Destacado Colecciones Metas 2021 Catálogo Completo Contactar
Cargando

Metas Educativas 2021

Aprendizaje y desarrollo profesional docente

Serie Profesión docente

     

Autores
Obra coordinada por Consuelo Vélaz de Medrano y Denise Vailant
Edita
OEI – Fundación Santillana
ISBN
978-84-7666-198-7
Año
2009

Versión digital
formato PDF formato ePUB formato HTML

Versión impresa
No disponible

Resumen

Los docentes son imprescindibles para mejorar el aprendizaje de los estudiantes, para incrementar la calidad de la educación y para desarrollar la sociedad del conocimiento. Son muchos los elementos que configuran la actividad del docente: su formación inicial y permanente, el proceso de selección y de incorporación a la escuela, las condiciones de trabajo, la organización de la institución escolar, el apoyo de los poderes públicos, las perspectivas profesionales a lo largo de su vida y la valoración social que percibe. Este libro se ha centrado en el desarrollo profesional docente para, a través de él, ofrecer una amplia perspectiva sobre la situación e los docentes en Iberoamérica.

La primera aportación de José Manuel Esteve, examina la profesión docente ante los desafíos de la sociedad del conocimiento y analiza los retos que enfrentan hoy los profesores, así como las respuestas que deben dar los nuevos programas de formación docente.

En el segundo capítulo, Denise Vaillante analiza las políticas para un desarrollo profesional docente efectivo a la luz de las reformas educativas implementadas en América Latina en los últimos quince años y señala que, en muchos casos, el desarrollo profesional docente constituye un vivo ejemplo de lo que “no debe hacerse” en materia de cambio educativo.

Emilio Tente Fanfani, examina las particularidades el oficio de enseñar y se pregunta acerca del papel de los docentes y de la docencia. Por su parte el artículo de António Nóvoa propne una serie de medidas que permitan “hacer aquello es preciso hacer”: gformar a los profesores dentro de la profesión, promover nuevas modalidades para organizar la profesión y reforzar la dimensión profesional y presencia pública de los docentes.

Graciela Lombardi y María Inés Abrile de Vollver, muestran cómo el concepto de desarrollo profesional ha superado algunos problemas de la formación contínua de los últimos 20 años en algunos países de la región y recogen conceptualización en materia de planificación de las nuevas modalidades de desarrollo profesional docente.

Beatrice Ávalos, por su parte, trata ac erca de los conocimientos y las competencias que subyacen a la tarea docente y considera las perspectivas diversas referidas al conocimiento necesari para la para ensañanza. Y propone un esquema querelaciona competencias para la enseñanza, los conocimientos y habilidades requeridas y su presencia en ejemplos de desempeño docente.

Por su parte, Alba Martín Olivé plantea que las reformas educativas latinoamericanas de los últimos tiempos fueron prolíficas en acciones y transformaciones pero que actualmente no hay muestras de avancese profeundos en lo que aprenden los niños y los jóvenes.

Flavia Teriji, examina la relación entre las iniciativsa de formación y la carrera docente desde la perspectiva del desarrollo rfesioanl docente y ofrece argumentos para fundamentar una combinación valiosa de las carreras docentes y las instancias de formación contínua y propone elementos concretos para la construcción de un nuevo entorno de profesionalizacio´n de los centes en la región.

Dalila Andrade Oliveira plantea en qué medida el desarrollo profesional docente puede ser resultado de las nuevas estrategias de formación que tanto políticos como profesores sbuscan y que dan mayor importancia a los estudios en detrimento de otras formas de profesionalización. Carlos Beca e Ingrid Boerr abordan el tema del proceso de inserción a la docencia en el que en buena medida se contruye la identidad profesional y durante el cual los docentes noveles se esfuerzan por dominar los secretos del oficio y responder a las demandas de los docentes principiantes.

El complejo tema de la evaluación del desarrollo profesional docente es abordado por Carlos Mancelo, quien identifica elementos, componentes y principios en los que coinciden diferentes estudos sobre el tema. Por otra parte, Sylvia Ortega y María Castañeda realizan una valoración de las instituciones de formación inicial docente en América Latina y profundizan en el análisis de la situación del formador de formadores en México.

El papel que puede jugar en el apoyo al desarrollo profesional docente un determinado perfil profesional, con una gran tradición en el sistema educativo de muchos países es analizado por Consuelo Vélaz de Medrano. Por su parte, Gloria Calvo aborda la cuestión de la mejora de la educación, la innovación e investigación en materia de aprendizaje docente y desarrollo profesional.

El libero se cierra con un trabajo de Beatriz Tancredi sobre los nuevos ambientes de aprendizaje para el desarrollo profesional docente en el que nos lleva por un territorio caracterizado por la variabilidad de recursos y experiencias.

Índice

Preámbulo
Álvaro Marchesi

Introducción
Consuelo Vélaz de Medrano y Denise Vaillant

Escenarios del presente e interrogantes para la construcción del futuro

La profesión docente ante los desafíos de la sociedad del conocimiento
José Manuel Esteve

Políticas para un desarrollo profesional docente efectivo
Denise Vaillant

Reflexiones sobre la construcción social del oficio docente
Emilio Tenti Fanfani

Profesores: ¿el futuro aún tardará mucho tiempo?
António Nóvoa

Aprendizaje docente y desarrollo profesional

La formación docente como sistema: de la formación inicial al desarrollo profesional. Reflexiones a partir de la experiencia argentina
Graciela Lombardi y María Inés Abrile de Vollmer

Los conocimientos y las competencias que subyacen a la tarea docente
Beatrice Avalos

El desarrollo profesional docente y la mejora de la escuela
Alba Martínez Olivé

Carrera docente y políticas de desarrollo profesional
Flavia Terigi

Modelos y estrategias de desarrollo profesional docente: reflexiones críticas desde la realidad latinoamericana
Dalila A. Oliveira

El proceso de inserción a la docencia
Carlos E. Beca e Ingrid Boerr

La evaluación del desarrollo profesional docente
Carlos Marcelo

El formador de formadores en México: entre la escuela y la academia
Sylvia B. Ortega y María Adelina Castañeda

La contribución del asesoramiento psicopedagógico al desarrollo profesional docente en América Latina
Consuelo Vélaz de Medrano

Innovación e investigación sobre aprendizaje docente y desarrollo profesional, Gloria Calvo

Nuevos ambientes de aprendizaje para el desarrollo profesional docente
Beatriz Tancredi

Bibliografía

Los autores

Fragmento

Preámbulo

Álvaro Marchesi
Secretario general de la OEI

La calidad de la educación de un país no es superior a la calidad de su profesorado. De ahí la prioridad que la gran mayoría de las reformas educativas otorga al fortalecimiento de la profesión docente. Pero si el profesorado es clave para la calidad de la enseñanza, es preciso admitir también que no se puede mejorar la acción educativa de los profesores sin conseguir al mismo tiempo mayores niveles de calidad en el funcionamiento de las escuelas. Una buena formación inicial tiene un efecto positivo en la actividad profesional de los docentes, no cabe duda, pero también contribuye a ello la buena actuación de los equipos directivos o el tiempo disponible por los profesores para trabajar en equipo. Los docentes trabajan en un contexto social y cultural determinado, y en unas condiciones educativas y laborales específicas. Las políticas públicas a favor del profesorado necesitan tener en cuenta estos contextos y condiciones para remover los posibles obstáculos que limitan el éxito de determinadas iniciativas orientadas de forma específica al desarrollo profesional de los docentes.

Desde esta perspectiva, las propuestas para mejorar la situación del profesorado deben basarse en enfoques contextuales e integrales, en los que se tengan en cuenta todos los factores que contribuyen a facilitar el trabajo de los docentes. En el mismo sentido y de forma complementaria, la gran mayoría de las iniciativas que se plantean para mejorar la educación no deben perder de vista su implicación para el fortalecimiento de la profesión docente.

El problema principal al que se enfrentan las políticas relativas al profesorado es el de los grandes números que comporta, tanto por la cantidad y diversidad de decisiones pendientes, como por ser uno de los cuerpos profesionales más numerosos. Hay más de siete millones de docentes que trabajan en la región en alguno de los niveles del sistema educativo, cuya financiación supone un porcentaje significativo del gasto público de cada país. Un leve incremento de su salario, una pequeña reducción de su horario lectivo para realizar actividades de formación o un prudente sistema de incentivos profesionales conllevan costes importantes, difíciles de asumir en ocasiones para un colectivo tan numeroso.

Lo mismo sucede cuando se pretende mejorar el tiempo de enseñanza, factor principal del aprendizaje, y se aborda de forma simultánea la situación de los docentes. Las escuelas de tiempo completo o integral, por ejemplo, en las que los alumnos tienen posibilidad de recibir una atención educativa a lo largo de la mañana y de la tarde, ofrecen mayores posibilidades de aprendizaje. Si a ello se une la dedicación a cada escuela de su equipo de profesores, las ventajas educativas y profesionales parecen evidentes. Sin embargo, organizar las escuelas con un solo turno de alumnos y de profesores supone un coste elevado que exige un dilatado proceso temporal para su implantación generalizada.

Por estas razones, las políticas que pretenden mejorar la calidad de la enseñanza y el desarrollo profesional de los docentes han de asumir compromisos a medio plazo y han de buscar los acuerdos políticos y sociales necesarios que aseguren su mantenimiento a lo largo del tiempo.

Pese a las dificultades, es justo reconocer que se ha avanzado mucho en las últimas décadas. Sin embargo, aún se observa en todos los países la necesidad de mejorar la formación inicial y el acompañamiento en los primeros años en la profesión, así como de propiciar unos modelos más eficientes de formación permanente que apuesten decididamente por dotar a los futuros profesores de las competencias necesarias para acometer con éxito la importante y difícil tarea de educar en la sociedad del conocimiento.

Los países de la región parten de situaciones y experiencias diferentes. El acceso a la función docente no es homogéneo, habiendo distintas modalidades y niveles de exigencia. En la mayoría de los países la formación inicial es responsabilidad de la universidad, pero en otros corresponde a institutos superiores o escuelas normales. Por otra parte, todavía acceden a la docencia profesionales sin formación pedagógica, especialmente en zonas desfavorecidas, comunidades indígenas y escuelas secundarias. En estas regiones las escuelas tienen dificultades para atraer y retener a docentes titulados, y para proporcionar una educación de calidad al alumnado.

Es preciso avanzar en la regulación, acreditación y mejora de la calidad de la formación del profesorado, ajustándola a las demandas reales de la profesión. En esta dirección será de gran ayuda alcanzar un mayor consenso sobre el marco de competencias profesionales básicas de los docentes en la escuela del siglo xxi. Para lograr este ambicioso objetivo será de gran importancia articular una red institucional de apoyo al desarrollo profesional docente que vincule de manera coherente las actuaciones en formación inicial, inserción, formación permanente y promoción profesional.

Se vislumbra como objetivo a corto plazo proporcionar formación y titulación especializada a los docentes que aún no disponen de ella, así como trabajar por la acreditación de las instituciones y titulaciones de formación inicial docente (públicas y privadas, en la modalidad presencial y a distancia), de acuerdo con los criterios de calidad que se establezcan. En conjunto, es preciso reforzar los sistemas de formación, evaluación, incentivación y reconocimiento profesional.

Posiblemente sea necesario también desarrollar iniciativas que den más visibilidad al profesorado y que, a través de ellas, consiga la profesión docente mejorar su valoración social. Una de ellas sería facilitar a los docentes la expresión de sus competencias personales en el campo de la música, la poesía, la novela, la tecnología, el dibujo, la investigación, etc., a través de concursos o publicaciones. El objetivo es abrir cauces de expresión que permitan reconocer la valía de muchos docentes y reforzar así el reconocimiento de la profesión. Otras iniciativas podrían situarse en el campo de la representación de la profesión docente, en el apoyo a redes de trabajo entre profesores de diferentes escuelas y en el respaldo a programas innovadores.

El fortalecimiento de la profesión docente constituye uno de los ejes prioritarios de actuación de la OEI. No es extraño por ello que tenga una presencia destacada en el ambicioso proyecto “Metas Educativas 2021: la educación que queremos para la generación de los Bicentenarios”, respaldado por la Conferencia Iberoamericana de Ministros de Educación celebrada en 2008 en El Salvador y refrendado meses después por la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. El propósito decidido de la OEI para los próximos años es colaborar con los países y con las agencias de acreditación de la calidad de la enseñanza para lograr que toda la oferta de formación del profesorado obtenga la acreditación correspondiente; contribuir a mejorar los sistemas de acceso a la profesión docente; desarrollar experiencias innovadoras sobre el apoyo a los profesores principiantes; colaborar en el diseño de modelos para la formación en ejercicio de los profesores y para su desarrollo profesional; acompañar iniciativas que mejoren la organización y el funcionamiento de las escuelas y que repercutan de forma positiva en el trabajo de los docentes.

Para lograr estas metas se han contemplado algunas estrategias y líneas de acción: establecer un acuerdo de colaboración con la Red Iberoamericana de Acreditación de la Calidad de la Educación Superior (RIACES); impulsar proyectos innovadores para el apoyo a los profesores principiantes; elaborar modelos sobre el desarrollo profesional de los docentes; acompañar los procesos de evaluación del profesorado que los países desarrollen, e impulsar el trabajo de un grupo de expertos iberoamericanos sobre desarrollo profesional docente.

Con estas iniciativas se trata de colocar a los profesores en el centro de la agenda educativa de la región. En los años venideros será necesario no perder de vista dos parámetros básicos de la política educativa: mejorar la situación laboral y profesional de los docentes, y asegurar a la vez el buen funcionamiento de las escuelas públicas y el tiempo de enseñanza de sus alumnos.

formato PDF formato ePUB formato HTML

subir

 

Últimas Noticias

Noticias OEI

04
19
Curso Programación, Creatividad y Resolución de Problemas con Scratch #Online

Introduciendo la enseñanza de las Ciencias de la Computación en la enseñanza primaria y secundaria a través de Scratch
La programación de un ordenador se ha convertido durante los últimos años en una ingeniería sumamente especializada, incluso con decenas de ramas e incontables áreas de aplicación. Esta extrema especialización ha restado sin embargo el interés general por el aprendizaje de las técnicas y principios de la programación informática en particular y por los principios de las ciencias de la computación en general.
Abierta la convocatoria. Plazas limitadas. Ayudas a antiguos alumnos del CAEU de la OEI - IBERTIC: Instituto Iberoamericano de TIC y Educación

04
19
Alianza Global para la Cooperación Eficaz al Desarrollo

Con la presencia del presidente Enrique Peña Nieto iniciaron los trabajos la primera reunión de Alto Nivel de la Alianza Global para la Cooperación Eficaz al Desarrollo. En el marco de este encuentro internacional, el canciller José Antonio Meade se reunió con el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon. - Cooperación
Noticias de Ciencia y Universidad para el Desarrollo Sostenible OEI

04
19
Sobre los patrones de consumo de la carne y sus implicaciones ambientales

Teresa de Jesús Valerio López, IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica
Entrevista a la Dra. Silvia Lizette Ramos de Robles, Profesora- Investigador del Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias de la Universidad de Guadalajara, México - Sala de Lectura - IBERCIENCIA
Centro de Atos Estudios Universitarios
Destacado Colecciones Metas 2021 Catálogo Completo Contactar