OEI

Está en:
OEI - Programación- CTS+I - Sala de lectura -


Revista internacional de ciencias sociales

Marzo 2002 - Número 171
La sociedad del conocimiento


En este número (171): La sociedad del conocimiento
Consejero editorial: Dominique Foray

Este número de la Revista Internacional de Ciencias Sociales está dedicado a las economías y sociedades basadas en el conocimiento. Las economías industriales van transformándose, progresivamente, en otras inspiradas en el saber, mediante unas inversiones elevadas en educación, formación, investigación y desarrollo, programas informáticos y sistemas de información. Se caracterizan por su uso destacado de las nuevas tecnologías de la información, no sólo para la comunicación entre las personas sino también para la creación de conocimientos nuevos. De allí que se produzca una enorme intensidad de la innovación. Las organizaciones, comunidades y personas han de adquirir nuevas cualidades para ser capaces de prosperar en este mundo lleno de continuas alteraciones. Esto atañe a los sistemas educativos, los mercados laborales, así como a los modos de organización de las empresas y los mercados. La privatización de las bases de conocimiento y, por lo tanto, del acceso a los nuevos conocimientos, plantea igualmente unas cuestiones cruciales.

Este número ha reunido a especialistas de varias disciplinas de las ciencias sociales para debatir sobre esta gran transformación. Un artículo introductorio repasa los
principales temas relacionados con el desarrollo de las nuevas economías del saber. Los artículos siguientes se refieren a algunos de sus rasgos característicos, a los
recientes mecanismos de regulación aplicados y, por último, a algunas perspectivas políticas.

Paul A. David y Dominique Foray. Una introducción a la economía y a la sociedad del saber
Formato PDF

Armand Hatchuel, Pascal Le Masson, Benoît Weil. De la gestión de los conocimientos a las organizaciones orientadas a la concepción
Formato PDF

Sven Ove Hansson. Las inseguridades en la sociedad del conocimiento
Formato PDF

Maryann P. Feldman. La Revolución de Internet y la Geografía de la Innovación
Formato PDF

Volona Rabeharisoa y Michel Callon. La participación de las asociaciones de pacientes en la investigación
Formato PDF

Alice Lam. Los Modelos Societales Alternativos de Aprendizaje e Innovación en la Economía del Conocimiento
Formato PDF

Maurice Cassier. Bien privado, bien colectivo y bien público en la era de la genómica
Formato PDF

Ashish Arora, Andrea Fosfuri, Alfonso Gambardella. Los mercados de tecnologías en la economía del conocimiento
Formato PDF

Álvaro Zerda-Sarmiento y Clemente Forero-Pineda. Los derechos de propiedad intelectual sobre los conocimientos de las comunidades étnicas
Formato PDF

W. Edward Steinmueller. Las economías basadas en el conocimiento y las tecnologías de la información y la comunicación
Formato PDF

Udaya Wagle.Volver a pensar la pobreza: Definición y mediciones
Formato PDF

Editorial
Dominique Foray

El presente número de la Revista Internacional de Ciencias Sociales está dedicado a las economías y sociedades fundadas en el conocimiento. Congrega a especialistas de las diferentes disciplinas de las ciencias sociales para estudiar las condiciones y los retos de una “profunda transformación”: la transición de las economías industriales a las economías fundadas en el saber. Éstas se basan esencialmente en cuantiosas inversiones en materia de educación, formación, investigación y desarrollo, programas informáticos y sistemas de información. También se caracterizan por un uso importante de las nuevas tecnologías de la información, no sólo para la comunicación interpersonal sino, además, para la creación de nuevos saberes.

Estas características determinan una rápida evolución de los saberes y una gran intensidad de innovación. Frente a esta economía rápidamente cambiante, organizaciones, comunidades y personas deben “equiparse” de nuevas competencias y de nuevas cualidades para sobrevivir y prosperar en este mundo en permanente estado de turbulencia. De este modo se van generando consecuencias para el sistema educativo y de formación y para los mercados del trabajo, así como también para la forma de organización de las empresas y de los mercados. También forman parte de este vasto ámbito de problemas los inherentes a la privatización de las bases de conocimiento y, por ende, los del acceso de todos a los nuevos descubr imientos y saberes.

Es cierto que no todos los países, ni mucho menos, tienen acceso a las economías fundadas en el conocimiento, y aun en los más avanzados numerosos sectores sociales siguen excluidos del acceso al saber. Pero importa analizar la estructura y el funcionamiento de estas nuevas economías en la medida en que presentan, a la vez, nuevas oportunidades de recuperación del retraso y nuevos riesgos de exclusión.

El artículo introductorio de Paul A. David y Dominique Foray pasa revista a los principales temas relativos al desarrollo de las nuevas economías del saber. Después de situar la emergencia de dichas economías en una perspectiva histórica y de proponer un marco teórico para distinguir entre saber e información, los autores procuran aprehender lo que constituye la especificidad de las mismas. Aborda luego algunas cuestiones generales acerca de las nuevas competencias necesarias para insertarse en tales economías, de la nueva geografía que se esboza (en la cual dejan de predominar las limitac iones inherentes a la distancia física), de las condiciones de acceso a dicha economía -tanto para los países en desarrollo como para las clases sociales excluidas en los países desarrollados-, del desarrollo desigual del conocimiento en los diversos sectores de actividad, de los problemas de propiedad intelectual y de privatización del conocimiento, de las cuestiones de confianza, de memoria y de fragmentación de los saberes.

Los cuatro artículos siguientes se refieren a algunos rasgos característicos de estas nuevas economías.

Armand Hatchuel, Pascal Le Masson y Benoît Weil se interesan en las nuevas formas de organización de las empresas en el contexto de un capitalismo de innovación intensiva. Se precisan nuevos modos de gestión del conocimiento para permitir la emergencia y el funcionamiento de un nuevo tipo de organización: se trata de las organizaciones orientadas a la concepción, en las cuales los procesos de aprendizaje colectivo se han vuelto centrales.

Sven Ove Hanson desarrolla una reflexión sobre los nuevos tipos de relación entre la sociedad de conocimiento y la sociedad del riesgo. Aunque estas dos tendencias -una relativa a la abundancia de la información, la otra al incremento de los riesgos - parecen contradictorias, ambas se refuerzan mutuamente. La producción de nuevos saberes crea continuamente nuevas incertidumbres. Surge entonces una nueva categoría epistemológica, que aflora con frecuencia en los debates sociales y en los procesos de decisión pública: el conocimiento acerca del riesgo.

Maryann Feldman se interroga sobre las repercusiones de las nuevas tecnologías electrónicas en la organización espacial de las actividades. ¿Las economías fundadas en el conocimiento han dejado de estar estructuradas en función de los imperativos de “proximidad” y de aglomeración de los individuos? Como suele ocurrir, los efectos de dichas tecnologías siguen siendo moderados: en numerosos contextos, no suprimen la necesidad de la comunicación física y del agrupamiento real de las personas. En muchas situa ciones, sin embargo, la gama de opciones de movilidad se amplía para todos, gracias a la flexibilización del imperativo de proximidad.

Vololona Rabeharisoa y Michel Callon se concentran en un fenómeno nuevo propio de las economías del saber, relativo a la participación de los profanos en los procesos de producción del conocimiento. Los autores presentan el caso francés de ciertas asociaciones de enfermos, cuyas orientaciones han dado lugar a genuinos procesos de coproducción de los saberes, en los cuales los científicos de corte “clásico” cooperan con esos profanos, convertidos en expertos. Tales sistemas de coproducción científica parecen proliferar, dando paso a un nuevo modelo de investigación y de producción de conocimiento, a medio camino entre el modelo de la investigación privada y el de la investigación pública.

Los cuatro artículos que siguen se refieren a los nuevos mecanismos de regulación que han entrado en juego.

En su artículo, Alice Lam evalúa y compara diferentes sistemas de adquisición de competencias, resultantes de la combinación de diversas formas de educación y de formación (elitistas o igualitarias) con las estructuras del mercado de trabajo y de la carrera (profesional o interna). De este análisis deduce la autora diferentes modelos societales de adquisición de competencias y de innovación, más o menos adaptados a las economías fundadas en el saber.

Maurice Cassier examina muy detalladamente los problemas de la privatización del conocimiento del genoma. Aborda los problemas que la creación desenfrenada y mal controlada de derechos privados puede ocasionar en materia de acceso a los nuevos saberes y de desarrollo de la investigación. A continuación, analiza los diferentes modelos de bienes colectivos y/o públicos que deben considerarse para que se genere un mejor equilibrio entre el bien privado, el bien colectivo y el bien público en un sector (el de la salud pública) donde el acceso a los nuevos conocimientos debe ser un derecho universal.

Alvaro Zerda-Sarmiento y Clemente Forero-Pineda presentan un análisis de la protección intelectual de los conocimientos elaborados por comunidades étnicas. Dicho análisis se relaciona con el artículo precedente, pues también evalúa modelos de acceso y de intercambio cuyo objeto es el conocimiento, en este caso entre las comunidades étnicas y los sistemas de investigación de las universidades y de la industria. El artículo presenta soluciones para lograr un mejor equilibrio entre la protección de los intereses de las comunidades étnicas y la satisfacc ión de las necesidades de la investigación científica moderna.

El artículo de Ashish Arora, Andrea Fosfuri y Alfonso Gambardella expone un análisis de los mercados de la tecnología. Se documenta la extensión de los mismos y se pasa revista a las opciones estratégicas de las empresas, entre el desarrollo interno y el aprovechamiento de dichos mercados. Pero este artículo se refiere también al uso de éstos como mecanismo de desarrollo: en ciertas condiciones, pueden constituir un eficaz dispositivo de acceso a la tecnología para los países en desarrollo y engendrar “círculos virtuosos” de difusión del conocimiento en el marco de una “división internacional del trabajo innovador” mejor controlada.

En los dos últimos artículos se delinean varias perspectivas políticas.

El de Clemente Forero Pineda y Herman Jaramillo Salazar examina el conjunto de los problemas y oportunidades relativos al acceso de los científicos de los países en desarrollo a la ciencia y a la tecnología internacionales. Más allá de los vicios de la privatización actual de las bases de conocimiento y de las virtudes del uso de las tecnologías de la información, la verdadera cuestión parece radicar en la incapacidad de impulsar una dinámica endógena entre las fuerzas científicas, económicas y políticas de dichos países. La excesiva debilidad de los vínculos entre científicos y empresarios ilustra esta dificultad capital.

Por último, Ed Steinmueller expone gran número de perspectivas teóricas y bosqueja el programa de investigación que las ciencias sociales deberían desarrollar colectivamente para contribuir a la emergencia controlada de las economías fundadas en el conocimiento. Este nuevo programa de investigación se refiere principalmente a los problemas del acceso universal, de la estandarización tecnológica y de la inversión en las infraestructuras de redes sociales y físicas.

No podemos dejar de concluir este breve preámbulo con los propios términos de Ed Steinmueller, que hace hincapié en la necesidad de crear y reforzar equipos de investigación estables que integren la totalidad de las disciplinas de las ciencias sociales, a fin de comprender y analizar mejor la realidad emergente de las sociedades fundadas en el conocimiento.

Traducido del francés

Formulario de suscripción gratuita a las Novedades del Programa CTS+I