Portada
Presentación del número
Temas de portada


Número 7
- septiembre - diciembre 2004

La Agencia Sueca de Desarrollo Internacional (ASDI(1)) y la cooperación cultural


Karin Markensten

La Agencia Sueca para el Desarrollo Internacional es una organización gubernamental para la cooperación dirigida a países en vías de desarrollo. Su presupuesto anual, proveniente completamente de impuestos pagados por los ciudadanos suecos, es de 1,5 billones de euros. El 0,87% del producto interior bruto sueco se destina a la cooperación para el desarrollo. Si bien asdi es la encargada de la cooperación por parte del gobierno, el Parlamento sueco es quien diseña las estrategias a seguir y los países destinatarios de la ayuda oficial. África, hasta el momento, se lleva más de la mitad del presupuesto de la agencia gubernamental.

El objetivo global de la cooperación sueca consiste, principalmente, en reducir la pobreza y promover el desarrollo democrático a través de los siguientes objetivos específicos:

  • el crecimiento económico;
  • la igualdad económica y social;
  • la independencia tanto económica como política de las naciones;
  • el desarrollo económico;
  • el uso sostenible de los recursos naturales y la protección del medio ambiente;
  • la igualdad entre hombres y mujeres.

Durante el mes de diciembre del 2003, el Parlamento sueco tomó una decisión respecto a la nueva política global sobre desarrollo sostenible. Dicha política es bastante avanzada en el sentido en que el desarrollo global no será en el futuro un asunto de interés sólo para las autoridades donantes de ayuda para el desarrollo. asdi por su parte continuará trabajando con la erradicación de la pobreza como objetivo principal.

Las acciones de cooperación suecas en Centro América

En 1999 los gobiernos centroamericanos sostuvieron una reunión en Estocolmo con las agencias internacionales de cooperación para el desarrollo, con el fin de discutir las dificultades por las cuales atravesaban los países de la región después de la tragedia del huracán Mitch. El encuentro tuvo los siguientes acuerdos como principales resultados:

  • consolidar la democracia y la gobernabilidad a través del fortalecimiento de la descentralización y las funciones de las entidades gubernamentales, con la participación activa de la sociedad civil;
  • promover el respeto por los derechos de humanos como objetivo permanente. Es preciso, otorgar una atención específica a la igualdad de género, los derechos de los niños, de los grupos étnicos y otras minorías.

El gobierno sueco llegó a un acuerdo con los países centroamericanos de adelantar una estrategia de cooperación basada en la Declaración de Estocolmo. Dicha estrategia se funda dos características que parecen ser específicamente distintivas de algunos de los países de Centroamérica:

  • una historia política con un alto contenido de violencia;
  • la conexión entre la pobreza y la mala distribución de los recursos económicos y el poder.

La estrategia de asdi 2001-2005

Para el período comprendido entre el año 2001 y 2005, el objetivo principal del gobierno sueco gira en torno a la disminución de la pobreza y la promoción del desarrollo de la democracia. La cooperación estará centrada en Nicaragua, Honduras, Guatemala y hasta cierto punto en El Salvador, a raíz de los recientes desastres naturales. Estos países tienen acuerdos bilaterales con Suecia y son objeto de cooperación por los siguientes motivos: Honduras y Nicaragua por ser los países más pobres de América Latina, y Guatemala por los enormes problemas democráticos y la desigualdad étnica existente.

Además de los cuatro acuerdos bilaterales, Suecia también colabora con la región centroamericana, como conjunto, a través de proyectos regionales. En el campo de la cultura por ejemplo, sólo existen acciones de este tipo.

Los proyectos de carácter regional tienen la obligación de cumplir con ciertos criterios. En este sentido, cada uno de ellos debe:

  • desarrollarse a través de organismos regionales;
  • estar dirigido al intercambio de experiencias en la región;
  • apoyar el fomento de redes dentro de la región o en su totalidad.

La estrategia de cooperación cultural de asdi

asdi cuenta con una división especial dedicada a la cooperación cultural a través de una política específica para este tema.

Dicha política está influenciada por el informe World Comission on Culture, Our Creative Diversity, publicado en 1995 y por el Stockholm Plan of Action diseñado en 1998 por los ministros de Cultura de una gran mayoría países de todo el mundo (140 en total). La política cultural de asdi se concentra en las siguientes áreas: las estrategias culturales nacionales; la libertad de prensa; los debates sociales e informativos; la educación y las industrias creativas; la infraestructura para la cultura; el patrimonio cultural y la internacionalización.

El presupuesto destinado para la cooperación cultural es, aproximadamente, de 22 millones de euros. El sistema más frecuente para realizar las acciones de cooperación cultural es a través de instituciones culturales suecas que, a su vez, colaboran con instituciones culturales en los países con los cuales se coopera. Por ejemplo, la Biblioteca Nacional Sueca, colabora con diversas bibliotecas nacionales en Centroamérica, y el Museo de Historia Sueco coopera con diversas instituciones de la región dedicadas al patrimonio cultural.

Este tipo de trabajo ha arrojado muy buenos resultados a pesar de los muchos problemas que a veces se presentan, como la falta de comprensión que en ocasiones tienen las instituciones culturales suecas, respecto a las estrategias de cooperación con los países en vías de desarrollo. Este problema esta dentro de la agenda de asdi como asunto urgente a resolver, junto con las instituciones suecas y las de los países cooperantes. Como ejemplo de uno de estos casos, podemos mencionar el proyecto piloto desarrollado en América Central sobre teatros, con el Teatro Gubernamental Itinerante Sueco para Niños y Jóvenes como socio principal de la parte sueca. asdi pidió a este instituto que, durante los dos años de duración del proyecto, colaborara con grupos de teatro de la región centroamericana para realizar producciones para niños.

En muchos aspectos este proyecto no prosperó. Se llevó a cabo una maravillosa producción teatral con dos actores hondureños, cuatro músicos de El Salvador, y la dirección de un sueco nacido en España. Sin embargo, hubo muy pocos centroamericanos trabajando en este proyecto. Si bien cuatro mil niños asistieron a la presentación, se debió admitir que, en muchos sentidos, la obra era muy sueca. Esta no era la intención de asdi. Por el contrario, se pretendió que diferentes grupos teatrales independientes contribuyeran con su experiencia a crear discusiones y realizar talleres en igualdad de condiciones. El objetivo era que, a través de unos laboratorios experimentales teatrales, los participantes pudieran examinar las similitudes y diferencias entre el teatro sueco y centroamericano, y así, diseñar el objetivo común para llegar a la audiencia infantil.

Otro objetivo de este proyecto piloto era definir un grupo de representantes de profesionales del teatro centroamericano que pudiesen establecer una red y hacerse cargo de continuar el proceso de desarrollo del proyecto. En este aspecto, el proyecto sí fue exitoso.

La división de cultura de asdi está en proceso de conformar un grupo de representantes provenientes de esta agencia, de organizaciones culturales de diferentes países que colaboran con asdi y de instituciones culturales suecas que participan en las colaboraciones culturales. Se espera que este grupo sirva de apoyo, en diversos sentidos, a la futura cooperación cultural y que prevenga los posibles errores que puedan cometerse o que al menos, ayude a que juntos aprendamos de los errores más frecuentes en el ámbito de la cooperación entre diferentes países y diferentes culturas.

asdi no tiene proyectos culturales paralelos ni conjuntos con la Unión Europea. Ha sido extremadamente difícil conseguir este tipo de colaboración con este organismo. Preocupa mucho a asdi el hecho de que la Unión Europea aún no tenga una política clara de colaboración y cooperación cultural con los países en vías de desarrollo. Nuestra intención es colaborar, pero ¿y ellos? ¿También lo quieren?

La cooperación cultural con Centroamérica

Recientemente asdi aprobó un plan cultural de cooperación con Centroamérica. El presupuesto total de dicho programa es de cuatro millones de euros para el 2002-2005. Tres elementos principales componen esta estrategia de cooperación: las bibliotecas, los teatros y el patrimonio cultural.

Como ya hemos mencionado, todos los países de la región colaboran a través de sus bibliotecas nacionales en el proyecto de bibliotecas, para el cual la Biblioteca Real Sueca es la institución nacional colaboradora; en el proyecto destinado al patrimonio cultural, las instituciones de la región cooperan con el Museo Nacional Histórico de Suecia; el proyecto de teatro incluye a representantes de grupos teatrales independientes de la región y a miembros del Instituto Gubernamental de Drama de Suecia. Por último, cabe decir que el anglófono Belice participa solo en el proyecto de bibliotecas, aunque esperamos que se incorporen a los otros dos emprendimientos próximamente.

Todos los proyectos persiguen el mismo objetivo: apoyar el proceso democrático. También, fueron planeados utilizando el mismo método: la aproximación del marco lógico. asdi ha aprendido que el uso de este método promueve la implicación directa de los países con los cuales se coopera. Para nosotros resulta bastante impactante que, por ejemplo, en el proyecto de bibliotecas, todas las bibliotecas nacionales de siete países diferentes hayan acordado un objetivo general para participar en este proyecto y, a su vez, hayan definido los resultados que quieren alcanzar de manera conjunta.

El proceso de planificación del proyecto no ha estado del todo libre de controversia. Las bibliotecas nacionales centroamericanas querían, por mencionar algo, destinar parte del presupuesto a la conservación del patrimonio cultural literario. Sin embargo asdi, junto con las embajadas suecas ubicadas en la región, prefirió dar prioridad a las bibliotecas públicas e impuso esta condición para realizar las acciones de cooperación.

El motivo se correspondía con uno de los fines de la agencia: para asdi, el fortalecimiento y desarrollo de bibliotecas públicas, con énfasis sus usuarios, forma parte de las líneas de acción que tienen como fin apoyar los procesos democráticos en Centroamérica. Las bibliotecas nacionales aceptaron la esta propuesta con cierta pena, pues la situación del patrimonio cultural literario de los países con quienes coopera esta agencia se encuentra en un estado lamentable.

Aunque a veces la postura de asdi pueda parecer muy dura, es bastante clara y simple. El gobierno sueco le asignó funciones muy concretas, dentro de las cuales, la democracia y el patrimonio vivo tienen el peso más importante. Pese a las controversias, e incluso a los fuertes debates con las contrapartes sobre lo que lo que debe hacerse, cómo y por qué; una vez establecidas las líneas centrales del proyecto, no existe ninguna duda sobre el propietario del proyecto: la contraparte centroamericana.

El programa de cultura

El proyecto de bibliotecas tiene dos componentes diferentes, una parte está compuesta por cuatro acuerdos bilaterales con el grupo de países prioritarios para la ayuda de asdi (Honduras, Guatemala, Nicaragua y El Salvador). Esta parte del proyecto se desarrollará entre los años 2001-2005 y apoyará el desarrollo de las bibliotecas públicas. También brindará su colaboración a las bibliotecas nacionales tanto en el procesamiento de datos como en la conservación del patrimonio cultural literario.

La otra parte del proyecto de bibliotecas, posee más carácter regional. El objetivo es fortalecer la capacidad de los bibliotecarios como mediadores. Del mismo modo, los usuarios, especialmente niños y jóvenes, también cobran gran protagonismo al ser los auténticos destinatarios de los programas de fomento a la lectura.

El proyecto de patrimonio cultural tiene impacto regional, que trata de fomentar las competencias y capacidades del personal de las diferentes instituciones a través de talleres. El desarrollo de las capacidades comienza en diferentes proyectos piloto como, por ejemplo, uno dedicado a montar una exhibición de grandes dimensiones sobre el patrimonio cultural. Los usuarios deben ser tener un papel importante, y el objetivo principal debe ser encontrar los medios para que la historia pueda ser aprovechada en la actualidad.

El proyecto de teatro consistió en una serie de talleres para los profesionales teatrales más destacados en Centroamérica. El objetivo principal de este proyecto fue desarrollar la calidad artística del teatro en Centroamérica. Cada uno de los talleres duraba un mes, y fueron impartidos por los maestros de teatro más calificados de la región iberoamericana. El grupo de participantes estuvo compuesto por grupos de tres representantes de cada país. Dichas personas tenían la obligación, una vez terminados los talleres, de realizar réplicas de los mismos en sus respectivos países, con la participación de 20 a 50 personas o más, para así difundir lo que aprendieron.

¿Pueden, estos proyectos, contribuir en un largo plazo a la disminución de la pobreza en la región? asdi esta convencida de que en un futuro será posible. El objetivo central de los tres proyectos está en total concordancia con la estrategia de cooperación de asdi en América Central. La pobreza no es, únicamente, una cuestión económica. También, y así lo establece la estrategia contra la pobreza de asdi, es un asunto de poder, conocimiento y capacidad de involucrarse en el desarrollo democrático. Las bibliotecas y las instituciones culturales pueden ser un apoyo importante en esta labor; con un mejor conocimiento y calidad artística, las producciones teatrales pueden invitar a la audiencia a sentir, pensar y reflexionar; con un mayor conocimiento sobre la historia y la actualidad, se fortalece el sentido de la identidad. Por último, con un mayor conocimiento y la identidad fortalecida, aumenta la capacidad para participar de manera activa en la sociedad civil y, por ende, el desarrollo democrático.

Todo el proyecto está extraordinariamente bien planeado por los líderes centroamericanos del proyecto, que cuentan con unos buenos documentos como base sólida para emprender su desarrollo. Ahora comienza la prueba definitiva de su verdadero éxito. En la unidad de cultura de asdi hay mucho optimismo al respecto. El proceso ya ha comenzado para cada uno de los proyectos y los objetivos son claros y están correctamente definidos. Existen unos comités ejecutivos muy bien montados que han sido seleccionados por redes regionales para ejecutar las decisiones tomadas por la red. Todos los grupos que participan en el proyecto regional tienen claro lo que quieren hacer, cómo lo y por qué. ¿Puede existir un mejor punto de partida?

Hay una cosa segura: todos los seminarios sobre el marco lógico del proyecto y otros procesos de planificación son llevados a cabo por los gobiernos centroamericanos. No cabe duda de que las instituciones centroamericanas son las verdaderas dueñas del proyecto. Esa es, a mi manera de ver, es la mejor garantía para el éxito del proyecto.


Notas

Karin Markensten

Licenciada en Artes por la University of Lund, Suecia. Periodista de radio y productora de televisión. Coordinadora de la división de cultura suburbana de desarrollo y colaboradora del programa oficial de cultura independiente de la ciudad de Estocolmo. Jefe de departamento de instituciones de grupos independientes de cultura. Coordinadora de diversos proyectos de diversidad y multiculturalidad en el municipio de Estocolmo. Investigadora en Guinea Bissau de organizaciones de mujeres. Colaboradora en proyectos de patrimonio cultural y artes visuales en la oficina de cooperación sueca en Kenia. Consejera cultural y de cooperación cultural en diferentes proyectos, en Nicaragua y otros países de Centroamérica.

(1) El nombre, en su idioma original, es Sida (Styrelsen för Internationellt Utvecklingssamarbete

Estudios y experiencias


Karin Markensten