualdad escolar, fortalecer valores y ciudadanía, el aprendizaje para la vida, fomento a la creatividad" en suma, el diseño del currículum se sustenta en la premisa de que "los estudiantes se desarrollen como personas seguras, felices y capaces".

    Sin embargo, nuestra realidad latinoamericana dista miles de millas de conocimiento entre las llamadas escuelas del primer mundo y nuestro contexto, por ello, y de manera imperativa, se debe iniciar en la innovación de la evaluación. Evaluar implica la consideración de la vida en el hogar infantil (en el caso de educación primaria) el contexto, los amigos, la propia escuela, el medio urbano y/o rural, su "modus vivendis", etc., así que pruebas estandarizadas de manera general ocultan la realidad plena y genuina del desarrollo de los educandos, máxime cuando éstas se aplican a instituciones públicas y privadas, urbanas y rurales, unitarias y multigrado, de organización completa, como si los actores y factores se desarrollarán en igualdad de circunstancias; nada más falaz y disfraz perfecto.

    Una evaluación como la que hasta ahora se instaura en la educación básica en México, evalúa una fracción del aprendizaje de los educandos, y quizá ésta, también puede evidenciar la incapacidad profesional del docente para coadyuvar en la formación cualitativa del educando. Al respecto, en no pocas ocasiones, y durante la primera evaluación en educación primaria, algunos docentes de manera empírica teorizan sobre la incapacidad del alumno para desarrollar las competencias educacionales del grado (principalmente aquéllos que reprobaron el primer bimestre), quedando el estigma de subestimación académica, marcado en lo que resta del ciclo escolar; mientras el apoyo didáctico-pedagógico particularizado, hace gala de ausencia en el docente.

    Hace relativamente poco tiempo, me tocó asistir a una plática "informal" a cargo de la española, especialista en Supervisión educativa, la Doctora Ma. Antonia Casanova, cuya visita se circunscribió en el marco de un aniversario más de una institución de educación superior de la ciudad, la reunión se realizó en una pequeña aula del Doctorado en Ciencias con Terminal en Innovación Pedagógica y Curricular, perteneciente a la Universidad Pedagógica Nacional, Unidad 161 y el Centro de Investigación y Desarrollo del Estado de Michoacán (CIDEM), México.

    Y, parafraseando una de sus intervenciones mencionaba que "al alumno no se le debe evaluar solo con un examen, porque no lo es todo" coincidencia plena y general de quienes estábamos en tan importante evento.

    Respecto de la evaluación áulica institucional, en el caso de la evaluación diagnóstica, ésta habrá de ser fortalecida a través de la evaluación permanente, otorgando mayor atención particularizada, a quien menor comprensión académica logra, tarea altamente difícil en los contextos de masificación grupal, caso de México (entre 40 y 50 alumnos) cuando lo idóneo sería el establecimiento normativo, como en los países de occidente, tener grupos de educación básica entre 20 y 25 alumnos, para desplegar genuinamente la atención particularizada referida.

    Sin embargo y para ello, en el 2021, innegablemente deberán concretarse nuevos currículos de educación y por ende, ésta (la educación), su realidad socio-escolar y la evaluación cualitativa, "in situ" y "ex situ" deberán formar parte medular del currículum en consideración; mientras tanto, corresponde a nosotros, los docentes, iniciar la transformación de la evaluación, desde nuestras trincheras pedagógicas, mediante la actualización, la profesionalización, la ética, la responsabilidad, la innovación y el amor hacia nuestro educandos, solo así, podremos iniciar la transformación educacional hacia la fecha establecida (2021).

    Es decir, la primera evaluación ipso facto que se debe realizar en el marco del contexto educacional, sin duda alguna, corresponde a la auto-evaluación del y por el docente, evaluar su capacidades laborales, las estrategias utilizadas, su metodología, su técnica, su ética profesional, su responsabilidad, en suma, autoevaluarse cualitativamente y perfeccionar los errores en los que de manera consciente se forma parte de ellos.

    Después de ello, instaurar la heteroevaluación, implica evaluar a los discentes en su contexto, considerando el apoyo de su familia, su desarrollo, sus capacidades, sus limitaciones; tratar de identificar el mayor número de obstáculos epistemológicos que frenan un desarrollo educativo significativo y, emplear las estrategias cualitativas pertinentes que pudieran mejorar el desempeño académico de los educandos; sin descartar la propia autoevaluación del educando, el cual tiene derecho a la reflexión sobre sus "saberes haceres" de responsabilidad educacional.

    Una evaluación genuinamente cualitativa, que no cuantitativa ni parametral; una evaluación integral, que no parcelizada; una evaluación naturalista, que no de laboratorio. Una evaluación que coadyuve al educando en el aprendizaje de manera permanente; una evaluación que haga reflexionar y evaluar al propio educando sobre los fenómenos naturales, políticos, económicos, sociológicos de su entorno; en suma, una evaluación cualitativa eminentemente crítica y reflexiva.

    Una evaluación desarrolladora, que no numérica, puede ser el parte aguas en las instituciones educativas para el 2021, basta mencionar y considerar que existen algunas instituciones en los países de occidente que no consideran la evaluación cuantitativa recurrente en los educandos, cuando mucho, al final del ciclo escolar.

    Una evaluación que coadyuve en la formación de los futuros ciudadanos del mundo, capaces de evaluar al mismo y, una evaluación que genere en los educandos la propia evaluación de sus docentes, de sus gobernantes, de su sociedad, de su entorno, de los beneficios y perjuicios del entorno industrializado y tecnologizado, dinámico, dialéctico y contradictorio; ser y formar parte de esa evaluación holista y emergente del siglo XXI.

    Una evaluación para evaluar el mundo, implica la autoevaluación y profesionalización del docente, con altura de miras al perfeccionamiento de su práctica docente, a la realización de una práxis áulica, con el claro objetivo de que los educandos traten de desarrollar de manera crítica y holista una evaluación del micro y macro entorno, de los fenómenos que inciden en el devenir de la sociedad, una evaluación de su propia educación, del propio llamado cuarto poder, de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación; de todo aquello que de manera directa e indirecta interviene en el desarrollo de la sociedad y de ellos mismos.

    Es imprescindible una evaluación cualitativa versus evaluación cuantitativa, con dirección al fortalecimiento de rupturas epistemológicas de la educación tradicional, considerando elementos socioculturales, fundamentales en el desarrollo de la educación, una evaluación de nuevo milenio, con fundamentación curricular psico-pedagógica, socio-educativa e inter-pluri- y transdisciplinar; una evaluación constructiva para transformar nuestro mundo.

    De ahí que el epígrafe por una evaluación para evaluar y transformar el mundo, puede ser una utopía que se debe concretar en nuestra realidad a corto plazo, evaluar la función docente en su marco multifuncional, evaluar a los educandos de manera cualitativa, con la finalidad de formarlos de manera integral e integradora; una evaluación curricular transformadora.

    Una evaluación institucional para evaluar y transformar el mundo, desde el desiderátum y el devenir social, una evaluación que haga reflexionar al sujeto perteneciente a un contexto en constante contradicción, una educación que pugne por una axiología práctica y socializadora, una evaluación que transforme el pensamiento de los sujetos para la prevención y el cuidado del medio ambiente; una evaluación que integre los excluidos y/o marginados al pleno derecho humanista de la educación. Por una evaluación inclusiva y sin menosprecio, a las diferencias onto-físicas, económicas, culturales, sociales e individuales.

    De esta forma, la evaluación cualitativa debe estar por encima de la evaluación cuantitativa, ponderando con seriedad, la posibilidad de eliminar paulatinamente y de manera curricular e institucional, el primer tipo de evaluación, so pretexto concreto de evaluar un mínimo de competencias desarrolladas por el discente; ignorando por consiguiente, gran cantidad de elementos inherentes a la evaluación y desarrollo psico-sociológicos del educando.

    Así, de manera ipso facto, se puede avanzar en la instauración de la evaluación en consideración - ¿Cómo? - De manera muy simple, el docente debe evaluar su forma áulica de trabajo, sustituyendo lo cuantitativo por lo cualitativo, reflexionar sobre el papel que desempeña y las herramientas diversas y pertinentes o no, que se emplean para el progreso académico del discente, así como involucrar significativamente en el proceso de enseñanza-aprendizaje a los propios padres de familia, en el afán de ensayar y fortalecer dicho proceso educativo; sin la posibilidad de descartar la consideración de la eliminación definitiva de la evaluación reprobatorio institucional.

    Pugnar por una evaluación institucional para evaluar y transformar el mundo, implica la transformación de la evaluación en las instituciones educativas, e instaurar un tipo de evaluación mayormente cualitativa, con la firme determinación de transformación de fondo de la propia aprehensión de la educación, lo que por consecuencia, conlleva el análisis, reflexión y desalienación del educando, en su propio contexto de realidad, interpretando y explicando la naturaleza social en el marco holista y de totalidad.

    Por consecuencia, corresponde al educando, futuro ciudadano del mundo, evaluar el cosmos y relaciones inter-virtuales de la nueva sociedad actual; en un mundo en crisis y confrontación; en un mundo de pobreza y marginación; en un mundo bélico y de explotación; en un mundo darwinista y hedonista; en un mundo materialista y contra natura, en un mundo desigual y desinformado; en un mundo antidemocrático y de exclusión; en un mundo contaminado y con desvaloración; en suma, en un mundo, al vilo del riesgo y la descomposición.

    Por ello, la transformación de la educación, de la evaluación y la actuación del nuevo ser, es fundamental para la mejora de las relaciones "ser-ser", "ser-natura" y "ser educación", en el umbral del 2021; todos deberemos pugnar y exigir una transformación del mundo, con plataforma genuina de evaluación cualitativa.

    Finalmente y subrayando, se requiere de manera ipso facto evaluar para transformar las formas tradicionales de trabajo escolar; evaluar para transformar la educación de los discentes; evaluar para transformar y rescatar los valores sociales y universales; evaluar para transformar las relación del hombre con el hombre y con el medio ambiente; evaluar para transformar las relaciones sociales, económicas, culturales, políticas, etc., evaluar para transformar (quizá retransformar) el nuevo mundo en beneficio de todos y de los más necesitados

    Profesor José Carmen Soto Ramírez


  • Evaluación y calidad: dos procesos interdependientes
    enviado por Dra Eleuteria López de Caballero el 24 de junio de 2009

    La evaluación debe ser considerado como un proceso integral, que está muy ligado a la calidad. Evaluamos para determinar la calidad de algo.

    Pero qué es la calidad. Es un término polisémico que adquiere su significación atendiendo el contexto, pero que se basa en el principio de hacer las cosas bien, es decir gestionar correctamente.

    Esta evaluación puede ser a nivel micro o macro, puede abarcar la evaluación de todo un sistema educativo, hasta la de una clase específica.

    Es muy importante instalar la cultura de la evaluación en las instituciones educativas, para poder tender a una gestión de calidad académica y administrativa.

    Si una Institución educativa logra instalar dicha cultura en todos los estamentos puede ser considerada como una institución que apunta al mejoramiento continuo. Cada sector, cada estamento, cada funcionario, cada miembro debe trabajar en pos del mejoramiento continuo. Pero para que dicha cultura esté instalada se necesita dos requisitos fundamentales:

    Que se inicie con los directivos, con la apertura y predisposición de los que lideran las instituciones. Si no existe voluntad política, es casi imposible instalar la evaluación y por ende la calidad.

    Que exista un compromiso y trabajo en equipo entre todos los miembros de la comunidad educativa.

    Si estos dos aspectos existen en la institución es factible soñar la institución que uno sueña tener.

    Pues asi como las expresiones de Blanco, 1996. Los cambios son inevitables, la mejora es opcional. Los directivos y docentes podemos vivir esos cambios de dos formas: como problema o como una oportunidad para innovar.

    Vivamos esos cambios como una oportunidad para innnovar, instalemos la evaluación en nuestras instituciones en todos los ámbitos. Solo asì podremos construir la educación y la escuela que soñamos.


  • LA EVALUACIÓN ES PARA TODAS Y TODOS
    enviado por Cristóbal Quishpe Lema el 24 de junio de 2009

    Saludos a OEI

    La evaluación tiene que ser para todas y todos, el aprendizaje de los estudiantes no depende directamente a los docentes sino a las siguientes personas o entidades: 1. Al gobernate de turno 2. A los ministros de Educación y de Finanzas 3. A los técnicos docentes del Ministerio de Educación 4. Al Director Provincial de Educación y técnicos docentes 5. A los rectores, vicerrectores, directores, subdirectores, inspectores y personal administrativo de los centros educativos. 6. A los docentes 7. A loa padres de familia. 8. A los diregentes que apoyan a los centros educativos 9. A los organismos nacionales e internacionales que apoyan a los centros educativos.

    Para su buen aprendizaje del estudiante depende de todas y todos, ai uno o unos de los anotados arriba falla o fallan el aprandizaje de los estudiantes habrá fracasado, no pedemos culpar solamente a los docentes porque la tarea es de todas y todos. Por otro lado veo que en algunos paises no entienden lo que significa la RENDICIÓN DE CUENTAS, piensan que es una evaluación cuantitativa con puebas, es uan evaluación cualitativa social de frente a frente, en algunos idiomas es más entendible como en el Kichwa se llama ÑAWINCHINA.


  • Evaluacion como meta específica
    enviado por Ernesto Toro Balart el 24 de junio de 2009

    Estimados colegas: pienso que la evaluación es parte consustancial de todo acto intencionado y la educación lo es. Por lo tanto, al planificarse una acción educativa, no importando su nivel (desde global, como Educación para Todos, hasta individual, como la educación de mis nietos) desde este punto de vista resulta imposible no considerar la evaluación de lo hecho. De modo que lo que se haga en función del logro de una meta, debe incluir la definición de estándares e indicadores y de los procedimientos para comprobar si los primeros han sido satisfechos y en qué grado. Es difícil asumir posiciones acerca de si tener o no una meta específica en Evaluación o si considerarla indispensable en cada meta propuesta. Algunos preferirán asegurar que haya un tratamiento exclusivo, en tanto otros verán en ello el peligro de generar otra ola de presiones sobre el proceso de aseguramiento de aprendizaje con el riesgo de devorarlo. Es lo que está pasando con el tema de evaluar competencias para certificar aprendizajes, por ejemplo. Antes pasó con las llamadas "pruebas objetivas" de selección múltiple y otras formas. Invito a la reflexión sobre este dilema... Cordialmente, Ernesto Toro Santiago de Chile


    • Evaluacion como meta específica
      enviado por Osvaldo Avendaño Kunstmann el 6 de julio de 2009

      Las competencias laborales en Chile las estamos aplicando fundamentealmente para buscar una ligazón directa entre la educación y el trabajo, queremos estar más cercanos a los estudiantes, prepararlos mejor para su futuro laboral. He participado en algo de ésto, con colegas de Iberoamérica.

      COMPETENCIAS LABORALES Se trata tanto de un esfuerzo técnico orientado a asegurar la calidad y buenas prácticas de los productos y servicios asociados a la evaluación y certificación de competencias, como de un esfuerzo de articulación institucional entre los actores relevantes para asegurar que la certificación sea percibida como un mecanismo legítimo, pertinente y que agregue valor a trabajadores y a empleadores. El proceso-tipo para el desarrollo de estándares de competencias en la experiencia de los diversos pilotos sectoriales realizados por Fundación Chile fue el siguiente: 1. Efectuar análisis sectoriales para identificar la situación actual en términos de tecnologías, formas de organización del trabajo, calificación de la fuerza laboral y desafíos estratégicos del sector. 2. Realizar el análisis detallado de las funciones productivas, en conjunto organizado en grupos técnicos, desglosándolas hasta especificar actividades laborales realizables por un individuo. 3. Definir Unidad de Competencia Laboral (UCL) medibles, observables y evaluables sobre la base de criterios de desempeño definidos y validados con expertos técnicos de cada sector productivo. 4. Agrupar distintas UCL según perfiles ocupacionales, de modo de estructurar estándares aplicables a los ámbitos de la formación, capacitación, intermediación laboral y gestión de recursos humanos en empresas, además de servir para la evaluación y certificación de personas. Su aplicación se orienta a las escuelas técnicas y educación superior técnica especialmente.


  • Evaluacion en colombia
    enviado por Rafael Enrique Arias Córdoba el 24 de junio de 2009

    Mientras en ibero america se trabaja por una evaluación en metas fijas, en colombia existen docentes que son reacios al cambio y se acogen a decretos de años anteriores para no ser evaluados, mucho menos someter a las escuelas a procesos de evaluación tales como las pruebas SABER, solamente los del decreto 1278 se someten a evaluación semestral acorde a los procesos académicos y de mejoramiento profesional que estipula el Ministerio de Educación Nacional, El 70% de los Docentes no se evaluan y realizan practicas pedagógicas tradicionales, no se actualizan y permanecen renuentes al cambio. Esto es una paradoja con el contexto mundial.


  • Evaluacion cuantitativa y Cualitativa
    enviado por Reinaldo Bohórquez Cárdenas - Diplomado en trasversalizacion de la educacion (...) el 24 de junio de 2009

    El concepto de evaluación, se ha convertido en un instrumento obligado de medición de calidad y cantidad, no solo en los procesos Educativos, sino en todos los ambientes de la vida. Sin embargo, como proceso, en una region biodiversa, ambiental, social, etnica, economica y con unas extructuras como educación formal, no formal, e informal, educación Rural, Etnoeducación, Desescolarilaridad y virtualidad de la Educacion, Etc. Una meta a 10 años sería muy corto tiempo y tan solo representaría un minimo porcentaje de la investigación pedagógica objetiva, Grados de conocimiento personal,comunitario, cultura, costumbres, valores, etica, moral, desarrollo investgativo,técnico,cientifico, ambiental, biodiversidad, Etc. luego esta evaluación aplica a educadores, educandos, padres de familia, instituciones, públicas y privadas, viendo a su vez, el desarrollo de competencias laborales.


    • Evaluacion cuantitativa y Cualitativa
      enviado por Osvaldo Avendaño Kunstmann el 6 de julio de 2009

      El proceso y la investigación en la que estamos trabajando ahora, corresponde a un desarrollo secuencial, en estos 10 años podemos lograr mucho, depende todos nosotros y las proyecciones que demos a este trabajo. Las evaluaciones y la calidad de la educación están intimamente unidos, por ello les puedo plantear que a partir de la década del 70 se ha extendido la hipótesis que vincula educación y desarrollo, haciendo de esta última una variable dependiente de la primera. Si bien esta línea fue cuestionada en función del contexto social que parecía indicar conveniente una revisión de esta perspectiva, ésta línea teórica, tiende a ser retomada actualmente.

      De esta forma, la preocupación por la calidad se transforma en un determinante inspirador del diseño de políticas educativas. Sin embargo, el consenso respecto al parámetro de calidad, exige una reflexión aparte puesto que involucra diferentes perspectivas. Por otra parte, siguiendo a Toranzos, "el significado atribuido a la expresión calidad de la educación incluye varias dimensiones o enfoques complementarios entre sí" (Toranzos; 1996)

      Cano García destaca que la calidad debería entenderse como "un proceso de construcción continua más que como resultado" (Cano García; 1998) En este sentido, la calidad es una filosofía que, involucrando a toda la comunidad educativa, implica y compromete a todos en un proyecto común en el que se depositan toda expectativa de mejora y progreso. El interés por la calidad educativa bien podría ser concebido como una espiral ascendente, una búsqueda ambiciosa por pretender siempre más, esto es un proceso que nunca debería darse por concluido. Desde las primeras preocupaciones por el diseño de programas educativos como responsabilidad pública con el objeto de incrementar los niveles de escolarización y consecuentes beneficios para la comunidad, hasta la masificación de la matrícula y la revisión de los logros tras la decepción respecto a los efectos previstos, hasta la revalorización actual de la educación como factor de peso en el desarrollo económico, la calidad educativa aparece como un eje transversal de superación permanente: "siempre tenemos que estar insatisfechos con los niveles de calidad alcanzados, porque siempre será posible mejorarlos" (Cano García, 1998).


  • Evaluar para mejorar la calidad de la educación
    enviado por Elena Martín (Universidad Autónoma de (...) el 24 de junio de 2009

    Los Ministros de Educación de América Latina han aprobado el proyecto de Metas 2021 que ha impulsado la OEI. Ya sólo este hecho tiene un enorme valor. Todos sabemos lo difícil que resulta acordar intenciones entre un grupo tan numeroso de países y aunar políticas en realidades que difieren notablemente entre sí. Colocar la agenda educativa como prioridad de los gobiernos es un paso esencial. Ahora hay que acertar en las actuaciones concretas y ello supone reflexionar cuidadosamente acerca del sentido de cada iniciativa dentro de un marco teórico global fundamentado con rigor. Estas líneas pretenden contribuir, aunque sea de forma muy somera, a esta reflexión.

    La evaluación no aparece en el proyecto identificada como una meta específica, pero está presente en varias de ellas. La necesidad de impulsar medidas de evaluación aparece así en un doble plano. Por una parte, en iniciativas concretas que se considera necesario instaurar o mejorar y, por otra, como un elemento esencial del propio proyecto de Metas en la medida en que su realización depende precisamente de que seamos capaces de establecer un buen sistema de evaluación que nos permita ir comprobando el grado de consecución de los objetivos propuestos.

    En el primer caso, la Meta específica 12 establece la necesidad de extender la evaluación integral de los centros escolares, fijando un nivel de logro por el que " Al menos entre el 10% y el 50% de los centros escolares participan en programas de evaluación en 2015 y al menos entre el 40% y el 80% de las escuelas lo hacen en 2021". Compartimos el hecho de que se haya dado prioridad a la evaluación de los centros escolares, frente al resto de los niveles y ámbitos de la evaluación.

    ¿Por qué? Porque partimos del supuesto de que la unidad de mejora de la calidad es el establecimiento escolar, las escuelas y colegios en los que toma forma la práctica educativa. Un sistema educativo es de calidad en la medida en que sus centros funcionan adecuadamente. Son los equipos docentes de los centros los que finalmente concretan las intenciones educativas y las llevan a la práctica. Son ellos los únicos que pueden hacer ese trabajo clave de ajustar la enseñanza a las características y necesidades específicas de sus estudiantes sin renunciar por ello a lo que todo ciudadano necesita para formar parte activa de su grupo social. De ellos depende por tanto lograr el difícil equilibrio entre excelencia y equidad, que exige una educación de calidad.

    Los otros niveles de evaluación -internacional, nacional, evaluación del docente, evaluación del aprendizaje del estudiante- son sin duda necesarios, pero el nivel de logro que se produzca en cada uno de ellos dependerá precisamente del funcionamiento del conjunto del centro escolar. Apostar por la evaluación de las escuelas demuestra entender que el enfoque de la eficacia y la mejora escolar está precisamente basado en procesos de evaluación de la práctica escolar con el fin de guiar proyectos de mejora. Esta es la meta esencial e irrenunciable de la evaluación: entender mejor la práctica, desentrañarla, para mejorarla. La función acreditativa de la evaluación cumple sin duda un papel, pero no está exento de riesgos precisamente porque se basa en la comparación. Sin embargo, cuando la evaluación se utiliza para regular, es decir, para decidir cuál es el siguiente paso que debemos dar teniendo en cuenta lo que sabemos de nuestra situación, estamos colocando la evaluación precisamente en su papel de mejora.

    La evaluación aparece también en el proyecto de Metas en el indicador 31, de la meta 22, donde se indica que se pretende aumentar el nº de titulaciones de formación inicial docente que hayan sido acreditadas. La capacidad de esta iniciativa de generar mejora en el sistema sería igualmente muy grande, al incidir en uno de los problemas que arrastran varios países de América Latina: la proliferación de instituciones que forman a futuros docentes sin ninguna garantía de calidad.

    Todo el mundo entiende que no es posible incluir todas las dimensiones de la mejora de la educación en un proyecto realista de metas. Puede justificarse por lo tanto la ausencia en el proyecto de otros aspectos centrales de la evaluación. No obstante, me parece importante recordar en estas líneas dos ideas que no deberían, a mi entender, perderse de vista y que estarán con toda seguridad presentes en muchas nacionales aunque no se hayan citado explícitamente en el proyecto.

    La primera se refiere a la necesidad de coordinar las políticas de evaluación y las curriculares. Es imprescindible que ambas estén alineadas. El curriculum es el proyecto social en el que se seleccionan los aprendizajes básicos imprescindibles. No todos ellos pueden evaluarse de forma estandarizada por razones metodológicas, pero eso no significa que no sean irrenunciables. La evaluación refuerza el mensaje del curriculum, pero no lo suple.

    La segunda remite a la importancia de avanzar en los sistemas de evaluación de la tarea docente. Es un campo poco desarrollado siendo sin embargo nuclear. Algunos países han puesto en marcha interesantes iniciativas, pero en muchas de ellas se aprecian importantes riesgos: evaluar al docente para acreditarle y no tanto para ayudar a su mejora a través de la formación; vincular la evaluación exclusivamente al rendimiento de sus estudiantes cuando el aprendizaje se construye a lo largo de una historia escolar y los alumnos son muy diferentes entre sí, por citar sólo algunos de ellos. Es fundamental avanzar en este campo ofreciendo modelos adecuados y viables.

    Finalmente, por lo que respecta a los procedimientos de evaluación que se van a poner en macha para hacer el seguimiento de las metas, sólo un comentario. Sería muy deseable que este esfuerzo se realizara incardinado en las iniciativas que ya están en marcha de mejora de los sistemas de indicadores educativos. Es cierto que va a ser necesario desarrollar indicadores específicos para las Metas, pero este proceso puede hacerse reforzando las estructuras con las que los países ya cuentan para la evaluación: unidades estadísticas, institutos de evaluación. Es esencial que América Latina cuente con un potente y consolidado sistema de indicadores que permita guiar las políticas educativas de los gobiernos en una agenda compartida. Las estructuras y el conocimiento que se genere en la evaluación de las Metas puede ser un "pretexto" muy potente para impulsar esté ámbito de la evaluación.


  • Practica evaluable
    enviado por Lic. Teresa Diaz LLacas - Lima - Perù el 24 de junio de 2009

    La evaluación es algo muy importante para todos los seres humano pues nos permite analizar las dificultades que tenemos para con el tiempo mejorarlas y realizar las cosas bien. Lo que las personas estan en desacuerdo es en el tipo de evaluaciòn que se realiza y que esta deberia ser de acuerdo al puesto que desempeñan, sus habilidades, conocimientos, destrezas, actitudes, etc. Ya que los instrumentos e indicadores no son formulados con ese objetivo y proposito propuesto y que al ser utilizados no reflejan su meta de logro. Por ejemplo muchas veces cometemos el error de criticar o de generalizar los resultados; pero no damos soluciones para ayudarlo a mejorar y por lo tanto generamos un problema màs en la cual todos estan disconforme; es igual que cuando evaluamos a los alumnos lo evaluamos en forma general pero no diagnosticamos sus problemas que impide que salga mal y no rinda como todo el grupo y lo que hacemos es generalizar; pòr lo tanto tenemos que darle la oportunidad de mejorar pues son muchos los factores que influyen en su rendimiento desde la parte econòmica, materiales, recursos, conocimientos, apoyo de los padres, de la comunidad, capacitaciones y preparaciòn, etc. Por tal motivo es mejor colocarlos por niveles hasta lograr el primer nivel y asi mejorar la calidad educativa.


  • ¿evaluar los sistemas educativos?
    enviado por Nora Luz Ospina. Colombia. el 24 de junio de 2009

    Hola. En este momento de la historia, entendemos que es muy necesario la evaluación. Evaluar todo trabajo, toda acción o actividad, connota una posibilidad de mejoría. Ello se puede aplicar a los gobiernos, al sistema de salud, al sistema educativo que adopta cada país. Sobre todo en latinoamérica que se adopta e impone modelos copiados de otros países, generalmente desarrollados. A veces sin ser evaluados previamente, y con el agravante que no es lo mismo aplicar un sistema educativo que en Europa o EEUU sirvió poco o nada y se implanta en estos paises con poco o nada de desarrollo si más. Pretendiendo obtener los mismos resultados. Esta ligereza de los diferentes gobiernos obedece uno pérfidos intereses económicos, que apuntan siempre a implantar modelos para formar y crear mano de obra barata, que sirva al modelo económico que les interesa. Es ahí, cuando vemos que la evaluación no tiene sentido. Se evalúa bajo preceptos educativos extranjeros cuando la realidad que se vive es diferente y precaria. Además de crear caos educativo, luego pretenden encontrar resultados, que si no son acordes con lo que se espera, dicen que la educación no sirve, que los maestros no sirven. Es por esto que propongo, una gran campaña para evaluar a los gobiernos y los sistemas educativos que están imponiendo para generar caos y que nuestros estudiantes terminen sin saber en dónde están parados y luego la educación deje de ser un derecho y se convierta en una mercancía a manos privadas.


  • EVALUACION DE LA EDUCACION
    enviado por Arturo Ramírez Castillo el 23 de junio de 2009

    Toda acción humana geberalmente es evaluada pues de ello depende que en enventos posteriores dichas acciónes sean suceptibles de mejoras, si no son evaluados dificilmente se pudiera saber en donde existen debilidades y fortalezas de lo realizado. En tal razón la educación actividad que las diferentes sociedades que pueblan el planeta realizan cotidianamente como parte fundamental de su desarrollo social, economico y politico, estan obligados a integrar el proceso de evaluacion en sus diferentes y variadas formas de hacer educacion. Si esta no se realiza conjuntamente con el desarrollo de programas, proyectos y acciones educativas, culesquiera empresa que se emprenda con este fin estará destinada a la incertidumbre o bien al fracaso. Inumerables son los proyectos educativos que se emprenden, muchos como moda del momento pero al no darle seguimiento aunque su intencion sea buena generalmente no rinden los resultados para lo que fueron diseñados. Ejemplos de ello sobran, tan solo en México muchas y variadas son las reformas educativas en los ultimos años, en sus diferentes niveles educativos, y los resultados de estos cambios han sido minimos, encontrandose que el seguimiento de los mismos o sea su evaluacion ha sido pobre y en algunos casos nula. Ello obedece también a las politicas del gobierno en turno, ya que poco importa la realidad de quiene reciben la educacion que imparte el estado, importa mas el monto de los recursos aplicados, y el movimiento que pueda generar estas movilizaciones educativas, que el real aprendizaje, y la mejora de las nuevas generaciones en cuanto a su formacion para que sean hombres y mujeres de bien y que a la vez sean jovenes criticos y reflexivos. Ante tales circunstancias se da una lucha, generada por la resistencia del aparato burocratico a ser evaluado, ya que se piensa que si no estoy haciendo bien mi trabajo entonces sere objeto de descalificaciones, sin embargo no se ha entendido que la evaluación pretende investigar en donde estamos fallando para saber con presicion cuales serian las acciones que nos permitiran mejorar los procesos educativos y en consecuencia la educación.


  • La Evaluación y la valoración de actitudes
    enviado por Dr. David Mendoza Armas el 23 de junio de 2009

    Como podemos darnos cuenta la Evaluación, debe tener un especial cuidado al momento de aplicar instrumentos valorativos , los cuales verdaderamente deben presentar un diagnóstico adecuado de lo que queremos lograr en el proceso de enseñanza y aprendizaje en el ámbito educativo. La evaluación de actitudes y valores, es un apartado que no ha sido potencializado del todo, valores y actitudes que desde mi consideración son de mucha importancia, ya que entramos un poco en el terreno afectivo de las personas que tenemos en nuestra resposabilidad como docentes, por lo regular son evaluados o medidos conocimientos de tipo procedimental y cognitivo, pero poco los actitudinales. Desde mi humilde punto de vista esta parte, las actitudes y valores es la más importante dentro del comportamiento de los alumnos, ya que existen muchos de nuestros alumnos con autoestima baja, que con apoyo del consejo de algun docente pueden abatir esa postura, o por el contrario, si por algún motivo se siente poco valorado por algún docente también puede afectar su desempeño y su rendimiento, por lo tanto, debemos de marcar sus debilidades pero debemos engrandecer mucho más sus fortalezas y hacer un gran proceso de cambio desde nuestros escenarios educativos.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Teresa Storni el 23 de junio de 2009

    Hola a todos los que participan e este foro. Decir que la evaluación es "proceso", "meta" o "punto de partida", va a depender de cuáles son las intenciones al evaluar: si evalúo para acreditar, para otorgar un diploma o aprobar un trayecto del aprendizaje, será una meta. Si lo hago para conocer la marcha de la tarea y encauzar las acciones o redefinirlas tiene que ser parte del proceso. En este caso, que entiendo se trata de evaluaciones internacionales de calidad, tienen que ser "punto de partida" para reflexionar y repensar la educación que queremos.

    Evaluar es dar cuenta del lugar a donde llegamos y esto es indispensable para los objetivos de la educación. Todos los actores deberíamos estar involucrados en evaluaciones permanentes institucionales: alumnos, docentes, directivos,personal auxiliar, administrativos, como también deberían evaluarse las políticas públicas en educación. Eliminemos el concepto de competir, cambiémoslo por el de conocer en el ranking de los países cómo se posiciona cada cual y poder planificar acciones de superación. Los resultados nos muestran las carencias, los problemas y los aciertos y serán el punto de partida para analizar las variables y encauzar las políticas que minimicen desigualdades, potencien la formación docente y mejoren las condiciones estructurales de los sistemas


  • ¿Evaluación de la educación, verdadero o falso?
    enviado por Nancy González el 23 de junio de 2009

    Ante todo debo dejar clara mi posición de desacuerdo con la manera de enfocar el tema de la evaluación en este documento.

    Por ejemplo, cito textualmente uno de los párrafos que le dan introducción a este tema para el debate:"El documento Metas educativas 2021 no incluye ninguna meta general ni específica que tenga como propósito impulsar los procesos de evaluación. Pero eso no quiere decir que no se le conceda importancia. El motivo que lo explica consiste en el carácter instrumental que la evaluación debe tener".

    Y entonces me pregunto; ¿cómo es posible hacer tanto énfasis en las líneas o metas de algunos proyectos o programas a lo largo de todo el documento, cuando no se define una meta específica para la evaluación?

    Y si bien es cierto lo del carácter instrumental, también es muy cierto que en nuestras culturas latinas todavía no estamos preparados para trabajar como eslabones sueltos. Es muy importante el seguimiento no como mecanismo policíaco pero si como preventivo y correctivo.

    Hoy muchos docentes no tienen en cuenta el plan de clases, los objetivos, la retroalimentación, la comprobación del cumplimiento de dichos objetivos y se limitan a orientar su actividad en el tema que mas dominan o que mas les gusta; utilizan "practicas didácticas" para consumir el tiempo de clases, para terminar su jornada con el menor esfuerzo y compromiso con los estudiantes y la institución.

    Por favor, también tenemos muchos, pero muchos docentes estrellas y que merecen el mas alto reconocimiento y respeto en su actividad, sin embargo a estos últimos no solo comparten la importancia de la evaluación, sino que la necesitan para su diario quehacer, forma parte de su estilo de trabajo y de sus metas para el perfeccionamiento de su labor.

    Propongo que sea incluida una meta sobre la evaluación, que además haya una verdadera exigencia en la calidad de los docentes y sus practicas, que los resultados sean decisivos para el escalafón docente. Que haya un periodo de evaluación antes de contratar definitivamente a un docente, que se apliquen con rigor las evaluaciones en las clases demostrativas y esto sea uno de los requisitos fundamentales para la selección.

    En fin profesores, maestros, profesionales todos... aprendamos a ser mejores para poder ser excelentes con los demás.

    No creo tener la ultima palabra; pero he vivido la experiencia de ser evaluada con rigor y puedo asegurarles que ha sido lo mejor que me ha podido pasar para el crecimiento constante en todos los ámbitos de la vida; y no lo digo yo lo dicen los usuarios de mis modestos servicios que en ultimas son la razón de ser de nuestros esfuerzos.


    • ¿Evaluación de la educación, verdadero o falso?
      23 de junio de 2009

      Excelente apreciación. Retroalimentación, término fundamental cuando hablamos de enseñanza y aprendizaje teniendo en cuenta que no es solo uno el que debe enseñar y del otro lado, indiscutiblemente, otro u otros los que deben aprender. La evaluación requiere de un compromiso respecto al proceso del que da cuenta.


    • ¿Evaluación de la educación, verdadero o falso?
      enviado por Osvaldo Avendaño Kunstmann el 5 de julio de 2009

      Soy más positivo en lo que estamos haciendo, ya que cada día el desafío de educar en mejor forma y en la calidad correspondiente se acrecienta. El mundo globalizado nos obliga a preparar a los jóvenes para ser capaces de integrarse a este mundo que hemos creado y legado a ellos. De esta investigación con la OEI, obtendremos los datos para buscar las mejoras que se deban realizar, fundamentalmente respecto del ser y actuar de los docentes, para lograr que los jóvenes se sientan motivados a estudiar más, conocer e investigar, para ser capaces de actuar en la Sociedad como seres humanos dignos e íntegros, tanto en cuanto a sus conocimientos (destrezas y capacidades), como de ciudadano (valores y ética). Comprendemos que en nuestra práctica cotidiana como docentes no se da con frecuencia la aplicación de los principios de la investigación. De hecho, la investigación debe ocupar un lugar como principio didáctico vertebrador, al entenderse como el proceso de detección, análisis y búsqueda de soluciones a los problemas que los alumnos y el profesor se plantean, porque los sienten como tales. Así, en la medida en que se ocupe de problemas relacionados con los intereses e inquietudes de los alumnos, se verá favorecido e incluso, se hará necesario, un enfoque ambiental de la enseñanza, orientado a la globalización y la interdisciplinariedad (Cañal, 1987). En el aula, cada uno de nosotros debe plantear las propias interrogantes a investigar y buscar sus propias respuestas. El procedimiento de investigación sólo puede aprenderse y compartirse de una experiencia a otra. Debemos estar conscientes, sin embargo, que la enseñanza aprendizaje utilizando como herramienta la investigación pretende ser mucho más que un eficiente método de instrucción escolar. (De mi Tesis de Magister en Educación)


  • Evaluación de la educación
    enviado por Raúl Arellano Ibarra el 23 de junio de 2009

    La evaluación es un procesos al que menos atención se ha dado, en cierta forma en últimas fechas se ha considerado pero no se ha tocado a fondo, lo que en si es el proceso de evaluación. La educación centrada en competencias ha puesto atención a la verificación de los logros alcanzados por los estudiantes al aplicar la norma/as de competencia aplicables a las asiganturas de los módulos de formación profesional, en tanto que las asignaturas de formación básica se está implementando evaluar la educación, considerando desde el punto de vista integral en el que se encuentren y coincidan las competencias docentes, génericas y disciplinares. Todas ellas conforman lo que en si es la Reforma Integral del Bachillerato, cuyos principales retos son el de mejorar la eficiencia terminal, disminuir la reprobación y la deserción en los planteles de nivel medio superior. La evaluación toma un papel importante en la Reforma en el sentido de que para abatir la reprobación el alumno y el docente tienen la responsabilidad de diseñar los contenidos programáticos que satisfagan los intereses de los estudiantes para mejorar sus aprendizajes, asunto que compete a todos los sectores que intervienen en la educación, de ahí la importancia de los instrumentos de evalaución internacional y nacional en mejorar los indicadores que conforman el curriculo del bachillerato universal y en el que se encuentran trabajando todos los docentes de este nivel educativo. Sin embargo, es importante que haya más participación de los docentes de habla hispana para mejorar esas practicas aplicando métodos y estrategias adecuadas a diferentes contextos educativos, con lo cual este foro es el vínculo para fortalecer la experiencia en la práctica educativa y sobre todo en lo que se refiere a la evalaución, por lo que invito a todos los docentes de la Comunidad de Educadores por la Cultura que tengan estucturada la efiencia metodológica y/o alternativas para mejorar la educación en nuestros diferetes contextos la compartan con todos nosotros.


  • La evaluación un problema de cultura
    enviado por Mónica Cerda_Paredes el 23 de junio de 2009

    En educación actualmente tenemos un problema conceptual sobre la evaluación, creemos que evaluar es perseguir y no comprendemos que se evalúan los procesos educativos con el fin de mejorar. Debemos promover una cultura de evaluación a docentes, estudiantes, autoridades, y padres de familia, para mejorar la enseñanza aprendizaje, la administración y la formación integral de los estudiantes que es el reto actual de la educación. Mónica Cerda-Paredes. Ecuador


  • CORRESPONSABILIDAD EN LOS PROCESOS EVALUATIVOS
    enviado por Elizabeth Anaya de Maza (Cartagena de Indias) el 23 de junio de 2009

    Es ineludible que los procesos evaluativos institucionales se impongan como requisito para asegurar la calidad, pero para lograrla verdaderamente, debe haber un compromiso ético de cada uno de los actores involucrados: Estado, región, Institución Educativa, Rectores, Coordinadores, Docentes Padres de Familia, Estudiantes. Sólo en esta dirección, se lograría transversar las metas 2021 en materia evaluativa hacia la tan anhelada calidad. Los rectores como cabeza de los procesos evaluativos en cada Institución Educativa, deben ejercer una rectoría académica y no solamente administrativa. Los coordinadores académicos de cada Institución Educativa tienen la obligación de hacer un real seguimiento a todos los procesos ejecutados por docentes y estudiantes, ser proactivos en políticas y estrategias dirigidas a cualificar los procesos llevados a cabo en el aula, ejercer su función de asesoría al maestro, cuando exista una precaria evaluación, debe revisar desde la planeación, marcar las pautas para mejorar cada proceso y promover las buenas prácticas docentes. Los docentes tenemos que atender las particularidades de cada estudiante, evaluar para mejorar la enseñanza y el aprendizaje, percibir la evaluación de los estudiantes como termómetro de la enseñanza, tener presente que coexiste la responsabilidad, de que todos alcancen los logros de aprendizaje; aunque esta variable se ha visto aniquilada por la holgazanería de la mayor parte de los educandos que asisten a nuestras aulas, no llegan a construir procesos, sino a pasarla bien. Al padre de familia le corresponde realizar seguimiento a su hijo acompañándolo efectivamente. Al Estado, dando autonomía al maestro para que desarrolle su currículo, desistiendo de la estandarización y la promoción automática, dañosas para los procesos evaluativos y empolladura de perezosos. Solo en esta dirección lograremos transversar evaluativamente las metas 2021.


  • La evaluación formativa y formadora: Una forma de autorregulación
    enviado por Nubia Constanza Arias Arias el 23 de junio de 2009

    En el escenario actual la evaluación en educación necesita ser pensada desde una perspectiva pedagógica, pues es parte del proceso educativo y contribuye a la formación de los seres humanos, en este sentido se habla de evaluación formativa y formadora, pues se visualizar la evaluación como una acción autónoma y formadora, que parta de la reflexión tanto del maestro como del estudiante y por tanto propicie el autoaprendizaje, de estos actores y contribuya a su desarrollo personal y profesional.

    Según lo expuesto la evaluación formadora, dicho por Nunziati (1990) citado por Sandonato (2003), es una alternativa complementaria a la evaluación formativa la cual tiene como objetivo principal el traspaso progresivo de la responsabilidad desde el profesor al estudiante. En este tipo de evaluación es el estudiante es quien regula el proceso de aprendizaje y el docente lo ayuda tanto a ser autónomo como a desarrollar mecanismos de autorregulación sustentados en procesos metacríticos, entendidos éstos como los pertenecientes a procesos mentales superiores que implican la reflexión respecto al propio pensamiento y a la propia acción, y apuntan a la construcción del conocimiento en la práctica.

    Lo descrito, implica entender que la evaluación no es un proceso externo, sino inherente al ser humano, para su crecimiento y desarrollo. Por lo cual para referirse a la evaluación es necesario hablar de negociación, participación, crecimiento, autonomía Un saludo Nubia Arias Directora Autoevaluación Institucional Universidad Militar Nueva Granada - Bogotá Colombia -


  • Didáctica de la evaluación
    enviado por Jaime A. Portal Gallardo el 23 de junio de 2009

    En principio y como principio me parece muy adecuado que el tratamiento a la evaluación sea de forma transversal en este proyecto, pues ello garantiza su carácter de proceso e integrador y no como una meta de cualquier programa por importante que este sea.

    En cualquiera de sus aplicaciones o ámbitos, desde lo más general (la evaluación de la calidad de los sistemas educativos) hasta lo más particular (la evaluación de una variable concreta de todo el sistema); se considera muy importante determinar adecuadamente el carácter didáctico de la evaluación, o sea, cómo se debe hacer para que tanto su proceso como su resultado constituyan enseñanza y aprendizaje para todos los que en ella están implicados.

    Hablar de este tema, sin dudas, merece especial atención y dedicada reflexión. Por ello agradeceríamos comentarios, fundamentalmente en dos direcciones: la evaluación de la calidad de la educación como sistema y dentro del cual se puedan abordar experiencias en la evaluación de instituciones, programas, departamentos, etc. Y la evaluación utilizada como recurso para que el estudiante se convierta en sujeto activo de su aprendizaje, para que sea capaz de buscar y construir el conocimiento, de controlar y autorregular su aprendizaje.


  • Evaluacion: responsabilidad compartida
    enviado por Lourdes Palacios Ladines el 23 de junio de 2009

    La evaluaciòn, ha sido siempre materia de debate dentro del campo educativo, tanto maestros y sociedad en su conjunto, como agentes evaluadores, comparten la responsabilidad de verificar los avances y proponer alternativas de solucion, por esta razon la evaluacion como proceso formativo toma una vital importancia en el desarrollo de las comunidades. En este caso, al referirnos a la comunidad educativa, la evaluacion se considera el pilar base para el logro de las competencias u objetivos propuestos, lo ideal es que este proceso sea retroalimentador y se maneje no en forma unidireccional sino que permita la mejora del producto a lograr (aprendizajes duraderos y estudiantes criticos)


  • Evaluación de la educación
    enviado por kathya Hart el 23 de junio de 2009

    La evaluación debe ser un proceso integral dentro de todo el sistema educativo. No basta sólo concentrarse en la evaluación del alumno para medir la asimilación de conocimientos. Se debe, además, evaluar el docente, las instituciónes, los procesos administrativos dentro del contexto de desarrollo de las acciones formativas.

    La evaluación debe tener como objetivo final apoyar la toma de decisiones en base a juicios emitidos con respecto a los criterios de evaluación; para hacer los ajustes necesarios, frente a las posibles desviaciones y poder planificar y retroalimentar el sistema.


  • La Evaluación Educativa en Cuba
    enviado por Dr. C. Paul Torres Fernández el 23 de junio de 2009

    Nos parece muy acertado que se distinga a la Evaluación Educativa como una dimensión esencial del nuevo proyecto internacional, "Metas educativas 2021", que impulsa la OEI. En la comunidad de evaluadores educativos cubanos hay conciencia de que esta forma peculiar de valoración de la marcha de los Sistemas Educativos Nacionales, particularmente útil por apoyarse en la investigación científica, es decisiva para poder impulsar con éxito nuevas reformas y políticas educativas nacionales en materia educativa. Para nuestra comunidad, esta actividad la realizamos con un alto sentido de responsabilidad social y, especialmente, de compromiso con las transformaciones, de modo que vamos más allá del establecimiento de juicios de valor y nos implicamos seriamente en la mejora educativa. Si algún colega estuviera interesado en conocer más detalles de la labor de los evaluadores educativos cubanos, le sugerimos que visite el sitio: http://www.pedagogia2009.rimed.cu/b... donde podrán conocer de nuestras principales actividades y debates científicos, y acceder incluso a las numerosas opiniones y experiencias de nuestros compañeros a todo lo largo y ancho del país. Agradeceremos, además, cualquier recomendación u opinión.


    • La Evaluación Educativa en Cuba
      enviado por Raúl Arellano Ibarra el 23 de junio de 2009

      Dr. Paul: Me interesa mucho el comentario que hace a la Comunidad de Educadores por la Cultura, Doctor ingrese a la dirección que menciona en su comentario pero resulta que para ingresar a los trabajos presentados en la Evaluación para los estudiantes y docentes me indica que la página ha caducado, le pido de la manera más atenta sea tan amable de enviarme algún archivo para analizar los trabajos que están haciendo en cuestión de evaluación en Cuba. Sin otro particular quedo de usted, y por la atención que se sirva tener al presente reciba mi agradecimiento. Raúl Arellano Ibarra


      • La Evaluación Educativa en Cuba
        enviado por Dr. C. Paul Torres Fernández el 23 de junio de 2009

        Estimado Raúl: Gracias por su atención. Mire, puede que el sitio de referencia haya entrado provisionalmente en mantenimiento (estaban previstos cambios recientes); puede intentarlo nuevamente dos o tres días más adelante. En todo caso, con mucho gusto le enviaré los trabajos de su interés; yo salgo en la próxima madrugada para Santiago de Cuba, a nuestro evento científico nacional más importante: CALIDED 2009; le prometo que a mi regreso (el próximo lunes) atenderé con gusto sus solicitudes. De momento, puede visitar en la revista iberoamericana de evaluación educativa nuestro trabajo: "¿Qué estamos haciendo en Cuba en Evaluación educativa?", en el sitio: http://www.rinace.net/riee/numeros/... Ojalá le sea útil. Me gustaría saber de cuál institución es Ud. Afectuosamente, Paul.


    • La Evaluación Educativa en Cuba
      enviado por ARTURO RIVERA A. el 10 de julio de 2009

      PAUL: muy interesante tus comentarios sobre la evaluacion educativa y la brillante oportunidad de la OEI, que nos brind en esto foro de conocer opiniones diversas de especialistas y no especialista en evaluacion. consider al igual que tu que se hace necesario que los especialistas de evalaucion de la region tengamos un espacio virutal donde discutir como anda la evaluaicon en ameriaca la latina, que estamos haciendo para que evaluacion vaya de la mano con las transforamcines curriculares que se vienen dando en diferentes pasises, que te parece.

      atte

      Arturo Rivera Panama


  • La Evaluación y la valoración de actitudes
    enviado por Dr. David Mendoza Armas el 23 de junio de 2009

    Como podemos darnos cuenta la Evaluación, debe tener un especial cuidado al momento de aplicar instrumentos valorativos , los cuales verdaderamente deben presentar un diagnóstico adecuado de lo que queremos lograr en el proceso de enseñanza y aprendizaje en el ámbito educativo. La evaluación de actitudes y valores, es un apartado que no ha sido potencializado del todo, valores y actitudes que desde mi consideración son de mucha importancia, ya que entramos un poco en el terreno afectivo de las personas que tenemos en nuestra resposabilidad como docentes, por lo regular son evaluados o medidos conocimientos de tipo procedimental y cognitivo, pero poco los actitudinales. Desde mi humilde punto de vista esta parte, las actitudes y valores es la más importante dentro del comportamiento de los alumnos, ya que existen muchos de nuestros alumnos con autoestima baja, que con apoyo del consejo de algun docente pueden abatir esa postura, o por el contrario, si por algún motivo se siente poco valorado por algún docente también puede afectar su desempeño y su rendimiento, por lo tanto, debemos de marcar sus debilidades pero debemos engrandecer mucho más sus fortalezas y hacer un gran proceso de cambio desde nuestros escenarios educativos.


  • Evaluación de la educación
    enviado por José Alejandro, FIESTAS ANTÓN el 23 de junio de 2009

    La evaluación como todo proceso debe ser integral del sistema educativo, poniéndose énfasis en el aprendizaje. Lo que interesa dentro del proceso de evaluación como se dice de no evaluar por querer evaluar, sino lo que debe interesar es la transferencia de lo que se aprende y se evalúa, lo que podríamos llamar una evaluación diferida.

    Es necesario indicar que gran parte del éxito de evaluación está en el docente, el debe tener una cultura evaluativa permanente e innovadora, no debe tomar la evaluación como un mero comprmiso de exigencia del proceso enseñanza aprandizaje sino que debe tener en él el sentido de la importancia de la evaluación.


  • Evaluación de la Educación
    enviado por Juan Manuel Durañona Armoa el 23 de junio de 2009

    Es muy de acuerdo con Hugo F. Abad Salinas en lo que respecta a la evaluación unidireccional... ¿Porqué sólo se quiere evaluar al estudiante?. Creo una revisión sería de la tarea docente garantizaría la eficacia y eficencia en el desenvolvimiento ante el sujeto que tiene la misión de aprender. Muchos de nuestros colegas están ejerciendo la profesión, quizás con el sólo hecho de haber cursado la carrera del Profesorado unos años atrás... y sin preocuparse de asistir a una jornada de actualización. Se tiene que buscar ciertos mecanismos de seguimiento y evaluar la acción del docente, caso contrario el que va pagar por los platos rotos es el alumno.


  • El paradigma de la evaluaciòn
    enviado por Adriana Luisa Garcìa Gutièrrez el 23 de junio de 2009

    Por mucho tiempo se ha entendido a la evaluaciòn para utilizarla como instrumento para medir la capacidad del alumno, dejando de lado el proceso de adquisiciòn que va adquiriendo, ello definitivamente cambia el papel del docente de ser solo un mero transmisor, a ser un verdadero profesional que observa, investiga, ejecuta, modifica, afirma y desecha hipòtesis, papel que no tiene nada que ver con un docente transmisor como menciono al principio. Y saben compañeros docentes que para hacerlo se requiere una actitud positiva, hablo de ser un verdadero artìfice entre la teorìa y la pràctica que beneficie las competencias de nuestros niños.Esto responde a la propuesta de Cèsar Coll atendiendo las siguientes disyuntivas. El ¿còmo? ¿para què? ¿por què?, etc cuando evaluemos desde la planeaciòn atendiendo primeramente a las necesidades reales de nuestros educandos y acompañarlos de verdad en este viaje tan maravilloso que es el aprendizaje, estaremos hablando entonces de propiciar reales conocimientos que seran aplicados posteriormente en su entorno inmediato. Te invito a pràcticar esa verdadera !Pasiòn por Enseñar! Adriana Garcìa Mèxico, Celaya


  • Cultura Evaluativa
    enviado por Paula Pernia el 23 de junio de 2009

    La evaluación es un proceso indispensable en todos los componentes del currículo y de ello requieren estar conscientes todos los involucrados en la educación formal. Y aunque parece que entre los expertos y entendidos acerca de la evaluacion es normal que pensemos en evaluar y asumamos una actitud positiva ante la misma, esto no es práctica extendida, ni común. Esta razón hace necesario que se cultive el desarrollo de una cultura evaluativa entre los docentes, gestores educativos, entes gubernamentales y todos aquellos involucrados en el sistema educativo formal.

    Cuando cada uno de los involucrados reconozca y asuma la importancia de evaluar para mejorar, ya sea el trabajo escolar, el aprendizaje del alumno, la competencia docente, la mejora institucional.....etc, las metas de una mejor educación cobraran notoriedad.

    Un aporte que ayudaría en el ejercicio de la cultura evaluativa se inicia por la formación en evaluacion a los implicados en los procesos educativos, particularmente la formación a los docentes en el área de evaluacion. Es bueno consultar a los docentes en servicio de cualquier nivel, ¿ Cuándo fue la última vez que recibieron alguna formación relacionada con la evaluacion educativa? ¿En que consistió la formación? . Sin pretender formar evaluadores expertos, los docentes requieren actualizarse y apropiarse de los fundamentos que deben guiar una evaluacion educativa dentro de la concepción alternativa de la evaluación, una concepción entendida para la comunicación y para la mejora.

    En un marco donde los participes directos e indirectos de la evaluación estén en pleno conocimiento de su significado e implicaciones, existen mayores posibilidades de consecuencias positivas como producto de los procesos de evaluacion emprendidos. Por supuesto todo esto, sin desmedro de las variables sociales, y económicas necesariamente comprometidas.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Gloria Maria Lopera Mejia el 23 de junio de 2009

    Es muy bueno cuando podemos compartir diferentes modos de pensar y sentir frente a un tema que es de suma importancia no solo para un pais sino todo un continente, pues todosa necesitamos de la educación y ser e impartirla. Pienso al igual que algunos colegas que la evaluación es importante no solo para evaluar los concaptos impartidos sino como nuestros alumnos los asimilan, pues la evaluación es un proceso dende deben participar todos los entes de una institución como son los alumnos, los docentes, la parte directiva, coordinadores y los padres de familia quienes a veces quieren dejarnos solo a las instituciones esta obligación de educar a nuestros niños y jovenes y se olvidan que ellos son una parte muy fundamental en este proposito. Soy profesora de primaria de Medellín Colombia (Colegio La Anunciación)


  • Evaluación de la educación
    enviado por Daniela el 23 de junio de 2009

    Hace años que decimos que la evaluación es un proceso, pero no sé si todos los docentes la consideran así. Todavía algunos se guían por la nota de una o dos evaluaciones escritas, sin tener en cuenta el desempeño del alumno clase a clase.

    Considero que la evaluación se debe aplicar tanto a alumnos como a docentes y directivos, acompañada de una autoevaluación. No debe ser destructiva, sino servir para ayudar y orientar en los aprendizajes y en las prácticas educativas.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Martha Cecilia F.P. el 23 de junio de 2009

    La evaluación puede constituirse como una herramienta que permite evidenciar los logros alcanzados, no solo como resultados, sino también está presente, antes, durante y después de los proceso que a través de indicadores nos facilita hacer el monitoreo, control y seguimiento de toda la gestión educativa; como verificador de la eficacia, eficiencia, efectividad , y la consecuente la toma de decisiones.


  • Evaluación como reflexión
    enviado por Betsi Fernández (Caracas - Venezuela) el 23 de junio de 2009

    La evaluación como reflexión la concibo como un proceso concertado, dinámico, permanente e interactivo, dialógico y alterno através del cual es posible fijar posturas con realación a todos los elementos y actores que posibilitan el acto educativo, conduciendo hacia la concreción de los principios fundamentales que dinamizan todo acto educativo. El propósito fundamental de la educación es preparar en y para la vida, dinamizando los espacios de aprendizaje en y para la libertad, en y para la ciudadanía, en y para la paz, entre otros,razón por la cual es necesario evaluar o valorar todo lo relativo a la educación, en torno a un acto ético para la construcción de una cultura evaluativa que facilite la toma de decisiones justas y prudentes entorno a la dinamización de los espacios iberoamericanos, el desarrollo profesional del docente y sin duda alguna, en torno a los procesos de enseñanza y aprendizaje.


  • Preparar a los evaluadores
    enviado por Delia Rodríguez Fernandez el 23 de junio de 2009

    Saludos. Considero que preparar al maestro,al alumno y a la comunidad de cualquier área y en cualquier nivel, es de suma importancia; para que la evaluación pueda ser vista como un mecanismo de ayuda para mejorar y no para sancionar críticar o juzgar. Perderle el miedo a la evaluación, permitirá que la misma sea integral, coherente y cumpla con su razón de ser, que es la de mejorar la calidad: de la enseñanza, de las instituciones, de los proyectos, entre otros. Y ésto sólo se puede lograr con un equipo evaluador (docente, alumno, y comunidad) que tenga las herramientas necesarias teórico-prácticas para la misma. Delia Rodríguez


  • A cambiar nuestra actitud ante la evaluacion.
    enviado por Cecilia Navarro Giron el 23 de junio de 2009

    La evaluaciòn forma parte de todo proceso y sus resultados nos deben llevar a mejoramiento, sean nuestras pràcticas educativas, el funcionamiento de la institucion o las polìticas pùblicas en educaciòn. Sin embargo siempre hemos visto la evaluaciòn como una accion aislada mas de funciòn del docente que de los procesos de organizaciòn de polìticas y de instituciones. igualmente se mira mas como estrategia de control y desde este punto de vista nos parece correcto el control del aprendizaje en los estudiantes pero no en el funcionamiento de las instituciones , ni en nuestro desempeño. Cambiemos nuestra actitud ante la evaluaciòn, tomesmola como un poceso permanente de investigacion y formacion continua, que nos llevara a mejorar efectivamente la educacion y a conseguir los verdaderos fines que persigue.


  • La evaluación es científica
    enviado por José Raúl López Kohler el 23 de junio de 2009

    Evaluar es determinar logros, la manera como se van desarrollando las capacidades, como se alcanzan las metas, como se desenvuelven las personas, pero eso no puede ser un acto apriori, debe ser un acto científico, es decir que responda a consideraciones precisas, sin embargo hoy no se evalúa de esa manera, empezando por la pregunta ¿se aplican matrices de evaluación para evaluar?, ¿se tiene en consideración el comportamiento de las variables dentro del mismo aprendizaje?, es decir el evaluar, que es el ponderar los alcances, sirven para tomar decisiones, pero si este proceso no es asumido con seriedad, poco o nada se puede hacer en beneficio de la educación, el tema es complicado y no se puede asignar una nota determinada por asignar, esto debe ser producto de una consideración científica en función a las variables.


    • La evaluación es científica
      enviado por Víctor Manuel Sánchez Rodríguez el 23 de junio de 2009

      Te felicito, por tener una buena visión de lo que es evaluación. Ésta debe evaluar mediante intrumentos precisos; trabajos teóricos, procedimentales y de ejecución. Por tanto, no deben desaparecer ciertos exámenes llamados "objetivos", ampliar los de ensayo y preparar las matrices de valoaración o rúbricas para evaluar competencias. ATTE: Víctor Manuel Sánchez Rodríguez Colima, Col., México


    • La evaluación es hoy lo que es, apliquemosnos a lo que debería ser
      enviado por José Alberto Rodríguez y Oliva el 23 de junio de 2009

      Hola, buen día soy José Alberto Rodríguez y Oliva. Profesional en Matemática Aplicada, también Maestro Mayor de Obras y Técnico Mecánico, con esta presentación quiero significar que no soy especialista en Administración y /o Gestión Educativa. He sido Profesor en dos Universidades Argentinas en el área de Investigación Operativa, Estadística y Lenguajes de Programación, hoy con 69 años Profesor de Educación Media en la asignatura Simulación de Modelos de Sistemas, para entender que ocurre con la educación media-técnica en mi país, Argentina. Cuando inicio un curso luego de presentarme, requiero de mis alumnos que también ellos se presenten y también les requiero que en forma anónima me completen un cuestionario. Busco conocer con que tipos de capacidades, habilidades y destrezas, con que recursos socio-económicos cuentan. Las clases son presenciales no obstante pongo a disposición de mis alumnos un sitio web de trabajo y e-mail de contacto. Entrego a mis alumnos una Cartilla Descriptiva de la Asignatura, donde constan los objetivos generales y específicos de acuerdo al Proyecto Pedagógico Institucional y al Nacional por el que se acuerda validez nacional. Esta cartilla contiene también bibliografía básica, complementaria y de extensión. Recursos, materiales y requisitos necesarios para el cursado sin tropiezos de la asignatura, Cronograma de realización de las distintas actividades de (E + A), sitios web interesantes para la asignatura, etc. En síntesis, genero para conocimiento de quién recibirá mi servicio, la parte del contrato laboral que voy a cumplir. Que propondría a mis colegas, a los que ya tienen una especialización marcada en la Administración y Gestión de la Educación, generar protocolos de gestión, como existen para todos las profesiones. También propongo que la OEI propicie la creación de Consejos Profesionales en los que deberián matricularse obligatoriamente, toda persona que desarrolle su arte en instituciones educativas. Cordial saludo.


    • La evaluación es científica
      enviado por Angel Delbón el 25 de junio de 2009

      Comparto tu apreciación que la evaluación debe servir para tomar decisiones. Recuerdo una frase que decía "no importa cuánto caminemos, nunca se llega si no se sabe a dónde ir". En educación se deben fijar objetivos y éstos deben ser tan claros que permitan iluminar tu camino. Cada tanto debes parar y analizar lo que haz hecho o estás haciendo, el proceso, al alumno, al aprendizaje, los recursos, o lo que tu quieras. El resultado te servirá para decidir si continuar o ajustar tu marcha hacia la meta previamente trazada. No se debe evaluar solo por evaluar sino que siempre debe tener un sentido. Saludos al foro.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Danysabel Caballero el 23 de junio de 2009

    El proceso de enseñanza -aprendizaje tiene en la evaluación su componente principal. Cada una de las etapas de la enseñanza universitaria debe ser evaluada constantemente a la luz de las condiciones iniciales de los discentes y las exigencias que la sociedad profesional tiene de ellos. Es indispensable que el profesor universitario inicie con una prueba de los conocimientos con que cuentan los estudiantes en la temática que será profundizada en el curso. Durante todo el proceso de asignaciones de las diferentes tareas el docente debe observar el desempeño individual y grupal que van adquiriendo para garantizar la mejora en las habilidades y competencias de todos sus estudiantes. El volumen de trabajo debe ser de alto nivel de exigencia para mantener las altas expectativas de los estudiantes más aventajados y desarrollar destrezas nuevas en aquellos estudiantes más atrasados que debemos auxiliar para que puedan obtener un buen desempeño al final del curso. Las evaluaciones periódicas le irán informando al estudiante el nivel de exigencia que nosotros tenemos, sin embargo, antes de la prueba final debemos hacer una prueba formativa que permita al estudiante realizar sin estrés esta última. Los ejes transversales que han sido incluidos en nuestra enseñanza deben también ser evaluados en esta prueba final. La evaluación de los estudiantes debe verse también como una evaluación del trabajo docente, por cuanto que la función de facilitador de este último no será cumplida adecuadamente si un número significativo de estudiantes no consiguen alcanzar los estándares establecidos de competencias. La misión del docente no es la de impresionar con sus conocimientos personales sino con las habilidades y destrezas de la mayoría de los estudiantes a su cargo, con la idea principal de que un estudiante normal que asiste a todas sus clases debe pasar la materia con los estándares de calidad establecidos. Si los estudiantes fracasan algo anda mal, y es la evaluación constante la que ayuda a corregir al docente, para obtener los mejores resultados. La preparación para cada situación de aprendizaje debe incluir una evaluación individual y grupal al final (que debe ser complementada con observaciones escritas en su diario de la sesión). El docente debe ser un investigador constante de la situación de las expectativas de sus estudiantes en todo el proceso de enseñanza aprendizaje y para ello debe contar con varios instrumentos de evaluación como son la observación (escrita), la validación de técnicas y métodos de enseñanza tanto nuevos como tradicionales en los diferentes materiales de trabajo en clase. Con esta información disponible a tiempo el docente pasa a tomar medidas de motivación individuales o grupales si es necesario. Las diferencias individuales que presentan principalmente aquellos alumnos más atrasados, requieren de la observación y comunicación constante que nos permita realizar adecuaciones curriculares, ya que hay alumnos que demoran sus respuestas en una prueba estandarizada, por la velocidad que esta requiere. Es indispensable tomar en cuenta estas diferencias individuales al momento de planificar las evaluaciones periódicas y finales, para que pueda haber disponibilidad para flexibilizar con ellos los tiempos de entrega de las pruebas. Cabe destacar también que alumnos destacados en deportes, actividades culturales u otras actividades extracurriculares van a disponer de menor cantidad de tiempo para su preparación para las pruebas, por lo que debe conversarse personalmente con los estudiantes antes de la evaluación para que exista la probabilidad de posponerles a los casos especiales un día o dos la prueba final. Por tanto, la evaluación es ante todo, una práctica reflexiva propia del docente. Pero sobre todo, no se circunscribe exclusivamente al ámbito del aprendizaje -léase el alumno-, sino que abarca todos los aspectos que intervienen en el proceso: alumno, profesor, sistema. (1) La evaluación es una investigación constante que realiza el docente sobre el estado en que se encuentra cada estudiante y cada grupo en el proceso de enseñanza aprendizaje y debe darse desde el primer día hasta el examen final, un proceso continuo de información que nos permita la toma de decisiones para la mejora del desempeño docente. Danysabel Caballero 1. M. González y N. Pérez: "Evaluación del proceso de enseñanza aprendizaje", en www.uclm.es/profesorado/Rica...


  • Evaluación de la educación
    enviado por Elsa Velázquez el 23 de junio de 2009

    Me parece interesante enfocar la evaluación desde el punto de vista del perfeccionamiento constante de la práctica docente, y considero muy oportuno que se instale una cultura evaluativa en las instituciones educativas, ya que de esa manera podrá evidenciarse el progreso constante y el esmero por parte de todos los actores involucrados en la educación de ir perfeccionandosus prácticas educativas, así como su carreraprofesional


  • Evaluación de la educación
    enviado por Susana Bartolotta el 23 de junio de 2009

    Los países iberoamericanos tenemos un gran compromiso frente a los procesos de cambio en educación. La evaluación del sistema educativo de cada país debe ser un proceso valorativo y de control indispensable, si pretendemos alcanzar las metas planteadas. La evaluación se impone como un requisito para asegurar la calidad, atendiendo a las particularidades de cada región, facilitando la toma de decisiones , la orientación de procesos y la anticipación de futuras realidades. La evaluación deberá atravesar entonces cada una de las metas propuestas para estos doce años en los sistemas educativos de cada país miembro, desde los alumnos y profesores hasta las organizaciones y políticas educativas que deberán además, acortar la brecha de las desigualdades sociales para alcanzar una adecuada cultura científica democrática.


    • Evaluación de la educación
      enviado por Osvaldo Avendaño Kunstmann el 5 de julio de 2009

      Gran compromiso frente a los procesos de cambio en educación, los profesores tenemos un papel importantísimo en este proceso, somos los gestores de la aplicación de las reformas, modernizaciones, mejoras en la enseñanza.

      Como es un proceso que parte de los profesores, éste debe iniciarse en las Escuelas Universitarias que los preparan, de modo de poder propagar estos nuevos conocimientos y lineamientos. Esto obliga a años de trabajo preparando los nuevos, para los antiguos es obligatorio capacitarse y actualizarse, para ser capaz de responder a nuestros alumnos.

      Con los avances de las tecnologías de la Información y Comunicación (TIC): TV Cable, Internet, telefonía móvil, etc. nuestros alumnos están invadidos con información diaria y permanente, de acceso global, lo que nos obliga a estar cada día más actualizados y en permanente estudio, evaluando lo que sabemos versus lo de los jóvenes, que tienen sus mentes más abiertas a todos estos medios de comunicación.

      Este Curso nos muestra parte de ello, nos comunicamos, compartimos ideas, conceptos, consejos, etc. desde varios países y continentes. Sigamos así y daremos cada día más a nuestros jóvenes, que son el futuro de cada país, que nos gobernarán, tenemos que prepararlos muy bien, con la mayor calidad.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Hugo F. Abad Salinas el 22 de junio de 2009

    Creo firmemente en la evaluación, en la que debe partir primeramente desde las esferas gubernamentales, y de los organismos internacionales, con una planificación total de mejoramiento de la educación en el campo de la evaluación, partiendo la misma desde el MAESTRO, toda una vida que tengo razón siempre ha sido encaminado a evaluación al estudiante..? nos preguntanos por qué.....?, creo que el MAESTRO debe ser el primero en ser evaluado, para saber cuanto trasmitió a sus educandos, y medir su alto... a bajo... grado de participación en la enseñanza, y no cometamos el grave error lo que esta pasando en ECUADOR, que se oponen a una evaluación, y esta a su vez no ha sido muy bien planificada por el gobierno.....La evaluación es un proceso y mas no una justificación de acciones apresuradas.

    Es. Hugo F. Abad Salinas Ex Rector del Instituto Jose B. Iglecias T.

     


    • Evaluación de la educación
      enviado por FANNY el 23 de junio de 2009

      Los maestros ecuatorianos no nos oponemos a ser evaluados, pedimos que las pruebas sean objetivas ,sean acordes al medio donde se encuentra la institución educativa ,como en todos los paises hay zonas marginales, de pobreza donde el maestro tiene que hacer proesas para llegar con el conocimiento,y poder desarrollar las destrezas en sus estudiantes ,por lo tanto las pruebas pedimos que sean personalizadas de acuerdo a las necesidades del medio.tampoco estamos de acuedo a ser separados de nuestro puesto de trabajo después de tantos años y de mucha experiencia que hemos adquirido através de estos años de servicio y de la preparación que cada maestro lo ha realizado en su vida profesional, la vocación es la brújula que nos dirige a los maestros ecuatorianos.


      • Evaluación en Educación a docentes
        enviado por Osvaldo Avendaño Kunstmann el 5 de julio de 2009

        Estimados colegas de Ecuador, mi concepto sobre la evaluación a los docentes es que debe ser igual para todos, conforme a las disciplinas que impartan. A nuestros alumnos les debemos entregar el mejor nivel educativo, de la mejor calidad, para prepararlos para su vida laboral.

        A mi juicio no podemos tener profesores de primera, segunda, etc. ni menos alumnos con estas graduaciones. La enseñanza es una y se le debe dar a todos por igual, con calidad.

        Este nivel de enseñanza a nuestros jóvenes se logra evaluando a por igual a todos los docentes con ramos comunes.


  • Objetivos de la Evaluación
    enviado por Ernesto E. Angulo J. el 22 de junio de 2009

    La evaluación es sin duda alguna uno de los pilares de la educación. Sin embargo, debemos estar claros en el punto de que la evaluación no es si no el instrumento que mide el grado de logro en los objetivos de aprendizaje.

    Al igual que muchas otras prácticas arcaicas que han caído en desuso, debemos abandonar la idea de que la evaluación es para decirle al estudiante lo que no sabe. Lo que debemos buscar es cerciorarnos de que los objetivos de aprendizaje del grupo se logren.

    Es igualmente importante que se deje a un lado la práctica de tener la evaluación como una herramienta de competencia, es decir, quién sabe más o quién ocupa un mejor puesto en la clase. Aunque la competencia (sana) no es mala, tampoco es la meta de la evaluación.

    Igualmente, nosotros los docentes debemos estar claros en que el nivel de evaluación de los grupos de estudiantes también están evaluando la eficiencia del docente. Es nuestra responsabilidad de que todo el grupo logre los objetivos de aprendizaje. Una baja evaluación de nuestros estudiantes significa que nuestra labor no está completa y necesita reforzarse.

    Saludos, Ernesto


    • Objetivos de la Evaluación
      enviado por Ma del Carmen el 22 de junio de 2009

      Cuando existe una baja evaluaciòn en el estudiante, se debe revisar desde la planeaciòn, se define el nivel desempeño que se da en el desarrollo de clase, y debe coincidir con la evaluaciòn para el logro de competencia.

      Reitero es importante tener presente que la evaluaciòn es lo ultimo del proceso, este debe embonar en todas sus partes para alcanzar la competencia deseada.


      • Objetivos de la Evaluación
        enviado por Osvaldo Avendaño Kunstmann el 5 de julio de 2009

        Si te refieres al proceso educativo, la evaluación es un permanente no sólo lo último del proceso, para todos los participantes del proceso educativo: alumnos, docentes, directivos, administrativos, ministerio de educación y gobierno. Incluso yo agrego a la familia de nuestros alumnos, ya que ellos afectan positiva y negativamente el comportamiento de nuestros jóvenes.


        • Objetivos de la Evaluación
          enviado por Aura Lila Téllez Palacios el 9 de julio de 2009

          Los padres de familia intervienen directamente en el proceso educativo, si dan seguimiento a su hijo(a) y le apoyan, priorizan la educación de sus hijos, pues éstos serán exitosos, en mi realidad los padres de familia necesitan ser orientados luego que no ven en su verdadera dimensión a la educación y por tal motivo su apoyo no es lo bastante como para incidir en la excelencia. También cuando el docente no es suficientemente conciente de la trascendencia de su trabajo o tampoco le apasiona, se acomodará a las circunstancias y su trabajo no lo sentirán ni sus alumnos. Debemos estar claros que nuestro trabajo es formar al ser humano y como tal el docente debe tener ideales y principios. Aura Lila Téllez Palacios. Nicaragua.


    • Objetivos de la Evaluación: (un comentario mas)
      enviado por José Luis García Villegas el 23 de junio de 2009

      Me parece muy correcto lo que el profesor Angulo escribe, me hace reflexionar. Es bien cierto que si se evalua, no es para dar una calificación numérica y decir al alumno que sabe o no sabe. Sino para que nosotros retroalimentemos nuestra labor, sepamos que cambios debemos hacer para lograr los objetivos educativos. De la misma manera al evaluar a los decentes, la finalidad es la de saber que parte del perfil que pedimos tengan es necesario trabajar. Pero las evalualaciones se hacen en función de un objetivo educativo. ¿Quien o quienes propusieron tal objetivo? ¿Como interpretan tal objetivo? es es otra pregunta.


    • Objetivos de la Evaluación
      enviado por Angel Guaní Olalde el 23 de junio de 2009

      Hola Ernesto y compañeros. Además de lo que mencionas, me parece importnte que tengamos la visión de que todo en la escuela se debe evaluar. Estamos acostumbrados a relacionar la evaluación con el alumno. Pero también podemos evaluar la validez de los progrmas, el desempeño de los directivos y de los docentes, la calidad de las instalaciones y recursos con que cuenta nuetra escuela, ... etc. en fin, todo es conveniente que lo sometamos a una evaluación si es que queremos partir de una realidad y empezar a modificar todo aquello que realmente necesita mejorar. No nos conformemos con hacer de la evaluación algo tan parcial ( solamente a los alumnos ) que resulte hasta bochornoso hablar de evaluación. Por último, debemos tener muy en claro que es indispensable saber qué es lo que queremos evaluar y que instrumentos de evaluación vamos a utilizar. En otras palabras debemos planear muy bien la evaluación y la confiabilidad de los instrumentos de evaluación. Saludos, Ángel Guaní, uruapan, Mich, México.


      • Objetivos de la Evaluación
        enviado por Osvaldo Avendaño Kunstmann el 5 de julio de 2009

        Concuerdo contigo, además que en Chile teneos sistemas de evaluación a todos los niveles.

        Incluso es muy estricta la evaluación de nosotros los docentes, de modo tal que si se fracasa en las tres oportunidades que se otorgan, se debe retirar de la docencia.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Eduardo el 22 de junio de 2009

    Se hace no necesario sini indispensable llevar a cabo los procesos de evaluacion a todo nivel para mejorar nuestras perspectivastanto presentes como futuras en lo que a lo educatico se refiere. Obviamente un proceso de tanta trascendencia no deberia llevarse como un metodo de persecusion, sini mas bien como una oportunidad real de cambio y transformacion.


  • Evaluación de la educación
    enviado por Antonio Martín Zayas el 22 de junio de 2009

    Sobre la evaluación educativa se pueden consultar diversos documentos de la O.E.I y de la UNESCO, por ejemplo: http://www.oei.es/boleval0209.htm. Una forma sencilla es hacer un seguimiento al fracaso escolar de los centros educativos simultaneado con evaluaciones externas al finalizar cada etapa educativa. Una vez detectada la necesidad de mejora, realizar un plan de mejora e implementarlo para comprobar su eficacia en el tiempo mediante actuaciones cíclicas. Todo ello se debe acompañar de recursos económicos y humanos que hagan de la docencia una profesión digna y con posibilidades de desarrollo profesional.


    • Antes de evaluar, producir saberes válidos
      enviado por alicia carró el 22 de junio de 2009

      Se habla mucho de evaluación continua, y estamos de acuerdo. Soy docente en Argentina, y creo que los contenidos siguen siendo un poco arcaicos. Además, mis alumnos concurren con muchas carencias,c ada vez más, de atención , contención, seguimiento y hasta de alimentación familiar. Sin un plan bien claro económico que incluya a la gente y no la condene a la marginación, lo último que me preocupa es una evaluación , porque sino estaríamos cada vez exigiendo menos y esas personas no podrán acceder al mundo del trabajo y a estudios superiores.


      • Antes de evaluar, producir saberes válidos
        enviado por Ma del Carmen el 22 de junio de 2009

        Màs bien hay que definir que se pretende evaluar al termino del proceso de aprendizaje; es decir que nivel desempeño pretendes en el estudiante y como lo vas a combinar con los contenidos.

        Los contenidos son como una herramienta para resolver dudas, inquietudes, problemas lo importante es saber utilizarlos y combinar los con los de otras disciplinas.


        • Evaluar para atender las dificultades de aprendizaje
          enviado por Iveth Tenorio Lopez el 23 de junio de 2009

          Cuando se habla de evaluación, es recomendable que esta se lo haga durante el proceso de enseñanza aprendizaje, para realizar un seguimiento, con el objeto de detectar las dificultades específicas de aprendizaje y atender las necesidades educativas, con el fin de mejorara y cambiar las estrategias de aprendizaje aplicadas por los docentes


          • Evaluar para atender las dificultades de aprendizaje
            enviado por Norberto Carrillo Aguilera el 23 de junio de 2009

            Me estoy interiorizando con el tema y me parece muy importante en el proceso enseñanza aprendizaje y lo estoy tomando como un proceso de mejoramiento en micalidad docente atentamente Norberto Carrillo A.


            • Evaluar para atender las dificultades de aprendizaje
              enviado por Iveth Tenorio Lopez el 3 de julio de 2009

              En calidad de docente, me doy cuenta que muchos evalúan para medir las capacidades, sin embargo una evaluación va mas allá de una medición; es decir una evaluación debe ir siempre para detectar las dificultades de uno y ser atendida a tiempo para que el estudiante salga de esa necesidad:

              Se debe de tomar encuenta que toda dificultad de aprendizaje requiere de una corrección de la metodología de manera adecuada y oportuna, tomando encuenta la individualidad de cada estudiante.

              Como docentes es común tropezar con estos casos, pero lo que uno hace es decir que requiere de un especialista profesional y deja de lado, sin intentar dar solución a esta situación.


              • Evaluar para atender las dificultades de aprendizaje 02
                enviado por Osvaldo Avendaño Kunstmann el 5 de julio de 2009

                Al evaluar estamos calificando al alumno en sus conocimientos y capacidades, por ende sus dificultades tanto individuales como de grupos. Las dificultades de aprendizaje se pueden captar, además conversando con los alumnos, haciéndoles preguntas en aula durante las clases, dando oportunidades a los jóvenes que puedan expresar sus sentimientos, debilidades, temores, alegrías, etc. Como docentes no sólo debemos enseñar, capacitar, sino que también debemos darles tiempo para expresarse. Es increíble la cantidad de información que se puede obtener de ellos al conversar "como amigo" más que profesor, lo que nos permite orientar nuestras acciones en la sala. Siendo ésto otra forma de evaluar.


                • Evaluar para atender las dificultades de aprendizaje 02
                  enviado por Rocío Buestán el 16 de julio de 2009

                  Hola compañeros/as, siempre me llega a mi correo sus novedades, son muy interesantes, no se si puedo dar mi opinión, yo no estoy en el curso actual, estuve en el anterior, pero tengo mucha curiosidad, y aportar. Saludos Rocío Buestán - Cuenca- Ecuador


        • Antes de evaluar, producir saberes válidos
          enviado por Osvaldo Avendaño Kunstmann el 5 de julio de 2009

          Me interesa aportar a lo dicho en el sentido que debemos evaluar, saber en que nivel estamos, como avanzamos, más que al final del aprendizaje en cada etapa, de modo de poder ir realizando los ajustes durante el proceso y no sólo contra el resultado final.

          Es un proceso de retoalimentación para ir mejorando, reorientando, pero siempre mirando el objetivo de cada asignatura que estemos enseñando. De esta forma, en cada etapa vamos llevando a cada alumno y con ello al curso en la más eficiente vía de aprendizaje, ya que con ello estamos alerta permanentemente.


      • Antes de evaluar, producir saberes válidos
        enviado por Ajenor el 28 de junio de 2009

        Muchas veces leemos y captamos lo que nos interesa, nuestra percepción funciona de acuerdo a nuestros intereses. Si se habla mucho de una evaluación continua a lo que llamaríamos una evaluación permanente, hay que tener en cuenta lo que manifiestas como "carencias", los que perciben la evaluación como desempeño olvidan que no se puede evaluar con un mismo instrumento o herramienta a todos por igual, cada educando es un mundo por lo tanto estaríamos hablando de una evaluación personalizada de lo que muy pocos conocemos o aplicamos.


        • Antes de evaluar, producir saberes válidos 02
          enviado por Osvaldo Avendaño Kunstmann el 5 de julio de 2009

          La evaluación permanente es una obligación para todos. Es necesario medir nuestras capacidades como docentes y las de nuestros alumnos. A mi juicio no corresponde evaluar individualmente en forma distinta a cada alumno. En cada materia que se enseña existen objetivos y niveles de logro que se deben alcanzar para todos los alumnos, por lo tanto, para saber cuanto han aprendido debemos hacerlo con una medida común a todos. De esa forma, incluso nosotros nos damos cuenta del nivel de captación que tienen nuestros alumnos de lo que les decimos, lo que, a su vez, representa una evaluación de lo que estamos logrando. No comparto la idea de evaluaciones individuales distintas para cada alumno.

           


      • Antes de evaluar, producir saberes válidos
        enviado por Osvaldo Avendaño Kunstmann el 5 de julio de 2009

        En este caso no comparto la opinión que por ser alumnos marginales, con problemas económicos ellos y/o sus familias, no sean capaces de aprender, crecer y desarrollarse, justamente para superar los niveles de vida de sus padres y familias.

        Esa es una de las tareas que tenemos nosotros los profesores, ser capaces de entregar todo para lograr que todos y cada uno de nuestros alumnos salgan victoriosos, contra todo problema que se les presente.

        Esa fuerza y energía se las debemos transmitir a ellos, no engancharnos con sus miserias, sino que mostrándoles el objetivo de ser más y mejores, lo que es posible, con nuestro esfuerzo y entrega. Si nosotros no somos capaces de lograrlo es que no estamos dando todo lo nuestro, nuestras capacidades, experiencias, tiempo y dedicación. Estudiamos para eso, estamos a un mayor nivel que ellos, tenemos y debemos darnos por entero a sacar adelante a todos nuestros jóvenes de donde vengan.

        Si no luchamos por ello es que estamos fallando como docentes, profesores, maestros. Lo digo por experiencia propia y les puedo decir que la felicidad y satisfacción de ver como salen adelante y alcanzan sus metas los jóvenes,especialmente los más pobres y con carencias, es impagable, no tiene precio. Prueben y disfruten esa dicha de recibir el GRACIAS por lo recibido.


        • Antes de evaluar, producir saberes válidos
          enviado por carmen pertuz el 7 de julio de 2009

          No es por ser personas pobres, ya que han habido un número apreciable de chicos que a pesar de sus condiciones han sabido responder a las motivaciones de los docentes y las propias y han salido avante como tu dices. Pero tambien hay un número grande de chicos que se dejan llevar por el ambiente en que se encuentran. Con decirte que el 17 de julio solo el 20% asiste a clases porque los niños y familiares estan enguayabados por la fiesta que se celebra el día anterior y si pueden hacerlo dos días seguidos mejor. Que pasa? en este caso no tenemos responsabilidad por parte de los padres de familia y no se la transmiten a sus hijos.

          Es cierto que uno debe tener entrega porque eso forma parte del quehacer docente y eso la mayoría lo hacemos porque no hay nada mejor que ver a nuestros chicos hechos unos profesionales y con buenos valores.

 

>> Llamada a reflexiones.

OEI | Principal | Subir